COMPARECENCIA DE PEDRO TORRES DÍAZ


 COMPARECENCIA DE PEDRO TORRES DIAZ

En Santa Cruz de Tenerife a veinticinco de Diciembre de mil novecientos treinta y siete, comparece en este Juzgado de Instrucción ante el Señor Juez Instructor y de mi presente el Secretario, el que dijo llamarse como queda expresado al margen, hijo de Pedro y de Juana, natural esta Capital, de cincuenta y cinco años, casado, domiciliado en el Barrio de San Andres, no sabe leer ni escribir, de oficio carpintero, no estuvo procesado, el que enterado del objeto de su presentación y de la obligación que tiene de decir verdad en cuanto fuere preguntado para no incurrir en la pena que la Ley señala al reo de falso testimonio, fué juramentado con arreglo a la Ley, y

PREGUNTADO  = =

Convenientemente a cerca de la desaparición del bote motor “Silva el Marino”,. Dijo: Que es copropietario de la citada embarcación. Que en los últimos días del mes próximo, pasado vió desde la playa de San Andres como el bote de referencia se dirigía a Santa Cruz con motivo del viento Sur reinante en aquella fecha y no poder permanecer el bote en la playa fondeado. Que tres o cuatro días mas tarde, vino el declarante a esta Capital para hacer unas compras, pasándose por la Rambla de Sol y Ortega, que da acceso a la bahía, observando que el citado bote no se encontraba en la dársena. Al llegar el declarante a San Andrés, le manifestó a Juan López Díaz, copropietario también de la embarcación, que esta no se hallaba en la Capital y que si él lo había mandado a algún sitio, manifestándole el interrogado, que nó.

En vista de ello el Juan López le dijo al que declara que mandara aviso a la casa del motorista Antonio Martin Brito (a) el Morin, para ver si este se encontraba en su domicilio, para lo cual mandó el declarante a un menor, volviendo este mas tarde diciendo que en la casa del citado Morin le habían dicho que había marchado para el Sur. Que volvió a mandar al, menor a la citada casa con objeto que le dijeran para que sitio del Sur había ido, regresando nuevamente el menor, diciendo que ignoraban en la casa para que punto había marchado el Morin. Vista la negativa, el Juan López le ordenó al declarante pusiera el hecho en conocimiento del agente de Policia Marítima destacado en San Andrés, como así lo hizo.

PREGUNTADO ======

Si le escuchó alguna vez al Morin hacer manifestaciones de alguna clase o mostró deseos de marchar para algún sitio. Dijo: Que no le escuchó nunca hacer manifestaciones de ninguna clase ni mostró deseos de ausentarse, pues era un hombre que hablaba muy poco con nadie y por lo tanto reservado.

PREGUNTADO = = = = =

Si tiene algo más que añadir o quitar. Dijo: Que nó, que lo dicho es la verdad en descargo del juramento prestado.

Por lo cual S.S. dió por terminada esta declaración que le fue leída al declarante por no saber hacerlo de por sí, el que hallándola conforme se afirma y ratifica en su contenido, estampando la huella digital, y firmando S.S. que yo Secretario certifico. =======

Manuel Montojo

[Una huella digital redonda en tinta]

 Damián Guisado

[Ambas firmas rubricadas]

Cfr.: Causa 54 de 1938 [5187-170-14].- Folio 19.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.