REGISTRANO CAUSA 95 DE 1936 EN AUDITORÍA DE LAS PALMAS


 

M.8,237,507  
  4

AUDITORIA DE GUERRA

 
DE

CANARIAS.

 
Numero 205.  
  La causa que V.S. instruye
  por el presente delito de rebe-
  ion Militar por todos los he-
  chos perpetrados en esta Capi-
  tal de tal naturaleza a partir
  del 18 de Julio ultimo, ha sido
  registrada con el numero 95
  de 1936.
  Las Palmas 3 de Agosto 1936

 

EL AUDITOR.

[Firma rubricada de RAFAL DÍAZ-LLANOS LECUONA]

 

[Al pie]

Sr Capiian Juez Instructor Don Cristobal Garcia Uzuriaga

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 13437-437-7.- Causa 95 de 1936.- Folio 4.

Anuncios

CONDUCIENDO LUIS PADRÓN PADRÓN


J.2,974,842

Numero 16

3

En Las Palmas a las 14h del dia 3 de julio de 1936 comparecen en esta Comandancia Militar los Guardias de Seguridad José Dominguez Hernandez, y Esteban Santana Peñate conduciendo un individuo, llamado Luis Padrón Padrón, natural de “El Pinar (Hierro), soltero, de 21 años de edad profesión pinche de cocina; el cual fue detenido, por haber sido uno de los los individuos que han hecho los disparos a la fuerza publica como consta en la hoja adjunta, el cual es comunista,

 

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 13437-437-7.- Causa 95 de 1936.- Folio 3.

* * * * * * * * *

Por la posición de este documento manuscrito dentro de la Causa 95 de 1936, detrás del folio 2 datado el 3 de agosto de 1936, es obvio que lo descrito no sucedió en 3 de julio de 1936.

JUSTO ÉVORA VELÁZQUEZ CONDENADO A 30 AÑOS DE RECLUSIÓN


27

S E N T E N C I A.

En la plaza de Las Palmas a treinta y uno de Agosto de mil novecientos treinta y ocho, reunido en el salón de actos del Cuartel del Regimiento de Infanteria Canarias nº 39 el Consejo de Guerra Ordinario de Cuerpo para ver y fallar la causa seguida contra el soldado de dicha unidad Justo Evora Velazquez por el delito de adhesión a la rebelión, visto el resultado de las pruebas practicadas ante el Consejo, oídas la acusación fiscal y la defensa y,

RESULTANDO probado y asi se declara que el dia 17 de Agosto corriente el procesado soldado Justo Evora Velazquez, hizo manifestaciones contrarias al Glorioso Movimiento Nacional, tales como censura a los puntos vitales en que esta basada la organización del mismo, que la propaganda de la España Nacional esta hueca y sin argumento, girando todo alrededor de las palabras Patria, Imperio, Jerarquia y Religion, mofandose de todas ellas y agregando que “vamos a volver a los tiempos de los Reyes Catolicos, tiempo del Feudalismo en el que el Señor era dueño de un castillo en el que reinaba la horca y el cuchillo”. Que el propio dia le fue dada al procesado la noticia de que tenia que embarcar para el destacamento de Puerto de Cabras, por cuyo motivo se molesto manifestando que no iria aunque tuviese que desertar pues no le gustaba ir a Fuerteventura por no ser propicio para pos planes que tenia pendientes en esta plaza, motivo este por el que hablo con el Capitan Bethencourt para que le eliminara del destacamento y al comunicarle este que era orden del Sr. Comandante Mayor, pidió hablar con él, y al salir de la entrevista manifestó que dicho Comandante era un insolente por no acceder a su petición y “que lastima de un agujerito por la calva con una bala de pistola”. Que en otras manifestaciones que también hizo den el referido dia, dijo “que todos los militares eran unos asesinos a sueldo y que a cualquier ladron que mate a otro se le fusila y sin embargo a quien ha organizado las matanzas por millares no se le hacía nada, que esto lo podía justificar por tener a familiares desparecidos, un hermano en la cárcel y un intimo amigo fusilado”

RESULTANDO que el Ministerio fiscal en su acusación calificando los hechos como integrantes de un delito de rebelión militar en forma de adhesion del parrafo segundo del articulo 238 de nuestro Codigo, solicito se impusiera al procesado la pena de muerte y que la defensa calificándolo de un delito de sedición del articulo 249 del Codigo Castrense intereso se impusiera a su patrocinado la pena de seis años de prision menor.

CONSIDERANDO que los hechos declarados probados son legalmente constitutivos de un delito de adhesión a la rebelión que define y sanción el párrafo segundo del articulo 238 en relacion con el 237, ambos del Codigo de Justicia Militar pues con su conducta revela el procesado su identificación absoluta con los rebeldes marchistas y su proposito de hacer efectiva tal adhesion en forma de sembrar la duda en la retaguardia Nacional y pretender minar la disciplina y entusiasmo de las tropas que siguen con fe inigualable al Caudillo que las manda.

CONSIDERANDO que del expresado delito es autor responsable el procesado soldado del Regimiento de Infanteria de Canarias nº. 39 Justo Evora Velazquez, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CONSIDERANDO que toda persona responsable criminalmente de un delito lo es también civilmente conforme a los dispuesto en el articulo 219 de nuestro Codigo y en consecuencia el procesado debe indemnizar al Estado en los daños y perjuicios sufridos por el mismo con ocasión de la rebelión marxista, a cuyo efecto y en cumplimiento de lo mandado en el Decreto Ley de 10 de enero de 1937, procede hacer expresa reserva en favor del quien corresponda, de las acciones pertienentes para reclamar las responsabilidades civiles a que haya lugar.

Vistos con los citados, los artículos 33 y 44 del Codigo Penal, 172, 173 y 185 del de Justicia Militar y demás de general aplicación de ambos Codigos,

EL CONSEJO DE GUERRA falla que debe condenar y condena al procesado soldado del Regimiento de Infanteria de Canarias nº 39 (como autor responsable de un delito de adhesion a la rebelion, a la pena de treinta años de reclusión mayor, con las accesorias de interdicción civil del penado durante la condena e inhabilitación absoluta y expulsión de las filas del Ejercito con perdida de todos los derechos adquiridos en el. Para el cumplimiento de la condena le será de abono la totalidad del tiempo que haya estado privado de libertad por razón de esta causa, debiendo indemnizar al Estado en los daños y perjuicios por el mismo sufridos con ocasión de la rebelión marxista a cuyo efecto se hace expresa reserva en favor de quien corresponda de las acciones pertinentes para reclamar las responsabilidades civiles a que haya lugar.

[Siguen las firmas rubricadas de los siete integrantes del Tribunal sentenciador:

 

1 LUIS MATEOS ÁLVAREZ RIVERA
2 FRANCISCO GUEDES ALEMÁN
3 ANTONIO RODRÍGUEZ MOLINA
4 LORENZO PÉREZ DÍAZ
5 ANTONIO TORRES TORRES,
6 JOSE CASTAÑEDA ARAGÓN
7 LUIS PIERNAVIEJA DEL POZO,

 

]

Cfr.: A-TMT5 13254-429-14.- Causa 133 de 1938 contra JUSTO ÉVORA VELÁZQUEZ.- Folio 27.

 

 

 

 

PROCEDE IMPONER PENA DE RECLUSIÓN PERPETUA A MUERTE


0,5598,671

61

Numº 829

SEÑOR AUDITOR:

El Fiscal, en la Causa número 245 de 1939, formula con carácter provisional las siguientes conclusiones:

Del examen del procedimiento resultan los siguientes:

H E C H O S

El procesado, NICOLAS TRUJILLO RODRIGUEZ, aunque no afiliado a partido político de ideología simpatizante con el frente popular y mayor de dieciocho años, siendo cabo interino en el Batallón 268 encontrandose en el sector de Jaca se pasó al enemigo el 21 de Octubre de 1937, en unión de cinco soldados más aprovechando la autorización de un Oficial para llevar tabaco a unos compañeros, sin que conste lo hiciera con armamento.

Los hechos calificados si bien aparentemente parecen reunir los caracteres de un delito de traición del Art. 282 del Código Castrense, teniendo en cuenta que la verdadera finalidad del procesado era la de sumarse a la rebelión, empleando para ello el único medio a su alcance, pasando a las filas enemigas, los hechos calificados telologicamente y en intima concordancia con la naturaleza y fin de nuestra Cruzada constituyen un delito de adhesión a la rebelión del núm. 2º del Art.236 del referido Cuerpo Legal.

De cuyo delito es responsable en concepto de autor por participación directa y voluntaria el procesado, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Procede imponer al procesado, una penade reclusión perpetua a muerte, con las accesorias legales correspondientes, siendole de abono en su caso el total del tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta Causa.

En cuanto a responsabilidades civiles es de aplicación el Decreto de 9 de Febrero de 1939.

Todo conforme a los preceptos legales citados y demás de general aplicación.

El Fiscal, renuncia a la practica de ulteriores diligencias de pruebas y a la asistencia a la de lectura de cargos.

 

S A N T A

Cruz de Tenerife a 2 de Agosto de 1940.

EL FISCAL

[Firma rubricada de PEDRO DOBLADO SÁIZ]

 

[A la izquierda de la rubricada firma de PEDRO DOBLADO SÁIZ, hay un sello en tinta con la leyenda FISCALIA JURIDICO MILITAR DE CANARIAS Santa Cruz de Tenerife, rodeando el escudo nacional del águila imperial con Yugo y haz de Flechas.]

Cfr.: A-TMT5 13342-433-12.- Causa 245 de 1939.- Folio 61.

 

 

 

 

NICOLÁS TRUJILLO RODRÍGUEZ EN CAMPO DE CONCENTRACIÓN DE ALBATERA


 

2

 

Campo de Concentración de                   Albatera R 2866

R 2973

 

23•

 

 

 

 

Se encuentra detenido en este campo de concentración de

Prisioneros el que dice llamarse Nicolas

Trujillo Rodriguez, de 28 años de edad,

estado     , profesión Herrero

natural                 , vecino Galdar de Gran Canaria

Hijo de            Angel               y de Dolores

Y cita como personas que le conocen y pueden responder de su

Actuación a los vecinos de ese pueblo Don Jose Rodriguez

Martin    y Don Juan Quesada Rodriguez

Para comprobar la identidad y conducta político-social del

referido individuo, remito a V. la presente hoja informativa con

el ruego de que la devuelva cumplimentada con la posible urgencia.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Alicante , a     11 de   Agosto de 1939

AÑO DE LA VICTORIA

El Jefe del Campo,

 

 

[Firma rubricada, acompañada a su izquierda por el sello circular en tinta, del CAMPO DE ONCENTRACIÓN

[Al pie]

Sr. Jefe del Puesto de la Guardia Civil de   Galdar   Canarias

 

Cfr.: A-TMT5 13342-433-12.- Causa 245 de 1939.- Folio 2.

COMUNICANDO DETENCIÓN DEL HERREÑO LUIS PADRÓN PADRÓN


[Oficio Nº 2888 de la Comisaría de Investigación y Vigilancia de Las Palmas encabezado por el escudo de la Segunda República Española]

2

Excmo. Sr.

Tengo el honor de comunicarle que por los Agentes Sres. Gonzalez de la Torre, Sanchez y Montero, sido detenido el que dijo llamarse LUIS PADRON PADRON, de 21 años, soltero, cocinero, hijo de Jose y Danasa, natural del Pinar, Hierro, sin domicilio, individuo que desempeña su profesión en la fonda Vizcaino, sita en la calle Triana, y de la que desaparecio el mismo dia, mejor dicho, al siguiente, del que se hicieron disparos a la fuerza publica desde dicha fonda, sospechándose, dada su filiación comunista, que fuera el autor de los disparos.

En el registro efectuado días pasados en su habitación se encontraron varios libros y folletos comunistas que oportunamente pusimos a su disposición.

La detención mencionada se lleva a efecto en la calle Ripoche.

Lo que pongo en conocimiento de V.E. pasando a su disposición el referido Luis Padron.

Viva V.S. muchos años.

Las Palmas 3 de Agosto de 1.936

El Comisario Jefe

[Firma rubricada]

[Al pie]

Excmo. Sr. Comandantemilitar de esta Plaza.

 

Cfr.: A-TMTQ 13437-437-7.- Causa 95 de 1936.- Folio 2.

INHIBICIÓN DEL CONOCIMIENTO DE LOS HECHOS


 

J.3,471,225

 

10

A u t o .-

Juzgado de Instrucción del Distrito de Vegueta.

Las Palmas Julio veinte de mil novecientos treinta y seis.

Dada cuenta y

Resultando que recibido el parte que encabeza estas diligencias, se acordó oir al lesionado, el cual en su declaracion anterior manifiesta haberle sido producidas las lesiones por fuerzas del ejecito que patrullaban por la calle de Triana, en ocasión de que el lesionado pasaba por dicha calle vendiendo café.

Considerando que por razón de las personas causante de las lesiones al Francisco Rodriguez Gil, entiende el proveyente no es competente para la instruccion de sumario por este hecho.

estimando lo es el Juez Militar permanente de ésta Plaza, por lo cual procede inhibirse a favor de la Autoridad Militar de la región.

Se decreta la inhibición del conocimiento de los hechos que motivan estas diligencias en favor de la jurisdiccion de guerra, para lo cual remítanse al Excmo. Sr. Auditor General de esta región, una vez firme este auto, que se notificaras al Ministerio Fiscal.

Asi por este auto lo proveyo y firma el Sr. D. Ramon Olarte Magdalena, Juez de Instrucción del distrito de Vegueta doy fe;

[Firma rubricada ilegible de RAMÓN OLARTE MAGDALENA, refrendada por la del Secretario del Juzgado]

 

Cfr.: A-TMTQ 13437-437-7.- Causa 95 de 1936.- Folio 10.