ARRIBADA DE FRANCISCO FRANCO A CANARIAS


En Madrid, el domingo 8 de marzo de 1936, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE había asistido a la reunión de militares golpistas, celebrada en casa del militante de la CEDA JOSÉ DELGADO.

Pocas horas después, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE tomaría el tren nocturno de Andalucía, que le conduciría hasta Cádiz. Aquí embarcó el lunes 9 de marzo de 1936, en la motonave Dómine.

Tras una travesía con muy mala mar, el Dómine arribó a Las Palmas (Gran Canaria), pasadas las diecinueve horas del miércoles 11 de marzo de 1936,

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE fue cumplimentado a bordo por los Generales AMADO BALMES ALONSO y JULIÁN LÓPEZ VIOTA, así como por Jefes y Oficiales de la guarnición grancanaria.

Hay foto de este momento, en la cual Franco está de paisano, en el libro «EL GRUPO MIXTO DE INGENIEROS Nº 4 EN LA CAMPAÑA DE LIBERACIÓN 1936-1939», publicado por el conspicuo lagunero de Tenerife, JOSÉ PINTO DE LA ROSA, cuando era Coronel el Arma de Ingenieros.

Libro publicado en 1944, con prólogo de FRANCISCO GARCÍA ESCÁMEZ, quien en aquellas fechas era Capitán General de Canarias.

Obviamente, este libro contaba con las bendiciones oficiales, y su contenido debe ser tomado e interpretado con las precauciones debidas, por su sesgo hagiográfico del franquismo.

Al día siguiente, jueves 12 de marzo de 1936, a las once de esta mañana, tuvo lugar en el Palacio de la Comandancia Militar de Las Palmas – frente al Parque de San Telmo – una brillante recepción en honor del nuevo Comandante Militar de Canarias, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, asumió el mando militar del Archipiélago canario el jueves 12 de marzo de 1936, en Las Palmas (Gran Canaria).

Mando que, desde la marcha del anterior efímero Comandanter Militar, general de División JOAQUÍN FANJUL GOÑI, había sido asumido interinamente por el General de Brigada AMADO BALMES ALONSO, Comandante Militar de Las Palmas.

La motonave DÓMINE permaneció en el muelle de Santa Catalina del Puerto de La Luz y Las Palmas (Gran Canaria), todo el día de jueves, zarpando el viernes 13 de marzo de 1936, para arribar en la mañana de este día, a Santa Cruz de Tenerife, donde después de haber sido cumplimentado a bordo por las autoridades militares y civiles, desembarcó FRANCISCO FRANCO, pasando revista a la compañía de honores, mandada por el Capitán JUAN PALLERO SÁNCHEZ.

Hay documentación gráfica de estos actos, siendo de resaltar que en más de una foto aparece sonriente el Teniente Coronel EMILIO BARAIBAR VELASCO, Primer  Jefe de la Guardia Civil en Las Palmas, quien interinamente estaba también al mando de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, por estar vacante este puesto, tras la marcha a la Península del Teniente Coronel JOSÉ GARCÍA FERNÁNDEZ.

 

Dándose la circunstancia adicional, de que la Jefatura del 24º Tercio de la Guardia Civil; estaba asimismo vacante, por haber sido declarado en situación de disponible, el Coronel JOSÉ OSUNA PINEDA.

Esta condición de disponible, no sería óbice para que el Coronel JOSÉ OSUNA PINEDA, actuara como Vocal en el Consejo de Guerra seguido al Teniente de la Guardia Civil PABLO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ, sentenciado el 29 de agosto de 1936 a la pena de SEIS AÑOS Y UN DIA de prisión mayor, con la accesoria de separación del servicio.

* * * * * * * * *

El general de brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA, estaba de paso en Gran Canaria, tras haber venido de Sevilla a Santa Cruz de Tenerife, para presidir el Consejo de Guerra de Oficiales Generales, que había tenido lugar el viernes 6 de marzo de 1936, en la capital tinerfeña.

Consejo de Guerra de la Causa 17 de 1935, instruida por el Comandante Juez Permanente Comandante FRANCISCO SÁNCHEZ PINTO.

En la Causa 17/1935 fueron acusados de los delitos de malversación y abuso de autoridad, el Capitán PEDRO BLANCO CONSUELO, y los tenientes MANUEL PÉREZ SÁNCHEZ, MANUEL MULERO CLEMENTE, FRANCISCO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, JOSÉ BATISTA SOBA y FRANCISCO DABAN DE LA CONCHA.

En el Tribunal  presidido por el General de Brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA, fueron vocales los Coroneles JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ, DIEGO VEGA MONTESDEOCA, JOAQUÍN GARCÍA PALLASAR y JOSÉ RODRIGO VALLABRIGA, y los Tenientes Coroneles VICENTE PELEGERO LORES, ARTURO RODRÍGUEZ ORTIZ y ARTURO ROLANDI PERA.

Actuaron como defensores el comandante EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO y los capitanes ROMÁN LEÓN VILLAVERDE, SANTIAGO DÍAZ TRAYTER y PRUDENCIO GUZMÁN GONZÁLEZ.

La Causa 17 de 1935 iniciada el 5 de marzo de 1935, sería dada por terminada el 26 de julio de 1940, siendo archivada con la signatura o clave 5735-188-1.

* * * * * * * * *

JULIÁN LÓPEZ VIOTA había sido promovido a General de Brigada de Artillería, mediante decreto publicado en el número 95 de la Gaceta de Madrid de fecha 5 de abril de 1934.

Este fue dicho decreto:

En consideración a los servicios y circunstancias del Coronel de Artillería D. Julián López Viota, número 3 de la escala de su clase a propuesta del Ministro de la Guerra y de acuerdo con el Consejo de Ministros,

Vengo en promoverle al empleo de General de Brigada, con la antigüedad de esta fecha, en vacante que del referido empleo existe.

Dado en Madrid a tres de Abril de mil novecientos treinta y cuatro.

NICETO ALCALÁ  ZAMORA Y TORRES

El Ministro de la Guerra,.

DIEGO HIDALGO Y DURAN

Paralelamente, en este mismo número 95 de la Gaceta, fueron publicados los ascensos de los coroneles de Artillería VICTOR CARRASCO AMILIBIA,  GERARDO RAVASSA CUEVAS, y EDUARDO MARTÍN-GONZÁLEZ DE LA FUENTE, números 1, 2 y 4 de su escala, respectivamente.

Dos semanas después, el General de Brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA sería destinado a mandar la Segunda  Brigada de Artillería.

JULIÁN LÓPEZ VIOTA se había hecho acreedor de la Cruz de tercera clase de la Orden del Mérito Militar, con distintivo blanco.

Así consta en el número 347 de la Gaceta de Madrid de fecha 13 de diciembre de 1937, donde el Ministerio de la Guerra, detentado a la sazón por ALEJANDRO LERROUX GARCÍA, publicaría esta

ORDEN CIRCULAR

Excmo. Sr.: De conformidad con el informe del Consejo Superior de la Guerra, a propuesta de este Ministerio y por resolución de 7 del actual, de S. E. el Sr. Presidente de la República, se concede al Coronel de Artillería. hoy General de brigada, D. Julián López Viota, la Cruz de tercera clase de la Orden del Mérito Militar, con distintivo blanco, por los servicios especiales prestados como Director de la Sección de Artillería de costa e la Escuela Central de Tiro, los que se encuentran comprendidos en los artículos 4.0 y 6.0 del vigente Reglamento de recompensas en tiempo de de paz.

Lo digo a V. E. para su conocimiento y efectos.

Madrid, 11 de Diciembre de 1934.

ALEJANDRO LERROUX

 

Posteriormente, el General de Brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA, solicitaría su ingreso en la Orden de San Hermenegildo.

Petición que sería correspondida, mediante Decreto publicado en el número 335 de la Gaceta de Madrid de 26 de noviembre de 1935, siendo ministro de la Guerra JOSÉ MARÍA GIL ROBLES.

 

En consideración a lo solicitado por el General de brigada D. Julián López Viota, de conformidad con lo dictaminado por el Consejo Director de las Asambleas de las Ordenes Militares de San Fernando y San Hermenegildo y a propuesta del Ministro de la Guerra,

Vengo en concederle la Gran Cruz de la última Orden citada con la antigüedad de 19 de Julio último, en qué cumplió las condiciones reglamentarias.

Dado en Madrid a veintidós de Noviembre de mil· novecientos· treinta y cinco.·

NlCETO ALCALA-ZAMORA y TORRES

El Ministro de la Guerra,

JOSÉ MARÍA GIL ROBLES

 

Siendo Teniente Coronel, en 1928, JULIÁN LÓPEZ VIOTA había desempeñado una comisión de servicio en Londres, para recepción de material de guerra, durante varios meses.

 

DEFENSOR SUPLENTE ASUME CONCLUSIONES


Sobre papel común, foliado como número 20 en la causa número 15 de 1936 (13429-436-19), de la Auditoría autónoma creada en Las Palmas, seguida contra ANDRÉS ZAMORA ZORRAQUINO, leemos este texto manuscrito:

Por no tener incompatibilidad, acepto el cargo de Defensor suplente, del paisano Andrés Zamora Zorraquino, a quien V.S. le sigue causa por el supuesto delito de excitación a la rebelión.

Las Palmas 10 de Agosto de 1936

El Cap. Defensor

Natividad Calzada

[Firma rubricada]

Cfr.: Causa 15 de 1936 (13429-436-19).- Folio 20.

 * * * * * * * * *

 M.8.734,857

20b


Señor Auditor.

Don Natividad Calzada Castañeda, Capitán de Infantería y defensor suplente nombrado por el procesado Andrés Zamora Zorraquino, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 547 del Código de Justicia Militar, ante V.S. parece y en la causa número quince para el caso de que por razón de la suplencia que desempeña tenga que actuar en sustitución del letrado Don Antonio González Medina, – defensor del procesado, – hace suyas las conclusiones, que con el carácter de provisionales tiene presentadas, dicho señor defensor, y que figuran en autos a los folios 19 y vuelto.

V.S. no obstante acordará.

Las Palmas 12 de Agosto de 1936

Natividad Calzada

[Firma rubricada]

Cfr.: Causa 15 de 1936 (13429-436-19).- Folio 20b.

* * * * * * * * *

Las referidas conclusiones del abogado ANTONIO GONZÁLEZ MEDINA, que hace suyas el Capitán NATIVIDAD CALZADA CASTAÑEDA, han sido publicadas en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/02/18/nullus-penae-sine-lege/

LLEGADA DE FRANCISCO FRANCO A CANARIAS


El General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE había sido nombrado Comandante Militar de Canarias por Decreto de fecha 21 de febrero de 1936, publicado en la página 1547 de la Gaceta de Madrid número 54 del día 23.

Este Decreto reza así:

A propuesta del Ministro de la Guerra,

Vengo en nombrar Comandante Militar de Canarias al General de división D. Francisco Franco Bahamonde, actual Jefe el Estado Mayor Central del Ejército.

Dado en Madrid a veintiuno de Febrero de mil novecientos treinta y seis.

NICETO ALCALA-ZAMORA Y TORRES

El Ministro de la Guerra,

Carlos Masquelet Lacaci.

A renglón seguido, en esta misma página de la Gaceta de Madrid, viene el nombramiento del general MANUEL GODED LLOPIS como Comandante Militar de Baleares, cesando en el puesto de Inspector Jefe de la tercera Inspección del Ejército que venía desempeñando.

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE había venido desde Cádiz a Canarias, habiendo embarcado, el lunes 9 de marzo de 1936, en la motonave Dómine.

El vespertino grancanario DIARIO DE LAS PALMAS, en su número 14632 del jueves 12 de marzo de 1936, proporciona estas noticias:

Ayer llegaron a nuestra ciudad el Comandante militar de Canarias, general Franco, y el nuevo Gobernador Civil de Las Palmas, señor Ramos Vallecillo

Como anunciamos en nuestra edición de ayer, anoche llegaron a Las Palmas el Comandante Militar de la región, general Franco Bahamonde, y el nuevo gobernador civil de la provincia, don Manuel Ramos Vallecillo, que hicieron viaje desde Cádiz a bordo de la motonave “Dómine”.

Al muelle acudieron a recibirles nuestras primeras autoridades, tanto civiles como militares y gran cantidad de público.

Como suponíamos, la autoridad militar de Canarias no transbordó al interinsular que zarpó mas tarde conduciendo al pasaje que trajo el Dómine para Tenerife. El ilustre general pernoctó a bordo de la motonave y esta noche continuará viaje para la isla de su residencia.

Tanto el general Franco como el señor Ramos Vallecillo se mostraron afectuosísimos con los periodistas y demás personas que les cumplimentaron, y no ocultaban su satisfacción por encontrarse en Las Palmas, de cuyas bellezas y atractivos – dijeron – poseían un alto concepto.

(. . . )

Entre las autoridades militares que cumplimentaron ayer al general Franco figura el general de brigada D. Julián López Viota que desde hace varios días se encuentra en Las Palmas procedente de Sevilla con motivo de un Consejo de guerra celebrado recientemente en Santa Cruz de Tenerife, cuyo acto presidió.

En la misma página de este número 14632 del jueves 12 de marzo de 1936, DIARIO DE LAS PALMAS, en las dos columnas de la derecha, insiste en la crónica portuaria, de este modo:

La animación de ayer en el muelle de Santa Catalina

Ayer tarde, y con motivo de coincidir aproximadamente la llegada y salida de los correos de la Península, presentaba el muelle de nuestro gran puerto de refugio general animación.

(. . . )

Poco después de la cinco soltó las amarras que le ligaban a puerto, proa a la Península, el trasmediterráneo “Isla de Gran Canaria”, que conducía su bordo, entre otros muchos pasajeros a la embajada deportiva del Unión F.C., campeón de Tenerife, que marcha a la Madre Patria

(. . . )

Por cierto que en los preliminares de la salida del “Isla” comenzaron a estacionarse en los alrededores del atraque numerosos obreros, al parecer – según alguien nos informó – con el propósito de impedir el embarque para la Península del sargento de Asalto, Pitat, que mandaba las fuerzas cuando resultó herido en la manifestación nocturna del 16 de febrero el infortunado José Morales Ojeda (q.e.p.d.); pero el tiempo transcurría, el correo levó sus anclas… y el sargento no apareció. Alguien también informó que ya se había ausentado por la mañana a bordo del “Plus Ultra”.

En el “Isla de Gran Canaria” también hizo viaje a la Península el diputado por esta circunscripción, señor Junco Toral, que marcha a Madrid a comenzar sus labores parlamentarias en pro de nuestra provincia. El señor Junco fue despedido a bordo por sus familiares y amigos y el directorio en pleno de la Agrupación Socialista de Las Palmas, a cuya colectividad política pertenece. Antes de zarpar el buque, y desde a bordo nuestro diputado exhorto a los obreros a que se disolvieran pacíficamente, como así lo hicieron.

Más tarde, aproximadamente las siete, comenzaron a divisarse las luces de situación del “Dómine”, que a poco penetraba magestuosamente en la bahía y se adosaba al costado del muelle.

A la izquierda de estas noticias portuarias, DIARIO DE LAS PALMAS, asimismo a dos columnas, da esta otra:

La recepción de hoy en el Palacio de la Comandancia Militar

A las once de esta mañana se celebró en el Palacio de la Comandancia militar de Las Palmas una brillante recepción en honor del Excmo. Señor don Francisco Franco Bahamonde, nuevo comandante militar de la división de Canarias. Al acto asistieron los jefes y oficiales de las distintas guarniciones de esta capital, que testimoniaron su respeto y adhesión al ilustre general que hasta esta noche será nuestro huésped. Durante el acto, una sección de Infantería con bandera y música hizo guardia de honor a la puerta del Palacio ejecutando la banda diferentes composiciones y poniendo una pincelada de alegría en el ambiente comercial de Triana.

Aceptando que sea cierta esta amplia crónica, publicada en el citado número 14632 del jueves 12 de marzo de 1936, por DIARIO DE LAS PALMAS, se concluye:

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE llegó a Las Palmas (Gran Canaria), en la motonave DÓMINE que arribó el miércoles 11 de
marzo de 1936, después de las siete de la tarde.

Al día siguiente jueves 12, a las once de esta mañana tuvo lugar en el Palacio de la Comandancia militar de Las Palmas una brillante recepción en honor del nuevo comandante militar de Canarias, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

O sea, que FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, asumió el mando militar del Archipiélago canario el jueves 12 de marzo de 1936, en Las
Palmas (Gran Canaria).

Mando que, desde la marcha del general Fanjul, había sido asumido interinamente por el General de Brigada AMADO BALMES ALONSO,
Comandante Militar de Las Palmas.

General de Brigada AMADO BALMES ALONSO que no es citado en la noticias dadas por DIARIO DE LAS PALMAS.

En cambio si es citado el general de brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA, venido de Sevilla para presidir un Consejo de Guerra en Santa
Cruz de Tenerife.

* * * * * * * * *

Este Consejo de Guerra de Oficiales Generales, había tenido lugar el viernes 6 de marzo de 1936, en Santa Cruz de Tenerife. En el mismo estuvieron encartados el Capitán Pedro Blanco Consuelo, y los tenientes Manuel Pérez Sánchez, Manuel Mulero Clemente, Francisco Sánchez Rodríguez, José Batista Soba y Francisco Daban de la Concha, acusados de los delitos de malversación y abuso de autoridad.

Ciertamente, el Tribunal estuvo presidido por el General de Brigada JULIÁN LÓPEZ VIOTA, siendo vocales del mismo los Coroneles JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ, DIEGO VEGA MONTESDEOCA, JOAQUÍN GARCÍA PALLASAR y JOSÉ RODRIGO VALLABRIGA, y los Tenientes Coroneles VICENTE PELEGERO LORES, ARTURO RODRÍGUEZ ORTIZ y ARTURO ROLANDI PERA. Habiendo sido Juez
Instructor el comandante FRANCISCO SÁNCHEZ PINTO.

Actuaron como defensores el comandante EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO y los capitanes ROMÁN LEÓN VILLAVERDE, SANTIAGO DÍAZ TRAVIER Y PRUDENCIO GUZMÁN GONZÁLEZ. 

La Causa que dio lugar a este Consejo de Guerra, había sido iniciada el 5 de marzo de 1935, bajo el número 17 de 1935. Sería archivada con la signatura o clave 5735-188-1, habiendo sido dada por terminada el 26 de julio de 1940.

* * * * * * * * *

La motonave DÓMINE permaneció en el muelle de Santa Catalina de Las Palmas (Gran Canaria), zarpando el viernes 13 de marzo de 1936, para Santa Cruz de Tenerife, adonde arribó en la mañana de este día.

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE fue cumplimentado por las autoridades a bordo del Dómine en el Puerto de Santa Cruz de
Tenerife, desembarcando después de las diez de la mañana del viernes 13 de marzo de 1936, recibiendo los honores de ordenanza por una compañía de infantería mandada por el Capitán JUAN PALLERO SANCHEZ.

* * * * * * * * *

Carlos Fernández Santander en su libro «FRANCO Un dictador en un tiempo de infamia», editado por Crítica, ha dejado escrito esto:

COMANDANTE GENERAL DE CANARIAS

Azaña fue el presidente del nuevo Gobierno y el general Masquelet Lacaci, ferrolano como Franco, fue designado ministro de la guerra. Entre las primeras medidas que tomó figuró el cese de Goded y de Franco; el primero fue enviado a Baleares y el segundo a Canarias como comandante general de las Islas. Antes de partir, Franco se entrevistó con Azaña y con Alcalá Zamora. «Donde yo esté no habrá comunismo»,31 parece ser que le dijo a este último. En el andén de la estación del Mediodía, fue despedido entre otros, por los generales Fanjul, García de la Herrán, Goded, Saro y Uzquiano, por el coronel Ruiz Marset. Salió de Cádiz el 9 de marzo, 32 en el vapor correo Dómine de la Compañía
Trasmediterránea, acompañado por su mujer, su hija y sus ayudantes, Franco Salgado y Diaz Varela. También viajaba en el buque el nuevo gobernador civil de Las Palmas. Durante los primeros días de la travesía sufrieron un gran temporal de poniente. Tan fuerte fue que muchos pasajeros no salieron del camarote y comieron a base de bocadillos. El Domine hizo escala en la capital grancanaria, en donde Franco fue cumplimentado por el gobernador militar, Amadeo Balmes, y otros mandos.
Esa noche, el general cenó en casa de la viuda de Miguel Franco Salgado, hermano de su ayudante, y salió para Tenerife al dia siguiente.

He subrayado varias inexactitudes advertidas en lo escrito por Carlos Fernández Santander.

Porque de la documentación contrastada, dimanan estas obviedades:

1.- Franco no era comandante GENERAL de las Islas Canarias, sino Comandante MILITAR.

2.- El nombre del general Balmes era AMADO, no Amadeo.

3.- El general AMADO BALMES ALONSO, no era gobernador militar de Las Palmas, sino Comandante Militar.

Lamentablemente, estas obviedades han sido ignoradas por multitud de historiadores, plumíferos y tecleadores, que como cacareadores, las reiteran en sus publicaciones, faltando al rigor histórico exigible.

EL QUINTO NO MATARÁS


 El General ÁNGEL DOLLA LAHOZ, sumado a los sublevados contra el legítimo y legal gobierno de la República Española, en Zaragoza, – ciudad donde residía en situación militar de segunda reserva -, fue designado para el mando de la Comandancia Militar de Canarias, el 4 de septiembre de 1936.

Desde Zaragoza se trasladó hasta Vigo donde embarcó en la motonave “Dómine”, arribando a Tenerife, en la madrugada del domingo trece de septiembre.

Este mismo día, domingo 13 de septiembre de 1936, el general Ángel Dolla firmaría en Tenerife, su primera sentencia decretando cinco condenas a muerte.

La primera sentencia de la Causa 246, por la cual resultaron condenadas a muerte, y ejecutadas, estas cinco personas:

 

ANTONIO ORTEGA ARTILES, paisano.

FELIX VILLAR PEREZ, musico de tercera

JUAN RAMALLO RUIZ, soldado

MANUEL GONZALEZ CHACON, soldado

VALERIANO MESA GUTIERREZ, soldado

Igualmente se condena al Músico de Tercera JESUS GOMEZ MORENO, en concepto de autor del mismo delito a la pena de veinticuatro años, cinco meses y veintiún  días de reclusión mayor con las mismas accesorias.

 

Espeluzna caer en la cuenta de esta secuencia de los hechos.

La Causa 246 de 1936, cuyas actuaciones se iniciaron el 5 de Septiembre de 1936, tramitada por procedimiento sumarísimo, instruida por el Capitán AURELIO MATOS CALDERÓN, es sustanciada en el lapso de nueve días.

El domingo 13 de septiembre de 1936, es dictada una inicua sentencia por

un tribunal presidido por VICENTE PELEJERO LORES, teniendo como vocales a los capitanes LORENZO MACHADO MÉNDEZ, JUAN PALLERO SÁNCHEZ, FERNANDO SALAS BONAL, LUIS GÓMEZ CARBÓ, FRANCISCO ARRIAGA ADÁN y el comandante auditor de la Armada EDUARDO CALLEJO GARCÍA-AMADO, éste último como Vocal Ponente, y Vocales suplentes a los capitanes SEBASTIÁN MARTIN DÍAZ-LLANOS y PABLO ERENAS MARTÍN, llevando la acusación como Fiscal el Teniente Auditor de Primera de Complemento PEDRO DOBLADO SAIZ, desempeñando el papel de defensor el Capitán JOSÉ JORDÁ CANTÓ.

Sentencia que, inmediatamente dictaminada por el Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, es pasada a la firma de la máxima autoridad militar, el general ANGEL DOLLA LAHOZ, recién llegado, quien decreta con su firma las cinco condenas a muerte.

Actos todos, – Sesión, Sentencia, Dictamen y Condena – llevados a cabo en domingo, día del Señor, día de descanso.

El general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, que sería loado por su acrisolada y manifestada religiosidad católica, en el día dominical, hace caso omiso del Quinto Mandamiento. Quinto Mandamiento, que en el Antiguo Testamento quedó expresado (Exodo 20,13 y Deuteronomio 5,17), de este modo:

NO MATARÁS.

 

La actividad represora desencadenada después del 18 de julio de 1936, por los militares locales, seguiría su curso, acentuada con el respaldo de este sexagenario generalote.

ESO SE LO METE VD. EN EL CULO


 El día seis de septiembre de 1936 dieron principio las actuaciones de la Causa 202 de 1936, de la Plaza de Las Palmas, seguida contra Bernardo Cabrera Melián, por el delito de insulto al Ejército.

Actúa como Juez Instructor ROMÁN LEÓN VILLAVERDE, Capitán Juez del Juzgado Eventual número 7, teniendo como secretario a JOSÉ REDONDO DELGADO.

En el folio 2 de esta causa 202/1936, sobre papel oficial J.2.974,781 se puede leer este texto manuscrito:

En Las Palmas a las 3 H del dia 31 de Julio, comparece en esta Comandancia Militar los voluntarios Domingo Santana Falcón y Luis Reina Sanchez Fano, con un individuo llamado Bernardo Cabrera Melian, natural de Las Palmas, 38 años de edad, casado, empleado (en casa de don Manuel Campos) domiciliado en la calle de Toledo 20 principal-derecha, el cual viene detenido, por haberse presentado una denuncia contra él de haber dicho que el general Balmes debia estar enterrado en el Potrero en lugar de en el Cementerio y que el fascismo nos los metan a todos por el culo. Es revoltoso conocido y levanta el puño con alarde y con frecuencia.

Y para que conste firman la presente.

[A renglón seguido vienen las firmas rubricadas de los dos voluntarios Domingo Santana Falcón y Luis Reina Sanchez Fano].

Nota: Como el denunciante no ha aparecido a firmar el atestado, se acompaña la adjunta nota, en la que va la firma del mismo, en el momento de tomar nota de la denuncia que ha presentado.

La referida nota, consta como folio 3, donde puede leerse este texto manuscrito:

Enviar gente (Campos Padrón) por un empleado Bernardo Cabrera (comunista) dice Balmes debía estar en el Potrero en lugar del Cementerio y que el fascismo nos los metan por el culo. revoltoso conocido y levanta el puño con alarde y con frecuencia.

Requerida, por el Juzgado eventual número 7, la comparecencia de los dos voluntarios autores de la detención, DOMINGO SANTANA FALCÓN y LUIS REINA SÁNCHEZ, el Capitán Juez recibe dos oficios (folios 5 y 6) firmados por ANTONIO WIOT HERNÁNDEZ, Inspector Jefe de la Guardia Municipal de Las Palmas, en los cuales éste comunica que dichos paisanos no han podido ser citados para la comparecencia, por haber embarcado ambos en el Batallón de Voluntarios para la península, el sábado 6 de septiembre de 1936.

El folio 7 es el oficio número 2314 de la Auditoría de Guerra de Canarias en Las Palmas, datado el 14 de septiembre de 1936, firmado por RAFAEL DÍAZ LLANOS, en el cual éste Auditor accede a lo propuesto por el Capitán- Juez ROMÁN LEÓN VILLAVERDE,  debiendo quedar el detenido a disposición del Excmo Sr Comandante Militar.

El denunciante JOSÉ PESCE COSENTINO, comparece quedando constancia de su comparecencia, en el folio 8 vuelto.

A C T A

En Las Palmas a siete de septiembre de mil novecientos treinta y seis. A los fines prevenidos en la regla tercera del articulo seiscientos cincuenta y tres del Codigo el Sr. Juez acordó levantar la presente acta, compareciendo los siguientes testigos:

JOSE PESCE CONSENTINO

Prometio decir verdad y preguntado por las generales de la Ley, dijo: Llamarse como queda dicho, natural de Venezuela, mayor de edad, casado, comerciante y que no le comprenden las demás Generales de la Ley.

PREGUNTADO. . . . . . . . . .

Convenientemente DIJO: que conoce a Bernardo Cabrera como extremista. Que al pasar el dia de autos por su lado y yendo este con varios mas el declarante lo saludo al estilo fascista, pues el declarante es Súbdito Venezolano, contestándole aquel “que ese saludo se lo metiera en el culo”. Que sabe por una persona que no conoce que el tal Cabrera hizo las manifestaciones de que al General Balmes le debían de llevar al potrero y no al cementerio., lo que fue dicho a raíz de la muerte del mencionado General.

Y no teniendo mas que añadir la leyó encontrándola conforme y firmándola.

José Pesce Cosentino

Inmediatamente, debajo de esta comparecencia del denunciante JOSÉ PESCE CONSENTINO, viene la declaración del acusado.

BERNARDO CABRERA MELIAN,

Fue exhortado a decir verdad y preguntado por las generales de la ley, dijo llamarse como queda dicho, natural de Las Palmas, vecino de la misma en Toledo numero 20, casado, empleado en la Casa Campos, de treinta y ocho años de edad, y que nunca ha estado procesado.

PREGUNTADO . . . . . . . .

Convenientemente dijo: Que el declarante conoce hace quince años al Sr. Pece Cosentino y que el otro dia, precisamente en 31 del pasado mes lo encontró en la calle y al hacerle dicho Sr. un saludo con la mno sin fijarse como le dijo “eso se lo mete Vd. en el culo”. Que nunca ha hablado mal del difunto General Balmes, pues lo conocía del establecimiento del Sr. Campos donde el declarante trabaja. Que tampoco ha dicho nada contra el fascismo ni contra el movimiento Militar. Que el declarante pertenecía a Izquierda Republicana y quizás por esto no era bien mirado por el Sr. Campos Padron, lo que con frecuencia le ocasionaba contrariedades. Que nunca ha levantado el puño.

Y no teniendo mas que añadir la lyó encontrándola conforme y firmándola.

BCabrera

Y una vez practicadas las delraciones que se han estimado pertinentes., el Sr. Juez dio por terminada la presente acta firmándola S.S. conmigo el Secretario que doy fé.

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

A renglón seguido viene este

A U T O. . . . . . . .

En Las Palmas a catorce de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

RESULTANDO que Bernardo Cabrera Melian se halla detenido a resultas de esta causa.

CONSIDERANDO que no apareciendo de las diligencias practicadas en Autos indicios de culpabilidad que justifique la prisión de Bernardo Cabrera, es pertinente proponer a la Autoridad Judicial la libertad de aquel por virtud de

M.8,848,952

9

lo establecido en el párrafo 1º del articulo 472 del código Militar.

Se acuerda proponer con urgencia la libertad al Iltmo. Sr. Auditor de Guerra de Canarias, librándose la oportuna comunicación.

Así lo acordó S.S.                                           Doy fe

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

A continuación viene la diligencia pertinente, una providencia y otra diligencia, siguiendo este nuevo

A U T O . . . . . . . . .

En Las Palmas a diez y siete de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

RESULTANDO que la presente causa se instruyó en virtud de denuncia presentada por el Sr. Pesce Cosentino, el que en su declaración manifestó que no conoce la persona que le dijo que el encartado Bernardo Cabrera había pronunciado frases ofensivas para la memoria del fallecido General Balmes, si bien reconoce que al pasar por su lado le contestó en forma airada al saludo que este le hizo.

RESULTANDO que no encontrando el Instructor a su juicio indicios de culpabilidad solicitó del Sr. Auditor la libertad judicial del encartado.

RESULTANDO, que no ha podido tomarse declaración a aquellos que procedieron a la detención de Bernardo Cabrera Melian, si bien no los considera precisos ya que unicamente únicamente procedieron a la detención de este.

CONSIDERANDO que a juicio del Instructor se han practicado las diligencias necesarias.

S.S. ACUERDA elevar este actuado en consulta al Sr. Auditor a los fines que estime pertinentes.

Asi lo acordó S.S.

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

DILIGENCIA . . . . . . . .

Con igual fecha se cumplimentó lo anteriormente ordenado constando de 9 folios útiles.                    Doy fé.

José Redondo

[Firma rubricada]

En el ínterin, el mando militar supremo de Canarias, había caído en las manos del general de Brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, quien habiendo venido de la Península en la motonave Dómine, había arribado a Gran Canaria el viernes 11 de Septiembre, donde el mando supremo militar del Archipiélago le había sido entregado por el Comandante Militar Interino Coronel JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ.

Con fecha 20 de septiembre de 1936, en Santa Cruz de Tenerife, el Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, acordó dar a este procedimiento el carácter ordinario y sobreseer provisionalmente la causa contra el paisano Bernardo Cabrera Melián, ordenando la remisión de la misma al Exmo. Sr. Comandante General a los efectos de la Ley del 17 de Julio de 193.

El 22 de septiembre de 1936, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, dispone:

Conforme con el anterior acuerdo, póngase en libertad al inculpado paisano BERNARDO CABRERA MELIAN, y vuelva esta causa al Señor Auditor de Guerra de esta Comandancia General, a sus efectos.

Dolla

[Firma rubricada]

Así consta en el folio 11 de la Causa 202 de 1936 (12891 413 11).

El folio 13 de esta Causa 200/1936 es una cuartilla habilitada como oficio mediante el estampado del sello ovalado de Estado Mayor de la Comandancia Militar de Las Palmas, dirigido al Capitán Juez Eventual de la Plaza, Román León Villaverde, de fecha 28 de septiembre de 1936, del siguiente tenor:

Acuso recibo de su escrito de ayer con el que me remite testimonio dimanante de la Causa Nº 200 de 1.936, instruida contra el paisano BERNARDO CABRERA MELIAN, por el delito de insulto al Ejército, y le participo que dicho individuo queda como detenido gubernativo a mi disposición.

Las Palmas 28 de Septiembre de 1936.

El Tte. Coronel Comandante Militar.

[Firma rubricada del Teniente Coronel Francisco de Sales Galtier Pley]

BERNARDO CABRERA MELIÁN permanecería en el Campo de Concentración hasta el 9 de diciembre de 1936.

Posteriormente, en sentencia número 366/1941 de fecha 17 de octubre de 1941, el Tribunal de Responsabilidades Políticas de Las Palmas, impondría una multa de 65 pesetas y la accesoria de inhabilitación durante tres años, a BERNARDO CABRERA MELIÁN.

Cfr.: Rollo 1246, Expediente 671 del Tribunal de Responsabilidades Políticas de Las Palmas.

Cfr.: Causa 202 de 1936 (12891-413-11).

EL GENERAL JOAQUÍN FANJUL GOÑI ARRIBA A TENERIFE


 

Así lo contaba Gaceta de Tenerife, en la página 2 de su número 8263, publicado el sábado 1 de febrero de 1936, a tres columnas, la llegada del segundo Comandante Militar de Canarias nombrado por el Gobierno de la República Española. 

Ayer llegó el comandante militar de Canarias general Fanjul

 

Conforme habíamos adelantado, en la mañana de ayer, a bordo de la moderna motonave de la Compañía Trasmediterránea “Dómine”, llegó a esta capital el nuevo comandante general de Canarias, don Joaquín Fanjul Goñi, a quien le acompañaban sus ayudantes los comandantes don Ramón Ruiz Jiménez y don Antonio García Navarro.

En el “hall” de abordo pasaron a saludad a la primera autoridad militar, el ex comandante general de Canarias y jefe de la Octava división, don Enrique de Salcedo y Molinuevo; gobernador civil, don Tomás Salgado; general de Infantería retirado, don Francisco Pérez Martell; general honorario de Estado Mayor, señor Moreno Alcántara; delegado marítimo, don Aurelio Arriaga Adán; presidente de la Mancomunidad don Ramón Gil Roldán; presidente del Cabildo don José Peña, delegado de Hacienda, don Rafael Perdigón; presidente de la Audiencia, don Juan Sánchez Real; alcalde de esta capital, don Francisco Martínez Viera; Obispo de la Diócesis, fray Albino Menéndez Reigada; fiscal de la Audiencia, don Clemente Gonzalvo; presidente de la Cámara Agrícola, don Fernando Salazar y Bethencourt; juez de Instrucción, don Arturo Ascanio y Tolosa; ex diputados a Cortes don Tomás Cruz y don Andrés de Arroyo y González de Chaves; alcalde de La Laguna; teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia civil; director y oficiales de la Prisión provincial; decano y secretario de la Universidad de La Laguna y una comisión de la Normal de maestros de dicha ciudad y algunas personas particulares.

También cumplimentaron al general Fanjul, los comandantes de los cañoneros “Canalejas” y “Cánovas del Castillo”.

Manifestaciones del ayudante del general Fanjul, don Antonio García Navarro

Los periodistas tuvieron ocasión de hablar breves momentos con el ayudante del general Fanjul, don Antonio García Navarro, el cual les manifestó que durante los dos días que el comandante militar de la región permaneció en Las Palmas, acompañado del general don Amadeo Balmes, que el jueves se hizo cargo del mando de la Comandancia Militar de la vecina isla, visitó los cuarteles de Infantería y Artillería, habiendo visitado además el Hospital Militar.

Dijo el señor García Navarro que el comandante general señor Fanjul, acompañado de las autoridades de dicha isla y del general Balmes, efectuó diversas excursiones al interior de la isla, haciendo un estudio estratégico de Gran Canaria, analizando de paso, otros problemas interesantes.

Visita a los cuarteles de esta plaza

Tan pronto como el señor Fanjul desembarcó, en compañía de sus ayudantes señores García y Ruiz, ocupando el automóvil de esta Comandancia Militar se dirigió al Cuartel de Infantería, para revistarlo, visitando detenidamente todas las dependencias.

En dicho cuartel fue recibido por el coronel jefe don José Cáceres Sánchez.

Seguidamente marcharon a los cuarteles de Ingenieros y Artillería, visitando también el Hospital Militar, donde el médico director, señor Solís, les acompañó en la visita a todas las salas.

El nuevo comandante militar sacó una gratísima impresión de todos los servicios sometidos a su consideración.

En el Casino

Invitado por su particular amigo don Fernando Salazar y Bethencourt, el general Fanjul almorzó a la una y media de la tarde de ayer en el restaurant del Casino Principal de Tenerife.

Asistieron también los ayudantes de campo señores Ruiz Jiménez y García Navarro.

DENUNCIADO POR OCHO CIUDADANOS DE ORDEN


 2

Las Palmas, Julio 21/36

Exmo. Sr. Gobernador Civil

Las Palmas

Exmo. Sr.

Al tener el honor de dirigirnos a U.S. lo hacemos bajo palabra de honor de ciudadanos honrados de ser absolutamente cierto lo que a continuación decimos y todo lo cual le será a U.S. muy fácil comprobarlo desde el primer momento.

Unanimamente todos los ciudadanos de orden han visto con entera satisfacción la detención de todos los cabesillas culpables del estado criminal de cosas que se han sucedido hasta la fecha pero, ¿Cómo es posible que continue actuando hasta el momento el individuo Antonio Gonzalez Marrero, empleado de la casa de Jose Rodriguez Marrero cita en la calle de Venegas Nº. 23 de esta Ciudad?.

Este celebre personaje varias veces precidente y secretario de federaciones obreras, fue siempre el asesor del tristemente célebre  Joaquin Masmano y de otros mas, y hasta en estos momentos continua en acción sembrando el desorden entre la clase obrera que le consulta.

Hoy mismo sabemos por un buen número de de estos obreros que su ultima arenga ha sido la siguiente: ¡Que nadie se reintegre al trabajo hasta que la cosa no este bien clara!.

No queremos cansar mas la atención de U.S. pero si deseamos y le rogamos se sirva comprobar la actuación de este individuo y la veracidad de esta denuncia la cual no tiene otro fin sino el de ayudar para el bien del orden.

Deseamos a U.S. los mayores éxitos. ¡VIVA ESPAÑA!

Miguel García Bueno                          Manuel Suarez

Roque Domínguez           José Lorenzo Estevez

Rafael del Pino               Diego Calderon

obrero

Juan Baez

Cristobal Suarez

 

Cfr.: Causa 18/1936 de la Plaza de Las Palmas [13059-420-19].- Folio 2. 

* * * * * * * * * * *

El mencionado «tristemente celebre Joaquin Masmano» sería uno de los DESAPARECIDOS DEL DÓMINE.