PABLO IGLESIAS POSSE


PABLO IGLESIAS POSSE nació el 17 de octubre de 1850 en Ferrol, siendo su madre JUANA POSSE, natural de Santiago de Compostela, y su padre el orensano PEDRO IGLESIAS, un modesto peón del Ayuntamiento ferrolano, que fallece en 1861.

Es el segundo vástago de un total de tres habidos: ELISA, PABLO y MANUEL.

La niña ELISA había fallecido antes de nacer PABLO.

Al quedar viuda, JUANA POSSE, malvende sus escasos bienes y decide emigrar a Madrid con sus dos niños, – PAULINO como ella llamaba a su hijo que aún no había cumplido los diez años, y MANUELÍN de seis -, con la esperanza de acogerse a la ayuda de un familiar que estaba al servicio del conde de Altamira. Ella y Pablo hacen el camino a pie, mientras Manuelín lo hace en un carromato con los pocos enseres familiares.

Hoy, que disponemos de buenas vías de comunicación con Galicia, además de medios de transporte modernos, como trenes y aviones, nos es difícil imaginar y valorar, el enorme esfuerzo que supondría venir caminando, por tortuosos caminos y malas carreteras, desde Galicia a Madrid.

JUANA, a llegar a la capital del Reino y buscar a su pariente en la casa del conde de Altamira, recibe la noticia del fallecimiento de su familiar.

JUANA tiene que dejar a sus dos hijos en el Hospicio de San Fernando, y se busca la vida trabajando como lavandera.

LA INFANCIA

La infancia de PABLO, familiarmente PAULINO, es de una tristeza extrema.

En el hospicio aprende las primeras letras y el oficio de tipógrafo, aumentando su cultura leyendo todo lo que caía en sus manos.

A los doce años se evade del hospicio, y trabaja en varias imprentas.

Ve morir a su hermano MANUEL, con catorce años, a causa de la tisis provocada por el frío, el hambre y la miseria.

PABLO TIPÓGRAFO

En 1870 PABLO ingresa en la Sección de Tipógrafos de la Federación Madrileña de la Internacional, formando parte del Consejo Federal de la Región Española de la misma al año siguiente, en 1871.

Colabora en el periódico La Solidaridad y es miembro del Comité de Redacción de La Emancipación.

En 1873 ingresa en la Asociación General del Arte de Imprimir, llegando a ser Presidente de su Junta Directiva durante casi doce años, desde 1874 a 1885.

Recordemos que 1873 es el año de la efímera Primera República Española.

El 2 de mayo de 1879, en “Casa Labra”, una pensión de la calle Tetuán, en compañía de dos docenas de militantes, funda el Partido Socialista Obrero Español, ocupando la Presidencia del mismo mientras vivió.

En 1882 participa en la constitución de la Federación Tipográfica Española de la cual sería Presidente a partir de 1885.

 

PABLO EN PRISIÓN

También en 1882, a consecuencia de una huelga, PABLO es ingresado en la prisión del Saladero. Sufriría otras prisiones en los años siguientes.

PABLO POLÍTICO

 

Dirige EL SOCIALISTA desde su publicación en marzo de 1886 hasta 1925, excepto en el bienio 1913-1915.

En agosto de 1888 funda la Unión General de Trabajadores (UGT), de la que fue su Presidente desde 1899 hasta 1925.

En 1889 asiste al Congreso constitutivo de la Segunda Internacional, acudiendo a cuantos se celebraron hasta 1910.

En 1890 celebra, por primera vez en España, el Primero de Mayo, reivindicando la jornada laboral de ocho horas.

En el periodo 1906-1910 ejerce como concejal del Ayuntamiento de Madrid, cargo que repetiría en el cuatrienio 1914 a 1917.

En 1910 es el primer diputado socialista de España, siendo reelegido en cuantas elecciones se celebraron posteriormente (1914, 1916, 1918, 1919, 1920 y 1923).

 

DECAIMIENTO FÍSICO

 

Aquejado por sus enfermedades se ve compelido a reducir, parcialmente, su actividad orgánica en las entidades socialistas, desde 1916.

Al agravarse su estado de salud en 1919 abandona totalmente la actividad orgánica, aunque sigue utilizando su pluma para su labor de propagandista, escribiendo cartas y artículos, siendo un referente ético y moral para los socialistas españoles.

A finales de 1921, contando 71 años de edad, contrae matrimonio civil con su compañera valenciana AMPARO MELIÁ, de 62 años.

El 9 de diciembre de 1925 fallece en la calle Ferraz de Madrid.

A lo largo de su vida escribió millares de artículos y pronunció centenares de discursos en mítines y conferencias.

Su entierro constituyó la mayor manifestación celebrada en Madrid en mucho tiempo.

Cuentan las crónicas que seguían saliendo algunas Sociedades Obreras desde la Casa del Pueblo cuando la comitiva fúnebre estaba llegando al Cementerio Civil, en un inmenso río humano que henchía la calle Alcalá hasta perderse de vista.

Para poder valorar bien la importancia de la dimensión humana de semejante cortejo fúnebre, hay que tener en cuenta que tal acontecimiento tuvo lugar cuando España estaba sometida a la dictadura del General MIGUEL PRIMO DE RIVERA y ORBANEJA, quien en aquel año estaba sustituyendo el primer Directorio Militar (1923-1925) por lo que se denominó Directorio Civil (1925-1930). E intentaba institucionalizar el sistema llenándolo de contenido, remedando el estilo fascista italiano.

Para lo cual ya había creado en 1924, una especie de partido único llamado Unión Patriótica, con políticos civiles, al que se habían incorporado el gallego JOSÉ CALVO SOTELO, el catalán EDUARDO AUNÓS PÉREZ y el andaluz RAFAEL BENJUMEA BURIN.

Este último había sido enaltecido por el Rey ALFONSO XIII, quien le había otorgado la dignidad de CONDE DE GUADALHORCE, mediante este Real Decreto, publicado el 13 de septiembre de 1921, en el número 255 de la Gaceta de Madrid.

Queriendo: dar una prueba, de Mi Real aprecio a D. Rafael Benjumea y Burín, de acuerdo con el parecer de Mi Consejo de Ministros,

Vengo en hacer merced de título del Reino, con la denominación de Conde de Guadalhorce, a favor del expresado D. Rafael Benjumea y Burin, para sí, y sus hijos y sucesores legítimos.

Dado en Palacio a doce de Septiembre de mil novecientos veintiuno.

ALFONSO

El Ministro de Gracia y Justicia

JOSÉ FRANCOS RODRÍGUEZ

* * * * * * * * * *

El Rey ALFONSO XIII devendría en Rey Felón, al permitir con su connivencia, la vulneración de la Constitución, al dar su respaldo al Pronunciamiento de MIGUEL PRIMO DE RIVERA Y ORBANEJA.

* * * * * * * * * *

INDALECIO PRIETO TUERO, en la página 295 de su libro de memorias «DE MI VIDA», ha dejado este relato del impresionante entierro de PABLO IGLESIAS POSSE, en diciembre de 1925:

 

«Marchábamos silenciosos, recogidos dentro de nosotros mismos. Fernando de los Ríos rompió el silencio para decirme:

“Dos hombres han revolucionado por igual la conciencia española: don Francisco Giner y Pablo Iglesias.

¿No lo cree usted?”»

* * * * *

JOSÉ ORTEGA Y GASSET se referiría a estos dos grandes españoles calificándolos como dos «santos laicos».

DON FRANCISCO GINER DE LOS RIOS representaba lo mejor del liberalismo.

PABLO IGLESIAS POSSE era el mejor símbolo del socialismo español.

Y sería en FERNANDO DE LOS RÍOS URRUTI, sobrino de FRANCISCO GINER DE LOS RIOS, donde confluirían ambos legados, siendo el primer socialista que habló de un socialismo liberal, un socialismo humano alejado del materialismo, logrando la fusión del liberalismo de la INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA de FRANCISCO GINER, con el socialismo de PABLO IGLESIAS, en una síntesis plenamente compatible.

* * * * * * * * * *

Otro «santo laico» merecedor de recuerdo por su bonhomía, ha sido FERMÍN SALVOCHEA ÁLVAREZ (Cádiz, 1 de marzo de 184227 de septiembre de 1907), de quien hay referencia en este blog.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s