POR QUÉ NO LE PEGA UN TIRO AL TENIENTE


J.2,968,827

62

Fiscalia 378.

El Fiscal, en cumplimiento de lo preceptuado en el artículo 542 del Código de Justicia Militar, dice:

Primero. – – – –

Resulta del presente sumario seguido con el número 9 del Registro del año en curso, que, aproximadamente a las doce horas del dia veinte del mes de Febrero próximo pasado, el paisano Severiano Expósito Diaz, en ocasión de pasar junto al soldado del Grupo Mixto de Artilleria número 2, de guarnición en esta Plaza, Luis Diaz Garcia, que prestaba servicio para el mantenimiento del orden público, por haberse declarado el Estado de Guerra, le dijo: “Por qué no le pega un tiro al Teniente”, refiriéndose al que mandaba la fuerza que prestaba el aludido servicio.

Los hechos relatados integran un delito de la especie de los previstos en el artículo 249 del texto legal invocado.

Segundo. – – –

Del expresado delito es responsable en concepto de autor por participación directa y voluntaria, el procesado, paisano SEVERIANOI EXPOSITO DIAZ.

Tercero. – – – –

No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Cuarto.. – – – –

Renuncia este Ministerio a la práctica de ulteriores diligencias de prueba.

Quinto. – – – –

Es de imponer una pena de prisión correccional con las accesorias legales correspondientes.

Sexto. – – – –

Ha lugar al abono del total de tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta causa.

Séptimo.- – – –

No existen responsabilidades civiles que exigir.

Octavo. – – – –

Todo con arreglo a los artículos citados y demás de general aplicación de ambos Códigos.

Santa Cruz Tenerife a 2 de Julio de 1.936

 

EL FISCAL.

[Firma rubricada de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, acompañada a su izquierda por el sello elíptico de la FISCALÍA JURÍDICO MILITAR DE CANARIAS]

Cfr.: ATMTQ 3781-154-24. Causa 9 de 1936.- Folio 62.

 

 

Anuncios

POR SEDICIÓN EN ESTADO DE GUERRA DE 20 DE FEBRERO DE 1936


 Z.4,053,973

Nº 3781                                     Legº 154 – 24

 

Plaza de Santa Cruz de Tenerife                                     Año de 1936

Comandancia Militar de Canarias

Juzgado Permanente

 

C A U S A   Nº  9

 

Instruída contra el paisano SEVERIANO EXPOSITO DIAZpor el delito de sedición comprendido en el Bando en que se declaró el estado de Guerra el 20 de febrero de 1936

 

Ocurrió el hecho, el 20 de Febrero de 1936

Dieron principio estas actuaciones el 20 de Febrero de 1936

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

El Comandante de Infantería don

El Brigada de Infantería don

Francisco Sánchez Pinto

Eugenio Rodríguez Alonso.

Otro D. Elisardo Edel Rodriguez

Otro Don Antonio Carballo Arias

 

Cfr.: ATMTQ 3781-154-24. Causa 9 de 1936.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Iniciada esta causa en febrero de 1936, SEVERIANO EXPOSITO DIAZ sería procesado quedando en libertad provisional.

En 27 de junio de 1936, el Auditor de División Coronel JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, decreta la elevación a plenario, continuando el procesado en libertad provisional.

Habiendo transcurrido más de cinco meses.

En 2 de julio de1936 por el Fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET es formulado el escrito de acusación, considerando los hechos como delito cometido por el procesado, previsto y penado en el artículo 249 del Código de Justicia Militar, solicitando la imposición de una pena de prisión correccional con las accesorias correspondientes.

Una semana después, en 9 de julio de1936, AURELIO BALLESTER Y PÉREZ ARMAS, como Letrado defensor designado por el encartado, se opone a la calificación del Fiscal, solicitando ampliación de la prueba, y la presencia de varios testigos.

El 14 de julio de 1936 se le notifica la lectura de cargos a SEVERIANO EXPÓSITO DIAZ, firmando la notificación los presentes en el acto: Juez Instructor Comandante FRANCISCO SANCHEZ PINTO, AURELIO BALLESTER PÉREZ ARMAS, y el Brigada EUGENIO RODRÍGUEZ ALONSO, Secretario fedatario, a excepción del procesado SEVERIANO EXPÓSITO DIAZ que no sabe firmar.

En esto, sobreviene el golpe de estado, que llevaba tiempo gestándose, desencadenante de la terrorífica guerra exterminadora de españoles.

En nueve de octubre de 1936, el Auditor JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, ordena al Comandante Juez Permanente FRANCISCO SANCHEZ PINTO, que haga entrega de todos los procedimientos a su cargo, al Comandante movilizado ELISARDO EDEL RODRIGUEZ, para que éste con el carácter de Juez Instructor continúe la tramitación de los mismos.

Interviene el Fiscal RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, calificando los hechos como delito cometido por el procesado, previsto y penado en el artículo 249 del Código de Justicia Militar, demandando la aplicación de la pena de SEIS años de prisión correccional, suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena.

El 25 de noviembre de 1936 tiene lugar el Consejo de Guerra contra SEVERIANO EXPÓSITO DIAZ, presidido por el Teniente Coronel JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, actuando como vocal Ponente el Oficial Primero de Complemento del Cuerpo Jurídico Militar PEDRO DOBLADO SÁIZ. El Ministerio Fiscal es representado por el Teniente Auditor de Tercera ÁNGEL DOLLA MANERA, Y como Defensor actúa MIGUEL RUEDA NAVARRO, Teniente de Infantería movilizado.

Finalmente, el Consejo de Guerra, considerando que el hecho relacionado es constitutivo de una proposición no penada expresamente en la Ley, sin que conste en las actuaciones, por no figurar en las mismas, ejemplar del Bando en el que se hubiese declarado tal estado excepcional, y atendiendo al estado de embriaguez completa del procesado, falla absolviendo a SEVERIANO EXPÓSITO DIAZ.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

En este blog ha quedado acreditado, que tal bando declarando el estado de guerra en 20 de febrero de 1936, fue dictado y aplicado, figurando un ejemplar en la causa 10 de 1936.

Causa 10/1936 iniciada en 20 de febrero de 1936.

La misma fecha que la presente causa 9/1936.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/04/24/declarando-estado-de-guerra-en-febrero-de-1936/

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Visto diacrónicamente, tal acontecimiento, hay que calificarlo, como mínimo, de extraño.

Y, más, sorprendente, porque no nos consta que el gobierno republicano del Frente Popular, adoptara medida alguna contra los implicados en la declaración de estado de guerra en 20 de febrero de 1936.

 

CONVOCANDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 7 DE 1932


49

U.4,927,231

 

Auditoría de Guerra de la Comandancia Militar de Canarias

 

Orden del día 7 de Abril de 1932  en Santa Cruz de Tenerife

 

El próximo día 9 de los corrientes a la 10 horas se reunirá en la Sala de actos del Cuartel de San Carlos que ocupa el Regto Infª nº 37 de la Plaza  de Santa Cruz de Tenerife el Consejo de Guerra Ordinario de plaza que ha de ver y fallar la causa seguida contra el paisano Antonio Vidal Arabí

por el delito de injurias a determinado Cuerpo del Ejército

 

EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

PRESIDENTE

Teniente Coronel Señor Don José Cáceres Sanchez.

VOCALES-CAPITANES

 

NOMBRES DESTINO
  Francisco Arriaga Adan

Regto Infantería nº 37

 

Mariano San Segundo Jimenez

id.         id.             37
  Joaquín Vega Benavente

id.         id.             37

 

Rafael Villegas Romero

Grupo Mixto Artillería nº 2
  Jose Tiestos Oviedo

Comandancia Ingenieros Tenerife

 

VOCAL PONENTE

Teniente Auditor de 3ª habilitado de 2ª Don Tomás Garicano Goñi

 

VOCALES SUPLENTES

NOMBRES

DESTINO

 

Enrique Suarez Deza Aguilar

Grupo Mixto Artilleria nº 2.

  Eugenio Lopez Moradillo

Caja Reclutas nº 59

 

 FISCAL

El Jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue.

DEFENSOR

El Letrado Don Aurelio Ballester y Perez Armas

JUEZ INSTRUCTOR

El Comandante Juez Permanente Don Francisco Sanchez Pinto

Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

El Auditor,

José Samsó

[A la izquierda de la rubricada firma del Auditor de Guerra, Coronel JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, está inserto en tinta el sello de la AUDITORÍA DE LA COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS que lleva en su interior el emblema jurídico militar].

 

Cfr.: A-TMTQ 2298-137-7.- Causa 7 de 1932.- Folio 49.

 

* * * * * * * * * * *

En este Consejo de Guerra el Fiscal actuante sería el Teniente Auditor de Tercera  RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA.

El Defensor fue el Letrado AURELIO BALLESTER Y PÉREZ ARMAS.

* * * * * * * * * * *

Obsérvense las diferencias formales de esta Convocatoria republicana, con las que se sucedieron después de la sublevación del 17 julio de 1936.

1.-

Quien convoca es el AUDITOR DE GUERRA no el COMANDANTE MILITAR.

2.-

La presencia de DEFENSOR LETRADO elegido VOLUNTARIAMENTE por el procesado; no un oficial de grado militar inferior, de una lista obligatoria presentada al reo para que designara uno.

Al menos, durante la Segunda República había cierto respeto por las formas judiciales.

Y se procuraban respetar los derechos proclamados en la Constitución de 1931, aprobada por las Cortes Constituyentes el 9 diciembre de dicho año.

Aunque se declararon varios estados de guerra, durante los cuales quedaban suspendidos tales derechos.

Sin olvidar que la LEY DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA, de fecha anterior, – 31 de octubre de 1931 -, permitía al gobierno restringir derechos.

AMNISTÍA REPUBLICANA PARA ANTONIO VIDAL ARABÍ



79

Ilmo. Señor Auditor.

El Fiscal dice: En consonancia con mi comunicación, de esta fecha en la que daba cuenta a V.S. del telegrama que me dirigia el Excmo Señor Fiscal General de la República, trasladandome el contenido de la Ley de Amnistia de 11 del actual, publicada en la Gaceta del 21, y por la que se conceden los beneficios de amnistia – a los reos de delito comprendidos en el apartado 1º), número 7º del articulo 7º del Codigo de Justicia Militar-, se ha examinado la presente causa, registrada bajo el número 7, de 1932 y seguida contra el paisano ANTONIO VIDAL ARABI, de cuya actuaciones resulta: que por sentencia dictada en Consejo de Guerra de Plaza, reunido el dia 9 de Abril último (folio 60 a 61) el aludido individuo fué condenado a la pena de seis meses y un dia de prisión correccional como autor de un delito de insulto a determinado Cuerpo del Ejército, previsto y sancionado en el articulo 258 del referido texto legal. Cuyo fallo fué firme en virtud de decreto de su Autoridad obrante al folio 64 y vuelto.

Teniendo en cuenta que la sentencia aludida lleva fecha posterior a la promulgación de la Constitucion de la Republica, que el medio empleado para la comisión del delito, es de los que se preveen en la Ley antes invocada para la aplicación de dicha gracia, y que el condenado no concurre la condición de militar, motivadora de la exclusion de tales beneficios, este Ministerio, oonsidera procedente la aplicación de los mismos, y en tal sentido los insta de su Autoridad a la que paralelamente suplica la libertad del paisano ANTONIO VIDAL ARABI por lo que a las resultas de la presente causa se refieren cesando en su consecuencia la condicionalidad de la otorgada por Decreto de 23 de Agosto proximo pasado (D. O. nº 200) y elevandola a definitiva.

De acordarlo así V. S. se darán las ordenes oportunas para su cumplimiento,  designando Juez Instructor y Secretario, en su caso, que proceda a la apertura y continuación del diligenciado, practicandose la oportuna notificación al amnistiado, extrayendose y cursandose testimonio de la presente censura y Decreto de su Autoridad para el Jefe de la Prisión Provincial de esta Capital en donde cumplió, otro de iguales extremos para esta Fiscalia a los efectos de estadistica, union a los autos de los acuses de recibo correspondientes, acreditación de cumplimiento, y nueva consulta a esa Auditoria una vez practicadas las diligencias de ejecucion antes indicadas.

Santa Cruz Tenerife 23 Septiembre 1932

EL FISCAL

P.I.

Rafael Diaz Llanos

[Firma rubricada

A la izquierda de la rubricada firma del Fiscal RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, está el sello ovalado, en tinta, de la Fiscalía Jurídico Militar de Canarias.

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folio 79.

* * * * * * *

Nota del transcriptor:

En este farragoso texto se puede ver que el joven RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, no dominaba  suficientemente la jerga jurídica-militar.

Y lo que es peor, sus conocimientos del idioma era deplorables.

No solamente por la abundante carencia de tildes, sino que además queda de manifiesto que ni siquiera sabía conjugar correctamente, el verbo «prever», incurriendo en el vergonzoso desliz de escribir «preveen», donde debía haber escrito «prevén».

Disparate lingüístico al que seguimos asistiendo hoy en día, por estar muy extendido entre la inverecunda clase política actual.

 

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folio 79.

 

LIQUIDACIÓN DE CONDENA DE ANTONIO VIDAL ARABÍ EN 1932



U.4,921,649

69

L I Q U I D A C I O N   de la condena impuesta al paisano ANTONIO VIDAL ARABÍ.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

 

Se hizo firme la sentencia el dia 19 de Abril 1.932  
Ingresó en prisión el día 25 de Abril de 1932.  
Fué condenado por el Consejo de Guerra en 9 de

Abril de 1932, a la pena de

 

6 meses y un dia

Le resta por cumplir desde el dia 25 de Abril

de 1.932 que ingresó en prisión, hasta el dia

22 Octubre del mismo año que la dejará

extinguida

 

 

 

6 meses y un dia

 

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

 

Santa Cruz de Tenerife a veintisiete Abril 1.932.

El Comandante Juez,

Francisco Sánchez Pinto

[Firma rubricada]

[A la izquierda de la rubricada firma del Comandante FRANCISCO SÁNCHEZ PINTO, está estampado el sello ovalado entintado del Juzgado Permanente de la Comandancia Militar de Canarias].

 

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folio 69.

CAUSA 7 DE 1932 (2298-137-7)


 

Nº 2298 = Legajo nº 137  = Nº de orden en el legajo 7

 

Plaza de Santa Cruz de Tenerife                                     Año de 1.932

–  – – – – –   COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS . – – – – – –

 

Capitanía General de Canarias

 

JUZGADO PERMANENTE

 

– – – – – – – – – –

 

– – – – – – – –  C   A   U   S   A   Nº. 7 – – – – – – – –

 

Instruída contra el paisano ANTONIO VIDAL ARAI, por el delito de injurias a determinado cuerpo del Ejército.

 

Ocurrió el hecho, el 18 de Diciembre de 1932.*

 

Dieron principio estas actuaciones el 27 de Enero de 1932.

 

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

El Comandante de Infantería don

El Sargento de Infantería don

FRANCISCO SANCHEZ PINTO

JOSE PEREZ RIVERO

 

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Cubierta.

 * * * * * * * * * * *

* Resulta obvio señalar que el escribiente confeccionador de esta portada o cubierta, de la Causa 7 de 1932, ha cometido el típico error mecanográfico que suele producirse en el cambio de una año a otro, habiendo escrito 1932 donde debía haber escrito 1931, para el año de acontecimiento del hecho.

El segundo apellido del paisano encartado, era ARABÍ.

REFERENCIAS CIBERNÉTICAS

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/11/26/ante-un-inminente-atropello/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/05/13/de-sumario-civil-349-de-1931-a-causa-militar-7-de-1932/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/11/26/ante-un-inminente-atropello/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/08/05/pertenece-al-centro-de-estudios-sociales/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/08/04/se-ha-declarado-autor-antonio-vidal-arabi/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2010/08/09/antonio-luis-juan-vidal-arabi/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/07/07/designado-defensor-de-oficio-en-causa-71932/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/07/08/los-hechos-realizados-no-son-constitutivos-de-delito/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/08/04/antonio-vidal-arabi-designa-defensor-al-abogado-aurelio-ballester-perez-armas/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/08/06/lectura-de-cargos-al-procesado-antonio-vidal-arabi/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/11/26/decretada-vista-y-fallo-en-consejo-de-guerra-de-causa-7-de-1932/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/11/28/olvidando-sus-deberes-de-respeto-a-todo-lo-que-significa-autoridad/

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/05/15/coartando-el-derecho-de-defensa-en-1932/

OLVIDANDO SUS DEBERES DE RESPETO Á TODO LO QUE SIGNIFICA AUTORIDAD


Fiscalía 161

AL CONSEJO DE GUERRA.

SEÑORES DEL CONSEJO: El benemérito Instituto de la Guardia Civil ha sido una vez más atacado en su honorabilidad, continuando de esta forma la campaña difamatoria injustamente emprendida contra él. El delito que hoy se somete a la apreciación de este CONSEJO DE GUERRA es un delito corriente, si bien su medio de comunicación ha sido la imprenta, dándole por ello fantásticas proporciones yá que las injurias han adquirido y adquieren extraordinaria importancia, habida cuenta su enorme propagación, cuando son cometidas por estos procedimientos. Sin embargo, no es el presente el único caso que se ha fallado por un Tribunal Militar en estos últimos meses, y por ello la labor que habéis de realizar os será tanto más fácil cuanto que los Consejos que han precedido al actual, han sentado una vasta y numerosa jurisprudencia en esta materia.-

Esos delitos á que me refiero han sido propagados por el mismo medio, la imprenta, si bien aquellos en su mayoría lo fueron en órganos periodísticos de escasa importancia, por su reducida tirada, cosa que no ocurre en el caso de autos pués en este, el procesado se valió para ofender de unas hojillas sueltas.

Estudiemos los hechos:-

El dia 18 de Diciembre proximo pasado se repartieron por las calles de esta Capital un sin número de hojillas en las cuales y con motivo del juicio que se iba a celebrar en la Audiencia Provincial contra un periodista que se habia hecho reo de un delito de injurias á la Guardia Civil, su autor se hacia solidario de la actuación de aquel y en ellas insertaba párrafos y frases vejatorios y denigrantes para el benemérito Cuerpo y que á manera de ejemplo transcribieren algunos de ellos, “La Benemerita Institución mortificada en su ACRISOLADA honorabilidad ante la insolencia de un ingenuo idealista movió su complicado aparato y nuevamente las grapas de esa terrible grúa judicial, sujeta a los caprichos de los Generales del famoso y trágico Cuerpo volvieron á cerrarse sobre Leonardo Babel”. La lectura del párrafo precedente os parecerá quizá, está fuera de todo alcance punitivo, mas cuando os diga y veáis que en sus tipos de imprenta las palabras “BENEMERITA” y ACRISOLADA honorabilidad” los emplea con caracteres más grandes que de los utilizados para el resto del escrito, vuestro modo de pensar será seguramente muy diferente y más aún cuando al seguir leyendo el impreso veáis con claridad cuál es la intención de su autor, bástenos copiar para ello frases: “El crimen de ese ciudadano periodista consistió en pedir la desaparición de esa plaga policiaca.. repugnancia por esa guardia pretoriana á la que no dudo de calificar

U.4.903.597

-45-

de incivil”. Asi pues, Señores del Consejo, como habéis podido ver las transcriptas, no solamente se solidarizaba su autor con el periodista á que alude y que fue condenado por la Audiencia á una pena de tres años y medio de destierro, sino además añadió y calificó al Cuerpo del Ejercito mantenedor del Orden Público, en otra parte de su escrito, como “asesinos del pueblo” ¿Se pueden contener en dos palabras más ofensa e infamia¿? ¿Puede haber imputación á persona individual ó colectiva tan grave y que le pueda descreditar tanto como el decirle son reos —– de unos de los crímenes que más severamente castiga nuestro Codigo Penal Común? Vosotros Señores del Consejo seis los que vais á decidir sobre esta cuestión, en vuestro fallo responderéis á estas preguntas de una manera indirecta al condenar el escrito y por ello dejo de hacer más consideraciones sobre el particular yá que estimo las frases aludidas son tan graves que por si solas se acusan como injuriosas y piden una severa sanción.

El procesado en el acto de lectura de cargos y contestando á la pregunta del Juez, de si tenia que enmendar ó ampliar sus declaraciones, dijo: tenía que añadir que cuando autorizó que se repartiera la hojilla objeto del sumario fue después de haber recogido en el Gobierno Civil un ejemplar de la misma con el sello de dicho Centro, que era la autorización para la publicidad, y que de no haber la censura gubernativa autorizada el dar a luz la dicha hojilla no se hubiese atrevido á ordenar se repartiera con esta manifestación, el procesado ha querido hacer ver su inculpabilidad, pero seguramente olvidó que en la fecha á que nos referimos afortunadamente había desaparecido en España el régimen de censura previa en las publicaciones y el derecho de libre emisión del pensamiento se ejercía sin cortapisas “a priori” de clase alguna, y solo para efectos administrativos se exigía, por estar en vigor la llamada Ley de imprenta, la presentación por lo que a hojillas sueltas se refiere, de tres ejemplares de ella con el pié de imprenta y el nombre y apellidos y domicilio del declarante unido a la afirmación de este de encontrarse en pleno uso de sus derechos Civiles, mas no para efectos necesarios, como ha pretendido demostrar el encartado sino únicamente repito, para efectos administrativos, yá que no existiendo la censura en la epoca de autos al devolversele al encartado por el funcionario correspondiente del Gobierno Civil una de las hojillas con el sello del referido Centro no implicaba de manera alguna solidarización ó placet Jurídico por lo que se refiere a derecho punitivo del escrito ó publicación si no lo que se pretende con dicho sistema es garantizar la responsabilidad del autor en cuantas publicaciones ven la luz y el objeto de evitar las llamadas clandestinas,

Relatados siquiera sea, sucintamente los hechos origen de esta acusación y su califación como punitivas corresponde en el orden del raciocinio demostrar el grado de pena ó sanción imputable á aquel que olvidando sus deberes de respeto á todo lo que significa autoridad y acatamiento á los mantenedores del orden se ha hecho reo de un delito.

El caso de autos tiene una mayor importancia que los sometidos a los Consejos de Guerra anteriores, pues en ellos los procesados publicaron en la prensa sus trabajos y articulos, que oportunamente fueron castigados, mas el procesado en esta causa, no ha empleado la prensa, si no se ha valido de las hojillas referidas, siendo por ello indudable que el desarrollo del delito ha adquirido mayores proporciones, pues de los aludidos periódicos como ya dije solo se publica un número muy reducido, y sin embargo las hojillas no solamente por la curiosidad natural del  público en enterarse de su contenido, unido a la gratuidad de los mismos y al excesivo número de la tirada adquiere mas vasto campo de divulgación que aquellos, ya que no solamente se limita su propagación al orden ó esfera social que habitual ó casualmente á

U.4.905.390

-46-

mente lee los periódicos de referencia si no por las razones aludidas, son todas las clases sociales y personas las que ávidas de conocer el contendido de las citadas hojillas se enteran de su texto. Creo pues está claro, que la generación del delito de autos á adquirido mayores proporciones que en los casos enjuiciados con anterioridad y que inumerablemente veces he repetido asi mismo su calificación del orden jurídico y por ello no quiero insistir más sobre estos puntos en la seguridad de que el Consejo de Guerra fiel á su deber y á su conciencia sabrán pagar al Cuerpo injuriado el homenaje que reclama este y el interés público.

Estos hechos son constitutivos á juicio de este Ministerio de un delito de injurias á determinado Cuerpo del Ejército castigado y definido en el artículo 268 en relación con el número 7 del articulo 7º ambos del Codigo de Justicia Militar, sin circunstancias modificativas de la responsabilidad y del cual es responsable en concepto de autor directo voluntario y material el procesado paisano ANTONIO VIDAL ARABI y para el cual solicito en nombre de la Ley la pena de un año de prisión correccional y accesorias de suspensión de cargo público y de derecho de sufragio durante el tiempo de la condena.

Todo con arreglo a los articulos citados y trece y catorce del Codigo Penal Común y demás de general aplicación de ambos Codigos.

EL CONSEJO NO OBSTANTE FALLARA.

Santa Cruz de Tenerife 22 Marzo 1932.

El Fiscal.

P.    A.

Rafael Díaz-Llanos Lecuona

[Firma rubricada]

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folios 44 a 46.