ACTUANDO ANTES DE LA LECTURA DEL BANDO DE GUERRA


Como ya ha sido indicado, dentro del rollo nº 1, de la Pieza Separada de la Causa 50 de 1936, en los folios 37 a 98 están recogidas las declaraciones de testigos y encartados, constituyendo este conjunto de 62 folios el denominado ACTA DE DECLARACIONES, que se inicia en el folio 37, con la declaración de Comandante ALFONSO MORENO UREÑA, Jefe que había llevado a cabo el asalto, toma y ocupación, de la sede del Gobierno Civil, en la madrugada del día 18 de julio de 1936, pistola en mano, sin disparar un solo tiro.

 

* * * * *

En aquella fatídica fecha, la sede del Gobierno Civil estaba en el antiguo Palacio de Carta.

Edificio que se conserva hoy, marcado con el número 9 de la Plaza de Candelaria, tras haber sido utilizado como oficina bancaria por Banesto, durante años.

Es el edificio con la fachada granítica, de tres balcones de barrotes forjados, que exhibe en todo lo alto un reloj con su esfera numerada en caracteres góticos, y que debajo del mismo, encima de la puerta del balcón central, tiene fijada la placa de mármol blanco en la que figura grabado el nombre de PLAZA DE LA CANDELARIA. Nombre éste impuesto el 1º de Mayo de 1939.

Es preciso señalar que en el momento de la ilegal e ilegítima acción ejecutada por ALFONSO MORENO UREÑA, dicha Plaza tenía el nombre oficial de PLAZA DE LA REPÚBLICA, impuesto por acuerdo municipal de 22 de abril de 1936, sustituyendo su anterior nombre de la PLAZA DE CONSTITUCIÓN. Nombre éste acordado en sesión municipal de primero de enero de 1813.

* * * * *

Pasemos a leer la declaración efectuada por ALFONSO MORENO UREÑA, que consta en el folio 37 de la Pieza Separada de la Causa 50 de 1936.

 

DON ALFONSO MORENO UREÑA, COMANDANTE JEFE ACCIDENTAL DEL REGIMIENTO DE INFANTERIA TENERIFE NUM 38.

 

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a seis de Agosto de de mil novecientos treinta y seis. A los fines prevenidos en la regla 3ª del artículo 653 del Código, el Sr. Juez acordó levantar la presente acta, y que comparecieron sucesivamente los testigos presénciales y habiendo verificado: Prometió por su honor decir verdad y advertido de las prevenciones legales e interrogado por las generales de la ley, dijo: llamarse como queda dicho, natural de Granada, mayor de edad, de estado viudo, y en la actualidad Jefe Accidental del Regimiento citado.

PREGUNTADO

convenientemente, dijo: que decretado por la Superioridad el movimiento y designado para la misión que a continuación declara, añade que después de tomadas las bocacalles que dan acceso a la Plaza de la Constitución e instaladas las fuerzas en sitios estratégicos, avanzó hacia el Gobierno Civil acompañado del Capitan de su Regimiento Don Servando Accame y escoltado por un Sargento y un Cabo. En la puerta del Gobierno y a su izquierda había fuerza de la Guardia Civil, a esta fuerza no prestó atención por saber estaba con el movimiento. A la izquierda y en el zaguan, Guardias de Asalto y a su frente el Teniente Compagni; que este dio unos pasos y salió a su encuentro saludandole con gran energía y a su pregunta de si estaba con el movimiento o con el Gobierno, volvió a saludarle mas energicamente aun al tiempo que le contestaba “CON USTEDES, MI COMANDANTE”; seguidamente le preguntó “¿Y SU GENTE?” señalando para los Guardias de Asalto armados de mosquetones (y colocados donde queda dicho), contestó “CON USTEDES, MI COMANDANTE”. Que ante tales contestaciones categoricas, de las que era imposible dudar sin inferir grave ofensa a dicho oficial, penetró en el edificio seguido solo del Capitan, Sargento y Cabo mencionados, llegando al despacho del Gobernador sin encontrar resistencia. Que hizo alto un momento en dicha puerta para darse cuenta de las personas que allí había y de la actitud de cada una. Que a su izquierda, natural, con gesto amistoso y de uniforme el Teniente Coronel de Guardia Civil, a su derecha el Gobernador, su Secretario particular, el Teniente de Asalto Don Alfonso Gonzalez Campos y seis o siete personas, todos inspectores y agentes de policia según supo despues. Que de todos estos, solo dos tenian gesto avinagrado, el Teniente de Asalto, Campos y el Inspector o Comisario Jefe, quien además tenía las dos manos en los bolsillos de la americana, por esto y por haber sido advertido de su filiación extremista, no dejó de encañonarlo ni un solo momento.

Que seguidamente, sin moverse del umbral de la puerta solicito al Señor Gobernador y presentado, le dijo “DE ORDEN DEL SEÑOR COMANDANTE MILITAR, QUEDA USTED DESTITUIDO Y ARRESTADO CON LIBERTAD DE ANDAR POR SU CASA Y HABLAR INCLUSO POR TELEFONO, ADVIRTIENDOLES QUE TODAS SUS CONVERSACIONES SERIAN INTERVENIDAS”; que dijo algo para hacer resaltar la diferencia de actuación entre la de unos caballeros y la de los asesinos de Calvo Sotelo; que oyó al Gobernador referirle, los esfuerzos coronados por el éxito para evitar derramamiento de sangre; contestandole el declarante, que eran de agradecer, pero que su resistencia habría sido inútil porque tenia orden de ocupar el Gobierno y destituirlo con resistencia o sin ella y dirigiendose al telefono sobre la mesa escritorio se puso en comunicación con el Sr. Comandante Militar dandole cuenta de quedar cumplimentada la orden de destitución y arresto del ExGobernador.

 

Que acto seguido abandonó el edificio, dejando una guardia de veinte hombres al mando del alférez de su Regimiento Don Manuel Carmona; haciendo dar lectura en la Plaza de la Constitución al BANDO declarando el Estado de Guerra, retirandose al Cuartel con el reto de las fuerzas.

 

Que cree debe añadir que el Secretario particular del Gobernador Señor Navarro le pidió permiso para ausentarse por un momento, permiso que negó rotundamente.

 

Y leida que fue por el testigo, se afirma y ratifica en ella, y firma.

 

Alfonso Moreno

 [Firma rubricada]

 

Cfr. ATMTQ 6401-207-1 Pieza Separada de la Causa 50 de 1936.- Folio 37.

 

* * * * * * * * * * *

Comentario del transcriptor:

A la luz de esta declaración del Comandante ALFONSO MORENO UREÑA, queda de manifiesto que actuó antes de haberse leido y proclamado el Bando de Guerra dejado por el General Franco.

PIEZA SEPARADA DE LA CAUSA 50 DE 1936 EN EL LEGAJO 6401-07-1


 

La segunda parte del legajo identificado como 6401-07-1, es la Pieza Separada de la Causa 50 de 1936, instruida contra el Gobernador Civil de esta Provincia D. Manuel Vázquez Moro y varios mas,

Esos varios más eran estas 28 personas:

1

Isidro Navarro López

2

Domingo Rodríguez Sanfiel

3

Francisco Sosa Castilla

4

Joaquín Vega   Benavente

5

Juan Domínguez   Pérez

6

Felipe Corpan   Sánchez

7

Rafael González   Toscano

8

Rafael Arroyo   Castrillo

9

Miguel Romero   Vallés

10

Santiago Peña

11

Heraclio Díaz   Molina

12

Antonio Sans Milá

13

Emilio Velasco   Hernández

14

Carlos José García   Fernández

15

Tomás Salinas   Espinosa

16

Domingo Molina   Albertos

17

Adolfo Bencomo   García

18

Tomás Quintero   Espinosa

19

Manuel Reyes   Castellano

20

Cándido Reverón   González

21

Elías Zerolo   Álvarez

22

Rafael Garrido   Lutzardo

23

Eugenio Rodríguez   Castellanos

24

Andrés Florido   Urtiaga

25

Ángel Mañero García

26

José González Picar   *

27

Cristino de Armas   Fernández *

28

Vicente Hormiga Mederos *

Esta parte del legajo 6401-07-1 es, en si mismo un enorme volumen, dividido en CINCO rollos cosidos con hilo, que contiene casi un millar de folios,

Folios en su gran mayoría mecanografiados, si bien aproximadamente unos cien están manuscritos.

Lo que sigue es una descripción resumida de esta pieza:

 

ROLLO 1º

120 folios, cosidos encordados.

Índice de las actuaciones compuesto por 4 folios iniciales identificados como M 8.737.618, M8.737.892, M 8.737.893 y M 8.737.622.

La Causa se inicia con el oficio del Auditor de Guerra José Samsó Henríquez ordenando formar la pieza separada, adjuntado 4 Certificaciones emitidas por Luis Gómez Carbó, Capitán de Infantería, Secretario de la Causa número 50 de 1936, instruida por el delito de sedición contra el Teniente D. Alfonso González Campos y otros del Cuerpo de Seguridad, de la que es Juez el Permanente de esta Comandancia, Comandante de Infantería D. Francisco Sánchez Pinto.

Estas certificaciones, que contienen diversos testimonios, constituyen los folios 2 a 24.

El Folio 27 es otro oficio, datado el 6 de agosto de 1936, del mismo Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ decidiendo que siendo este Procedimiento dimanante de la causa nº 50 de 1936, no procede darle nuevo número, sino que se denominará

«PIEZA SEPARADA DE LA CAUSA Nº 50 DE 1936».

Después de los ejemplares de los Bandos declaratorio de estado de Guerra, el de la Junta de Defensa Nacional y el del General FRANCISCO FRANCO en Canarias, viene el

ACTA DE DECLARACIONES.

Este Acta se inicia el 6 de agosto de 1936, con la declaración del Comandante ALFONSO MORENO UREÑA, Jefe que había llevado a cabo la toma y ocupación de la sede del Gobierno Civil, en la madrugada del día 18 de julio de 1936.

Y acaba en el folio 98 con la declaración de BERNABÉ GARCÍA GARCÍA, médico de servicio en la Casa de Socorro, en la tarde de aquel sábado 18 de julio de 1936.

Los folios 115 a 119 contienen la Certificación emitida por el Capitán LUIS GÓMEZ CARBÓ, de la Sentencia de la Causa 50 de 1936, de la cual dimana esta Pieza Separada.

Este rollo 1º acaba en el folio 120 sobre papel M 8.737.614

Se ha evidenciado la falta de estos folios:

27 a 40, 67, 68, 75 a 83, 85, 93,  99 a 111, y 120 a 134.

ROLLO 2º

Folios 135 a 249, cosidos encordados.

No comienza en el folio 121, advirtiéndose un salto o ausencia de folios, desde el 121 al 134, ambos inclusive.

Asimismo no está el folio 155.

Comienza en el Folio 135 con Oficio, datado el 19 de agosto de 1936, del Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, ordenando al comandante SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ que continúe la tramitación del procedimiento con el carácter de Juez Instructor.

El folio final 249 es el papel M 8.838.459 Providencia y Diligencia

Se advierte la ausencia de estos folios:

139, 141, 142, 147, 148, 155, 163, 194, 195, 196, 226 y 227.

Y hay un salto conjunto de los folios 250 a 264, ambos inclusive.

ROLLO 3º

Folios 265 a 352, encordados.

En la cubierta se lee la clave 6401 – 207 – 1, y R 5200.

Folio 265 Oficio manuscrito designando defensor a Capitán Infantería JOSÉ JORDÁ CANTO

Folio 266   M 8.838.478 Providencia Juez SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ

Folio 352   J 2.969.421 Providencia Juez SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ constatando tres volúmenes

Falta el folio 348.

=========================================================

ROLLO 4º

Folios 353 a 519, encordados.

Folio inicial  469  renumerado como 353 M 8.876.306.

Folio 353   M 8.853.278 Decreto elevando a pleno

Folio 354   M 8.876.798 Informe del Fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET que termina en folio 357

M 8.876.801, de fecha 21- sep -1936.

Folio final   519   M 8.849.471 manuscrito en ambas caras.

Sentencia primera en folios 470 a 474v

Anulación de primera sentencia en folio 476

Folio 477 Providencia del Juez Instructor Comandante SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ

Auto del Auditor acordando anulación el 5 de octubre de 1936

Folios 477v oficio para que comparezcan al segundo consejo de guerra tres «DESAPARECIDOS»: ANTONIO CAMEJO FRANCISCO, SATURNINO (NINO) GONZÁLEZ FALCÓN y CRISTÓBAL (GUETÓN) RODRÍGUEZ DE LA SIERRA MELO

Folio 489 Orden General fijando para el 7 de octubre de 1936 el nuevo Consejo

Folio 496 Providencia para testigos citados el 6 de octubre, haciendo constar diversos acuses de recibo.

En esta Providencia figura este párrafo:

unir otro oficio del Excmo Señor Comandante Militar de Canarias, participando haber ordenado comparezcan ante el Consejo de Guerra los detenidos Gubernativos José Casaubón, Cristóbal (Guetón) Rodríguez Melo, Saturnino (NINO) González Falcón y Antonio Camejo Francisco.

La segunda, – y definitiva -, sentencia ocupa los folios

514 [M.8.849.466]

515 [M.8.849.467]

516 [M.8.849.468]

517 [M.8.849.469]

518 [M.8.849.470]

Este Rollo 4º acaba en el folio manuscrito 519 [M.8.849.471], donde se comunica la sentencia a los defensores, siendo el último de éstos, el Capitán de la Guardia Civil GUILLERMO CANDÓN CALATAYUD.

ROLLO 5º

Folios 521 a 813, encordados.

Comienza en el folio 521 con el dictamen del Auditor de Guerra.

Este dictamen continúa sobre folios numerados como 522-1º, 522-2º, continuando con la aprobación de la sentencia por el general Ángel Dolla Lahoz, sobre folios numerados como 523-1º y 523-2º.

En cambio, no existen los folios 524 y 526.

Los folios 566 a 568 están ocupados por el testimonio certificado de la Sentencia, Dictamen del Auditor, Decreto aprobatorio y Providencia final, datado el 27 de octubre de 1936, para su envío a Las Palmas.

Faltan los folios 641 y 642.

El folio 643 refiere el fallecimiento de ANDRÉS FLORIDO URTIAGA.

El folio 654 acredita que la causa está constituida por cinco rollos.

Los folios 659 a 672 están ocupados por los Certificados de rebajas de penas, datados en enero de 1941.

Hay un salto de folios del 698 al 704.

ANEXO

Folios 815 a 834, continuados por varias carpetillas conteniendo instancias de reos, con peticiones de indultos y amnistías.

APROBANDO LA SENTENCIA FINAL DE LA PIEZA SEPARADA DE LA CAUSA 50 DE 1936


Santa Cruz de Tenerife 8 de octubre de 1936.

 

De conformidad con el anterior dictámen, apruebo la sentencia recaída en esta causa y en su virtud se condena a los procesados MANUEL VAZQUEZ MORO, ISIDRO NAVARRO LOPEZ, DOMINGO RODRIGUEZ SANFIEL Y FRANCISCO SOSA CASTILLA a la pena de muerte, en concepto de autores del delito de rebelión militar, previsto en el artº 237 del Código de Justicia Militar, y penado en el 238 del dicho Cuerpo legal, conmutandose, en caso de indulto, por la de treinta años de reclusión mayor, con la accesoria de interdicción civil e inhabilitación absoluta; se condena a los procesados DON JOAQUIN VEGA BENAVENTE, JUAN DOMINGUEZ PEREZ, FELIPE CORPAN SANCHEZ, RAFAEL GONZALEZ T0SCANO y RAFAEL ARROYO CASTRILLO, en concepto de autores del mismo delito, a la pena de veinticuatro años, cinco meses y diez días de reclusión mayor, con la accesoria de interdicción civil e inhabilitación absoluta y perdida de empleo para el Capitán DON JOAQUIN VEGA BENAVENTE; se condena a los procesados MIGUEL ROMERO VALLÈS, SANTIAGO PEÑA, HERACLIO DIAZ MOLINA, ANTONIO SANS MILÁ, EMILIO VELASCO HERNÁNDEZ, CARLOS JOSÉ GARCÍA FERNANDEZ, TOMAS SALINAS ESPINOSA y DOMINGO MOLINA ALBERTOS a la pena de veinte años de reclusión menor con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena en concepto de autores de un delito de de auxi1io para cometer la rebelión, previsto y penado en el párrafo primero del artº 240 del Código de Justicia Militar; se condena a los procesados ADOLFO BENCOMO GARCIA, TOMAS QUINTERO ESPINOSA, MANUEL REYES CASTELLANOS a 1a. pena de quince años de reclusión menor con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena en concepto de autores de un delito de auxilio, para cometer la rebelión, previsto y penado en el párrafo 1º del artº 240 del Código de Justicia Militar; se condena a los procesados CANDIDO REVERON GONZALEZ y ELÍAS ZEROLO ALVAREZ a la pena de doce años y un día de reclusión menor con idénticas accesorias que los anteriores en concepto de un delito de conspiración para la rebelión, previsto y penado en el párrafo primero del artº 241 del Código de Justicia Militar; se condena a los procesados RAFAEL GARRIDO LUTZARDO y EUGENIO RODRIGUEZ CASTELLANO a la pena de ocho años de prisión mayor con la accesoria de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena en concepto de autores de un delito de excitación para cometer la rebelión, previsto y penado en el párrafo segundo del Código de Justicia Militar; se condena a los procesados ANDRES FLORIDO URTIAGA y ANGEL MAÑERO GARCIA a la pena de ocho años de prisión mayor con idéntica accesoria y en concepto de autores del delitito anteriormente expresado. Se absuelven libremente a los procesados CRISTINO ARMAS FERNANDEZ, VICENTE HORMIGA MEDEROS y JOSÈ GONZALEZ PICARD por no ser los hechos que se le imputan constitutivos de delito.

En concepto de responsabilidad civil, se condena a los sentenciados, subsidiaria y mancomunadamente a satisfacer en unión de los condenados en la causa nº 50 de 1936 de la cual dimana esta pieza, la suma de quince mil pesetas a la familia del soldado muerto SANTIAGO CUADRADO SUAREZ y a satisfacer la suma de veinticinco mil pesetas al Estado por los perjuicios ocasionados, dejando a salvo el que pueda resultar una mayor cantidad en diligencias de ejecución.

A las sentencias les será de abono el total de la prisión preventiva para el cumplimiento de las condenas impuestas.

Los detenidos absueltos CRISTINO ARMAS HERNANDEZ y VICENTE HORMIGA MEDEROS, quedarán como gubernativos en concepto de peligrosos, poniéndose en libertad al procesado absuelto JOSÈ GONZALEZ PICARD.

Póngase las condenas de muerte en conocimiento del Jefe de Estado y aguárdese para su ejecución el enterado.

Vuelva esta causa al señor Auditor a los efectos de ejecución pertinentes, aprobándose la designación de Juez hecha e favor del Comandante de Infantería don ELIZARDO EDEL RODRIGUEZ, para continuar la tramitación.

Angel Dolla

[Firma rubricada]

PROVIDENCIA DEL SEÑOR AUDITOR.

En Santa Cruz de Tenerife a nueve de Octubre de mil novecientos treinta y seis.

Firme la sentencia recaida, acuerdo vuelva esta causa a su Instructor a los fines de cumplimiento, notificación excepto a los condenados a muerte, liquidación de condena, deducción de testimonio con los particulares pertinentes para su curso al Tribunal Supremo, otro para el Jefe respectivo del Capitan Don Joaquin Vega Benavente, hoja penal para el Registro Central y hoja de condena para la Dirección General de Prisiones, otro testimonio para su curso al Gobierno de Burgos. En la pieza separada que se tramita por responsabilidad se limitaran los embargos a las cantidades fijadas en el fallo, sin perjuicio de extenderse si se acreditase en ejecución una mayor suma y demás pertinentes.

EL AUDITOR,

Samsó

[Firma rubricada]

 

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1). Pieza separada.

DICTAMEN FINAL EN LA PIEZA SEPARADA DE LA CAUSA 50 DE 1936


M.8,855,612

522.- 1º

DICTAMEN DEL AUDITOR.

Excmo. Señor:

 El Consejo de Guerra de Oficiales Generales, reunido en esta Plaza el día siete del actual, para ver y fallar la pieza separada de la causa número 50 de 1.936 seguida contra los procesados D. MANUEL VAZQUEZ MORO, D. ISIDRO NAVARRO LOPEZ , D. JOAQUIN VEGA BENAVENTE, MIGUEL ROMERO VALLÉS, DOMINGO RODRIGUEZ SANFIEL, TOMAS QUINTERO ESPINOSA, CANDIDO REVERON GONZALEZ,  MANUEL REYES CASTELLANO, DOMINGO MOLINA ALBERTOS, ANTONIO SANS MILA, CARLOS JOSE GARCIA FERNANDEZ, FELIPE CORPAN SANCHEZ, RAFAEL GONZALEZ TOSCANO, ANDRES FLORIDO URTIAGA, ANGEL MANERO GARCIA, JUAN DOMINGUEZ PEREZ, ELIAS ZEROLO ALVAREZ, SANTIAGO PEÑA, ADOLFO BENCOMO, TOMAS SALNAS ESPINOSA, HERACLIO DIAZ MOLINA, FRANCISCO SOSA, JOSE GONZALEZ PICAR, EMILIO VELAZCO HERNANDEZ, EUGENIO RODRlGUEZ, RAFAEL GARRIDO LUZARDO, RAFAEL ARROYO CASTRILLO, CRISTINO DE ARMAS FERNANDEZ y VICENTE HORMIGA MEDEROS, ha pronunciado sentencia despues de cumplidos los tramites legales, estimando que los hechos perseguidos son constitutivos de un delito consumado de rebelión militar previsto en el articulo 237 del Código de justicia Militar, circunstancias segunda, tercera y cuarta y penado en el punto primero del 238 del mismo Código del que son responsables en concepto de autores los procesados MANUEL VAZQUEZ MORO, ISIDRO NAVARRO LOPEZ, de otro delito también consumado de rebelión militar previsto en el articulo 237 del código Castrense circunstancias segunda, tercera y cuarta y penado en el numero segundo del 238 del mismo código  los procesados DOMINGO RODRIGUEZ SANFIEL Y FRANCISCO SOSA CASTILLA, JUAN DOMINGUEZ PEREZ, FELIPE CORPAN SANCHEZ, RAFAEL GONZALEZ TOSCANO, RAFAEL ARROYO CASTRILLO y DON JOAQUIN VEGA BENAVENTE, de otro delito consumado de auxilio para cometer la rebelión militar previsto y penado en el párrafo 1º del Articulo 240 del Código de Justicia Militar, los procesados MIGUEL ROMERO VALLES, SANTIAGO PEÑA, HERACLIO DIAZMOLINA, ANTONIO SANZ MILA, ADOLFO BENCOMO GARCIA, EMILIO VELASCO HERNANDEZ, CARLOS JOSE GARCIA FERNANDEZ y TOMAS SALINAS ESPINOSA, de otro delito consumado de excitación para cometer la rebelión militar previsto y penado en el párrafo segundo del articulo 240 del Código Castrense, los procesados RAFAEL GARRIDO LUTZARDO, EUGENIO RODRIGUEZ CASTELLANS, ANDRES FLORIDO URTIADA y ANGEL MANERO GARCIA y de otro delito consumado de conspiración para la rebelión militar previsto y penado en el párrafo primero del articulo 241 del Código de Justicia Militar los procesados TOMAS QUINTERO ESPINOSA, CANDIDO REVERON GONZALEZ, MANUEL REYES CASTELLANOS, ELIAS ZEROLO ALVAREZ y DOMINGO MOLINA ALBERTOS y absolviendo a los procesados JOSE GONZALEZ PICAR, CRISTINO DE ARMAS FERNANDEZ y VICENTE HORMIGA MEDEROS por no constituir figura delictiva alguna contra los mismos.

No existiendo error manifestó en la apreciación de la prueba que pueda motivar disentimiento y aplicadas las penas dentro de la extensión legal, el Auditor propone a V.E.  se sirva prestar al fallo consultado la aprobación necesaria para que sea firme y ejecutorio, si bien conmutandose la pena de muerte en caso de indulto por treinta años de reclusión mayor con las accesorias de perdida de empleo para los militares e interdicción Civil e inhabilitación absoluta para todos los condenados a la misma, y sustituyéndose con arreglo a la base tercera transitoria del Código Penal Común las penas de reclusión perpetua por veinticuatro años, cinco meses y diez días de reclusión mayor llevando consigo las accesorias de interdicción civil durante la condena e inhabilitación absoluta, con más la pérdida del

M.8,855,613

522.- 2º

empleo para el Capitán DON JOAQUIN VEGA BENAVENTE, las penas de veinte años de reclusión temporal serán sustituidas por otras de igual extensión de reclusión menor con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y las penas de prisión mayor llevan consigo la accesoria de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante la condena.

En cuanto a los procesados absueltos CRISTINO DE ARMAS FERNANDEZ y VICENTE HORMIGA MEDEROS deben quedar como detenidos gubernativos en concepto de peligrosos, poniéndose en libertad a JOSE GONZALEZ PICARD.

Elévese esta causa a la Autoridad Militar a los fines del Decreto de 13 de Septiembre de 1.935 (D.O. nº 212) y una vez resuelta por dicha superior Autoridad, se proveerá por esta Auditoria lo pertinente en orden a las diligencias de ejecución.

EL AUDITOR

José Samsó

[Firma rubricada]

A la izquierda de la firma rubricada del Auditor JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, hay un sello ovalado en tinta azul, con el emblema jurídico, rodeado por la leyenda COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS – AUDITORIA.

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1). Pieza separada, 5º rollo, folios 122.

SEGUNDA Y DEFINITIVA SENTENCIA DE LA PIEZA SEPARADA DE LA CAUSA NÚMERO 50 DE 1936


En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a los siete días del mes de Octubre de mil novecientos treinta y seis.

Vista ante este Consejo de Guerra de Oficiales Generales, en Audiencia Pública y Juicio sumarísimo la causa, pieza separada, de la número cincuenta de 1.936, seguida por el delito de rebelión contra el ex Gobernador Civil Don

[1]

Manuel Vazquez Moro de 35 años de edad, casado, natural de Villagarcía de Arosa (Pontevedra) vecino de Jerez de la Frontera, con domicilio en la Plaza de Monty nº 14, Oficial de la Marina Mercante, y Teniente de Complemento.

[2]

Isidro Navarro López de 26 años de edad, casado, natural de Almería y vecino de Santa Cruz de Tenerife Fermin Galán 21 3º, profesión Oficial de Telégrafos y Oficial de Complemento.

[3]

Domingo Rodríguez Sanfiel, de 33 años de edad, casado, natural de esta Plaza vecino de la misma con domicilio en Jesús y María nº 24 de oficio apoderado de la casa Viuda  de Yanes.

[4]

Candido Reveron Gonzalez, de 38 años de edad, casado, natural del Puerto de la Cruz y vecino de esta Plaza con domicilio en el Kilometro 4 de la carretera de La Laguna, de oficio propietario,

[5]

Manuel Reyes Castellano de 21 años de edad, soltero, natural de esta Plaza con domicilio en la Avenida de Buenos Aires nº 82, oficio empleado de la Fabrica de Tabacos propiedad de su padre.

[6]

Elias Zerolo Alvarez de 40 años de edad, casado, natural de La Laguna y vecino de Garachico residente en esta  Plaza Rambla de Pulido nº 37, profesión comisionista.

[7]

Santiago Peña, 37 años de edad, soltero, natural y vecino de esta Plaza, con domicilio en Rambla de Pulido nº 70 de oficio chofer.

[8]

Felipe Corpan Sanchez, de 23 años de edad, soltero, natural y vecino de esta Plaza domiciliado en Puerta Canseo nº 27 de oficio chofer.

[9]

Carlos Jose Garcia Fernandez de 25 años de edad, soltero natural de Villaviciosa de Oviedo, vecino de esta Plaza con domicilio en Hotel Madrid, de oficio mecanico.

[10]

Andres Florido Urtiada de 36 años de edad, casado, natural de La Solana provincia de Ciudad Real vecindado en esta Plaza con domicilio en Candelaria nº 18 profesión musico.

[11]

Angel Mañero Garcia, de 30 años de edad, casdo, natural de Pamplona, vecino de esta Plaza con domicilio en Salamanca nº 47 profesion musico.

[12]

Rafael Gonzalez Toscano de 26 años de edad, casado, natural de Cordoba, vecino de esta Plaza con domicilio en Castro 27, profesion Ofificial de Telégrafos.

[13]

Juan Dominguez Perez, de 25 años de edad, casado, natural de la provincia de Lerida avecindado en esta Capital Rambla de Pulido nº 32. profesion médico.

[14]

Don Joaquin Vega Benavente de 36 años de edad, casado, natural de San Fernando Cadiz vecino de esta Plaza con domicilio en Santa Rosalia 17 Capitan de Infanteria con destino en el Regimiento de Infanteria Tenerife nº 38.

[15]

Tomás Quintero Espinosa, 32 años de edad, soltero, natural de Valverde del Hierro avecindado en esta Plaza con domicilio en Santa Clara nº 5 de profesion empleado.

[16]

Domingo Molina Alberto de 27 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Rambla Benitez de Lugo nº 11, profesion empleado.

[17]

Tomás Salinas Espinosa 35 años de edad, casado, natural de Lorca (Murcia) avecindado en esta Plaza con domicilio en Candelaria nº 2 profesion empleado.

[18]

Heraclio Diaz 43 años de edad, de estado casado, natural del Puerto de la Cruz y vecino de esta Plaza con domicilio en García Hernandez nº 6 profesion empleado.

[19]

Jose Gonzalez Picar de 26 años de edad, soltero natural y vecino de esta Plaza con doomicilio en Fernando Primo de Rivera 35 de oficio carpintero.

[20]

Rafael Garrido Lutzardo de 26 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Viera y Clavijo nº 16, de oficio empleado.

[21]

Eugenio Rodriguez Castellano, de 43 años de edad, casado natural de esta Plaza vecino de la misma, con domicilio en Lucas Fernandez Navarro 58 viajante de comercio.

[22]

Emilio Velasco Hernández, de 31 años de edad, casado natural de Madrid, vecino de esta Plaza con domicilio en Puerta Canseco 19 de profesion empleado.

[23]

Rafael Arroyo Castrillo, de 26 años de edad soltero, natural de Santa Cruz de La Palma, vecino de esta Plaza con domicilio en Santiago 50 profesion empleado

[24]

Cristino de Armas Fernandez 34 años de edad, casado, natural y vecino de La Laguna con domicilio en Candilas 24 profesion empleado

[25]

Vicente Hormiga Medero, 50 años de edad, de estado casado natural de Puerto de Cabras (Fuerteventura) avecindado en La Laguna con domicilio en Marques de Celada 42 profesión comerciante

[26]

Adolfo Bencomo García, 27 años de edad soltero natural de Santa Cruz de La Palma vecino de esta Plaza con domicilio en Capitan Galan 32 profesion comisionista

[27]

Antonio Sans Mila de 24 años de edad, soltero natural de Valls (Tarragona) vecino de esta Plaza con domicilio en Castillo nº 75, Licenciado en derecho.

[28]

Francisco Sosa Castilla 26 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Santa Maria de Gracia, carpintero.

[29]

Miguel Romero Vallés, de 40 años de edad, casado, natural de Rubiedos Altos (Cuenca), vecino de esta Plaza con domicilio en Castillo 43, agente de Investigación y Vigilancia de 1ª Clase;

oida la lectura de las actuaciones, prueba practicada ante el Consejo e informe del Ministerio Fiscal, Defensas y .a los procesados, y

[1]

RESULTANDO que declarado el Estado de Guerra en las primeras horas de la madrugada del 18 de julio último tomo el Mando del Archipiélago la Autoridad Militar, quedando así constituido un organismo que asumía, de hecho y de derecho, todas las prerrogativas y atribuciones que la Leyes confieren a los poderes del Estado, en virtud de considerarse a aquél como plazas sitiadas o bloqueadas en el Bando que a este efecto se publicó, y como consecuencia quedo destituido de su cargo el Gobernador Civil que lo había sido hasta entonces Don Manuel Vazquez Moro, quien quedo detenido en union de su Secretario particular Isidro Navarro Lopez en las dependencias del Gobierno Civil destinadas a domicilio particular, siendo conducido por la tarde con el mismo concepto de detenido a dichas habitaciones el Agente de Policía Don Miguel Romero Vallés, que había desempeñado el cargo de Delegado Gubernativo en el Norte de la Isla; manifestando el Isidro Navarro al tener conocimiento del movimiento militar, al Teniente Coronel de la Guardia Civil y otros concurrentes al despacho del Gobernador en aquella madrugada que habría un dia de luto en Tenerife porque las milicias socialistas se echarían a la calle y correría mucha sangre.

[2]

RESULTANDO que independientemente de los hechos consignados y proximamente a las quince treinta de la tarde del mismo dia, el Capitan de Infanteria con destino en el Regimiento de Infanteria Tenerife nº 38 Don Joaquin Vega Benavente, penetró en el Cafe Cuatro Naciones y viendo en un grupo a Domingo Rodríguez Sanfiel, le llamo aparte manifestandole que “de fuente fidedigna sabia que el movimiento militar estaba fracasado”, e igualmente ya en su Cuartel dijo al Sargento de Complemente, su amigo, Don Adrián Carrillo que el movimiento estaba fracasado, y que a su interlocutor nada le pasaria porque todo quedaria reducido a cargarse a unos cuantos Jefes.

[3]

RESULTANDO: Que posteriormente se reunieron en casa de Don Domingo Molina Albertos Presidente de la Union Republicana, por iniciatiua de Domingo Rodriguez Sanfiel, los directivos de esta Agrupacion Politica Tomas Quintero Espinosa, Candido Reveron Gonzalez, Manuel Reyes Castellano y el citado Sanfiel, en la que se acordó por unanimidad coaccionar a la Autoridad Militar con la noticia del fracaso del movimiento militar, y a pretexto de evitar el derramamiento de sangre, con el fin de que ésta entregase el Mando y ordenara la retirada de las tropas de las calles, y a tal fin marcharon todos con excepción del Molina que quedó vistiéndose, a la Comandancia Militar, en cuya puerta se entrevistaron con el hijo del entonces Comandante Militar, a quien propuso Sanfiel sirviera de emisario cerca de su padre para que le enterara del supuesto fracaso del movimiento militar, y como este se negara rotundamente intentaron la misma gestion con los hermanos Guigou a los que el repetido Sanfiel manifestó que el movimiento era una locura que conduciría a la ruina a España, que estaba fracasado y que era obra de militares locos, y como éstos se negaran igualmente se dirigieron al lugar conocido como Los Paragüitas en la Alameda de esta Capital, donde se entrevistaron con Elias Zerolo Alvarez Presidente de Izquierda Republicana, conviniendo con éste en la conveniencia de que el emisario fuera militar, y a este efecto mientras quedaban en el Bar Oasis comentando el movimiento militar en forma despectiva para las instituciones, un grupo formado por Reveron, Diaz Molina, Velasco y otros, Zerolo Sanfiel y Quintero fueron en busca del Capitan Vega y como no le encontraron, le mandaron como emisario al chofer Santiago Peña conocido por Don Bernardo, que se hizo acompañar de José Gonzalez Picar, quien no consta que estuviese enterado de la mision que llevaba el Peña, y al llegar al Cuartel para cumplimentar el encargo que se le habia confiado, se adelanto el Capitan Vega que habló con el, sin acceder a la entrevista solicitada.

[4]

RESULTANDO: Que por otra parte y con pretextos varios se reunieron en casa de Rafael Garrido Lutzardo, éste, Eugenio Rodriguez Castellanos, Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Medero, que pertenecian al Sindicato de Inquilinos, y desde dicha casa marcharon a la Plaza de la Constitución, donde se encontraron al Presidente de dicho Sindicato Francisco Sosa Castilla y al director del Periódico “La Voz del Inquilino” Tomas Salinas Espinosa, marchando el Hormiga y el Armas a La Laguna en un autobus del servicio Publico antes de que se produjeran los sucesos que tuvieron lugar en dicha Plaza, en tanto que Salinas en union de Garrido y de Rodriguez Castellanos quedaban alli, subiendo mas tarde en otro autobus del servicio Urbano gritando el primero al pasar frente al Gobierno Civil “Viva la Republica”, “Viva el Comunismo” “Muera el Fascio”, gritos que fueron coreados por los otros dos.

[5]

RESULTANDO: Que poco despues por la calle de Castillo desembocó en la citada Plaza un grupo a cuyo frente iba Rodriguez Sanfiel y simultaneamente subio a ésta desde la Alameda al frente de numerosos elementos de la C.N.T. Francisco Sosa, quien dirigiendose a los solados les llamó «cobardes» «traidores» diciendoles que ya se las pagarían todas juntas», yendo en dichos grupos Heraclio Diaz Molina que gritó «Viva la Republica», quedando ambos en dicha Plaza durante el desarrollo de los mencionados sucesos.

[6]

RESULTANDO:Que paralelamente a estos hechos, el médico Don Juan Domínguez Pérez despues de entrevistarse con un Oficial de Asalto, hoy fallecido, marchó a los Cafes de La Peña y Cuatro Naciones donde excitó los ánimos de manera especial y extraordinaria, dirigiendose luego al Cuartel de Asalto y regresando con los guardias sublevados a la Plaza de la Constitución, en tanto que Adolfo Bencomo, Antonio Sanz Milá y Emilio Luis Velasco Hernandez estuvieron igualmente en los citados cafes y en la Plaza, excitando a los Grupos y favoreciendo de este modo el espiritu de rebeldía de las masas allí congregadas.

[7]

RESULTANDO:

Que el ex Gobernador Don Manuel Vazquez Moro, su Secretario Isidro Navarro Lopez y Miguel Romero Vallés, contraviniendo la orden de no salir a los balcones, y obedeciendo el primero al requerimiento que le hicieron los dos ultimos, hicieron acto de presencia en los balcones del Gobierno Civil profiriendo los primeros simultaneamente gritos de “Viva la Republica” y “Viva el comunismo libertario” y diciendo “que el movimiento estaba fracasado a excepción de Africa, Baleares y Canarias”” a nosotros” levantantando el brazo con el puño cerrado invitando con ademanes al asalto del Gobierno Civil, todo lo cual dio lugar, a que las fuerzas que conctituian la guardia del Gobierno Civil se aprestaran a la defensa ante la actitud de las masas, teniendo que hacer uso de sus armas, a que se trabase una lucha y se produjese como consecuencia de la misma la muerte de un voluntario, y un Cabo de Asalto y resultaran varios heridos, entre ellos el hoy procesado Carlos José García Fernandez que lo fue al tratar de retirar del lugar donde cayó al mencionado cabo

[8]

RESULTANDO:

Que tanto al dirigirse el Gobernador y su Secretario a las masas, como en el momento de iniciarse la lucha los procesados Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia aplaudieron  desde una ventana del Café La Peña.

[9]

RESULTANTO:

Que regresadas a su Caurtel las fuerzas de Asalto, se refugiaron en éste Rafael Arroyo Castrillo en union de Felipe Corpan Sanchez encontrandose igualmente en dicho Cuartel Juan Dominguez Perez y Rafael Gonzalez Toscano, de los cuales el Corpan y el Dominguez Perez ostentaron fusiles en las manos para la defensa del Cuartel trasladando además varias cajas de municiones, el primero de ellos.

HECHOS PROBADOS

[1]

CONSIDERANDO:

que los hechos realizados por los procesados Manuel Vazquez Moro, Isidro Navarro Lopez conctituyen un delito consumado de rebelión militar previsto en el Art. 237 del Código de Justicia Militar circunstancias 2ª, 3ª y 4ª penado en el punto 1º del 238 del mismo, del que son responsables éstos en concepto de autores por inducion.

[2]

CONSIDERANDO:

que los hechos realizados por los procesados Domingo Rodriguez Sanfiel y Francisco Sosa Castilla constituyen un delito consumado de rebelion militar previsto en el Art. 237 del Codigo de Justicia Militar, circunstancias 2ª, 3ª y 4ª y penado en el nº segundo del 238 del mismo del que son responsables éstos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria.

[3]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Juan Dominguez Perez, Felipe Corpan Sanchez, Rafael Gonzalez Toscano, Rafael Arroyo Castrillo y Don Joaquín Vega Benavente constituyen un delito consumado de rebelion militar previsto en el Art. 237 del Codigo de Justicia Militar, circunstancias segunda, tercera y cuarta y penado en el en el numero segundo del 238 del mismo, del que son responsables estos en concepto de autorres por participacion directa y voluntaria.

[4]

CONSIDERANDO

Que los hechos realizados por los procesados Miguel Romero Vallés, Santiago Peña, Heraclio Diaz Molina, Antonio Sanz Milá, Adolfo Bencomo Garcia, Emilio Velasco Hernandez, Carlos Jose Garcia Fernandez, y Tomás Salinas Espinosa, constituyen un delito consumado de auxilio para cometer la rebelión militar, previsto y penado en el parrafo 1º del Art, 240 del Codigo de Justicia Militar, del que son responsables éstos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria.

[5]

CONSIDERANDO

Que los hechos realizados por  los procesados Rafael Garrido Lutzardo, Eugenio Rodriguez Castellanos, Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia constituyen un delito consumado de excitación para cometer la rebelión militar previsto y penado en el parrafo del Art. 240 del Codigo de Justicia Militar, del que son responsables éstos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria

[6]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Tomas Quintero Espinosa, Candido Reveron Gonzalez, Manuel Reyes Castellanos, Elias Zerolo Alvarez y Domingo Molina Albertos constituyen un delito consumado de conspiracion para la rebelion previsto y penado en el parrafo 1º del Art, 241 del Codigo de Justicia Militar, del que son responsablles éstos en concepto de autoreres por participacion directa y voluntaria.

[7]

CONSIDERANDO que los hechos realizados por los procesados Jose Gonzalez Picar, Cristino de Armas Fernández y Vicente Hormiga Medero, no constituyen figura delictiva alguna y por tanto no les alcanza ninguna responsabilidad.

[8]

CONSIDERANDO

que para el cumplimiento de la condena les será de abono  en su dia y en su caso a los procesados la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida en esta causa.

[9]

CONSIDERANDO

que en concepto de responsabilidad civil deberan abonar los condenados en esta pieza separada, a la familia del soldado voluntario muerto Don Santiago Cuadrado Suarez solidaria y mancomunadamente entre sí, y con los que los fueron en Causa nº 50 de 1.936 de donde esta procede la cantidad de quince mil pesetas que en tal concepto, se determinó en aquella, y asimisimo abonar al Estado en este mismo concepto, la cantidad de veinticino mil pesetas, sin perjuicio de que ésta se aumente si en trámite cd ejecución de sentencia resultaren méritos para ello, y en la cuantía qque en dicho trámite se determine.

 

VISTOS

los Articulos citados y demas generales y pertinentes de los Codigos Penales Ordinario y Muilitar y Bando declaratorio del Estado de Guerra

FALLAMOS

[1]

que debemos condenar y condenamos a los procesados Manuel Vazquez Moro, Isidro Navarro Lopez, Domingo Rodriguez Sanfiel y Francisco Sosa Castilla como autores de los mencionados delitos a la pena de muerte y accesorias en caso de indulto de pérdida de empleo conforme a lo que determina el Art. 185 del Codigo de Justicia Militar, siendoles de abono en este caso la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[2]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Don Joaquin Vega Benavente, Juan Dominguez Perez, Felipe Corpan Sanchez, Rafael Gonzalez Toscano y Rafael Arroyo Carrillo, como autores de los mencionados delitos a la pena de reclusion perpetua y accesorias del citado Articulo 185.

[3]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Miguel Romero Valles, Santiago Peña, Heraclio Diaz Molina, Antonio Sanz Milá, Emilio Velasco Hernandez, Carlos Jose Garcia Fernandez, Tomas Salinas Espinosa y Domingo Molina Albertos, como autores de los mencionados delitos, a la pena de 20 años de reclusion temporal y accesorias del citado Art. 185.

[4]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Adolfo Bencomo Garcia, Tomas Quintero Espinosa y Manuel Reyes Castellanos como autores de los mencionados delitos a la pena de 15 años de reclusion tremporal y accesorias del Artículo 185 mencionado.

[5]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Candido Reveron Gonzalez y Elias Zerolo Alvarez como autores de los mencionados delitos a la pena de 12 años y un dia de reclusion temporal y accesorias del Art. 185 mencionado.

[6]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Rafael Garrido Lutzardo y Eugenio Rodriguez Castellanos como autores del mencionado delito a la pena de 8 años de prision mayor y accesorias del citado Art. 185.

 [7]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia como autores del mencionado delito a la pena de 6 años y un dia de prision mayor y accesorias del citado Art. 185

Para el cumplimiento de la pena impuesta les será de abono a los procesados la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida en esta causa.

[8]

Que debemos absolver y absolvemos libremente a los procesados Jose Gonzalez Picar, Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Medero del delito por el que han sido procesados en esta causa.

En concepto de responsabilidad civil deberán abonar los procesados solidaria y mancomunadamentre, quince mil pesetas a la familia del soldado muerto Santiago Cuadrado Suarez, y veinticinco mil pesetas al Estado, con el sin perjuicio que se determina en el último considerando de esta sentencia.

 

A los efectos del Art. 592 del Codigo de Justicia Militar, el Consejo llama respetuosamente la atencion de la Autoridad judicial, por si en vista de los malos antecedentes de los proprocesados absueltos Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Mederos, estima pertinente hacer uso de las facultades que en orden a sanciones gubernativas le concede la vigente Ley de Orden Publico.

Lo tachado no vale.

Siguen las firmas, todas rubricadas, de ANTONIO ALONSO MUÑOZ, SALVADOR ACHA CAAMAÑO, ANATOLIO DE FUENTES GARCÍA, JOSÉ RODRIGO VALLABRIGA, JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ, AGUSTIN PIÑOL RIERA, y EDUARDO CALLEJO GARCÍA-AMADO.

El texto original de esta SEGUNDA sentencia, está, mecanografiado por ambas caras, en los folios 514 a 518 del rollo 4 de la Pieza separada de la Causa 50 de 1936, extendido sobre los pliegos M.8,849,466, M.8,849,467, M.8,849.468, M.8,849,469 y M. 8,849,470, siendo parte del voluminoso legajo 6401-207-1, que se conserva en el Archivo del Tribunal Militar Territorial Quinto.

En el folio siguiente, número 519, sobre papel de justicia M. 8.849.471, consta manuscrita la Providencia de Notificación de la sentencia al Señor Fiscal, que dice así:

Seguidamente S.S. dispuso notificar la sentencia al

Señor Fiscal, previa comparecencia en este Juzgado.

Lo manda y firma S.S. que doy fe

I              Manuel Hernandez

 

A renglón seguido figura esta

Diligencia Cumplimentado el anterior proveido doy fe

M Hernandez

Debajo puede leerse:

Notificación de la sentencia a los defensores

Seguidamente S.S, dispuso notificar a los defensores de los procesados en esta causa la sentencia recaida a los mismos, cuyos defensores son los Capitanes de Artillería Don Fernando Marin Delgado, Don Rafael Villegas Romero, Don Enrique Suarez de Deza, Tenientes de Artilleria Don Fernando Martinez Barona y Capitan de la Guardia Civil Don Guillermo Candón Calatayud.

Lo manda y firma S.S. que doy fe

Iglesias          Manuel Hernandez

Diligencia Cumplimentado el anterior proveido doy fe

M Hernandez

Siguen las firmas, todas rubricadas, de los defensores citados, cerrando el folio la firma del Juez Instructor, Comandante de Artillería SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ.

 

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1).- Pieza separada.

 

ANULACIÓN DE SENTENCIA DEL 2 DE OCTUBRE DE 1936


AUTO.- En Santa Cruz de Tenerife a cuatro de Octubre de mil novecientos treinta y seis.

Vista esta causa en tramite de aprobación de sentencia y;

RESULTANDO que en el fallo de la sentencia no se hace declaración alguna por lo que a al determinación de responsabilidades civiles se refiere, las cuales fueron objeto de controversia y solicitadas por el Ministerio Fiscal, tanto en el escrito de calificación, folio nº 357, por lo que se refiere a la conjunta y solidaria con la declarada en la causa principal, cuyo testimonio obra al folio 115, como la que a los perjuicios ocasionados al Estado al sofocar la rebelión se insta ante el Consejo folio 445 vuelto.

RESULTANDO que del examen del acta levantada se desprenden fueron varias las sesiones del Tribunal en distintos días, no obstante la cual aparece una sola, sin hacerse constar como se constituyó en cada uno de ellos el Tribunal si bien por nota al folio 445 se consigna una alteración en su composición.

RESULTANDO que el Ministerio Fiscal ha interpuesto recurso haciendo constar además de los motivos de nulidad expuestos otros a la formalidad del procedimiento se refiere destacándose como principal la infracción del art. 661 del Código de Justicia Militar que del acta resulta.

RESULTANDO que según constante Jurisprudencia del disuelto Consejo Supremo de Guerra y Marina, y Tribunal Supremo adolecen de vicio de nulidad las sentencias que no resuelven todos los particulares que legalmente constituyen la materia del procedimiento.

CONSIDERANDO los defectos del acta apuntados en el segundo y tercero resultandos de este acuerdo invalidad el fallo recaído, por ser esenciales en el ritual del procedimiento y decir referencia a la fe de lo ocurrido en los distintos días, en que el acto tuvo lugar.

Vistos los artículos 661, 585, 28 nº 3º y Ley de 17 de Julio de 1935.

ACUERDO anular como anulo la sentencia del Consejo de Guerra de Oficiales Generales, quedando la causa respuesta al ser y estado que tenia antes de la designación de Presidente y Vocales que ha de integrarlo de nuevo y una vez resuelto se devolverá al procedimiento a esta Auditoria para la ejecución pertinente.

EL AUDITOR

José Samsó

 

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1).- Pieza separada.

RECURSO DEL FISCAL RAFAEL DÍAZ- LLANOS LECUONA


En el folio numerado como 481, sobre pliego M.8,866,412, se lee:

Iltmo. Sr. Auditor.

El Fiscal en la pieza separada de la causa nº 50 del registro de este año dice:

El acta de celebracion del Consejo que vio y fallo la aludida pieza contiene los siguientes defectos:

Primero.- Se expresa todo lo acontecido en una sola acta siendo asi que debió extenderle  una por cada sesión.

Segundo.- No reune las debidas garantias de autenticidad ya que la foliación impresa del papel de oficio empleado no es correlativa ni se expresa en ningun momento cuales han sido los utilizados a tales efectos.

TERCERO.- No contiene los fundamentos alegados por esta representación en su acusación de palabra (no por escrito como se dice) ni por alguna de las defensas, con incumplimiento de lo prevenido en el art. 661 del Código de Justicia Militar.

Cuarto.- El momento de salvar los errores o entrelineados es precisamente al final de la misma y no como se hace al folio 446 vuelto.

Independientemente de lo expuesto en el fallo de la sentencia no se resuelve sobre la responsabilidades civiles interesadas por este Ministerio, sin prejuicio también del error en el ejercicio del albedrio legal para fijar la penalidad y en la calificación juridica de los hechos que a juicio del que suscribe ha incurrido el Consejo.

Por tanto

SUPLICO a V.S. tenga en cuenta las aludidas manifestaciones a los efectos que en justicia proceda.

Santa Cruz de Tenerife a 3 de octubre de 1936.

El Fiscal

Rafael Díaz Llanos

[Firma rubricada]

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1).

SENTENCIA DEL 2 DE OCTUBRE DE 1936


En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a los dos días del mes de Octubre de mil novecientos treinta y seis.

Vista ante este Consejo de Guerra de Oficiales Generales, en Audiencia Pública y Juicio sumarísimo la causa, pieza separada, de la número cincuenta de 1.936, seguida por el delito de rebelión contra el ex Gobernador Civil don

[1]

Manuel Vazquez Moro de 35 años de edad, casado, natural de Villagarcía de Arosa (Pontevedra) vecino de Jerez de la Frontera, con domicilio en la Plaza de Monty nº 14, Oficial de la Marina Mercante, y Teniente de Complemento.

[2]

Isidro Navarro López de 26 años de edad, casado, natural de Almería y vecino de Santa Cruz de Tenerife Fermin Galán 21 3º, profesión Oficial de Telégrafos y Oficial de Complemento.

[3]

Domingo Rodríguez Sanfiel, de 33 años de edad, casado, natural de esta Plaza vecino de la misma con domicilio en Jesús y María nº 24 de oficio apoderado de la casa Viuda de Yanes.

[4]

Candido Reveron Gonzalez, de 38 años de edad, casado, natural del Puerto de la Cruz y vecino de esta Plaza con domicilio en el Kilometro 4 de la carretera de La Laguna, de oficio propietario,

[5]

Manuel Reyes Castellano de 21 años de edad, soltero, natural de esta Plaza con domicilio en la Avenida de Buenos Aires nº 82, oficio empleado de la Fabrica de Tabacos propiedad de su padre.

[6]

Elias Zerolo Alvarez de 40 años de edad, casado, natural de La Laguna y vecino de Garachico residente en esta  Plaza Rambla de Pulido nº 37, profesión comisionista.

[7]

Santiago Peña, 37 años de edad, soltero, natural y vecino de esta Plaza, con domicilio en Rambla de Pulido nº 70 de oficio chofer.

[8]

Felipe Corpan Sanchez, de 23 años de edad, soltero, natural y vecino de esta Plaza domiciliado en Puerta Canseco nº 27 de oficio chofer.

[9]

Carlos Jose Garcia Fernandez de 25 años de edad, soltero natural de Villaviciosa de Oviedo, vecino de esta Plaza con domicilio en Hotel Madrid, de oficio mecanico.

[10]

Andres Florido Urtiada de 36 años de edad, casado, natural de La Solana provincia de Ciudad Real vecindado en esta Plaza con domicilio en Candelaria nº 18 profesión musico.

[11]

Angel Mañero Garcia, de 30 años de edad, casado, natural de Pamplona, vecino de esta Plazas con domicilio en Salamanca nº 47 profesion musico.

[12]

Rafael Gonzalez Toscano de 26 años, casado, natural de Cordoba, vecino de esta Plaza con domicilio en Castro 27, profesion Oficial de Telégrafos.

[13]

Juan Dominguez Perez, de 25 años de edad, casado, natural de la Provincia de Lerida avecindado en esta Capital Rambla de Pulido nº 32. profesion Médico.

[14]

Don Joaquin Vega Benavente de 36 años de edad, casado, natural de San Fernando (Cadiz) vecino de esta Plaza con domicilio en Santa Rosalia 17 Capitan de Infanteria con destino en el Regimiento de Infanteria Tenerife nº 38.

[15]

Tomás Quintero Espinosa, 32 años de edad, soltero, natural de Valverde del Hierro avecindado en esta Plaza con domicilio en Santa Clara nº 5 de profesion empleado.

[16]

Domingo Molina Alberto de 27 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Rambla Benitez de Lugo nº 11, profesion empleado.

[17]

Tomás Salinas Espinosa 35 años de edad, casado, natural de Lorca (Murcia) avecindado en esta Plaza con domicilio en Candelaria nº 2 profesion empleado.

[18]

Heraclio Diaz 43 años de edad, de estado casado, natural del Puerto de la Cruz y vecino de esta Plaza con domicilio en García Hernandez nº 6 profesion empleado.

[19]

Jose Gonzalez Picard 26 años de edad, soltero natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Fernando Primo de Rivera 35 de oficio carpintero.

[20]

Rafael Garrido Lutzardo de 26 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Viera y Clavijo nº 16, de oficio empleado.

[21]

Eugenio Rodriguez Castellano, de 43 años de edad, casado natural de esta Plaza vecino de la misma, con domicilio en Lucas Fernandez Navarro 58 viajante de comercio.

[22]

Emilio Velasco Hernández, de 31 años de edad, casado natural de Madrid, vecino de esta Plaza con domicilio en Puerta Canseco 19 de profesion empleado.

[23]

Rafael Arroyo Castrillo, de 25 años de edad soltero, natural de Santa Cruz de La Palma, vecino de esta Plaza con domicilio en Santiago 50 profesion empleado

[24]

Cristino de Armas Fernandez 34 años de edad, casado, natural y vecino de La Laguna con domicilio en Candilas 24 profesion empleado

[25]

Vicente Hormiga Medero, 50 años de edad, de estado casado natural de Puerto de Cabras (Fuerteventura) avecindado en La Laguna con domicilio en Marqués de Celada 42 profesion comerciante

[26]

Adolfo Bencomo García, 27 años de edad soltero natural de Santa Cruz de La Palma vecino de esta Plaza con domicilio en Capitan Galan 32 profesion comisionista

[27]

Antonio Sans Mila de 24 años de edad, soltero natural de Valls (Tarragona) vecino de esta Plaza con domicilio en Castillo nº 75, licenciado en derecho.

[28]

Francisco Sosa Castilla 26 años de edad, casado, natural y vecino de esta Plaza con domicilio en Santa Maria de Gracia, carpintero.

[29]

Miguel Romero Valles, de 40 años de edad, casado, natural de Rubiedos Altos (Cuenca), vecino de esta Plaza con domicilio en Castillo 43, agente de Investigación y Vigilancia de primera clase;

Oida la lectura de las actuaciones, prueba practicada ante el Consejo e informe del Ministerio Fiscal, Defensas y .a los procesados, y

[1]

RESULTANDO

que declarado el Estado de Guerra en las primeras horas de la madrugada del 18 de julio último tomo el Mando del Archipiélago la Autoridad Militar, quedando así constituido un organismo que asumía, de hecho y de derecho, todas las prerrogativas y atribuciones que la Leyes confieren a los poderes del Estado, en virtud de considerarse a aquel como plazas sitiadas o bloqueadas en el Bando que a este efecto se publicó, y como consecuencia quedo destituido de su cargo el Gobernador Civil que lo habia sido hasta entonces Don Manuel Vazquez Moro, quien quedo detenido en union de su Secretario particular Isidro Navarro Lopez en las dependencias del Gobierno Civil destinadas a domicilio particular, siendo conducido por la tarde con el mismo concepto de detenido a dichas habitaciones el Agente de Policía Don Miguel Romero Vallés, que había desempeñado el cargo de Delegado Gubernativo en el Norte de la Isla; manifestando el Isidro Navarro al tener conocimiento del movimiento militar, al Teniente Coronel de la Guardia Civil y otros concurrentes al despacho del Gobernador en aquella madrugada que habría un dia de luto en Tenerife porque las milicias socialistas se echarían a la calle y correría mucha sangre.

[2]

RESULTANDO

que independientemente de los hechos consignados y proximamente a las 15’30 de la tarde del mismo dia el Capitan de Infanteria con destino en el Regimiento de Infanteria Tenerife nº 38 Don Joaquin Vega Benavente penetro en el Cafe Cuatro Naciones y viendo en un grupo a Domingo Rodríguez Sanfiel, le llamo aparte manifestandole que “de fuente fidedigna sabia que el movimiento militar estaba fracasado”, e igualmente ya en su Cuartel dijo al Sargento de Complemente, su amigo, Don Adrián Carrillo que el movimiento estaba fracasado, y que a su interlocutor nada le pasaria porque todo quedaria reducido a cargarse a unos cuantos Jefes.

[3]

RESULTANDO:

Que posteriormente se reunieron en casa de Don Domingo Molina Albertos Presidente de la Union Republicana, por iniciativa de Domingo Rodriguez Sanfiel, los directivos de esta Agrupacion Politica Tomas Quintero Espinosa, Candido Reveron Gonzalez, Manuel Reyes Castellano y el citado Sanfiel, en la que se acordó por unanimidad coaccionar a la Autoridad Militar con la noticia del fracaso del movimiento militar, y a pretexto de evitar el derramamiento de sangre, con el fin de que ésta entregase el Mando y ordenara la retirada de las tropas de las calles, y a tal fin marcharon todos con excepción del Molina que quedó vistiéndose, a la Comandancia Militar, en cuya puerta se entrevistaron con el hijo del entonces Comandante Militar, a quien propuso Sanfiel sirviera de emisario cerca de su padre para que le enterara del supuesto fracaso del movimiento militar, y como este se negara rotundamente intentaron la misma gestion con los hermanos Guigou a los que el repetido Sanfiel manifestó que el movimiento era una locura que conduciría a la ruina a España, que estaba fracasado y que era obra de militares locos, y como estos se negaran igualmente se dirigieron al lugar conocido como Los Paraguitas de la Alameda de esta Capital, donde se entrevistaron con don Elias Zerolo Alvarez Presidente de Izquierda Republicana, conviniendo con éste en la conveniencia de que el emisario fuera militar, y a este efecto mientras quedaban en el Bar Oasis comentando el movimiento militar en forma despectiva para las instituciones, un grupo formado por Reveron, Diaz Molina, Velasco y Otros, Zerolo Sanfiel y Quintero fueron en busca del Capitan Vega y como no le encontraron, le mandaron como emisario al chofer Santiago Peña conocido por Don Bernardo, que se hizo acompañar de José Gonzalez Picar, quien no consta que estuviese enterado de la mision que llevaba el Peña, y al llegar al Cuartel para cumplimentar el encargo que se le habia confiado, se adelanto el Capitan Vega que habló con el, sin acceder a la entrevista solicitada.

[4]

RESULTANDO:

Que por otra parte y con pretextos varios se reunieron en casa de Rafael Garrido Lutzardo, éste, Eugenio Rodriguez Castellanos, Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Medero, que pertenecian al Sindicato de Inquilinos, y desde dicha casa marcharon a la Plaza de la Constitución, donde se encontraron al Presidente de dicho Sindicato Francisco Sosa Castilla y al director del Periódico “La Voz del Inquilino” Tomas Salinas Espinosa, marchando el Hormiga y el Armas a La Laguna en un autobus del servicio Publico antes de que se produjeran los sucesos que tuvieron lugar en dicha Plaza, en tanto que Salinas en union de Garrido y de Rodriguez Castellanos quedaban allí subiendo mas tarde en otro autobus del servicio Urbano gritando el primero al pasar frente al Gobierno Civil “Viva la Republica”, “Viva el Comunismo” “Muera el Fascio”, gritos que corearon los otros dos.

[5]

RESULTANDO:

Que poco despues por la calle de Castillo desembocó en la citada Plaza un grupo a cuyo frente iba Rodriguez Sanfiel y simultáneamente subio a ésta desde la Alameda al frente de numerosos elementos de la C.N.T. Francisco Sosa quien dirigiendose a los soldados les llamó cobardes y traidores diciendo que ya se las pagarían todas juntas, yendo en dichos grupos Heraclio Diaz Molina que gritó “Viva la Republica”, quedando ambos en dicha Plaza durante el desarrollo de los sucesos.

[6]

RESULTANDO:

Que paralelamente a estos hechos, el médico Don Juan Domínguez Pérez despues de entrevistarse con un Oficial de Asalto, hoy fallecido, marchó a los Cafes La Peña y Cuatro Naciones donde excitó los ánimos de manera especial y estraordinaria, dirigiendose luego al Cuartel de Asalto y regresando con los guardias sublevados a la Plaza de la Constitución, en tanto que Adolfo Bencomo, Antonio Sanz Milá y Emilio Luis Velasco Hernandez estuvieron igualmente en los citados cafes y en la Plaza, excitando a los Grupos y favoreciendo de este modo el espiritu de rebeldía de las masas allí congregadas.

[7]

RESULTANDO:

Que el ex Gobernador Don Manuel Vazquez Moro, su Secretario Isidro Navarro Lopez y Miguel Romero Vallés, contraviniendo la orden de no salir a los balcones, y obedeciendo el primero al requerimiento que le hicieron los dos ultimos, hicieron acto de presencia en los balcones del Gobierno Civil profiriendo los primeros simultaneamente gritos de “Viva la Republica” y “Viva el comunismo libertario” y diciendo “que el movimiento estaba fracasado a excepción de Africa, Baleares y  Canarias”” a nosotros” levantando el brazo con el puño cerrado invitando con ademanes al asalto del Gobierno Civil, todo lo cual dio lugar a que las fuerzas que constituían la Guardia del Gobierno Civil se aprestaran a la defensa ante la actitud de las masas, teniendo que hacer uso de sus armas, a que se trabase una lucha y se produjese
como consecuencia de la misma la muerte de un voluntario, y un Cabo de Asalto y resultando varios heridos, entre ellos el hoy procesado Carlos José García Fernandez que lo fue al tratar de retirar del lugar donde cayó el cabo mencionado.

[8]

RESULTANDO:

Que tanto al dirigirse el Gobernador y su Secretario a las masas como en el momento iniciado por la lucha los procesados Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia aplaudian desde una ventana del Café La Peña.

[9]

RESULTANDO:

Que regresadas a su Cuartel las fuerzas de Asalto, se refugiaron en éste Rafael Arroyo Castrillo en union del llamado Felipe Corpan Sanchez el cual ostentó un mosqueton en la mano para la defensa del Cuartel y trasladó varias cajas de municiones, encontrándose igualmente en dicho Cuartel Juan Dominguez Perez y Rafael Gonzalez Toscano.

HECHOS PROBADOS

[1]

CONSIDERANDO:

que los hechos realizados por los procesados Manuel Vazquez Moro, Isidro Navarro Lopez constituyen un delito consumado de rebelión militar previsto en el Art. 237 del Código de Justicia Militar circunstancia segunda, tercera y cuarta y penado en el punto 1º del 238 del mismo del que son responsables estos en concepto de autores por inducción.

[2]

CONSIDERANDO:

que los hechos realizados por el procesado Domingo Rodriguez Sanfiel constituyen un delito de rebelion militar previsto en el Art. 237 del Codigo de Justicia Militar, circunstancia segunda, tercera y cuarta y penado en el nº 2º del 237 del mismo, del que es responsable éste en concepto de autor por participacion directa y voluntaria.

[3]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Juan Dominguez Perez, Francisco Sosa Castilla, Felipe Corpan Sanchez y Rafael Gonzalez Toscano constituyen un delito de rebelion militar previsto en el Art. 237 del Codigo de Justicia Militar, circunstancias segunda, tercera y cuarta y penado en el en el numero segundo del 238 del mismo, del que son responsables estos en concepto de autores por participación directa y voluntaria.

[4]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Miguel Romero Vallés, Joaquín Vega Benavente, Santiago Peña, Heraclio Diaz Molina, Antonio Sanz Milá, Adolfo Bencomo Garcia, Emilio Velasco Hernandez, Carlos Jose Garcia Fernandez, Tomas Salinas Espinosa y Rafael Arroyo Castrillo, constituyen un delito consumado de auxilio para cometer la rebelión militar del que son responsables estos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria, previsto y penado en el parrafo 1º del Art, 240 del Codigo de Justicia Militar.

[5]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por  los procesados Rafael Garrido Lutzardo, Eugenio Rodriguez Castellanos, Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia constituyen un delito de excitación para cometer la rebelión militar previsto y penado en el parrafo segundo del Art. 240 del Codigo de Justicia Militar, del que son responsables estos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria

[6]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Tomas Quintero Espinosa, Candido Reveron Gonzalez, Manuel Reyes Castellanos, domingo Molina Albertos y Elias Zerolo Alvarez constituyen un delito de conspiracion para la rebelion previsto y penado en el parrafo 1º del Art, 241 del Codigo de Justicia Militar, del que son responsables estos en concepto de autores por participacion directa y voluntaria.

[7]

CONSIDERANDO

que los hechos realizados por los procesados Jose Gonzalez Picar, Cristino de Armas Fernández y Vicente Hormiga Medero, no constituyen figura delictiva alguna y por tanto no les alcanza ninguna responsabilidad.

[8]

CONSIDERANDO

que para el cumplimiento de la condena les será de abono  en su dia y en su caso a los procesados la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida, y que por la indoles del juicio sumarisimo no procede determinación alguna respecto a responsabilidades civiles sin perjuicio de que en su dia se determinen en virtud del pertinente procedimiento.

VISTOS

los Articulos citados y demas generales y pertinentes de los Codigos Penales Ordinario y Militar y Bando declaratorio del Estado de Guerra

FALLAMOS

[1]

que debemos condenar y condenamos a los procesados Manuel Vazquez Moro, Isidro Navarro Lopez y Domingo Rodriguez Sanfiel como autores de los delitos mencionados a la pena de muerte y accesorias en caso de indulto de pérdida de empleo que señala el Art. 185 del Codigo de Justicia Militar, siendoles de abono en este caso la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[2]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Juan Dominguez Perez, Francisco Sosa Castilla, Felipe Corpan Sanchez y Rafael Gonzalez Toscano, como autores de los mencionados delitos a la pena de reclusion perpetua y accesorias del citado Articulo 185, siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva.

[3]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Don Joaquin Vega Benavente, Miguel Romero Valles, Santiago Peña, Heraclio Diaz Molina, Antonio Sanz Milá, Emilio Velasco Hernandez, Carlos Jose Garcia Fernandez, Tomas Salinas Espinosa y Domingo Molina Albertos, como autores de los mencionados delitos, a la pena de 20 años de reclusion temporal y accesorias del citado Art. 185, siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[4]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Adolfo Bencomo Garcia, Rafael Arroyo Castrillo, Tomas Quintero Espinosa y Manuel Reyes Castellanos como autores del mencionado delito a la pena de 15 años de reclusion temporal y accesorias del Art. 185 mencionado, siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[5]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Candido Reveron Gonzalez, y Elias Zerolo Alvarez como autores del mencionado delito a la pena de 12 años y un dia de reclusion temporal y accesorias del Art. 185 mencionado siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[6]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Rafael Garrido Lutzardo y Eugenio Rodriguez Castellanos como autores del mencionado delito a la pena de 8 años de prision mayor y accesorias del citado Art. siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[7]

Que debemos condenar y condenamos a cada uno de los procesados Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia como autores del mencionado delito a la pena de 6 años y un dia de prision mayor y accesorias del citado Art. 185 siendoles de abono para el cumplimiento de la pena impuesta la totalidad del tiempo de prision preventiva sufrida.

[8]

Que debemos absolver y absolvemos libremente a los procesados Jose Gonzalez Picar, Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Medero del delito por el que han sido procesados en esta causa.

A los efectos del Art. 592 del Codigo de Justicia Militar, el Consejo llama respetuosamente la atencion de la Autoridad Judicial, por si en vista de los malos antecedentes de los procesados absueltos Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Mederos, estima pertinente hacer uso de las facultades que en orden a sanciones gubernativas le concede la vigente Ley de Orden Publico.

— Al lugar conocido — entre paréntesis – – no vale,

– – – –

Siguen las firmas, todas rubricadas de

Salvador Acha

Jose Rodrigo Vallabriga                           Jose Caceres

Enrique Rolandi                                Vicente Pelegero

Eduardo Callejo              Jesús Gomez

 

A  renglón seguido viene este texto manuscrito:

 

Notificación de la sentencia al señor Fiscal

Seguidamente S.S, dispuso notificar la sentencia al Señor Fiscal, previa comparecencia en este Juzgado.

Lo manda y firma S.S. que doy fe

Iglesias                     Manuel Hernandez

 

Diligencia

Cumplimentado el anterior proveido doy fe

Manuel Hernandez

El texto original de esta sentencia, está, mecanografiado por ambas caras, en los folios470 a474 del rollo 4 de la Pieza separada de la Causa 50 de 1936, extendido sobre los pliegos M.8,878,658, M.8,878,659, M.8,878,664, M.8,878,665 y M.8,878,668, siendo parte del voluminoso legajo 6401-207-1, que se conserva en el Archivo del Tribunal Militar Territorial Quinto.

Cfr.: Causa 50 de 1936 (6401-207-1).

21/9/1936 FUSET REQUIRIENDO PENAS DE MUERTE EN TENERIFE


En la Pieza Separada de la Causa número 50 de 1936, Lorenzo Martínez Fuset fue el fiscal que evacuó el informe calificador datado en 21 de septiembre de 1936, en el cual requirió la imposición de la pena de muerte para Manuel Vázquez Moro e Isidro Navarro López, reclusión perpetua a muerte para Miguel Romero Vallés, Domingo Rodríguez Sanfiel, Heraclio Díaz Melián, Francisco Sosa Castilla, Juan Domínguez Pérez, y Joaquín Vega Benavente, además de otras largas condenas para el resto de acusados.

354                                      M.8,876,798

Itmo Señor Auditor:

El Fiscal, en cumplimiento de lo preceptuado en el articulo 656 del Codigo de Justicia Militar, y evacuando el trámite de calificación prevenido en el 542 del mismo texto legal, dice:

Resulta del presente sumario que en la tarde del dia diez y ocho de Julio ultimo en ocasión de encontrarse en el Café Cuatro Naciones el Capitan de Infanteria Don Joaquin Vega Benavente, sostuvo una conversación con el paisano Domingo Rodriguez Sanfiel, en términos ignorados por los testigos ignorados de tal acto, si bien debió relacionarse con determinadas actitudes a juzgar por la expresión que el interlocutor no aforado revelaba en el rostro, a la que siguió una reunión en casa de don Domingo Molina Albertos, y a la que asistieron el antes apellidado Rodriguez Sanfiel, Tomás Quintero Espinosa, Candido Reveron Gonzalez y Manuel Reyes Castellano, en la cual se acordó recabar determinadas medidas cerca del Comandante Militar, y en las cuales habrían de intervenir los deponentes a los folios 90 vuelto, 91 y 93, quienes al negarse, y como persistieron en el mismo plan los conjurados, buscaron al tambien paisano Elias Zerolo Alvarez, a quien impusieron de sus propósitos para que requirieren al antes aludido oficial, el cual recibió al grupo que formaban Jose Gonzalez Picar y Santiago Peña, en tanto permanecían en el Bar Oasis los aludidos Reveron, Molina, Emilio Luis Velasco y otros, quienes comentaban el movimiento nacional iniciado en la mañana del mismo dia en forma despectiva para las instituciones, y abrigando el propósito de ocupar el edificio destinado a Gobierno Civil, a la manera como lo planearon en unión de los dichos Sanfiel, Quintero y Zerolo.

Independientemente con variado pretexto, se reunían por su parte, en casa de Rafael Garrido Lutzardo, éste , Eugenio Rodríguez Castellano, Cristino Armas Hernandez y Vicente Hormiga Mederos, todos pertenecientes al sindicato de Inquilinos, y haciendo su presencia el Presidente de dicha entidad Francisco Sosa Castilla, y Tomás Salinas Espinosa, Director del periódico al servicio de aquel, e intitulado “La Voz del Inquilino”, sin que  puedan justificar su ulterior presencia, unos y otros, en la Plaza de la Constitución.

Así las cosas y como si se esperase la realización de una consigna, el Guardia de Asalto apodado “El Palmero” ocupando un coche estacionado frente al gobierno Civil, dio unas vueltas alrededor de la Plaza en que se encuentra enclavado éste Centro no sin dejar de tocar continuamente la bocina del automóvil, levantar el puño izquierdo al pasar frente a los Cafés La Peña y Cuatro Naciones, y continuando su veloz carrera hasta el Cuartel guarnecido por fuerzas de dicho Cuerpo, sito en la calle de San Francisco. Previamente, el Médico don Juan Domínguez Perez, con ánimo excitado, habló con el Oficial de Seguridad frente al Café Cuatro Naciones, encaminándose después al cuartel antes dicho y regresando a la cabeza de un grupo de fuerzas que salieran del mismo, conducta ésta ultima imitada por los tambien paisanos Adolfo Bencomo, Antonio Sanz Milá y Emilio Luis Velazco, los cuales se confundieron con los elementos que llegaban a dicho lugar.

Asimismo y procedentes del sitio conocido por La Alameda, pero convergiendo en la misma Plaza de la Constitución, fueron apercibidos el antes mencionado Francisco sosa y el llamado Heraclio Diaz Molina, los cuales daban vivas con gran excitación y eran seguidos de elementos al parecer armados y que se dicen pertenecientes a la C.N.T.

Coincidiendo con ésta preparación, y como quiera que desde la mañana de dicho dia estuviera en el gobierno Civil el que desempeñaba tal cargo en esta provincia Manuel Vazquez Moro, el que fue su Secretario Isidro Navarro López y el Agente de Vigilancia Miguel Romero Vallés, los cuales, contraviniendo la

355                                      M.8,876,799

orden de no salir a los balcones, pues que permanecían los dos primeros en concepto de detenidos, a partir del instante en que aquel resignara el mando, pero obedeciendo a los requerimientos que les hiciera el último, hicieron acto de presencia repetidas veces y simultáneamente los dos primeros mencionados, profiriendo gritos ya de “Viva la Republica”, “Viva el Comunismo libertario, ya adoptando ademanes con los puños en alto o profiriendo la frases “A nosotros” todo lo cual dio lugar a que las fuerzas que constituían la Guardia del gobierno Civil se aprestaran a su defensa, hicieran uso de sus armas, entablasen lucha y se produjese como consecuencia de la misma, la muerte de un voluntario, un cabo de asalto y resultaran varios heridos, entre otros el hoy encartado Carlos José García Fernandez, quien lo fue en el instante mismo en que trataba de retirar del lugar donde cayera, el cadáver de la clase antes aludida. En el momento en que se iniciara la lucha y precedida ésta por las manifestaciones imputadas al ex Gobernador Vazquez Moro y paisano Navarro, los que también lo son Andres Florido Urtiada y Angel Manero Garcia apaludian frenéticamente desde una ventana del Café La Peña.

Regresadas las fuerzas de Asalto a su Cuartel, se refugiaron en éste el paisano Rafael Arroyo Castilla en unión del llamado Felipe Corpan Sanchez, el cual ostentó un Mosquetón y llevó municiones, con cuya arma y proyectiles pensaba resistir en tal edificio, en el cual se encontraban sin justificación alguna el ya aludido Médico Juan Domínguez Perez y Rafael Gonzalez Toscano.

Concatenada con la actitud inicial atribuida al Oficial Vega Benavente, se encuentra la que siguiera frente a su compañero de empleo y Arma Señor Accame, al que manifestó que los disparos que se oian eran lejanos, y a quien dijo que no hacia falta la precaución que éste ultimo tomara de reforzar las centinelas de los Jardinitos, no sin que escuchase el testigo Antonio Escuder la frase proferida por el primero de dichos oficiales en el instante en que un grupo de soldados voluntarios ocupaba un Camión para dirigirse al lugar de la lucha, y cuya expresión estaba integrada por los siguientes vocablos “No son tiros, son cohetes” lo cual alteró su conducta paralelamente expuesta, al Sargento Adrian Carrillo al que le declaró que el movimiento estaba fracasado y que no le pasaría nada a su interlocutor, porque todo quedaría reducido a cargarse a unos cuantos Jefes, extremo éste que confirma el Capitan Medico Señor Herrera.

Figura principal en la lucha entablada y a que anteriormente hizo referencia entre las fuerzas del Ejercito y los integrantes de las de Asalto, lo fueron el mencionado Domingo Rodriguez Sanfiel, quien, al decir del testigo del folio 228, gritaba a los grupos hostiles a la Institución armada; Heraclio Diaz quien profirió en voz alta y a la cabeza de los manifestantes, las frases “Viva el Comunismo” y “Viva la Republica”; Francisco Sosa, que formaba parte del grupo que gritaba a los soldados los adjetivos “Traidores” y “Cobardes”, y Tomas Salinas, quien desde una Guagua profería los de viva el comunismo y Muera el Fascio.

Los hechos anteriormente expuestos, son constitutivos de un delito genérico de rebelión de la especie de los previstos en el articulo 237 del Código marcial, con la concurrencia de las circunstancias primera, tercera y cuarta, teniendo en su desenvolvimiento las fases de conspiración, auxilio y excitación a la manera como se enuncia en el articulo 240 del propio texto legal, encontrándose sancionadas tales conductas criminosas en el referido precepto y su correlativo del 238; con mas de uno especial de espionaje, singularizado en el apartado primero, párrafo segundo, del articulo 228 del código Castrnese, odificado en redacción por la Ley de 16 de Junio de 1935. Las diligencias de que se deduce su prueba, obran a los folios 39, 41, 42, 43, 45 vto y 87 vto, 90, 91, 95, 97, 231, 139, 233, 235 y vto, 231, 228, 247 y vto, 288, 293, 295, 296, 189, 240, 309, 294, 238, 239 y 246 vto, 294 y 295 vto entre otros.

SEGUNDO; Del expresado delito de rebelión, en grado con

356                                      M.8,876,800

sumado, son responsables en concepto de autores los procesados Manuel Vazquez Moro e Isidro Navarro Lopez, los cuales puedenser estimados como inductores directos de su perpetración, ya que con su conducta se produjo inmediatamente el perseguido en autos; como cooperadores sumados a la rebelión en cualquier forma, a  la manera como se prevee en el numero 2º del 238, los procesados Heraclio Diaz Molina, Francisco Sosa Castilla, Domingo Rodriguez Sanfiel y Miguel Romero Vallés; igualmente y por su perpetración en idéntico inciso del prececto últimamente señalado al propalar noticias y ejecutar actos que contribuían a favorecer la figura criminosa que se deja calificada, el procesado Capitan de Infanteria Don Joaquin Vega Benavente; como autores de la propia figura delictiva en su fase de conspiración, los encartados Tomas Quintero Espinosa, Candido Reverón Gonzalez, Manuel Reyes Castellano, Domingo Molina Albertos, Elias Zerolo Alvarez, Tomas Salinas Espinosa, Eugenio Rodriguez Castellano, Rafael Garrido Lutzardo, Cristino de Armas Fernandez y Vicente Hormiga Mederos, sin que sean de singularizar en los apellidados Reverón y Molina el delito especial de injurias a determinadas clases del ejercito, ya que puede estimarse tal especie criminosa, como englobada en la de mayor magnitud que se deja calificada; como autores en concepto de auxilio a la rebelión, los procederes de los encartados Adolfo Bencomo Garcia, y Antonio Sanz Milá, yen el mismo caracter, en forma independiente por razón del lugar, los de Carlos José Garcia Fernandez y Felipe Corpan Sanchez; y en forma independiente los de Santiago Peña y José Gonzalez Picar; como autores del tantas veces repetido delito y por excitación al mismo, las conductas de Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia, y del independiente del articulo 238, los paisanos Rafael Arroyo Castilla y Rafael Gonzalez Toscano; siendo tambien estimables como auxiliares del delito, principal de rebelión, Emilio Luis Velazco Hernandez y Juan Dominguez Perez, si bien éste ultimo en razón a su ulterior conducta y persistencia en sus propósitos criminosos desde la preparación del delito hasta la ultima fase de su desenvolvimiento, puede ser aceptada la hipótesis y así se califica, de adhesión a la rebelión en cualquier forma que lo fuera.

TERCERO: No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CUARTO: Este Ministerio renuncia a la asistencia de ulteriores diligencias de prueba y de manera expresa, a la comparecencia para la lectura de cargos que previene el articulo 546 de nuestro Código, sin perjuicio de que se practique ante el consejo la pertinente en la forma legal establecida.

Asimismo y por que se refiere a la resolución adoptada por el procesado Manuel Vazquez Moro durante su gestión como Gobernador Civil de esta provincia, al adueñarse o incautarse de armas que no eran de su propiedad, y las cuales transfería a elementos de significada ideología, a los que era afín, ésta representación en vista del resultado que ofrecen las diligencias de los folios 47, 104, 237,238, 2139, 240 y 279 entre otros solicita la deducción de testimonio de lugares para su remisión a la jurisdicción ordinaria, única competente para conocer por razón de la naturaleza del delito y fecha de su comisión, y por cuyos Tribunales se determinará la responsabilidad criminal y civiles en su caso.

QUINTO: son de imponer las siguientes penas. Para los procesados Manuel Vazquez Moro e Isidro Navarro Lopez, la pena de muerte; para los igualmente procesados Miguel Romero Vallés, Domingo Rodríguez Sanfiel, Heraclio Diaz Molina, Francisco Sosa Castilla, Juan Domínguez Perez, Joaquin Vega Benavente, la de reclusión perpetua a muerte; para los que tambien lo son Santiago Peña. Adolfo Bencomo Garcia, Antonio Sanz Milá, Carlos José Garcia Hernandez, Felipe Corpan Sanchez, José Gonzalez Picar y Emilio Luis Velazco Hernandez, la de reclusión temporal. Para los procesados Tomas quintero Espinosa, Candido Reverón Gonzalez,

357                                      M.8,876,801

Manuel Reyes Castellano, Domingo Molina Albertos, Elias Zerolo Alvarez, Tomas Salinas Espinosa, Eugenio Rodriguez Castellano, Rafael Garrrido Lutzardo, Cristino de Armas Hernandez y Vicente Hormiga Mederos, una de prisión mayor a reclusión temporal. Para los procesados Andres Florido Urtiada y Angel Mañero Garcia, la de prisión mayor; y para los procesados Rafael Arroyo Castilla y Rafael Gonzalez Toscano, una de reclusión menor a reclusión mayor, todas ellas con las accesorias legales correspondientes.

SEXTO: Ha lugar, en su caso, a la totalidad de abono de prisión preventiva sufrida por razón de ésta causa.

SEPTIMO: En concepto de responsabilidad civil es exigible la conjunta y solidaria que se determinó en la causa origen de estas actuaciones.

OCTAVO: Todo conforme a los preceptos legales que se invocan y demás de general aplicación.

Santa Cruz de Tenerife veintiuno de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

El Fiscal

LM Fuset

[Firma rubricada]

A la izquierda de la personalísima firma abreviada de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, hay un sello en tinta con la leyenda FISCALIA JURIDICO MILITAR CANARIAS, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar.

Los detalles de las dos sentencias dictadas en esta Pieza separada de la causa 50/1936 han sido publicados en

http://personales.ya.com/pedroms/pdf/4S03.pdf

http://personales.ya.com/pedroms/pdf/4S04.pdf

La Causa número 50 de 1936, identificada con la clave 6401-207-1, constituye el legajo 207. Contiene más de mil ochocientos folios, distribuidos en varios rollos.