CAUSA 170 DE 1936 CONTRA ANDRÉS SANTANA GARCÍA


 

PLAZA DE LAS PALMAS                                         A Ñ O   D E  1.936

GRUPO AUTONOMO DE ZAPADORES Y TELEGRAFOS NUM. 4

CAUSA númº. 170 de 1.936

Instruida contra el soldado de la Compañía de Zapadores de este Grupo, ANDRES SANTANA GARVIA, por el delito de abandono del servicio de armas.

12915-414-5

Ocurrió el hecho el dia 15 de agosto de 1.936.

Dieron principio las actuaciones el dia 25 de agosto de 1.936

En prision preventiva el dia       de         de 1.936

En prisión provisional el dia       de               de 1.936

 

J U E Z    I N S T R U C T O R

 

S E C R E T A R I O

Teniente del Grupo Autonomo Mixto de   Brigada del mismo Grupo Don An-
Zapadores y Telegrafos numero 4.   tonio Bernal Conde.
Don Julian Borrego Rubiera.  

O t r o

O t r o

  Brigada del mismo Cuerpo Don Juan
Alferez de Ingenieros con destino en   Gili Olcina
el mismo Cuerpo Don Antonio Bernal Conde  

O t r o

O t r o

  Soldado del mismo Cuerpo Vicente
Alferez de igual Arma y Cuerpo Don Miguel   Hernandez Rodriguez
Lopez Orduña

O t r o

O t r o

  Sargento habilitado Don Jose Perez
Teniente Don Jose Sorell Gutierrez.   Ruiz

O t r o

 

O t r o.

Alferez Don Miguel Lopez Orduña   Sargento de Artilleria Don Jose San

O t r o

  chez Puertas.
Capitan de Infanteria Don Ismael Sanchez  

O t r o

Rodriguez   Sargento de Infanteria Don Alberto

O t r o

  Diaz Mateos.
Capitan Provisional de Ingenieros Don    
Gregorio Gonzalo Lopez.    

O t r o

   
Teniente de Ingenieros Don Pedro Perez    
Caballero.    

 

Cfr.: TMTQ 12915-414-5 Causa 170/1936 contra ANDRÉS SANTANA GARCÍA.- Cubierta

* * * * * * * * * * * * * *

El 9 de septiembre de 1936, el soldado ANDRÉS SANTANA GARCÍA, sería sometido a Consejo de Guerra, presidido por el Teniente Coronel FRANCISCO DE SALES GALTIER PLEY. El Fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET pediría la imposición de una pena de prisión militar mayor, resultando el reo condenado a la pena de SEIS AÑOS Y UN DÍA DE PRISIÓN MILITAR MAYOR, con la accesoria de destino a un cuerpo de disciplina, por el tiempo que después deba servir en filas.

Anuncios

ROGANDO SITUACIÓN PROCESAL DE PEDRO PERDOMO


158

bis

 

Gobierno Militar de
     Gran Canaria.
Juzgado eventual nº 3
Capitan D. Emilio Ramiz
Caja de Recluta nº. 60.

 

 

 

Teniendo noticia este Juzgado de que en Causa que V. instruye figura como encartado el paisano PEDRO PERDOMO, ruegole me manifieste la situación procesal del mencionado individuo con el fin de acreditar este extremo en procedimiento a mi cargo en el que aparece citado por un testigo como autor de un hecho delictivo.

Dios guarde a V. muchos años.

Las Palmas á 28 de Octubre 1.936

El Capitan Juez.

 [Firma rubricada de EMILIO RAMIZ GONZÁLEZ]

 

[Al pie]

Sr. Don Cristobal Garcia Uzuriaga, Juez permanente del Gobierno Militar.

 

Cfr. A-TMT5 13436-437-6 CAUSA 1 DE 1936 EN LAS PALMAS.- Folio 151 bis.

 

NUESTRO TOPO


Por Decreto-Ley nº.10/1969, de 31 de Marzo (BOE.nº.78 de 1º Abril 1969), y con motivo de cumplirse seis lustros de la terminación de la Guerra Civil, se declaraba la prescripción de todos los delitos cometidos con anterioridad al 1º de Abril 1939. Esta prescripción por ministerio de la Ley, no requería ser judicialmente declarada y, en consecuencia surtía efectos respecto de toda clase de delitos, cualesquiera que sean sus autores, su gravedad o sus consecuencias, con independencia de su calificación y penas presuntas, y sin tener en cuenta las reglas que los Códigos vigentes establecían sobre cómputo, interrupción y reanudación de los plazos de prescripción del delito.

Se ordenaba igualmente que extinguida por prescripción la acción para promover su investigación y castigo, no se debía incoar ningún proceso por delitos anteriores a la fecha señalada; se procedería inmediatamente al sobreseimiento y archivo de los procedimientos en los que no hubiese recaído aún sentencia firme, sin que pudieran abrirse los archivados por rebeldía de los procesados, y quedaban sin efecto todas las medidas procesales derivadas de la misma.

En los primeros días de entrar en vigor la citada disposición, la misma pasa desapercibida para todos los profanos en el conocimiento de lo acaecido durante la guerra civil. El 20 Abril 1969, en el Periódico “La Provincia”, se publica la noticia sobre el vecino de La Isleta, Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, diciendo que se había presentado a la Policía acogiéndose a los beneficios de prescripción del citado Real-Decreto, dado que había estado encerrado voluntariamente, huyendo de la Justicia Militar, unos 33 años.

La citada noticia se acompañaba con tres fotografías (dos del Sr. Perdomo y una con la mayoría de su familia) y recogía con grandes caracteres que había estado 33 años encerrado en una habitación en La Isleta (más de media vida) (tenía 63 años de edad), en casas de sus hermanas (c/. Alcorac-antes Fuego-, nº. 31, c/. Bentagache, c/.Los Pinzones, etc.), en total secreto saliendo por las madrugadas de su encierro, (sólo sus hermanas conocían los hechos que obligaban a esconderlo, su vida, estado de ánimo, enfermedades, etc.). Se había ofrecido después del inicio de la guerra civil, hasta 2.000 ptas. a quien conociera y denunciara su paradero, y era el segundo español que, en aquéllas fechas, se presentaba tras prescribir los delitos políticos.

El citado Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, como ya se ha dicho, estaba encartado en rebeldía en la causa nº.01/36 – muerte de dos soldados y herido grave de un cabo – en los alrededores de la Casa del Pueblo de La Isleta, el 20 Julio 1936. Durante el juicio se llega a declarar que dicho encausado fue uno de los que dispararon sobre los soldados, actuando como jefe del grupo asaltante. La prensa de la época recogía su desaparición publicando edictos y requerimientos para que hiciera acto de presencia ante el Juez Instructor de dicha Causa 01/36, y a pesar de la jugosa “recompensa”, no se obtiene noticias sobre su persona, incluso se llega a decir que había huido a Venezuela.

Fallece de infarto de miocardio en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora del Pino, en Las Palmas de Gran Canaria, a las veintidós horas del día 9 de Diciembre 1974.

Sobre este tipo de incidentes y de muchos otros españoles, existe el libro denominado “LOS TOPOS”, cuyos Autores son Luis Torbado Carro y Manuel Leguineche Bollar, Editorial Argos (Barcelona), primera edición Octubre 1977.

Al final del presente Capítulo se acompaña como anexo, relación donde se detallan los datos obtenidos de todos los implicados en las causas enumeradas anteriormente.

NOTA DEL AUTOR:

En relación con Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, a nivel personal, puedo indicar que días después de su publicación del citado Decreto-Ley nº.10/1969, estaba en la azotea de la casa de mis padres, sita en la c/.Pérez Muñoz, nº.77, quitando con “un escoplo a golpes de martillo” unos pernos empotrados en la pared que daba a dicha calle, bajo la atenta mirada de mi padre Miguel Medina Naranjo. Durante el trabajo mi ancestro cubría con su vista la calle, cuando le oigo gritar ¡Aquél es Perdomo! dando gritos y saludando con sus brazos a un individuo desconocido por mi persona; le pregunto quién era dicho vecino, recibiendo una destemplada contestación. Mi padre baja la calle, donde conversa con el tal Perdomo, dándole unos fuertes abrazos.

Cfr.

Libro ISLETA / PUERTO DE LA LUZ: CAMPOS DE CONCENTRACIÓN.- 2001.- Las Palmas de  Gran  Canaria.- Autor: JUAN MEDINA SANABRIA.- Págs. 79 – 80.

REQUISITORIA CONTRA PEDRO-NOLASCO PERDOMO PÉREZ


31

REQUISITORIA/

 

Nombre, Pedro Perdomo, oficio, chofer, Delito del que se le acusa, Agresion a la fuerza armada. Lugar a donde debe ser conducido, Juzgado Militar, Comandancia militar, bajo apercibimiento de que será declarado rebelde caso de no presentarse inmediatamente, dentro del segundo dia de publicada esta.

Juez, Capitan de Ingenieros don Antonio Gonzalez Medina.

Las Palmas veintisiete de Julio de mil novecientos treinta y seis.

Cfr. A-TMT5 13436-437-6 CAUSA 1 DE 1936 EN LAS PALMAS.- Folio 31

 

 

CAUSA 76 DE 1936 CONTRA VICENTE ESTÉVEZ CANDELARIA EN LAS PALMAS


M.8,848,472

113

Juzgado nº  1

 

COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS

PLAZA DE LAS PALMAS                      JUZGADO EVENTUAL Nº  1

 

JUICIO SUMARISIMO NUMERO 76 DE 1,936

 

13379 – 434 – 29

 

DELITO             Excitación a la Rebelión

 

PROCESADO   Vicente Estevez Candelaria

OCURRIO EL HECHO el dia 30 de Julio de 1,936

DIERON PRINCIPIO LAS ACTUACIONES el dia 31 de Julio de 1,936

 

JUEZ INSTRUCTOR :

SECRETARIO

Capitan de Infanteria

Soldado de Infanteria

DON FRANCISCO PEREZ PEREZ

JOSÉ LUZARDO PADRÓN

Otro

Otro
El Comandante de Infª D.

El Brigada de Infª D.

Cristobal Gª Uzuriaga

Juan Castro y Castro

 

Cfr.: A-TMT5 13437-437-7.- Causa 95 de 1936.- Cubierta.

 

 

CONVOCANDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 7 DE 1932


49

U.4,927,231

 

Auditoría de Guerra de la Comandancia Militar de Canarias

 

Orden del día 7 de Abril de 1932  en Santa Cruz de Tenerife

 

El próximo día 9 de los corrientes a la 10 horas se reunirá en la Sala de actos del Cuartel de San Carlos que ocupa el Regto Infª nº 37 de la Plaza  de Santa Cruz de Tenerife el Consejo de Guerra Ordinario de plaza que ha de ver y fallar la causa seguida contra el paisano Antonio Vidal Arabí

por el delito de injurias a determinado Cuerpo del Ejército

 

EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

PRESIDENTE

Teniente Coronel Señor Don José Cáceres Sanchez.

VOCALES-CAPITANES

 

NOMBRES DESTINO
  Francisco Arriaga Adan

Regto Infantería nº 37

 

Mariano San Segundo Jimenez

id.         id.             37
  Joaquín Vega Benavente

id.         id.             37

 

Rafael Villegas Romero

Grupo Mixto Artillería nº 2
  Jose Tiestos Oviedo

Comandancia Ingenieros Tenerife

 

VOCAL PONENTE

Teniente Auditor de 3ª habilitado de 2ª Don Tomás Garicano Goñi

 

VOCALES SUPLENTES

NOMBRES

DESTINO

 

Enrique Suarez Deza Aguilar

Grupo Mixto Artilleria nº 2.

  Eugenio Lopez Moradillo

Caja Reclutas nº 59

 

 FISCAL

El Jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue.

DEFENSOR

El Letrado Don Aurelio Ballester y Perez Armas

JUEZ INSTRUCTOR

El Comandante Juez Permanente Don Francisco Sanchez Pinto

Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

El Auditor,

José Samsó

[A la izquierda de la rubricada firma del Auditor de Guerra, Coronel JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, está inserto en tinta el sello de la AUDITORÍA DE LA COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS que lleva en su interior el emblema jurídico militar].

 

Cfr.: A-TMTQ 2298-137-7.- Causa 7 de 1932.- Folio 49.

 

* * * * * * * * * * *

En este Consejo de Guerra el Fiscal actuante sería el Teniente Auditor de Tercera  RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA.

El Defensor fue el Letrado AURELIO BALLESTER Y PÉREZ ARMAS.

* * * * * * * * * * *

Obsérvense las diferencias formales de esta Convocatoria republicana, con las que se sucedieron después de la sublevación del 17 julio de 1936.

1.-

Quien convoca es el AUDITOR DE GUERRA no el COMANDANTE MILITAR.

2.-

La presencia de DEFENSOR LETRADO elegido VOLUNTARIAMENTE por el procesado; no un oficial de grado militar inferior, de una lista obligatoria presentada al reo para que designara uno.

Al menos, durante la Segunda República había cierto respeto por las formas judiciales.

Y se procuraban respetar los derechos proclamados en la Constitución de 1931, aprobada por las Cortes Constituyentes el 9 diciembre de dicho año.

Aunque se declararon varios estados de guerra, durante los cuales quedaban suspendidos tales derechos.

Sin olvidar que la LEY DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA, de fecha anterior, – 31 de octubre de 1931 -, permitía al gobierno restringir derechos.

AMNISTÍA REPUBLICANA PARA ANTONIO VIDAL ARABÍ



79

Ilmo. Señor Auditor.

El Fiscal dice: En consonancia con mi comunicación, de esta fecha en la que daba cuenta a V.S. del telegrama que me dirigia el Excmo Señor Fiscal General de la República, trasladandome el contenido de la Ley de Amnistia de 11 del actual, publicada en la Gaceta del 21, y por la que se conceden los beneficios de amnistia – a los reos de delito comprendidos en el apartado 1º), número 7º del articulo 7º del Codigo de Justicia Militar-, se ha examinado la presente causa, registrada bajo el número 7, de 1932 y seguida contra el paisano ANTONIO VIDAL ARABI, de cuya actuaciones resulta: que por sentencia dictada en Consejo de Guerra de Plaza, reunido el dia 9 de Abril último (folio 60 a 61) el aludido individuo fué condenado a la pena de seis meses y un dia de prisión correccional como autor de un delito de insulto a determinado Cuerpo del Ejército, previsto y sancionado en el articulo 258 del referido texto legal. Cuyo fallo fué firme en virtud de decreto de su Autoridad obrante al folio 64 y vuelto.

Teniendo en cuenta que la sentencia aludida lleva fecha posterior a la promulgación de la Constitucion de la Republica, que el medio empleado para la comisión del delito, es de los que se preveen en la Ley antes invocada para la aplicación de dicha gracia, y que el condenado no concurre la condición de militar, motivadora de la exclusion de tales beneficios, este Ministerio, oonsidera procedente la aplicación de los mismos, y en tal sentido los insta de su Autoridad a la que paralelamente suplica la libertad del paisano ANTONIO VIDAL ARABI por lo que a las resultas de la presente causa se refieren cesando en su consecuencia la condicionalidad de la otorgada por Decreto de 23 de Agosto proximo pasado (D. O. nº 200) y elevandola a definitiva.

De acordarlo así V. S. se darán las ordenes oportunas para su cumplimiento,  designando Juez Instructor y Secretario, en su caso, que proceda a la apertura y continuación del diligenciado, practicandose la oportuna notificación al amnistiado, extrayendose y cursandose testimonio de la presente censura y Decreto de su Autoridad para el Jefe de la Prisión Provincial de esta Capital en donde cumplió, otro de iguales extremos para esta Fiscalia a los efectos de estadistica, union a los autos de los acuses de recibo correspondientes, acreditación de cumplimiento, y nueva consulta a esa Auditoria una vez practicadas las diligencias de ejecucion antes indicadas.

Santa Cruz Tenerife 23 Septiembre 1932

EL FISCAL

P.I.

Rafael Diaz Llanos

[Firma rubricada

A la izquierda de la rubricada firma del Fiscal RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, está el sello ovalado, en tinta, de la Fiscalía Jurídico Militar de Canarias.

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folio 79.

* * * * * * *

Nota del transcriptor:

En este farragoso texto se puede ver que el joven RAFAEL DÍAZ-LLANOS LECUONA, no dominaba  suficientemente la jerga jurídica-militar.

Y lo que es peor, sus conocimientos del idioma era deplorables.

No solamente por la abundante carencia de tildes, sino que además queda de manifiesto que ni siquiera sabía conjugar correctamente, el verbo «prever», incurriendo en el vergonzoso desliz de escribir «preveen», donde debía haber escrito «prevén».

Disparate lingüístico al que seguimos asistiendo hoy en día, por estar muy extendido entre la inverecunda clase política actual.

 

Cfr.: ATMTQ 2298-137-7.- Causa número 7 de 1932.- Folio 79.