AL PUEBLO DE TENERIFE EN FEBRERO DE 1936


C.N.T.                                                       F.A.I.

Al pueblo de Tenerife

SOLDADOS. CAMPESINOS: OBREROS:

 

La Revolución comenzada el 14 de Abril de 1931, sigue su curso. Cuando creíamos ver obstruida la ruta que la gloriosa estela de la revuelta asturiana, dejara con surco abierto, regado por generosa sangre, el horror de la invasión de las hordas morunas y mercenarias, con sus repugnantes crímenes; los 24 condenados a muerte; los 30.000 presos y la propaganda electorera de la canalla fascistizante, dando a entender al pruebo lo qu4e sería España en sus manos, ha obrado el milagro.

Aun afirmándonos en nuestros postulados apolíticos, vivimos las realidades del momento y no podemos negar el gesto de repulsa viril, ante las bravatas del jesuita Gil Robles, sino muy al contrario; podemos mostrarnos orgullosos en la comparación de estas elecciones, con las del año 33, para que los hombres de izquierdas que momentáneamente van a dirigir la cosa pública, establezcan por si solos el justo parangón entre ellas y sepan medir la potencialidad de nuestros cuadros y organizaciones.

No ha sido estéril la sangre vertida en las gestas heroicas del 8 de Enero, 7 de Diciembre y del 6 de Octubre; la Revolución está en marcha y sigue su curso hacia la total obtención de sus objetivos libertarios.

Nos encorazona el lenguaje fraternal de nuestros camaradas socialistas, al recordar al pueblo por boca de su órgano en la prensa “EL Socialista” que no es cuestión de derribar estatuas, ni de cambiar nombres de cales y plazas, ni que la victoria estalle, en manifestaciones ruidosas. Grato es para nosotros este saludable cambio de ruta y aceptamos la responsabilidad de este momento histórico, para poder demostrar al pueblo, de lo que somos capaces las clases productoras, en la reconstrucción y ordenación, de la nueva vida social.

Estaremos constantemente en la calle, para imponer nuestros mandatos y desde este momento, exigimos la aplicación inmediata de la amnistía votada por el pueblo el dia 16; que se abra al momento la cárcel para restituir a sus hogares a los presos de Hermigua o la abriremos nosotros. Exigimos la entrega a los tribunales populares para su inmediato castigo de todos los solapados verdugos del pueblo que iremos señalando. Que se vayan curas, monjas y frailes, que estalle el furor popular. Tenerife no puede albergar ni un día más al verdugo de Asturias Orozco, al lugarteniente de March el invertido Arroyo, al inepto Salgado ni al nefasto Montejo.

 

 

SOLDADOS, OBREROS Y CAMPESINOS; la Revolución espera de vosotros el aplastamiento definitivo de las fuerzas reaccionarias y policiales, que se han distinguido ensañándose criminalmente sobre nuestros hermanos caídos, para poder construir sobre las ruinas del capitalismo, la nueva sociedad del Trabajo.

¡VIVA LA REVOLUCIÓN…!

 El Comité Defensa Confederal

Imp. OBRERA – Tfe.

Cfr.: Folio 2 de Causa 10 de 1936 [3513-147-4].

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.