REPULSIVOS DOCUMENTOS


 

Los que hemos sido sufridores de aquella asignatura obligatoria denominada Formación del Espíritu Nacional, hubimos de tragarnos la sandez de que la Falange era una minoría selecta inasequible al desaliento.

Asignatura que hubimos de cursar en todos los años del bachillerato, y durante tres cursos en la Universidad, junto con la Religión Católica.

Asignaturas impartidas por falangistas y curas, respectivamente, de las que teníamos que pasar los preceptivos exámenes y aprobar, para poder obtener los correspondientes títulos académicos.

Cabe preguntarse que aportaban tales enseñanzas al ejercicio profesional de un químico.

Nos presentaban a los falangistas como hombres honestos casi ascéticos, uniformados con su camisa de color azul, «un color neto, entero, serio y proletario», que nos iban a conducir por el Imperio hacia Dios, dios que nos había hecho la gracia de darnos un caudillo invicto.

Por otro lado, no hemos hartado de ver como se han publicado, hasta la saciedad, los horrores cometidos por los rojos, mientras se han ocultado sistemáticamente las iniquidades de los naZionales

Sin proponérmelo, he ido encontrando documentos descriptivos de tropelías cometidas por falangistas, que he ido aflorando.

Dichos documentos desmienten categóricamente las monsergas de honestidad y ascetismo falangistas.

A medida que avanzo en la pesquisa de papeles en el Archivo, me voy percatando de que individuos de toda laya formaron parte de aquellas escuadras falangistas, que marchaban prietas las filas, junto a muchos otros fascistas.

Individuos entre los que posiblemente había escuadristas biempensantes, que confiando en los ideales de JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA Y SÁEZ DE HEREDIA, que se creían su propia propaganda de unidad de destino en lo universal, proclamando un imperio cuyo espíritu derivaba de Isabel y Fernando, en una clara tergiversación de la Historia.

Cantaban a la muerte, cara a un mañana de Patria, Justicia y Pan.

PAN que no llegaba al pueblo menesteroso.

JUSTICIA que condenaba en inicuas sentencias a centenares de miles de españoles

Mientras eran fusilados cara al sol, otros tantos miles de españoles.

PATRIA que repartía el botín de guerra entre los vencedores, y compelía al triste exilio a otros cientos de millares de de españoles.

Aquella FALANGE expropiada y adherida sumisamente a FRANCISCO FRANCO, transformada en F.E.T. DE LAS J.O.N.S., alejada de JOSÉ ANTONIO, tenía entre sus filas sicarios, asesinos, torturadores, ladrones, abusadores, alcohólicos, sin respeto alguno por la vida ajena.

La hez de la tierra.

Varios de aquellos falangistas se pasaron tanto de la raya, que los propios tribunales franquistas hubieron de someterlos a procesos o indagaciones.

Tribunales que aún procurando hacer la vista gorda, no pudieron hacerla del todo.

Desde el caso de El Hierro en que unos falangistas se le bebieron abusivamente unas cervezas a un tendero de Taibique,

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2008/11/03/falangistas-bebedores-de-cerveza-ajena-en-el-hierro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/09/11/jefe-de-falange-simulaba-fusilamientos-en-el-hierro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/09/12/impulsado-por-altos-sentimientos-nacionales/

 

pasando por el falangista azotador de una joven desnuda en Granadilla,

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/01/06/cuatro-informes-del-fiscal-miguel-zerolo/

 

o los falangistas LUIS CASAÑAS GONZÁLEZ DE CHAVES y MANUEL SUAREZ GARCÍA, homicidas del desdichado epiléptico MANUEL SOCAS GARCÍA en La Orotava, absueltos en la causa 324 de1937 (5161-159-18), hasta los violadores de una joven de 14 años en Santa Úrsula.

 

No obstante, en esta cámara de los horrores en que me he introducido, el documento que me ha resultado extremadamente repugnante, ha sido el del depravado pederasta FUMEQUE, que contagia su blenorragia a una niña de la que abusaba.

Debo decir que cuando lo descubrí en el Archivo, sentí tanto asco que no pude evitar cerrar el legajo, recoger mis bártulos y marcharme para casa.

Al día siguiente, más sereno, tras recapacitar, decidí volver al Archivo y copiar los documentos con mi cámara digital, venciendo mi natural repugnancia.

He afrontado la tarea de transcribirlo con estoicismo.

He consultado el tema con amigos y amigas, que no han podido menos que horripilarse al conocer el hecho descrito en el documento.

Sin embargo, me han animado a publicarlo.

Lo que me provoca especial repelús es la repugnante turbiedad del asunto.

Aunque hay que reconocer que tal carácter es de menor cuantía comparado con los fusilamientos y desapariciones.

Otro aspecto a tener en cuenta es que con toda probabilidad, si aquel FUMEQUE, protagonista de semejante hazaña, tuvo descendencia, sus hijos y nietos desconozcan tales antecedentes.

Pero esto no debe preocuparme ni importarme.

Los hijos no pueden ser considerados responsables y/o culpables de las fechorías de sus padres, salvo que coadyuvaran a ellas, o se lucraren del resultado de las mismas.

Lo que me preocupa es que la repulsividad del tema puede herir la sensibilidad de los lectores.

Como información complementaria, debo enfatizar que al transcribir ese repugnante documento, deliberadamente, he ocultado el nombre verdadero de la niña víctima del falangista pederasta.

He sustituido sus datos personales por un nombre ficticio, tan alejado de su verdadero nombre que considero imposible que pueda ser relacionado hasta por propios familiares, salvo que éstos ya conocieran del horrendo hecho.

De igual modo había ya procedido en el caso de la muchachita violada en Santa Úrsula por los falangistas JOSÉ PADILLA PÉREZ y JOAQUÍN YUMAR GUTIÉRREZ, condenados a seis años, y rápidamente exonerados al haber sido perdonados mediante escrito, por el analfabeto padre de la jovencita mancillada.

Así consta, datado en los años triunfales de 1938 y 1939, en los documentos de la causa 39 de 1938, [5439-177-32], publicados en

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2010/11/18/1221938-certificando-violacion-de-una-menor/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/01/06/cuatro-informes-del-fiscal-miguel-zerolo/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/04/25/consejo-de-guerra-a-puerta-cerrada-861938/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/16/perdon-irrevocable-de-los-violadores-de-una-menor/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/05/29/extinguida-la-pena-de-los-violadores-causa-391938/

 

Circunstancialmente me ha llamado la atención que el tal FUMEQUE era asimismo natural de Santa Úrsula.

Lo cual no deja de ser una simple coincidencia curiosa.

A pesar de las precauciones adoptada por mí, si la víctima o sus familiares tuvieran conocimiento de tal «hazaña falangista» por medio de mi artículo, solamente ella y ellos tendrían derecho a reclamarme que lo publicara en toda su integridad, desvelando el verdadero nombre.

Las víctimas tiene todo el derecho a ser respetadas y reconocidas, porque entre otras cosas, además de haber sido atemorizadas y haber vivido con el terror en el cuerpo y en la mente, se han visto vilipendiadas, y, sobre todo, desasistidas e ignoradas por la sociedad y por la Historia.

Es hora de su reivindicación y resarcimiento.

Debo reconocer que al haber adoptado tales precauciones, he faltado a uno de los principios de la Recuperación de la Memoria: conocer todos los nombres de las víctimas.

Pero es una cuestión de sensibilidad personal.

Nombres que lamentablemente nunca conoceremos en su totalidad.

Los verdugos han disfrutado del fruto de sus fechorías, y han sido elevados en la escala social, siendo exaltados como conspicuos personajes.

Ya va siendo hora de que se conozcan sus fechorías.

Fechorías que puede que sean ignoradas por sus descendientes.

Si estos no son de la misma calaña que su antecesor, – que algunos lo son – lo menos que deberían hacer es lamentar su ascendencia.

Y los que estén disfrutando de las herencias ilícitamente obtenidas por sus ancestros, deberían compensar a las víctimas expoliadas.

Espero no haber herido demasiado la sensibilidad de los lectores de tal documento.

Ya he contado, que a mí me afectó de tal modo su descubrimiento, que me resultó insoportable continuar ese día mi trabajo investigador en el Archivo.

A pesar de todo, he decidido publicarlo y difundirlo en Internet.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/06/16/causa-122-de-1938-5628-183-25/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/06/19/si-se-lo-decia-a-alguien-le-pegaria/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/06/20/la-contagio-de-flujo-gonococico/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/01/06/cuatro-informes-del-fiscal-miguel-zerolo/

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.