ELIGIENDO TENIENTES DE ALCALDE DEL FRENTE POPULAR


[Continuación de la lectura del acta de la sesión plenaria municipal del jueves dieciocho de marzo de 1936]

 

La Presidencia anuncia que se va a proceder a la elección de los Sres. Que hayan de ocupar las Tenencias de Alcaldía que se encuentran vacantes por renuncias de los que los desempeñaban.

Al objeto de que se pongan de acuerdo los señores Concejales sobre la votación, se suspende la sesión por dos minutos.

Reanudada la misma, se `procede a realizar dicha votación, la cual dió el siguiente resultado:

Para 1er Teniente de Alcalde Don Juan Martinez de la Peña, con 19 votos y uno en blanco; para 2º Teniente, Don Jose María Martín Díaz con 19 votos uno en blanco y uno a favor de del Sr. Gonzalez y F. Trujillo; para 3er.Teniente, Don Juan Alonso de Armas , con 19 votos y dos en blanco; para 4º Teniente, Don Pedro Garcia Cabrera, con 19 votos dos en blanco y uno a favor de del Sr. Gonzalez y F. Trujillo; para 6º teniente, D. Santiago Alberto Hernandez, con 19 votos y dos en blanco; para 7º Teniente de Alcalde, Don Salvador Díaz Ferreira, con 20 votos y dos en blanco; y para 8º Teniente, don Manuel Guadalupe [Pérez], con veinte votos y uno en blanco.

En el momento de emitir su voto el Sr. [Moisés] Cova [Hernández], hace uso de la palabra el Sr. [Francisco] Rodríguez Guanche, quien dice que habiendo anunciado en la anterior sesión el Alcalde dimitido [FRANCISCO MARTÍNEZ VIERA] que la mayoría del Ayuntamiento renunciaría a sus cargos, pide que por dignidad y ser una aspiración del pueblo, dimita su cargo de concejal el Sr. [Moisés] Cova [Hernández].

Este le replica que renuncia a la Tenencia de Alcaldía, por ser un cargo que le había conferido el anterior Ayuntamiento; pero como su acta se la debe al pueblo que lo eligió y este le pide que siga en el ejercicio de sus funciones no puede dimitir.

El Sr. [Francisco] Rodríguez Guanche se da por conforme con la explicación dada.

La Presidencia en consecuencia de la votación obtenida por señores designados anteriormente, proclama para las Tenencias de alcaldía que se citan, a los señores que han obtenido la votación más alta anteriormente registrada.

El Sr. Presidente dice que no por deber, sino por una necesidad nacida de sus afectos, dá las gracias a los señores que le han elevado a la Alcaldía. Desde ella imprimirá a su gestión el mismo derrotero en los cargos desempeñados.

Cree no debe escapar a nadie que en esta interinidad que impone la convocatoria para elecciones municipales, escasa va a ser su labor, por lo que solo remarca en este momento la índole política del acto. Pues en los días subsiguientes al 16 de febrero en los que tuvieron que recoger el poder del medio de la calle, anunció desde los balcones de este Ayuntamiento que aquel acto no tenía otra significación sino la de que el pueblo de Tenerife había vuelto a ser dueño de la Casa del Pueblo, la que por tradiciones se había convertido en madriguera de inmoralidades. Aquel acto, fijo, fue solo la anticipación del hecho que plasma su realidad.

Ahora puede decirse que hay un Ayuntamiento auténticamente republicano, que ha de satisfacer las necesidades puesto que solo viene a interesarse en la administración honrada de la comunidad.

Poco podrán hacer, no obstante, se preparará la labor necesaria. Anuncia que ellos darán todas las facilidades y tienen la seguridad de que el pueblo sentirá la sensación de que existen hombres bien intencio0nados que administrarán sus intereses sin favoritismo ni compadrazgo, que fue el padrón de ignominia del anterior Ayuntamiento.

Afirma que estarán en el Ayuntamiento mientras tengan la confianza del pueblo y que se retiraran tan pronto aquella les falte.

Agrega que tiene sentido de responsabilidad y sabe que cuando el pueblo arrebata los mandatos conferidos, no puede estarse con dignidad ni un segundo en los puestos que se usufructuaran.

El Sr. [Pedro] Garcia Cabrera dice que sin necesidad de hacer manifestaciones políticas, debe decir que estamos a merced del pleamar de los movimientos de opinión, y que defenderán la misma trayectoria del Frente Popular.

Para realizar con interés el programa que se confeccione estarán juntos a los republicanos, pero el día, en que no pudieran continuar en esa actitud, seguirán en sus escaños como elementos de oposición.

Mientras tanto agrega, nuestro esfuerzo será el de elaborar en el programa común que se trace para salvar la debacle que pesa sobre el Ayuntamiento, preparando la gestión a la Corporación que les suceda.

Se refiere a que la economía municipal está rendida por lo que difícil será salir airosos, so pena que se siga un plan de restricciones para poder roer el hueso que les han dejado, ya que la pulpa se la llevaron los otros.

Como quiera que el orden del día es amplio y reconoce que los nuevos concejales designados, deben estudiar los asuntos que comprende, procede que se suspenda la sesión, continuándola en el día de mañana, para despachar estos asuntos y no dejar en suspenso la vida administrativa del Ayuntamiento.

1 comentario en “ELIGIENDO TENIENTES DE ALCALDE DEL FRENTE POPULAR

  1. El concejal Francisco Rodríguez Guanche, en representación del Partido Comunista, formaría parte del contingente de presos gubernativos canjeados desde Fyffes a la «zona roja» (Barcelona) en agosto de 1938.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.