CAUSA 124 DE 1939 CONTRA JOVITA REBOSO QUINTERO


PLAZA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE                                              AÑO DE 1.939

7807  –  250 –  14

 COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS

 JUZGADO PERMANENTE

 CAUSA                        NUMERO    124.

INSTRUÍDA contra JOVITA REBOSO QUINTERO, por el delito de desobediencia grave a la Autoridad.

OCURRIO el hecho el dia 23 de Abril de 1.939

DIERON principio las actuaciones el dia 10 de Mayo de 1.939

 

JUEZ  INSTRUCTOR

SECRETARIO 

El Comandante de Infantería

El Sargento de igual arma con

D. Justo Blanquez Izquierdo

D. Francisco Castañeda Gutierrez

   

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5. – 7807-250-14.- Causa 124 de 1939 contra JOVITA REBOSO QUINTERO.- Cubierta.

UNIENDO DOCUMENTOS A LA CAUSA 337 DE 1936


  • 45 –                   9,155,553

 

PROVIDENCIA DEL JUEZ

CAMPOS MANRUBIA . . . . .

En Santa Cruz de Tenerife a veintiocho de octubre de mil novecientos treinta y siete.

Los acuerdos del Auditor de Guerra y del Fiscal Jurídico Militar de Canarias, a la causa de su razón; juntamente con el oficio remitido por el defensor; póngase éste en conocimiento de la Autoridad Judicial, a los efectos oportunos.

Lo proveyó y rubrica  S.Sª. Doy fé.

[Rubrica de ANTONIO CAMPOS MANRUBIA y firma someramente rubricada de ENRIQUE MARCO DORTA]

DILIGENCIA . . . . . .  Seguidamente se unen los documentos recibidos y se oficia al Sr. Auditor, dándole conocimiento del oficio remitido por el Alférez Defensor. Doy fé.

[Firma someramente rubricada de ENRIQUE MARCO DORTA]

PROVIDENCIA DEL JUEZ SR.

CAMPOS MANRUBIA . . . . .

En Santa Cruz de Tenerife a tres de noviembre de mil novecientos treinta y siete.

Recibido oficio del Ilmo. Sr. Auditor comunicando nombramiento recaído en el Alférez de Infantería Don Manuel Blánquez Fernández, póngase en conocimiento del interesado y únase a la causa.

Lo proveyó y rubrica S.Sª. Doy fé.

[Rubrica de ANTONIO CAMPOS MANRUBIA y firma someramente rubricada de ENRIQUE MARCO DORTA]

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 5235-171-29.- Causa 337 de 1937.- Folio 45.

DESIGNANDO NUEVO DEFENSOR AL ALFÉREZ MANUEL BLÁSQUEZ FERNÁNDEZ


[Oficio de la AUDITORÍA DE GUERRA DE CANARIAS número 11.843, encabezado por el escudo de la Segunda República Española].

– 44-

Consecuente a su escrito de fécha 28 del pasado mes de Octubre, acuerdo aceptar la excusa presentada como defensor en la causa número 337 de 1,937, seguida contra el paisano FRANCISCO CARRILLO HERNANDEZ, por el Alférez de Infantería Don Pedro Pérez de las Casas, quedando designado nuevamente el Alférez de la misma Armas Don Manuel Blásquez Fernández, a quien por turno le corresponde.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Santa Cruz de Tenerife a 3 de Noviembre de 1.937, (II AÑO TRIUNFAL).

EL AUDITOR.

[Sello ovalado en tinta de la AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS – SANTA CRUZ DE TENERIFE, y firma rubricada de JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ]

 

[Al pie]

Alférez Juez Instructor Honorífico del Cuerpo Jurídico Militar DON ANTONIO CAMPOS MANRUBIA.

EN PLAZA.

 

Cfr.: A-TMTQ 5235-171-29.- Causa 337 de 1937.- Folio 44.

ACORDANDO ELEVACIÓN A PLENARIO DE LA CAUSA 337 DE 1937


  • 41 –  3,219,814

 

Santa Cruz de Tenerife a diez y nueve de Octubre de mil novecientos treinta y siete.

Pase la presente causa número 337 de 1.937, al Señor Fiscal Jurídico Militar de Canarias, a los fines de INFORME.

EL AUDITOR

[Sello ovalado estampado en tinta, de la AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS SANTA CRUZ DE TENERIFE, y firma rubricada de JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ]

 

 

Fiscal 2429

Señor Auditor:

 

EL FISCAL dice: Que ha examinado la presente causa número 337, de 1.937, y la devuelve para el trámite que corresponda, de acuerdo con elauto de terminación formulado por el Instructor, por haberse agotado la investigación sumarial.

Santa Cruz de Tenerife 20 de Octubre de 1.937.

EL FISCAL

[Sello ovalado estampado en tinta, de la FISCALÍA JURÍDICO MILITAR DE CANARIAS, y firma rubricada de PABLO HURTADO IZQUIERDO]

 

 

D E C RE T O.= Santa Cruz de Tenerife a veinte y seis de Octubre de mil novecientos treinta y siete.

RESULTANDO.=  Que instruida la presente causa número 337 de 1.937, con carácter de procedimiento sumarísimo contra el paisano FRANCISCO CARRILLO HERNANDEZ, por el delito comprendido en el artículo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de fécha 28 de Julio de 1.936, el Juez Instructor la ha elevado en consulta a ésta Auditoría.

RESULTANDO.= Que se han practicado cuantas diligencias de naturaleza testifical, son conducentes al esclarecimiento de los hechos, habiéndose observado las formalidades prevenidas.

CONSIDERANDO.= Que concluso el sumario con arreglo a lo prevenido en el artículo 656 del Código de Justicia Militar, es procedente la elevación de esta causa a plenario, acordando la situación procesal del presunto culpable, conforme a lo preceptuado en la regla primera del artículo 653 del Código repetido.

ACUERDO.= La elevación de ésta causa a plenARIO contra el paisano FRANCISCO CARRILLO HERNANDEZ, quien continuará en situación de prisión preventiva.

La presente causa será vista el su día ante Consejo de Guerra Ordinario de Plaza.

El Instructor al recibo de las actuaciones practicará la comparecencia del artículo 548 del Código Castrense, así como también la prueba a que hubiere lugar, con la mayor urgencia, o admitiendo la misma para su celebración ante el Consejo, continuando los trámites que señala el Título XIV del Libro III del referido Código.

Pasen previamente las actuaciones al Señor Fiscal Jurídico Militar de Canarias, a los fines de evacuar su escrito de calificación en el plazo reglamentario, remitiéndolas seguidamente a su Instructor.

EL AUDITOR

[Sello ovalado estampado en tinta, de la AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS SANTA CRUZ DE TENERIFE, y firma rubricada de JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ]

 

Cfr.: A-TMTQ 5235-171-29.- Causa 337 de 1937 contra FRANCISCO CARRILLO HERNÁNDEZ.- Folio 41.

ANTECEDENTES DE FRANCISCO CARRILLO HERNÁNDEZ


[Oficio número 2702 de la COMISARÍA DE INVESTIGACIÓN Y VIGILANCIA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE, encabezado por el escudo de la Segunda República Española]

18

lImo. Señor

Como contestación a su escrito de fecha 7 del actual tengo el honor de participarle que FRANCISCO CARRILLO HERNANDEZ, tiene en esta Comisaría los siguientes antecedentes: En 4-2-937 denunciado por insultos, 23-2-937 por hurto, 5-12- 36 por dar de menos en el cambio de un billete de 25 pts, 1-6-936 por escándalo, 16-4-936 por estafa, en 17- 4- 936 por escándalo, 26-11-935 por malos tratos de palabra, en 4-5-937 por hurto de 20 pts; habiendo sido detenido en 14-10-936 y en fecha

27-8-937 por pronunciar frases despectivas en contra del Glorioso Movimiento Nacional.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Santa Cruz de Tenerife 8 de Septiembre de 1937

El Capitán Delegado,

[Firma rubricada]

[Al pie]

Señor Juez instructor, Don Antonio Campos.

 

Cfr.: A-TMTQ 5235-171-29.- Causa 337 de 1937 contra FRANCISCO CARRILLO HERNÁNDEZ.- Folio 18.

 

CAUSA 210 DE 1937 CONTRA SIETE ARAFEROS


M.8,962,474

Nº 5567                                   Legajo 181 – 29

 

Plaza de Santa Cruz de Tenerife                            Año de 1.937

 

 

JUZGADO MILITAR ESPECIAL.

 

Comandancia        General      de      Canarias

 

 

C A U S A   número    210

 

instruida contra los paisanos JOSE MARRERO GARCIA, ANTONIO RODRIGUEZ NUÑEZ, JORGE MESA HERNANDEZ, RUTILIO MARRERO CURBELO, FELIPE FLORES GONZALEZ y ELADIO FERRERA NUÑEZ, por el presunto delito de rebelión militar.

 

Ocurrió el hecho el día . . . . . . . . . . . . . . .

Dieron principio las actuaciones el día 31 de Mayo de 1.937 el actuado el día 31 de Mayo de 1.937

En prisión preventiva en 23 de Mayo de 1.937.

 

 

JUEZ INSTRUCTOR.

SECRETARIO.

El Comandante de Infantería

El Alférez de Caballería

Don Elisardo Edel Rodriguez.

Don Amado Martín Biénzobas

Otro

 

Tente. Don Agustín Durán

 

Delgado, de Infantería

 

Cfr.: A-TMTQ 5567-181-29.- Causa 210 de 1937.- Cubierta.

ACTA DEL CONSEJO DE GUERRA DE 8 DE MARZO DE 1940


O.8,957,436

111

 

ACTA DEL CONSEJO

En Las Palmas a ocho dias del mes de Marzo de mil novecientos cuarenta.

Se extiende la presente para hacer constar según lo determinado en artículo 585 del Código de Justicia Militar, lo siguiente: que en dicha fecha y a las quince horas se reunió en la Sala de Justicia del Regimiento de Infantería de Canarias nº 39 en el Cuartel de San Francisco, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza para ver y fallar la causa nº 257 de 1939 instruida por el delito de excitación a la rebelión contra los procesados ANGELA HERNANDEZ ORTEGA, GUMERSINDO CASANOVA DUMPIERREZ, MIGUEL LOPEZ MARTINEZ y FRANCISCO TRUJILLO GUERRA, estando constituido dicho Consejo por el Señor Teniente Coronel de Infantería DON  Eduardo Cañizares Navarro como Presidente y como Vocales los Capitanes Don Faustino Pérez Peres del Regrto de Infantena 39 Don José Batista Soba del mismo Rgto de Damián Massanet Plomer del Regto de Infantería de Canarias, Don José Cossio de las Barcenas del Regto de Artilleria y como suplentes Don Antonio Rodríguez Molina y Don Jerónimo del Rio Amor el primero del Regtº de Infantería de Canarias y el segundo de la Comandancia de Ingenieros de Las Palmas como vocal ponente el CAPITAN Honorario del Cuerpo Jurídico Militar Don Federico Leandro Martinez Nuñez y como fiscal el Alférez Honorario del Cuerpo Jurídico Militar Don Matías Vega Guerra, y como defensor el Alférez de Artillería Don Luis Mesa Suarez, no asistiendo el Capitán de Artillería Don José Cossio de las Barcenas por estar con permiso y siendo sustituido por el vocal suplente Don Jerónimo del Rio Amor y el Capitán Don Jose Batista Soba no asiste por estar destinado en Aviación siendo sustituido por el suplente Capitán Don Antonio Rodríguez Molina, encontrándose presentes los procesados.

Leído el apuntamiento por el Sr Juez en audiencia pública, nos se interesa por ninguno de los señores del Consejo, ni por el Fiscal ni Defensor la lectura de ningún actuado y en su virtud se pasa a la prueba testifical, solicitando la Defensa la comparecencia del testigo Diego Machin Herrnandez, haciendo constar el Sr Juez que esta mañana se recibio en el Juzgado certificado médico autorizado por el de esta Ciudad  Don Jose Guerra de que se encuentra enfermo con gripe, solicitando el Defensor se haga constar esto, en el acta del Consejo de Guerra.

Solicita la Defensa la comparecencia de Jose Martel Martel y le pregunta si se reunian los procesados en la Carpinteria para enterarse de noticias contrarias al Movimiento y también para traer y llevar estas noticias propalándolas con propósito derrotista; contestando que eso cree y asi lo manifiesta.

Solicita la Defensa comparezca el testigo Ernesto Vieria y le pregunta si se encontraba su hermano entre los que se reunian en la Carpinteria y dice que si y que este hermano estuvo detenido. Renunciando a los demás testigos, renuncia a ellos el Sr Fiscal.

Terminada la prueba el Señor fiscal analiza los hechos de los procesados y no varia la acusación que como provisional hizo, y solicita para Angela Hernandez la pena de 12 años de prisión mayor. Para Gumersindo Casanova la de 12 años de igual prisión para Miguel Lopez (el Catalan) la pena de 10 años de igual prisión mayor para Francisco Trujillo la de 8 años de igual prisión.

La defensa hace una relación de los hechos de forma que no estima fundada la acusación Fiscal por no existir causa que suficientemente este demostrada de las actividades de los procesados y no existir delito y solicita para ellos la libre absolución

Preguntados los encartados y procesados separadamente por el Señor Presidente si tiene algo que exponer manifiestan que no, quedando inmediatamente reunido el Consejo en sesión secreta para deliberar y dictar sentencia, de todo lo cual doy fé.

[Firma rubricada de FORTUNATO LÓPEZ CHAVEZ]

                 Vº Bº

El Presidente del consejo

              Cañizares

 

Cfr.: A-TMTQ 13344-433-14.- Causa 257 de 1939.- Folio 111.

 

CAUSA 257 DE 1939 EN LAS PALMAS


JUZGADO EVENTUAL Nº 1

 

PLAZA DE LAS PALMAS                  AÑO DE 1939

 

13344 – 433 – 14

 

Comandancia General de Canarias

 

Gobierno Militar de Las Palmas

 

C A U S A  Nº 257  DE  1.939

 

Instruida por el delito de prosición a la rebelión contra GUMERSINDO  CASANOVA DONPIERRES y tres mas.

 

Dieron principio las actuaciones el 5 de Abril de 1.939

 

Ocurrieron los hechos durante el año 1.939

 

En prisión Provisional desde el 1º de Abril de 1.939

 

Procesados

GUMERSINDO CASANOVA DUMPIERREZ
MIGUEL LOPEZ MARTINEZ (a) el catalán)
FRANCISCO TRUJILLO GUERRA
ANGELA HERNANDEZ ORTEGA

 

JUEZ INSTRUCTOR SECRETARIO
Capitán de Infanteria Cabo de Infanteria
Don Fortunato Lopez Chaves Eduardo Diaz Gordillo
Otro Otro
Capitán de Infanteria Sargento de Infanteria
D. Ismael Sánchez Rodríguez D. Benigno de Castro Campiña

Cfr.:

A-TMTQ 13344-433-14.- Causa 257 de 1939.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

Esta causa 259/1939 comienza con la denuncia de una paliza propinada por policías, al soldado MANUEL HERNÁNDEZ ORTEGA.

Luego deriva hacia la detención, en una carpintería sita en la calle Cristóbal Colón, de varias personas, entre las cuales se encontraba ÁNGELA HERNÁNDEZ ORTEGA alias LA PASIONARIA, hermana del soldado apaleado.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

En 8 de marzo de 1940 un tribunal militar presidido por el Teniente Coronel EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO, dictaría estas condenas:

 

1 Gumersindo Casanova Dumpierrez 4 años
2 Angela Hernandez Ortega (A) Pasionaria 2 años
3 Miguel Lopez Martinez (A) El Catalán) 3 años
4 Francisco Trujillo Guerra 2 años

 

Hay que señalar que estos encartados salieron bastante bien, dentro de lo que cabía, porque en el acto del Consejo de Guerra, el Alférez del Cuerpo Jurídico que actuó como Fiscal, MATÍAS VEGA GUERRA, había solicitado la aplicación de estas penas:

 

1 Gumersindo Casanova Dumpierrez 12 años
2 Angela Hernandez Ortega (a) Pasionaria 12 años
3 Miguel Lopez Martinez (a) El Catalán) 10 años
4 Francisco Trujillo Guerra 8 años

 

* * * * * * * * * * * * * * * * *

Por otro lado, hay que recordar que EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO, con el grado de Comandante, había estado antes en la guarnición de Las Palmas desempeñando el empleo de Comandante en el Regimiento de Infantería nº 39, sito en la Isleta (Puerto de La Luz – Gran Canaria).

EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO era el Comandante Militar de la Isleta cuando murió el General AMADO BALMES ALONSO.

Ejercía tal puesto desde el 13 de enero de 1936.

Incorporado prontamente al frente de batalla, EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO, por resolución del Excelentísimo Sr. General en Jefe de los Ejércitos de Operaciones, se confirma en el mando del Regimiento de Infantería Castilla número 3, y en el Gobierno Militar de la provincia de Badajoz, cargos que actualmente ejerce, en plaza de categoría superior, al comandante de Infantería don Eduardo Cañizares Navarro.

Así reza la disposición dictada en Burgos el 9 de octubre de 1936, firmada por el General Jefe, GERMÁN GIL YUSTE.

Menos de dos meses después, en el Número 46 del Boletín Oficial del Estado editado en Burgos el 2 de diciembre de 1936, EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO sería habilitado para ejercer el empleo inmediato superior, – Teniente Coronel -, por otra disposición de S. E. el Generalísimo de los Ejércitos Nacionales, datada en Burgos el 30 de noviembre de 1936, asimismo firmada por el General Jefe, GERMÁN GIL YUSTE.

Siendo confirmado en el ejercicio de los dos puestos que venía desempeñando.

Cuatro semanas más tarde, por disposición de S.E. el Generalísimo de los Ejércitos Nacionales se habilita para ejercer el empleo de Coronel al Teniente Coronel del Regimiento Infantería Castilla número 3 y desempeña el cargo de Gobernador Militar de Badajoz, continuando en el desempeño de ambos cometidos.

Esta disposición aparece datada en Burgos el 29 de diciembre de 1936, firmada por el General Jefe GERMÁN GIL YUSTE, habiendo sido publicada en el número 72 del B.O.E. de fecha 31 de diciembre de 1936.

Sin haber transcurrido un año, en 16 de noviembre de 1937, por resolución de S. E. Generalísimo de los Ejércitos Nacionales, cesa en el cargo de Gobernador Militar de la plaza y provincia de: Badajoz el Coronel de Infantería D. EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO.

Este puesto en Badajoz sería ocupado por JESUALDO DE LA IGLESIA ROSILLO, General de Brigada en segunda reserva.

Precisamente este General JESUALDO DE LA IGLESIA ROSILLO, instruiría procedimiento contra EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO, que le conduciría ante un Consejo de Guerra celebrado el 3 de febrero de 1939.

Este Consejo de Guerra le condenó a DOS años de prisión militar correccional, siendo ingresado en prisión.

Pero, sería puesto en libertad el 19 de abril de 1939, quedando en situación de disponible en Las Palmas (Gran Canaria), donde permanece prácticamente confinado.

Sería indultado por S.E. el Generalísimo.

Y reincorporado a la actividad militar, si bien rebajado a Teniente Coronel.

Como queda de manifiesto en esta Causa 257/1939, cuyo Consejo de Guerra preside, exhibiendo dos estrellas de ocho puntas en su uniforme.

Posteriormente, sería incorporado a puestos políticos del régimen franquista.

ACTA DEL 2º CONSEJO DE GUERRA CONTRA 7 ARAFEROS


113

ACTA DEL CONSEJO.

En la plaza de Santa Cruz de Tenerife a veinticinco de Noviembre de Octubre de mil novecientos treinta y siete. Se extiende la presente en cumplimiento de lo preceptuado en el articulo 585 del Código, para hacer constar: Que en dicha fecha y siendo las dieciséis horas treinta minutos, señalada se reunió en el Salón de Actos del Palacio de la Mancomunidad Provincial Interinsular de esta Capital, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, para ver y fallar la causa instruida contra los procesados José Marrero García, Antonio Rodríguez Nuñez, Jorge Mesa Hernandez, Rutilio Marrero Curbelo, Felipe Flores González, Eladio Ferrera Nuñez y Jorge Mesa Díaz por el presunto delito de rebelión; dicho Tribunal estaba constituido en la forma siguiente; por el Señor Teniente Coronel de Ingenieros don Manuel de León Rodriguez, como Presidente; por los Vocales, Capitanes don Elicio Lecuona Díaz, con destino en la comandancia General de Canarias, don José Trujillo Torres y Don Adolfo Ernas de Armas, del Regimiento Infantería de Tenerife número treinta y ocho, don José Pérez Silva, con destino en las Milicias de falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S., y don Jesús Ansocúa Rodriguez, del Grupo Mixto de Ingenieros número tres; como Vocal-Ponente, el Oficial primero Honorífico del Cuerpo Jurídico Militar don Arturo Ascanio y Tolosa; como Vocales-Suplentes los Capitanes don Rufino Castaño González, del Grupo Mixto de Artillería número tres y don Juan Bethencourt Herrera del Regimiento Infantería Tenerife número treinta y ocho, no asistiendo el primero de ellos siendo única parte acusadora en representación del Ministerio Fiscal, el Oficial segundo del cuerpo Juridico Militar, don Pablo Hurtado Izquierdo y como Defensor de los procesados el Alférez de Infantería don Santiago Fernández Obach, con destino en el Regimiento Infantería de Tenerife número treinta y ocho, hallándose presentes los procesados.

Por el Instructor se dio lectura a las actuaciones, en Audiencia Pública, y terminada esta lectura, fueron preguntadas las partes y los componentes del consejo por la Presidencia, si deseaban las lecturas de otras diligencias, a lo que renunciaron todos, asi como al examen de los procesados, excepto el señor Fiscal, que interroga a Jorge Mesa Hernández quien a sus preguntas, dice: que conocía el Movimiento cuando se marchó huido, huida que hizo el veinticuatro de Julio de mil novecientos treinta y seis; que huyó por temor a que lo persiguieran; que era Alcalde del Frente Popular en Arafo y que intervino en la petición de destitución del entonces Comandante General de Canarias. Jorge Mesa Díaz contesta también a preguntas del Fiscal y dice que tenia en su casa una escopeta de caza y que carecia de licencia desconociendo el Bando de su entrega. El Defensor interroga solamente a Jorge Mesa Díaz, quien dice que varias veces más sufrió registros por la guardia Civil en los cuales le vieron la escopeta y no la quitaron.

Seguidamente se concede la palabra al Señor fiscal, quien expone su alegato narrando los hechos en términos idénticos a como figuran en la calificación provisional, diciendo que se ve precisado mantener los términos y conceptos de la misma. En examen de la apreciación jurídica de dichos hechos, hace referencia a la modificación que hiciera el Ministerio Público en el acto del anterior Consejo de guerra, en el cual, variando la calificación provisional, apreciaba un delito de auxilio a la rebelión en todos los procesados, excepto Jorge Mesa Díaz, y entiende que no es calificación apropiada, pues el auxilio se caracteriza por la relación entre los auxiliados y los auxiliadores, esto es, entre el que los presta y el que los recibe, cosa que no ha ocurrido en los hechos de autos, puesto que, no hay ninguna relación con otros elementos que permitan establecer esa calificación. Es pues, esta modificación un error del que no participa el Ministerio Público con la actual representación. Pasa después a examinar los fundamentos de la sentencia primera dictada, para deducir que no cabe calificarlo como el delito de depósito de Armas de la Ley de veintidós de Noviembre de mil novecientos treinta y cuatro, por lo que en ella se necesitan que estén depositadas mas de cinco armas, lo que no ocurre en este caso, que solo se le encontraron tres; tampoco estima aceptado el considerar la posesión de folletos revolucionarios como comprendido en el articulo 7º del Bando de tres de Septiembre del año anterior. Por lo que respecta a Jorge Mesa Díaz, el hecho de tener en su poder una escopeta sin haberla entregado, no cabe incluirlo en la tenencia ilícita de armas, como dicha sentencia lo califica, sinó que por tratarse de un arma de ánima lisa y no rayada, su posesión no es propia de tal delito; pero en cambio, al no haberla entregado a su tiempo, como en los Bandos se ordenaba, ha incurrido en el delito de desobediencia grave, que debe ser penado en los términos previstos en el código Penal Común. Se extiende en razonamientos, para deducir que el delito cometido por los procesados, siempre con excepción de Jorge Mesa Díaz, es el de rebelión del articulo 238 del Código de Justicia Militar, en relación con el caso 3º del articulo 237 del mismo Código, ya que, al huir, cuando eran reclamados y buscados por las Autoridades, para responder de otros cargos, estaban incursos en la calificación de rebeldes que determinaba el Bando declaratorio del Estado de Guerra y formaban partida armada con el fin determinado en dicho caso 3º del articulo 237; que por todo lo expuesto, se ve obligado a mantener íntegramente la apreciación y calificación hecha en los dos escritos de de conclusiones provisionales unidos a autos, terminando diciendo que la pena que previene el articulo 238 del Código de Justicia Militar, es justo pedirla en la cuantía menor, ya que es evidente que no realizaron actos de agresión ni ningunos otros que merezcan la pena más grave, por lo que en nombre de la Ley pide se le imponga a todos los procesados con excepción de Jorge Mesa Díaz, la pena de reclusión perpetua con las accesorias legales correspondientes y a Jorge Mesa Díaz la pena de cuatro meses de arresto mayor y multa de quinientas pesetas, por el delito de desobediencia grave a la Autoridad.

El Defensor hace uso de la palabra y pone de manifiesto los razonamientos de la sentencia anterior y al rebatir al señor Fiscal, se extiende en la demostración de que en ninguna forma cabe la aplicación del articulo 238 del Código de Justicia Militar, en relación con el 237, pues el caso tercero del mismo requiere la existencia de una partida armada con el fin determinado de obrar en colaboración o coincidencia con otras partidas del mismo territorio y como nada hicieron, ni practicaron ningún acto de agresión ni de ninguna clase, es lo cierto que no había ningun fin y no es de aplicación tal calificación. Razona después para atribuir la huida de los individuos exclusivamente al temor a represalias por los elementos que habían sido perseguidos por ellos durante el mandato del Frente Popular, represalias practicadas en muchas partes y respecto a Jorge Mesa Díaz, insiste en que fue registrado varias veces, se le vió la escopeta y al no incautarse de ella, creyó lícito poseerla, terminando pidiendo la libre absolución de los procesados.

Seguidamente por la Presidencia se preguntó a todos los procesados, uno a uno, si tenían algo que alegar ante el Consejo, y sucesivamente fueron contestando que no, retirándose el Vocal Suplente y quedando reunido el Consejo en sesión secreta, para deliberar y dictar sentencia, de todo lo cual doy fé.

Elisardo Edel

         Vº.    Bº.

El Tente. Coronel Presidente                        

                        León

[Ambas firmas rubricadas]

 

Cfr.: Folio 113 de Causa 210 de 1937 [5567-181-29].