BARTOLOMÉ GUERRERO MUERTO EN ACCIDENTE DE AUTOMÓVIL


Siento siempre grandes deseos de leer la prensa de Las Palmas. La he recibido cada mes, sobre poco más o menos, gracias a la amabilidad y al recuerdo que para mi tienen los empleados del Gabinete Literario que me la envían en sendos paquetes que contienen todos los periódicos de mi tierra. Cuando me llega, devoro rápidamente sus páginas con ansiedad’ de noticias canarias; este deseo me modera, de momento, la tensión sostenida por la guerra. Casi siempre encuentro algo nuevo; acuerdos de Corporaciones, reformas urbanas, crónicas sociales, actos patrióticos. Hoy, cuando recorro los epígrafes, hallo unas rayas negras que enmarcan una necrológica y leo con asombro:- «Bartolomé Guerrero».

Bartolomé Guerrero ha muerto víctima de un accidente de automóvil. ¡Sarcasmo del destino! ¡Absurdo contraste entre la vida y la muerte de este hombre! Bartolomé Guerrero ha debido morir sobre un caballo, manejando una ametralladora, dando órdenes de combate a su legión de jinetes bélicos o disparando su fusil desde el parapeto.

Yo lo recuerdo en los primeros días del movimiento, vestido de paisano con una gorra de oficial, entrando y saliendo en el Gobierno Militar de Las Palmas, recibiendo órdenes y ejecutando órdenes. Yo lo retengo, enérgico y brioso, en su marcha por los pueblos del Norte de Gran Canaria a los que, con un puñado de valientes, liberó de la garra marxista. Yo lo veo embarcando para la isla de La Palma. que había de limpiar de «rojos» emboscados. Y, siempre erguido valiente y: patriota.

El, que había abandonado su carrera por no poder soportar las vejaciones de que eran víctimas los militares, en los últimos tiempos, sintió sobre su corazón la llamada apremiante de su temperamento de soldado español y, después de realizar una labor extraordinaria en la pacificación de mis Islas, vino voluntario a la península donde creyó que el deber le reclamaba. Y aquí también se comportó como un valiente y fué ascendido por méritos de guerra; y, cuando por considerarse un canario, completamente identificado con los canarios, iba a embarcar para aquéllas peñas con objeto de salir con las fuerzas que desde allí vendrían a las zonas peninsulares, un fatal, un absurdo accidente de automóvil, nos roba esta vida, este espíritu tenso e, inquieto, este hombre con madera de héroe y alma de español escogido.

¡Bartolomé Guerrero, Teniente Coronel valiente y estoico, a tus órdenes. Yo desde el frente Norte, te sigo viendo en tu caballo, dando órdenes de combate a tu legión de jinetes bélicos. Y te auguro, que en la Historia de esta guerra y en la otra pequeñita de mis Islas ocuparás un lugar destacado eternamente!.

 

Cfr.:

ESTAMPAS DE LA GUERRA.- Páginas 125 y 126.- Autor: FRANCISCO DE ARMAS, Capitán Médico ex director del Hospital de Grado.-1937.- II Año Triunfal.- Editorial Canaria S.A. Las Palmas.

* * * * * * * * * *

El nombre completo del Comandante de Caballería, al que se refiere el Capitán Médico FRANCISCO DE ARMAS, era BARTOLOMÉ GUERRERO BENÍTEZ.

 

Por el testimonio contenido en la hoja de servicios de JOSÉ GIL DE LEÓN ENTRAMBASAGUAS, hemos conocido esto:

El 16 de Julio a las 12 de la noche embarcó en Santa Cruz de Tenerife acompañando al Excmo. Sr. General Franco, para Las Palmas con motivo del entierro del Excmo. Sr. General Balmes. En la madrugada del 18, iniciación del Movimiento en Canarias, acompañó al General Franco, hasta su marcha en avión, quedando por la tarde desempeñando diferentes comisiones, por él encomendadas y quedando en su marcha a las órdenes del General Orgaz. Por la noche de dicho día, y formando parte de una pequeña columna al mando del Comandante de Artillería D. Ramón Hernández Francés, salió para ocupar el pueblo de Arucas (Las Palmas), en poder de los Comunistas, entrando después de unas horas de combate a las 10 de la mañana en dicho pueblo, continuando en las operaciones de limpieza de dicha Isla, hasta el día 24 [DE JULIO], que junto con otra columna al mando del Comandante de Caballería Don BARTOLOMÉ GUERRERO, fué en el cañonero “Canalejas” al desembarco y ocupación de la Isla de La Palma, regresando una vez efectuado hasta tres días después a Las Palmas, incorporándose a continuación a Santa Cruz de Tenerife donde fué agregado a la Comandancia Militar a Servicios Especiales, A FINES DE AGOSTO y por orden del General Franco, se incorporó a Mérida (Badajoz), haciendo el viaje por Portugal, y marchando a Badajoz, agregado a las ordenes del TENIENTE CORONEL CAÑIZARES, Comandante Militar, el cual le encargó el día 3 DE SEPTIEMBRE de la organización de una Compañía de ametralladores del 7,92 quedando hecha. El 4 en Badajoz, hasta el día 12 que marchó con la compañía a Mérida; el 13 de madrugada tomó parte con la Compañía en las operaciones de Villa Gonzalo, Alange y Zarza de Alange (Badajoz), quedando en Villa Gonzalo una vez terminada la operación, resistiendo en dicha tarde un fuerte contraataque del enemigo, siendo felicitada la Compañía por el Comandante Militar de Mérida (Badajoz) Comandante GUERRERO, que asumía el mando de la columna.

El día 19 salió para Badajoz y el 21 a las órdenes del Comandante Lobo salió a ocupar el Valle de Monte Moras, Valle de Santa Ana y Jerez de los Caballeros (Badajoz) marchando la Compañía en extrema vanguardia, ocupando al amanecer del día 22 Jerez de los Caballeros. Por la tarde de dicho día salió para la ocupación de Valencia del Mombuey (Badajoz) entrando en dicho pueblo al amanecer. El 23 al mando de una pequeña columna en operaciones de limpieza marchó hacia la frontera portuguesa, cooperando con la del Capitán Pardos que salía de Oliva de la Frontera (Badajoz) haciendo varios prisioneros y cogiendo al enemigo coches ligeros, caballerías, armas y municiones. El 24 salió para Olías (Badajoz) incorporándose por orden del Excmo. Sr. General Franco, el día 25 por la noche a Maqueda (Toledo), para hacerse cargo de la 4ª Batería de Obuses de Ceuta (montaña).

Cfr.: Archivo General Militar de Segovia.

* * * * * * * * * *

El citado como Comandante Militar de Badajoz, Teniente Coronel EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO, había estado también en la guarnición de Las Palmas desempeñando el empleo de Comandante en el Regimiento de Infantería nº 39, sito en la Isleta (Puerto de La Luz – Gran Canaria).

EDUARDO CAÑIZARES NAVARRO era el Comandante Militar de la Isleta cuando murió el General AMADO BALMES ALONSO..

* * * * * * * * * *

Por otro lado, es sabido que el General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, Comandante Militar de las Islas Canarias, tras sublevarse contra el Gobierno Republicano de España, el 18 de julio de 1936, voló en el avión De Havilland 89 modelo Dragon Rapide, matriculado como G-CAYR, desde el aeródromo de Gando (Gran Canaria), hasta Marruecos, para ponerse al frente del Ejército de África, que ya estaba sublevado desde el día anterior.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/03/22/acompano-al-general-franco-hasta-su-marcha-en-avion/

 

El General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE permaneció en Marruecos, hasta el día 6 DE AGOSTO DE 1936, fecha en la cual daría el salto a la Península, cuando la columna del teniente coronel JUAN YAGÜE BLANCO estaba próxima a Mérida.

En el número 4 del Boletin Oficial de la Junta de Defensa Nacional de España editado en Burgos el 4 de agosto de 1936, sería publicado este

Decreto núm. 23

Vengo en nombrar Vocal de la misma al Excmo. Sr. General de división, Jefe del Ejército de Marruecos y del sur de España D. Francisco Franco Bahamonde.

Dado en Burgos a tres de agosto de mil novecientos treinta y seis.- MIGUEL CABANELLAS

 

Esto es, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE no fue nombrado miembro de la autodenominada Junta de Defensa Nacional de España, hasta el 3 de agosto de 1936.

La columna del Teniente Coronel JUAN YAGÜE BLANCO tomaría Badajoz el día 14, llevando a cabo una sangrienta matanza de varios miles de personas.

Matanza que sería reconocida por el propio JUAN YAGÜE BLANCO en declaraciones al periodista JOHN T. WHITAKER, quien alarmado por lo que le había transmitido su colega JAY ALLEN, se lo preguntó a JUAN YAGÜE BLANCO.

Y este, sonriendo, respondió:

«Naturalmente que los hemos matado. ¿Qué suponía usted? ¿Iba a llevar 4.000 prisioneros rojos con mi columna, teniendo que avanzar contra reloj? ¿0 iba a dejarlos en mi retaguardia para que Badajoz fuera rojo otra vez?»

Era la respuesta de un militar práctico, acostumbrado a dicha práctica en Marruecos y Asturias.

El genocidio practicado como arma de guerra.

Este testimonio consta en el libro de John T. Whitaker, We cannot escape history, Macmillan, New York, 1943, p. 113, citado en H. R. Southworth, El mito de la cruzada de Franco, Ruedo Ibérico, París, 1963, p. 123.

* * * * * * * * * *

 Sobre BARTOLOMÉ GUERRERO BENÍTEZ .puede leerse algo más en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/07/31/notando-una-gran-falta-de-espiritu/

 

De la causa 76/1936, donde se describe algo de lo actuado por la expedición grancanaria a la isla de LA PALMA, ha sido publicado en este blog, esto:

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/07/21/ejecucion-de-jose-miguel-perez-perez/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/01/guardia-de-asalto-francisco-cosme-guerrero/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2010/12/31/13-de-septiembre-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/04/comandante-baltasar-gomez-navarro-procesado/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/04/fiscal-pablo-hurtado-en-la-causa-76-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/05/comandante-gomez-llevaba-un-oficio-reservado-de-franco/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/05/magistrado-ricardo-alcaide-diez-emite-opinion-por-escrito/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/06/sentencia-contra-baltasar-gomez-navarro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/07/decretando-nulidad-de-vista-y-fallo-en-causa-76-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/07/31/notando-una-gran-falta-de-espiritu/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/07/31/teniente-alvaro-martin-bencomo-declara-en-la-palma/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/01/declaracion-de-andres-alarco-bencomo-en-causa-761936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/02/declaracion-del-comandante-bartolome-guerrero/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/02/se-disparo-un-canonazo/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/03/nadie-opuso-resistencia-a-las-fuerzas-de-desembarco/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/04/procesamiento-de-baltasar-gomez-navarro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/05/dolla-ordena-cambio-de-instructor-en-asunto-de-la-palma/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/05/indagatoria-de-baltasar-gomez-navarro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/06/acordado-un-enlace-por-medio-del-radio-club/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/06/marcho-para-la-isla-de-la-palma-el-dia-15-de-julio/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/07/copia-literal-del-oficio-reservado-firmado-por-franco/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/07/magistrado-ricardo-alcaide-diez-reitera-opinion/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/07/segundo-consejo-de-guerra-en-causa-76-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/08/decidio-quedarse-en-su-acuartelamiento/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/08/segunda-sentencia-contra-baltasar-gomez-navarro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/09/dictamen-y-condena-final-en-causa-76-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/09/el-cabo-de-asalto-se-estaba-banando-en-la-playa/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/09/encontro-algunos-grupos-a-quienes-ordeno-se-retiraran/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/09/liquidacion-de-condena-de-baltasar-gomez-navarro/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/10/fueron-arrastrados-por-la-multitud/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/10/habia-estallado-una-huelga-revolucionaria/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/10/haciendoles-un-disparo-de-pistola/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/10/oyo-tambien-varios-disparos-de-pistola/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/10/se-habia-declarado-una-huelga-revolucionaria/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/11/en-union-del-jefe-comunista-jose-miguel-perez/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/11/libre-tras-haber-extinguido-la-condena-con-exceso/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/08/15/sinopsis-de-la-causa-76-de-1936-contra-baltasar-gomez-navarro/

EL GENERALÍSIMO PRESIDENTE DE HONOR DEL «GABINETE LITERARIO» DE LAS PALMAS


El VIAJE

Lunes diez de Mayo; son las doce de la noche.

El «Plus Ultra» despega del muelle de Las Palmas; lleva una expedición militar compuesta de mil trescientos hombres y va con dirección al puerto de Vigo; viajo en él con destino a Grado a cuyo Hospital Militar he sido asignado. Navegamos a regular marcha con un tiempo expléndido. Poco después de la salida del puerto se apagan las luces del barco y caminamos a oscuras aunque con un horizonte sumamente visible. Sobre las dos de la madrugada divisamos un punto luminoso frente a nuestra proa; el Capitán cambia rápidamente de rumbo y, aunque la «escuadra roja»  no dá señales de vida, consideramos acertada esta precaución. El propio Capitán, hombre amabilísimo con quien hacemos gran amistad y que nos distingue, con su confianza, nos dice: «Desviémonos de la ruta normal y hagamos rumbo hacia la Isla de Madera; perderemos unas horas pero es lo prudente».

Continuamos el viaje sin incidentes viendo algún que otro barco que lleva rumbo opuesto al nuestro; el número de estos aumenta en las últimas horas de navegación cuando seguimos la ruta normal frente a la costa portuguesa; y a los tres días y medio de Viaje, el viernes 14 a las 12 y media, enfilamos la ría de Vigo.

¡La Ría de Vigo! Maravilloso e impresionante panorama, el más bello con que la naturaleza puede deleitarnos. A nuestra derecha los pueblecitos ribereños, blancos como saltos de espuma petrificados; a la izquierda. las Islas Cíes semejando monstruos marinos que salieran .a nuestro encuentro; una exuberante vejetación de pinos pone adecuado fondo a esta decoración admirable y, entre las dos murallas descritas, se desliza mansamente el mar que lame las orillas con caricia de afrodisiaco ensueño.

Fondeamos en el puerto junto a uno de sus muelles y saltamos a tierra con la ansiedad de quien se encuentra entumecido por la falta de ejercicio en la estrechez de un recinto obligado.

Vigo es .una población con categoría. de ciudad distinguida. Sus alrededores son interesantes. Pueblo cimentado en un terreno inclinado, desde su parte más alta se divisa siempre la ría majestuosa. ¡Magnifico anfiteatro donde la contemplación del mar es una rara asociación de obligación y de deleite!.

Permanecemos aquí dos días; al siguiente de nuestra llegada los soldados canarios desfilan por las calles de la población; el entusiasmo es delirante. ¡Vivan los canarios valientes!. ¡Vivan los Soldados canarios! Veo a. Victor Mendiola que se limpia las lágrimas; yo hago algunos esfuerzos para contenerlas.

Aquella misma tarde cojemos el tren que ha de conducir a nuestros soldados a · Valladolid para desde allí dirijirse a Sigüenza; y a Mendiola y a mí, a Astorga de donde seguiremos viaje a Salamanca.

Durante el viaje en tren, pesado e Incómodo, charlamos y hacemos comentarios en relación con las estaciones que vamos encontrando; en todas nos aplauden y nos dan vivas; pañuelos y manos en alto se empeñan en hacernos llegar su emocional saludo.

Todo este paisaje gallego que vamos recorriendo es extraordinariamente grato; de tal profusión de verdura que parece como si la tierra se esforzara en demostrar la fecundidad de su bendita entraña. El rio Miño serpentea por la arboleda y ora corre Impetuoso entre montañas, ora se desliza suave por las márgenes planas de su cauce, ora se pierde en un recodo del camino y vuelve a aparecer como cinta de plata que juega con el tren al escondite.

Nos detenemos en Orense donde la tropa toma su comida; luego en Monforte de Lemus para comer los oficiales; más tarde, noche larga en el tren hasta las cuatro de la madrugada hora en que llegamos a Astorga. Aquí, despedida triste de nuestros compañeros. Lo hacemos con dolor y con cariño; vamos a distintos puntos a defender la misma causa. ¡Suerte, mucha suerte! ¡Viva España!.

Esperamos en la Estación de Astorga a que se forme el tren que sale para Salamanca; dos horas a pié firme y con un frío más que regular; todo en la Estación está cerrado. Por fin el tren queda dispuesto y salimos para la vieja ciudad sede estudiantil en los tiempos de la España grande. Atrás dejamos a Zamora con los restos históricos de sus murallones de plaza fuerte; y, a poco, llegamos a la noble capital residencia hoy del Caudillo español.

Salamanca fué una ciudad tranquila, casi lo que se suele llamar aburrida, en expresión de quienes solo gozan con el placer material; hoy su población se ha triplicado y como residencia de Organismos Oficiales está alegre y bulliciosa; hay mucha gente en las calles y un profuso circular de coches que entran y salen por motivos, de la guerra.

¡Admirable ciudad Salamanca para quien disfrute con la contemplación espiritual y, sienta el recuerdo latente de grandezas pasadas! Alguien ha dicho que esta población tiene color de león y así es en efecto; un tinte amarillo de oro viejo dá a la ciudad su pátina característica, reveladora de su augusta longevidad. Genuinamente española e histórica conserva entre sus sillares carcomidos el alma profundamente suave y serenamente erguida de fray Luis de León. «Como decíamos ayer … » Y Salamanca es eso, continuidad, ayer; pero ayer bello, ayer noble, ayer señorial, sabio y romántico; la condensación de la Raza hecha piedra para que no pudiera ser falsificada.

Recorremos rápidamente sus lugares más celebrados; la Catedral ante cuyos pórticos permanecemos como en éstasis, contemplando sus formidables relieves; la Gleresia, la Casa de las Conchas, el Palacio de·Monterrey, la Iglesia de San Esteban y la Plaza· Mayor. ¡La Plaza Mayor! Esta no admite ningún comentario; es menester verla para poder comprender todo su carácter y saborear toda su belleza; la hemos admirado en noche de luna, apagadas las luces de la población, y algo fantástico y estraordinariamente evocador nos ha convertido en carne viva una época que solo conocíamos a través de la Historia.

¡ Salamanca, magnífica ciudad de serenas recordaciones; he de abandonarte para cumplir un deber apremiante y sagrado; tu sello característico, de vieja Capital española me ha entusiasmatico de vieja Capital española me ha entusiasmado y te prometo, Dios mediante, visitarte de nuevo!

Cumplida la misión que a esta ciudad me trajo, que era realizar el honroso encargo de entregar al Generalísimo el nombramiento de Presidente de Honor del «Gabinete Literario» de Las Palmas, Sociedad que me distingue con su Presidencia efectiva y que quiso aprovechar mi viaje a la Península para que fuese yo el portador de su feliz acuerdo, vuelvo a desandar parte del camino que había recorrido otra vez a Astorga, después a Lugo y de Lugo a Grado, fin de mi viaje y lugar, por ahora, de mí estancia hasta que Dios o España dispongan otra cosa.

Cfr.:

ESTAMPAS DE LA GUERRA.- Páginas 11 a 15.- Autor: Francisco de Armas, Capitán Médico ex director del Hospital de Grado.-1937.- II Año Triunfal.- Editorial Canaria S.A. Las Palmas.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

COMENTARIO DEL TRANSCRIPTOR

Ha llegado a mis manos este librito, del cual he entresacado algunos capítulos.

En mi opinión este libro, escrito y publicado en pleno fragor de guerra, es un ejemplo de la literatura bélica y belicista, sectaria y panfletaria, que se prodigó durante la cruenta Guerra Civil Española de 1936 a 1939.

Me ha estremecido leer un texto tan enaltecedor de la guerra.

Queda como testimonio de aquellos lúgubres tiempos.

Siguiendo mi habitual constumbre, he asumido la ardua tarea de procurar transcribirlo literalmente, conservando los disparates gramaticales y tipográficos del original.