SAN FRANCISCO AL DOCTOR COMENGE


En el folio 30 del Libro de Actas de 1907, se inicia el acta de la sesión plenaria extraordinaria, celebrada por el Ayuntamiento el 9 de febrero de 1907, de esta guisa:

La Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de Canarias á nueve de Febrero de mil novecientos siete siendo la hora de las doce se reunieron en la Sala Consistorial bajo la presidencia del Señor alcalde Don Carlos Calzadilla y Sayer los Señores concejales cuyos nombres se expresan al margen con objeto de celebrar sesión pública extraordinaria del Excmo. Ayuntamiento, con objeto de tratar los asuntos puestos á la orden del día habiendo asistido además al acto el capitán de Estado Mayor de Plaza, Don Manuel Artero Bosque, como Delegado de la autoridad superior militar de esta provincia. 

Al margen quedaron reseñados estos Señores

1

Carlos Calzadilla y Sayer

2

Lorenzo Fernández y Hernández

3

Adolfo Benítez y Castilla

4

José Acuña y Trujillo

5

Juan N. Perera y Álvarez

6

Manuel Cañadas Amorós

7

José Siliuto González

8

Juan Feria y Concepción

9

José Sicilia y Carmona

10

Patricio Estévanez Murphy

11

Camilo Guimerá y Tejera

12

Felipe González Martín

13

Juan Ramírez Filpes

14

Vicente Díaz Llanos y Fernández

15

Alfonso Trujillo Hernández

16

Francisco de Armas Clos

17

Ulises Guimerá Castellano

18

Anselmo J. Benítez ¿Expósito?

19

Antonio Mendizábal y Cifra

20

Enrique Pérez Soto

 

Abierta la sesión a las doce y treinta minutos se leyó y aprobó el acta de la ordinaria anterior, verificada el día seis del corriente.

Seguidamente el Señor Presidente continuando la orden del día propuso que teniendo en cuenta los eminentes servicios prestados por el Señor Don Luis Comenge y Ferrer, como Delegado extraordinario de Sanidad en las azarosas circunstancias que hemos atravesado, y como demostración del sincero aprecio y gratitud se nombre á dicho Señor Hijo adoptivo de esta ciudad.

Tomado en consideración lo propuesto, y declarado urgente, se acordó por unanimidad conforme con lo propuesto por el Señor alcalde presidente y que se comunique con urgencia este acuerdo al interesado para su conocimiento y satisfacción.

Acto continuo el Señor Concejal Don Lorenzo Fernández propuso, y así se acordó por unanimidad, previa declaración de urgencia, que por las mismas razones expuestas por el Señor Alcalde en el anterior acuerdo y para perpetuar la memoria de aquella ilustre persona, se dé el nombre de Doctor Comenge á una de las calles de esta Ciudad.

El Señor Concejal Don Adolfo Benítez Castilla propuso que se varíe el nombre de la calle de San Francisco y se denomine del Doctor Comenge, por ser esta una de las principales vías de la población.

Con este motivo se suscitó un ligero debate y se acordó aplazar la resolución del asunto para la sesión ordinaria próxima.

 

La referida sesión ordinaria próxima tuvo lugar cuatro días después, el día trece de febrero de 1907, y en el acta de esta sesión, extendida por el secretario Miguel Sansón Barrios, en los folios 36 y 37, leemos:

En la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de Canarias á trece de Febrero de mil novecientos siete siendo la hora de las quince y treinta minutos se reunieron en la Sala Consistorial bajo la presidencia del Señor alcalde Don Carlos Calzadilla y Sayer los Señores Regidores cuyos nombres se expresan al margen, con objeto de celebrar sesión pública ordinaria del Excmo. Ayuntamiento, previa segunda convocatoria por no haber concurrido numero suficiente a la primera.

Al margen quedaron reseñados someramente, por sus apellidos, estos Señores

1

Carlos Calzadilla y Sayer

2

Lorenzo Fernández y Hernández

3

Adolfo Benítez y Castilla

4

José Acuña y Trujillo

5

Juan N. Perera y Álvarez

6

Manuel Cañadas Amorós

7

José Siliuto González

8

Juan Feria y Concepción

9

Antonio Rodríguez García

10

Camilo Guimerá y Tejera

11

José Ruiz Rodríguez

12

Felipe González Martín

13

Juan Ramírez Filpes

14

Vicente Díaz Llanos y Fernández

15

José Sicilia y Carmona

16

Patricio Estévanez Murphy

17

Alfonso Trujillo Hernández

18

Domingo González Cabrera

19

José Rodríguez Marrero

20

Antonio Delgado Lorenzo

21

Daniel Fernández del Castillo

22

Ulises Guimerá Castellano

23

Anselmo J. Benítez ¿Expósito?

24

Antonio Mendizábal y Cifra

25

Ramiro Dugour y Ruz

26

Enrique Pérez Soto

 

Abierta la sesión a las quince y treinta y cinco minutos, se leyó y aprobó por unanimidad el acta de la extraordinaria anterior, verificada el día diez del corriente.

:

Seguidamente se procedió á verificar la tercera votación secreta y por papeletas para elegir definitivamente el primer Teniente de Alcalde, y hecho el escrutinio dio el resultado siguiente:

D. Juan M. Ballester, trece votos.

Don Lorenzo Fernández y Hernández, doce votos

Una papeleta en blanco.

La presidencia, en vista del resultado de la votación manifestó que quedaba elegido definitivamente primer Teniente de Alcalde, el Señor Don juan M. Ballester por haber obtenido la mayoría de votos de los concurrentes, conforme dispone la real Orden de cinco de Octubre de mil ochocientos noventa y uno.

-Se sometió de nuevo á la resolución del Ayuntamiento la proposición verbal hecha en la sesión extraordinaria del día nueve del corriente por el Señor Don Adolfo Benítez y Castilla, para que se acuerde variar el nombre de la calle de San Francisco por el de Doctor Comenge, proposición que quedó pendiente para la presente sesión.

El Señor Don Lorenzo Fernández y Hernández se manifestó contrario á lo propuesto, por considerar que es perjudicial el variar los nombres de las calles, y propuso como enmienda que se acuerde dar el nombre del “Doctor Comenge” a la primera calle de la población que se abra al servicio público.

El Señor Benítez y Castilla sostuvo su proposición suscitándose un ligero debate en el que tomaron parte varios Señores Regidores, suspendiéndose la sesión por breves momentos para ponerse de acuerdo en el asunto, ausentándose entonces los Señores Concejales Don Patricio Estévanez, Don Felipe González y Don José Rodríguez Marrero y Don Anselmo J. Benítez.

Reanudado el acto se practicó votación nominal respecto a la enmienda del Señor Fernández y Hernández, resultando empate. Declarado urgente el asunto por unanimidad, entró de nuevo el Señor Benítez don Anselmo y se repitió la votación quedando aprobada la enmienda del Señor Fernández por doce votos contra once que emitieron los Señores Benítez y Castilla, Acuña, Perera, Cañadas, Rodríguez García, Ruiz Rodríguez, Trujillo, Delgado Lorenzo, Fernández del Castillo, Mendizábal y Dugour, y terminado el asunto se retiraron del salón previa la venia de la presidencia.

 

Si no interpretamos erróneamente el contenido del acta de la sesión municipal celebrada el día trece de febrero de 1907, la enmienda presentada por el Regidor  Lorenzo Fernández y Hernández, consistía en dar el nombre del “Doctor Comenge” a la primera calle de la población que se abriera al servicio público, y no cambiar el nombre de la calle de San Francisco.

No obstante, otros testimonios históricos parecen acreditar que a la calle de San Francisco se le cambió el nombre, siendo sustituido por el de Doctor Comenge.

Con todo, lo que ha quedado nítidamente acreditado es que el 9/2/1907 no fue acordado que la calle San Francisco pasara a denominarse Doctor Comenge. Hecho éste que desacredita absolutamente lo afirmado por Cioranescu en la página 529 del cuarto tomo de su monumental obra «Historia de Santa Cruz de Tenerife», en la que puede leerse que la calle de San Francisco «se ha llamado Doctor Comenge de 8/2.1907 a 5./10.1936».

Falacia histórica de la cual se ha hecho eco J.J. Arencibia en su obra «Calles y Plazas de Santa Cruz de Tenerife» [1996], donde dentro del amplio artículo dedicado a la calle de San Francisco, reitera y amplia la mentira al insertar este párrafo:

El pueblo la conoció siempre por San Francisco, aunque el 9 de febrero de 1907 el Ayuntamiento decidió ponerle el nombre del Dr. Comenge, distinguido médico que el Gobierno envió a Santa Cruz en ese año, cuando la peste bubónica azotó a la capital de Canarias. Realizó una labor extraordinaria y altruista, por lo que fue despedido apoteósicamente. El 5 de octubre de 1936 el pleno municipal, lo mismo que hizo con otras calles históricas, acordó devolverle su primitivo nombre.

Ambos «contadores de mentiras históricas», que han demostrado abundantemente su falta de respeto por la auténtica Historia, no han debido haber visto, y mucho menos leído, las actas municipales de febrero de 1907, que he transcrito literalmente en este breve opúsculo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.