DESESTIMADO EL ASCENSO A GENERAL HONORÍFICO DEL CORONEL ALFONSO MORENO UREÑA



23 noviembre 1946 B. O. del E. Núm. 327- página 8384

PRESIDENCIA DEL GOBIERNO

ORDEN de 13 de noviembre de 1946, por la que se resuelve el recurso de agravios interpuesto por el Coronel de Infantería retirado don Alfonso Moreno Ureña contra resolución del Ministerio del Ejército denegatoria de su ascenso a General Honorífico.

Excmo., Sr.: El Consejo de Ministros, con fecha 18 de octubre último tomó el acuerdo que dice así:

“En el recurso de agravios interpuesto por don Alfonso Moreno Ureña contra resolución del Ministerio del Ejército que le fue comunicada en 21 de enero de 1946, denegatoria de su ascenso a General Honorífico

Resultando que don Alfonso Moreno Ureña, Coronel de Infantería retirado, solicitó del Ministerio del Ejército su ascenso a General honorífico, al amparo de la Ley de 7 de octubre de 1939 y de la Orden de 9 de febrero .de l940;

Resultando que en 21 de enero de 1946 le fué comunicada resolución ministerial negativa para su solicitud;

Resultando que en 1 de febrero de 1946 formula recurso de reposición contra lo acordado y resuelto de nuevo desfavorablemente por el Ministerio, comunicándosele al interesado tal decisión en 30 de marzo del mismo año;

Resultando que en 10 de abril siguiente en interpone recurso de agravios contra la primera resolución impugna, insistiendo, tanto en hallarse comprendido en los casos que regula la norma citada como en haberse concedido a otros Jefes el ascenso semejante a1 que solicita;

Resultando que, pasado el recurso por la Subsecretaría de la Presidencia del Gobierno al Ministerio del Ejército a los efectos de 1a Orden de la Presidencia de 13 de junio de 1944, éste se ratifica en la resolución anterior denegatoria dictada para el recurso de reposición, previo informe de la Asesoría Jurídica del Ministerio, extendiendo los argumentos considerados entonces a la consideración de los casos de ascensos semejantes invocados por el recurrente en agravios;

Vistos la Ley de 18 de marzo de 1944, la de 7 de octubre de 1939, las Ordenes de la Presidencia de 13 de junio y 3 de julio de 1944, la Orden ministerial de 9 de febrero de 1940, y demás disposiciones pertinentes

Considerando que la Ley de 7 de octubre de 1939, norma básica en la se fundan las alegaciones del recurso de agravios y de la que la Orden de 9 de febrero de 1940 es sólo desarrollo, dice en su artículo primero: «Podrá concederse el empleo inmediato, con carácter honorífico a los Generales, Jefes, Oficiales y asimilados en situación de reserva o retirados que hayan prestado relevantes servicios al Glorioso Movimiento Nacional;

Considerando que del tenor literal y expreso de la disposición transcrita, se deduce, como es propio de la materia que regula, que las resoluciones del mando en este punto tienen carácter discrecional, según indica el término «podrá» inequívocamente empleado y el propósito de dar lugar a una apreciación militar de méritos relevantes, tema que siempre implica un margen de libre apreciación en la Superioridad;

Considerando que, sin duda. es común el recurso de agravios con el contencioso administrativo el que las resoluciones impugnables han de ser las de la Administración en el ejercicio de sus facultades regladas, por lo que no cabe estimar susceptible de recurso de agravios un acto administrativo tan típicamente propio de la facultad discrecional como el que es objeto de consideración,

El Consejo de Ministros, conformándose con lo consultado por el Consejo de Estado, ha resuelto desestimar el recurso do agravios interpuesto por el Coronel de infantería retirado don Alfonso Moreno Ureña, contra resolución del Ministerio del Ejército, denegatoria de su ascenso a General honorífico.

Lo que de Orden de S. E. se publica en el BOLETIN OFICIAL DEL ESTADO para conocimiento de V. E. y notificación al interesado, de conformidad con lo dispuesto en el número 1º de la Orden de esta Presidencia del Gobierno de 12 de abril de 1945.

Dios guarde a V.E. muchos años.-

P. D. el Subsecretario, Luís Carrero.

Excmo. Sr. Ministro del Ejército.

* * * * *

Con esta farragosa argumentación legal y expeditiva manera, Alfonso Moreno Ureña vio frustrado su anhelo de ser ascendido a general, aunque fuera honorífico, quedando como Coronel.

Lo cual tampoco puede considerarse mala recompensa a su méritos, pues en el momento de sumarse a la Rebelión contra la Repúbica ostentaba el grado de Comandante, si bien ya estaba habilitado para Teniente Coronel desde 1935.

¿Será por esto por lo que J.J. Arencibia en su mínima nota sobre la calle Comandante Moreno Ureña, se refiere a este como Teniente Coronel?.

En verdad, que es una ridícula forma de referirse a un personaje cuya actuación tuvo trascendencia histórica en Santa Cruz de Tenerife.

Nefasta y amarga trascendencia.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s