PORTADA DEL NÚMERO 11 DE EL SOLDADO ROJO


¡Soldados! ¡Formad los comités de cuartel!

EL SOLDADO ROJO

Periódico comunista para los soldados y marinos * Núm. 11

 La lucha unida de los hijos del pueblo

 

Hay una gran batalla empeñada: de un lado los obreros y campesinos, los empleados, los intelectuales honrados, todos los antifascistas, y de otro, los explotadores, caciques y ladrones, jefes de la Iglesia, y Jefes reaccionarios del Ejército, El pueblo lucha por el pan, por la libertad, por poder vivir. Los bandidos fascistas, ayudados por las fuerzas de represión, por los militares reaccionarios, quieren para nuestro país, un régimen de esclavos, de hombres privados de libertad y derechos para mejor explotar al pueblo laborioso y a las capas resistentes de la intelectualidad.

Esta lucha no comienza ahora. Es ya desde hace tiempo. Con la República el pueblo creyó encontrar el bienestar a que tiene derecho. Tanto los elementos de la Monarquía, volvieron a mandar, arrasando a sangre y fuego, las pequeñas conquistas alcanzadas, En el campo jornales de 1,50 y 23 pesetas, el odioso cacique a sus andadas de bandido, en las ciudades paro y más paro, hambre y más hambre. Las cárceles llenas de de gente honrada, mientras gozan de de completa libertad los ladrones de «straperlo»; y vino0 Octubre, porque los trabajadores cansados de tanto atropello, tanta infamia, viendo como la negra reacción avanzaba para tomar el poder, no tenía otro medio que tomar las armas para defender su libertad y su vida.

Nos ha costado mucha sangre y muchas vidas; pero la reacción no ha triunfado como hubiese sucedido si los trabajadores no cerraban el paso.

El pueblo no está derrotado ni mucho menos; buena muestra es los innumerables mítines y concentraciones. que hay los pagos por toda España. Miles y miles de ciudadanos acuden a los mítines obreros y republicanos. Y lo que es bueno, que todos los antifascistas están unidos, no se combaten entre ellos. Toda su fuerza contra la reacción, contra Gil robles, verdugo mayor de España. Los obreros están más unidos que nunca, como hermanos que son, frente al enemigo común: los ricos y sus lacayos

El pueblo grita sus ansias de libertad, de pan, de justicia. Aunque están abiertas las terribles heridas de la feroz e inicua represión de Octubre, el pueblo sabe muy bien que solo con la lucha se puede , que solo peleando y siendo activos, se puede alcanzar el pan y la libertad. En este camino el pueblo triunfará, y habrá pan y libertad en este país del hambre y la tiranía.

Bien claro que los reaccionarios y fascistas, los enemigos de los trabajadores no están pasivos. Tienen el poder en sus manos, tienen las vendas del Ejército, de los tribunales, de la guardia civil y demás asesinos de trabajadores. Aunque la mayoría del pueblo está contra ellos, aunque se ha descubierto que roban descaradamente desde el Gobierno, no sueltan el poder. No lo sueltan, porque pasado este a las manos del pueblo, que es a quién pertenece realmente, se acabó  los robos, se acabó los jornales miserables, se acabó que los reaccionarios y fascistas hagan lo que quieran con los trabajadores martirizados y hambrientos.

Como Gil Robles no cuenta con la mayoría del pueblo, como sabe que la mayoría de la nación lo odia y aborrece, piensa que para sostenerse en el poder, uno de los medios es dar un golpe de estado militar. Por eso ha puesto en los mandos del ejército, a generales monárquicos y reaccionarios, al frente de los regimientos a compinches de sus camaradas. Por eso echa del ejército a los jefes y oficiales republicanos, a las clases que no olvidad que su misión es estar con las masas populares, Está claro que esta política de Gil robles tiene a quitar estorbos, es decir, a quienes en el ejército se cruce en su camino, que le digan alto ahí, nosotros estamos con el pueblo nuestra fuerza al servicio de él!

Por eso también ordenó a los jefes y oficiales reaccionarios, digan a los soldados lo bueno que es la reacción, hagan propaganda contra el comuni8smo y el antifascismo. Pero como esto es poco, los soldados, hijos del pueblo, saben lo que es la reacción, prohíben la lectura de periódicos obreros y antifascistas, castiga a quien se ocupa de política, es decir la lucha de sus padres y hermanos.

Gil robles quiere un ejército dócil, con jefes fascistas y soldados que no hagan otra cosa que lo que estos jefes fascistas manden, contra el pueblo, a favor de los explotadores de esta lepra que come la sangre del pueblo, que nada queremos con la reacción, que queremos también pan y libertad; estamos en nuestro puesto, junto a nuestros hermanos.

LA reacción no nos engaña, hemos sufrido muchos sus dentelladas para olvidarlo tan fácilmente. Se equivocan Gil robles y sus mesnadas, Nosotros con el pueblo, Nosotros contra el golpe de Estado, si pretenden hacer este crimen, sepan que los soldados son hermanos de los obreros y campesinos de Asturias, de Euzakadi, de Andalucía y Extremadura,

__________________________________

 

Hablan los soldados italianos del frente.

¡El fascismo nos asesina! ¡No le deje degollar a la Humanidad!

 

Cf.: ATMTQ 4012-161-22.- Causas 28 y 314 acumuladas.- Folio 19.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.