REQUIRIENDO CERTIFICACIÓN DE NACIMIENTO DE CRISTÓBAL LARA BEAUTELL


21

¡VIVA ESPAÑA!

SUMARISIMO

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN

Tengo el gusto de remitirle el presente rogándole que a la mayor brevedad posible sea expedido y remitido a este Juzgado de Instrucción de Marina certificación de nacimiento de CRISTOBAL LARA BEAUTELL, hijo de Antonio y Maria, nacido el 17 de Julio de 1919, asi como antecedentes penales del mismo, para su unión a la causa sumarísima que me hallo instruyendo.

Dios guarde a V.S. muchos años.

S/C de Tenerife 23 de Diciembre 1937

II año Triunfal.

El Juez Instructor

[Firma de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ, someramente rubricada]

 

[Al pie]

Sr. Juez Municipal de esta Capital

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 21.

INSCRIPCIÓN DEL BOTE A MOTOR «SILVA EL MARINO»


18

Inspección Local de Navegación y Pesca Marítima de  Santa Cruz de Tenerife

Folio 1585         Lista 3º       Año de la Inscripción  1933    Distintiva

Matrícula anterior

Nombres   Actual  “SILVA EL MARINO”

Anteriores

Clase BOTE

Armador actual   Nombres  Pedro Torres Díaz, Juan López Díaz y Diego Cruz Rodríguez

Domicilio Población playa de San Andrés (Tenerife)

Calle                                                         núm., avecindado en

Armadores anteriores D.                                  , avecindado en

Contraseña de la Compañía naviera

Valor del buque en pesetas 4,800-

DIMENSIONES

TONELAJES

Eslora   9´40 Total (R.B.)   4´16
Manga 4´20 Descuentos
Puntal   0´95 Neto
Calado máximo; a popa     , a proa Carga máxima
       “           “      bajo cubierta
  Desplazamiento en máxima carga

C O N S T R U C C I Ó N

D I S C O S

Material casco   Madera  
Año construcción 1933 Franco bordo para agua dulce
Punto construcción   Garachico “         “    para verano en los mares tropicales
  Franco bordo para verano (centro del disco)
  Franco bordo para invierno
       “         “          “          “   en el Atlántico Norte

M Á Q U I N A S

C A L D E R A S

Clase   Motor Clase
Número de máquinas uno Constructor
Constructor Semi-diesel Año construcción
Año construcción 1933 Número de calderas
Fuerza N 10 H.P.       “       de hornos por caldera
            I Capacidad carbonera principal
Velocidad máxima 5  millas         “         auxiliar
                “                  a media carga id. Consumo carbón por singladura
Aparejo no tiene Aguada: Para caldera
Número de palos               Potables

A B A N D E R A M I E N T O

TELEGRAFÍA SIN HILOS

Fecha de la inscripción Sistema
Nacionalidad procedencia Alcance
Nombre que tenía Longitud onda
  Señal llamada

 

Fecha de la adquisición del buque por el último propietario

Patente de navegación núm.                expedida en

Sociedad clasificadora                                   Fecha de la última clasificación

Clasificación

 

S A L V A M E N T O

P A S A J E R O S

Número de embarcaciones                                     De cámara
Capacidad y número de personas en cada una Número de pasajeros: Emigrantes
Número de balsas                                     De cubierta en navegaciones cortas
       “     de personas en cada una  
       “     de boyas flotantes  
       “     de chalecos  

 

O B S E R V A C I O N E S

ta Cruz de Tenerife 17 de Diciembre de1937. II año Triunfal

 

ES COPIA

[Sello ovalado en tinta de la COMANDANCIA MILITAR DE MARINA * SANTA CRUZ DE TENERIFE]

El 2º Comandante

[Firma de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ, someramente rubricada]

               Vº Bº

El Comandante de Marina

[Firma rubricada de AURELIO ARRIAGA ADÁN]

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 18.

PASANDO COPIA DE INSCRIPCÍON DE EMBARCACIÓN


17

COMANDANCIA DE MARINA

DE LA PROVINCIA

DE

SANTA CRUZ DE TENERIFE
Num.
–ta Cruz de Tenerife, 24 de diciembre de 1937.
Pase al Juez Instructor Don Manuel Montojo,
en unión de la copia de asiento interesada dela
embarcación denominada “Silva el Marino”, para
su conocimiento y efectos.

ELCOMANDANTE DE MARINA,

[Firma rubricada de AURELIO ARRIAGA ADÁN]

Rf/ / nº 3354

[Sello ovalado en tinta, de la COMANDANCIA MILITAR DE MARINA TENERIFE]

 

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 17.

ROGANDO INSCRIPCIÓN DE EMBARCACIÓN “SILVA EL MARINO”


10

 

 

¡  VIVA ESPAÑA    !

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN  
  Sr. Comandante de Marina.
  Tengo el honor de elevar a V.S. el pre-
  sente, rogadole que por quien
  corresponda se expida y remita a
  este Juzgado copia de la inscripción
  de la embarcación “SILVA EL MARINO”
  fº 2 1585 de la Lª 3ª de esta Capital.
 
Dios guarde a V.S. muchos años.
  S/C de Tenerife 16 de Diciembre de
  1937. II Año Triunfal
  El Juez Instructor

[Firma de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ rubricada someramente]

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 10.

ROGANDO COPIA DE INSCRIPCIÓN DE EMBARCACIÓN “SILVA EL MARINO”


 

16

COMANDANCIA DE MARINA

 

DE LA PROVINCIA

 

DE

 

SANTA CRUZ DE TENERIFE

¡   VIVA ESPAÑA   ¡

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN

 
Num.  
  Señor Comandante de Marina.
  Tengo el honor de elevar a V.S. el pre-
  sente, rogandole se expida y remita a
  este Juzgado copia de la inscripción
  de la embarcación “SILVA EL MARINO”
  fº 1585 de la 3ª del distrito
  de esta Capital.

Dios guarde a V.S. muchos años.

S/C de Tenerife 16 de Diciembre de 1937.

II año Triunfal

El Juez Instructor

[Firma rubricada de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ]

Rf/ / nº 2665

[Sello ovalado en tinta, del Juzgado de Instrucción de la COMANDANCIA MILITAR DE MARINA TENERIFE]

 

San

[Al dorso]

–ta Cruz de Tenerife, 17 de diciembre de 1937.

 

Pase al Segundo Comandante, para expedición de la copia del asiento que se interesa devolución.

EL COMANDANTE DE MARINA,

[Firma rubricada de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ]

R/ / nº 5291

[Sello ovalado en tinta, de la COMANDANCIA MILITAR DE MARINA Santa Cruz de Tenerife]

 

Sr. Comandante:

Con la copia de asiento interesada, tengo el honor de devolver a V.S. este escrito.

Santa Cruz de Tenerife, 18 de diciembre de 1937.

SEGUNDO AÑO TRIUNFAL.

El Segundo Comandante.

Firma rubricada de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ]

R/ / nº 2709

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 16.

 

PARA PODER PROCEDER A LA CITACIÓN DE LOS FAMILIARES


 

 º

15

COMANDANCIA DE MARINA

 

DE LA PROVINCIA

 

DE

 
SANTA CRUZ DE TENERIFE

¡  VIVA ESPAÑA ¡

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN  
   
   
  Tengo el honor de remitir a V.S. el
  presente, rogándole me comunique
  los domicilios de los individuos
  a que hace referencia en su aten
  to escrito nº 4292 de fecha18
  corriente, caso de haber constan-
  cia en esa Delegación, para proce-
  der a la citación de los familia
  res de los mismos.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Santa Cruz de Tenerife 23 Diciembre 1937.

II año Triunfal

El Juez Instructor

[Firma rubricada de MANUEL MONTOJO FERNÁNDEZ]

 

[Al pie]

Sr. Delegado de Orden Público de esta Capital

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5187-170-14.- Causa 54 de 1938.- Folio 15.

AGRUPACIÓN SOCIALISTA DE LA LAGUNA EN JUNIO DE 1931


 

REPÚBLICA ESPAÑOLA                                      

Entrada

                                                                                         1 Diciembre 1932

                                                                                         Núm. 1905

En la ciudad de La Laguna siendo las nueve de la noche del día cinco de junio de mil novecientos treinta y uno se reunió la comisión organizadora de la Agrupación Socialista de La Laguna en el local social Calle de San Agustín número sesenta y tres designado previamente para celebrar sesiones y abierta que fue la sesión por la comisión organizadora se hizo saber que el objeto se esta reunión no era otro que el nombramiento de los cargos que se indican en el reglamento aprobado por el Excmo. Sr. Gobernador de esta provincia de lo que estarán enterados todos los asistentes por haberse dado lectura del mismo antes de proceder a la votación secreta resultando elegidos los siguientes compañeros:

Comité-presidente Alonso Suárez Melián, secretario-contador Bernardo Calero Vera, tesorero Manuel Fumero García, bibliotecario José A. Wangüemert, Vocales Roque Cabrera, Cristino de Armas, Victoriano Rodríguez, Juan Soto, Wenceslao Yanes.

Mesa de discusión- presidente José Parejas, vice presidente Agustín León, secretario Pablo Pérez Gil, Eutimio R. Sánchez.

Comisión revisora de cuentas- Emiliano Sorita, Francisco Castillo Ruiz, Manuel Martín, quedando constituida esta agrupación con veinte y cinco afiliados.

Se acordó en dicha sesión celebrar sesiones ordinarias según lo previene el reglamento dos veces por semana repartiéndose con anterioridad las debidas convocatorias.

Y sin tener más asuntos de que tratar se levanta la sesión siendo la hora de la una de la noche

El Presidente                                El Secretario

 

[Firmas rubricadas del presidente del comité ALONSO SUÁREZ MELIÁN y del secretario BERNARDO CALERO VERA]

Excmo. Sr.    Gobernador de la provincia de Tenerife.

 

Cfr.:

Archivo Histórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Fondo del Gobierno Civil. Asociaciones. La Laguna. Agrupación Socialista de La Laguna. 1931.

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Tras las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, con la victoria de los antimonárquicos, en España se proclama la Segunda República el 14 de abril.

En La Laguna ganan los antimonárquicos; y en concreto en el casco de La Laguna obtiene la candidatura republicana 721 votos, frente a 640 votos los monárquicos.

En La Laguna la candidatura antimonárquica, candidatura de conjunción socialista-republicana, estaba compuesta por republicanos de derechas y de izquierdas, entre los cuales se encontraba el abogado ALONSO SUÁREZ MELIÁN.

Pero no se puede conformar el ayuntamiento lagunero tras estas elecciones por haber sido protestadas las actas municipales por la Junta del Censo de La Laguna. Por ello, el gobernador civil provisional recién nombrado, ANTONIO LARA ZÁRATE, nombra una comisión gestora que interinamente se hará cargo de la administración municipal lagunera hasta la repetición de las elecciones municipales.

El 31 de mayo de 1931 se celebran nuevamente elecciones municipales en La Laguna, a las que se presentan el partido monárquico, el Partido Republicano de Tenerife (PRT) y un partido de ámbito lagunero, el partido Republicano Social (PRS).

La candidatura ganadora de estos comicios municipales del 31 de mayo fue la del denominado Partido Republicano Social (PRS), que se impuso al PRT y al candidato monárquico ARTURO SALAZAR.

Probablemente el Partido Socialista pretendía presentarse a dichos comicios locales, pues la comisión organizadora de dicha agrupación socialista, presidida por  SEBASTIÁN PERERA MARRERO, se dirige al Gobierno Civil el día 27 de mayo mediante instancia, y adjuntando el reglamento de dicha Agrupación Socialista, con la finalidad de su constitución. Pero todo indica que no fue tramitada en tiempo y forma.

Es entonces el 1 de junio, justo después de  las elecciones municipales del 31 de mayo y antes de las elecciones a Cortes Constituyentes del 28 de junio, cuando se constituye en la ciudad de La Laguna el comité local de la Agrupación Socialista, encabeza por el abogado ALONSO SUÁREZ MELIÁN. Pero no es remitida dicha acta de constitución hasta diciembre de 1932, pues ya no había prisa alguna.

En 1936 con la victoria del Frente Popular van a formar parte de la corporación lagunera varios militantes de la Agrupación Socialista, entre ellos algunos de los fundadores.

Es el caso del fundador y presidente de la agrupación socialista ALONSO SUÁREZ MELIÁN, que sería elegido alcalde, y de CRISTINO DE ARMAS FERNÁNDEZ y SEBASTIÁN PERERA MARRERO.

Este último, si bien no ocuparía cargos en el comité fundador, fue pieza importante en la génesis de esta Agrupación Socialista, formando parte de la comisión organizadora de la misma.

También en febrero de 1936 fue nombrado concejal en La Laguna otro socialista fundador de la Agrupación Socialista, AGUSTÍN LEÓN PÉREZ, pero en aquel tiempo ya era militante del Radio Comunista lagunero.

Estos cuatro concejales fueron represaliados duramente tras el golpe de estado del 18 de julio de 1936. Sufrieron cárceles, expolio de sus propiedades y la estigmatización social con el apelativo de ROJOS.

También fue represaliado VICTORIANO RODRIGUEZ MARTÍNEZ.

Del resto no se tiene constancia.

 

El destino de SEBASTIÁN PERERA MARRERO fue sin duda más triste.

Habiendo sido canjeado, en agosto de 1938, con el gobierno republicano, al acabar la guerra civil con la caída de la república, SEBASTIÁN PERERA MARRERO se refugió en Francia. Sufrió los campos de concentración franceses para refugiados republicanos españoles, y finalmente sería deportado por los nazis al campo de concentración de Mauthausen, donde murió en 1941.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/11/25/sebastian-perera-marrero-tinerfeno-asesinado-por-los-nazis-en-gusen/

 

[APORTACIÓN DEL AMIGO FABIÁN HERNÁNDEZ ROMERO]

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

D.E.P.

PEDRO GONZÁLEZ GONZÁLEZ

 

http://www.laopinion.es/tenrife/2046/05/15/fallece-pedro-gonzalez-exalcalde-laguna/675343.html

 

ETIQUETAS

 

LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE 1931


Nuestra normativa electoral actual prohíbe tajantemente la realización de cualquier atisbo de acto de propaganda electoral en las proximidades del lugar de votación, o colegios electorales donde están las mesas con las urnas.

Junto a la mesa solamente pueden estar los miembros oficialmente nombrados y acreditados como tales, acompañados por los representantes designados por los partidos políticos, en calidad de Interventores y/o Apoderados, también acreditados y autorizados documentalmente por la Junta Electoral de la zona correspondiente.

Junta electoral constituida en los Juzgados y en la cual también hay representantes de los partidos, que suelen ser expertos electorales, muchos de ellos con formación jurídica.

También la pureza de nuestro actual sistema electoral está garantizada por la presencia de un representante gubernativo, sin poder ejecutivo, que desarrolla tareas de asesoramiento a los componentes de la mesa, y toma nota de las incidencias para comunicarlas a la autoridad por medio de una línea telefónica dedicada exclusivamente a tal cometido.

Línea telefónica instalada para tal fin, que permite la comunicación inmediata con un número ubicado en lo que antiguamente se conocía como Gobierno Civil, y hoy son las sedes de las subdelegaciones o delegaciones del Gobierno.

Nuestra normativa electoral actual es tan estricta en lo tocante a propaganda que hasta las tarjetas de identificación de los Interventores y Apoderados no pueden incluir ni la más mínima indicación inclinando al voto en un sentido u otro.

Complementariamente, toda la ceremonia electoral actual garantiza la elección del voto en la intimidad de una cabina electoral, donde el votante, oculto de la vista de otras personas, puede elegir su papeleta de los montoncitos colocados dentro de la cabina, sobre una mesa o en receptáculos adecuados.

Finalmente, los estados mayores de todos los partidos políticos actuales ejercen un control de todo el proceso, presentando las reclamaciones oportunas ante la más mínima desviación que perturbe el proceso electoral.

Sin embargo, todas estas garantías de procedimiento, no impiden que se produzcan fenómenos negativos como el «acarreo» y la compra de votos.

El «acarreo» consiste en ir con un vehículo a recoger personas, usualmente mayores o de la tercera edad, como se dice ahora, trayéndolas hasta la mesa de votación, para que depositen los sobres que contienen papeletas del partido del acarreador.

De la compra de votos hay testimonios de individuos nada interesados por la política, que han venido a la mesa electoral para depositar sobres con sus correspondientes votos, después de haber recibido algún billete de cincuenta €uros, entregado por el muñidor de votos del candidato pagador.

Otra forma más sutil de compra de votos consiste en celebrar comilonas o viajes con grupos de personas, a las que se les alecciona adecuademente, y se les entregan los sobres con las papeletas electorales del partido comprador.

* * * * * * * * *

Al efectuar la lectura de resultados electorales del pasado hay que tener sumo cuidado en su interpretación, pues las condiciones electorales distaban muy mucho de ser como las actuales.

He visto en varios libros de «historiadores» franquistas, señalar que las elecciones municipales de 1931 no fueron ganadas por los republicanos, sino por los monárquicos y conservadores, presentando solamente los resultados numéricos de los concejales electos.

Estos «historiadores» manipulan la historia.

Ocultan que dichos concejales electos, monárquicos y conservadores, representaban a muchos menos electores que los republicanos.

Y además hacen abstracción de otra verdad histórica: la corrupción intrínseca del sistema electoral instaurado en España después de la Restauración Borbónica, profundamente antidemocrático.

 SIGUIENDO LA LEY ELECTORAL DE 1907 EN 1931

 En 1931 la pureza del sistema electoral no estaba garantizada como lo está hoy.

Cuando el gobierno oficialmente dirigido por el Almirante Juan Bautista Aznar Cabanas, ilegal e ilegítimo gobierno monárquico, – heredero de la dictadura de Primo de Rivera, dictador que actuó en connivencia clara y manifiesta con el felón monarca Borbón Alfonso XIII -, no pudo eludir la imperiosidad de acometer las Elecciones Municipales de 1931, utilizó todas la armas a su alcance para manipular los comicios en la forma que solían hacerlo desde la restauración.

El edicto electoral estableció que las votaciones se harían siguiendo la Ley Electoral de 1907.

De este modo, dejaba en suspenso el requisito que impedía volver a presentarse a los concejales en activo sin que hubieran transcurrido los cuatro años desde su cese.

Ello favorecía volver a repetir candidatura, a todos los caciques y designados por los caciques

Por otro lado, imponían la aplicación de artículo 29.

El efecto antidemocrático de este artículo era más deletéreo.

Según el mismo, si en un distrito se presentaba un único candidato, éste era proclamado electo sin tener que pasar por las urnas.

Con lo cual en las pequeñas localidades los caciques actuaban con todo su poder «disuadiendo» a los posibles candidatos alternativos al suyo.

De este modo privaron de voto al 20 % del electorado.

Por la suma de los defectos censales a los que se sumaban el analfabetismo y la desidia hispánica, la abstención superó el 26 %,

Total que más del 46 % no votó.

Por efecto del artículo 29, fueron elegidos sin pasar por las urnas casi un 37 % de los concejales.

Con un agravante adicional: la mayoría de estos resultados sin urna fueron publicados y publicitados días antes del 12 de abril de 1931 la fecha electoral, enfatizando en que la proporción era de 8 concejales monárquicos por 1 de la conjunción republicano-socialista.

Pero los publicistas cometieron el tremendo disparate de ignorar y ocultar, que los municipios donde practicaron esas «elecciones sin urnas» solamente representaban el 20 % del censo electoral total.

Quedaba, pues, casi un 80 % del voto para pronunciarse en las urnas el domingo 12 de abril de 1931.

Y así, en todas las grandes ciudades y poblaciones la barrida republicana fue total.

Para interpretar los resultados numéricos registrados, además de lo ya dicho, sobre el deletéreo efecto del artículo 29, hay que tener muy en cuenta que la pureza electoral ante la urna, no estaba garantizada como si lo está hoy.

El cacique de pueblo ejercía su poder amedrentador coaccionando a la gente dependiente de su poder para comer, con otros procedimientos adicionales más sutiles.

También realizaba lo que podríamos denominar suavemente su «marketing y merchandising» electoral.

Además de sus regalos en especie, o en moneda, y el acompañamiento de promesas de trabajo o mejoras en el trabajo, ejercía tal práctica comercial directamente.

Fue habitual ver junto a la puerta del colegio electoral, o en su proximidad, el tenderete expuesto con comida y bebida, que era ofrecida por los muñidores de votos al desvalido votante.

Y si a pesar de todas estas «medidas comerciales» no conseguía el resultado apetecido, en muchos casos dispuso de la capacidad para ejercer la violencia, en total impunidad.

Hubo colegios electorales, donde con los votos escrutados y las actas confeccionadas, el cacique o su sicario, exhibiendo armas de fuego, rompieron las actas, y obligaron al desdichado presidente de mesa a confeccionar otras nuevas con los números deseados por el cacique.

Con todo esto en contra, la República triunfó claramente por el 70 %, tal como hubo de reconocer hasta el mismo monarca destronado, que habiendo resistido hasta última hora antes de resignarse a abandonar España, así lo manifestaría en unas declaraciones suyas publicadas en el periódico La Nación de Buenos Aires, diciendo:

El 70% de mis súbditos había votado la candidatura republicana íntegra.

Para ese destronado rey, los españoles no eran ciudadanos y campesinos.

Eran súbditos.

La tabla anexa de resultados electorales de 1931, que he recopilado, sirve de ilustración a todo lo dicho.

LAS ELECCIONES MUNICPALES DE 1931 EN CANARIAS

Por lo que a nosotros los canarios respecta, conviene dedicar unas pocas líneas al somero análisis de los resultados canarios, sin entrar en demasiados detalles.

Salta a la vista que el caciquismo ganó las elecciones municipales en Canarias.

La enorme dependencia económica del mundo rural, junto con la dispersión de la población en noventa municipios, dentro de un territorio insular limitadísimo, facilitó la tarea a los caciques.

1.-

En primer lugar, observemos que el número de votantes privados de la capacidad de votar por efecto del artículo 29, duplica con creces al porcentaje nacional.

La consecuencia sería que el número de concejales “electos” por el artículo 29, superaría en más de 20 puntos porcentuales al valor registrado en todo el territorio nacional.

2.-

La abstención porcentual registrada en Canarias es del mismo orden de magnitud que la registrada en toda la nación.

3.-

La suma de esos dos efectos negativos para la democracia, supuso que en Canarias casi las tres cuartas partes de la población con derecho a elegir, no pudo manifestar su verdadero voto.

Mientras que a nivel nacional más de la mitad si pudo hacerlo claramente, contrariado los deseos antidemocráticos del monarca y su gobierno, permitiendo que fuera proclamada la República.

Finalmente, introduciendo un nuevo parámetro, derivado para acercarnos a una evaluación aproximada del efecto nocivo de la dispersión del voto, la concurrencia de candidatos es todavía más notable en Canarias.

La ratio entre candidatos y concejales proclamados, a nivel nacional es 146, mientras que en Canarias es 183.

Esto permite afirmar que la posibilidad del efecto nocivo de la dispersión del voto fue muy considerable en Canarias.

La conjunción de todos estos factores e inconvenientes antidemocráticos, produce los datos registrados, de los cuales puede deducirse que, formalmente, en el conjunto de Canarias no ganó la República.

La única población importante donde nítidamente el resultado electoral se decantó por el bando republicano fue la ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

También se registraron triunfos republicanos nítidos en Guía de Isora y el Puerto de La Cruz, si bien en esta localidad fue efecto del artículo 29.

* * * * *

Proclamada la República en la Península, y constituido el Gobierno Provisional en Madrid, Miguel Maura, Ministro de la Gobernación, actuaría de inmediato destituyendo, por vía telefónica y/o telegráfica, a todos los gobernadores civiles de la monarquía destronada, procediendo a su sustitución por representantes republicanos.

En Tenerife, el gobernador civil Gustavo Morales cedió el mando al presidente de la audiencia Magistrado José Ramón Fernández Díaz.

Al día siguiente, Miguel Maura enviaría a Tenerife este

TELEGRAMA OFICIAL

Madrid, 15 Abril 1931 a las 14.20.

Ministro de la Gobernación a Gobernador civil.

«Vistas circunstancias especiales de esa provincia ruégole entregue mando señor Lara»

Curiosa forma telegráfica de nombrar a un gobernador civil.

Ni siquiera se escribe el nombre y los dos apellidos completos del designado gobernador civil.

En el número 45 del Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, fechado el miércoles 15 de abril de 1931, aparece publicada esta

Circular

Cumpliendo ordenado en el anterior telegrama hago entrega con esta fecha del mando de la provincia al señor don Antonio de Lara y Zárate.»

Santa Cruz de Tenerife, 15 de abril de 1931.

El Gobernador interino

José R. Fernández Díaz

El gobernador interino sí que hace constar el nombre y los dos apellidos de quien lo ha de reemplazar en el mando del Gobierno Civil de la Provincia.

No en vano era magistrado con una dilatada experiencia en la redacción de sentencias, inicuas algunas de ellas.

Toma posesión Don Antonio de Lara y Zárate, y dirige a los habitantes de la provincia, esta comunicación que aparece publicada a renglón seguido en la página 2 del citado Boletín:

A los habitantes de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife

Al tomar posesión del cargo de Gobernador civil de la provincia, me complace saludar afectuosamente a todos mis paisanos y demás habitantes de la Provincia.

Cumplido este deber, invito a todos a que cumplan el suyo, apoyando al Gobierno, facilitándole su misión, y hasta excusando, si en ellos se incurrieren, errores de detalle por parte de la Autoridad provincia, casi siempre inevitables en momentos como los presentes.

La sensatez y cordura de que viene dando patentes muestras las poblaciones de la provincia, son prenda segura del mantenimiento de la paz pública, condición esencial para la consolidación del nuevo régimen.

Seguro estoy de que los hijos de Tenerife y de las demás islas tienen el mismo interés que el Gobierno, y en esa coincidencia de apreciaciones se funda la confianza y el optimismo con que ha aceptado su cargo.

Santa Cruz de Tenerife 15 de Abril de 1931

El Gobernador

A. Lara y Zárate

Que las elecciones no habían sido limpiamente democráticas en todos los lugares, queda de manifiesto en el número 47 (extraordinario) del Boletín Oficial de la Provincia, de fecha Lunes 20 de Abril de 1931.

Firmada por el propio gobernador civil Antonio de Lara, sería publicada, ocupando toda la portada de dicho Boletín esta circular:

GOBIERNO CIVIL de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife

CIRCULAR

Cumpliendo instrucciones del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, se hace público por medio de este periódico oficial, para general conocimiento:

Que las protestas o reclamaciones por atropellos, coacciones o falseamiento de las elecciones municipales verificadas en esta provincia el pasado día doce, deberán presentarse hasta las doce de la noche del día veintiuno del corriente, en este Gobierno civil, las pertenecientes a los pueblos de la Isla de Tenerife, y en las Delegaciones del Gobierno, las que correspondan a los de La Palma, Gomera y Hierro, de donde serán enviadas con urgencia a este Centro.

Una vez presentada una protesta sus firmantes deberán antes del sábado veinticinco del actual, si se trata de pueblos de la isla de Tenerife, presentar en el Gobierno civil cuantos medios de prueba consideren convenientes para acreditar la veracidad de la misma; y en el caso de que se refiera a los de las otras indicadas Islas, hacer la presentación también en este Centro, pero ampliándose el plazo probatorio hasta el día treinta del mes en curso y hora de las doce de su noche.

Santa Cruz de Tenerife, 19 de Abril de 1931

El Gobernador

  1. Lara y Zárate

ELECCIONES MUNICIPALES 1931

ESPAÑA

%

CANARIAS

%

Censo electoral español de 1930

5.440.103

100%

104.044

100,0%

Electores privados de voto por el artículo 29

1.101.644

20%

43.981

42%

Censo electoral disponible para votar en urnas

4.338.459

80%

60.063

58%

Abstenciones

1.424.379

33%

33.356

32%

No votaron (2+4)

2.526.023

46%

77.337

74%

Votantes

2.914.080

67%

26.707

26%

Número de Municipios

9.259

588

90

1.156

Total Candidatos proclamados

117.895

2.082

Candidatos elegidos directamente según constan en actas de urnas

50.988

63%

485

43%

Candidatos electos por el artículo 29 sin pasar por las urnas

29.804

37%

653

57%

CONCEJALES PROCLAMADOS

80.792

69%

1.138

55%

Comunistas

67

1

Socialistas

4.813

77

Republicanos

34.688

404

Monárquicos

19.035

586

Otros (independientes, tradicionalistas, nacionalistas vascos, etc.)

15.198

86

Sin datos nítidos

6.991

Suma Total de Concejales

80.792

1.154

Ratio Candidatos/Concejales

146%

183%

Fuente: Elecciones y partidos políticos de España (1868-1931) 1969 Taurus Ediciones.  Miguel M. Cuadrado

       

EJEMPLO DE LA INJUSTICIA DEMOCRÁTICA DEL SISTEMA

Habitantes/concejal

Habitantes de Madrid Capital

952.000

Concejales a elegir por Madrid Capital

50

19.040

Habitantes del resto de la Provincia de Madrid

425.000

Concejales a elegir por el resto de la Provincia de Madrid

1.677

253

CONSTITUCIÓN DEL AYUNTAMIENTO REPUBLICANO DE 1931


El acta de la sesión de constitución del Ayuntamiento republicano, se inicia en la página 62 del Libro 13 CMP, el cual, como hemos visto, había sido habilitado para Libro de Actas de Sesiones Plenarias del Ayuntamiento Republicano, de la siguiente forma:

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la provincia de este nombre, siendo las quince horas y diez minutos del día diez y ocho de Abril de mil novecientos treinta y uno, bajo de la Presidencia del Excmo. Sr. Gobernador Civil Don Antonio Lara y Zárate, se reunieron los señores expresados al márgen, que deben constituir este Ayuntamiento como Concejales elegidos el doce del actual mes, para celebrar la sesión inaugural, y para la cual han sido convocados por la expresada superior autoridad civil.

De los 36 concejales electos, – cuya distribución política era de 21 republicanos, 10 monárquicos, 3 socialistas, y 2 liberales – estaban presentes 34, cuyos nombres aparecen en el acta expresados al margen.

Abierta la sesión, el Sr. Gobernador civil presidente ordenó que por el Secretario autorizante se diera lectura a la comunicación que dirigió a la Alcaldía expresando haberse dispuesto por el Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación la constitución de todos los Ayuntamientos de esta provincia, acatando el resultado del sufragio del día doce, salvo en aquellas localidades, en que se hubiesen formulado o formulen protestas por coacciones o falseamiento de la elección, y, en consecuencia de cuya órden superior, se ha dispuesto por el Gobierno de esta provincia que la constitución de este Ayuntamiento,

[página 63]

en la forma expresada, tuviera lugar en este día y hora de las quince.

A continuación el Secretario infrascrito, por orden presidencial dio lectura a la lista de los treinta y seis señores proclamados Concejales, como resultado del sufragio celebrado el mencionado día doce del mes en curso.

El Sr. Gobernador en el uso de la palabra, comenzó diciendo, que era tal su estado de agotamiento, que no sabía si las pocas palabras que tenía que pronunciar serían un intento superior a sus fuerzas.- Me toca cumplir – dijo – un deber que me corresponde en el ejercicio de mi cargo.- Se puede ejercer la justicia – expresó – y por los tribunales o por mediación de órganos que obren en representación del poder público, o por el pueblo mismo, en función de soberanía, como juez supremo.- El derroche, el malgastar los caudales públicos y la francachela de la dictadura – añadió – aquella parte que se llama responsabilidades, debe ser depurada y juzgada por medio de tribunales, sean ordinarios o especiales, al hacerse la revisión de la obra de la Dictadura.

Antes de proseguir con la transcripción del texto del cuerpo principal del acta, conviene señalar que a su izquierda, en el margen, figura una póliza de 2ª clase por importe de 60 pesetas, A0034803, matada de forma manuscrita en tinta negra, con la fecha 18/4/1931, manuscrita en tres líneas de arriba abajo.

Y debajo de esta póliza se lee este brevete:

Esta póliza reintegra la toma de posesión del Señor Alcalde, conforme a la vigente ley del Timbre.

El Secretº

HFumagallo

Continuemos con el cuerpo principal del texto del acta.

Pero ahora – dijo – ha sido el mismo pueblo en funciones soberanas el que ha reintegrado en sus

[página 64]

puestos, sin intermediarios, a los que fueron brutalmente desposeídos de sus cargos por un Gobierno faccioso.

En los dias anteriores a las elecciones algunos de los cuales me parecieron interminables – manifestó – no era el propósito de mis amigos ir a la lucha con carácter puramente local, sino con carácter político, es decir, nacional. Y hoy, al reintegrarse aquí los Concejales en sus puestos – dijo – se encontrarán con dos aspectos interesantes de la cuestión municipal: primero, el aspecto económico, porque la situación económica es de tal índoles, que necesita ser estudiada y detenidamente meditada; y otro aspecto, más esencial, en cuanto al Ayuntamiento de la Dictadura, desalentó a grandes sectores de opinión, al establecer esa nueva fórmula que se puede llamar del derroche, gastando no solo lo del pueblo de hoy, sino también lo del pueblo del futuro.

Ante esos problemas, hay que meditar serenamente, para conocer el estado de la hacienda municipal exponiendo al pueblo con toda sencillez y claridad la situación y los remedios posibles para su solución.

[página 65]

Y otrora – continuó diciendo – desde este sitio, con el asentimiento del pueblo, que me estimula y me fortalece, pronunció para terminar, las palabras de fórmula; que en su expresión sencilla, son mas elocuentes que los mejores discursos y las más vibrantes alocuciones: En nombre del Gobierno de la Republica Española, quedan posesionados de sus cargos los Concejales que constituyen el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

En este momento, en medio de grandes ovaciones y acompañado del Alcalde interino Sr. Orozco, abandonó el Salón de sesiones el Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia.

Reanudada la sesión ocupó la presidencia el Alcalde interino señor Orozco, anunciando que con arreglo al la Ley de mil ochocientos setenta y siete, se iba a proceder a la elección de Alcalde.

El Sr. Sansón, indicó la conveniencia de que el nombramiento se haga por aclamación, proponiendo para dicho cargo a don Andrés Orozco.

El Sr. García Cruz, manifestó que como quiera que estamos cansados de que las leyes se vengan vulnerando un dia y otro dia, consideraba que la votación para Alcalde, debía hacerse con estricta sujeción a lo dispuesto en la ley.

[página 66]

Y habiéndose acordado así, se procedió a practicar la elección en forma legal, dando como resultado el escrutinio treinta y tres votos a favor de don Andrés Orozco Batista y una papeleta en blanco.

En su virtud quedó nombrado Alcalde de esta Ciudad dicho señor, quien pronunció las palabras que siguen:

Al ser designado por el Sr. Gobernador para ocupar este puesto con carácter provisional, fue grande la gratitud que experimenté por la designación que en mi persona había recaido, pero esa gratitud aumenta hoy al ser elegido por el ayuntamiento.

Tiene para mi una importancia grande, el que no sean solo mis amigos, sino todos los sectores, que con sus sufragios, han contribuido al resultado de mi elección.

Habiendo ocupado ya en otra ocasión este puesto, del que fui arrojado por la Dictadura, vuelvo nuevamente a él por voluntad de mis amigos y compañeros.

Para la labor municipal, árdua y difícil que se prepara, es necesaria la colaboración y el apoyo de todos los sectores políticos y yo requiero para ello a todos los Sres. Concejales sin distinción de matices.

Hablaba antes el Sr. Gobernador

[página 67]

civil de la lucha electoral hasta el momento de las elecciones, y yo digo que al acudir los de las izquierdas a la lucha, habíamos pensado en los dos puntos: en el problema político y el problema local, que pudiera llamarse administrativo, aunque para mi, política y administración sean una misma cosa.

Al contrario que la Dictadura, el Gobierno de la República respeta íntegramente el sufragio, y en lugar de pedir Ayuntamientos a su hechura, decide que vayan a ellos los elegidos por el mandato popular. Pero con la República, resultamos más obligados que nunca a hacer un enorme sacrificio, para restablecer el crédito y la autoridad de la Corporación.- La República no solo requiere el órden, sino que exige el trabajo constante y el sacrificio permanente.

Carga muy pesada es la que tenemos encima, y para dejar en buen lugar a la Corporación municipal, es necesario que pongamos yodos los medios a nuestro alcance para salir airosamente adelante, lo que podremos lograr.

Contando con la colaboración de todos los señores concejales, con la de los funcionarios municipales, que íntegramente me la han ofrecido, y

[página 68]

con el apoyo del pueblo, todo lo que significa una adhesión explícita, a cualquier sacrificio que fuera necesario pedir.

De otra manera, sin esa colaboración de todos, y especialmente la de mis correligionarios, sería imposible trabajar por los intereses de la Corporación.

Y terminó su discurso el Sr. Alcalde, dirigiendo un saludo a los Sres. Concejales y al pueblo de Santa Cruz, representado por ellos.

En seguida se procedió a elegir uno por uno, los ocho Tenientes de alcalde que según la ley corresponden a este Ayuntamiento, resultando elegido y proclamado para primer Teniente, don Rafael J. Calzadilla Dugour, por veinticuatro votos y diez papeletas en blanco: para segundo Teniente, don Santiago García Cruz, por veintitrés votos y once papeletas en blanco; para tercer Teniente don Arturo Lopez de Vergara y Albertos, veintitrés votos y once papeletas en blanco;para cuarto Teniente, don Sebastián Cifra y Castro, veintitrés votos y once papeletas en blanco; para quinto Teniente, don Francisco García Martín, por diez y nueve votos, doce papeletas en blanco y tres pa

[página 69]

peletas nulas en que se consignaba el nombre de don Santiago García Martín; para sexto Teniente, don Francisco Martínez Viera, por veintitrés votos y once papeletas en blanco; para séptimo Teniente, don Moisés Cova Hernández, por veintisiete votos y siete papeletas en blanco; y para octavo Teniente, don Erasmo de Armas Marrero, por veintitrés votos y once papeletas en blanco.

Seguidamente el Excmo. Ayuntamiento acordó que fueran dos los Regidores Síndicos, y practicadas las votaciones en forma legal, resultaron elegidos para estos cargos, don Eladio Arroyo Herrera, por veinticuatro votos y diez papeletas en blanco, y don Sebastián Castro Diaz, por veintitrés votos y once papeletas en blanco.

Y debiendo determinarse el órden numérico de los Regidores para que cada cual ocupe su respectivo puesto y pueda sustituir o suplir al que le preceda en el desempeño de la alcaldía o Tenencias, se procede a verificarlo por el orden de votos que cada uno obtuvo en la elección en la forma que sigue:

Primero, D. Matías Molina Hernández; segundo, D. Eloy Sansón Pons; tercero, D. José Manuel Guezala García; cuarto, D. Tomás de Armas Quintero; quinto, D. Fernando Franquet Solé; sexto

[página 70]

D. José Izquierdo Izquierdo; séptimo D. Esteban Perez Barrera; octavo D. Maximino Acea Perdomo; noveno, D. Pedro García Cabrera; décimo D. Sebastián Déniz Hernández; undécimo D. Juan Ramírez Filpes; duodécimo, D. Isauro Alvarez López; décimo tercero D. Jerónimo Fernaud Martín; décimo cuarto, D. Pedro Ramírez Vizcaya; décimo quinto, D. Luis Diaz Malledo; décimo sexto, D. Salvador Díaz Ferreira; décimo séptimo, D. Eulogio Reyes Reyes; décimo octavo, D. Domingo Cruz Gil; décimo noveno, D. José Siliuto González; vigésimo D. José González Cabrera; vigésimo primero, D. Ernesto Pestana Nóbrega; vigésimo segundo, D. Enrique Alvarez Alvarez; vigésimo tercero, D. Alejandro Padrón Rodríguez; vigésimo cuarto, D. Cándido García Dorta; y vigésimo quinto D. Agustín Morales Santiago.

En este momento hizo uso de la palabra el Sr. Martínez Viera, para pedir que el primer acuerdo del ayuntamiento fuera el de dirigirse al Gobierno provisional de la República, expresándole la mas fervorosa adhesión de la Corporación.

A dicha solicitud se adhirió el Sr. García Cabrera, en nombre

[página 71]

de la minoría socialista del Ayuntamiento, manifestando al propio tiempo que esta seguiría en la Corporación una política francamente obrera, procurando siempre buscar satisfacción a los intereses y aspiraciones de la clase. Hizo referencia al problema de las Casas baratas, del que la minoría se ocupará con todo cariño, y también al de los empleados municipales; y aludiendo a anormalidades que deben evitarse, citó el caso de los Guardias municipales y empleados del Consumos, que trabajan catorce horas.

En nombre de la mencionada minoría socialista, saludó al pueblo y a la Corporación municipal, pidiendo a esta que respetara la voluntad de aquel, exteriorizada el dia de la proclamación del nuevo régimen, dando el nombre de plaza de la República a la de la Constitución y el de Fermín Galán a la calle de Alfonso XIII.

El Sr. Franquet después de adherirse a la petición del Sr. Martínez Viera, pidió que este Ayuntamiento se dirigiera a todos los de las capitales de provincia, para que Cataluña depusiera su actitud separatista, acatando las disposiciones del Gobierno de la República

[página 72]

española. En caso de no ser eso aceptado – añadió – en el plazo de seis días todas las provincias boicotearían los productos catalanes.

El Sr. Presidente expresó que en esta sesión solo podía acordarse la elección de cargos y fijar el dia y hora de sesiones; y que los demás asuntos correspondía tratarlos en la próxima sesión. Añadió que por tratarse de una propuesta de carácter general, podía tomarse desde luego en consideración la del Sr. Martínez Viera; manifestando, con referencia a la del Sr. Franquet, que el Gobierno había abordado el problema catalán, esperándose una favorable solución a los intereses de la patria; pero que, no obstante, la proposición del Sr. Franquet, como la del Sr. García Cabrera, podrían tratarse ampliamente en la próxima sesión.

Después de lo expuesto por la presidencia, solamente se acordó expresar al gobierno la adhesión de esta Corporación.

Por unanimidad quedó designado el lunes de cada semana y hora de las diez y ocho y treinta minutos para la celebración de las sesiones ordinarias, en cumplimiento del artículo cincuenta y siete de la ley

[página 73]

Municipal, declarado definitivamente constituido el Ayuntamiento, dándose por terminado el acto a las diez y seis y cuarenta y cinco, y firmando la presente los Sres. Concejales asistentes que con los Sres. Don Ernesto Pestana Nóbrega y don Domingo Cruz Gil que no han dado razón de su ausencia, componen este Ayuntamiento, del que yo el Secretario certifico.

Siguen las firmas de 31 de los 34 concejales asistentes

AOrozco    RJ Calzadilla      Francisco García        Arturo López de Vergara

Sebastian Cifra  José González Francisco Martínez Viera          Moisés Cova

Eladio Arroyo [Ilegible]         Matías Molina     Eloy Sansón          Tomás de Armas

Fernando Franquet     José Izquierdo            Esteban Pérez         Max Acea

Pedro García Galvan Sebastián Déniz          Juan Ramirez          Isauro Alvarez

Jeronimo Fernaud       Pedro Ramírez   S. D Ferreira      E Reyes Siliuto

Pedro García Cabrera          Alvarez      Alejandro Padron

 

[página 74]

A Morales Erasmo de Armas

 

Todas estas firmas, menos una, son legibles.

Acaba el acta con la inconfundible firma del Secretario Hipólito Fumagallo Medina.

Se nota la ausencia de las firmas de José Manuel Guezala, Elías Díaz Malledo y Cándido García Dorta, porque figuran los huecos con sus nombres manuscritos a lápiz, sin cubrir.

COMENTARIOS

Del texto leído del acta, llaman la atención algunos párrafos:

1.-

La referencia que hace el Gobernador civil Don Antonio de Lara y Zárate a las protestas por coacciones o falseamiento de la elección.

Lo que daba el mensaje de que las elecciones no habían sido limpiamente democráticas en todos los lugares.

A tal efecto y firmada por el propio gobernador civil Antonio de Lara, sería publicada, ocupando toda la portada del número 47 (extraordinario) del Boletín Oficial de la Provincia, de fecha Lunes 20 de Abril de 1931, una Circular con este texto:

GOBIERNO CIVIL de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife

CIRCULAR

Cumpliendo instrucciones del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, se hace público por medio de este periódico oficial, para general conocimiento:

Que las protestas o reclamaciones por atropellos, coacciones o falseamiento de las elecciones municipales verificadas en esta provincia el pasado dia doce, deberán presentarse hasta las doce de la noche del día veintiuno del corriente, en este Gobierno civil, las pertenecientes a los pueblos de la Isla de Tenerife, y en las Delegaciones del Gobierno, las que correspondan a los de La Palma, Gomera y Hierro, de donde serán enviadas con urgencia a este Centro.

Una vez presentada una protesta sus firmantes deberán antes del sábado veinticinco del actual, si se trata de pueblos de la isla de Tenerife, presentar en el Gobierno civil cuantos medios de prueba consideren convenientes para acreditar la veracidad de la misma; y en el caso de que se refiera a los de las otras indicadas Islas, hacer la presentación también en este Centro, pero ampliándose el plazo probatorio hasta el día treinta del mes en curso y hora de las doce de su noche.

Santa Cruz de Tenerife, 19 de Abril de 1931

El Gobernador

A. Lara y Zárate

2.-

La apelación a que debe hacerse la revisión de la obra de la Dictadura, exigiendo responsabilidades por el derroche, el malgastar los caudales públicos y la francachela de la dictadura, a la que llama Gobierno faccioso, y acusa de que ha estado gastando no solo lo del pueblo de hoy, sino también lo del pueblo del futuro.

Visto con la perspectiva histórica actual, podríamos considerar que esta exigencia de responsabilidades podría ser considerada como un afán de revancha.

Deseo revisionista de la política anterior a la llegada de la Segunda República, que posiblemente constituyó un error estratégico, que se volvería contra sus preconizadores, conociendo como conocemos hoy, la tragedia posterior vivida por España-

Mas, en historia, no deben hacerse juicios diacrónicos.

No tiene ninguna utilidad plantear futuribles, y es bastante aventurado.

Aquella sociedad española de entonces era muy diferente a la de hoy.

Las circunstancias vitales eran mucho más difíciles y los valores eran distintos.

3.-

La despedida del Gobernador en medio de grandes ovaciones y acompañado del Alcalde interino.

La verdad es que el discurso del gobernador no había sido gran cosa.

Pero eran tiempos de mucho fervor político.

4.-

Se aplica la Ley de mil ochocientos setenta y siete.

Que era una ley de la etapa de la Restauración monárquica.

5.-

El alcalde es elegido por votación secreta y escrutinio.

Porque esta práctica había dejado de ejercerse durante la Dictadura.

6.-

Las manifestaciones protocolarias de agradecimiento del alcalde elegido Andrés Orozco, habiendo ocupado ya en otra ocasión este puesto, del que fue arrojado por la Dictadura

7.-

Su manifestación de que política y administración sean una misma cosa.

Parece una vieja cantinela que también se utiliza hoy en día.

8.-

La República no solo requiere el orden, sino que exige el trabajo constante y el sacrificio permanente.

También suena a vieja cantinela, que sería muy utilizada por los prebostes, reiteradamente y con diversas matizaciones, junto con el falso «vengo a servir y no a servirme», cuando tomaban posesión de los cargos oficiales. Cargos para los que habían sido designados por el gobierno del «Caudillo por la gracia de dios », al que también declaraban su adhesión inquebrantable.

Aunque este comentario parece un salto hacia delante en la historia, engarza con el siguiente.

9.-

Interviene Francisco Martínez Viera, para pedir que el primer acuerdo del ayuntamiento fuera el de dirigirse al Gobierno provisional de la República, expresándole la mas fervorosa adhesión de la Corporación.

Como se ve, en lo tocante a fervorosas adhesiones, en todos los tiempos cocían habas.

A la luz de lo que hoy sabemos sobre la evolución de los acontecimientos, conociendo la transformación política posterior de algunos de estos “fervorosos republicanos”, tan respetuosos y partidarios del sufragio en abril de 1931, nadie se hubiera aventurado a predecir cual sería su comportamiento tanto en el periodo republicano inmediato, como durante la guerra civil y la dictadura subsiguiente.

Pero no deben hacerse juicios diacrónicos en el relato histórico.

10.-

El concejal socialista Pedro García Cabrera, tras adherirse a la petición del concejal republicano Francisco Martínez Viera, aprovecha su primera intervención para tratar asuntos sociales: problema de las Casas baratas, los empleados municipales; y los Guardias municipales y empleados del Consumos, que trabajan catorce horas.

Acto seguido propone que sean cambiados dos nombres de calles de nombres monárquicos proponiendo dar el nombre de plaza de la República a la de la Constitución y el de Fermín Galán a la calle de Alfonso XIII.

Petición que no es concedida.

11.-

Suena tremendamente actual el discurso del concejal Fernando Franquet Solé, – cuyos apellidos parecen de extracción catalana -, demandando que Cataluña depusiera su actitud separatista, acatando las disposiciones del Gobierno de la República, amenazando que no ser aceptado, en el plazo de seis días todas las provincias boicotearían los productos catalanes.

Eliminando la referencia a la República, cualquiera diría que dichas palabras han sido pronunciadas con motivo del Estatut de Cataluña recién aprobado por las Cortes en este mes de mayo de 2006.

Escarbando en la Memoria Histórica hemos encontrado un documento de 1932, que abunda en lo anunciado por el concejal Fernando Franquet.

Se trata de un cartel confeccionado en la imprenta Ramiro Gómez de Talavera, con este texto:

¡ESPAÑOL!

¡Guerra al Estatuto catalán!

En tanto que el intelectual, el obrero y el profesional castellanos, no podrán ejercer cargos en Cataluña, los catalanes podrán hacerlo en toda España.

¡¡ESO ES EL ESTATUTO CATALAN!!

¡COMERCIANTES! ¡PUEBLO!

Hasta no saber a que ateneros, no compréis productos catalanes.

Mientras para Cataluña, salieron millones y millones de pesetas y para esa Región, se dictaron leyes proteccionistas, Castilla sucumbía, por falta de protección y auxilio.

En este comercio, no admitimos visita de viajantes catalanes o que representes casas catalanas, interin no sepamos el resultado de la discusión del ESTATUTO.

* * * * *

 

Resumiendo:

El 18 de abril de 1931, en la sesión de constitución de la Corporación Municipal de Santa Cruz de Tenerife, ésta quedó así:

Alcalde: Andrés Orozco Batista [Republicano]

8 Tenientes de Alcalde:

Primer Teniente: Rafael J. Calzadilla Dugour [Republicano]

Segundo Teniente: Santiago García Cruz [Republicano]

Tercer Teniente: Arturo López de Vergara y Albertos [Republicano]

Cuarto Teniente: Sebastián Cifra Castro [Republicano]

Quinto Teniente: Francisco García Martín [Socialista]

Sexto Teniente: Francisco Martínez Viera [Republicano]

Séptimo Teniente: Moisés Cova Hernández [Republicano]

Octavo Teniente: Erasmo de Armas Marrero [Republicano]

2 Regidores Síndicos:

Eladio Arroyo Herrera [Republicano]

Sebastián Castro Díaz [Republicano]

Concejales:

1º Matías Molina Hernández [Republicano]

2º Eloy Sansón y Pons [Monárquico]

3º José Manuel Guezala García [Monárquico]

4º Tomás de Armas Quintero [Republicano]

5º Fernando Franquet Solé [Republicano]

6º José Izquierdo e Izquierdo [Republicano]

7º Esteban Pérez Barrera [Republicano]

8º Maximino Acea Perdomo [Republicano]

9º Pedro García Cabrera [Socialista]

10º Sebastián Déniz Hernández [Republicano]

11º Juan Ramírez Filpes [Monárquico]

12º Isauro Álvarez López [Republicano]

13º Jerónimo Fernaud Martín [Monárquico]

14º Pedro Ramírez Vizcaya [Monárquico]

15º Luis Diaz Malledo [Republicano]

16º Salvador Díaz Ferreiras [Republicano]

17º Eulogio Reyes y Reyes [Monárquico]

18º Domingo Cruz Gil [Republicano] – Ausente en la sesión.

19º José Siliuto González [Monárquico]

20º José González Cabrera [Socialista]

21º Ernesto Pestana Nóbrega [Republicano] – Ausente en la sesión

22º Enrique Alvarez Alvarez [Monárquico]

23º Alejandro Padrón Rodríguez [Republicano]

24º Cándido García Dorta [Monárquico]

25º Agustín Morales Santiago [Monárquico]

PONIENDO EL HECHO EN CONOCIMIENTO DEL DELEGADO DE ORDEN PÚBLICO


ACTA DE JUICIO SUMARISIMO

En Santa Cruz de Tenerife a veintiseis de Diciembre de mil novecientos treinta y siete, comparece en este Juzgado Maria Nieves Beautell, madre de Cristóbal Lara Beautell, la que con las formalidades de la Ley, Dijo: Que el día veinticinco de Noviembre ultimo su hijo Cristóbal le pidió autorización para ir con unos amigos de jira a El Medano que aunque a la declarante le disgustara tal proposición intentó hacerle disuadir de su empeño, pero vista la insistencia de su hijo por no contrariarle accedió a su petición. Que su referido hijo salio de su casa aproximadamente a las siete de la tarde manifestándole que venia a Santa Cruz, pues en la citada fecha Vivian en La Laguna, donde se quedaría esa noche pues habían acordado reunirse en esta Capital para salir por la mañana del día siguiente para la excursión. Que desde el domingo día veintiocho, en que le manifestó que estaría de regreso, empezó la natural intranquilidad y ya el Lunes la declarante llamó por el teléfono a El Medano con objeto de decirle a su hijo que regresara y con la natural sorpresa le manifestaron que su hijo y los demás acompañantes no habían estado por allí. Posteriormente su hermano Ernesto llamó por el teléfono a varios pueblos del interior sin resultado positivo. Recurriendo también al Gobierno Civil sin que tampoco hubiera obtenido resultado las gestiones sobre el paradero de su hijo. Que no ha vuelto a tener noticias de su hijo y únicamente recibió dos radios de una hija que reside en Paris, y que no se reseñan por obrar ya al folio once.

PREGUNTADO —- Si no estaba en antecedente ni tenia sospecha alguna de los propósitos que abrigaba su hijo, de fugarse de esta Capital. Dijo: Que en absoluto, pues de tener la menor sospecha hubiera sido la primera en denunciarlo para evitar que la realizase.

PREGUNTADO – Si alguna persona desconocida estuvo en su casa reclamándole algún dinero que le adeudaba su hijo: Dijo; Que efectivamente el quince o el diez y seis del corriente mes se presentó un individuo a quien no conoce en su domicilio con la pretención que le entregase cuatrocientas o quinientas pesetas que le habia prestado a su hijo, a lo que la declarante rotundamente se negó a ello poniendo ese mismo dia el hecho en conocimiento del delegado de Orden Público.

Que es verdad lo dicho, lo leyó y firmó.

Mª Nieves Beautell

[Firma rubricada someramente]

Cfr.: Causa 54 de 1938 [5187-170-14].- Folios 19 vuelto y 20.