DETENIDO PAISANO RICARDO SÁNCHEZ SÁNCHEZ


M.8,737,444

COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS

 

3684                   Legº 150-30

 

Plaza de Santa Cruz de Tenerife              Juzgado de Instrucción

Cusa sumarísima num. 152 de 1.936

 

Delito: Artículo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional.

 

Procesado: Paisano RICARDO SANCHEZ SANCHEZ.

 

Ocurrió el hecho; el dia 12 de Agosto de 1.936.

 

Dieron principio las actuaciones: el dia 13 de Agosto de1.936.

 

En prisión preventiva: el dia 12 de Agosto de 1.936.

 

JUEZ INSTRUCTOR

S E C R E T A R I O
El Capitán de Infantería

El Sargento de Infanteria

D. JOAQUIN VEGA BENAVENTE

D. RAFAEL RIO CALVELO.

Otro Alferez del mismo

Regtoº. Infª Tenerife nº 38.
Don Juan Martinez Cruz

Otro

 

Cfr.: A-TMTQ 3684-150-30 Sumarísimo 163 de 1936.- Cubierta.

* * * * * * * * * * *

El Capitán JOAQUÍN VEGA BENAVENTE, como otros tantos capitanes, cumpliendo órdenes hubo de hacerse cargo de diferentes causas, unas veces como instructor y en otras como defensor.

El 4 de agosto de 1936, el Capitán JOAQUÍN VEGA BENAVENTE declararía como testigo, en la Pieza separada de la Causa 50 de 1936.

El 5 de agosto de 1936, el Auditor de División Coronel JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ da orden al Capitán FRANCISCO ESPEJO AGUILERA, para que se haga cargo de la instrucción de la pieza separada de la Causa 50.

En 25 de agosto de 1936, el comandante SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ, nuevo Instructor de la mencionada pieza separada de la Causa 50, decide procesar al Capitán JOAQUÍN VEGA BENAVENTE.
El 27 de agosto de 1936, el capitán JOAQUÍN VEGA BENAVENTE es notificado de su procesamiento, en el Castillo de Paso Alto.

Del Capitán JOAQUÍN VEGA BENAVENTE, queda bastante documentación por aflorar.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “DETENIDO PAISANO RICARDO SÁNCHEZ SÁNCHEZ

  1. Lo del capitán Vega Benavente fue inaudito. Vega Benavente, Joaquín, fue un pájaro de mucha cuenta. Complicó los primeros momento de la sublevación militar en Santa Cruz de Tenerife poniendo a disposición del Cuartel de Asalto varios telegramas, dictados por el mismo, que naturalmente eran falsos. Sabido ésto por las altas autoridades militares, nunca fue condenado ni llamado a juicio, y sí nombrado para hacerse cargo como instructor y defensor en los juicios condenatorios que se sacaron de la manga aquellos pundonorosos miitares alzados en sedición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s