MEDALLA DE PLATA AL TENIENTE GENERAL JOAQUÍN GARCÍA PALLASAR


En el número 6843 de fecha 19 de julio de 1957, del periódico tinerfeño EL DIA ÓRGANO DEL MOVIMIENTO NACIONAL- SINDICALISTA EN TENERIFE, se publicó una amplísima crónica de los actos celebrados con ocasión de conmemorarse el XXXI aniversario del Glorioso Movimiento Nacional

Los titulares de esta crónica periodística eran éstos:

 

Homenaje de Santa Cruz de Tenerife al Ejército

En el Parque Municipal fueron impuestas Medallas de Oro de la Ciudad a los regimientos de Infantería y Artillería, y la de plata al teniente general García Pallasar

El Capitán General pronunció un vibrante discurso en el que destacó los lazos tradicionales entre el Ejército y el pueblo tinerfeño

Bendición y entrega de la Ciudad Juvenil

“Luís Moscardó”, y emisora “Radio Juventud de Canarias”

Brillante recepción en Capitanía General

 

El relato del acto de Imposición de Medallas fue del siguiente tenor:

IMPOSICION DE MEDALLAS EN EL PARQUE MUNICIPAL

A las once de la mañana, en el Parque Municipal se celebró el patriótico acto de imponer las Medallas de Oro de la Ciudad a las Banderas del Regimiento de Infantería de Tenerife núm. 49, Mixto de Artillería núm. 7, así como la de Plata al teniente general don Joaquín García Pallasar, condecoraciones que fueron concedidas por acuerdos de la Corporación Municipal en atención a la actuación de dichos Regimientos en la iniciación del Movimiento y a su comportamiento en los frentes de batallas, y teniendo en cuenta los méritos contraídos por el general García Pallasar, figura relevante en la guerra de Liberación.

El acto se celebró en el paseo situado entre las calles de Méndez Núñez y Numancia, estacionándose a uno de los lados una compañía del Regimiento de Infantería de Tenerife, núm. 49, y una batería del Regimiento de Artillería, al mando de sus respectivos capitanes.

Se hallaban presentes en dicho acto el teniente general don Joaquín García Pallasar; Gobernador Militar, señor Bardaxí Moreno Navarro; general subinspector, señor Machado y Méndez Fernández de Lugo; comandante de Marina, señor Sanz y García de Paredes. Concurrieron Jefes de las distintas Armas y dependencias de la guarnición.

Del elemento civil asistieron el Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, señor Marín Martín; presidente de la Audiencia, señor Del Campo Llarena; Fiscal, señor Muñoz Serran del Castillo; Delegado de Hacienda, señor Molowny Real; alcalde de esta capital, señor Robayna Galván; presidente accidental del Cabildo y alcalde de La Laguna, señor Arbelo Padrón; presidente accidental de la Mancomunidad, señor Cruz García; rector accidental de la Universidad, señor Ortego Costales; Delegado Provincial de Información y Turismo, señor Pérez Llombet; jefe de Telégrafos, señor Moya; Delegado Provincial de Sindicatos, señor Gutiérrez Abejo; Delegada de la Sección Femenina de Falange, Consejo Provincial y otras representaciones.

A la hora señalada llegó al Parque Municipal el Capitán General, señor López Valencia, quien, acompañado del Gobernador Militar, pasó revista a las fuerzas allí formadas, saludando seguidamente a las autoridades.

A continuación, por el secretario del Ayuntamiento de esta capital, don Tomás Hernández, se dio lectura a los acuerdos tomados por el pleno de la Corporación, concediendo las citadas condecoraciones.

Terminada la lectura, el alcalde, señor Robayna Galván, pronunció las siguientes palabras:

Excmos. e IItmos. señores: Constituye un señalado honor para mí, como Alcalde-Presidente del Excmo. Ayuntamiento de este capital, dar cumplimiento en este acto al acuerdo consistorial por el que, según acabáis de oír y por las razones que en dicho acuerdo se consignan, se concede a tan excelsas representaciones y a tan destacada personalidad la más alta distinción que la ciudad puede ofrecer.

La Medalla de la Ciudad, ahora conferida a las Banderas de los Regimientos de Infantería y de Artillería de Tenerife, los mas antiguos de la guarnición de esta plaza, sólo ha sido otorgada en su más alta categoría, la de Oro, a S. E. el Jefe del Estado, Generalísimo Franco, que se dignó aceptarla cuando, instituida por la Corporación, le fue, por especial acuerdo, concedida. Y ha querido también el Ayuntamiento que me honro en presidir, patentizar su afecto y admiración a las Armas y Cuerpos de esta guarnición, concediendo a un digno soldado, el teniente general Excmo. señor don Joaquín García Pallasar, la Medalla de Plata, tanto por los méritos y circunstancias que en su persona concurren, cuanto por representar y simbolizar las más altas virtudes castrenses y ciudadanas.

Siempre existió en las Islas Canarias una estrecha unión entre el Ejército y el pueblo, compenetración que fue aún mayor en esta ciudad de Santa Cruz de Tenerife, que nació y creció a la sombra de sus primeros castillos y fortalezas. La especial situación de estas islas, geográficamente alejadas de la madre Patria y enclavadas en la ruta de América, determinó que se cebara en ellas la codicia de los poderosos. Y también ello determinó que sus defensas fuesen materialmente fortalecidas, que fuesen creadas las Milicias de Canarias, de la misma entraña del pueblo surgidas, que habrían de transformarse sucesivamente en regimientos provinciales y en el Ejército Territorial de Canarias, cuya organización se mantuvo hasta el comienzo del actual siglo.

Y de la misma manera que estas Milicias estuvieron primero al mando de los «Gobernadores Letrados» antes de pasar a depender de los Capitanes Generales, también éstos, sin preterir sus funciones castrenses, atendieron a otras de carácter civil, pues, casi sin excepción, los Capitanes Generales fueron, en cierta manera, Alcaldes honorarios de esta ciudad, que contribuyeron en forma decisiva, cuando no realizando obras directamente, al desarrollo y engrandecimiento de esta capital.

Todo esto es lo que motiva este homenaje, que aunque limitado a dos simbólicas banderas y a un ilustre soldado, hay que entenderlo como extensivo a cuanto las primeras en este momento representan, o sea, a las Armas todas y Cuerpos de la guarnición de esta plaza, y en cuanto es el segundo, como todos los jefes y componentes de esas Armas y Cuerpos, espejo de patrióticas virtudes.

Excmo. señor Capitán General de Canarias; Yo os ruego, con la representación que ostento, que hagáis llegar ante S. E. el Jefe del Estado la expresión de la adhesión, hacia su persona y las instituciones que representa, de esta ciudad, cuyo mayor orgullo es el de ser y sentirse profundamente española»,

El señor Robayna Galván, cuyas últimas palabras fueron subrayadas por una gran salva de aplausos, procedió seguidamente a hacer entrega de las Medallas correspondientes al teniente general García Pallasar y a los jefes de los Regimientos de Infantería y Artillería.

Al terminar sus palabras el alcalde, señor Robayna, que fue calurosamente aplaudido, procedió a imponer la Medalla de Plata de la Ciudad, al general don Joaquín García Pallasar. A continuación, hizo entrega de las de Oro, a los coroneles del Regimiento de Infantería de Tenerife y de Artillería de Costa, señores García Rivas y Salas Bonal, que se hallaban presentes en dicho acto. El numeroso público estacionado en las proximidades del paso donde se celebraba la ceremonia, prorrumpió en nutridos aplausos.

Como puede verse en el párrafo subrayado, el Alcalde Gumersindo Robayna Galván, estaba falseando la historia.

Es cierto que la primera Medalla de Oro de la Ciudad había sido concedida al Generalísimo Franco, pues así ha quedado acreditado por el acta de 20 de marzo de 1939 .

Pero es absolutamente falso que la Medalla de Oro de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife hubiera sido concedida sólo al Generalísimo Franco.

El mismo 20 de marzo de 1939 había sido concedida la segunda Medalla de Oro de la Ciudad a Don SANTIAGO GARCÍA SANABRIA, si bien a título póstumo, pues había fallecido el 17 de mayo de 1935.

Y ha quedado acreditado que el 20 de septiembre de 1939, fue otorgada la tercera Medalla de Oro de la Ciudad, a VICENTE SERGIO ORBANEJA, Gobernador Civil en aquella fecha.

¿Por qué mintió el Alcalde Gumersindo Robayna Galván, en su discurso de 18 de julio de 1957?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s