LIQUIDACIÓN DE CONDENA DE BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO


38

 

COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS   JUZGADO PERMANENTE

LIQUIDACION DE CONDENA

Liquidación del tiempo de prisión preventiva que durante la tramitación de la causa número 120 de 1.938, ha sufrido el paisano BERNARDINO HERNANDEZ LORENZO, para deducir el que ha de servirle de abono en el extinción de la pena

__________________________________________________________________

 

E X P R E S I O N

Años Meses Dias
Se constituyó en prisión, el dia 24 de Julio de 1.938      
Fué firme la sentencia el dia 15 de Octubre de 1.938      
Ha sido condenado por un Consejo de Guerra, en sentencia aprobada el dia quince de Octubre de mil novecientos treinta y ocho, a la pena de SEIS AÑOS Y UN DIA DE PRISION MAYOR  

 

 

6

 

 

 

 

 

 

1

Prisión preventiva que le sirve de abono 2 8
Le resta por cumplir de la pena impuesta 5 9 8

 

DESDE EL QUINCE DE OCTUBRE DE MIL NOVECIENTOS TREINTA Y OCHO, EN QUE FUE FIRME LA SENTENCIA HASTA EL DIA DIECIOCHO DE JULIO DE MIL NOVECIENTOS CUARENTA Y CUATRO, EN QUE DEJARA EXTINGUIDA LA PENA.

Santa Cruz de Tenerife, 21 Octubre 1.938.

“TERCER AÑO TRIUNFAL“

El Comandante Juez,

[Sello ovalado en tinta del JUZGADO MILITAR PERMANENTE de la COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS y firma rubricada de ELISARDO EDEL RODRÍGUEZ]

 

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 38.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

No he podido averiguar si el septuagenario BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO llegó a cumplir completamente su condena, ni si salió vivo de la prisión.

 

 

PROPONIENDO APROBACIÓN DE SENTENCIA CONTRA BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO


36

A U T O.- Santa Cruz de Tenerife a diez de Octubre de mil novecientos treinta y ocho.

REAULTANDO: Que el Consejo de Guerra ordinario de Plaza, reunido en esta de Santa Cruz de Tenerife, el dia seis del actual, para ver y fallar la presente causa numero 120 de 1938, ha dictado sentencia declarando que los hechos de autos son constitutivos de un delito de excitación a la rebelión, comprendido en el párrafo segundo del articulo 240 del Código de Justicia Militar y que de dicho delito es responsable en concepto de autor el procesado Bernardino Hernandez Lorenzo, al que ha impuesto la pena de seis años y un dia de prisión mayor con la accesoria de suspensión de todo cargo y derecho de sufragio durante la condena, abono de prisión preventiva sufrida y responsabilidad civil consiguiente a reserva de determinarse ulteriormente en cuantía.

RESULTANDO: Que son hechos probados que el procesado, al explicarle Aurelia Diaz y Diaz, el pasado Octubre, que iba a La Orotava a arreglar los papeles para el subsidio como esposa de combatiente, le contestó que ya no cobraría el subsidio porque Franco se había huido, que la guerra se había terminado y que todos seriamos iguales dentro de pocos días.

CONSIDERANDO Que los expresados hechos han sido calificados acertadamente de acuerdo con las prevenciones contenidas en el Bando declaratorio del Estado de Guerra; y al imponer el Consejo la pena señalada al delito apreciado, en su mínima extensión ha tenido en cuenta la falta de daño producido, la buena conducta del reo y su avanzada edad, estando tambien conforme a derecho las demás declaraciones que se hacen sobre accesoria, abono de prisión y responsabilidad civil, por lo que el fallo dictado es justo y como tal merecedor de la aprobación superior.

CONSIDERANDO Que en la tramitación de la causa se han observado las formalidades legales.

ACUERDO: Proponer a la Autoridad militar la aprobación de la sentencia elevando las actuaciones a la Comandancia General para los efectos del Decreto de trece de Septiembre de mil novecientos treinta y cinco.

EL AUDITOR,

[Firma rubricada de MARIANO GARCÍA CAMBRA, y sello elíptico estampado en tinta, con la leyenda AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS – SANTA CRUZ DE TENERIFE, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar]

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 36.

 

 

 

ORDENANDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 120 DE 1938


31

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS          SECRETARÍA DE JUSTICIA

Orden del dia 4 de Octubre de 1938 en Santa Cruz de Tenerife

El próximo día 6 de los corrientes a las 16 horas se reunirán en el Palacio de la Mancomunidad                                                                de esta Capital

el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza  que ha de

ver y fallar la causa seguida contra Bernardino Hernandez Lorenzo (Nº 120 de 1938)

por el delito de excitación a la rebelión

EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

PRESIDENTE

Teniente Coronel Sr. Don Jose Maldonado Dogour.

VOCALES-CAPITANES

  NOMBRES   DESTINO
Don Jose Campos Albertos   Regimiento Infanteria Tenerife nº 38
Antonio Robles García   Grupo Mixto Artilleria nº 2
Juan Llanos y Paza   Grupo Mixto Ingenieros nº 3
Jose Bethencourt Herrera   Rgmo. Infanteria Tenerife nº 38
Jose Trujillo Torres         Id.         Id.         Id.

VOCAL   PONENTE

El xxxxxxxxxxxxxxx Oficial 1º del Cuerpo Juridico Don Pedro Doblado Saiz

VOCALES   SUPLENTES

 Don Adolfo Erenas de Armas Regimiento Infanteria Tenerife 38
Rafael Peña Leo         Id.           Id.           Id

 FISCAL

El Jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue.

DEFENSOR

El Capitan de Infanteria Don Miguel Rueda Navarro

JUEZ   INSTRUCTOR

El Comandante del Permanente Don Elisardo Edel Rodriguez

Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

El Comandante General,

De orden de S.E.

El Coronel Jefe de E.M.

[Firma rubricada de TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL, precedida por el sello ovalado en tinta de E.M. de la COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS, que lleva en su interior el escudo del águila con el Yugo y las Flechas]

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 31.

CONCLUSIONES DEL FISCAL MIGUEL ZEROLO EN CAUSA 120 DE 1938


21

SEÑOR AUDITOR:

EL FISCAL, en la causa número 120 de 1938, formula con carácter provisional las siguientes conclusiones:

PRIMERO.- Del exámen del procedimiento resultan los siguientes

H EC H OS

El procesado paisano, BERNARDINO HERNANDEZ LORENZO, en el mes de Octubre de 1937, al cruzarse en el pago de La Perdoma, de la Villa de La Orotava  con Aurelia Diaz y Diaz, al preguntarle a ésta que adónde iba y contestarle que a la Orotava a arreglar los papeles para solicitar el subsidio por tener a su marido en el servicio militar, el dicho procesado le manifestó – Que ya no lo cobraban porque Franco se había huido, que la guerra se había terminado y que todos seriamos iguales dentro de pocos días-.

Los hechos relatados son constitutivos de un delito de excitación a la rebelión previsto en el articulo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de 28 de Julio de 1.936, en relación con el párrafo 2º del articulo 24  del Código de Justicia Militar y penado en éste último.

Así resulta de todas las actuaciones del sumario.

SEGUNDO.- Del expresado delito es responsable en concepto de autor por participación directa y voluntaria el procesado.

TERCERO.- No existen circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CUARTO.- Renuncia este Ministerio a ulteriores diligencias de prueba y a la asistencia a la de lectura de cargos.

QUINTO.- Procede imponer al procesado una pena de prisión mayor y accesorias legales correspondientes.

SEXTO.- Se abonará al procesado el total del tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta causa.

SEPTIMO.- En cuanto a responsabilidades civiles quedará sujeto el procesado a lo que determina el Decreto-Ley del 10 Enero de 1937.

OCTAVO.- Todo conforme a los citados preceptos legales y demás de general aplicación.

Santa Cruz de Tenerife a 23 de Agosto de 1938.

El Fiscal

P.I.

[Firma rubricada de MIGUEL ZEROLO FUENTES y, a su izquierda, en tinta, sello elíptico de la FISCALÍA JURÍDICO MILITAR DE CANARIAS]

 

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.-  Folio 21.

BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO SEPTUAGENARIO


DICTAMEN DEL MEDICO DON MAXIMO MARTIN Y MARTIN.

En la Villa de la orotava a veinte y tres de Julio de mil novecientos treinta y ocho. Ante S.S. y de mi el Secretario compareció el facultativo que al margen se expresa quien mentado en forma legal y examinado por las generales de la Ley dijo Ilamarse como queda dicho, mayor de edad; casado vecino de esta Villa donde ejerce sus funciones.

Preguntado convenientemente dijo; que ha reconocido al procesado Bernardino Hernandez Lorenzo cumpliendo la orden del Juzgado y con arreglo a su leal saber y entender puede afirmar que el mismo tiene la edad de setenta años que manifiesta en su declaración indagatoria.

Y leida que le fueesta su declaración dictamen se afirma y ratifica en su contenido firmandola con S.Sª de que doy fe.

[Siguen las firmas rubricadas de JUAN RUMEU GARCÍA, MÁXIMO MARTÍN MARTÍN y GUSTAVO DORTA HERNÁNDEZ].

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 14 vuelto.

DECRETANDO PROCESAMIENTO Y PRISIÓN DE BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO


14

 

Auto del Juez  //

Sr. Rumeu García //

Villa de la Orotava a veinte de Julio de mil novecientos treinta y ocho.

Por recibida la presente comunicación, unase a las actuaciones con la foliación que proceda y

RESULTANDO : Que las declaraciones prestadas en las presentes diligencias por los testigos Antonio Chavez Hernandez y Aurelia Diaz y Diaz parece comprobado que el encartado Bernardino Hernandez Lorenzo en el mes de Noviembre ultimo y con motivo de venir a esta Villa de Orotava la mencionada Ajurelia Diaz y Diaz se cruzo con ella en el punto de esta jurisdicción donde dicen las Rosas y como le preguntara a donde iba y le contestara aquella que arreglar los papeles del subsidio por tener a su marido en el servicio Militar le manifestó el Bernardino Hernandez Lorenzo; “que ya no lo cobraban por que Franco se había huido y que dentro de pocos días seriamos todos iguales”.

CONSIDERANDO : Que los hechos expuestos pudieran ser constitutivos de un delito de rebelion comprendido en el articulo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de veinte y ocho de Julio de mil novecientos treinta y seis en relacion con las prescripciones del Codigo de Justicia Militar.

CONSIDERANDO: Que en atencion a lo expuesto es pertinente decretar el procesamiento del nombrado encartado Bernardino Hernandez Lorenzo de conformidad con lo prevenido en el articulo 421 del Codigo de Justicia Militar en relacion conm el 384 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Se declara procesado por esta causa al nombrado Bernardino Hernandez Lorenzo, con el cual se entenderan en forma legal las diligencias sucesivas; notifiquesele este Auto instruyéndosele de los beneficios y recursos legales; recibasele declaración indagatoria evacuando con urgencia las citas útiles que hiciere y hagasele reconocer por el Medico que presta sus servicio a las tropas destacadas en  esta Villa para que dictamine sobre su edad. Se decreta la prision provicional del mencionado procesado librese la correspondiente comunicación para su ingreso en prisión, al Sr. Comandante Militar de este Canton de Orotava. Dese cuenta del acuerdo de procesamiento y por tanto de la elevación a causa del procedimiento a la Autoridad Judicial pidiéndole nuevo numero para la misma y póngase en conocimiento de la Fiscalia Juridico Militar la iniciación de la causa de que se trata.

Asi por este su Auto lo mandó y firma Sª Sª de que doy doy fe.

[A renglón seguido vienen las firmas rubricadas de JUAN RUMEU GARCÍA y GUSTAVO DORTA HERNÁNDEZ].

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 14.

CONTRA BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO POR EXCITACIÓN A LA REBELIÓN


J.3,069,012

Nº 5707    Legajo   186  nº  18=

 

COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS       AÑO DE 1.938

PLAZA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

 

JUZGADO MILITAR PERMANENTE

C A U S A   nº   120

 

Instruida contra el paisano BERNARDINO HERNANDEZ LORENZO, por el presunto delito de excitación a la rebelión.

 

Ocurrió el hecho el dia       de                    de 1.93.

Dieron principió las actuaciones el dia       de                de 1.93

En Prisión preventiva el  24  de  Julio  de 1.938

 

 

.

JUEZ INSTRUCTOR:

SECRETARIO

El Comandante de Infanteria

El Brigada de Infanteria

DON ELISARDO EDEL RODRIGUEZ

DON MANUEL PEREZ RAMOS

 

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Cubierta.

JUAN GIL HERNÁNDEZ ABSUELTO POR EL CONSEJO DE GUERRA


 

61

S E N T E N C I A

En la plaza de Santa Cruz de Tenerife a tres de Febrero de mil novecien-y tos treinta y nueve. Reunido este Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, en audiencia pública y juicio sumarísimo, en el Palacio de la Mancomunidad Provincial Interinsular de esta Capital, para ver y fallar la causa número ciento ochenta y seis de mil novecientos treinta y ocho, instruida por el delito de agresión a fuerza armada contra el paisano JUAN GIL HERNANDEZ, natural de esta Capital, vecino de la Esperanza, provincia de Santa Cruz de Tenerife, de veintitres años de edad, soltero, jornalero, sin instrucción ni antecedentes penales. Oida la lectura de las actuaciones, informe del Señor Fiscal, defensa y manifestaciones del procesado y, RESULTANDO hechos probados y asi se declaran que en la noche del dia veinte del pasado més de Octubre el soldado del Regimiento de Infanteria Granada numero 6, CIPRIANO MARTINEZ RODRIGUEZ, tocado con un sombrero de paisano y vestido con una simple camisa, fue agredido en el lugar denominado el chorro del “Lomo del Pelado” por el paisano Juan Gil Hernandez con un objeto incisocortante que no ha podido ser habido, ocasionando al Cipriano Martinez Rodriguez una herida de caracter leve de la cual fué asistido en el Hospital Militar de esta Plaza, quedando hospitalizado en el mismo, después de haberle dado un punto de sutura y tres metálicos, dándosele de alta al cabo de seis días de haber ingresado en el mismo.

RESULTANDO que en el acto de la vista el representante del Ministerio Fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito de agresión a fuerza armada previsto y penado en el parrafo segundo del articulo 254 del Codigo de Justicia Militar en relación con el articulo segundo del Bando de la Junta de Defensa Nacional de 28 de Julio de 1,936 solicitando se impusiera al procesado la pena de DOCE AÑOS Y UN DIA de reclusión menor.

RESULTANDO que el representante de la defensa solicita se absuelva al procesado por considerarle simplemente responsable de unan falta.

RESULTANDO que en el acto del Consejo se han observado las formalidades legales.

CONSIDERANDO que según se declara probado el agredido Cipriano Martinez Rodriguez iba tocado con un sombrero de paisano y vestido con una simple camisa, lo cual unido a la obscuridad de la noche imposibilitó que por el agresor se pudiera percibir el cara-cter de soldado que ostentaba el agredido, cuya circunstancia

Impide que puedan calificarse los hechos de agresión a fuerza armada, ya que falta el elemento subjetivo indispensable para que el presunto causante de las lesiones pudiera darse cuenta de aquel carácter.

CONSIDERANDO que los hechos que resultan probados y asi se declaran no son constitutivos de delito y sí de una simple falta contra las personas de las previstas y definidas en el articulo 577 del Código Penal Ordinario, toda vez que las lesiones causadas al agredido curaron a los seis días de haberse realizado, por cuya circunstancia no pueden tener la consideración de delito.

CONSIDERANDO que no constituyendo los hechos el caracter de delito y si solamente de falta, procede absolver al procesado a tenor de lo dispuesto en el artículo 592 del Código Castrense.

Vistas las disposiciones legales citadas y demás de pertinente aplicación.

EL CONSEJO DE GUERRA FALLA que debe absolver y absuelve con todos los pronunciamientos favorables al procesado JUAN GIL HERNANDEZ por no ser constitutivode delito los hechos que se le imputan, llamando respetuosamente la atención de la Autoridad Judicial para que disponga lo procedente respecto a la falta en que aquellos consisten.

Asi por nuestra sentencia, dictada en justicia, lo pronunciamos, fallamos y firmamos.

[A renglón seguido vienen las firmas rubricadas de

FRANCISCO DE SALES GALTIER PLEY

JOSÉ CAMPOS ALBERTOS,

 FRANCISCO BENÍTEZ DE LUGO,

JOSÉ LUGO MASSIEU,

JOSÉ MARRERO SUÁREZ,

 MANUEL ABREU SANSÓN

VICENTE GUTIÉRREZ CUETO

 

Cfr.: A-TMTQ 5149-178-4.- Causa 186 de 1938.- Folio 61.

ACTA DEL CONSEJO DE GUERRA CONTRA JUAN GIL HERNÁNDEZ


60

A C T A

——————-

 

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a tres de Febrero de mil novecientos treinta y nueve, siendo la hora señalada, se reunió en la Sala de Actos del Palacio de la Mancomunidad Provincial de esta Capital, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza para ver y fallar la causa número 186 de 1,938, seguida en procedimiento sumarísimo contra el paisano JUAN GIL HERNANDEZ, por el delito de agresión a fuerza armada; formando el Tribunal: Como Presidente, el Señor Coronel del Regimiento de Infanteria Tenerife número 38, DON FRANCISCO DE S. GALTIER PLEY; como Vocales, los Capitanes; Don José Lugo Massieu, Don José Campos Albertos, del Regimiento de Infanteria Tenerife número 38; Don José Lugo Massieu Don José Campos Albertos, del Regimiento de Infanteria Tenerife número 38; Don José Marrero Suarez, de las Milicias de F.E.T. y de las J.O.N.S.; Don Francisco Benitez de Lugo, del Batallón de Orden Público y Don Manuel Abreu Sansón, del Grupo Mixto de Artilleria número 2; como Ponente, el Oficial Primero Honorario del Cuerpo Juridico Militar Don Vicente Gutierrez Cueto, como suplentes los Capitanes Don Manuel Cabrera Marrero y Don Ramón Padilla Trujillo, del citado Regimiento de Infanteria; como Fiscal el Oficial Segundo Honorario del Cuerpo Juridico Militar, Don Miguel Zerolo Fuentes, y como Defensor, el Teniente del Batallón de Orden Publico Don Manuel Santos Vera; no hallándose presente el procesado, pero sí a disposición del Consejo.

Dada la voz de audiencia pública, se procedió por el Instructor a la lectura del apuntamiento; a continuación, no habiendo pruebas que practicar, el Señor Presidente concede la palabra al Ministerio Fiscal el cual, ratificándose en su escrito de calificación provisional, califica los hechos como constitutivos de un delito d e agresión a fuerza armada previsto y penado en el articulo 254, párrafo segundo, del Código de Justicia Militar, de cuyo delito es responsable como autor el paisano Juan Gil Hernandez; y en su virtud, en nombre de la Ley pide se imponga al acusado la pena de doce años de reclusión temporal con las accesorias legales correspondientes, y en concepto de responsabilidad civil, que satisfaga el importe de las hospitalidades causadas por el lesionado.

El Señor Presidente concede la palabra al defensor, el cual empieza diciendo que entre los testigos hay visibles contradicciones acerca de los hechos que ocurrieron, pues mientras unos dicen que el soldado iba de uniforme, otros lo niegan, y el mismo individuo llevaba puesto un sombrero, según su propia declaración. Que también se ha dicho por otros testigos, además del acusado, que el soldado Cipriano Martinez, echandoselas de valiente quizo echar del chorro donde tomaban agua a su patrocinado y a sus amigos, desafiándolo, y dándole un pinchazo, por lo cual Gil se defendió. Vuelve a decir que como era de noche y el mismo soldado declara que quizás no reconoció Gil que aquel llevaba uniforme, el procesado tomó a su contrario como un paisano, pues hoy se venden en el comercio camisas y prendas de uniforme, que se ven puestas en el elemento civil, aunque sin emblemas; y extendiéndose, leyendo su alegato, en consideraciones, sobre la visibilidad del uniforme en el momento del hecho, indica seguidamente que su patrocinado no es un destacado individuo en el orden social y político y que del soldado no se saben sus antecedentes porque el Instructor no ha unido la documentación del mismo. En este momento la Presidencia llama la atención del defensor, diciéndole que se abstenga de hacer pronunciamientos en tal sentido, dado que el Señor Auditor aprobó el sumario de la causa, y que prosiga haciendo la defensa verbal, según dispone el artículo 659 del Código de Justicia Militar al tratarse de juicios sumarísimos. El defensor prosigue diciendo que los hechos ocurridos, a su juicio no revisten carácter de delito, sino el de una falta por reyerta habida entre dos paisanos; suplica que rectifique el Señor Fiscal, y que en tal consideración se absuelva a sus patrocinado por ser inocente del delito que le acusa.

El Senr Presidente pregunta al procesado si tiene algo que exponer y contesta que nó. Se dá por terminado el acto, se retiran los vocales suplentes y queda el Consejo reunido en sesión secreta para deliberar y pronunciar sentencia.

 

De

todo lo cual certifico.

[Firma rubricada de JUSTO BLÁNQUEZ IZQUIERDO].

 

Vº       Bº :

EL CORONEL PRESIDENTE

[Firma abreviada de FRANCISCO DE SALES GALTIER PLEY]

 

Cfr.: A-TMTQ 5149-178-4.- Causa 186 de 1938.- Folio 60.

 

 

ORDENANDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 186 DE 1938


  •  

       58

    Comandancia General de Canarias                            Secretaría de Justicia

    Orden del dia 1º de Febrero de 1939 en Santa Cruz de Tenerife

    El próximo día 3 de los corrientes a las 16 horas se reunirá en el Palacio de la Mancomunidad de esta Capital

    el Consejo de Guerra de Ordinario de Plaza que ha ver y fallar la causa seguida contra Juan Gil Hernandez                                                          (Nº 186 de 1.938)

    por el delito de agresión a Fuerza armada

    EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

    P R E S I D E N T E

    Coronel Sr. Don Francisco de S. Galtier y Pley

    VOCALES-CAPITANES

     

    NOMBRES

    DESTINO

    Don Jose Lugo Massieu Regmto. Infanteria Tenerife Nº 38
    Jose Campos Alberto         “.           “.                 “
    Jose Marrero Suarez Milicias de F.E.T. de las J.O.N.S.
    Francisco Benitez de Lugo Batallón Orden Público
    Manuel Abreu Sanson Grupo Mixto de Artilleria Nº 2.

    VOCAL PONENTE

    El xxxxxxxxxxxxxxx Oficial 1º Hº del Cuerpo Juridico Don Vicente Gutierrez Cueto

    VOCALES   SUPLENTES

    Don Manuel Cabrera Marrero Regmto. Infanteria Tenerife Nº 38
    Ramón Padilla Trujillo         “.           “.                 “

    FISCAL

    El jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue..

    DEFENSOR

    El Teniente del Batallón de Orden Público Don Manuel Santos Vera

    JUEZ INSTRUCTOR

    El Capitan del Permanente Don Justo Blanquez Izquierdo

    Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

    El Comandante General,

    De órden de S.E.

    El Coronel Jefe de E.M.

    [Firma abreviada de TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL]

    Estampado en tinta el sello ovalado de E.M. de la COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS, con el escudo del águila imperial]

     

    Cfr.: A-TMTQ 5149-178-4.- Causa 186 de 1938.- Folio 58.