CONTEXTO DE NOTICIAS DE 1978


Para calibrar e interpretar las noticias-sindicales-policiales de febrero de 1978, publicadas en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2008/11/08/noticias-sindicales-policiales-de-febrero-de-1978/

conviene conocer que aquellas fechas, todos y cada uno de los funcionarios implicados en la represión franquista, habían quedado exonerados de todos y cada uno de sus crímenes, tras haber siso amnistiados por la Ley preconstitucional 46/1977, de 15 de octubre, de Amnistía.

Ley cuestionada por el Comité de Derechos Humanos de Ginebra.

Genuina Ley de punto final que dejó impunes todas las tropelías franquistas.

Por otro lado, la Constitución de 1978 no estaba vigente aún.

Nuestra actual Constitución sería aprobada por las Cortes en sesiones plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de octubre de 1978, ratificada por el pueblo español en referéndum de 6 de diciembre de 1978, y sancionada por el Rey Juan Carlos I el 27 de diciembre de 1978. Rey que de este modo pasó de ser un rey designado sucesor por el dictador Franco a convertirse en Rey Constitucional de España.

El aparato policial subsistente, estaba integrado por muchos de los que habían ejercido su oficio policial represivo, durante y para la Dictadura franquista violadora de los Derechos Humanos en España.

Simultáneamente, la legislación vigente era prácticamente toda la dictada por FRANCISCO Paulino Hermenegildo Teódulo FRANCO BAHAMONDE.

El gobierno del Estado estaba presidido por ADOLFO SUÁREZ GONZÁLEZ, último Ministro Secretario General del Movimiento.

Por su relación con Tenerife, hay también que recordar que MARIANO NICOLÁS GARCÍA, entonces Director General de Seguridad había sido gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Santa Cruz de Tenerife, en el periodo comprendido entre el 6 de mayo de 1966 y el 11 de noviembre de 1969.

Periodo que compartió parte del tiempo, con el desempeño del puesto de Presidente del Cabildo de Tenerife, por el tinerfeño, chasnero, JOSÉ MIGUEL GALVÁN BELLO, a quien MARIANO NICOLÁS GARCÍA, cesó, sustituyéndolo por RAFAEL CLAVIJO GARCÍA, conspicuo personaje procedente del franquismo.

Asimismo, JOSÉ MIGUEL GALVÁN BELLO había sido Jefe Provincial de FALANGE en 1936.

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/12/09/despreocupados-y-rencillosos-siembran-discordia-entre-accion-ciudadana-requetes-y-falange/

En las primeras elecciones locales de nuestra actual Monarquía, JOSÉ MIGUEL GALVÁN BELLO, volvería a ser presidente del Cabildo tinerfeño.

De RODOLFO MARTÍN VILLA, a la sazón Ministro de la Gobernación, luego de Interior, lo recuerdo de mi etapa universitaria, en los años sesenta, cuando vino de visita oficial a Canarias, siendo JEFE NACIONAL DEL S.E.U., acompañado de JOSÉ MIGUEL ORTÍ BORDÁS.

Con todo este contexto, resulta sorprendente y hasta valiente, el ejercicio de su libertad de expresión periodística por parte de C.R., que se atreve a requerir explicaciones a un gobierno del Estado, gobierno que aunque contaba con el respaldo de un partido, la UCD, era preconstitucional, y contaba para ejercer su poder con todo lo heredado del franquismo violador de los Derechos Humanos.

De FRANCISCO AYALA, sabemos que es un enemigo declarado de la Ley de Memoria Histórica, que se corresponde con su manifiesto franquismo recalcitrante.

Cuando leí las noticias de la detenciones, me resultó llamativa la querencia de los detenidos por las puertas y paredes policiales, para lesionarse.

Finalmente, debo reiterar que tales noticias fueron transcritas literalmente, al publicarlas en este blog.

Tal como fueron publicadas en EL DÍA, han sido transcritas.

Es bien sabido que este diario de la mañana, antiguo órgano del movimiento nacional-sindicalista en Tenerife, no es una fuente histórica fiable.

 

JÓVENES GENERALES ESPAÑOLES


Durante décadas se nos ha machacado con la reiterada afirmación de que FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE ha sido el general más joven de Europa desde NAPOLEÓN.

Afirmación repetida machaconamente por los hagiógrafos turiferarios franquistas, en su incontenido deseo de ensalzar al Caudillo por la gracia de Dios.

Hasta prestigiosos historiadores han caído en esta trampa, sin esforzarse lo más mínimo en comprobar la veracidad de tal afirmación.

Sin necesidad de recurrir al análisis de los prolijos escalafones militares, bastaba con realizar una pequeña pesquisa documental en la Gaceta de Madrid, para  desmentir tal falacia.

Yo la he llevado a cabo, obteniendo este resultado:

1.-

FRANCISCO DE PAULA MARÍA DE LA TRINIDAD BORBÓN Y CASTELLVÍ

Hijo de Elena María de Castellví y Enrique María de Borbón, Duque de Sevilla.

Nacido el 19 de marzo de 1853, en Toulouse (Francia).

Alcanzó el generalato jovencísimo, cuando apenas había cumplido los VEINTICINCO años y cuatro meses.

Sobrevivió a la Guerra Civil en Madrid, asilándose en la Embajada de Chile.

Fallecido el 28 de marzo de 1942, en Madrid.

Por su relación con Canarias debo citar a su hermano ALBERTO MARÍA DE BORBÓN Y CASTELLVÍ, Duque de Santa Elena.

Nacido en Valencia el 22 de febrero de 1854

Promovido al empleo de Coronel por méritos de guerra, a los 20 años, si bien este empleo no se le consideró efectivo hasta 1877, en recompensa a sus servicios de guerra en Cuba.

Alcanzaría el generalato el 23 de octubre de 1895, cuando estaba en la Embajada española en Londres.

Llegaría hasta Teniente General, por R.D. de 5 de marzo de 1914.

En 27 de julio de 1923 fue designado para venir a desempeñar la Capitanía General de Canarias. Ejercería este mando hasta el 26 de febrero de 1924.

Apenas ocho meses.

En la sesión plenaria municipal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, de fecha 30 de enero de 1924, presidida por el Alcalde SANTIAGO GARCIA SANABRIA, fue vista una instancia suscrita por la Sra. Presidente de la Comisión Provincial de la Cruz Roja en esta capital expresando el deseo de dicha Comisión de que se dé el nombre del Excmo. Sr. Duque de Santa Elena, Capitán General de Canarias, a una calle o plaza de esta ciudad, y que se coloque una lápida, que costeará la mentada Junta de damas, que recuerde la estancia aquí en el año mil ochocientos sesenta y cinco de su señor padre, el Infante don Joaquín María de Borbón, en la casa número diez y nueve de la calle de San Francisco, el Excmo. Ayuntamiento acordó acceder a lo solicitado por la referida Comisión de Damas de la Cruz Roja, y que en cuanto a la designación de la calle a que ha de darse el nombre de Duque de Santa Elena, se sirva informar la Comisión Permanente de Gobernación indicando cual debe ser la vía que se designe.

Así consta en la páginas 346 y 347 del Libro de Actas de 1924

ALBERTO MARÍA DE BORBÓN Y CASTELLVÍ, Duque de Santa Elena, falleció

en Madrid el 21 de enero de 1939.

2.-

NARCISO FUENTES SANCHIS

A este militar, el Rey Alfonso XIII, por Real Decreto dado en Palacio el 19 de noviembre de 1887, atendiendo a sus servicios como coronel de Infantería del Ejército de Cuba, y muy especialmente a los méritos contraídos en la campaña de aquella Isla, vino en promoverlo  al empleo de Brigadier.

NARCISO FUENTES SANCHIS solamente contaba VEINTISIETE años y siete meses, de edad, cuando alcanzó el generalato.

Previamente, mediante Real Decreto de 7 de marzo de 1887 signado por la Reina Regente MARÍA CRISTINA, había sido promovido a Mariscal de Campo.

3.-

JOSÉ SÁNCHEZ GÓMEZ

Nacido el 23 de enero de 1845, en Pamplona.

Hijo de Vicenta Gómez y Joaquín Sánchez.

Por R.D. de 10 de abril de 1876, fue ascendido a BRIGADIER.

Cuando contaba TREINTA Y UN años y dos meses.

Ascendido a Teniente General en febrero de 1896, es designado CAPITÁN GENERAL DE CANARIAS, por Real Decreto de 13 de enero de 1897, desempeñando este cargo hasta octubre de este mismo año.

Falleció en Madrid el 17 de diciembre de 1901

4.-

FRANCISCO PAULINO HERMENEGILDO TEÓDULO FRANCO BAHAMONDE.

Nacido el 4 de diciembre de 1892.

Ascendido a general de brigada el 30 de febrero de 1926.

Tenía cumplidos TREINTA Y TRES años y dos meses.

Falleció el 20 de noviembre de 1975.

* * * * * * * * * *

A la vista queda, pues, que FRANCISCO FRANCO no ha sido el General más joven de Europa desde Napoleón.

Porque tampoco ha sido el General más joven de  España.

Una más, de las tantas falacias inventadas, con el propósito de encumbrar al Generalísimo y Caudillo de España por la Gracia de Dios.

Faltando a la Verdad Histórica.

Más jóvenes que él, alcanzaron el generalato

ALBERTO MARÍA DE BORBÓN Y CASTELLVÍ

NARCISO FUENTES SANCHÍS

JOSÉ SÁNCHEZ GÓMEZ.

Con esta pesquisa documental, espero haber contribuido al restablecimiento de la alterada Verdad Histórica.

Modestamente.

TORTICERA ARGUMENTACIÓN DEL MAGISTRADO NICOLÁS PADILLA MONTORO


 

Teniendo en cuenta la iniquidad de las múltiples sentencias dictadas por los Consejos de Guerra celebrados después del 17 de julio de 1936, podríamos decir que el Comandante RICARDO CASAS TRABA, salió bien librado.

La sentencia de su Consejo de Guerra pudiera calificarse de benevolente, pues ni siquiera le condenaron al pago de costas, siendo declarado libre de responsabilidad civil. Cumpliría su condena en la Fortaleza Prisión de Paso Alto el 28 de enero de 1937, aunque estaría suspendido de empleo hasta el 19 de Junio de 1937.

Decisiones ambas, que contrastan con las exigencias dictadas al respecto, en multitud de causas anteriores y posteriores

Después de haber leído un gran número de procedimientos jurídicos instruidos por militares de aquella negra época, iniciada después del 17 de julio de 1936, me parece oportuna hacer alguna reflexión sobre lo leído.

Reflexión que viene al punto por la Causa 91 de 1936 seguida al Comandante RICARDO CASAS TRABA.

En esta causa llama la atención la torticera argumentación empleada por el ponente, Magistrado NICOLÁS PADILLA MONTORO, para atribuir al tribunal militar una legitimidad que no tenía, ni tenía derecho a tener.

Este Magistrado de la Audiencia tinerfeña, NICOLÁS PADILLA MONTORO, actuando como Ponente, haría gala de similar argumentación, asimismo del mismo modo torticero, en la sentencia dictada el once de enero de 1937, cuyo texto ha sido aflorados en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/05/28/informe-del-magistrado-nicolas-padilla-montoro/

 

Torticera argumentación que se vería reflejada en multitud de alegatos de auditores, fiscales y otros ponentes de sentencias, coetáneos o posteriores, en aquellos inicuos procedimientos de apariencia judicial formal.

Torticera argumentación que actualmente se puede leer en libros y otros medios de prensa, escuchar en medios radiofónicos, además de poderse ver y oír en canales de televisión, todos ellos corifeos nostálgicos de la DICTADURA FRANQUISTA, herederos de los triunfadores de la guerra civil más cruenta de la Historia de España.

En el caso que motiva esta reflexión, – la Causa 91 de 1936 seguida al Comandante RICARDO CASAS TRABA -, se constata la paradoja de ver como los sediciosos y rebeldes acusan y condenan por sedición a uno de los suyos, al cual consideraban desafecto, o tibio con su rebelión.

Rizando el rizo, de modo inverecundo, se atreven a afirmar que la autoridad militar, asumía de hecho y de DERECHO todas las prerrogativas y atribuciones que las leyes confieren a los poderes del Estado.

Ignorando intencionadamente, que los autores de la rebelión contra el legal y legítimo gobierno de España en 1936, usurparon y asumieron, ilegítimamente unos poderes a los cuales no tenían derecho.

Para ello utilizaron la fuerza, olvidando que habían recibido «en sagrado depósito las armas de la Nación y las vidas de los ciudadanos», así como que «sería criminal en todos los tiempos y en todas las situaciones que los que vestimos el uniforme militar pudiéramos esgrimirlas contra la Nación o contra el Estado que nos las otorga»

Estas palabras entrecomilladas habían sido pronunciadas por el General FRANCISCO PAULINO HERMENEGILDO TEÓDULO FRANCO BAHAMONDE, el 17 de diciembre de 1931, tal como constan en sus declaraciones ante la Comisión de Responsabilidades, que en tal fecha, estaba realizando la investigación para someter a juicio a los implicados en las ejecuciones de los sublevados en Jaca de 1930, según asevera PAUL PRESTON en la página 114 de su libro «FRANCO», citando a su vez la obra de LUÍS SUÁREZ FERNÁNDEZ sobre FRANCISCO FRANCO.

Los rebeldes usurparon y asumieron el poder, ejerciendo la sinrazón de la fuerza, no la fuerza de la razón.

Los militares sublevados fueron auténticos rebeldes contra el poder legítimo y legal de la Nación Española.

Los militares rebeldes violaron su juramento, y practicaron lo que, muchas décadas después, sería reconocido como justicia al revés, por RAMÓN SERRANO SUNYER, el cuñadísimo.

Y durante cuatro largas décadas los franquistas violaron los derechos humanos en España.

* * * * *

En la transcripción de los documentos aflorados en este medio, el transcriptor procura respetar su íntegra literalidad, dejando intactos los errores ortográficos y mecanográficos, presentes en los originales, fruto de la incuria militar de aquella época.

La única licencia permitida es la de resaltar algunas palabras o frases, con el fin de facilitar el manejo y mejor comprensión de los textos transcritos.