POR DELITO DE TENENCIA ILÍCITA DE ARMA CONTRA ANTONIA GIL ÁLVAREZ


M.8,837,668

 

Sobreseimiento

 

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS                    A Ñ O   D E   1.936.

Nº 3712                                                          Legº 151 – 23

 

Juzgado  Permanente

 

C A U S A   núm.  258.    (Sumarisimo

Por delito de tenencia ilícita de arma contra ANTONIA GIL ALVAREZ.

 

 

Dieron principio las actuaciones el 12 de septiembre de 1936.

En prisión preventiva desde el 8 de igual mes y año.

 

 

Juez Instructor

Secretario
Capitán de Infantería Don

Soldado de Infantería don

Angel Herrera Zayas.

Gregorio Rodriguez Lopez.

Teniente de Infantería Don

Artillero D. Imeldo Delgado Gomez

Ramón Padilla Trujillo

 

Cfr.: ATMTQ 3712-151-23.- Causa 258 de 1936.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * *

ANTONIA GIL ÁLVAREZ, vecina del Chorrillo, de cuarenta años de edad, había sido detenida el 8 de septiembre. Conducida a Santa Cruz de Tenerife sería presentada ante el Teniente de la Guardia Civil PEDRO GIMÉNEZ MORENO, quien la sometería a interrogatorio.

 

 

 

 

 

SE LIMITÓ A SERVIR EL DESAYUNO


M.8,728,452

21

 

DECLARACION del paisano Domingo Pérez González

En La Laguna a cuatro de agosto de mil novecientos treinta y seis.

Ante S. S. y presente el Secretario, compareció el testigo anotado al margen, quien advertido de las prevenciones del articulo 451 del Código de Justicia Militar, y enterado prometió decir verdad, Interrogado a tenor del articulo 453 del mismo Código, dijo: Llamarse como queda expresado al margen, natural del Rosario, provincia de Tenerife, de cincuenta y tres años de edad, de estado soltero, de profesión peón guarda de monte, no comprendiéndole las demás generales de la Ley.

PREGUNTADO, . . . .

Si recuerda la fecha en que estuvieron unos Oficiales en su casa, y lo que hablo con él, el Teniente de la Guardia Civil Don Pablo Sanchez Hernandez, dijo: que no recuerda exactamente la fecha en que estuvieron unos Oficiales del Ejército en su casa, invitados por el deponente a desayunar en la que estos iban acompañados de varios números de fuerza del Ejercito, Guardia Civil y de. Asalto; que no recuerda dado los días transcurridos si el Teniente de la Guardia Civil le dijo algo, en relación con el movimiento, pero que no puede afirmar que no sea cierto que le hablara algo respecto a éste punto; que el deponente solamente se limitó a servir el desayuno a los Oficiales y fuerzas que llevaban a sus ordenes y como tenia para cumplir con esto de ir de una habitación a otra, quizás dijera algo el referido Teniente de la Guardia Civil, pero solamente el trato que ha tenido con él ha sido el correspondiente al servicio, por ser el declarante, como ya queda dicho, guarda forestal; que no tiene nada mas que decir.

En este estado S.S. dió por terminada esta declaración, y leída que le fué, la encontró de conformidad, se afirmó y ratificó en su contenido, firmandola con el Señor Juez y presente Secretario de que doy fé.

[Siguen las firmas rubricadas, del declarante DOMINGO PÉREZ GONZÁLEZ, Juez Instructor Teniente Coronel ENRIQUE ROLANDI PERA, y Secretario Teniente ARTURO NAVARRO MILLÁN]

Cfr.: ATMTQ 3546-148-2 .- CAUSA 157 DE 1936.- Folio 21.