CESES Y NOMBRAMIENTOS EN EL AYUNTAMIENTO


 

Desde el 7 de marzo de 1938, el gobernador civil de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, es VICENTE SERGIO ORBANEJA.

Estamos en el Tercer año Triunfal de la Guerra Civil Española.

El Nuevo Orden está en marcha y pleno desenvolvimiento.

Y este Orden alcanza a todas las facetas de la vida.

Incluyendo la gestión administrativa.

Por ello, el primer libro de actas municipales de este año es marcado con el número 1.

Luego se escribirían sobre su lomo las fechas inicial y final de las actas recogidas en el mismo: 9/1/1939 a 21/11/1944.

Este libro contiene doscientos folios numerados, y se inicia con el acta del 9 de enero de 1939.

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a nueve de enero de mil novecientos treinta y nueve, en el Salón de Actos, se reunieron con el Señor Alcalde don Eusebio Ramos y González, los señores Gestores municipales don Francisco La-Roche Aguilar, don Miguel Llombet Rodríguez y don Matías Molowny y Real.

Se hallan también presentes los demás señores consignados al margen.

Aquellos señores consignados al margen eran:

1.

 Juan P. Alonso Rodríguez

2.

 Gelasio Alonso Siliuto

3.

 Agustín Álvarez Morales

4.

 Enrique Burunat Mádam

5.

 José Dorta Pérez

6.

 Francisco de la Rosa Barreto

7.

 Nicolás Oliva Blardony

8.

 Manuel Ramos Vela

9.

 Enrique Romero Pérez
10.  Belisario Guimerá del Castillo Valero
11.  Agustín Espinosa Barroso
12.  Francisco Pérez Benítez
13.  Andrés Molowny Gómez

 

El Señor Alcalde explicó que el objeto de la reunión es proceder a la constitución de la comisión Gestora Municipal, como consecuencia de los ceses y nombramientos dispuestos por la Superioridad.

En este estado se personó en el Salón el Excmo Señor Gobernador Civil de la Provincia don Vicente Sergio Orbaneja, quien manifestó que el objeto de su presencia, era saludar a los reunidos de quienes manifestó, espera pondrían toda su actividad y celo en el desempeño de sus deberes para el mejoramiento de Administración municipal conforme a las normas y orientaciones del nuevo Estado Nacional Sindicalista.

El Sr. Alcalde, en nombre de los reunidos y propio agradeció la atención de la primera autoridad civil de la Provincia, ofreciéndole dedicar al cuidado de la administración y servicios municipales toda la atención que las actuales circunstancias y nuevas orientaciones imponen a quienes ostentan cargos públicos, realizando el cometido propio de la gestión municipal con la mayor lealtad y poniendo en élla todo el deseo y esfuerzo, con miras a alcanzar el mejoramiento posible.

Seguidamente el Excmo Señor Gobernador Civil abandonó el local acompañado por el Sr. Alcalde.

Nuevamente presente este señor en el Salón; dispuso se diera lectura a los oficios por los cuales se ha dispuesto el cese de los Gestores municipales señores [Juan Pedro] Alba Carmona, [Vicente E.] Barrios Pérez, [Maximiliano] Díaz Navarro, [Pedro] Duque Déniz y [Juan] Yanes Perdomo y al comunicando haberse designado Vocales de esta Comisión Gestora municipal a los señores que siguen:

Don Juan P. Alonso Rodríguez, don Gelasio Alonso Siliuto, don Agustín Alvarez Morales, don José Fumero Pérez, don Francisco de la Rosa Barreto, don Victor Oliva Blardony, don Manuel Ramos Vela, don Enrique Romero Pérez, don Belisario Guimerá del Castillo Valero, don Agustín Espinosa Barroso, don Francisco Pérez Benítez, don Manuel Rodríguez Cruz, y don Andrés Molowny Gómez.

Encontrándose presentes todos los nombrados con excepción de los señores Fumero Pérez y Rodríguez Cruz la presidencia dio a aquellos posesión como Vocales de esta Comisión Gestora Municipal.

A continuación se dio lectura al acta de la sesión anterior, que fue aprobada.

Hecho lo anterior y teniendo en cuenta lo dispuesto en Orden del Gobierno General del Estado de 30 de septiembre de 1936, se acordó organizar la comisión Gestora Municipal de este Excmo Ayuntamiento bajo el régimen de Comisión Permanente y Ayuntamiento Pleno.

En méritos de lo anterior, se procedió a la elección de Tenientes de Alcalde, en número de cinco, correspondiente en atención al número de habitantes de este término municipal y Orden de 30 de octubre de 1.937, por votación secreta y por papeletas, votando cada Gestor tres nombres, como lo previene el artículo 51 de la Ley Municipal de 31 de octubre de 1.935: dando el escrutinio el siguiente resultado, por orden del mayor número de votos obtenidos:

Don Francisco La-Roche Aguilar, don Belisario Guimerá del Castillo Valero, don José Fumero Pérez, don Nicolás Oliva Blardony y don Matías Molowny y Real.

A continuación se procedió al nombramiento de Síndico, por votación, para cuyo cargo resultó elegido por unanimidad, don Matías Molowny y Real.

Por lo trascrito, parece que tanto el recién llegado Gobernador Civil VICENTE SERGIO ORBANEJA, como el recién nombrado Alcalde EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ no hicieron alarde de elocuencia.

Resulta llamativo que fuera elegido Tercer Teniente de Alcalde JOSÉ FUMERO PÉREZ, que no estaba presente en el acto, sin que conste la razón de su ausencia.

Estos Tenientes de Alcalde son elegidos aplicando el artículo 51 de la Ley Municipal de la etapa republicana, mediante votación secreta y papeletas.

También es bastante significativo que los individuos designados son nombrados Vocales de la Comisión Gestora Municipal, no Concejales del Ayuntamiento.

Comisión Gestora Municipal surgida de la sublevación militar del 18 de julio de 1936. De la cual solo restaban

Esto es, proseguía y se reconocía de facto la situación ilegítima ex ovo.

La nueva organización de Comisión Permanente y Pleno, no era tan novedosa.

Prácticamente, se emulaba la organización impuesta por la Dictadura de MIGUEL PRIMO DE RIVERA Y ORBANEJA.

Dictadura implantada en España con la connivencia del rey ALFONSO XIII, quien con su comportamiento incurrió en felonía al permitirla, violando su juramento de la Constitución, a la cual debía defender.

ORBANEJA MEDALLA DE ORO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE


Acta del 20 de septiembre de 1939

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a veinte de septiembre de mil novecientos treinta y nueve (año de la Victoria) se reunió el Pleno de la Comisión Gestora en sesión pública extraordinaria de primera convocatoria, citado previamente con arreglo a las vigentes disposiciones, bajo la Presidencia del Señor Alcalde don Eusebio Ramos González y con asistencia de los señores gestores consignados al margen para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los señores consignados al margen eran:

1.- Matías Molowny y Real

2.- José Fumero Pérez

3.- Nicolás Oliva Blardony

4.- Belisario Guimerá del Castillo Valero

5.- Manuel Ramos Vela

6.- Juan P. Alonso Rodríguez

7.- Gelasio Alonso Siliuto

8.- Agustín Álvarez Morales

9.- José Dorta Pérez

10.- Francisco dela Rosa Barreto

11.- Enrique Romero Pérez

12.- Agustín Espinosa Barroso

13.- Francisco Pérez Benítez

14.- Manuel Rodríguez Cruz

15.- Andrés Molowny Gómez

16.- Guillermo Gortázar Elio

Abierta la sesión a las quince horas, el Secretario infrascrito dio lectura al acta de la anterior, que fue aprobada por unanimidad y sin discusión.

Tratándose de cumplimentar el acuerdo consistorial de 20 de marzo en curso, sobre concesión de la Medalla de esta Ciudad a S.E. el Jefe del Estado y Caudillo de España, Generalísimo don Francisco Franco Bahamonde, que ha tenido a bien honrar a esta ciudad y su corporación Municipal aceptando tal enseña, deliberó sobre la forma de hacer la entrega, siempre animada del deseo de que tal acto corresponda a los sentimientos de respeto y adhesión debidos a tan alta personalidad; y estimándose que las actuales circunstancias requieren la presencia en esta población de los nombres que constituyen su Comisión Gestora Municipal, consideró, por unanimidad, que tal acuerdo pudiera tener adecuado cumplimiento, confiriendo al efecto, la representación municipal al Excmo Señor Gobernador Civil de la Provincia, don Vicente Sergio y Orbaneja, dada la oportunidad de su próximo viaje a la Península – y a quien se rogará se digne aceptarla para que, dando cuenta de este acuerdo al Excmo Señor Ministro de la Gobernación, se guarde lo que esa superioridad tenga a bien disponer para observancia del trámite y de cuantas solemnidades se precisen para el acto de la entrega a S.E, de la Medalla de Ciudad, en la que ésta y la Corporación Municipal, le rinden testimonio de respeto e inquebrantable adhesión.

A la vista del expediente acordado tramitar sobre concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad al Excmo Señor Gobernador Civil de la Provincia, don Vicente Sergio y Orbaneja, se dio lectura al informe del Sr. Gestor Municipal Instructor, don Belisario Guimerá y del Castillo Valero, en cuyos resultandos se transcriben los documentos recibidos de distintos organismos encomiando la labor realizada por dicha superior autoridad civil, en bien de la Provincia y de esta Capital.

El Instructor, con fundamento en el Reglamento que rige la concesión de la Medalla de la Ciudad, condensa el resultado de las actuaciones en los términos que siguen:

“ Con fundamento en cuanto precede, el Gestor Instructor que suscribe, tiene el honor de emitir su informe en el sentido de considerar acreditada la magna labor que lleva realizada a través de diversos organismos, durante su acertado mando el Gobernador Civil de la Provincia, Excmo Señor don Vicente Sergio y Orbaneja, quien poniendo al servicio del pais sus extraordinarias dotes, ha desarrollado amplísima y beneficiosa labor en todas las ramas, destacándose visiblemente en los órdenes social, económico y turístico, así como en el de la Cultura; desvelándose en todo momento por el fomento de los más vitales intereses de esta Capital, a cuyo realce y pujanza ha contribuido, incluso con aportaciones económicas, que ya han originado acuerdos consistoriales de agradecimiento a dicha autoridad, que, en síntesis, dentro de justas y enérgicas normas ha sabido en  todo instante encauzar el pais por las vias de un rápido y seguro progreso; y por todo ello es por lo que propone a V.E. tenga a bien adoptar el acuerdo de conceder al Excmo Señor don Vicente Sergio y Orbaneja, Gobernador Civil de esta Provincia, la Medalla de Oro de la Ciudad, por corresponder así a la resultancia del expediente.”

La Comisión Gestora, aceptando el informe y propuesta del Señor Gestor Instructor, acordó conceder la Medalla de Oro de la Ciudad al Excmo Señor don Vicente Sergio y Orbaneja, gobernador Civil de la Provincia; que se le comunique el presente acuerdo con traslado íntegro del informe del Instructor del expediente y que el acto de la entrega se verifique por la Corporación Municipal en Pleno.

Previas unas manifestaciones de la Presidencia, la Corporación plena, por el voto unánime de todos los señores presentes, adoptó el acuerdo de conceder, previa formación del expediente reglamentario correspondiente, la Medalla de bronce de la Ciudad, a todos los paisanos que, precisamente, durante todo el día 18 de julio de 1936, se presentaron voluntariamente a esta Comandancia General y fueron incorporados a los Cuerpos armados de la Guarnición de esta plaza, para defender con las armas el glorioso Movimiento que en el aquel día se iniciaba, para salvar a España, siempre que, por actos o hechos posteriores a aquella fecha, no sean acreedores a la concesión de dicho emblema, y se designó instructor al Gestor Municipal don Agustín Álvarez Morales. También se acordó dar cuenta de este acuerdo a S.E. el Sr. Comandante General.

De este acuerdo se mecanografía el pertinente Testimonio signado por el Secretario Hipólito Fumagallo Medina, que es refrendado como Decreto, con el habitual mandato “CUMPLASE”, firmado y rubricado por el Alcalde Eusebio Ramos González.

El acta termina con esta curiosa acotación:

Por error se consignó la asistencia del Señor Molowny Gómez, que no concurrió al acto.