CROQUIS DE LA PRISIÓN DE FYFFES EN JULIO DE 1946


Cfr:. A-TMT5 9621-306-35.- Causa 129 de 1946. Folio 4.

 

Anuncios

PARA SU EMBARQUE A VENEZUELA


[Instancia sobre papel timbrado, reintegrado con póliza de 8ª clase de 1`50 pesetas y móvil de 5 céntimos]

1284

D.0.421,226*

Excmo. Señor

 

ALFREDO RODRIGUEZ GONZALEZ, mayor de edad, casado, natural de la Victoria de Acentejo, (Tenerife) hijo de Alfredo y Maria, de profesión agricultor, con domicilio en dicho pueblo, a V.E. respetuosamente tiene el honor de exponer:

Que precisándole un testimonio de la resolución recaida en la causa numero NOVENTA Y SEIS DEL AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y SIETE, por delito de adhesión a la rebelión, seguida por el Juzgado Militar de Tenerife, para poderlo unir a la documentación que está tramitando para su embarque a Venezuela, es por lo que ruego y

SUPLICO a la respetable Autoridad de V.E. tenga a bien ordenar se me expida el testimonio de dejo interesado.

 

Es gracia que espero merecer del recto proceder de V.E. cuya vida guarde Dios muchos años.

La Victoria de Acentejo a veinte de Febrero de mil novecientos cincuenta y uno3

Excmo. Señor

[Firma rubricada de ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ]

 

[Al pie]

EXCMO. SEÑOR CAPITAN GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS.-

P L A Z A.

 

Cfr. TMT5 8113-260-9.- Causa 96 de 1937. – Folio 1284.

ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ SOLICITA AMNISTÍA EN 1990


Excmo. Sr.:

 

Alfredo Rodríguez González, natural de la Victoria de Acentejo, provincia de Santa Cruz de Tenerife, con fecha de nacimiento 4 de Noviembre de 1914, hijo de Alfredo y de María, casado, con domicilio en La Victoria de Acentejo Calle Los Cercados nº 19 y con DNI nº 43.349.112, con el debido respeto ante V. E. Expone:

Que habiendo estado enterado de las indemnizaciones a quienes hubieran sufrido privación de libertad en centro penitenciario por actos de intencionalidad política y considerándome preso militar puesto que mi licencia de soldado me fue dada al término de dicha condena me dirijo a V. E. con el fin de darle relación de los acontecimientos que me llevaron a prisión así como de los lugares donde cumplí tiempo de cárcel. Me es imposible recordar otros nombres y fechas concretas.

Fui enviado a cumplir el servicio militar reglamentario en el año 1935 al Sahara español al lugar denominado Rio de Oro, con el grado de soldado en el Cuerpo de Infantería, Batallón de Milicia, 2º Batallón y no pudiendo recordar la compañía, a los 13 meses de servicio y estallar la guerra todos fuimos trasladados hasta Francia puesto que en manera alguna teníamos entrada en España a causa del alzamiento, el traslado se efectuó en barco y ya desde allí entramos a España donde fui reclutado por ejercito republicano haciendo servicios durante tres años en Valencia Madrid y Cuenca . En 1939 termino la Guerra Civil fui cogido prisionero y llevado a Guadalajara donde estuve 15 días, no recordando fechas exactas ni lugar más concreto, de alIi pase a León donde seguí encarcelado 2 meses, ya desde allí fui trasladado a Santa Cruz de Tenerife, Zona de Paso Alto donde permanecí 8 meses para ya pasar definitivamente al lugar llamado Salones de Fais en Santa Cruz de Tenerife donde terminé mi condena después de estar otros 4 años 2 meses y 1 día , calculo que tuve la libertad alrededor del año 1944 donde ya se me licenció como soldado.

Ante lo expuesto a V.E. Ruego que tenga a bien, previas las gestiones oportunas, ordenar se me expida certificación de los periodos de permanencia en prisión asi como desición judicial o resolución que apruebe la aplicación de la amnistía expedidos dichos documentos por la autoridad militar que corresponda puesto que me son necesarios para acompañar a la solicitud de indemnización que espero me corresponda por los algo mas de cinco años que permaneci cumpliendo condenas.

La Victoria de Acentejo a 23 de Julio de 1990.

[Firma rubricada de ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ]

 

[Al pie]

Excmo. Sr. Capitan General de Canarias.-

Santa Cruz de Tenerife.-

Cfr. TMT5 8113-260-9.- Causa 96 de 1937.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

En 1990 ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ ya había cumplido 75 años de edad.

 

Recibida esta instancia suscrita por ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, el ocho de agosto de 1990 es desarchivada esta causa 96 de 1937.

El Fiscal Jurídico Militar emite informe haciendo constar que ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, había sido condenado por un delito de Rebelión Militar en sentencia de 27 de noviembre de 1939, a la pena de TREINTA AÑOS DE PRISIÓN, militar, conmutada posteriormente por la SEIS AÑOS Y UN DÍA DE PRISIÓN.

Añadiendo que procede aplicar los beneficios de la amnistía en esta causa 96 de 1937 a ALFREDO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ.

En auto dictado el ocho de noviembre de 1990, el Tribunal Militar Territorial número 5, acordaría hacer aplicación de los beneficios de la amnistía, declarando extinguida la condena impuesta, así como las accesorias y efectos legales consiguientes, debiéndose proceder a la cancelación de los antecedentes penales por esta causa a todos los efectos.

 

 

 

SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL DE LA CAUSA 190 DE 1936


                                                                                                                       M.8,853,238

33

 

En Santa Cruz de Tenerife a diez y ocho de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

Vista la presente causa numero 190 de 1.936 instruida con el carácter de procedimiento sumarísimo, acuerdo dar a dichas actuaciones el carácter de procedimiento ordinario, y pasen al Señor Fiscal Jurídico Militar de estas Islas para su informe.

EL AUDITOR

[Firma rubricada de JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, precedida por el sello ovalado, en tinta, de la AUDITORIA de la COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS]

 

Fiscalía nº 1230

SEÑOR AUDITOR:

 

El Fiscal dice:

Que presta conformidad este Ministerio al auto de terminación del sumario y no apareciendo debidamente justificada la perpetación el delito perseguido, propone el sobreseimiento de esta Causa provisionalmente, conforme al número 1 del articulo

538 del Código de Justicia Militar, sin perjuicio del uso que de sus atribuciones con arreglo a la LEY de Orden Público estime procedente hacer la Autoridad Militar.

Santa Cruz de Tenerife 19 de Septiembre de 1936.

EL FISCAL.

[Firma rubricada de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, acompañada a su izquierda por el sello elíptico, en tinta, de la FISCALÍA JURÍDICO MILITAR de CANARIAS]

 

Cfr.: A-TMT5 3728-151-39.- Causa 190 de 1936.- Folio 33.

* * * * * * * * * * * * * * * *

Este documento signado por el Fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET, evidencia, una vez más, que este temible personaje se encontraba en Santa Cruz de Tenerife en la fecha indicada, de 19 de septiembre de 1936.

Contradiciendo todas las fabulaciones y falsedades publicadas acerca de su presencia en Francia, junto a la esposa e hija de FRANCISCO FRANCO.

 

DOS PALMEROS FUSILADOS EN 1940


Plaza de Santa Cruz de Tenerife                            Año ; 1,939

 

Nº 5671     Legajo 189 – nº 1

 

C A U S A     Nº  204

 

DELITO.- Deserción al frente del enemigo.

POCESADOS.- El cabo HILARIO HERNANDEZ ACOSTA y soldado ISMAEL DE LAS CASAS CAMACHO pertenecientes al Batallón 285. del Regimiento de Infanteria Tenerife nº. 38.

OCURRIO EL ECHO. el dia 4 de Septiembre de 1937.

 

DIERON PRINCIPIO LAS ACTUACIONES, como diligencias previas el dia 25 de Septiembre de 1937. y elevadas a causas el dia 24 de Agosto de 1939.

 

EN PRISION PREVENTIVA el dia

LIBERTADA PROVISIONAL el dia

 

 

JUEZ INSTRUCTOR.- Don. Jose Gutierrez SECRETARIO.- Don. Juan Iglesias
Exposito.- Alvarez, Sargento de Infanteria 38
Oficial 3º Hº del C.J.M. Otro del mismo empleo
  EDELMIRO FERNÁNDEZ LAGO

 

Cfr.: A-TMT5 5751-189-1 Causa nº 204 de 1939.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * *

HILARIO HERNÁNDEZ ACOSTA e ISMAEL DE LAS CASAS CAMACHO serían fusilados el 19 de enero de1940 a las 6,30 horas.

DECLARACIÓN DEL DETENIDO MANUEL CASTILLA QUINTERO


M.8,853,544

8

DECLARACION DEL DETENIDO //

MANUELCASTILLA QUINTERO //

En Santa Cruz de Tenerife a veintitrés de Septiembre de mil novecientos treinta y seis; Ante S.S. y de mí el Secretario compareció el detenido expresado al margen, quien fue exhortado a decir verdad, e interrogado por las generales de la Ley expresa llamarse como ya consta, de veinte años, soltero, jornalero, natural vecino de San Sebastian de la Gomera, con instrucción y que no ha sido procesado.

INTERROGADI convenientemente, dijo: Que se afirma y ratifica en la declaración prestada ante la Guardia Civil obrante al folio 3 vuelto y que le ha sido leida; añadiendo a otras preguntas que insiste en no ser cierto haber ofre4ciddo dinamita que nunca ha tenido en poder, al Rafael Macias León, con quien tampoco ni ninguna otra persona ha tenido reuniones en ocasión alguna en el Barranco de la Concepción: que a Don José Dorta lo conocía de vista, pero nunca llevó tratos con él, ignorando los motivos que tenga para acusar al declarante; que no pertenece a la C.N.T. aunque sí estuvo afiliado a U.G.T. pero sin despegar actividades ni propaganda.

Leida que fue se afirma y ratificas en su contendido y firma después del Sr. Juez, de que doy fe.

[Firmas rubricadas de PABLO HURTADO IZQUIERDO, MANUEL CASTILLA QUINTERO y MANUEL ROJAS DE LA ROSA]

Cfr.: A-TMT5 7655-244-18.- Causa 286 de 1936.- Folio 8.

 

 

FULMINANTES GUARDADOS 23 AÑOS


4

 Declaración del paisano Manuel Castilla Feble. . . .

Interrogado el paisano del margen por las Generales de la Ley, “dijo llamarse como queda dicho de setenta años de edad, casado, natural y vecino de San Sebastián de la Gomera; invitado a que manifestara la procedencia de los fulminantes guardados en su casa, y entregados por su hijo Manuel; “dice que hace unos veintitrés años, hallándose de maestro albañil en la construcción de una presa en la finca llamada el “Cabrito”, “ sita en el término municipal de San Sebastián de la Gomera, y propiedad de Feliberto Darias Gerez,(hoy difunto), y una vez terminados los trabajos de la referida presa, le sobraron los ya indicados fulminantes, y le dijo el citado señor que iba a tirarlos al mar los referidos detonadores, porque él los necesitaba, y en tonces el dicente le dijo que no los tirara, llevándoselos a su casa y ocultándolos debajo de una teja en el techo de su casa, y que dado el tiempo trascurrido, yá no se acordaba, de ellos. Que no tiene más que decir que lo dicho es la verdad, y habiendo leído por sí estas sus manifestaciones y hallándolas conformes con su contenido, la firma con el compañero de pareja  y el que certifica.

[Firmas rubricadas de MANUEL CASTILLA, ANTONIO MARTÍNEZ JEREZ y FRANCISCO GÓMEZ PEDREÑO]

Diligencia dando por terminada la presente actuación. . . . . .

Por todo lo expuesto se acordó proceder y se procedió a la detención del paisano Manuel Castilla Quintero, puesto a disposición del Excmo Señor Comandante Militar de Santa Cruz de Tenerife; por hallarse incurso en el delito de tenencias de explosivos; no procediendo a la detención del paisano Tomas Bencomo Roldan, por haberse probado ser una interpretación al hacer la denuncia del paisano Don Andres Hernandez Arteaga.

I para que conste se pone por diligencia que firma el compañero de pareja y el que certifica, en San Sebastián de la Gomera a quince de septiembre de mil novecientos treinta y seis.

[Firmas rubricadas de ANTONIO MARTÍNEZ JEREZ y FRANCISCO GÓMEZ PEDREÑO]

 

San

ta Cruz de Tenerife, 18 de Septiembre de 1936.

Pase al Sr. Auditor de Guerra a los fines legales de Justicia ingresando el detenido Manuel Castilla Quintero en la Prisión Provincial a disposición de aquél significándole que los veintiún fulminantes ocupados al detenido de referencia quedan depositados con esta fecha en el Parque de Artillería de esta Plaza.

De orden de S.E.

El Coronel Jefe de E.M.

Teódulo G Peral

[Sello elíptico, en tinta, de la COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS – E.M., que lleva en su interior el escudo republicano].

 Cfr.: A-TMT5 7655-244-18.- Causa 286 de 1936.- Folio 4.