CROQUIS DE LA PRISIÓN DE FYFFES EN JULIO DE 1946


Cfr:. A-TMT5 9621-306-35.- Causa 129 de 1946. Folio 4.

 

Anuncios

CAPITÁN MÉDICO PRÁXEDES BAÑARES ZARZOSA EXPEDIENTADO


Plaza de Santa Cruz de Tenerife                   Año de 1.942.

 

7375 – 235 – 3

Capitanía General de las Islas Canarias.

 

 

Juzgado Militar Permanente.

 

EXPEDIENTE    GUBERNATIVO

 

Instruido contra el Capitán Médico Don Práxedes Bañares Zarzosa, según las normas del artículo 705 y siguientes del Código de Justicia Militar.

 

Se iniciaron estas actuaciones el día 18 de marzo de 1.942.

 

Juez Instructor

Secretario

El Teniente Coronel de Infantería

El Alférez de Infantería

Don Luis Miranda Núñez

Don Antonio Martín Pérez.

Otro

Otro

El Comandante de Infantería

El Teniente de Infantería

Juez Instructor Permanente Don

Antonio Ramos Jiménez

Luis Guiance Aucarazpe

 

Cfr.: A-TMTQ 7375–235–3.- Expediente

 

[TRANSCRIPCIÓN APORTADA POR EL MÉDICO FABIÁN HERNÁNDEZ ROMERO]

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

La esposa del Médico JUAN DOMÍGUEZ PÉREZ, arrasada en lágrimas, había suplicado al Capitán Médico PRÁXEDES BAÑARES ZARZOSA, que le firmara un escrito en el cual se avalaba a su marido encarcelado.

El Médico JUAN DOMÍGUEZ PÉREZ, había sido condenado a la pena de TREINTA AÑOS de prisión, en la causa 50 de 1936.

El Capitán Médico PRÁXEDES BAÑARES ZARZOSA, le firmó el aval a la atribulada esposa de su colega JUAN DOMÍGUEZ PÉREZ.

Por este acto, el Capitán General RICARDO SERRADOR SANTÉS impuso al Capitán Médico PRÁXEDES BAÑARES ZARZOSA, un correctivo de DOS MESES, a cumplir en la fortaleza – prisión de SAN FRANCISCO DEL RISCO, sita en la capital grancanaria.

Además, se le instruye expediente, en el cual se escudriñan sus actuaciones, para imputarle más cargos.

En este expediente, serían llamados a declarar acerca de la conducta del Capitán Médico PRÁXEDES BAÑARES ZARZOSA, estos otros capitanes médicos militares: JESÚS PÉREZ Y SÁEZ DE MIERA, JOSÉ DURÁN MOLINA y ALFONSO SORIANO FRADE.

Así como los comandantes médicos VICTORIANO DARIAS MONTESINOS y TOMÁS HERRERA HIDALGO.

El primer Médico militar en declarar fue, el CORONEL MÉDICO LUIS GABARDA SITJAR, JEFE DE SANIDAD MILITAR DE CANARIAS.

También declararía, su antecesor en dicho cargo, CORONEL MÉDICO RETIRADO AURELIO SOLÍS JACINTO.

Como testigos declararían los Médicos paisanos LEOCADIO LÓPEZ GONZÁLEZ, DOMINGO AROZARENA REYES y FRANCISCO TAPIA GASKIN.

ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN EVADIDO DE FYFFES EN 1946


9621 – 306 – 35

CAPITANIA GENERAL DE CANARIAS           JUZGADO MILITAR PERMANENTE.-

PLAZA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE                        A Ñ O de 1.946.-

C A U S A  NUM.  129

Instruida en esclarecimiento de las causas que motivaron la muerte del paisano ANTONIO HECTOR PEREZ MARTIN, por disparos efectuados por la Guardia Civil cuando se encontraba huido.

Ocurrieron los hechos el día 6 de Julio de  1,946.-

Dieron principio las actuaciones el día 6 de Julio de 1,946.-

 

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

El Comandante de Artillería,

El Brigada de Infantería

DON MANUEL FERNANDEZ MARTINEZ.-

DON MANUEL GALVEZ VILCHES

 

Cfr.: ATMTQ 9621-306-35.- Causa 129 de 1946.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * * * *

El veinte de noviembre de 1931, ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN había sido detenido y puesto a disposición del Juzgado por robo a ANTONIO DOMINGUEZ-

Posteriormente por otro robo de 25 mil pesetas a RAFAEL HARDISSON.

Durante el dominio del Frente Popular, atracó y robó al Maestro Nacional JUAN PÉREZ PÉREZ, que falleció a consecuencia de la impresión.

Por este delito fue condenado a SEIS AÑOS Y UN DÍA DE PRISIÓN, que sufrió en el PUERTO DE SANTA MARÍA, de donde se fugó siendo capturado y recluido en ceda de castigo, hasta ser puesto en libertad en 26 de junio de1940.

En 1941 fue detenido por robo de ganado.

Posteriormente, fue acusado de haber incendiado la casa de HUGO HAMILTON, otra casa en EL CALVARIO, de la IGLESIA DE LA MATANZA y AYUNTAMIENTO DE EL SAUZAL.

Cabe decir que del incendio de la IGLESIA DE LA MATANZA, fueron acusados otras personas inocentes.

En 1940, ANTONIO HÉCTOR PÉREZ MARTÍN, fue denunciado por una vecina, que le acusó de intentar violar a dos hijas suyas de diez y doce años de edad.

También se le acusó de haber intentado abusar de su propia madre.

Posteriormente, ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN sería acusado de infinidad de delitos.

En cuatro de enero de 1944 fue detenido por fuerzas de la Guardia Civil acusado de haber proferido en público gritos de «¡VIVA STALIN Y EL COMUNISMO!», e insultar a la fuerza que lo detuvo.

Luego sería acusado de diversos robos, entre los cuales el más destacado sería el de una pistola y otros efectos del despacho del Juez de Instrucción de LA LAGUNA. Por lo cual fue ingresado en la Prisión Provincial (Fyffes), de la que se fugó el 28 de junio de 1946, saltando un muro de la prisión.

Ordenada su búsqueda y captura, en la madrugada del seis de julio de 1946, se desplegaron fuerzas de la Guardia Civil en las proximidades del barranco MARTIÑO, en el camino de LAS TOSCAS, término municipal de TACORONTE.

ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN (a) «EL CHICHO» sería gravemente herido y capturado por la Guardia Civil, cerca del camino de acceso a la casa de MANUEL HERNÁNDEZ PÉREZ.

La Guardia Civil comunicó el hecho al Juzgado Comarcal de Tacoronte, desde donde se desplazó el Juez MANUEL MARTÍN HERNÁNDEZ acompañado por el médico MANASÉS HERRERA MARTÍN, y ALDO PÉREZ SICILIA, oficial del Juzgado habilitado para actuar como Secretario fedatario.

En la diligencia pertinente, redactada a las dos y treinta horas del día seis de julio de1946, se lee que fue hallado un hombre en posición de cúbito supino como de unos treinta y cuatro años de edad, vestido con una americana marrón, pantalón muy oscuro, calzado con alpargatas blancas, sin calcetines.

Reconocido el herido por el médico MANASÉS HERRERA MARTÍN, éste dictaminó que ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN tenía una herida de bala de fusil, que atravesó el pulmón derecho con entrada junto a la tetilla de dicho lado y salida por la espalda, recomendando que fuera trasladado inmediatamente al hospital del Partido para su curación.

ANTONIO-HÉCTOR PÉREZ MARTÍN interrogado por el Juez no quiso contestar y solamente dijo que se había fugado de la prisión porque le dejaron salir los centinelas.

El Juez ordenó el levantamiento del herido de acuerdo a lo manifestado por el Médico, y ordenó su traslado al hospital de La Laguna, a cuyo efecto fue conducido a un camión y transportado seguidamente hasta el HOSPITAL DE DOLORES lagunero, donde se hizo cargo de la instrucción el Juez FERNANDO DODERO PÉREZ, quien ordena dar cuenta mediante oficio al Teniente Coronel de la Guardia civil, de la 112ª Comandancia del 12º Tercio, para que su titular, MANUEL RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, haga comparecer al Cabo 1º del Cuerpo, AUGUSTO CARRASCO GARCÍA, que había ordenado hacer fuego sobre el huido ANTONIO HÉCTOR PÉREZ MARTÍN.

Apostadas en otro punto de la misma zona, con más fuerzas de la Guardia civil estaba el Cabo Primero de la Benemérita JUAN MODINO LICER.

La Guardia Civil abre DILIGENCIAS DE CARÁCER URGENTE que son instruidas por el Capitán PASCUAL DÍAZ VILLA, teniendo como Secretario al guardia 2º JUAN MONTERREY TRIANA.

Luego, el herido ANTONIO HÉCTOR PÉREZ MARTÍN, sería trasladado al Hospital Provincial, en estado gravísimo, falleciendo a las 0830 del mismo día seis de julio de1946.

El juez JOSÉ MARÍA DEL CAMPO LLARENA ordenaría la realización de la autopsia del cadáver que sería practicada por los médicos DOMINGO AROZARENA REYES y FRANCISCO TAPIA GASKIN, asistiendo el Agente Judicial FRANCISCO RAMOS MARÍN.

El resultado de la autopsia fue que ANTONIO HÉCTOR PÉREZ MARTÍN había muerto a consecuencia HEMORRAGIA PULMONAR.

ANTONIO HÉCTOR PÉREZ MARTÍN sería inhumado al día siguiente, en el Patio número 7 fila del Cementerio de Santa Lastenia, siendo anotada su inhumación con el nº 497H.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

JUAN MODINO LICER acabaría su carrera siendo Capitán de la Guardia Civil, al frente de la Sección 2ª BIS, en la Capitanía General de Canarias.

JUAN MODINO LICER, asistió el venturoso 29 de junio de 1968, al acto de mi boda.

Aquel luminoso y caluroso 29 de junio, en que fui muy feliz, uniéndome a mi preciosa MARILOLA, después de cinco largos años de noviazgo.

Mi amada MARILOLA que abandonó este mundo el DOS DE NOVIEMBRE DE DOS MIL ONCE.

20111102.

Fatídico palíndromo.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

04 9621 1946 CROQUIS FYFFES