25 de noviembre de 1930 LA MUERTE DEL SASTRE JUAN AGRELLA GUADARRAMA


Retrocedamos en el tiempo, leyendo lo que ha dejado escrito el eximio historiador Marcos Guimerá Peraza, en su enjundioso libro EL PLEITO INSULAR.

En Santa Cruz, el alcalde García Sanabria dimitió el 17 de noviembre. Y entonces ocurre en Tenerife un luctuoso suceso, relacionado indirectamente con el pleito insular.

Se corrió el rumor de que [Leopoldo] Matos, aprovechando ser ministro de Fomento, proyectaba suprimir la escala de la Compañía Trasatlántica en Santa Cruz, trasladándola a Las Palmas.

Dio la voz de alerta don Andrés de Arroyo, según Perdomo Alfonso [Manuel Perdomo Alfonso, Cuando mataron a Agrella, «Hoja del Lunes», 29 de noviembre de 1965].

El lunes 24 de noviembre se organiza una manifestación de protesta; en la Plaza de la Constitución – hoy de la Candelaria.

La fuerza pública impide a los manifestantes llegar hasta el Gobierno civil – sito en el Palacio de Carta, donde hoy está el Banco Español de Crédito–; el martes 25 hay paro casi total; nueva manifestación, aún mayor, desde la Rambla de Pulido, con mueras a Matos y vivas a Tenerife; llegan a la Plaza; un grupo de universitarios ve al Gobernador – don Angel Guinea León, desde el 6 de marzo de 1930 al 14 de enero de 1931 -; éste promete abrir una información y pide se disuelvan pacíficamente; al salir, a preguntas del pueblo, uno, subido a hombros de otro, intenta referir lo ocurrido; carga la guardia, a sable limpio; suenan los tiros de las tercerolas; grupos tiran piedras a los guardias; la plaza queda despejada; en la descarga que se hace hacia la calle de la Cruz Verde, una bala alcanza al sastre don Juan Agrella, que muere en el acto. El Alcalde accidental, don Antonio Van de Walle y Pinto, reúne las fuerzas vivas y hacen suyo’ el «Manifiesto de las representaciones locales»; de don Guillermo Cabrera Felipe. Una Comisión, integrada por don Fernando Salazar, por la Mancomunidad; don Antonio Vivanco, por el Cabildo; el propio Vandewalle y Arroyo entregaron al Capitán General el «Manifiesto». Se pusieron banderas a media asta y el Gobernador Guinea y León presentó su renuncia.

El Gobierno Berenguer, por boca de su Presidente y del propio Matos, declararon que «no habían pensado jamás en cambiar la línea de vapores de la Trasatlántica»; y que «todas sus disposiciones han de basarse en la más perfecta equidad mantenedora de la armonía insular, aunque para ello tengan que sacrificarse intereses financieros o económicos del Estado»

Ver el articulo de Luis Castañeda, «La Tarde», Nijota, gran poeta festivo, sábado 25 de enero de 1969, de quien recuerda que con el motivo de la supresión de la escala en Santa Cruz, dijo:

«Mientras Las Palmas engorda

Santa Cruz pierde la línea».

Puede verse reseña de la Asamblea celebrada en la Alcaldía de Santa Cruz el 21 de noviembre de 1930 [en «La Tarde», 23 de noviembre de 1970, Hace 40 años...»], que rechazaba el socorrido «indistintamente».

Y también el telegrama que recibió el alcalde don Antonio Van de Walle del Subsecretario de la Presidencia del Consejo [Don Ricardo Ruiz y Benitez de Lugo], que decía:

«No hay ningún temor respecto variación escalas. Agradezco que este digno Ayuntamiento confíe en mí, aunque he tenido la desgracia de no deber nada a mi isla. Saludos afectuosos.

[.La Tarde, 24 de noviembre de 1970, sección Hace 40 años…].

Ver amplia reseña de lo acordado en la reunión del Ayuntamiento y de la renuncia del Gobernador civil y de la manifestación celebrada, en «La Tarde», 26 y 27 de noviembre de 1970, sección Hace 40 años

Pocos documentos aporta el eximio historiador Marcos Guimerá Peraza en este texto, plagado de referencias a lo escrito por otros en artículos de prensa.

Para elucidar lo sucedido, veamos otros documentos y referencias.

 

LA DIMISIÓN DE SANTIAGO GARCÍA SANABRIA

 

Vayamos al libro de Actas Municipales número 12 CMP, de Comisiones Municipales Permanentes, del año 1930, en cuyas páginas 99 y 100, podemos leer:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, a diez y siete de Noviembre de mil novecientos treinta, se reunión la Comisión municipal permanente en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, citada al efecto de acuerdo con las disposiciones vigentes en la materia, bajo la presidencia del Sr. primer Teniente de Alcalde don Antonio Vandewalle y Pinto, y con asistencia de los Sres. Vocales que al margen se expresan, para tratar y resolver los asuntos incluidos en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los vocales reseñados al margen eran éstos cuatro:

Enrique Álvarez Álvarez

Francisco González Currá

Juan Ramírez Filpes

Tomás de Armas Quintero

 

Abierta la sesión a las diez y siete horas, el infrascrito Secretario dio íntegra  lectura al acta de la anterior que fué aprobada por unanimidad y sin discusión.

Por disposición del Sr. Presidente se dio ante todo cuenta de un escrito que firma don Santiago García Sanabria y que dice: “Habiendo presentado la renuncia de mi cargo con carácter irrevocable ante el Gobierno de S.M., con esta fecha me doy de baja en el desempeño de la Alcaldía y la entrego al primer Teniente de Alcalde don Antonio Vandewalle y Pinto.-

Santa Cruz de Tenerife quince de Noviembre de mil novecientos treinta.-

El Alcalde, S.G. Sanabria.- rubricado.-

Su Excelencia acordó quedar enterado.

Según este documento, Santiago García Sanabria había presentado su dimisión el día quince de noviembre de 1930, si bien el Ayuntamiento (Su Excelencia) no se da oficialmente por enterado hasta el día 17.

Más adelante, al final de la página 101, se lee que Su Excelencia quedó enterada de las comunicaciones de la Secretaría de este Tribunal provincial de lo Contenciosos-administrativo mediante las cuales participa a este Ayuntamiento haber dictado auto teniendo por desistido a don Julián Rodríguez Pastrana Ballester, del recurso interpuesto contra nombramiento del médico titular don Miguel Angel Poggio.

 

En la página 104, se lee:

Se dio lectura a un parte del Cabo del servicio de Bomberos, cursado por conducto del Sr. Concejal Inspector, dando cuenta de los servicios prestados con ocasión de las últimas grandes lluvias, acordando Su Excelencia quedar enterado con satisfacción.

 

Continuando la lectura del acta, en la página 109 vemos:

La Comisión Municipal Permanente deliberó sobre el grave perjuicio que entraña para el país la modificación que el Gobierno ha acordado en la ley de comunicaciones marítimas y por virtud de la cual se suprimen escalas en nuestro Puerto, y se acordó que por el Sr. Alcalde se cite a una reunión a los Presidentes de las Corporaciones locales, Cámaras, elementos representativos y directores de periódicos, para determinar la norma de conducta a seguir para evitar el despojo.

 

Obsérvese que, para adoptar este acuerdo, el Ayuntamiento da por hecho que el Gobierno de S.M. ha acordado la supresión de escalas en nuestro Puerto.

Una semana después, el 24 de noviembre de 1930, vuelve a reunirse la Comisión Municipal.

Leamos el acta, que comienza en la página 111:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, a veinticuatro de Noviembre de mil novecientos treinta, se reunió la Comisión municipal permanente en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, citada al efecto de acuerdo con las disposiciones vigentes en la materia, bajo la presidencia del Sr. primer Teniente de Alcalde don Antonio Vandewalle y Pinto, y con asistencia de los Vocales que al margen se expresan, para tratar y resolver los asuntos incluidos en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los vocales reseñados al margen eran éstos cuatro:

Enrique Álvarez Álvarez

Rafael Calzadilla y Dugour

Tomás de Armas Quintero

Juan Ramírez Filpes

 

Abierta la sesión a las diez y ocho horas y veinticinco minutos, el infrascrito Secretario dió íntegra lectura al acta de la anterior que fué aprobada por unanimidad y sin discusión.

A propuesta del Sr. Armas Quintero, se acordó hacer constar en acta el desagrado y protesta de la Corporación por la actuación de la fuerza pública en el día de hoy, cargando contra el pueblo y contra la Comisión del Ayuntamiento que en actitud pacifica se dirigía al Gobierno civil para exponer ante el señor Gobernador civil el sentimiento causado en el país por la supresión de las escalas de la Compañía Trasatlántica.- También se pidió constara que la agresión partió de la fuerza pública.

Su Excelencia quedó enterada con satisfacción de los telegramas de los Sres Subsecretarios de la Presidencia y Presidente del Cabildo Insular, Sr. López Méndez, dando cuenta de haberse aprobado por el Comité de Sanidad Local del Real Consejo de Sanidad el proyecto de urbanización y enlace de las calles de Jesús María, Costa Grijalva y otras.

En este momento el Sr. Alcalde dio lectura a un telegrama del Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros, expresivo de que el Gobierno no ha hecho suya ninguna propuesta sobre las comunicaciones marítimas, y Su Excelencia acordó quedar enterado.

También dio la presidencia cuenta de otro telegrama firmado por la Transmediterranea, participando que el buque “Infanta Beatriz”, en que han de visitarnos con motivo de la inauguración de las Refinerías de Petroleos, no puede modificar su itinerario por lo que se ha dispuesto que otro buque tome dicho pasaje y salga inmeditan, dícese  inmediatamente para este Puerto. Su Excelencia acordó quedar enterada, y facultar al Sr. Alcalde para que de acuerdo con el Cabildo organice los agasajos en honor de dichas personalidades que se estimen oportunos y que una Comisión del Ayuntamiento acuda a recibirles a su llegada.

 

Hemos visto que el Ayuntamiento había dado por hecho que el Gobierno de S.M. había acordado la supresión de escalas en nuestro Puerto.

En su telegrama el Presidente del Consejo de Ministros manifiesta que el Gobierno no ha hecho suya ninguna propuesta sobre las comunicaciones marítimas.

Y el Ayuntamiento despacha el asunto, limitándose simplemente a darse por enterado, sin presentar excusas por su falaz acusación, ni adoptar acuerdos de rectificación de los adoptados basados en tal falsedad. Sin ni siquiera considerar que, por su falta de fundamento, subsiguieron unos desgraciados sucesos irreparables, consecuentes a las erróneas decisiones tomadas, que resultaron adobadas por la desmedida represión llevada a cabo por la fuerza pública.

La irresponsabilidad de los politicastros no es cosa nueva.

Mas, el asunto no estaba acabado.

A la semana siguiente, en la reunión de la Comisión Permanente Municipal del 1/12/1930, vuelve el tema.

Leamos el acta, que comienza en la página 130:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, a primero de Diciembre de mil novecientos treinta, se reunió la Comisión municipal permanente en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, citada al efecto de acuerdo con las disposiciones vigentes en la materia, bajo la presidencia del Segundo Teniente de Alcalde don Enrique Alvarez y Alvarez, por indisposición del Primer Teniente de Alcalde don Antonio Vandewalle, y con asistencia de los Vocales que al márgen se expresan, para tratar y resolver los asuntos incluidos en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los vocales reseñados al margen eran éstos cuatro:

Rafael Calzadilla y Dugour

Pedro Duque Déniz

José Siliuto González

Juan Ramírez Filpes

 

Abierta la sesión a las diez y ocho horas y treinta minutos, el infrascrito Secretario dió íntegra lectura al acta de la anterior que fué aprobada por unanimidad y sin discusión.

Por disposición del Sr. Presidente se dio, ante todo, lectura de los telegramas y comunicaciones recibidos de distintos Ayuntamientos, organismos y personalidades, condoliendose de los sucesos ocurridos en esta capital el día veinticinco de Noviembre próximo pasado, quedando Su Excelencia enterada con satisfacción de los sentimientos de afecto hacia este pueblo, que se le significan con ocasión de su desgracia de estos días, y acordó:

1º.- Que por oficio se conteste a todas las indicadas Corporaciones, entidades y personalidades dándoles las gracias por los sentimientos que para esta población han expresado;

2º.- Consignar en acta la protesta de esta Corporación por los graves sucesos ocurridos el día veinticinco de Noviembre próximo pasado, en que fue muerto por la fuerza pública el vecino don Juan Agrella, y mal herida otras muchas personas.

3º.- Que el Ayuntamiento, independiente de los donativos que particularmente hagan los señores Concejales, contribuya a la suscripción pública abierta a favor de los hijos del expresado señor Agrella, en la cantidad que se determine.

 

Su Excelencia quedó enterada con satisfacción de los telegramas de los Sres Subsecretarios de la Presidencia y Presidente del Cabildo Insular, Sr. López Méndez, dando cuenta de haberse aprobado por el Comité de Sanidad Local del Real Consejo de Sanidad el proyecto de urbanización y enlace de las calles de Jesús María, Costa Grijalva y otras.

Así fue como aquel Ayuntamiento constituido por conspicuos individuos, después de la caída del Dictador Miguel Primo de Rivera y Orbaneja «se lava las manos» en el asunto, intentando salvar su responsabilidad, -.que sería más exacto describir como irresponsable conducta -, contribuyendo a la «caritativa» suscripción, con la que se pretendía compensar a los huérfanos de Juan Agrella Guadarrama, por la irreparable muerte de su padre.

NOTA DE DEFUNCIÓN DE LA “LA FUNERARIA”

 

Nombre y apellidos del finado Juan Agrella Guadarrama

Nacido en S/C de Tenerife

Edad 45 años

Estado Viudo

Profesión Sastre

Domicilio Rambla de Pulido nº 22

Hora del fallecimiento a las 12 del día 25 de Noviembre de 1930

Hijo de                     y de                  

Nombre y apellidos del cónyuge

Nacido en                                    edad

Enterramiento nº 626 de 1930

JUZGADO MUNICIPAL

DE

SANTA CRUZ DE TENERIFE

 

Habiéndose inscripto en el Registro Civil de este Juzgado Municipal la defunción de

Juan Agrella Guadarrama

de 45 años de edad, ocurrida a

las doce de hoy

por consecuencia de Hemorragia Cerebral, según la certificación facultativa presentada, concedo permiso para que se dé sepultura a su cadáver, transcurridas que sean las veinte y cuatro horas siguientes a la del fallecimiento.

Juzgado Municipal de Santa Cruz de Tenerife a 25 de Noviembre de mil novecientos treinta.

El Juez Municipal

Eladio Cruz

[Firmado y rubricado]

 

Al margen, manuscrito se lee:

Gratis

El Alcalde

A Vandewalle

[Firmado y rubricado]

En la Base de Datos del Cementerio de Santa Lastenia figura este registro

AGRELLA GUADARRAMA, JUAN         

27/11/1930       F.C.

 

 

Lo expuesto hasta ahora se puede sintetizar así:

Un infundado y falaz rumor lanzado, irresponsablemente, por Andrés Arroyo González de Chaves, agitó el denominado PLEITO INSULAR.

Los inverecundos politicastros y plumíferos de turno, induciendo el descontento ciudadano, promueven unas manifestaciones, que se transforman en graves disturbios públicos.

La fuerza pública realiza una desmedida represión, provocando la muerte de una persona inocente: JUAN AGRELLA GUADARRAMA, modesto sastre, que pasaba por allí.

El Alcalde accidental, Antonio Van de Walle y Pinto, autoriza el entierro gratis del desdichado fallecido.

Cabe pensar que para intentar eludir su responsabilidad por su descabalada actuación como Alcalde interino, encabezando acciones que desembocarían en los luctuosos sucesos.

No he encontrado constancia de que el conspicuo Antonio Van de Walle y Pinto presentara excusas o pidiera perdón por la letal consecuencia de su irresponsable acción.

* * * * * * * * *

Obviamente, estos sucesos tuvieron su reflejo en la prensa de la época, con artículos en los cuales se denostaba la acción del gobernador civil Ángel Guinea León, y se ponía de manifiesto la actuación de la Guardia Civil, de cuya Comandancia era Primer Jefe el Teniente Coronel Juan Vara Terán, presente en la Plaza de la Constitución, cuando se produjeron los acontecimientos.

Así el periódico EL PROGRESO, relatando los sucesos del día 24, tituló en su edición del día 25 de noviembre de 1930:

«El pueblo de Tenerife, desarmado, indefenso, desperdigado, fue tiroteado sañudamente.

Y en la edición del día siguiente, 26, narrando lo sucedido el día 25 de noviembre de 1930, decía:

«La fuerza pública, enloquecida, ametralló ayer a nuestro indefenso y sufrido pueblo. Ayer se cometió con nuestro pueblo, con este sufrido y resignado pueblo de Santa Cruz de Tenerife, uno de esos abusos y desmanes de fuerza, como otro semejante no registra la historia insular.»

En su número del 1º de diciembre de 1930, el órgano de la Federación Obrera adherido a la C.N.T. «EN MARCHA», se hizo eco de lo sucedido con términos que fueron calificados por el Teniente Coronel Juan Vara Terán, como «gravísimos insultos a la fuerza del Cuerpo».

Por ello, Miguel Luque Espino, que firmaba sus artículos en el semanario libertario, con el seudónimo Leonardo Babel, sería procesado. Y no sería el único proceso a que serían sometidos otros escritores libertarios por escribir en su órgano «EN MARCHA».


EL CLAVEL ¿25 DE NOVIEMBRE?

 

Dentro del Viejo Santa Cruz, entre las calles Imeldo Serís y Doctor Allart, hay una calle, que sube desde la calle Candelaria para terminar frente al número 5 de la calle Nicolás Estévanez.

Se trata de una pequeña y estrecha calle, que por su acera derecha o septentrional, solamente tiene 16 números de gobierno, mientras que por la acera contraria no supera el número 19.

Curiosamente, en esta zona antigua de Santa Cruz de Tenerife, donde tantas mudanzas han sufrido los nombres de las calles, esta calle antigua conserva su nombre original: El Clavel.

Sin ir muy lejos, los nombres oficiales actuales de las dos calles paralelas entre las que se encuentra la calle El Clavel, – Doctor Allart e Imeldo Serís -, habían sustituido a los antiguos nombres  – Sol y Luz –, por acuerdo municipal de 4 de diciembre de 1899.

Sin embargo, parece que si hubo un intento para cambiar el nombre de la calle El Clavel, asignándole otro que pretendía rememorar la fecha de una tragedia acaecida en Santa Cruz de Tenerife el 25 de noviembre de 1930.

Vayamos al libro de Actas Municipales número 12 CMP, de Comisiones Municipales Permanentes, para leer lo que consta de la sesión del 16 de marzo de 1931, en las páginas 392 y 393.

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, a  diez y seis de Marzo de mil novecientos treinta y uno, se reunió la Comisión Municipal permanente en sesión pública ordinaria citada al efecto de acuerdo con las disposiciones vigentes en la materia, bajo la presidencia del primer Teniente de Alcalde don Antonio Vandewalle y Pinto, y con asistencia de los Sres. Vocales que al margen se expresan, para trata y resolver los asuntos incluidos en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los vocales reseñados al margen eran éstos:

Enrique Álvarez Álvarez (2º Teniente)

Rafael Calzadilla y Dugour (3º Teniente)

Pedro Duque Déniz (6º Teniente)

Francisco González Currá (7º Teniente)

Domingo Ayala Barreda (8º Teniente)

Abierta la sesión, a las diez y siete horas, el infrascrito Secretario dio íntegra lectura al acta de la anterior que se aprueba por unanimidad y sin  discusión.

En este momento ocupó la Tribuna pública, previa invitación del Sr. Alcalde, el vecino don Manuel González, quien manifestó que desde el mes de Noviembre había presentado una instancia solicitando se diera nuevo nombre a la calle del Clavel, y que como hasta la fecha nada se ha resuelto, pide que dicha instancia se tramite, y se le notifique el acuerdo que recaiga; pero que estima que no es procedente que siga en el seno de una Comisión, para no resolverla jamás.

Así es como consta en las páginas 392 y 393 del libro 12 CMP.

El asunto quedaría dormido durante tres meses.

Ínterin resultaría derrocada la monarquía y proclamada la segunda República Española.

En la página 228 del libro 13 CMP de Actas municipales correspondiente al periodo de la Segunda República, comienza el texto manuscrito de la sesión celebrada por el Pleno Municipal Republicano, en fecha 10 de junio de 1931.

El contenido del acta ocupa 15 folios, llegando hasta la página 258.

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, de la, dícese; Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, a diez de Junio de mil novecientos treinta y uno, se reunió el Excmo. Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de segunda convocatoria, previamente citado con arreglo a las disposiciones vigentes, bajo de la Presidencia del Sr. Alcalde don Andrés Orozco y Batista, y con asistencia de los señores concejales que al margen se expresan, para tratar los asuntos que constan en el orden del día, repartido en la convocatoria.

Los concejales consignados al margen eran éstos:

1.- Rafael J. Calzadilla Dugour

2.- Santiago García Cruz (Republicano)

3.- Arturo López de Vergara (Republicano)

4.- Francisco García Martín [Socialista]

5.- Moisés Cova Hernández [Republicano]

6.- Erasmo de Armas Marrero (Republicano)

7.- Eladio Arroyo Herrera [Republicano]

8.- Tomás de Armas Quintero (Republicano)

9.- Fernando Franquet Solé [Republicano]

10.- Esteban Pérez Barrera (Republicano)

11.- Pedro García Cabrera [Socialista]

12.- Isauro Álvarez López [Republicano]

13.- Jerónimo Fernaud Martín [Monárquico]

14.- Pedro Ramírez Vizcaya (Monárquico)

15.- José González Cabrera [Socialista]

16.- Alejandro Padrón Rodríguez (Republicano)

Abierta la sesión a las diez y ocho horas y cuarenta minutos, el infrascrito Secretario dió lectura al acta de la anterior que se aprobó por unanimidad y sin discusión.

El primer asunto tratado hace referencia a la alineación de la calle Imeldo Serís, que obligaba a demoler un obstáculo existente en la esquina con la calle Cruz Verde, Problema que se resuelve negociando con el propietario de la finca obstaculizadora.

Luego se suceden diversos debates y acuerdos autorizando y denegando la ejecución de obras particulares.

Hacia la mitad de la página 236 de este libro 13 CMP, leemos:

 

Conforme a propuesta formulada por el concejal Sr. García Martín, se acordó dar el nombre de “25 de Noviembre”, a la denominada hoy calle del Clavel.

En este momento y previas unas explicaciones del Secretario, el Excmo. Ayuntamiento acordó completar el acuerdo del trece de Mayo último, en el sentido de que la Avenida que parte de la plaza de la Paz hacia el Sur, lleve el nombre de “Avenida de Blasco Ibáñez” 

El acuerdo que se completaba era el que había aprobado el cambio de nombres de siete vías urbanas. Acuerdo que había sido recogido en el acta de la sesión de fecha 13 de mayo de 1931, al final de la página 154, y principio de la página siguiente 155, con este tenor:

 

Se dio lectura a una proposición que con carácter urgente suscriben los Sres. García Cabrera, González Cabrera y García Martín, para que en esta misma sesión se acuerde variar los nombres que ostentan algunas calles, dándoles otros que reflejen los sentimientos republicanos socialistas de estos momentos políticos.- La Corporación acordó declarar urgente el asunto.- El Sr. alcalde, enumeró las calles a que, a su juicio, debía cambiárseles el nombre.- el Excmo. Ayuntamiento conforme con la propuesta de la Presidencia, acordó como sigue:

[1] Que la calle de Alfonso XIII, se denomine lo sucesivo del ”Capitán Galán”; [1 de 14 (5-10-1936)]

[2] La de Eduardo Cobián, del ”Capitán García Hernández”: [2 de 14 (5-10-1936)]

[3] La de la Reina María Cristina, de “Mariana Pineda”; [8 de 9 (6-12-1937)]

[4] La de, dícese, la alameda del Duque de Santa Elena, de “14 de abril”; [3 de 14 (5-10-1936)]

[5] La calle de San Francisco de Paula, de “Los Estudiantes”; [5 de 14 (5-10-1936)]

[6] La plaza de Isabel II, de “Patricio Estévanez”

[7] Y la Plaza de la Iglesia, de “1º de Mayo” [4 de 14 (5-10-1936)]

Como puede verse el funcionario que actuaba como escribano de actas, se había olvidado de incluir a Blasco Ibáñez, lo cual obliga a que el Secretario Hipólito Fumagallo Medina, introduzca la pertinente corrección-adición.

De este modo el recién estrenado Ayuntamiento Republicano, hacía caso omiso de las Ordenanzas Municipales aprobadas en marzo de 1926, refrendadas por el Gobierno Civil en febrero de 1927, donde se había establecido:

Artículo 880.- Las calles y plazas del término municipal, llevarán un nombre que será el que el Excmo. Ayuntamiento acuerde. Una vez puesto no podrá cambiarse.

Eran las Ordenanzas Municipales elaboradas por Santiago García Sanabria, Alcalde denostado y estigmatizado por aquellos conspicuos republicanos, que no le perdonaban que hubiera desempeñado su mandato de Alcalde, durante la ominosa Dictadura del general Miguel Primo de Rivera y Orbaneja.

¿Ignoraban los ediles republicanos la existencia de tales Ordenanzas?

¿Revanchismo antimonárquico?

Quien tendría razones para practicar el revanchismo, era Andrés Orozco Batista, puesto que había sido desplazado de la Alcaldía, el 1º de octubre de 1923, al ser designado Santiago García Sanabria.

* * * * * * * * * *

Todavía no he encontrado constancia documental de que el acuerdo de sustitución de la placa de la calle Clavel por el de “25 de Noviembre”, fuera llevado a efecto.

Como ha quedado reseñado al principio, actualmente, la calle El Clavel sigue ostentando su nombre antiguo.

CONCLUSIÓN

 

Un infundado rumor lanzado, irresponsablemente, por Andrés Arroyo González de Chaves, agitó el pleito insular, provocando graves disturbios públicos, en los cuales muere una persona inocente que pasaba por allí.

 O sea que el denominado PLEITO INSULAR, cuenta con el triste haber de una persona inocente fallecida.

 Hoy, todavía, hay quien sigue agitando, flamígeramente, este Pleito Insular, lanzando a unos canarios contra otros, para servir a bastardos intereses, de modo irresponsable.

Para reflexionar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.