DECLARACIÓN-RETRACTACIÓN DE ERNESTO CASTRO MARTÍN


         Don Ernesto Castro Martín, mayor de edad, casado, con domicilio en la calle Álvarez de Lugo Nº 29, en Santa Cruz de Tenerife, de profesión médico, juro por mi fe y por mi honor que cuanto se consigna en esta declaración-retractación, está totalmente ajustado a la verdad y que en ella y en cuanto pudiera relacionarse, no he omitido nada de lo que en virtud de la Ley de 1º de Marzo de 1.940 estoy obligado a manifestar.

         En la actualidad no desempeño ningún cargo o destino de aquellos  a que se refiere el particular segundo del Art. 1º de la orden de referencia.

         Ingresé en la Logia Añaza Número 270, de Sta. Cruz de Tenerife, no recordando con seguridad la fecha, pero casi seguramente en 1.922, habiendo sido iniciado por Don José García Lanzarán.

         No tuve nombre simbólico y llegué a alcanzar el grado 4º.

         Por haber asistido a muy pocas reuniones (cinco o seis solamente y estas durante los dos primeros años de mi ingreso en la Masonería), no puedo precisar las personas que han desempeñado los cargos superiores de la Logia.

         Solo he pertenecido a la Logia Añaza Nº 270 de Sta. Cruz de Tenerife

         Solo asistí a muy pocas reuniones, habiendo sido estas ordinarias y en el primer grado de aprendiz.

         No desempeñado en la secta ninguna clase de cargos ni comisiones.

         Ingresé en la Masonería por haber tenido en proyecto un viaje de estudios al extranjero  y como medio de relacionarme a dicho objeto con algunos colegas de las localidades que pesaba visitar, lo que creí me convenía a causa de mis escasos conocimientos de idiomas.

         No puedo proporcionar otros informes o datos interesantes sobre  las actividades de la secta, jefes y compañeros, que los que se expresan en la presente declaración-retractación, cosa que se comprende dada mi escasa asistencia a la misma.

         Dejé de pertenecer a la secta en el año 1.937, por haber abjurado en el Obispado de La Laguna.

         No concurren en el declarante ninguna de las circunstancias que menciona el Art.- 10 de la ley de 1º de Marzo de 1.940.

         He sido separado del cargo de Médico de la Asistencia Pública Domiciliaria de la ciudad de Tacoronte, plaza que tenía asignado un haber anual de 3.000 pesetas.

         Declaro retractarme solamente del error cometido por haber pertenecido a la secta masónica, ratificándome en la abjuración por mi mencionada anteriormente.

Santa Cruz de Tenerife, a veinte de Mayo de mil novecientos cuarenta.-

[Firma rubricada de ERNESTO CASTRO MARTÍN]

[A la izquierda aparece estampado sello ovalado de registro de entrada del Gobierno Civil de Santa Cruz de Tenerife, con fecha 22 de mayo de 1940 y número de entrada 4808, y contorneado con el texto Gobierno Civil de Santa Cruz de Tenerife.]

[Junto al anterior aparece estampado sello ovalado con el escudo nacional (águila imperial), contorneado por el texto Delegación del Estado para recuperación de Documentos. Sección de Servicios Oficiales. Salamanca.]

[En manuscrito aparece: Tomada razón. 30-04-1943]

[La transcripción es literal, con los posibles errores de filiación, sintácticos u ortográficos]

 Cfr.:

Centro Documental de la Memoria Histórica, Fondo: Delegación Nacional de Servicios Documentales. Serie: Fichero general de la sección político-social.

Sumario 254-43 contra Ernesto Castro Martín. Rollo: Salamanca núm. 1863. Folio 2.

[Aportación del amigo FABIAN HERNÁNDEZ ROMERO]