ACTA DEL CONSEJO DE GUERRA CONTRA ANTONIO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ


 M.8,862,080

28

 

Acta de celebracion del Cinsejo

En Las Palmas a veinticuatro de Octubre de mil novecientos treinta y seis:

Se extiende la presente en cumplimiento de lo preceptuado en el articulo 585 del Actos Codigo para hacer constar:

Que en dicha fecha y siendo las ocho y treinta horas se reunio en la Sala de del Regimiento de Infanteria de Canarias Nº 39 de esta Plaza el Consejo de Guerra ordinario de Cuerpo para ver y fallar la causa instruida contra el procesado Artillero segundo de la Bateria de Montaña Antonio Rodriguez Hernandez por el presunto delito de excitación a la rebelion; dicho Tribunal se hallaba constituido por el Teniente Coronel de Artilleria Don Ernesto Pascual Lascuevas como Presidente; los Capitanes de Artilleria Don Ceferino Puey Perez Don Carlos Lobo Navascuez y Don Guillermo Sisos Pedros y los de igual empleo de Infanteria Don segunda Daniel Rodrigo Macias y Don Antonio Sarmiento Hernandez como Vocales;

Con asistencia del Ministerio Fiscal representado por el Alferez del Cuerpo Juridico Don Pablo Hurtado Izquierdo y del Capitan de Artilleria Don Luis Martinez Mateos como Defensor siendo Vocal ponente el Teniente Auditor de Movilizado Don Luis Piernavieja del Pozo y hallándose presente el procesado.

Leido el apuntamiento por el Instructor en que se dio cuenta de la causa, en Audiencia Publica el Ministerio Fiscal y la Defensa renunciaron a que se diese lectura a cualquier diligencia del sumario; interesando el Vocal Capitan Sisos se leyese la hoja de castigos del procesado.

Seguidamente tanto el Señor Fiscal como el Defensor renunciaron a la practica de cualquier otra diligencia de prueba.

A continuación hace uso de la palabra el Señor Fiscal diciendo que eleva a definitivas sus conclusiones provicionales, toda vez que la prueba de testigos practicada en la causa a instancia del acusado en nada desvirtua los cargos que se a este se imputan; hace la calificación jurídica de los hechos estimando que se hallan indudablemente comprendidos en el delito que define el articulo 240 del Codigo y termina solicitando que por la buena conducta del procesado se le imponga la pena de prisión mayor en su grado minimo o sean ocho años y un dia, con las accesorias legales.

Seguidamente hace uso de la palabra el Defensor quien se extiende en consideraciones acerca de la buena conducta que como militar y mientras sirvió a sus órdenes ha observado el procesado; examina las pruebas practicadas afirmando que cree que las palabras proferidas por el procesado no tuvieron la gravedad que se les achaca; habla de que el procesado se ofreció a marchar al frente cuando lo hizo la Bateria de Montaña, contradiciendo asi la aptitud que se le imputa y termina pidiendo al Tribunal que dicte sentencia con toda benevolencia que sea compatible con la disciplina militar.

Tanto el Fiscal como el Defensor renuncian a rectificar.

Preguntado el encartado por el Señor Presidente si tenia algo mas que exponer Dijo: que nó; quedando inmediatamente reunido el Consejo de Guerra en sección secreta para deliberar y dictar sentencia, de todo lo cual doy fé.

     Vº Bº,

El Presidente

[Firmas someramente rubricadas de ERNESTO PASCUAL LASCUEVAS y FRANCISCO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ.]

 

Cfr.: A-TMT5 – 12893-413-13 – Causa nº 205 de 1936.- Folio 28.

Anuncios

DECRETANDO ELEVACIÓN A PLENARIO DE CAUSA 205 DE 1936


15

M.8,843,588

 

 

D E C R E T O . . .

En Las Palmas, a once de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

RESULTANDO que se instruye la presente causa número 205 de mil novecientos treinta y seis, con el carácter de sumarísimo, contra el artillero segundo ANTONIO RODRIGUEZ HERNANDEZ, por el delito de sedición

RESULTANDO que se han practicado las diligencias propias de esta clase de procedimientos.

CONSIDERANDO que a tenor de lo prevenido en los artículo 655 y 656 del Código de Justicia Militar en relación con el 533 del propio Cuerpo Legal, es pertinente la elevación a plenario de esta causa

SE DECRETA la elevación a plenario de este procedimiento de este procedimiento y la vista en fallo en Consejo de Guerra Ordinario de Cuerpo, continuando durante el nuevo periodo de tiempo el encartado en situación de prisión preventiva. Pasen las actuaciones con toda urgencia al Sr. Fiscal Jurídico Militar para que dentro del término de tres horas evacue el escrito de calificación, quien remitirá lo actuado directamente a su Instructor para que continúe la tramitación ulterior con arreglo a Derecho, é interese de la Autoridad Militar la designación del Personal que ha de constituir el Consejo de Guerra y local, día y hora de su celebración, nombrando como Vocal Ponente al Teniente Auditor de Segunda Movilizado Don Luis Piernavieja y del Pozo.

[Sello ovalado en tinta de la AUDITORÍA DE GUERRA DE CANARIASLAS PALMAS]

2194                EL AUDITOR.

[Firma de RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, someramente rubricada]

 

Cfr.: A-TMT5 12893-413-13.- Causa 205 de 1936.- Folio 15.

ÍNDICE DE LA CAUSA 92 DE 1936 CONTRA AMADEO HERNANDEZ HERNÁNDEZ


 

INDICE DE LAS DECLARACIONES FOLIO
Orden de proceder 1
Declaración de Amadeo Hernández Hernández 2
Auto de procesamiento del Idem ídem. 2
Notificación al ídem. 2
Declaración indagatoria de Amadeo Hernández Hernández 2
Oficio Comisaría de Policía, Las Palmas 2 vº
Telegrama Comisaría Policía Tenerife 2 vº
Certificado de nacimiento. 2 vº
Oficio Sr. Auditor asignando numero 3
Bando publicado declarando el estado de guerra 4
Auto resumen 5
Auto del Sr Auditor 6
Calificación de Fiscal 6 vº
Diligencias de notificación 8
Oficio Auditor 9
Oficio aceptando la defensa 10
Oficio Fiscal 11
Lectura cargos 12
Constitución Consejo 16
Notificación 17
Acta del Consej 18
Sentencia 19
Dictamen del Sr. Auditor 21
Decreto de aprobación 21
Providencia Auditor 22
Liquidación condena 23
Notificación 24
Oficio Artillería 25
  id Auditoría 26
  id Prisión 27

 

Cfr.: A-TMT5.- 7281-232-11.- Causa 92 de 1936 en Las Palmas.- Folio 0 vuelto.

                                            * * * * * * * * * * * * * * *

Este índice se detiene en el folio 27.

La causa 92 de1936 permanecería abierta por orden del Auditor de Guerra JOSÉ SAMSO HENRÍQUEZ. Así lo hace constar éste en el folio 28.

Finalmente el procedimiento archivado con la clave o signatura 7281-232-11, contiene un centenar de folios.

Los documentos contenidos en este procedimiento, dejan en evidencia, contradiciéndola, la falacia, sobre AMADEO HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, publicada por VÍCTOR ZURITA SOLER, en su libraco tan utilizado como referencia histórica.

 

PROCEDE QUE SE ACUERDE DECLARAR PRESCRITA LA ACCIÓN PENAL


                                                                                                            1514

Ref. .408 del 20-9-67

Informando

A prescripción

Del examen de la presente causa nº 96 de 1.937 resulta que el encartado Layo Rodríguez de la Sierra Melo, fue procesado en la misma como presunto autor del delito de rebelión cometido el día 14 de Marzo de 1.937 en la Plaza de Villa Cisneros siendo declarado rebelde por auto dictado el 1 de Abril del mismo año, en cuya situación continúa hasta el 17 de Agosto de 1.967 en que se reabre de nuevo el procedimiento.

Desprendiéndose de lo actuado que la pena presunta imponible fuera la de Reclusión a muerte y teniendo en cuenta que el tiempo transcurrido desde el 14 de Mayo de 1.937, fecha en que se paralizó el procedimiento con respecto a él con la declaración de rebeldía es superior al que exige el Código de Justicia Militar en el art. 249 para cumplir la prescripción del delito.

Procede que se acuerde declarar prescrita la acción penal para perseguir el delito imputado y en consecuencia se sobresea y archive definitivamente las actuaciones en lo que a dicho encartado se refiere.

Santa Cruz de Tenerife, a 26 de Septiembre de 1.967.

EL FISCAL JEFE,

P. i.

[Firma rubricada]

[Sello elíptico en tinta, inserto cabeza abajo, de la FISCALÍA JURIDICO MILITAR DE CANARIAS – Santa Cruz de Tenerife, que lleva en su interior el escudo nacional de águila imperial con el Yugo y las Flechas]

 

Cfr.: A-TMT5 – 8113-260-9.- Causa 96 de 1937.- Folio 1514.

MIL QUINIENTOS TRECE FOLIOS ÚTILES EN CAUSA 96 DE 1937


Iltmo. Señor:

Ordenada la reapertura de esta Causa con motivo de la presentación del procesado DON LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO, se ha procedido a notificarle el auto por el que se le procesa al folio 100 de las actuaciones y se le ha recibido declaración indagatoria.

Del auto de procesamiento y del examen de las diligencias obrantes en el mismo que se practicaron para determinar el grado de responsabilidad de cada uno de los procesados, no se desprende que D. LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO, sea responsable directo de la muerte del Oficial que mandaba la guarnición de Villa Cisneros en la fecha de los hechos.

En atención a esta circunstancia y tiempo transcurrido desde la fecha que ocurrieron los hechos y de la declaración de rebeldía del procesado, tengo el honor de remitir los autos a V.S.I. por si procediese dictar resolución en orden a la perescripón de la acción para perseguir el delito imputado al procesado D. LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO.

Santa Cruz de Tenerife a trece de septiembre de mil novecientos sesenta y siete.

EL COMANDANTE JUEZ.-

[Firma rubricada de JULIO PÉREZ ORTEGA]

 

DILIGENCIA DE REMISION. – En Santa Cruz de Tenerife a trece de setiembre de mil novecientos sesenta y siete. –

S.Sª., dispuso remiitir la presente Causa al Iltmo. Señor Auditor de Guerra de Canarias, constando la misma de MIL QUINIENTOS TRECE FOLIOS UTILES, de que

Doy fé.

 

[Rúbrica de JULIO PÉREZ ORTEGA y firma rubricada de LUIS MIGUEL BARTOLOMÉ, Sargento de Artillería Secretario fedatario.]

 

Cfr.: A-TMT5 – 8113-260-9.- Causa 96 de 1937.- Folio 1513 vuelto

LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO DECLARA EN 1967


DECLARACION INDAGATORIA DEL PROCESADO D. LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO.-

En Santa Cruz de Tenerife a trece de setiembre de mil novecientos sesenta y siete.-

Ante el Juzgado previamente citado comparece el anotado al margen, a quien el Sr. Juez exhortó a decir verdad e interrogado a tenor del artículo 603 del Código de Justicia Militar, DIJO: Que es su nombre el expresado, hijo de Luis y de Loreto, de 51 años de edad, natural de La Laguna (Tenerife), casado, actualmente con domicilio en Santa Cruz en la calle Valencia nº 8, 4º derecha.

PREGUNTADO, para que diga que participación tuvo en los sucesos de la colonia de Rio de Oro el día 14 de Marzo de 1.937, DIJO:

Que a la una de la madrugada aproximadamente del citado día se originó el levantamiento en la que intervinieron los deportados que estaban en Rio de Oro, entre los que se encontraba el declarante, y la guardia de servicio. El resto de la guarnición, estaba en sus respectivos barracones durmiendo. Fueron hacia el fuerte en grupo y después de distribuir las misiones a vida uno de los componentes, el que declara procedió a la detención del Médico Militar del Fuerte, a quien conocía  personalmente y le atendió en unas pequeñas infecciones que tuvo en la piel. No le hizo resistencia y su actuación en el fuerte prácticamente terminó. Como Oficial de la Marina, en unión de Berdejo, otro Oficial, con otros tres o cuatro mas de auxiliares, se dirigieron hacia el estuario, donde tomaron la lancha del practico, a quien obligaron a dejarla, a su disposición, y con ésta se dirigieron hacia el barco (Viera y Clavijo), que se encontraba fondeado en la entrada de la barra. Se acercaron con la lancha, y en atención a la vieja amistad que tenían con el Capitán Don Antonio Pastor, solicitó de él, el Practico que arriase la escala, para subir al barco, como así lo hicieron, y cuando estaban en éste con

                                                                                                                     V 5,495,516

1513

Minaron a la Oficialidad y a los tripulantes a que entregasen el barco lo que hicieron sin resistencia de ninguna clase, y tampoco hubo resistencia por parte de nadie de los que iban dentro del barco. Que unión de Berdejo, dirigieron el barco hasta Dakar, y allí cada uno tomó el rumbo que le pareció bien.

PREGUNTADO, para que diga si fue uno de los jefes que organizaron la sublevación de Rio de Oro, DIJPO: Que intervino en unión de otros, pero no fue el Jefe.

PREGUNTADO, si intervino en el tiroteo que se organizó en la toma del Fuerte o en algún momento hizo uso de las armas, DIJO: Que nó, que no hizo uso de las armas en ningún momento, y éstas se las entregaron la guardia que estaba comprometida, que eran cuatro o cinco fusiles a la iniciación del levantamiento, y que después ya tomaron el fuerte.

PREGUNTADO, cuando se enteró de la muerte del Alférez Malo, DIJO: Que se enteró cuando estaba ya en el barco, cuando habían llegado el resto de los sublevados, vió a Lucio Illada que tenía una pierna herida, y le enteraron de lo sucedido en el Fuerte.

PREGUNTADO, para que diga si en alguna ocasión al hacerse cargo del barco, tuvo necesidad de ejercer presión o malos tratos a alguno de los tripulantes o pasajeros del barco, DIJO: que se redujo su intervención como tiene manifestado a conminarlos de palabra, y no tuvo necesidad de obligarles por la fuerza, es más al Capitán se le dejó en su camarote a pesar de que se negó a unirse a la sublevación, diciéndole que había dado su palabra y que no quería traicionarla.

Que durante el viaje que hicieron hasta Dacar, tampoco hubo el menor problema ni con la tripulación ni con los pasajeros. Que después continuó navegando como Oficial de la Marina Mercante, hasta que terminó la guerra, en que marchó a Colombia y después a Cuba.

PREGUNTADO, para que diga si en la preparación que dio origen a la ocupación del fuerte, había acordado en unión de los Jefes de la misma dar muerte al Alférez Malo, DIJO: Que la muerte del Alférez, fue accidental. Que se había organizado la sublevación de tal forma que no hubiera el menor delito de sangre y el declarante por supuesto sintió que hubiera habido esa desgracia.

PREGUNTADO, si tiene algo mas que decir, DIJO: Que nó.

En este estado el Sr. Juez dio por terminada la presente declaración que leida que lo fue por el propio declarante, que la encuentra conforme y la firma con el Sr. Juez y conmigo el Secretario que certifico.

[Siguen las firmas de JULIO PÉREZ ORTEGA, LAYO RODRÍGUEZ DE LA SIERRA MELO y LUIS MIGUEL BARTOLOMÉ, Comandante Juez Instructor, encartado y Sargento de Artillería Secretario certificador, respectivamente]

Cfr.: A-TMT5 – 8113-260-9.- Causa 96 de 1937.- Folios 1512 vuelto y 1513.

LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO NOTIFICADO EN 1967


NOTIFICACION.-

En Santa Cruz de Tenerife a trece de setiembre de mil novecientos sesenta y siete.- Yo el Secretario, a presencia del Sr. Juez notifique a DON LAYO RODRIGUEZ DE LA SIERRA MELO, el auto obrante al folio 100, por el cual es procesado en esta Causa. Le hice saber que contra dicha resolución podía recurrir por sío por el Defensor que nombrase, ante la Autoridad Judicial y por conducto del Juzgado en el plazo de tres días, a partir de esta notificación. Le requerí para que nombrase Defensor, para que le representara en la Causa, haciéndole saber que podía elegirlo entre los Militares con grado al menos de Oficial, y destino en la Plaza o bien abogado con estudio abierto dentro de esta circunscripción Jurisdiccional, a lo que manifestó que se reservaba el derecho de nombrarlo para cuando fuere obligatorio hacerlo. En prueba de ello, firma la presente notificación con el Señor Juez y conmigo el que doy fé.

[Siguen las firmas de JULIO PÉREZ ORTEGA, LAYO RODRÍGUEZ DE LA SIERRA MELO y LUIS MIGUEL BARTOLOMÉ, Comandante Juez Instructor, encartado y Sargento de Artillería Secretario fedatario, respectivamente]

Cfr.: A-TMT5 – 8113-260-9.- Causa 96 de 1937.- Folio 1527 vuelto.