ENALTECIENDO EL MOVIMIENTO EN LA LAGUNA


El siete de julio de 1937 tiene lugar una reunión de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna.

Extractamos el inicio de la lectura del acta que comienza en el folio 217 del Libro de Actas de Plenos de la Comisión Gestora Municipal de La Laguna (26-VII-1936 / 3-XI-1937):

217

Sesión ordinaria de segunda convocatoria celebrada por la Comisión Gestora de este Excmo. Ayuntamiento el día siete de Julio de mil novecientos treinta y siete.

En la Ciudad de La Laguna a siete de julio de mil novecientos treinta y siete: Siendo la hora de las quince y cuarenta y cinco y reunidos en la Sala de Actos del Excmo. Ayuntamiento, los Señores Concejales, D. Juan Martí y Martínez Ocampo, D. Juan Pérez Izquierdo, D. José Tabares Angulo y D. Cristóbal Rojas Rodríguez, bajo la Presidencia del Señor Alcalde Don Emilio Gutiérrez Salazar, con asistencia del Señor Interventor de Fondos interino, Don Francisco Padilla Bethencourt, dicho Señor Alcalde Presidente declaró abierto el acto y expuso que el objeto del mismo era proceder a celebrar Sesión de segunda convocatoria y dar cuenta de los asuntos insertos en el orden del día y que con anterioridad se había cursado a los Señores Gestores.

[…]

Tras abordar varios puntos en dicha sesión, en los folios 221, 221 vuelto, 222 y 222 vuelto, se hace mención a varias propuestas del alcalde y se da por terminada dicha sesión municipal. A continuación se extractan dichos folios:

221

[…]

Acuerdo dar nombre Plaza Dieciocho de Julio a la situada en la Ada Lucas Vega.

A propuesta de la presidencia se acuerda por la Corporación dar el nombre de Plaza del diez y ocho de Julio a la nueva construcción situada en la confluencia de la  Avenida de Lucas Vega, Caminos del Cercado del Marqués, Vieja Picha y Calle del Pozo, conmemorando así la histórica fecha del glorioso movimiento nacionalista.

Solemnes actos aniversario, glorioso mártir D. José Calvo Sotelo.

Asimismo propone la Presidencia celebrar en esta Ciudad solemnes actos en conmemoración a los históricos hechos acaecidos en los días trece y diez y ocho del actual, con motivo del vil asesinato del ilustre español Excmo. Señor Don José Calvo Sotelo, y el dieciocho de Julio Fiesta nacional, conmemoración también de la gloriosa gesta del Movimiento Nacionalista. El primero de dicho día debieran celebrarse un funeral en la Santa Iglesia Catedral, al que serán invitadas las Autoridades y a la salida del mismo, trasladarse el Ayuntamiento y demás representaciones a la Avenida que lleva el nombre de tan ilustre hombre público, descubriéndose las lápidas que darán su glorioso nombre a la entrada de la población ya que se trata de uno de los lugares más bellos de la población. Al indicado fin propone que en la noche del mencionado día en el Teatro Leal sea selebrada [sic] una Velada necrológica en memoria del malogrado Estadista.

 

Idem. Conmemorando histórica fecha Movimiento Nacionalista y exaltación figura G.mo Franco. 

El día dieciocho conmemorando también la gloriosa fecha del movimiento nacionalista, por la mañana debiera celebrarse un Tedeum Misa de campaña. En la tarde del mismo día el descubrimiento de las

222

lápidas que darán los nombres del generalísimo Franco a la calle de Herradores; debiendo asimismo una función de gala en el Teatro Leal para exaltar la figura del insigne Caudillo Generalísimo Franco y aquella histórica fecha. [sic]

Festividad S. Cristóbal. Descubrimiento lápidas calles Capitán Brotons, Ernesto Ascanio y Santiago Cuadrado. 

Propone la Presidencia también que el día veintisiete del actual mes, con motivo de la festividad de San Cristóbal Patrón de la Ciudad, debiera llevarse a efecto la tradicional función en la Santa Iglesia Catedral, con asistencia de la Excma. Corporación bajo mazas, acompañando al histórico Pendón de la Conquista, al que deberá rendírsele los honores correspondientes; trasladándose después de la función a las Salas Consistoriales a depositar nuevamente la histórica enseña, procediéndose seguidamente al descubrimiento de las lápidas en las calles que llevarán los nombres de Capitán Brotons, Ernesto Ascanio y León Huerta y Santiago Cuadrado Suárez. Por la tarde también deberá celebrarse la tradicional procesión de San Cristóbal, conducido en automóvil, para lo que se propone sean invitados todos los dueños de esta clase de vehículos a fin de que a la entrada de la procesión, a la que acompañarán, se haga un desfile y sean bendecidos. El Ayuntamiento acordó aprobar en todas sus partes las propuestas hechas por la Presidencia, facultándose para que organice dichos actos, felicitándole a la vez por sus acertadas iniciativas.

Leyéronse los Boletines Oficiales últimamente recibidos y la Corporación quedó enterada del contenido de los mismos.

Y no habiendo mas asunto de que tratar se levantó la Sesión siendo la hora de las dieciocho veinticinco firmando todos los Srs. Concurrentes de que yo el Secretario interino certifico.

 

[Firmas rubricadas del alcalde EMILIO GUTIÉRREZ SALAZAR, de los concejales JUAN MARTÍ Y MARTÍNEZ OCAMPO, JUAN PÉREZ IZQUIERDO, JOSÉ TABARES ANGULO y CRISTÓBAL ROJAS RODRÍGUEZ, y del secretario interino]

 

Cfr.:

Archivo Municipal de San Cristóbal de La Laguna.

Libro de Actas de Plenos de la Comisión Gestora Municipal (26-VII-1936 / 3-XI-1937).

Acta de Sesión ordinaria municipal del día siete de Julio de mil novecientos treinta y siete.

* * * * * * * * * * * * * * ** * *

Como puede leerse, en aquel pleno municipal de 7 de julio de 1937, el alcalde presidente de la Comisión Gestora que gobernaba en La Laguna, EMILIO GUTIÉRREZ SALAZAR, propone una serie de actos a celebrar en la ciudad de La Laguna durante el mes de agosto de 1937, actos que se llevarán a cabo:

Bautizar a la plaza o rotonda de inicio de la avenida Lucas Vega como PLAZA DEL 18 DE JULIO.

Conmemoración con una velada necrológica del primer aniversario de la muerte de JOSÉ CALVO SOTELO, con descubrimiento de lápidas en la avenida bautizada con su nombre.

Conmemoración del día 18 de julio y cambio de la calle HERRADORES por calle GENERALÍSIMO FRANCO.

Cambiar de nombre otras tres calles laguneras, asignando a las mismas los nombres de:

1.-

SANTIAGO CUADRADO SUÁREZ, soldado voluntario muerto en Santa Cruz, en la tarde del 18 de julio de 1936.

2.-

CAPITÁN BROTONS, en honor de GERARDO BROTONS BALLESTER, capitán de artillería sublevado, fallecido en el frente de guerra peninsular.

3.-

ERNESTO ASCANIO Y LEÓN HUERTA; voluntario del 18 de julio, asimismo  muerto en el frente.

 

Todo para enaltecer o ensalzar las tres figuras.

 

[Aportación del amigo FABIÁN HERNÁNDEZ ROMERO]

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

APOSTILLA DEL TITULAR DE ESTE BLOG.

Aquellos conspicuos munícipes, ocupantes del ayuntamiento lagunero, hicieron colocar placas del GENERALISIMO FRANCO en los extremos de la parte recta de la calle HERRADORES, sin tener en cuenta que esta antigua calle lagunera era quebrada desde su inicio.

Olvido de aquellos conspicuos ediles adulones, celebradores de necrológicas.

HERRADORES nacía en la confluencia de las calles CONSISTORIO y BARCELONA, por encima de la PLAZA DE SAN CRISTÓBAL.

Plaza ésta donde acaba la Avenida de CALVO SOTELO, vía de acceso principal a LA LAGUNA.

La PLAZA DE SAN CRISTÓBAL tiene en su centro la imagen de la Virgen Milagrosa.

En mis tiempos de estudiante, y novio de mi amada MARILOLA, nos referíamos a esta plaza como la de la Milagrosa, y también del Tanque Abajo.

Muchas fotos nos hicimos en esta plaza, por la cual teníamos que pasar cuando paseábamos desde el Barrio Nuevo, o del Rosario, para ir al casco de La Laguna.

Eran tiempos de pelar la pava.

Y pocas veces usábamos la cirila, nombre común de la guagua lagunera.

Que costaba una peseta de entonces.

Con una peseta nos podíamos comer un sabroso dulce en la Dulcería de LA PESETA que estaba en la PLAZA DEL CRISTO.

El hecho sorprendente era que la placa HERRADORES, continuó estando en el inicio quebrado de la calle, durante todo el franquismo, mientras la placa oficial fue colocada en la esquina de la calle HERACLIO SÁNCHEZ, magistral de la Catedral que era remunerado con VEINTE DUROS, por SANTIAGO GARCÍA SANABRIA, Alcalde santacrucero de la Dictadura del general MIGUEL PRIMO DE RIVERA y ORBANEJA.

En esta práctica de cobrar por la oración sagrada, HERACLIO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, emulaba a su obispo Fray ALBINO GONZÁLEZ MENÉNDEZ REIGADA, séptimo Eminentísimo y Reverendísimo Obispo de la diócesis nivariense, (1925-1946).

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/10/02/pagando-y-cobrando-por-la-oracion-sagrada-2/

 

Poca gente se refería a la calle por su nombre oficial, quedando lo del GENERALISIMO FRANCO, para cartas de correo y anuncios.

Años más tarde, ya casados MARILOLA y yo, cuando pudimos comprarnos coche, solíamos repostar en la gasolinera del Tanque Abajo, que está justo enfrente de la Plaza de la San Cristóbal, a su derecha subiendo.

Gasolinera por debajo de la cual discurre el barranco de GONZALIÁNEZ, que separa la VERDELLADA del BARRIO NUEVO, barrio éste que ha recuperado su nombre original de VIÑA NAVA.

Precisamente, el nombre de la VERDELLADA, procede de que los jornaleros de los NAVA, cultivaban en esta parte de la finca, una uva de la variedad VERDEJO, que en su expresión original portuguesa, se pronuncia VERDELLO, sonido correspondiente al término luso VERDELHO.

Así lo he leído en una obra del represaliado Profesor DON JUAN RÉGULO.

CORPUS EN CÓRDOBA


JOSÉ M. GALLEGOS ROCAFULL en su libro LA PEQUEÑA GREY, subtitulado TESTIMONIO RELIGIOSO SOBRE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA, ISBN 978-84-8307-763-4, de Ediciones Península, Barcelona – 2007, páginas 73-75, incluye como uno de sus recuerdos del tiempo que estuvo como canónigo lectoral de la catedral de Córdoba, – prebenda que desempeñaba desde 1921 -, este relato:

 

Recuerdo de este general y de este obispo una anécdota bien significativa, del tiempo en que el primero fue gobernador militar de Córdoba. Tradicionalmente se celebraba en ésta la procesión del Corpus por las tardes en virtud de un breve pontificio que había obtenido siglos antes el cabildo cordobés. Este año, el general pareció súbitamente muy interesado en que en Córdoba, como en el resto de la cristiandad, se hiciera la procesión por la mañana y así fue a solicitarlo del obispo prometiéndole que, si accedía, él cuidaría de que la asistencia de los militares fuera más copiosa que nunca. Accedió en principio el obispo, pero como la resolución correspondía a él conjuntamente con los canónigos, hubo que convocarnos para decidirlo. Entretanto medió tiempo para que me informasen minuciosamente de las razones de aquel extraño interés del general, nada afecto a la Iglesia, por la procesión, y cuando se me pidió mi opinión en el cabildo pude contar con pelos y señales la historia que era como sigue: había toros en el día de Corpus y el empresario, hombre despierto y sin escrúpulos, trataba por todos los medios de eliminar la competencia que para la corrida significaba la procesión Buscó primero los medios de que se suprimiera y, más tarde, se dio por satisfecho con que fuera por la mañana. Para conseguirlo, pensó desde luego en la influencia del general, y sabiendo que era asiduo concurrente de un prostíbulo, allá se fue a verlo con tan buena fortuna que se encontró allí también con el alcalde de la ciudad, militar también. Corrió el champán, unieron sus súplicas a las del empresario las pupilas de la casa, con tanto éxito que de allí se fueron ambas autoridades al obispado a pedir que se adelantara la procesión. Me oyeron en silencio mis compañeros, ni escandalizados ni extrañados, porque de sobra conocían la catadura moral de estos personajes, y acordaron que la procesión fuera por la mañana sin que rompiera la unanimidad de la decisión otro voto que el mío.

El general asiduo concurrente de un prostíbulo, protagonista de este relato, era GONZALO QUEIPO DE LLANO Y SIERRA, cuyo recuerdo todavía aletea en Andalucía, desde que en 1936 se hizo con el mando rebelde en Sevilla, durante la guerra civil española, desde cuya ciudad emitió sus famosos discursos radiofónicos.

El obispo coprotagonista por su docilidad, accediendo a cambiar la hora de la procesión del Corpus, fue ADOLFO PÉREZ MUÑOZ, que desempeñó tal cargo eclesiástico desde 1920 hasta 1945, habiendo llegado a la diócesis cordobesa, procedente de la de Badajoz, donde había estado desde 1913.

Su preconización al episcopado fue en 1909, siendo su primera sede la diócesis canariense, en la provincia de LAS PALMAS.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

El obispo ADOLFO PÉREZ MUÑOZ tiene una calle dedicada a exaltar su memoria, en el gran barrio de La Isleta, en LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Es precisamente la calle donde está la Iglesia de LA LUZ, cuyo nombre se corresponde con el del gran Puerto grancanario.

ADOLFO PÉREZ MUÑOZ sería sucedido en la diócesis cordobesa por ALBINO GONZÁLEZ MENÉNDEZ-REIGADA (de 1946 a 1958), quien, anteriormente, y desde 1925 había sido obispo de la diócesis nivariense, con sede en LA LAGUNA, Isla de Tenerife, provincia de SANTA CRUZ DE TENERIFE.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

En la casa número 65 de la isletera calle dedicada al obispo PÉREZ MUÑOZ, casa que hacía esquina con Perchel 16, me criaron mis padres ROSARIO y MIGUEL. En ella transcurrió mi infancia, adolescencia, y parte de mi juventud.

Hasta que hube de abandonar GRAN CANARIA, para venir a vivir a LA LAGUNA (TENERIFE), con el fin de estudiar Ciencias Químicas en su universidad. La única universidad del Archipiélago entonces.

Aquí, en LA LAGUNA (TENERIFE) conocí a una linda muchacha, de la que me enamoré. Y cortejé durante cinco largos años. Hasta conseguir casarme con ella. Un memorable 29 de junio de 1968, día de San Pedro. Mi onomástica. Un caluroso día seguido de una deliciosa noche lagunera.

Mi preciosa y dulce MARILOLA.

Mi única novia. Mi única esposa. Madre de mis 4 hijos.

Motivos más que suficientes para vivir en Tenerife.

PAGANDO Y COBRANDO POR LA ORACIÓN SAGRADA


SANTIAGO GARCÍA SANABRIA, fue Alcalde nombrado por la Dictadura del General MIGUEL PRIMO DE RIVERA Y ORBANEJA.

Dictadura impuesta en España, con la connivencia del Rey ALFONSO XIII, quien al quebrantar la Constitución que debía mantener y defender, devino en rey felón.

Con reforma municipal impuesta por tal Dictadura, los ayuntamientos adquirieron la capacidad de tomar acuerdos mediante su tradicional plenario, y, además, por medio de un nuevo órgano ejecutivo denominado Comisión Permanente.

El acta de la sesión de la sesión de la Comisión Permanente, celebrada el primero de agosto de 1927, comienza al final de la página 103, del libro marcado como número 6.

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la provincia de Canarias a uno de Agosto de mil novecientos veintisiete,  se reunió la Comisión municipal permanente en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, citada al efecto de acuerdo con las disposiciones  las vigentes en la materia, bajo la Presidencia del Sr. Alcalde Don Santiago García Sanabria, y con asistencia de los Sres. Vocales que se expresan al margen, para tratar y resolver los asuntos incluidos en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los Vocales consignados al margen eran:

 

1.  José Rodríguez Febles
2.  Felipe P. Ravina Veguillas
3.  Maximiliano Díaz Navarro
4.  Domingo Pisaca Burgada
5.  Bernardo de la Rosa

 

Abierta la sesión a las diez y siete horas y treinta minutos, el infrascrito Secretario dio íntegra lectura al acta de la anterior que fue aprobada por unanimidad y sin discusión.

 

Ya se sabe que en tiempos de dictadura no es posible discrepar, y que todo es aprobado por unanimidad y sin discusión.

 

Al final de la página 104 y continuando en la siguiente 105, figura este párrafo:

Aceptando la propuesta hecha por la Comisión de Fomento, Su Excelencia acordó dar el nombre de Fernando Primo de Rivera a la calle señalada en el plano del barrio de Salamanca, como el número seis, o sea a la vulgarmente conocida por la de Fomento, y que se proceda seguidamente a rotular tal calle con el nombre que se le asigna.

Continuando la lectura del acta en la página 107, encontramos este párrafo:

Se acordó se libren al Sr. Alcalde, con cargo al crédito habilitado al efecto en Presupuesto, la cantidad de doscientas pesetas, importe de las limosnas hechas al Sr. Obispo de la Diócesis y Magistral don Heraclio Sánchez, que respectivamente ocuparan la sagrada cátedra al celebrarse las funciones religiosas de los días tres de Mayo y veinticinco de Julio del presente año.

 

De la lectura de este párrafo, se colige que el Alcalde Don SANTIAGO había depositado veinte duros en la mano de Fray ALBINO GONZÁLEZ MENÉNDEZ REIGADA, séptimo Eminentísimo y Reverendísimo Obispo de la diócesis nivariense, (1925-1946), y otros veinte duros, en la mano del eminente Magistral HERACLIO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, por sus respectivas oraciones sagradas, de mayo y julio, respectivamente.

En concepto de limosnas, no de estipendio.

Así debía ser la costumbre.

Y había crédito habilitado al efecto en el presupuesto municipal.

Mas, cuarenta duros, era dinero en esa época.

Por lo cual era digno y justo que el Alcalde fuera resarcido del dispendio, con cargo al presupuesto municipal.

Lo que no parece tan digno y justo es que todo un eminentísimo y reverendísimo señor obispo y un reverendo canónigo magistral, fueran recompensados crematísticamente por sus respectivas oraciones sagradas.

 

En acabando de leer este párrafo del acta municipal de uno de agosto de 1927, no he podido evitar recurrir a la Biblia, consultando Hechos, VIII, 20, donde leo que el apóstol Pedro respondió a Simón:

Perezca tu dinero contigo, pues has juzgado que se alcanzaba por dinero, el don de Dios.

 

Don SANTIAGO GARCÍA SANABRIA no debía ser un hombre pudiente.

En lo poco que he leído de sus biografías publicadas, no he podido acreditar que obtuviera lucro indebido de su desempeño público.

Muy al contrario, lo que he leído indica que no debió lucrarse, y que su patrimonio no debía ser muy cuantioso.

Porque dieciséis años después de su fallecimiento, acaecido el 17 de mayo de 1935, la viuda de don Santiago hubo de ser asistida por el Ayuntamiento, con una pensión extraordinaria de viudedad.

Tal pensión vitalicia, por importe de doce mil pesetas anuales, sería concedida por acuerdo plenario municipal adoptado el 3 de octubre de 1951, atendiendo a la moción presentada por el Alcalde Heliodoro RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, tal como consta en folio 117 vuelto del libro de actas de plenos identificado con el número 3.

 

Para poder calibrar el valor de CIEN PESETAS de esas fechas, viene bien recuperar un acuerdo adoptado por la Comisión Municipal Permanente, apenas una semana antes.

En la sesión del 26 de julio de 1927, recogido en las páginas 96 y 97 del mismo libro de actas número 6, figura este asunto:

Vista la instancia deducida por don Francisco García Martín en su propio nombre y de los compañeros que con él forman el grupo de obreros constructores denominado los ocho, sobre adquisición de una faja lindante en el solar que para construir una casa adquirieron en la calle isla de la Gomera, y resultando del informe emitido por el Sr. Arquitecto jefe, que el terreno de que se trata, de forma triangular y veintiséis metros cuadrados de superficie, es un resto del Camino del Lomo Colorado, y por tanto, un sobrante de la vía pública que por su forma y tamaño no es edificable, Su Excelencia de conformidad con dicho técnico acordó enajenar la parcela de que se trata, a favor del propietario de la finca colindante, por el precio de cuatrocientas cuarenta y dos pesetas, que resulta de la valoración practicada por el mencionado Arquitecto, a razón de diez y siete pesetas el metro cuadrado; pero siendo de cuenta de los adquirente el pago de cuantos gastos origine la transmisión de que se trata.

Esto es, en 1927, el Arquitecto jefe municipal valoraba en 17 pesetas el metro cuadrado de solar en la calle Isla de la Gomera, Barrio Obrero de la zona de Salamanca.

 

Prosiguiendo con la lectura del acta del primero de agosto de 1927, encontramos otros datos económicos que nos pueden servir, también, para evaluar el poder adquisitivo de CIEN PESETAS o VEINTE DUROS de aquel año.

En la página siguiente 108, entre los números detallados en el capítulo VII del Presupuesto, figuran éstos gastos ocasionados desde el 24 al 30 de julio:

En la limpieza pública 130’00 pesetas.

En la construcción de nichos de inhumación en el cementerio de Santa Lastenia 192’78 pesetas.

O sea, que la suma total percibido por ambos clérigos, – el Eminentísimo y Reverendísimo Señor Obispo Fray ALBINO GONZÁLEZ MENÉNDEZ REIGADA, y el eminente reverendo Magistral HERACLIO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ -, superaba ligeramente (3.6 %) a lo invertido en la construcción de nichos, y bastante más (35 %) a lo gastado en limpieza pública, por el Ayuntamiento capitalino en aquella semana.

 

Para permitir una comparación adicional con otro valor numérico dinerario del año siguiente, viene bien conocer que esa misma Comisión Municipal Permanente, del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife presidido por don SANTIAGO GARCÍA SANABRIA, en sesión celebrada el 30 de julio de 1928, tuvo a bien nombrar con carácter interino Guarda-Atargea de Roque Negro-Catalanes, con el jornal de 4 pesetas, a Francisco Afonso García. *

O sea, que VEINTE DUROS de 1927, era lo que ganaba un Guarda Atarjea del Ayuntamiento, en un mes de 1928.

Haber con el cual debía atender a las necesidades de su esposa y dos hijos.

 

No sabemos, ni tenemos medios para saberlo, si realmente los dos clérigos citados, Eminentísimo y Reverendísimo Señor Obispo Fray ALBINO GONZÁLEZ MENÉNDEZ REIGADA, y eminente reverendo Magistral HERACLIO SÁNCHEZ, destinaron a limosnas, esos dineros recibidos y anotados en el acta de 1º de agosto de 1927.

Acta que termina haciendo constar que los Vocales señores [Américo] López Méndez y [José Manuel] Guimerá Gurrea, no han concurrido al acto, por hallarse en uso de licencia; y se ignora por que causas no han asistido al mismo los señores [José] García Lanzarán, [Cándido] García Dorta y [Vicente] Expósito Pérez.

 

*

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/11/12/francisco-afonso-garcia-tinerfeno-asesinado-por-los-nazis-en-mauthausen/