LAS BANDERAS DE NELSON Y EL CURA ENCARGADO DE LA CONCEPCIÓN


 

Excmo. Ayuntamiento.

Sesión del día 27 de Mayo de 1936

Testimonio.

«Se dio lectura a un escrito que suscribe el Cura encargado de la Iglesia de la Concepción, en el que expresa, con respecto a la orden que se le ha dado para que haga entrega de las banderas cogidas al Almirante Nelson, que no tiene inconveniente en efectuar la misma, por cuanto acata la autoridad constituida y las resoluciones que de la misma emane pero como quiera que juzga que esos atributos no pertenecen a la Iglesia, sino al Estado, de acuerdo con lo que previene la Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas, en concordancia con los artículos 26 y 27 de la Constitución, ha de hacer observar que para los efectos debidos la entrega debe efectuarse con todas las formalidades y garantías necesarias, por lo que ruega que la misma se haga por medio de acta notarial, en que, se haga constar las observaciones pertinentes, máxime cuando públicamente se ha hablado del deterioro que se hace a esas banderas, por corta de trozos para la venta.

El Sr. [Francisco] González F. Trujillo hace uso de la  palabra y dice que es de lamentar, sin que ello lo digo con animo de censurar a nadie, que se haya participado a ese Cura Encargado de la Concepción, no solo el acuerdo recaído de reclamar las banderas aludidas, sino que además se le ha pasado copia literal del testimonio correspondiente, causa por la que dicho señor ha contestado en forma que destila hielo.

Seguidamente comenta el mencionado escrito, extrañándose de que en el comienzo del mismo se diga que se acata a la autoridad y párrafos mas abajo se diga que si hace la entrega es por la forma conminatoria en que se le pide, lo que da a entender que no hace la entrega acatando a la autoridad, sino por la forma en que esta le reclama los trofeos, y para salvaguardarse de no sabe que supuestas responsabilidades pide la designación de un Notario.

Propone que se designen 4 señores Concejales, pues no cree que hagan falta más formalidades, que se hagan cargo de las banderas, y los cuales deben tener buen cuidado que en el acta de entrega no aparezca como que las mismas son entregadas por merced de un acto de violencia.

Lamenta que su ofrecimiento personal para ir a buscar dichas banderas, hecho en la sesión anterior, se haya tomado como que él se ofrecía a hacerlo violentamente, y por eso espera que a esos cuatro concejales de la Comisión no se les vaya a tomar como los 4 jinetes de la Apocalipsis, sino de personas que correctamente van a hacerse cargo de objetos de la pertenencia municipal.

En cuanto a la intervención notarial estima, que si el Cura la cree indispensable, debe él sufragar los gastos que tal ocasione.

El Sr. [Francisco] Palacios [Gutiérrez]  cree que así como el Cura pone condiciones para la entrega, se debe aceptar de la misma manera en que fueron entregadas en el momento en que ellos mandaban en España.

El Sr. [Gregorio] Cubas [Arbelo] {Izquierda Republicana}  estima que el Notario debe ser pagado por el Cura, si lo desea.

Propone que en vez de una Comisión sean todos los Concejales los que vayan a hacerse cargo de esos trofeos.

El Sr. [Francisco] Palacios [Gutiérrez]  dice que a ese acto debe dársele solemnidad, debiendo concurrir la Banda Municipal, Guardia Municipal y la Corporación.

El Sr. [Pedro] García Cabrera  considera que se debe nombrar una Comisión, a la que acompañaría el Sr. Secretario, siendo con ello bastante para hacerse cargo de estos objetos. En cuanto a la asistencia del Notario no le parece mal que vaya a la Iglesia, para que dé fe de las reuniones fascistas que en la misma se celebran, alentadas por quien quiso suplantar a la autoridad civil.

El Sr. [Cándido] Reverón [González] manifiesta que por los términos expresados parece que se trata de la preparación de una guerra; siendo así que no hay tal cosa, cuando se haya  dispuesto el Cura aludido a hacer la entrega. En cuanto al acta notarial no le parece mal que la exija dicho señor, porque ella servirá de garantía al mismo para justificar las causas por las que las entregó.

Sigue diciendo que como la ley determina que esos objetos son de la propiedad del Estado, antes de proceder se debería informar por el Sr. Secretario, acerca de si el Ayuntamiento con este acto incurre en responsabilidad.

El Sr. [Francisco] González [F.] Trujillo dice que el espíritu de la Constitución como el de los que la confeccionaron solo se refiere a las joyas, para evitar que fueran exportadas al extranjero; pero no cree que aquellos pensasen en que en una Iglesia pudieran haber banderas y trofeos de guerra. En cuanto al temor de adquirir responsabilidad expuesto por el Sr. [Cándido] Reverón González, debe desecharlo, pues mal irá a perseguir la república a auténticos republicanos, por acto como el que van a realizar.

El Sr. Alcalde [José Carlos Schwartz Hernández] considera que el procedimiento para hacerse cargo de esas enseñas es el de nombrar «la Comisión pedida la que estaría ayudada por el Sr. Secretario de la Corporación y por el Di­rector del Museo. En cuanto a la designación de Notario, debe dejarse a la iniciativa del Sr. Cura, y por lo tanto si asiste al acto debe ser por cuenta de aquel.

El infrascrito hace constar que no puede dar fe, por razón de su cargo, en actos fuera del Ayuntamiento, y que no se relacionen con documentos municipales; y hecha la advertencia expuso que en calidad de acompañante no tenía inconveniente en asistir con la Comisión, al acto de referencia.

Y en cuanto a las formalidades con que quiera revestir dicho señor Cura el acto, estima que no se le pueden evitar.

Se procede al nombramiento de la Comisión, designándose por la minoría socialista, al Sr. [Nicolás] Mingorance [Pérez], por la Comunista, al Sr. Macías [Fuerte] y por Izquierda Republicana, al Sr. González y F. Trujillo.

En Sr. [Cándido] Reverón [González] en nombre de Unión republicana dice que ésta no designa representante hasta tanto que se  informe por el Letrado de la Corporación si es legal o no el acto que se va a efectuar.

El Sr. [Francisco] González y F. Trujillo, dice que el acuerdo de incautación o petición de esas banderas fue adoptado por unanimidad, y que por consiguiente si existe responsabilidad, será para todo el Ayuntamiento.

El Sr. [José] González Cabrera estima que la inhibición de la minoría de Unión Republicana, viene a equivaler casi tanto como un voto de censura a los demás partidos, al considerar que el acto que se proyecta es ilegal e injusto.

El Sr. [Cándido] Reverón [González] {Unión Republicana}  manifiesta que ellos tienen el criterio que las banderas deben estar en el Museo, y acata todos los acuerdos adoptados en relación a este asunto; pero que el temor que, siente ellos es el de que hoy día esos objetos no son de pertenencia de la Iglesia y no del Estado, y que a lo mejor éste exige responsabilidades.

El Sr. [José] González Cabrera advierte que su posición no lo adopta como demagogo, pero considera que el Estado no les podrá exigir responsabilidades, ya que nada de particular se va a hacer con esos objetos, como no sea conservarlos en el Museo, en donde estarán bien.

Cree que lo más que podrá ocurrir es que el Estado reclame esos trofeos, por ser de carácter nacional, en cuyo caso todo consistiría, en hacerle entrega al mismo de esas banderas.

Termina diciendo que todas las minorías deben marchar de acuerdo en este asunto.

El Sr. González F. Trujillo estima que ya es hora de que se produzcan con franqueza, y cita como que en la reunión previa de señores Concejales todas las minorías estuvieron conforme en ese asunto, incluso Unión Republicana que dio su asenso por boca del  Sr. Alonso.

El Sr. [Cándido] Reverón [González] {Unión Republicana}  manifiesta que aun en ese caso no están dispuestos a ir contra la legalidad, puesto que ello equivaldría hacerse cargo de unos objetos de la pertenencia del Estado.

El Sr. [Manuel] Guadalupe cree que no se debe perder una hora en un debate como este, por haber asuntos más importantes que resolver.

El Sr. [Luis] Álvarez Ñañez {socialista} dice que la minoría socialista acepta toda la responsabilidad del acto que se va a efectuar.

El Sr. Secretario advierte que los objetos son dos banderas inglesas y dos españolas, y tres lanzas.

El Sr. [Francisco] Palacios {socialista} insiste en que a este acto se le debe dar realce por lo que estima que al mismo debe asistir la Banda Municipal, la Guardia Municipal, la Corporación y el pueblo, porque fue a éste a quien le costó la sangre al adueñarse de esas banderas.

El Sr. [Gregorio] Cubas [Arbelo] {Izquierda Republicana} se adhiere a esas manifestaciones.

El Sr. [Cándido] Reverón [González] {Unión Republicana} por último accede a designar representante por Unión Republicana, dando el nombre del Sr. [Juan] Alonso [de Armas] {Unión Republicana}.

Por ultimo S.E. acordó designar la Comisión compuesta por los Sres. Macías [Fuerte], [Nicolás] Mingorance [Pérez], [Francisco] González y F. Trujillo y [Juan] Alonso [de Armas], asistida de los señores Secretario y Director del Museo, la que se hará cargo de los objetos de referencia el Sábado, próximo, día 30 del actual, a las 4 de la tarde, a cuyo efecto se notificará al Cura de la Iglesia de la Concepción; y participar a éste que, caso de desear la presencia de un Notario, debe ser requerido por él y satisfacer por su cuenta los gastos que éste ocasione. Dicha Comisión actuará con los miembros que concurran.

El Secretario,

 

Sec.4ª. I. Pública.

Cúmplase.

El Alcalde,

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ


1.-

Nacido el 5 de enero de 1895

Natural de La Orotava (Tenerife).

Empadronado en La Orotava desde 1904 a 1924, año en que traslada su residencia al Puerto de La Cruz.

Profesión declarada en padrón municipal: contable.

También daba clases, actuando como maestro sin título oficial.

2.-

En 1921 INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ es Secretario del Centro Instructivo Obrero de La Orotava, en el cual LUCIO ILLADA QUINTERO desempeñaba el cargo de Contador.

El 1º de mayo de 1921 es celebrado en el Puerto de La Cruz, asistiendo junto a los afiliados de la Federación Obrera del Valle de la Orotava, los de la Federación Obrera de La Laguna.

En el mitin intervinieron LUÍS RODRÍGUEZ FIGUEROA, T. HERNÁNDEZ, MANUEL GONZÁLEZ PÉREZ, LUCIO ILLADA QUINTERO, INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, y una mujer: ISABEL GONZÁLEZ, que sería famosa con su seudónimo literario AZUCENA ROJA.

3.-

En enero de 1922, se unifican la Agrupación Socialista y la Juventud socialista del Puerto de la Cruz, bajo la presidencia de AURELIO PERDIGÓN MÉNDEZ, (casado con Isabel González «Azucena Roja»)

La Federación Obrera del Puerto de la Cruz decide presentar una candidatura de siete componentes a las elecciones municipales de 1922.

En virtud de la aplicación del artículo 29 de la Ley Electoral, al ser la única candidatura presentada, resultó proclamada, sin que fuera necesaria votación electoral.

El 4 de abril de 1922 se constituye el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, siendo elegido alcalde MARTÍN PÉREZ TRUJILLO.

En el mitin de 1º de mayo de ese año 1922, celebrado en La Orotava, organizado por el Centro Instructivo Obrero, intervienen INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, LUÍS RODRÍGUEZ FIGUEROA, BENIGNO MASCAREÑO y FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ.

4.-

En 1931 INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ contrae matrimonio con JUANA GALLOWAY RUIZ, en la parroquia de Nª Sª de la Peña de Francia., del Puerto de la Cruz.

5.-

El 14 de abril de 1931 es proclamada la Segunda República Española.

En diciembre de 1931, en el Hotel Santa Catalina de la ciudad de Las Palmas, en Gran Canaria, se celebra el Congreso Regional Obrero.

Entre los asistentes procedentes de Tenerife se encuentra INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ por el Puerto de La Cruz y LUCIO ILLADA QUINTERO de la Orotava.

En 1932 se constituye la Federación Insular Socialista, presidida por AUGUSTO CUEVAS PINTO, presidente simultáneo de la Federación Obrera y la Agrupación Socialista de Garachico.

Formando parte de la dirección de esta Federación Insular Socialista, también estaban:

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, por el Puerto de la Cruz,

LUCIO ILLADA QUINTERO por la Orotava

y PEDRO GARCÍA CABRERA por Santa Cruz.

6.-

En 1935, el matrimonio SOSA-GALLOWAY tiene una hija, a la que imponen el nombre de CARMEN SOSA GALLOWAY.

El 17 de julio de 1936, en Melilla, se inicia la sublevación militar contra la República, en el seno del Ejército de África.

El 18 de julio de 1936 se suman a la sublevación las guarniciones de Canarias con éxito, y también muchas guarniciones peninsulares.

Ha comenzado la guerra fratricida.

7.-

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ tiene 41 años.

Ingresado en la Prisión Militar Flotante de Tenerife.

En agosto de 1936 es trasladado al Sahara, destacamento de la Agüera o Güera.

Inocencio Sosa Hernández es acusado de los delitos de Excitación a la rebelión y Reunión Ilegal.

Causa 58/36 [ATMTQ 7121-224-4].

Consejo de Guerra Ordinario celebrado el 22 de febrero de 1937, en la plaza de Santa Cruz de Tenerife.

Condenado a 11 años, 8 meses y un día, de los cuales 10 años son de prisión mayor por el primer delito, Excitación a la rebelión.

En el Libro de Registro de Causas del Tribunal Militar Territorial Quinto, figura esta anotación:

8.-

En la

RECTIFICACIÓN ANUAL DEL PADRÓN DE HABITANTES CORRESPONDIENTE AL AÑO de1937,

dentro de la

Sección XIII, Sexto Distrito,

se recogen las

ALTAS como domiciliados de los Varones Transeúntes con residencia transitoria en esta, menos de seis meses desde el 1º de enero al día 31 de diciembre de 1937.

Dicha Rectificación está fechada en Santa Cruz de Tenerife el 25 de marzo de 1938, siendo avalada por la firma del Secretario Municipal HIPÓLITO FUMAGALLO MEDINA, y el Vº Bº del Alcalde EUSEBIO RAMOS

En el último folio de esta sección figura anotado INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, del cual se hacen constar estos datos:

Nombre y apellidos Inocencio Sosa Hernández
Fecha de nacimiento 5 Enero 1895
Naturaleza

Pueblo

Provincia

 

Orotava

Tfe.

Estado C
Profesión Panadero
Tiempo de residencia 15 meses
Calle o sitio en que habita Prisión M Flotante
¿Sabe leer? Si
¿Sabe escribir? Si

 

En otros documentos militares, se hace constar que INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ era de profesión contable.

En la línea siguiente del Padrón figura JOSÉ SIERRA RAMOS de profesión contable.

Todo indica que debe haber un error de anotación, bien del agente censal, o del funcionario que transcribió las anotaciones de dicho agente al libro del Padrón.

9.-

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ estuvo en el penal de Gando, después de finalizada la guerra fratricida.

La hija CARMEN, nacida en 1935, recordando algo recibido mediante transmisión oral de una tía hermana de su madre, manifiesta que su padre había sido detenido al principio de la guerra civil. Que estuvo en la Prisión de Fyffes, y en las prisiones flotantes. Que en cierto momento se le dio por fallecido (por lo visto al confundirlo con algún primo suyo).

Que posteriormente, cuando ella tenía entre 5 y 6 años, con su tía y su madre estuvo visitando a su padre, en la prisión de Gando, en Gran Canaria. Este es el único recuerdo que conserva de haber visto a su padre INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ.

 

Asimismo recuerda que cuando se hablaba de su padre, también era mencionada un pariente suyo (primo por lo visto), llamado FLORENCIO SOSA.

Debe referirse a FLORENCIO SOSA ACEVEDO, el socialista devenido posteriormente en comunista, que resultaría elegido diputado en las elecciones de febrero de 1936, dentro de la candidatura ganadora del Frente Popular.

Como consecuencia del infortunio familiar padecido por la guerra civil, la hija quedaría alejada del contacto familiar con los parientes de su padre.

10.-

En la caja 6613 el AIMC he encontrado un documento en el cual David Galloway Ruiz, Alférez Honorario, declara que en el transcurso del Glorioso Alzamiento Nacional, prestó cuantos servicios le fueron ordenados poniendo en ello el más cálido de sus entusiasmos por la Causa y mejor voluntad al servicio de los altos intereses de la Patria y del Ejército.

Su jefe inmediato informa que dicho oficial en todo tiempo puso a contribución gran voluntad, reconocido entusiasmo por la Causa y ejemplar espíritu de disciplina y subordinación,

En este documento, tanto la declaración como el Informe están fechados en Santa Cruz de Tenerife, 29 de de Octubre de 1939.- Año de la Victoria.

11.-

El 22 de junio de 1938, la Comisión Provincial de Incautación de Bienes dictamina que es responsable civil de CIEN MIL PESETAS, que satisfará con sus bienes si los hubiere o cuando se les encontraren.

¿Como podía este modesto trabajador hacer frente al pago de tamaña cantidad?

 

¡CIEN MIL PESETAS DE 1938!

12.-

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, enfermo de tuberculosis, es puesto en libertad provisional el 11 de octubre de 1941.

Cuando retornó a la Orotava, quiso recuperar a su hija única Mª DEL CARMEN SOSA GALLOWAY.

Acudió a casa de Don José Dorta, padre del maestro JUAN DORTA, con el cual había rehecho su vida la presunta viuda JUANA GALLOWAY.

Don José Dorta le informó que su hija CARMITA estaba en perfecto estado, y muy bien cuidada por su madre Juana y Juan.

Era una situación delicadísima, porque en aquellos tiempos tal comportamiento era objeto de censura moral y social.

Una de las tantas consecuencias nefastas de la guerra.

Mujeres forzosamente abandonadas, sin noticias de sus esposos, desamparadas, con o sin hijos, hubieron de buscar amparo en brazos de otros hombres, o fueron víctimas sexuales propiciatorias de otros hombres que se aprovecharon de la necesidad para satisfacer sus apetitos.

En nuestra lengua canaria existían términos despectivos para calificar esas situaciones: arrimados, querindangos, acotejados, etc.

El caso de Juan y Juana, fue un caso de amor sobrevenido, constituyendo una pareja sólida y consolidada, que sería legalizada después del 21 de marzo de 1949, proporcionando un lugar confortable a la niña Carmita.

Con el tiempo CARMEN SOSA GALLOWAY, conocida en La Palma por sus amigos y conocidos como CARMITA DORTA GALLOWAY, se casaría con MIGUEL CADENAS DE LLANO Y AGUILAR-TABLADA, viviendo en La Laguna (Tenerife).

INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ falleció en La Orotava el 21 de marzo de 1949, en la casa del número 24 de la antigua calle de La Hoya, vía conocida hoy como Hermano Apolinar.

 

13.-

El 30 de octubre de 1984 el Ayuntamiento de La Orotava decidió sobre una terna de nombres presentada para denominar a dos Colegios Públicos de la Villa.

La terna estaba constituida por Sabino Berthelot, Leoncio Estévez Luís e INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ.

LEONCIO ESTÉVEZ LUÍS sería asignado al Centro Público de la zona de La Florida.

El nombre de INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ fue impuesto al Centro Público del barrio de San Antonio.

14.-

Del Archivo Municipal de La Orotava es esta comunicación:

 

Que en los Padrones de Habitantes Inocencio Sosa Hernández aparece en el período de 1904-1924 y de 1941-1949. Naciendo a finales del siglo XIX y falleciendo en 1949. El domicilio es C/ Hermano Apolinar, nº 27 (Antigua Calle la Hoya) donde según tradición oral ejerció como maestro sin titulación, apareciendo como profesión en los Padrones de Habitantes la de contable.

 

En la serie de las Actas del Pleno, en la sesión ordinaria celebrada el veinticinco de agosto de 1981 se adoptó , el siguiente acuerdo:

«Ante la inminente apertura del nuevo Centro escolar ubicado en el barrio de San Antonio para el próximo curso escolar 1.981-82, la presidencia de dicha Comisión expone la necesidad de proceder a la propuesta de denominación de este nuevo Centro, sugiriendo a tal efecto el nombre del ilustre investigador Sabino Berthelot. Por su parte Doña Cristina Quirina Hernández Díaz, propone que el nuevo Centro lleve el nombre de Leoncio Estevez Luis, en atención a la gran labor cultural desarrollada en esta localidad por este afamado orotavense, y Doña Carmen Delgado Expósito, sugiere asimismo el nombre de Don Inocencio Sosa Hernández, en reconocimiento del gran esfuerzo que realizó en pro de la educación. A la vista de estas dos ultimas propuestas, la Presidencia retira la sugerencia efectuada por la misma; acordando la Comisión finalmente proponer al Excmo. Ayuntamiento Pleno la adopción de acuerdo para denominar el nuevo Centro de San Antonio, bien con el nombre de «LEONCIO ESTEVEZ LUIS» o «INOCENCIO SOSA HERNANDEZ».

Abierto el turno de intervenciones por Don Vicente Miranda Hernández, se propone que sea elegido el nombre de LEONCIO ESTEVEZ LUIS, por Don Domingo Dominguez se manifiesta que si se pudieran escoger los dos nombres propuestos para el citado Centro quizas sería lo más conveniente, porque ambos fueron importantes hombres de la cultura de La Orotava.

Por Don Rafael Hernández Correa, se manifiesta que LEONCIO ESTEVEZ LUIS, hizo más por la Orotava que INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ, pues aunque ambos eran hombres de valía el segundo se marchó pronto a residicir al Puerto de la Cruz y no desarrollo tanta labor en beneficio de La Orotava.

Por Don Juan Goméz, se manifiesta que como habrán otros colegios se puede poner un nombre al que se trata y reservar el otro para el otro colegio.

Por Don Juan Acosta Rivero, en nombre de su grupo dice que le hubiere agradado más que se hubiera propuesto un solo candidato y que votar a nombre de DON LEONCIO ESTEVEZ LUIS, acordandose en definitiva dar a dicho colegio el nombre de LEONCIO ESTEVEZ LUIS, y tener en cuenta para una próxima ocasión el nombre de INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ.

 

Posteriorme en sesión del pleno de 30 de octubre de 1984 se aprueba la siguiente propuesta:

 

Visto los escritos que remiten los Sres. Directores de Los Colegio de San Antonio y La Florida, transcribiendo sendos acuerdos del Consejo de Dirección de los expresados Centros Docentes, favorables a la denominación propuesta por este Ayuntamiento en el sentido de denominar al Colegio de la Florida «LEONCIO ESTEVEZ LUIS»  y al de San Antonio «INOCENCIO SOSA HERNÁNDEZ»,y oídas las aclaraciones respecto a los orígenes de ambas denominaciones que formula el Sr. Presidente de dicha Comisión Don Vicente Miranda Hernández, se acordó por unanimidad de conformidad con la citada propuesta, aprobar las referida denominaciones para los citados Centros Escolares, y que en adelante, y a propuesta de la Presidencia, sea la Comisión de Cultura y Deportes la que inicie tales expedientes.»

 

Para cualquier otra información o si quiere consultar la documentación original puede pasar por el Archivo Municipal situado en la C/ San Sebastián, nº1 de 8.30 a 14.00 h.

 

FÉLIX SOSA HERNÁNDEZ

 

Hermano de INOCENCIO SOSA HERNANDEZ, fue uno de los huidos del Sahara, a bordo del vapor “Viera y Clavijo”.

 

Pasado a la zona republicana, luchó en la guerra defendiendo a la República, contra la agresión franquista.

Una vez perdida la guerra, encontró refugio en casa de una familia catalana.

Enamorado de la hija de esta familia se casó con ella.

Vivieron en Francia, participando con la resistencia francesa contra el nazismo.

FÉLIX SOSA HERNÁNDEZ regresaría a Tenerife, donde tuvo ocasión de conocer a su sobrina CARMITA SOSA GALLOWAY, la hija que JUANA GALLOWAY había tenido con su hermano INOCENCIO, visitándola en La Laguna donde vivía casada con MIGUEL CADENAS DE LLANO Y AGUILAR-TABLADA.

Posteriormente, con ocasión del fallecimiento de su otro hermano soltero, ANTONIO, acaecido en ¿La Orotava?, volvería a visitar a su sobrina, CARMITA SOSA GALLOWAY, la cual había sido instituida como partícipe legal en la herencia de ANTONIO, cesando tantos años de desencuentro familiar.

Esta participación en la herencia tenía una restricción impuesta.

La mader de CARMITA, JUANA GALLOWAY y su esposo Juan Dorta jabído expresamente excluidos de la herencia de ANTONIO SOSA HERNÁNDEZ.

Como se decía en aquellos tiempos, JUANA Y JUAN no podían ver ni un céntimo, de la herencia de ANTONIO SOSA.

Pues bien, CARMITA SOSA GALLOWAY, la hija de INOCENCIO y JUANA, hubo de dejar todo el asunto de su herencia parafernal en manos de su esposo MIGUEL CADENAS DE LLANO Y AGUILAR-TABLADA.

Y este hizo un buen uso de la misma para ambos.

Con lo recibido de la herencia de la esposa, compró un coche marca Mercedes, y se llevó con ellos, a JUANA GALLOWAY y JUAN DORTA, a la Península, donde los paseó en el cochazo por Andalucía.

 

* * * * *

 

Como es una parte ignorada, o poco divulgada, de nuestra historia relativamente reciente, conviene recordar que en aquella oscura etapa de nuestra Historia, durante la dictadura franquista, se continuaba manteniendo toda la legislación sojuzgadora de la mujer.

Hasta el punto, que la propia herencia parafernal de la esposa, quedaba bajo la potestad y dominio del marido.

Las mujeres casadas no podían firmar ningún documento sin autorización expresa del esposo, dueño y señor.

Yo personalmente doy testimonio personal de ello.

A principios de la década de los años setenta, mi amada MARILOLA y yo, que estabamos casados desde el 29 de junio de 1968,  abrimos una cuenta corriente en la Caja de Ahorros tinerfeña.

Firmé yo, firmó mi mujer, y a continuación, hube de volver a firmar yo, para hacer constar que permitía firmar a mi esposa.

Como mujer casada, mi amada MARILOLA no tenía capacidad legal para firmar un contrato, sin permiso expreso de su marido.

Aberrante.

No hace mucho, he visto a Cristina Almeida dar testimonio de esta inicua situación de la mujer en España.

Contó Cristina, que ejerciendo como abogada, había presentado una denuncia en un juzgado.

Cuando el funcionario que le tomó la denuncia, supo que ella era casada, se negó a recibir la denuncia, alegando que debía ser firmada por su marido, o acreditar que tenía autorización fehaciente del marido, sin tomar en consideración que la abogada colegiada, en ejercicio de su profesión, que llevaba el caso, era Cristina.

No hace tanto tiempo de ésto.

* * * * * * * * * * * *

ADDENDUM

TABLA RESUMEN DE LA SENTENCIA DE LA CAUSA 58 DE 1936

1 «EL MANINES» EULOGIO Atención de autoridad judicial
2 «EL PERDIDO» GUNDEMARO GONZÁLEZ Atención de autoridad judicial
3 ALVAREZ REAL, JUAN 6 AÑOS 1 DIA
4 ÁLVAREZ REAL, OLEGARIO 1 AÑO 8 MESES
5 CARRILLO HERNANDEZ, ALFONSO 8 AÑOS + 3 MESES
6 CURBELO DÍAZ, EDUARDO 1 AÑO 8 MESES
7 DOMINGO GÓMEZ EL TRISCO 3 MESES y atención de autoridad judicial
8 GARCIA BARRERA, PEDRO 6 AÑOS 1 DIA
9 GÓMEZ DÍAZ, DOMINGO 3 MESES
10 HERNÁNDEZ BENÍTEZ, MELESIO 8 AÑOS
11 HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, DOMINGO 9 AÑOS + 3 MESES
12 HERNANDEZ LLANOS, MANUEL 9 AÑOS + 3 MESES
13 JIMENEZ MARTÍN, FRANCISCO 6 AÑOS 1 DIA
14 JUAN «EL ESPOLIN» Atención de autoridad judicial.
15 PÉREZ GONZÁLEZ, MIGUEL ABSUELTO
16 PÉREZ HERNANDEZ, ANTONIO 1 AÑO 8 MESES
17 PÉREZ PÉREZ, PIO 8 AÑOS
18 REAL MÉNDEZ, FAUSTINO 1 AÑO 8 MESES
19 RODRÍGUEZ BARRETO, JOSÉ 8 AÑOS + 3 MESES
20 SÁNCHEZ ESPINO, JULIO 3 MESES
21 SÁNCHEZ MARTIL, PLÁCIDO 1 AÑO 8 MESES
22 SANCHEZ SANTANA, FRANCISCO 6 AÑOS 1 DIA + 3 MESES
23 SOSA HERNÁNDEZ, INOCENCIO 10 AÑOS + 1 AÑO 8 MESES
24 ZAMORA CABRERA, JUAN ABSUELTO

TOCANDO CAMPANAS


El registro de la sesión plenaria municipal del 25 de marzo de 1936 comienza en el folio 30 y termina en el folio 47 vuelto, del libro de Actas identificado con el número 29 en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

Este libro se inicia el 11 de marzo de 1936 y acaba el 27 de mayo de ese mismo año, conteniendo 200 folios numerados.

El texto del acta de esta sesión, de fecha 25 de marzo de 1936, comienza al inicio del folio 30, con este tenor:

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la provincia de este nombre, a veintidós de abril de mil novecientos treinta y seis, se reunió el Excmo. Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de segunda convocatoria, previamente citado con arreglo a las vigentes, bajo la Presidencia del Sr. Alcalde Don José Carlos Schwartz y Hernández y con asistencia de los Sres. Concejales consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día, repartidos con la convocatoria.

Los Vocales consignados la margen eran:

 

1 Isabel González González Comunista
2 Álvaro Padrón Benítez Izquierda Republicana
3 Antonio Alberto del Castillo Comunista
4 Fernando Crespo Llorente  
5 Francisco González Fernández Trujillo  
6 Francisco Palacios Gutiérrez Socialista
7 Fulgencio Santaella Tuells  
8 Gabriel de las Fuentes Expósito Sindicalista
9 Gregorio Cubas Arbelo  
10 José González Cabrera Comunista]
11 José María Martín Díaz Izquierda Republicana
12 Juan Martínez de la Peña Unión Republicana
13 Luís Álvarez Nañez Socialista
14 Manuel Armas González Unión Republicana
15 Manuel Guadalupe Pérez Izquierda Republicana
16 Manuel Macías Fuerte  
17 Oscar Pestana Nóbrega Socialista]
18 Pedro García Cabrera Socialista]
19 Pedro Hernández Pérez Unión Republicana
20 Salvador Díaz Ferreira Unión Republicana]
21 Santiago Albertos Hernández [ Socialista]
22 Tomás de Armas Quintero  

 

Abierta la sesión a las dieciocho horas y diez minutos, el infrascrito Secretario dio lectura al acta de la anterior que fue aprobada sin discusión y por unanimidad.

En este momento se dio lectura a un oficio del Excmo Señor Gobernador Civil de la Provincia en el que participa que en virtud de sus facultades, ha designado a los Sres. Don Luís Alvarez Ñáñez, don Antonio Alberto del Castillo, don Gabriel de las Fuentes Expósito, don Manuel Armas González y don Alvaro Padrón Benitez, para ocupar las vacantes de concejales existentes es este Ayuntamiento.

S.E. acordó quedar enterado del mencionado escrito, y dar posesión de sus cargos a los Sres. designados, previas las formalidades reglamentarias.

 

A continuación fueron tratados y debatidos gran número de temas, ocupando bastante tiempo y espacio el asunto del arbitrio de tabacos, que debe ser objeto de análisis histórico en otro momento y lugar.

En el folio 46 vuelto leemos:

 

El Sr. [Francisco] Palacios [Gutiérrez] ruega que se vea la manera de suprimir el toque de las campanas de las Iglesias; imponiendo, si es preciso, cinco duros de multa por cada hora que toquen.

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

No resulta extraño el ruego del concejal socialista, FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ.

Formaba parte de la praxis de las izquierdas, luchar contra la clericaya, a la cual se consideraba opresora del pueblo, y arrimada a los poderosos y ricos.

Lo que si llama la atención es el deseo de multar y cobrar.

FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ.no indica el procedimiento mediante el cual se proponía controlar el tiempo durante el cual se producían los toques de las campanas de las iglesias.

En aquellos tiempos solían hacerse tres llamadas (primera, segunda y tercera), tocando las campanas, para avisar y convocar a los fieles católicos a misa.

Estos toques de campanas se hacían en la hora inmediata anterior a la fijada para la celebración de la misma, durando cada toque unos cinco minutos.

Lo cual suponía un tiempo de toques de campana, en torno al cuarto de hora, en aquella.

¿Qué estaba proponiendo el concejal socialista FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ?

¿Cobrar a los curas 25 pesetas por los tres toques previos a cada misa?

Y, si en dichos toques solamente se invertían quince minutos, ¿que les cobraría?

¿La cuarta parte de 25 pesetas = 6 pesetas y un real?

 * * * * *

 Del concejal socialista, FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ, apenas tengo datos

En la página 81 del tomo primero del Libro de Registro de Causas con Reos, del Archivo del Tribunal Militar Territorial Quinto, he visto una anotación del año 1921, en la cual se lee que el paisano FRANCISCO PALACIOS, es encartado en una causa por haber publicado un trabajo titulado «El Militarismo Rojo».

Tal causa fue iniciada en 16 de agosto de 1921, y finiquitada el 29 de noviembre del mismo año.

Ahora toca localizarla físicamente. Lo que no es fácil tarea.

 

De la rápida lectura de las actas municipales correspondientes al efímero periodo republicano del Frente Popular en Santa Cruz de Tenerife, se saca la impresión de que el concejal FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ tuvo una destacada actuación.

Así, FRANCISCO PALACIOS GUTIÉRREZ interviene, el 18 de marzo de 1936, en la sesión de constitución del nuevo Ayuntamiento del Frente Popular, que presidiría JOSÉ CARLOS SCHWARTZ HERNÁNDEZ hasta el 18 de julio de 1936,

Y siguió destacando por sus intervenciones en las sucesivas sesiones.

 

En la Rectificación del Padrón de Habitantes de Santa Cruz de Tenerife del año 1937, dentro del distrito sexto, están registrados unos habitantes de unas residencias muy especiales: las Prisiones Militares, donde estuvieron hacinados inocentes ciudadanos y campesinos.

 

El listado con los 355 registros de ese Padrón, puede ser consultado en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/09/06/355-presos-empadronados-en-1937/

 

Entre los registros de ese Padrón, he encontrado estos datos:

FRANCISCO PALACIO ANTÚNEZ

Nacido el 16 de septiembre de 1909

Edad 59 años

Natural de Villa Peza

Provincia de Soria

Estado: Viudo

Profesión: Mecánico

Calle o sitio en que habita: Fyffes Tfe.

Sabe leer: SI

Sabe escribir: SI

Ignoro si se trata de la misma persona.

Lo que si salta a la vista es que debía ser un tipo PELIGROSO, pues era Mecánico y sabía leer y escribir.

En esos tiempos, un obrero que supiera LEER Y ESCRIBIR debía ser considerado MUY PELIGROSO.

Los obreros con capacidad lectora y escritora eran temibles.

También figura en dicho Padrón el ínclito médico Fundador del Partido Socialista en Santa Cruz de Tenerife.

MANUEL BETHENCOURT DEL RÍO

Nacido el 6 de enero de 1880

Natural de Teror

Provincia: Gran Canaria

Estado: Casado

Profesión: Médico

Tiempo de residencia: Siempre

Calle o sitio en que habita: Prisión M. Flotante

Sabe leer: SI

Sabe escribir: SI

Por otro lado, he encontrado una referencia de prensa, sobre las elecciones municipales de febrero de 1920, en ‘La Gaceta de Tenerife :diario católico de información’ – Año X Número 2999 (09/02/1920).

 Por dicha referencia periodística podemos saber que en Santa Cruz de Tenerife, concurrieron a dichas elecciones municipales de 1920, al menos, tres candidatos socialistas, que según esa referencia de prensa, obtuvieron estos resultados:

PRIMER DISTRITO: TOSCAL

SECCIÓN:   Lavaderos        Almeida         TOTAL

Manuel Bethencourt del Río                  12              3       = 15

Pedro Pellús                                          9               3       = 12

Francisco Palacios                              9               3       = 12

SEXTO DISTRITO TOSCAL

SECCIÓN:                                    Cabo         Llanos

Manuel Bethencourt del Río          5              9      = 14

Como es obvio, con estos ínfimos resultados, aquellos primigenios candidatos socialistas, no obtuvieron acta de concejal en Santa Cruz de Tenerife.

Desde los orígenes, Santa Cruz de Tenerife no se ha caracterizado por su voto socialista.

En contraste, en el Puerto de La Cruz, los socialistas «barrieron» en las municipales de febrero de 1920, obteniendo 5 concejales por 2 de los albistas.

Con lo cual queda de manifiesto que el voto socialista tiene profundo arraigo en el Puerto de La Cruz.

* * * * *

 

LA SEGUNDA REPUBLICA EN SANTA CRUZ DE TENERIFE

Documentación adicional que asevera lo sucedido tras la proclamación de la Segunda República Española, en Santa Cruz de Tenerife, puede ser consultada en estos enlaces de Internet

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/09/03/las-elecciones-municipales-de-1931-2/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/06/22/la-dictadura-de-miguel-primo-de-rivera/

El contenido de este enlace se complementa con la documentación aflorada sobre los cambios de nombres de calles y plazas durante esa etapa republicana, de este otro enlace

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/03/11/imponiendo-nombres-a-las-calles-en-la-segunda-republica/

* * * * * * * * * * *

Apostilla momentánea:

Hoy han tocado las campanas en Cataluña.

CIUDADANO DE HONOR ALEJANDRO LERROUX


[Prosiguiendo la lectura del acta de la sesión plenaria municipal del jueves dieciocho de marzo de 1936]

  

[PEDRO GARCÍA CABRERA] se refiere a que hay un asunto que precisa tratar, puesto que él le impediría ocupar de nuevo sus escaños, por ser cuestión de dignidad, y el cual es el de revocar inmediatamente el nombramiento de Ciudadano de honor hecho a favor del Sr. Lerroux.

El Sr. [NICOLÁS Mingorance dice que en la sesión en que tomaron posesión los Concejales del Frente Popular primeramente designados, pidió el expediente de ese nombramiento; que examinado el mismo observó que la designación no era de hijo adoptivo, sino de Ciudadano de honor.

Dice que como el político don Alejandro Lerroux, fue el Jefe del Gobierno que reprimió la revolución de octubre y que como el Frente Popular está compuesto de fuerzas que participaron en aquella, dice que se debe revocar aquel acuerdo, puesto que ello fue producto de la política menuda que realizó el anterior Ayuntamiento y que el único fundamento fue una circular del ayuntamiento de Huelva, pidiendo la adopción de ese acuerdo.

Dice que está resolución se adoptó cuando el pueblo no podía manifestarse, razón por la que se pide que, no siendo del sentimiento popular, y por no tener personalidad para ello el Sr. Lerroux, se adopte el acuerdo que ha solicitado.

El Sr. Presidente dice que la propuesta está en el ánimo de todos, y S.E. acordó revocar el referido acuerdo de nombramiento de Ciudadano de honor de esta Ciudad, a favor del político indicado.

El Sr. González y F. Trujillo pide que como cuando se adoptó el acuerdo se le participó al Sr. Lerroux, se le participe ahora al propio interesado, la resolución que se acaba de adoptar.

S.E. así lo acordó.

El Sr. Crespo solicita que las sesiones comiencen a las seis de la tarde, para que puedan concurrir los señores que son empleados.

También así lo acordó S.E.

Por las razones alegadas por el Sr. García Cabrera, el Sr. Presidente pregunta si se acuerda suspender la sesión para continuarla en el día de mañana a las seis de la tarde, acordándolo así el Ayuntamiento.

 

 

[Con las firmas del Alcalde JOSÉ CARLOS SCHWARTZ HERNANDEZ y de 15 de los concejales presentes, acaba el acta, que es cerrada por la firma del casi sempiterno Secretario Municipal HIPÓLITO FUMAGALLO MEDINA]

ELIGIENDO TENIENTES DE ALCALDE DEL FRENTE POPULAR


[Continuación de la lectura del acta de la sesión plenaria municipal del jueves dieciocho de marzo de 1936]

 

La Presidencia anuncia que se va a proceder a la elección de los Sres. Que hayan de ocupar las Tenencias de Alcaldía que se encuentran vacantes por renuncias de los que los desempeñaban.

Al objeto de que se pongan de acuerdo los señores Concejales sobre la votación, se suspende la sesión por dos minutos.

Reanudada la misma, se `procede a realizar dicha votación, la cual dió el siguiente resultado:

Para 1er Teniente de Alcalde Don Juan Martinez de la Peña, con 19 votos y uno en blanco; para 2º Teniente, Don Jose María Martín Díaz con 19 votos uno en blanco y uno a favor de del Sr. Gonzalez y F. Trujillo; para 3er.Teniente, Don Juan Alonso de Armas , con 19 votos y dos en blanco; para 4º Teniente, Don Pedro Garcia Cabrera, con 19 votos dos en blanco y uno a favor de del Sr. Gonzalez y F. Trujillo; para 6º teniente, D. Santiago Alberto Hernandez, con 19 votos y dos en blanco; para 7º Teniente de Alcalde, Don Salvador Díaz Ferreira, con 20 votos y dos en blanco; y para 8º Teniente, don Manuel Guadalupe [Pérez], con veinte votos y uno en blanco.

En el momento de emitir su voto el Sr. [Moisés] Cova [Hernández], hace uso de la palabra el Sr. [Francisco] Rodríguez Guanche, quien dice que habiendo anunciado en la anterior sesión el Alcalde dimitido [FRANCISCO MARTÍNEZ VIERA] que la mayoría del Ayuntamiento renunciaría a sus cargos, pide que por dignidad y ser una aspiración del pueblo, dimita su cargo de concejal el Sr. [Moisés] Cova [Hernández].

Este le replica que renuncia a la Tenencia de Alcaldía, por ser un cargo que le había conferido el anterior Ayuntamiento; pero como su acta se la debe al pueblo que lo eligió y este le pide que siga en el ejercicio de sus funciones no puede dimitir.

El Sr. [Francisco] Rodríguez Guanche se da por conforme con la explicación dada.

La Presidencia en consecuencia de la votación obtenida por señores designados anteriormente, proclama para las Tenencias de alcaldía que se citan, a los señores que han obtenido la votación más alta anteriormente registrada.

El Sr. Presidente dice que no por deber, sino por una necesidad nacida de sus afectos, dá las gracias a los señores que le han elevado a la Alcaldía. Desde ella imprimirá a su gestión el mismo derrotero en los cargos desempeñados.

Cree no debe escapar a nadie que en esta interinidad que impone la convocatoria para elecciones municipales, escasa va a ser su labor, por lo que solo remarca en este momento la índole política del acto. Pues en los días subsiguientes al 16 de febrero en los que tuvieron que recoger el poder del medio de la calle, anunció desde los balcones de este Ayuntamiento que aquel acto no tenía otra significación sino la de que el pueblo de Tenerife había vuelto a ser dueño de la Casa del Pueblo, la que por tradiciones se había convertido en madriguera de inmoralidades. Aquel acto, fijo, fue solo la anticipación del hecho que plasma su realidad.

Ahora puede decirse que hay un Ayuntamiento auténticamente republicano, que ha de satisfacer las necesidades puesto que solo viene a interesarse en la administración honrada de la comunidad.

Poco podrán hacer, no obstante, se preparará la labor necesaria. Anuncia que ellos darán todas las facilidades y tienen la seguridad de que el pueblo sentirá la sensación de que existen hombres bien intencio0nados que administrarán sus intereses sin favoritismo ni compadrazgo, que fue el padrón de ignominia del anterior Ayuntamiento.

Afirma que estarán en el Ayuntamiento mientras tengan la confianza del pueblo y que se retiraran tan pronto aquella les falte.

Agrega que tiene sentido de responsabilidad y sabe que cuando el pueblo arrebata los mandatos conferidos, no puede estarse con dignidad ni un segundo en los puestos que se usufructuaran.

El Sr. [Pedro] Garcia Cabrera dice que sin necesidad de hacer manifestaciones políticas, debe decir que estamos a merced del pleamar de los movimientos de opinión, y que defenderán la misma trayectoria del Frente Popular.

Para realizar con interés el programa que se confeccione estarán juntos a los republicanos, pero el día, en que no pudieran continuar en esa actitud, seguirán en sus escaños como elementos de oposición.

Mientras tanto agrega, nuestro esfuerzo será el de elaborar en el programa común que se trace para salvar la debacle que pesa sobre el Ayuntamiento, preparando la gestión a la Corporación que les suceda.

Se refiere a que la economía municipal está rendida por lo que difícil será salir airosos, so pena que se siga un plan de restricciones para poder roer el hueso que les han dejado, ya que la pulpa se la llevaron los otros.

Como quiera que el orden del día es amplio y reconoce que los nuevos concejales designados, deben estudiar los asuntos que comprende, procede que se suspenda la sesión, continuándola en el día de mañana, para despachar estos asuntos y no dejar en suspenso la vida administrativa del Ayuntamiento.

JOSÉ-CARLOS SCHWARTZ ALCALDE ELECTO SIN UNANIMIDAD


 

El viernes 13 de marzo de 1936, desembarcó en Tenerife el nuevo Comandante Militar de las Islas Canarias, General de división FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

A su recepción asistió JOSÉ-CARLOS SCHWARTZ HERNÁNDEZ, Gobernador Civil Interino desde el domingo 21 de febrero hasta el sábado 14 de marzo de 1936.

* * * * * * * * * *

El acta de la sesión plenaria municipal del jueves dieciocho de marzo de 1936, se inicia en el folio 6º, del libro 29º.

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a dieciocho de marzo de mil novecientos treinta y seis, se reunió el Excmo Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de segunda convocatoria, previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones; bajo la Presidencia del Teniente de Alcalde don Moisés Cova Hernández y con asistencia de los señores Concejales consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el Orden del Día, repartidos con la convocatoria.

Abierta al sesión a las dieciocho y diez horas, fue leída el acta de la anterior que fue aprobada sin discusión y por unanimidad.

Acto seguido el Señor Presidente ordena que se dé lectura a las renuncias presentadas por los siguientes señores de sus cargos de Concejales:

Don Francisco Martínez Viera, Don Rafael J. Calzadilla y Dougour, Don Esteban Pérez Barrera, don Eladio Arroyo Herrera, Don Jerónimo Fernaud Martín, Don Alejandro Padrón Rodríguez, Don Isauro Alvarez Lopez, don José Izquierdo Izquierdo, Don Eulogio Reyes y Reyes, Don Sebastián Castro Díaz,. Este último había formulado su renuncia con anterioridad a este momento.

S.E. por unanimidad acordó aprobar dichas renuncias.

Seguidamente fue leído un oficio del Excmo. Señor Gobernador de la Provincia, – [MANUEL VÁZQUEZ MORO] -, por el que designa a los siguientes señores en calidad de Concejales interinos: Sra. Doña Isabel González y González, Don José Carlos Schwartz Hernández, Don José María Martín Díaz, Don Juan Martínez de la Peña, Don Juan Alonso de Armas, Don Cándido Reverón González, Don Pedro Hernández Pérez, Don Francisco Palacios [Gutiérrez], Don Santiago Alberto Hernández y don Gregorio Cubas Alberto.

Se procedió, con la formalidad de rigor, a dar posesión a los señores presentes de los que se han citado anteriormente. El Sr. Presidente advierte que habiendo renunciado el cargo de concejal, el Sr. Martinez Viera , quedaba vacante la Alcaldía y que en consecuencia procedía hacer la designación de Alcalde.

Se suspende la sesión, y una vez reanudada comienza dicha votación, la que da por resultado 19 votos a favor del Sr. Schwartz, 2 del Sr. García Cabrera y uno en blanco.

El Sr. Schwartz hace uso de la palabra para decir que habían venido al ayuntamiento los diferentes señores que forman el frente popular implicados en el movimiento izquierdista que había triunfado en las últimas elecciones, y con el compromiso de designarle por unanimidad para Alcalde de la población, y que ante ese acuerdo y pese a sus escrúpulos, no había tenido inconveniente en aceptar el cargo, siempre que para él fuese elegido por unanimidad, pues de otra forma no estaba dispuesto a aceptar. Como por el resultado de la votación obtenida se ha visto que el acuerdo ha sido infringido, se ve en la precisión de no aceptar el cargo para el que se le ha designado.

El Sr. [Pedro] García Cabrera manifiesta que aunque ellos están dentro del Frente Popular, les bastaba que hablase uno de sus componentes, pero ante el incidente urgido quiere hacer constar que la minoría Socialista votó al Sr. Schwartz, por creer que es quien debe ocupar la Alcaldía.

Agrega que por su parte existe un amplio margen de confianza hasta tanto se realice el programa que se acuerde llevar a la práctica, apoyándolo mientras se cumpla, estando en consecuencia dispuestos a afrontar los acuerdos adoptados por el Frente Popular por hallarse dentro del mismo.

El Sr. [Francisco] Rodríguez Guanche en nombre de la minoría comunista manifiesta que los votos a los que se ha referido el Sr. Schwartz proceden de aquella minoría, habiéndolo hecho así, por tener preferencia ellos por los más afines, y por no haber participado del acuerdo que se refería, lo ha hecho así.

Entra el Sr. [Manuel] Macías [Fuertes].

El Sr. Schwartz dice que debe reiterar la declaración hecha y que solo aceptaría el cargo, si la votación se hubiese producido por unanimidad, y que al ratificarse el Sr. Rodríguez en lo dicho aquella unanimidad desaparecería, insiste en no aceptar dicho cargo, puesto que si el, contra su voluntad, accedió a que le eligiera, fue por la insistencia de los elementos del Frente Popular.

El Sr. Rodríguez interviene para decir que no acepta el criterio que sustenta el Sr. Schwartz, por las mismas razones alegadas anteriormente, estimando que el Sr. Schwartz, dada la votación obtenida, debía aceptar ese puesto, a pesar de que la minoría comunista se ratifica en su actitud.

El Sr. Presidente manifiesta que habiendo idos elegido por mayoría de votos el Sr. Schwartz no tenía otro remedio que proclamarlo para Alcalde, y que después que ocupe la Presidencia proceda como mejor estime.

El Sr. Palacios manifiesta que había aceptado el cargo de concejal, sacrificándose hasta tal punto que había perdido el jornal, y en virtud de la obligación contraída por los hombres del Frente Popular insta al Sr. Schwartz que acepte el puesto de responsabilidad que se le ha conferido, para hacer ver al pueblo quienes son los que ofrecen o prometen y cumplen diferenciándoles de los que ofrecen y no cumplen, Y como se da el caso, además, de que es el propio pueblo el que pide que la Alcaldía la desempeñe el Sr. Schwartz, cree que no puede sustraerse de esa obligación porque un hombre se equivoque; debiéndose sacrificar, ya que un sacrificio más lo agradecería el pueblo.

La Presidencia proclama para Alcalde de esta Ciudad a don José Carlos Schwartz Hernandez, en virtud de haber obtenido diecinueve votos a su favor en contra de dos para el Sr. [Pedro] García Cabrera y uno en blanco.

Seguidamente abandona la Presidencia el Sr. Cova, haciéndose cargo de la misma el nuevo Alcalde elegido.

 

 

El Sr. [Moisés] Cova [Hernández] desde su escaño, anuncia que para dar facilidades renuncia a su cargo de 7º Teniente de Alcalde, reservándose el cargo de concejal por pertenecer al extra-radio.

Termina manifestando el honor que ha tenido por haber presidido esta sesión de constitución del Ayuntamiento.

La Corporación por unanimidad acordó aceptar la renuncia formulada.