ANTONIO MARTÍN MEDINA CONDENADO EN CAUSA 277/1936


M.8,891,208       589

DON PEDRO RAMOS MARTINEZ, Cabo de Ingenieros y Secretario de la causa sumarísima numero 277 de 1936, instruida contra el paisano ANTONIO MARTIN MEDINA, por delito comprendido en el artículo 6ºdel Bando de la Junta de Defensa Nacional, de la que es Juez el Instructor del Permanente Teniente del Cuerpo de Tren Don Ramón Díaz Gutiérrez.

CERTIFICO: Que en la citada causa y a los folios 27, 27 vuelto y 28, aparece SENTENCIA que ha sido firme y que copiada a la letra, dice:

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a nueve de Octubre de mil novecientos treinta y seis reunido en el Salón de Actos del Regimiento de Infantería Tenerife numero 38 el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, para ver y fallar la causa seguida en procedimiento sumarísimo, contra el paisano ANTONIO MARTIN MEDINA, por el delito de rebelión, oídas la acusación Fiscal y la Defensa y RESULTANDO, probado y así se declara que el procesado Antonio Martin Medina de veinticinco años de edad, durante los días dieciocho al veinticinco del pasado mes de julio se dedico en unión de otros, en cumplimiento de las órdenes que le diera su organización a la práctica de registros domiciliarios en el lugar conocido por “Las Lomadas de San Andres y Sauces, ocupando por este procedimiento violento varias armas que entrego en el domicilio de la agrupación socialista, hechos todos realizados después de declarado el Estado de Guerra y con conocimiento del mismo, verificando el procesado su presentación voluntaria el di1. tres del pasado mes de Septiembre. – RESULTANDO, que al verificar la presentación a que se refiere el anterior resultando, le fueron ocupadas una pistola automática calibre seis treinta y cinco, sin número ni marca de fábrica y un revólver calibre 32 corto, con el gatillo roto, también sin número ni marca, cuyas firmas no eran las mencionadas en el resultando precedente.- RESULTANDO, que el Ministerio Fiscal en su acusación narrando los hechos en In forma que estimo adecuada los califico como constitutivos de un delito de rebelión militar definido y sancionado en el numero segundo del artículo 238 del Código de Justicia Militar, en relación con el 237 del mismo Cuerpo Legal, interesando se impusiera al procesado la pena de muerte y que la Defensa se limito a invocar la benevolencia del Tribunal.- CONSIDERANDO que los hechos declarados probados en el primer resultando son legalmente constitutivos de un delito de rebelión militar definido y sancionado en el numero segundo del artículo 238 del Código de Justicia Militar y por adhesión a la existente en aquellos días en la Isla de la Palma demostrada sin duda alguna con las incautaciones de armas de las que no consta que el procesado hiciera uso violento.- CONSIDERANDO que los hechos relacionados en el segundo resultando con legalmente constitutivos de un delito de tenencia ilícita de armas definido y sancionado en el artículo primero de la Ley de 22 de Noviembre de 1934, con la concurrencia de las circunstancias primera y segunda del propio) dlcese del artículo segundo de la propia Ley. – CONSIDERANDO que de los expresados delitos es responsable en concepto de autor el procesado Antonio Martin Medina sin que concurran ni sean de apreciar circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal ni hayan responsabilidades civiles que exigir.- CONSIDERANDO que en cuanto a la clase de pena a imponer por lo que se refiere al delito de rebelión debe tenerse en cuenta lo establecido en la disposición transitoria tercera del Codigo Penal, en relación con el artículo 181 del Código de Justicia Militar. – VISTOS los preceptos citados, Bando declaratorio del Estado de Guerra, artículos 33, 44, 47 y 48 del Código Penal, 172 del de Justicia Militar y demás de general aplicación.- EL CONSEJO DE GUERRA FALLA, que debe condenar condena al procesado Antonio Martin Medina, como autor de un delito de rebelión militar por adhesión a la misma a la pena de veintiséis años y ocho meses de reclusión mayor con las accesorias de interdicción civil del penado durante la condena e inhabilitación absoluta como autor responsable de un delito de tenencia ilícita de armas a la pena de cinco años de prisión menor con la accesoria de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante la condena para cuyo total cumplimiento le será de abono al procesado el tiempo que haya estado privado de libertad por esta causa, quedando decomisadas las armas ocupadas que deberán ser inutilizadas.- Aureliano Martinez.- Félix Díaz.- Mariano San Segundo.- Pablo Erenas.- Jesus Ausocua.-Ant. P. Linares.- Luis Piernavieja.- Todos rubricados.- –

Concuerdan las anteriores notas con las originales a que me refiero y para que conste y a los fines de remisión al Juzgado del Señor Comandante de Infanterla Don Elisardo Edel Rodriguez, expido el presente de orden y visado por el Señor Juez en Santa Cruz de Tenerife a dieciocho de Enero de mil novecientos treinta y siete.

Pedro Ramos

           Vº      Bº

El Teniente Juez,

      Díaz Gutiérrez

 

Cfr.: Causa 457 de 1936 (7236-230-1).- Folio 589.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.