EL CABO DE ASALTO SE ESTABA BAÑANDO EN LA PLAYA


DECLARACIÓN del Cabo de Asalto CANDIDO ONZAIN MOLINERO

En Santa Cruz de Tenerife a las nueve y treinta horas del dia treinta de Julio de mil novecientos treinta y seis. Ante S.S. y presente Secretario compareció en el Fuerte de Paso Alto, el encartado anotado al margen, quien advertido de las prevenciones legales, prometió decir verdad, e interrogado convenientemente, dijo:

Llamarse como queda expresado al margen, natural de La Roda, provincia de Navarra, de treinta y dos años de edad, de estado casado, de profesión Cabo de Asalto, con destino en la Compañía de Asalto de Tenerife (Destacamento de Santa Cruz de la Palma), no comprendiendole las demás generales de la Ley.

PREGUNTADO, convenientemente, dijo: Que el día dieciocho del actual, sobre las doce horas, y encontrandose el deponente bañando en la playa de Santa Cruz de La Palma, fue llamado por el Delegado Gubernativo de la citada Plaza, para que acudise inmediatamente a la Delegación con los guardias a sus ordenes, así como que portasen todo el armamento y municiones; que procedió a cmplimentar lo que se le ordenaba, trasladándose a la Delegación con las fuerzas, llevando además del armamento correspondiente a los guardias, dos pistolas que había demás en el cuartelillo y haciendo entrega de estas al citado Delegado, quien las guardó en un cajón; que solamente se limitaron a estar concentrándose en la Delegación, sin salir al exterior, que únicamente, el dia diecinueve, salieron al muelle con objeto de guardar el orden a la llegada del correo de esta Capital, no ocurriendo alteración ninguna del orden; que no fue llamado por el Comandante Militar de la Plaza ni recibió ninguna orden de dicha Autoridad; que el estado de Guerra, no fue declarado hasta la llegada de las fuerzas del Ejército

M.8,728,522

8

o sea el día veinticinco del actual a las diecinueve horas aproximadamente; que el mismo dia veinticinco, visto el desconcierto que reinaba y no sabiendo a que atenerse, se presentó en el cuartelillo de la Guardia Civil al Teniente de las mismas, para ponerse a sus ordenes, acompañado de los guardias Francisco Diaz Corpas, Federico Sanchez Garcia, Arturo Carbonero Pozo, Pascual Guirau Semitiel y Juan Gomez Gutierrez; que se encontraban enfermos en su domicilio los guardias Jesús Requejo Gonzalez y Eduardo Pozo Gutierrez; que no sabe desde la llegada de las fuerzas en que huyeron nada de lo que hayan realizado los guardias José Herrero Lizana, Ramón Portoles Duaso y Francisco Cosme Guerrero, puesto que fue abandonado por estos cuando el que depone fue a efectuar su presentación con los cinco guardias primeramente nombrados.

Cándido Onzain

Enrique Rolandi              Arturo Navarro

[Las tres firmas rubricadas]

Cfr.: Causa 76 de 1936 (3909-158-31).- Folios 7 vuelto y 8.

* * * * * * * * * *

De los Guardias de Asalto JOSÉ HERRERO LIZANA, RAMÓN PORTOLES DUASO y FRANCISCO COSME GUERRERO, hay más datos en https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/01/guardia-de-asalto-francisco-cosme-guerrero/

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.