ÁLVARO FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ DECLARA EN CAUSA 76 DE 1936


M.8,728,458

24

DECLARACION del Capitan de Infanteria Don Álvaro Fernandez Fernandez. – En Santa Cruz de Tenerife a cinco de agosto de mil noveciebtos treinta y seis.

Ante S, S. y presente Secretario compareció previamente citado el anotado al margen quien advertido de las prevenciones del articulo 451 del Codigo de Justicia Militar, prometió decir verdad. Interrogado a tenor del articulo 453 del mismo Codigo, dijo: Llamarse como queda expresado al margen, natural de Los Llanos, provincia de Tenerife, mayor de edad, de estado casado, de profesión militar, y en la actualidad Capitán del Regimiento Infanteria Tenerife número treinta y ocho, destacado en La Palma, no comprendiendole las demas generales de la Ley.

PREGUNTADO.——-

Fuerza numerica del Destacamento, armas y municiones con que contaba el referido Destacamento, dijo: Que se componía del declarante, un Teniente, un Brigada, dos Sargentos y treinta dos entre cabos y soldados; que armamento tenia cuarenta y cuatro fusiles, un fusil ametrallador, dos pistolas y cien granadas de mano,

PREGUNTADO.———

Diga cuando y a que hora se enteró de que se había declarado el estado de Guerra en Tenerife, dijo: Que se  enteró por rumores públicos a las catorce horas del dia dieciocho del anterior, en cuya hora se encontraba en el nuevo Club; que pocos momentos después recibió una llamada telefonica de su domicilio, enterandole de la visita Teniente de la Guardia Civil, trasladándose acto seguido a su domicilio en donde el referido Teniente, le dijo haber llegado a sus oídos la noticia de la declaración del estado de Guerra en Tenerife y Las Palmas, noticia recogida por una estación de radio del pueblo de Los Sauces, y diciéndole al mismo tiempo que era su opinión que dicho estado de Guerra se había declarado en toda España, por cuyo motivo se le presentaba para ponerse a sus ordenes en el caso de que hubiera algo sobre el particular, y por si hubiera que ser declarado en la Plaza de la que el deponente era Comandante Militar, a lo que este último contestó, que nada sabia oficalmente sobre el particular; que una vez terminada la conversación, el declarante regresó al Club donde se encontraba el Comandante Gomez Navarro, al cual le dio cuenta de la conversación sostenida con el Teniente de la Guardia Civil, diciéndole al propio tiempo los siguiente:”El Teniente de la Guadia Civil lo tenemos en muy buen plan”.

PREGUNTADO.——-

Su actuación en la tarde del dia dieciocho del anterior, dijo; Que de su actuación es reflejo fiel el acta que presentas suscrita por el Comandante Gomez Navarro y el declarante y el Teniente del Destacamento, la cual comparada con el parte suscrito por el Comandante citado es copia literal del mismo, faltandole un párrafo final el que dice: Teniendo en cuenta la defección de la Guardia de Asalto, el armamento de los grupos comunistas con sus guardias en las calles porque había de pasar, el Comandante, expuso la situación al Capitan y Tenientye que suscriben y teniendo en cuenta todos que al salir a la proclamación tendrían que combatir desdelos primeros momentos y que de tener bajas no podrían ser recogidas ni apoyados por reserva alguna, dado que en el cuartel solo quedaba un numero de hombres insuficientes para su defensa por su extensión; que caso afortunado de abrirse paso con granadas de mano y poder ocupar los edificios le quedarían, dejando una sola pareja en cada uno, trece hombres para la defensa de ellos de la población y sumisión dela guardia civil (veinticinco hombre) y de Asalto (doce hombres) en Francia oposición acordaron por unanimidad no considerar los actuales momentos los mas oportunos para hacer la declaración del estado

M.8.728.459

  25

de Guerra, aplazandole para cuando la vigilancia de las guardias ceda o la tensión de los elementos extremistas decaiga, quedando acuartelados”.

PREGUNTADO.——-

Concrete la fecha en que fue declarado el e3stado de Guerras, dijo: Que fue declarado el dia veinticinco sobre las diecisiete o dieciocho horas.

PREGUNTADO.——-

Diga si fué declarado el estado de Guerra en el interior del cuartel, dijo; Que no.

PREGUNTADO.——-

Diga si durante los dias que siguieron hasta la llegada del cañonero «Canalejas», estuvieron incomunicados en su cuartel, si el Jefe y Oficiales salían del mismo a alguna cosa, y si la tropa salia para efectuar la compra o con cualquier otro objeto, dijo; Que se comunicaban con sus familias por el asistente del deponente y algunas vece por teIefono, no utilizando este medio con frecuencia por creer estar intervenido por el Delegado Gubernativo; que ni el Jefe ni los Oficiales salieron del cuartel; que la tropa salia a efectuar la compra pero solamente cuatro y estos de uno en uno, o sea que cuando regresaba uno de ellos, salía el otro, con objeto de evitar que los revoltosos se quedaran con ellos, y que los mas que estuvieron fuera del cuartel al mismo tiempo fueron dos.

PREGUNTADO.——-

Diga cuando se enteró que llegaba a Santa Cruz de La Palma ek cañonero “Canalejas”, si oyó los disparos que hizo el mismo y se presumia la misión que llevaba, dijo: Que se enteró de la llegada cuando le faltaba una media hora para llegar al puerto; que no oyó los disparos que efectuaron y que sospechaban que acudían en su auxilio, aun cuando de ello no pudiera tener absoluta seguridad.

PREGUNTADO.——-

Qué medidas fueron tomadas al enterarse de la llegada del cañonero, dijo; Que se ordenó a la tropa ponerse el correaje y municionarse a razón de cien cartuchos, repartiendo las granadas de mano entre los que las sabían arrojar.

PREGUNTADO.——-

Si se puede presenciar desde el cuartel  el desembarco de las fuerzas y si fue visto por alguien o se lo comunicaron dijo: Que no se ve desde el cuartel el desembarco por está al otro extremo de la población, y que la primera noticia de que estaban desembarcando la tuvo por el Comandante, a quien le comunico el Capitán de la Compañía de desembarco, desde el Ayuntamiento, que había llegado hasta allí sin resistencia, y que seguía desembarcando fuerza.

PREGUNTADO.——-

Diga si le prestaron algún auxilio para salir la fuerza del cuartel, dijo; Que las fuerzas que mandaba el deponente salieron del cuartel ocupando la plaza de San Francisco y calle adyacentes, en cuyo momento llegaba la fuerza de desembarco a el sitio denominado la Alameda, muy cercano al cuartel, reuniéndose todas las fuerza y marchando juntos hacia el Ayubtamiento donde se procedió a dar lectura al Bando de declaración del estado de Guerra.

PREGUNTADO.——-

Cual fue la actuación de las fuerzas del Destacamento con posterioridad al desembarco, para vencer la subversión que existía en la población o fuera de ella, dijo: Se montaron guardias en el lugar denominado el risco de la Luz, y patrullas por lapoblación, y en el Electrón, fabrica de luz que al dia siguiente del desembarco y en los sucesivos hicieron excursiones por los montes en busca de los fugitivos. En una de ellas se capturaron cinco personas ocultas en una cueva que llaman de Juan Mayor, para intimidarles a la rendición, se lanzaron granadas de mano, haciendo explosión unicamente dos, teniendo que ir al dia siguiente a procurar que las que no habían explotado, explotaran; que en otra de las excursiones se capturaron cuatro huidos en un sitio del monte denominado el llano de las Vacas. Las demás incursiones que se han hecho handado resultado infructuoso.

 

M.8,728,460

26

PREGUNTADO.——-

Diga si sabe si el Comandante nombró aIgun Delegado Gubernativo, dijo: Que no.

PREGUNTADO.——

Diga si tiene algo mas que decir, dijo: Que en el acta que levantaron, se les olvido poner a los seis guardias municipales, también en franca oposición al movimiento, y que el Comandante intentó remitir por persona que viniera expresamente a traerlo, una comunicación cifrada, dando cuenta de nuestra situación y pidiendo el auxilio de una Compañía, comunicación que iba dirigida al Comandante Militar de Tenerife; que no tiene nada mas que decir.

En este estado S.S. dio por terminada esta declaración y leida que le fue, la encontró de conformidad, se afirmó y ratificó en su contenido, firmándola con el Señor Juez y presente Secretario de que certifico.

[Siguen las firmas rubricadas de ÁLVARO FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ, ENRIQUE ROLANDI PERA y ARTURO NAVARRO MILLÁN]

 

Cfr.: A-TMTQ 3909-158-31.- Causa 76 de 1936.- Folios 24 a 26.

 

 

 

EN ICOD SE RECIBIÓ EL BANDO SOBRE LAS 20 HORAS DEL DÍA 18


DECLARACION DEL TESTIGO TENIENTE DE LA GUARDIA CIVIL JEFE DE LA LINEA DE ICOD DON BENJAMIN CAMPOS BARRIUSO

 

En Santa Cruz de Tenerife a treinta de Octubre de mil novecientos treinta y seis.

Ante su S S. y de mi el Secretario, compareció el expresado al margen quien enterado de la obligación que tiene de decir verdad, y de las penas señaladas a los reos de falso testimonio, prometió ser veraz en sus manifestaciones y preguntado a tenor del artículo cuatrocientos cincuenta y tres del Código, DIJO; que se llama como ha expresado, mayor de edad y en la actualidad Teniente de la Guardia Civil que conoce algunos de los procesados y que no le comprenden las demas generales de la ley.

PREGUNTADO cuando recibió el Bando de declaración del Estado de Guerra que publicidad le dio al mismo y si cree que el Alcalde y concejales del Ayuntamiento de Icod tuvieron conocimientos de dicho Bando y que día: DIJO, que el Bando se recibió sobre las veinte horas del día dieciocho, lo llevaba fuerzas de Asalto en mano, y conforme a la orden que llevaban los portadores, el sargento Comandante del puesto lo entregó al Secretario para que fuera fijado y se le diese cumplimiento, y que por esta causa cree que  tenían conocimiento los Sres. del Ayuntamiento, pero, a mayor abundamiento el dicente el mismo día dieciocho por la mañana, comunicó personalmente al Alcalde, la orden que recibió de su Capitán de destituir a todo el Ayuntamiento, que por virtud de la misma quedó en ese momento destituido ordenando al mismo tiempo al Secretario se hiciese cargo de todo lo relativo a la marcha del ayuntamiento y funcionamiento de él.

PREGUNTADO

Si el Alcalde de Icod el dia diecinueve de Julio le ordeno verbalmente y con posterioridad por oficio que se pusiera a sus inmediatas ordenes DIJO, que verbalmente no le ordeno nada, pero si, por escrito.

PREGUNTADO

Si dichos escritos son los que se muestran por el Juez Instructor y puede reconocer en ellos la firma del Alcalde DIJO; que son los que se muestran y que la firma que los autorizan es la que usa en sus escritos el alcalde, Marcos Martel.

PREGUNTADO

Si estuvieron detenidos los miembros de aquel Ayuntamiento desde el momento de la declaración del estado de Guerra DIJO; que al comunicar al Alcalde en la mañana del dieciocho la destitución del Ayuntamiento como quiera que había recibido la orden del Capitán de su Compañía de dejar detenido a dicho Alcalde y a los Concejales Manuel

M.8,876,725

28

Sicilia Morales y Jose Rodríguez Gutiérrez, procedió a la detención de los dos primeros que estaban en el Ayuntamiento al ir el dicente a noticiarles la orden de destitución del Ayuntamiento no habiendo detenido al Jose Rodríguez Gutiérrez por tener gravemente enferma a su esposa, Que al ir a conducir el Sargento del puesto a los dos detenidos para llevarlos al depósito recibió orden comunicada por una pareja del puesto de la Orotava de no detener a nadie hasta tanto se recibiera el Bando y como aquel no había llegado pues según tiene manifestado llegó a las veinte horas ordenó seguidamente la libertad pero previniéndoles que quedaban arrestados en sus domicilios a disposición del declarante. Que al recibir el Bando procedió a llamar a los dos individuos citados que acudieron al llamamiento deteniéndolos y remitiéndolos presos al depósito.

Que consultado con el Capitán lo que había de hacerse con ellos le manifestó que trasladarlos a la Capital pero al exponerles  el dicente la imposibilidad de hacerlo por la falta de vehículos y demás elementos de seguridad, dispuso el Capitán que quedasen en la misma situación de arrestados en sus domicilios conforme habían estado el día anterior. Desde este momento que conocieron la determinación en las primeras horas del diecinueve dichos individuos se trasladaron sin autorización quebrantando la orden recibida al Ayuntamiento en el que se constituyeron en Sesión Permanente.

Que al recibir el dicente el primero de los oficios requiriéndole para que se presentase a ponerse a las ordenes del Alcalde no solo no lo hizo, sino que le conminó para que se presentase en el Cuartel, cosa que no efectuó y si en cambio insiste dicho Alcalde en exigir del dicente la presentación para ponerse a sus ordenes habiendo sostenido una conversación telefónica para obligarle a conocer el cumplimiento de presentarse dicho Alcalde en el Cuartel contestándole entonces, el citado Alcalde que creía era en él un deber moral el permanecer en el Ayuntamiento donde estaba en sesión permanente.

PREGUNTADO Que relate las incidencias ocurridas en el local del Ayuntamiento el día diecinueve ynpor que se constituyeron en dicho local el mismo día varios números de la Guardia Civil, DIJO; Que desde las primeras horas del citado día diecinueve se congregó en el Ayuntamiento una serie de personas cuyo grupo no sería menor de quinientos, motivo este, que avalado por las confidencias que tenía el dicente le hicieron pensar en la defensa del Cuartel para llevare a cabo lo qué, solo contaba con cuatro números pues de disponer de mas fuerzas hubiera dejado parte en la defensa y con la otra parte hubiese ido al Ayuntamiento para disolver a los reunidos; pero ante la excitación que había y el público congregado y mas aun sobre todo la defensa del Cuartel, decidió hablar con el Comandante Militar de la Orotava lo que hizo por teléfono pidiéndole le enviase algunos números a fuerza para de este modo sin desatender la defensa del Cuartel disolver a los reunidos, deteniendo a los cabecillas, Que el comandante Militar de la Orotava le dijo que vendría su Capitán y ante esa contestación se puso al habla con su superior quien le confirmo que desde luego irían pero, que tardaría algo como así fue llegando al pueblo al anochecer y ya con la fuerza mandada por el Capitán pudo dejarse el Cuartel defendido y atacar el Ayuntamiento desde el que a la llegada de la fuerza se le hicieron varios disparos desde los alrededores que le obligaron al declarante a salir del Ayuntamiento donde estaba con su Capitán para ver de dónde partían y a que obedecían, Que a la llegada al Ayuntamiento según noticias posteriores que ha tenido varios de los reunidos se tiraron por las ventanas y entre ellos el Alcalde y el Manuel Sicilia, pero se detuvieron a once de los dirigentes los que cacheados convenientemente debían ser trasladados a esta pero se detuvieron a  once de los dirigentes los que cacheados convenientemente debían ser trasladados a esta Capitán, cosa que no pudo hacerse inmediatamente porque el Capitán ante la actitud del pueblo consideró que no podía dejar solamente en él a los cuatro Guardias por cuya causa ordenó la traslación de los detenidos al Cuartel y el mismo camión marcho vacío a Garachico desde donde tomo un refuerzo del puesto  y ya de de vuelta a Icod dejándolos allí pudo el Capitán volvera a traer a los detenidos en el camion para xxxx la Orotava. Que debe hacer constar que al transportar a los presos al Cuartel, de diversas azoteas por donde pasó el camión,  se le hicieron varios disparos, agresión que se repitió con posterioridad cuando el declarante salió con sus fuerzas a recorrer el pueblo una vez hubo marchado sumCapitan, siendo testigo de de estos disparos un Sargento de Inmfantería que desde el destacamento de Orotava con varios números se dirigia a Icod a al menos a la carretera para proteción o seguridad si hacia falta de los presos

29

M.8,876,848

y cuya clase sin duda informado de la excitación y actitud de Icod llegó hasta el poblado entrevistandose con el dicente.

PREGUNTADO si tiene algo mas que manifestar DIJO; Que no.

En este estado el Señor Juez dio por terminada esta declaracion y leida por mi el Secretario por haber renunciado a hacerlo por si despues de enterado del derecho que le asiste, se afirma y ratifica en ella y la firma con su S.S, de lo que doy fé.- A su esposa y y laentre lineas.- Vale. Tachado no vale.

 

[A renglón seguido están las firmas de JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, BENJAMIN CAMPOS BARRIUSO y ELEUTERIO REVILLA CAMPO, Teniente Coronel Instructor, Teniente declarante y Teniente Secretario, respectivamente.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

LA Causa 361 de 1936, habia sido iniciada el 5 de octubre de 1936, habiéndose hecho cargo de la instrucción el Teniente Coronel ENRIQUE ROLANDI PERA, nombrando secretario al Teniente ARTURO NAVARRO MILLÁN.

En 28 de octubre de 1936, ROLANDi sería sustituido por el Teniente Coronel JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA.

A su vez NAVARRO fue reemplazado por el Teniente ELEUTERIO REVILLA CAMPO.

 

Cfr.: A-TMTQ  7703-246-17.- Causa 361 de 1936.- Folios 27 vuelto a 29.

CAUSA NUMERO 76 DE 1936


 

M.8,894,420

 

PLAZA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE                        AÑO DE 1.936

COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS              JUZGADO EVENTUAL

Numº 3909 – Legº. 158-31 =

C A U S A   Numero 76.

 

Instruido para el esclarecimiento de los hechos ocurridos en Santa Cruz de la Palma, entre los dias dieciocho de Julio al veinticinco del mismo mes, en los cuales ha sido procesado el Comandante de Infanteria DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia

Ocurrió el hecho, el 18 de Julio de 1936

 Dieron principio estas actuaciones el 28 de Julio de 1936.

En Prision atenuada en 23 de Octubre de 1936

En Prision preventiva en 4 de Agosto de 1936.

 

Juez Instructor

Secretario

El Teniente Coronel de Ingenieros

El Teniente de Ingenieros

Don Enrique Rolandi Pera

DonArturo Navarro Millan

Otro

Otro

El Teniente Coronel de Infanteria

El Teniete del Rgto Infa. Tenerife

Jose Maria del Campo Tabernilla

Don Eleuterio Revilla Campo

Otro

Tente del mismo Don

Juan Martinez Cruz

 

Cfr.: ATMTQ 3909-158-31 Causa 76 de 1936 – Portada.

SINOPSIS DE LA CAUSA 76 DE 1936 CONTRA BALTASAR GÓMEZ NAVARRO


La Causa número 76 de 1936, fue instruida para el esclarecimiento de los hechos ocurridos en Santa Cruz de La Palma entre los días dieciocho de julio al veinticinco del mismo mes, siendo procesado el Comandante de Infantería BALTASAR GÓMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia.

Las actuaciones de esta Causa 76/1936 habían sido iniciadas, en Santa Cruz de Tenerife, el 28 de julio de 1936, por ENRIQUE ROLANDI PERA, Teniente Coronel de Ingenieros, en calidad de Juez Instructor, habiendo designado Secretario al Teniente de Ingenieros ARTURO NAVARRO MILLÁN.

El 12 de agosto de 1936, por la noche, Instructor y Secretario, embarcaron para la isla de La Palma, llevando a cabo la toma de declaraciones a conspicuos individuos, que declaran en calidad de testigos, todos ellos personas de orden, que no tienen recato alguno en manifestar que hablaban de oídas o por rumores.

Es más, declaran bajo dicha condición de testigos, dos Oficiales del Ejército, – Teniente ÁLVARO MARTÍN BENCOMO y Capitán CARMELO LLARENA BRAVO DE LAGUNA -, que se encontraban en Gran Canaria cuando sucedieron los hechos sobre los cuales se les pide testimonio.

Dos días después, el 14 de agosto de 1936, ENRIQUE ROLANDI PERA, y ARTURO NAVARRO MILLÁN, ya han retornado a Tenerife, donde prosiguen con las actuaciones.

Elevado el sumario al Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, éste ordena, en 31 de agosto de 1936, que «pase esta causa nº 76  de 1936, al Sr. Fiscal Huridico Militar a los fines de informe».

El 13 de septiembre de 1936, el fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET, dice que interesa la vuelta de las actuaciones a su Instructor, a fin de que tome nuevas declaraciones y realice otras diligencias, además de recomendar que se decrete
la libertad de JESÚS REQUEJO GONZALEZ, Guardia de Asalto del Destacamento de La Palma, quien estaba preso en Paso Alto, desde el cuatro de agosto de 1936, tras haber venido desde La Palma a Tenerife para presentarse a las autoridades militares.

JESÚS REQUEJO GONZALEZ había estado de baja médica en las fechas de la denominada “Semana Roja” de la Isla de La Palma.

El 24 de octubre de 1936, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ ordena al Teniente Coronel ENRIQUE ROLANDI PERA, que le remita «el expediente relativo al asunto de La Palma, con el fin de que una vez visto por mi, pasarlo al Teniente Coronel de Infantería, DON JOSÉ MARIA DEL CAMPO TAVERNILLA, para que con el carácter de Juez Instructor, lo continúe».

JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, se hace cargo del sumario designado Secretario a ELEUTERIO REVILLA CAMPO, Teniente del Regimiento de Infantería Tenerife.

El 30 de noviembre de 1.936, el Fiscal PABLO HURTADO IZQUIERDO, formula su escrito de acusación, en el cual dice que «es de imponer una pena de prisión mayor a muerte, con las accesorias legales correspondientes».

El comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO, sería sometido a dos consejos de guerra, consecutivos.

En el primero, celebrado el treinta de diciembre de 1936, el Fiscal actuante, ÁNGEL DOLLA MANERA, solicita se le impusiera una pena de 16 años de reclusión temporal militar, con las accesorias legales.

El tribunal sentencia que el Comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO sea condenado a la pena de DOS años de prisión militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena.

El 4 de enero de 1937, el Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ dictamina que sea decretada la nulidad de la vista y fallo.

El 1º de febrero de 1937, se repite la ceremonia de otro Consejo de Guerra, cuyo tribunal sentencia que el Comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO sea condenado a la pena de a la pena de SEIS MESES y un dia de prision militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena, con los efectos prevenidos en el Artículo 193.

El 12 febrero de 1937, a las 15,45 horas, el Comandante de Infantería BALTASAR GÓMEZ NAVARRO, que se hallaba detenido en el Fuerte de Paso Alto desde el 4 de agosto de 1936, es puesto en libertad, por haber extinguido la condena con exceso.

* * * * * * * * * * *

De la lectura de los más de dos centenares de folios de la Causa 76 de 1936, se pueden extraer estas conclusiones:

1.-

El Comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO recibió orden escrita directa del General FRANCO, el 15 de julio de 1936, para que se desplazara a la Isla de La Palma, con el propósito de encabezar la sublevación militar contra el gobierno de España.

2.-

El Comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO no pudo ejecutar la orden recibida por carencia de medios suficientes, habida cuenta la cortedad de las fuerzas militares y de orden público, con que contaba. Con lo cual se limitó a permanecer acuartelado, posiblemente atemorizado.

3.-

El contingente de la Guardia Civil, concentrado en la capital de la Isla de La Palma, por su teniente jefe de línea, DIONISIO CANALES MAESO, de manifiesta ideología derechista, se mantuvo asimismo acuartelado.

4.-

La incompleta decena de guardias de Asalto, mandadas por un Cabo, se puso a las órdenes de Delgado del Gobierno, limitándose a tareas rutinarias de seguridad y vigilancia, si bien parece que tres guardias actuaron según su conciencia,
cooperando con la resistencia al golpe militar, dirigida por JOSÉ MIGUEL PÉREZ PÉREZ.

Este, y uno de los guardias, FRANCISCO COSME GUERRERO, serían encausados, sometidos a consejos de guerra, y fusilados.

JOSÉ MIGUEL PÉREZ PÉREZ fusilado el cuatro de septiembre de 1936, por la Causa 189/1936 (3675-150-21).

FRANCISCO COSME GUERRERO fusilado el primero de diciembre de 1936, por la Causa 396/1936 (6254-203-13).

Estas dos causas no he podido encontrarlas, todavía.

Información adicional sobre estas dos víctimas, puede leerse en:

 https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/07/21/ejecucion-de-jose-miguel-perez-perez/

 https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/01/guardia-de-asalto-francisco-cosme-guerrero/

DECLARACIÓN DE TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL EN CAUSA 650/1936


 

M.8,894,940

77

[Al margen]

Declaración del Coronel de Estado Mayor DON TEODULO GONZALEZ PERAL

[Texto]

En Santa Cruz de Tenerife a dieciséis de Enero de mil novecientos treinta y siete.

Ante S.S. y de mi el Secretario, compareció previa citación, el Jefe anotado al margen, quien enterado por S.s. de que iba a prestar declaración y por ello de la obligación que tiene de decir verdad en cuanto supiere y fuera preguntado, incurriendo en las penas que la Ley señala al reo de falso testimonio, prometió por su honor ser veraz con sus manifestaciones y al ser interrogado por las generales de la Ley, dijo: que se llama como queda dicho, mayor de edad, de estado casado, natural de Antigüedad (Palencia), y en la actualidad Coronel de Estado Mayor con destino en la Comandancia General de las Islas Canarias.

Preguntado diga si pudo fijar su atención en los primeros momentos del movimiento salvador de España, sobre la conducta observada por el Comandante Médico Don Julián Rodríguez Pastrana, y concepto que le mereció ella, dijo: que a pesar del mucho e intenso trabajo, pudo observar que fue de los primeros en presentarse voluntariamente al lado del Movimiento Salvador.

Preguntado Diga con anterioridad a dicho Movimiento sabe que el citado Jefe pertenecía a Izquierda Republicana, dijo:
que ignora si pertenecía o no a agrupación  política alguna.

Preguntado Diga si como Jefe de Estado Mayor y como Comandante Militar de la Plaza tuvo noticia de dos alocuciones dirigidas
a Tetuan por el Comandante Don Julian Rodríguez Pastrana, dijo; que tuvo noticias como Comandante Militar, de las alocuciones por que se le pregunta, las que fueron dadas por el citado Comandante médico, que las dio por la emisora de de la Comandancia Militar, previa la debida autorización.

Preguntado Si tiene algo más que decir, dijo que no.

En este estado el Señor Juez dio por terminada esta declaración

Al final de esta declaración del Coronel de Estado Mayor TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL, viene la firma del declarante, seguida por las del Juez Instructor, Teniente Coronel JOSÉ-MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, y la del Teniente ELEUTERIO REVILLA CAMPO, que como Secretario da fe de la misma.

Cfr.: Causa 650 de 1936 (5737- 188 – 3).- Folio 77.

DECLARACIÓN DE DON NICOLÁS CASTRO FEBLES


 

M.8,859,400

14

 

DON ELEUTERIO REVILLA CAMPO, Teniente del Regimiento de Infantería de Tenerife numero treinta y ocho, Secretario de las diligencias previas numero doscientos cuarenta y seis del corriente año instruidas en averiguación de las responsabilidades que hubiera que exigir a los componentes de la Logia Masónica de esta Capital, de la que es Juez Instructor el Teniente coronel del expresado cuerpo DON JOSE MARIA DEL CAMPO TABERNILLA.

CERTIFICO: Que a los folios que se expresan obran las diligencias siguientes.

DECLARACION DE DON NICOLAS CASTRO FEBLES.

En Santa Cruz de Tenerife a diez de Noviembre de mil novecientos treinta y seis.- Ante S.s. y presente Secretario compareció previa citación al efecto el anotado al margen a quien S.S. exhortó a decir verdad haciéndole las advertencias de rigor. Interrogado por las generales de la Ley dijo; llamarse como queda expresado, mayor de edad, natural de Santa Cruz de Tenerife, con domicilio en la Calle Callao de Lima numero tres. De estado casado y de profesión parejador de Obras.- Preguntado.- Manifieste si pertenecía al la Logia últimamente algún militar o empleado público y quien fuera este, DIJO; que había varios militares, empleados de Correos y Telégrafos, recordando entre los primeros s DON JULIAN RODRIOGUEZ LOPEZ por haber este señor solicitado repetidas veces su baja y no habérsele dado a causa de la forma en que los solicitaba, pues lo hacía de palabra y tenía que hacerse por escrito según formulario que le facilito el dicente.- Que también estaba como miembro durmiente hasta el diez y ocho de Julio el Medico de Sanidad DON JULIAN RODRIGUEZ PASTRANA el que también recuerda por un incidente que sucedió con él, y en el que intervino el declarante para hacer revocar un acuerdo cosa que se efectuó días antes del movimiento.- Que respecto a Correos quiere recordar a DON JOSE PADRON BENITEZ y en Telegrafos al SEÑOR PARDO.- PREGUNTADO si tiene algo mas que declarar, SIJO; Que como a causa de una enfermedad de su familia ha tenido épocas alejado de la actividad de la Sociedad por ello parece que algunos extremos no pueda concretar las preguntas obedeciendo a la causa antes dicha.-
En este estado S.S. dio por terminada esta declaración y leida que le fue al declarante la encontró conforme afirmándose y ratificándose en su contenido y
la firma con el Señor Juez y presente Secretario de que certifica.- Nicolas Castro Febles.- del Campo.- Eleuterio Revilla.- todos rubrican.

Y para que conste y unión al expediente judicial numero treinta y siete de mil novecientos treinta y seis instruida contra el Comandante médico Don Julián Rodríguez Pastrana, extiendo el presente con el Vº Bº del Señor Juez, en Santa Cruz de Tenerife a diez y ocho de Noviembre de mil novecientos treinta y seis.

Eleuterio Revilla

                Vº     Bº

El Teniente Coronel Juez.

           del Campo

[Ambas firmas rubricadas]

Cfr.: Causa 650 de 1936 (5737- 188 – 3).- Folio 14.

13 DE SEPTIEMBRE DE 1936


La Causa número 76 de 1936, fue instruida para el esclarecimiento de los hechos ocurridos en Santa Cruz de La Palma entre los días dieciocho de julio al veinticinco del mismo mes, siendo procesado el Comandante de Infantería BALTASAR GÓMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia.

Las actuaciones de esta Causa 76/1936 habían sido iniciadas el 28 de julio de 1936, por Enrique Rolandi Pera, Teniente Coronel de Ingenieros, en calidad de Juez Instructor, habiendo designado Secretario al Teniente de Ingenieros Arturo Navarro Millán.

El Teniente Coronel Rolandi sería posteriormente reemplazado por el Teniente Coronel de Infantería José María del Campo Tabernilla, en la tarea de Juez Instructor. Y el Teniente Navarro sería sustituido por Eleuterio Revilla Campo, Teniente del Regimiento de Infantería Tenerife.

Al folio 100 de esta Causa 76/1936, tras la orden, fechada en 31 de agosto de 1936, del Auditor JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, viene el Informe datado el 13 de septiembre de 1936, del fiscal Lorenzo Martínez Fuset, signado con su personalísima e inequívoca firma, al final del folio 101.

 M.8,833,528

100

Santa Cruz de Tenerife a 31 de Agosto de mil novecientos treinta y seis.

Pase esta causa nº 76 del 1936, al Sr. Fiscal Juridico Militar a los fines de informe.

El Auditor

José Samsó

[Firma rubricada]

 

Señor Auditor.

EL FISCAL, en la causa numero 76 del registro de esta Auditoria, dice:

Que interesa la vuelta de las presentes actuaciones a su Instructor a fin de que tome nueva declaración al comandante Sr. Gomez Navarro y Capitan Sr. Fernandez y Fernandez, con objeto de acreditar debidamente las instrucciones en virtud de las cuales el primero de ellos debía hacerse cargo de la Comandancia Militar de la Isla de La Palma, momento en que tuvo el segundo, como Jefe del destacamento conocimiento de aquellas, acatamiento dado a las mismas, y causas por las que no se proclamó inmediatamente de conocerse por rumores públicos la situación de la Isla de Tenerife, el estado de guerra en la Plaza de santa Cruz de La Palma, aguardando a que transcurriese un número de horas, que si bien facilitaban la concentración de los soldados ausentes del Cuartel eran excesivas dada la índole de los acontecimientos.

Independientemente de la acreditación de tales extremos serán examinados los mencionados Jefe y Oficial a tenor del siguiente interrogatorio:

Comandante Sr. Gomez Navarro.

A)- – – Porque desistió de seguir a la escucha de la estación de radio Tenerife tan pronto como el Oficial Sr. Alarcó, deponente al folio 52, se lo rogara, siendo así que dada la comisión que tenia y la fecha en que se verificó tal visita y hora en que se diese por terminada podía conciliar aquellos requerimientos con interpretaciones torcidas.

B)- – – Si no tenia otra estación para conocer las instrucciones que debiera recibir de Tenerife, mas que por la estación del centro de Telégrafos.

C)- – – Si desde el dia diez y ocho hasta el veinticinco no hubo un solo instante en que pudiera dar cumplimiento a las instrucciones que tuviera.

D)- – – Si recibió durante tales días y en forma al Teniente de la Guardia Civil Sr. Canales Maeso, y en caso contrario porqué no lo hizo.

E)- – – Como explica el que teniendo contacto a través de uno ó de varios soldados con los elementos que hacían provisiones, no se valiera de algunos de ellos para enviar recado al Teniente de la guardia civil para realizar una labor conjunta, y por el contrario y al no acudir dicho Oficial a la hora que se le ordenó dejó sin formular la advertencia de reservarse las medidas oportunas, tanto mas cuanto que el ordenanza de caballo de dicho Oficial iba todos los días, al Cuartel.

F)- – – Que extremos fueron objeto de la conversación que sostuviera con el entonces Delegado Gubernativo, y el cual le visitó en el cuartel según manifiesta el testigo Domingo Rodriguez Hernandez (folio 50 y 51 vuelto), y si en dicho dialogo le fue hecho al requerimiento por aquel para que no saliese.

G)- – – Porqué una vez publicado el Estado de Guerra y en posesión del cargo de Comandante Militar de la Isla, rogó fuesen a los Sauces las

M.8,833,529

101

fuerzas desembarcadas en lugar de ordenar lo conveniente con las que lo estaban a sus órdenes.

H)- – – Como dice en su declaración de folio 20 al 23, y mas concretamente en la primera contestación de la obrante al 22 que se dirigió a ocupar el Ayuntamiento siendo así que con anterioridad se le había hablado por teléfono desde dicho edificio.

I)- – – Por quien sabia que se realizaban detenciones por los extremistas y que se colocaba dinamita en el cuartel durante la noche la que era retirada durante el dia y como explica que en el estado de efervescencia frente a las personas de orden, se siguiera funcionando por el Juez de Instrucción quien acordando libertades de elementos de falange eran estas cumplimentadas.

J)- – – Porqué dijo al comunicante por teléfono desde el Ayuntamiento que SI QUERIAN IRIAN LAS FUERZAS PEROS SI QUE SALIAN CREIAN QUE HABRIA JALEO.

k)- – – Porqué en la madrugada del veintiséis se hizo fuego sobre algunos oficiales hasta interponerse el Capitan Sr. Treytos, con lo cual se dieron por terminadas las varias descargas que se hi-cieron y si tomó providencia sobre quien ordenó hacerlo.

L)- – – Si ordenó las libertades de individuos que se citan a folio 65 y en vista de que antecedentes.

CAPITAN SR. FERNANDEZ Y FERNANDEZ.

A tenor de las preguntas contenidas en el interrogatorio anterior y que se señalan con las letras C), E) y K), con mas las que el Instructor estime pertinentes para puntualizar en virtud de que ofertas el entonces Delegado Gubernativo (folio 53) ofreció no cortarles el suministro de agua y el de víveres en la conversación que tuvo con el deponente; y porqué preguntó al Capitan de Infanteria si se podía abrir la puerta del cuartel siendo así que estaba en las inmediaciones el Oficial a quien se dirigía y que sentido le dio a la frase que su interlocutor le dirigiera de si tenia la llave que lo hiciese, tanto mas cuanto que diariamente se hacia suministro.

Con vista a las contestaciones que se formulen a los interrogatorios anteriores, el Instructor procederá a dictar el oportuno auto de procesamiento con libertad de criterio, ya que existen indicios mas que suficientes para estimar una conducta criminosa en cuanto al cumplimiento de órdenes recibidas ó delegadas en su caso.

Antes de elevarse las actuaciones en consulta se esclarecerá la contestación última de la declaración rendida por el Oficial de la Guardia a folio 43, y vuelto, ya que los términos en que se concibe no son suficientes explícitos al fin de esclarecimiento perseguido.

Paralelamente se solicitará de esta Comandancia el telegrama que se dice retenido por el Oficial de Telegrafos Sr. Alarcó comprobándose el dia y hora en que se retuvo y a la hora en que normalmente debió entregarse.

OTRO SI DIGO: Que siendo un tanto de extrañar los términos en que se verifica la comparecencia del declarante de folio 86 y siguientes el que se produce en forma de descargo sobre imputaciones que parecen conocidas, lo pongo en conocimiento de su autoridad a los fines oportunos.

OTRO SI DIGO: Que entiende este Ministerio con vista de la información practicada y unidad a folio 79 a 85, debe decretarse la libertad del Guardia Jesús Requejo Gonzalez.

Santa Cruz de Tenerife a 13 de Septiembre de 1.936.

EL FISCAL.

LM Fuset

[Firma rubricada]

 

A la izquierda de la peculiar firma abreviada de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, hay un sello en tinta con la leyenda FISCALIA JURIDICO MILITAR CANARIAS, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar.

Asimismo, a la izquierda de la rubricada firma del Auditor JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, hay un sello en tinta con la leyenda AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS * Santa Cruz de Tenerife, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar.