DECLARACIÓN DE RODRIGO COELLO MARTÍN EN CAUSA 70 DE 1934


Z.4,041,453

8

 

Declaración del paisano RODRlGO COELLO MARTIN

 

En Santa Cruz de Tenerife a doce de Octubre de mil novecientos treinta y cuatro ante el Señor Juez y presente Secretario, compareció el testigo expresado al margen, a quien se Ie hicieron las prevenciones del artículo 451 del Código de Justicia Militar, y enterado, fue exhortado a decir verdad: Interrogado a tenor del artículo 453 del citado Código, dijo: Llamarse como queda expresado al margen natural de Santa Cruz de Tenerife provincia de Santa Cruz de Tenerife de veintinueve años de de edad de estado casado y de profesión Electrisista.

Preguntado convenientemente dijo: Que el dia de ayer estuvo hasta las cinco y media de la tarde en la Compañía Electrica donde trabaja, y al salir de esta fue al Bazar Colon y despues a la Farmacia de Trujillo donde hlzo una compra de guata, que al salir de Ia Farmacia fue a la Calle de Miraflores nº 102 donde suele pasar las tardes, donde viven tres familias y donde se encuentra Ia Imprenta Obrera, y en Ia cocina de dicha casa estuvo reunido con varias personas entre las que se encontraban Brígida Alfonso, su hermana y el marido de Ia primera, estando alli hasta las seis y media poco más o menos; Que salió en el momento que llegaba un Chofer llamado Arturo, a quien conoce el declarante por Gordillo, pero no sabe si este es su apellido, o si se llama Hidalgo y juntos fueron a dar un paseo en el Auto de dicho Chófer con quien estuvo en varios sitios tomando unas copas, y a las ocho y media aproximadamente se separaron, yendo el declarante a pie en dirección de su casa por Ia Calle de Teobaldo Power, cuando se encontró con un individuo a quien conoce de vista que cree que es del Puerto, quien Ie entregó unos manifiesto que el declarante cogió y guardo en el bolsillo; Que el individuo le dijo que cogiera los manifiestos comprendiendo el declarante que se los daba para que los repartiera, aunque el declarante no lo hizo, sino que los guardó en el bolsillo; Que despues de cenar estuvo un rato en la puerta de la casa de Ia Calle de Miraflores antes citada hablando con Carmela Afonso y otra chica llamada Pepa, y a los pocos momentos fué a la plaza del Hospital Militar donde se reune mucha gente para oir Ia Radio de una Sociedad que hay en dicha plaza, y al terminar Ia emisión se marchaba en compañía de Candelario Valentin y Antonio Espinosa, cuando los detuvo el Sr. Araguas, diciendoles que subieran al automovil, y una vez dentro de este, recordó el declarante que tenia los manifiestos en el bolsillo, y trato de arrojarlos en cuyo momento el guardia que guiaba el coche lo vió, y entonces se Ie quedaron al declarante los manifiestos dentro del coche.

Preguntado si los manifiestos se los entregaron doblados dijo: Que se los entregaron arrollados, y despues en su casa el declarante los dobló uno por uno y se los guardó en el bolsillo;

Que no recuerda si los leyó o no, pues estaba algo mareado, y que los manifiestos que se Ie ocuparon son los mismos que se les exhiben.

Preguntado si recuerda lo que Ie dijo el individuo que le entrego los manifiestos dice: Que cree Ie dijo «toma, esto es del Puerto» o cosa parecida, pero sin poderlo precisar exactamente pues si hubiese estado fresco seguramente no los hubiera cogido.

Preguntado si puede determinar las señas personales del individuo que le entrego las hojillas dijo: que es de estatura mediana y pelo rubio, pero no sabe ni el nombre ni los apellidos.

Preguntado que quiere decir en una libreta que se Ie ha ocupado una nota que dice «Cabo propone que se haga campaña antibelica dijo: Que el declarante es redactor del periodico «En Marcha» y la nota expresada que está escrita de letra del declarante quiere decir que varios suscriptores del Barrio del Cabo deseaban que el citado periodico se hiciese campaña antibélica.

Preguntado que finalidad tiene un cheque de cuatro mil trescientas cincuenta pesetas contra el Banco de Bilbao que se la ha ocupado dijo: Que el declarante es Secretario del Comité Adminis

Z.4,080,689

9

trativo del Taller Colectivo del Sindicato de Obreros Tabaqueros, y el referido cheque se lo entregaron para que lo hiciera efectivo a fin de comprar material para servir un pedido a la Compañía Canariense Marroqui residente en Barcelona, pero el declarante que fuée el que extendió el cheque se equivoco al llenarlo y puso donde dice paguese a, en lugar de al portador Sindicato de Obreros Tabaqueros, y como este es el titular de la cuenta hubo que anular dicho cheque o mejor dicho como no se puede cobrar por la indicada razón.

Preguntado si el numero de hojillas que le entregaron era el de once que se le ocuparon dijo: Que seguramente debe ser ese numero porque el declarante no repartio ninguno, ni siquiera a los que estaban con él en el momento de detenerlo  que son los de mas confianza del declarante.

En este estado se dió por terminada esta declaracion, que leyó el declarante por si, Ia hallo conforme, afirmandose y ratificándose en su contenido, firmandola con SªS.  y haciendose constar que la presente declaracion queda extendida en el presente folio y otro de lamisma serie numero cuatro millones cuarenta y un mil cuatrocientos cincuenta y tres. De todo lo cual doy fé.

Francisco Sánchez Pinto                                                               Rodrigo Coello

Eduardo Rossi

 

Cfr.: ATMTQ 3437-143-24 Causa 70 de 1934.- Folios 8 y 9.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.