DOS PALMEROS ACUSADOS DE SEDICIÓN EN 1937


M.9,155,491

Nº 5203 – Legº 170  –  30

 

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS              JUZGADO ESPECIAL

Plaza de Santa Cruz de Tenerife                            Año de 1937

 

 

Juicio Sumarísimo Nº 365 de 1.937.

seguido contra el cabo del Regimiento de Infantería Tenerife número 38, MAXIMO ACOSTA y otros, por presunto delito de sedición.

 

 

Ocurrió el hecho, el día      de Octubre de 1.937.

 

Dieron principio las actuaciones el día 1 de Noviembre de 1.937.

 

 

Situación del encartado. En prisión desde el 12 de Nobre 1937

 

 

Juez Instructor

Secretario

El Comandante de Infantería

El Alférez H. de Infanteria

Don Rafael Lecuona Hardissón.

Don Don Juan Parras Fernandez

 

Cfr.: ATMTQ 5203-170-30.- Causa 198 de 1937.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * *

Con el cabo interino MÁXIMO ACOSTA ACOSTA, fue encartado el soldado JOSÉ VIÑAS MARTÍN.

Ambos eran palmeros.

MÁXIMO ACOSTA ACOSTA era bagañete, nacido y avecindado en Tazacorte.

JOSÉ VIÑAS MARTÍN era natural y vecino de Los Llanos.

 

Habían sido detenidos por unas frases pronunciadas en el comedor de la fonda sita en la calle La Noria número 1.

Al soldado JOSÉ VIÑAS MARTÍN se le atribuyó haber dicho «el movimiento no lo ganamos nosotros, porque ellos tienen mejor aviación».

Mientras que al cabo MÁXIMO ACOSTA ACOSTA, se le imputa haber replicado «desde luego Rusia tiene más gente que Alemania e Italia y si ellos quieren, en dos horas acaban con nosotros, porque con la escuadra solamente pueden con todas las demás naciones, lo que ellos no han querido hacer nada hasta ahora»

El fiscal ANGEL DOLLA MANERA, calificaría los hechos como constitutivos de un delito de EXCITACIÓN A LA REBELIÓN del párrafo 2º del artículo 24 del Código de Justicia Militar, solicitando la imposición de una pena de prisión mayor y accesorias legales correspondientes.

En 18 de febrero de 1938, serían sometidos al Consejo de Guerra presidido por el coronel JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ.

En este acto, el Oficial tercero honorífico del Cuerpo Jurídico Militar ILDEFONSO SALAZAR DEL HOYO, que actuó como fiscal, mantiene sus conclusiones elevándolas a definitivas, y pide para cada uno de los procesados, como autores de un delito de EXCITACIÓN A LA REBELIÓN, la pena de nueve años de prisión mayor y accesorias legales correspondientes.

El Tribunal los condenaría a la pena de un año de prisión menor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s