CRÓNICA NEGRA DE NOVIEMBRE DE 1930


GILBERTO ALEMÁN DE ARMAS, en su obrita CRÓNICA NEGRA, de la colección RINCONES Y RECUERDOS, coeditada por la OPINIÓN DE TENERIFE y el CABILDO INSULAR de esta Isla, también ha dejado un minucioso relato periodístico, sobre la tragedia acontencida en Santa Cruz de Tenerife, en noviembre de 1930, del cual extraemos estos párrafos:

LA MUERTE DE AGRELLAS

 

EI día 25 de noviembre de 1930, numerosos habitantes de Santa Cruz de Tenerife se manifiestan en la plaza de la Constitución. «La protesta de Tenerife ante el despojo que de una manera alevosa y taimada -dice el diario «La Tarde»-se preparaba desde las alturas con el fin de mermar la importancia del puerto y de engrandecer nuestra costa del puerto rival, ha sido vigorosa y unánime». Efectivamente, hubo cierre general del comercio de Santa Cruz, y los obreros del ramo de la construcción abandonaron a la misma hora el trabajo y las guaguas y taxis se retiraron de las paradas. Añade «La Tarde» que «la ciudad presentaba un singular aspecto por el paro de sus actividades mas importantes y por la animación de la gran cantidad de público que se aglomeraba en las calles céntricas. La manifestación surgió espontanea e inevitable. Grupos de dependientes, estudiantes y obreros se sumaron al movimiento ciudadano y unos cartelones que decían «Abajo Matos» fueron la reseña que !levo hasta las puertas de la Casa de la Ciudad a miles de personas». EI alcalde señor Vandewalle y Pinto, en unión de los concejales de la Comisi6n Permanente, encabezo una manifestaci6n de millares de personas que se dirigió hacia el Gobierno Civil por las calles de Viera y Clavijo, Suarez Guerra y Alfonso XIII.

En la calle del Castillo se produjo un incidente por subir un tranvía en sentido opuesto a la manifestación, pidiendo el publico que retrocediera. Los empleados del vehículo estaban dispuestos a satisfacer los deseos de los manifestantes, pero las fuerzas del orden publico se opusieron y dieron una fuerte carga, contusionando e hiriendo levemente a varias personas. EI tranvía fue invadido por los manifestantes y conducidos hacia la de la Constitución.

EI alcalde y los concejales del Ayuntamiento subieron a los salones del Gobierno Civil, instalado entonces en el palacio de Carta y «reiteraron ante la primera autoridad las quejas de la ciudad».

Los manifestantes continuaron en la plaza y en ese instante hicieron acto de presencia en la plaza las fuerzas de la Guardia Civil de a pie y a caballo. «EI publico recibió a las fuerzas con muestras de desagrado, silbidos y algunos gritos, dando una carga la Benemérita al mando del teniente señor  Del Rey, entrando los caballos sobre el andén, originándose un enorme tumulto.

Muchas losetas del pavimento fueron arrancadas y lanzadas contra la Guardia Civil. Pero la tragedia se produjo el día 26, en que se producen graves acontecimientos «que han llenado de desolación el ánimo de la ciudad entera y de luto y de duelo a muchos hogares honrados».

«Un hombre muerto y muchos otros heridos, en su mayoría por la espalda, cuando eran perseguidos por la fuerza pública, atestiguan la innecesaria violencia que se ha usado», añade el diario «La Tarde». La ciudad y la isla se movilizan y se inician una serie de movilizaciones de trabajadores, estudiantes y comerciantes. Todo Santa Cruz sale a la calle y se manifiestan, y llegan manifestantes de La Laguna. Todos ellos protestan por la muerte de un hombre en la calle de Cruz Verde. Se trata de un conocido sastre, Juan Agrellas, muy respetado y querido en la poblaci6n, de cuarenta y cinco arios. La bala que le produjo la muerte penetr6 por la regional occipital con la salida por la frontal. Se reúne el Ayuntamiento con fuerzas vivas de la poblaci6n para adoptar acuerdos sobre el tema, mientras las tropas son acuarteladas por orden del gobernador militar interino señor Urbano y en toda la ciudad se pide la dimisión del gobernador civil y se suspenden actos festivos y culturales. Las fuerzas de orden publico vigilan las entradas del Gobierno Civil y se producen varios altercados entre la Guardia Civil y manifestantes.

 La indignación de la población sube de tono al llegar información que indica que en la misma noche de los hechos se enterró el cadáver del señor Agrellas. En el sitio donde cayó muerto la víctima de este lamentable suceso se colocaron numerosos ramos de flores y coronas. EI día 26 de noviembre se informa de que el gobernador civil de la provincia presenta su renuncia del cargo que Ie es aceptada por el ministro de la Gobernación. Estas son las palabras que le dedica el diario «La Tarde» en esa ocasión: «La dictadura del guante blanco, jesuítica y solapada, que ha sucedido a la juerga del lunático y ebrio que nos regaló Jerez, es el último capítulo de la política del desierto, sistematizada en nuestra gobernación y acentuada y considerablemente durante la superdictadura». Añade: «y hay que retorcerle el pescuezo a ese barbián. Hemos de obligar a dar pan al barbecho, fruto y flor de la estepa, acabar con el gobernar secano, si al ideal de ir tirando y cobrar la lista civil se le puede llamar gobernar». EI día 27 de noviembre, el ministro Matos, a quien se acusaba del posible expolio, del traslado de una línea de trasatlánticos de Tenerife a Las Palmas y que motive las manifestaciones, envía un telegrama a Tenerife con el siguiente texto: «Recibido telegrama para que no se desplace línea Plata, es grato contestarles que nada ha pensado el gobierno ni acordado en tal sentido y no olviden que yo me intereso por cuanto afecta a esas islas para que todos conserven cuanto tienen y, en cuanto sea posible, lo mejoren».

 

1 comentario en “CRÓNICA NEGRA DE NOVIEMBRE DE 1930

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.