ACERCA DEL VUELO DEL AVIÓN DH89 DRAGON RAPIDE G-CAYR


La hagiografía franquista se ha referido al avión que transportó al General FRANCISO FRANCO BAHAMONDE, desde Gando (Gran Canaria) hasta Marruecos, como Dragon Rapide.

Así, con las letras en itálica, haciendo parecer que éste era el nombre del avión.

Muchos historiadores, considerados serios, han continuado conservando tal formato, llegando en algunos casos a escribir tal nombre entrecomillado, como “Dragon Rapide”.

Peor si cabe es haber leído, escrito por un eminente catedrático que tal avión era de dos motores, de radio de acción mediano.

Parecería entenderse que al describirlo así pretendía ponerlo al nivel de una avioneta.

De hecho en algún libro se ha mencionado aquel avión como avioneta.

Todo esto constituye un error histórico notable, que denota gran desconocimiento de la historia aeronáutica.

El fabricante británico de aviones De Havilland había construido un avión que técnicamente fue designado como DH84 Dragon.

Posteriormente mejoró este modelo, al que denominó DH89 Dragon Rapide.

Ambas denominaciones fueron utilizadas como reclamos comerciales, dentro de esa técnica ya antigua, que conocemos con el término inglés de “marketing”.

El DH89 Dragon Rapide es considerado una versión mejorada del DH84 Dragon, ya que le habían sido añadidos avances tecnológicos, que mejoraron sus capacidades y potencialidades.

Eso que suele llamarse mejorada ”perfomance”.

He aquí algunas de sus características:

 

Velocidad máxima 290 Km/h 157 knots
Velocidad de crucero 244 Km/h 132 knots
Alcance 900 Km 578 miles
Techo 600 m 19500 feet

 

Se trataba de un avión bastante avanzado para su época, versátil, que servía para el transporte de personas y cosas, y estaba en el mercado desde 1934.

A este respecto, viene bien una referencia al avión Dragon encontrada en el folio 35 del Libro 27 de Actas Municipales, correspondiente a la sesión plenaria de 26 de junio de 1935, donde se puede leer este texto manuscrito:

Se dió cuenta de un despacho telegrafico de los Diputados Sres. [Andrés] Orozco [Batista] y [Rubens] Marichal [López], en el que dán cuenta que el Director General de Aeronáutica, ha dispuesto que se haga el servicio de enlace con Tenerife con un trimotor marca “Dragon”, desde la primera quincena de Julio próximo.

S.E. acordó quedar enterado con agrado.

 

O sea que desde 1935 ya era conocido en Tenerife el avión Dragon.

Aunque resulta desconcertante que el acta se refieran al mismo con un trimotor.

 

Como ocurre con toda clase de artefactos diseñados para uso civil, también fue utilizado con fines militares.

La aviación republicana española dispuso de aviones DH89 Dragon Rapide.

Debe quedar bien claro que la denominación comercial Dragon Rapide no es el nombre particular de un avión, sino de un modelo de avión.

No es el nombre de un avión único, asignado a un usuario.

Por tanto, no procede escribirlo con letras itálicas o entrecomilladas, como si fuera un nombre propio de un avión concreto.

La misma casa De Havilland, construiría un exitoso avión de combate, DH98, con estructura de madera, al cual se denominó Mosquito.

Ejemplos de denominaciones comerciales de modelos de aviones, hay muchísimos.

Así, podemos recordar los Hurricane, Spitfire, Stuka, todos nombres bélicos famosos, como el Dakota asignado al magnífico Douglas DC3, que sigue volando hoy en día, gracias a su magnífico perfomance, a pesar de ser un avión de pistón y no de turbina.

Y todavía muchos recordamos nombres míticos de la Aviación comercial, como Clipper, Constellation, Caravelle, Tristar, Jumbo, DC10, etc.

El que la hagiografía franquista escribiera el nombre del modelo de avión DH89 Dragon Rapide, en itálicas y/o entrecomillado, además de demostrar ignorancia aeronáutica, así como de la lengua inglesa, hace sospechar que dichos “escribidores” pretendían contribuir al culto a la personalidad desarrollado en torno a Franco, llevando al subconsciente de sus lectores que su Caudillo voló sobre un dragón.

Hasta he llegado a ver escrita la palabra inglesa, españolizada con nuestra tilde, para que fuera leida como dragón.

Desde nuestro punto de vista canario, lo que debe interesarnos, es que el martes seis de julio de 1936, con dinero facilitado por JUAN MARCH ORDINAS, tres implicados en la trama civil del Alzamiento, JUAN-IGNACIO LUCA DE TENA, JUAN DE LA CIERVA CODORNIU y LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL, habían alquilado en Londres, el avión, biplano y bimotor, De Havilland modelo Dragón Rapide G-ACYR.

Wikipedia cuenta que el DH89 Dragon Rapide G-CAYR, había pertenecido al Príncipe de Gales.

En aquella gestión, desde Biarritz, el conspicuo tinerfeño ANDRÉS ARROYO Y GONZÁLEZ DE CHAVES, dice haber participado, cumpliendo instrucciones de JUAN MARCH ORDINAS.

Así lo ha dejado escrito este conspicuo tinerfeño, en la página 161 de su obra Actuaciones y notas de mi vida en relación a Dios y a la Patria, publicada en  Santa Cruz de Tenerife el año 1967.

Don Juan March Ordinas, en el año 1936 estaba, como yo, exilado en Biarritz; y a mediados de Junio, visitándome en mi domicilio, me dijo:

Luca de Tena ha venido a mi casa y me manifestó, en secreto, que para salvar a España está ya preparado el alzamiento del Ejército leal a la Patria: pero que se necesitan 2.000 libras esterlinas para arrendar un avión en Inglaterra, que salga para Tenerife, a fin de recoger al General Franco y trasladarlo a África para el levantamiento del Ejército de Marruecos.

Y así se efectuó seguidamente, poniendo yo el telegrama en Biarritz y enviando D. ]uan su carta al Banco para que el pago fuese cargado a su cuenta.

Observese que el conspicuo don Andrés dice que aquella actuación suya fue a mediados de junio.

Wikipedia ni siquiera alude a la eficaz actuación del conspicuo tinerfeño ANDRÉS DE ARROYO Y GONZÁLEZ DE CHAVES.

En cambio, da esta otra versión:

El día 4 el financiero Juan March, instalado en Biarritz, entregó un cheque en blanco al marqués de Luca de Tena, propietario del diario ABC, para financiar la operación, y éste encargó a Luis Bolín, corresponsal del ABC en Londres, el alquiler del avión.

El día 4 de julio de 1936, dice Wikipedia.

¿A quien creemos?

¿Al conspicuo tinerfeño?

¿A Wikipedia?

En cualquier caso, lo que si parece claro es que la sublevación militar que provocaría la fratricida Guerra Civil, que luego devendría en una dictadura de casi cuatro décadas en España, se estaba gestando bastante antes del trece de julio de 1936.

El alevoso asesinato de JOSÉ CALVO SOTELO, se produjo en la noche del lunes trece al martes catorce de julio de 1936.

Execrable asesinato, devenido del vesánico deseo despertado tras el crimen ejecutado, sobre las 22 horas del domingo 12 de julio, en la persona del Teniente de la Guardia de Asalto, JOSÉ DEL CASTILLO SÁENZ DE TEJADA, tiroteado por pistoleros de extrema derecha, carlistas (Ian Gibson) o falangistas (Paul Preston). Wikipedia dixit.

Con estos datos, todo el montaje historiográfico franquista posterior, atribuyendo el desencadenamiento de la guerra fratricida, al asesinato del protomártir JOSÉ CALVO SOTELO, cae por su propia base.

El avión, biplano y bimotor, cuyo alcance era de novecientos kilómetros, de Havilland 89 modelo Dragón Rapide G-ACYR, había despegado del aeródromo de Croydon, al sur de Londres, en la mañana del sábado 11 de julio de 1936, pilotado por el capitán CHARLES WILLIAM HENRY «CECIL» BEBB, llevando a bordo varios conspicuos pasajeros españoles, y tres turistas ingleses: el militar retirado HUGH POLLARD, su hija Diana y una amiga de ésta, Dorothy Watson.

En un vuelo con múltiples escalas, evitando los aeródromos peninsulares españoles, (Burdeos, Biarritz, Oporto, Lisboa, Casablanca, Cabo Juby), arribaría al aeródromo de Gando en Gran Canaria, el martes 14 de julio a las 14:40 horas.

En la misma noche del martes 14 de julio de 1936, HUGH POLLARD y las dos muchachas, se trasladan por la única vía posible, en barco, hasta Tenerife.

A las 7:30 de la mañana del viernes 15, HUGH POLLARD se presenta en la Clínica Costa, de Santa Cruz de Tenerife, contactando con el Teniente Coronel médico LUIS GABARDA SITJAR, ante el cual se identifica mediante la contraseña «Galicia saluda a Francia».

LUIS GABARDA SITJAR abandona su consulta, para irse rápidamente al edificio de la Comandancia Militar de las Islas Canarias, – edificio siempre conocido como de Capitanía General de Canarias -, entrevistándose con el Teniente Coronel FRANCISCO FRANCO SALGADO, el inseparable primo PACÓN, ayudante del general FRANCISCO Paulino Hermenegildo Teódulo FRANCO BAHAMONDE.

Así lo contaría años después, LUIS GABARDA SITJAR, cuando ya era general médico, inspector de Sanidad Militar.

La clínica Costa estaba ocupando el edificio que anteriormente había sido Hotel Battemberg, situado en el número 56 de la calle Viera y Clavijo, haciendo esquina, por debajo con la calle Jesús y Maria, y por arriba con la Rambla de Santa Cruz, nombre éste que el día 18 de diciembre de 2008, reemplazó al de Avenida del General Franco, impuesto el 5 de octubre de 1936.

Fecha ésta en la fue eliminado su nombre original, que era el de XI DE FEBRERO, con el que había sido bautizada en 1873.

Este edificio ya no existe. Fue derruido, y en su parcela hay un edificio residencial, moderno de color blanco y balcones redondeados.

 


FRANCO EN GRAN CANARIA DESDE EL 17 DE JULIO DE 1936

Ha quedado bien claro, que cuando ocurrieron los execrables asesinatos del Teniente de la Guardia de Asalto, JOSÉ DEL CASTILLO SÁENZ DE TEJADA y del diputado JOSÉ CALVO SOTELO, el avión De Havilland 89 Dragon Rapide G-ACYR, llevaba muchas horas en el aire volando hacia su destino en Gran Canaria, con el propósito de recoger al General FRANCO.

El objetivo final de este avión era, y fue, transportar al general Franco desde Canarias a Marruecos, para que pudiera ponerse al frente del potente Ejército de África.

En la mañana del jueves 16 de julio se había producido la «providencial» muerte del Comandante Militar de Las Palmas, General AMADO BALMES ALONSO, a quien, en más de un lugar, he visto referido como Gobernador Militar.

Conviene recalcar que el cargo del General de Brigada AMADO BALMES ALONSO, era el de Comandante Militar de la provincia de Las Palmas.

Como tal, estaba bajo las órdenes del Comandante Militar de las Islas Canarias, General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, a quien, asimismo, en más de una obra histórica, se le ha atribuido la dignidad de Capitán General de Canarias.

Dignidad que había sido eliminada por el Gobierno de la República en 1931, cinco años antes.

Lo relevante es que el General AMADO BALMES ALONSO había recibido un tiro en la barriga, en circunstancias no aclaradas fehacientemente.

Tiro en la barriga que en aquellos tiempos, sin antibióticos, y con los escasos medios médicos, solía finiquitar con la inevitable vida del herido, que moría con espantosos dolores.

El Comandante Militar de las Islas Canarias, cuya sede estaba en Tenerife, General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, solicita y obtiene permiso del Ministerio, para desplazarse a Gran Canaria, con el fin de presidir la ceremonia fúnebre del fallecido General AMADO BALMES ALONSO.

Embarca en el vapor correillo interinsular, en la medianoche de aquel mismo jueves 16 de julio, llevando a su esposa CARMEN POLO e hija CARMENCITA FRANCO POLO.

Le acompañan su inseparable primo FRANCISCO FRANCO SALGADO, PACÓN, y el Comandante Jurídico LORENZO MARTÍNEZ FUSET, además de una escolta personal compuesta por estos cuatro oficiales:

1.- Capitán de Infantería FRANCISCO ESPEJO AGUILERA.

2.- Capitán de Artillería JOSÉ GIL DE LEÓN ENTRAMBASAGUAS.

3.- Teniente de Infantería ÁLVARO MARTÍN BENCOMO.

4.- Teniente de Artillería MANUEL LOJENDIO CLAVIJO

También va en el  barco, encargado de la custodia de las dos mujeres, el guardia civil MANUEL MIRÓ MESTRES,

El correíllo arriba al Puerto de La Luz (Gran Canaria), a las 08:30 de la mañana del viernes 17.

Celebradas las honras fúnebres al cadáver del General de Brigada AMADO BALMES ALONSO, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE y su familia, parece que hicieron turismo por la capital grancanaria.

Al mediodía de aquel viernes 17 de julio, es descubierto en MELILLA el plan de los rebeldes para el día siguiente.

Pero el Comandante General de Melilla, general MANUEL ROMERALES QUINTERO, al que se ha descrito como «el más gordo de los cuatrocientos generales españoles y uno de los más fáciles de engañar», no decidió arrestar a los oficiales sospechosos.

Esta falta de decisión la pagaría con su vida.

Sería arrestado ese mismo día por el Coronel LUIS SOLANS LEBEDÁN y el Teniente Coronel JUAN SEGUÍ.

Y al mes siguiente, el 26 de agosto de 1936, sería sentenciado a muerte por un consejo de guerra, acusado de «sedición y traición».

La justicia al revés: los rebeldes acusaban de sedición y traición, a los leales al gobierno constituido, legal y legítimo, de España.

Triunfante la Rebelión en Melilla, el Coronel LUIS SOLANS LEBEDÁN ordenó enviar un telegrama al General FRANCO.

El sábado 18 de julio por la tarde, el DH 89 Dragon Rapide despegó del aeródromo de Gando, llevando a bordo al General FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

Este se había afeitado el bigote e iba vestido de civil.

Vergonzante.

Dícese que portaba un pasaporte diplomático falsificado.

Tras aterrizar en Casablanca, donde le aguardaba LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL, el avión fue repostado y continuó hasta Tetuán.

FRANCO se vistió con su uniforme, desembarcó y se puso al frente del ejército español en Marruecos.

El falaz VICTOR ZURITA SOLER en su libraco del año 1937, titulado  «En Tenerife planeó Franco el movimiento nacionalista», se hace eco de un testimonio del piloto CHARLES WILLIAM HENRY «CECIL» BEBB, en el que éste dice

el general se quitó el uniforme, encerró sus efectos en una maleta y después de meter en ella también los papeles que llevaba sobre sí, la arrojó al mar.

 

Si damos veracidad al cuento publicado por el falaz VICTOR ZURITA SOLER, en su libraco del año 1937, donde dice que Franco arrojó al mar su uniforme junto con una maleta, cabe preguntarse, ¿de donde sacó Franco su uniforme en Marruecos?.

LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL fue comisionado «para comprar aviones y suministros para el ejercito español no marxista», despegando inmediatamente en el DH89 Dragon Rapide G-CAYR.

* * * * * * * * * * * *

LO QUE CUENTA LA WIKIPEDIA

En Wikipedia he encontrado un relato titulado

El Dragon Rapide en la historia de España,

que más bien parece un cuento, por la cantidad de inexactitudes que se han deslizado en el mismo.

Se me ha ocurrido subrayar lo que me ha parecido más sobresaliente por su dudosa o baja fiabilidad.

Pero está tan plagado de errores que al final he renunciado continuar el subrayado.

Aunque con tanto subrayado, me parece que ha quedado, casi, como una criba de Eratóstenes.

 

 

EL DRAGON RAPIDE EN LA HISTORIA DE ESPAÑA

En febrero de 1936, inmediatamente después de conocerse los resultados que daban la victoria al Frente PopularFranco, coordinadamente con José María Gil-Robles (líder de la CEDA y ministro de la Guerra del anterior gobierno), presionó al gobierno provisional para que suspendiera las garantías constitucionales y decretara la ley marcial y, así, dejar sin efecto los resultados de las elecciones. Al día siguiente, aprovechando que el Consejo de Ministros había otorgado a su presidente, Manuel Portela, la potestad de decretar la ley marcial cuando lo creyera oportuno, pasando por encima de su autoridad y como jefe del Estado Mayor Militar, Franco envió a todas las regiones militares un comunicado en que se instaba a decretar el estado de Guerra. Zaragoza, Valencia, Alicante y Oviedo decretaron el Estado de Guerra, pero la intentona fracasó principalmente al no sumarse la Guardia Civil.2

Superados estos incidentes, Manuel Azaña es nombrado Presidente del Gobierno. Conocedor de la existencia del complot, aunque no conociera los detalles ni exactamente sus participantes, alejó de los centros de poder a aquellos generales que consideraba más proclives al pronunciamiento. Franco, perdiendo la jefatura del Estado Mayor, fue enviado como comandante general a las Islas Canarias.3 Franco lo consideró como un destierro.

Antes de salir para Canarias, Franco asiste a una reunión a la que, entre otros, también asisten los generales Mola y Goded, en la que se decide preparar un golpe de Estado capitaneado por el general Sanjurjo (entonces desterrado en Portugal). Franco, sin rechazar la conspiración, no se compromete. Desde Canarias recibe puntualmente información mostrándose siempre indeciso y cauteloso.

A finales de junio los preparativos del pronunciamiento estaban prácticamente ultimados, únicamente faltaba cerrar el acuerdo con los carlistas y asegurar la participación de Franco. Juan Yagüe y Francisco Herrera (amigo personal de Gil-Robles) recibieron el encargo de convencerle para que se sumase, y a finales de junio Franco de debió llegar a algún compromiso, porque el 1 de julio Herrera llegó a Pamplona para que Mola diese el visto bueno al plan según el cual se alquilaría un avión para que trasladase a Franco desde Canarias a Marruecos.

El día 4 el financiero Juan March, instalado en Biarritz, entregó un cheque en blanco al marqués de Luca de Tena, propietario del diario ABC, para financiar la operación, y éste encargó a Luis Bolín, corresponsal del ABCen Londres, el alquiler del avión. Con el asesoramiento de Juan de la Cierva contrata un bimotor de Havilland D.H.89 Dragon Rapide con piloto, el capitán Bebb. El avión había pertenecido al duque de Gales y se encontraba en el aeropuerto de Croydon. En principio se pensó en un hidroavión, pero no encontrándose ninguno disponible la elección recayó en un avión modelo Dragon Rapide.

Para no despertar sospechas sobre el viaje, llevaba como pasajeros a un mayor inglés en la reserva, a su hija y a una amiga, a los que ofrecieron viajar gratis como turistas a Tenerife; se perdieron a la altura de los Picos de Europa y tuvieron que regresar a Biarritz para repostar gasolina, continuaron volando hasta Lisboa y posteriormente hasta las Islas Canarias, al aeropuerto de Gando en la isla de Gran Canaria, tras una escala en Casablanca, los turistas continuaron hasta Tenerife donde tenían que dar el extraño mensaje «Galicia saluda a Francia» a un médico.

El 12 de julio, el avión ya se encuentra en Casablanca en espera de concretarse el día del pronunciamiento. Ese mismo día Franco envió un comunicado cifrado a Mola en el que planteó su retirada alegando «geografía poco extensa», lo que significaba que no se unía al plan por considerar que no se contaba con suficientes apoyos. Cuando le llegó el mensaje a Mola, montó en cólera y furioso tiró el papel al suelo. El general Sanjurjo sentenciaría: «Con Franquito o sin Franquito» el alzamiento va adelante.4 5 Finalmente, el día 14, después del asesinato de José Calvo Sotelo y la reacción que esta muerte causó en la derecha y en sectores del Ejército, Mola recibe otro mensaje de Franco que le transmite su decisión de unirse a la conspiración.

Con el Dragon Rapide ya en Gran Canaria (llegó al aeropuerto de Gando a las 14.40 horas del día 14), Franco deberá trasladarse allí desde su residencia de Tenerife sin levantar sospechas. A dos días de la fecha del levantamiento, el 16 de julio, el comandante militar de Gran Canaria, el general Amado Balmes, muere de un disparo en el estómago.6 Su muerte permite que Franco se traslade a Las Palmas de Gran Canaria, capital de la isla de Gran Canaria, sin levantar sospechas con la excusa de asistir a su entierro. También permite que el general Orgaz, que siempre estuvo implicado en la conspiración, sea el encargado de llevar a cabo el levantamiento en las Islas Canarias.

El 17 por la mañana Franco ya está en Las Palmas de Gran Canaria con su mujer y su hija, donde asisten al entierro del general Balmes. Esa misma tarde se produce el levantamiento en África. Rumores de que los conspiradores iban a ser detenidos hace que se adelanten un día a la fecha fijada. Franco es despertado a las 4 de la madrugada del 18 de julio para comunicarle que se han sublevado con éxito las guarniciones de Ceuta, Melilla y Tetuán. Esa mañana, Franco embarca a su mujer y a su hija en un trasatlántico con destino a Francia, y él, a las dos de la tarde, sube al Dragon Rapide que le llevará a Marruecos. Con gran perspicacia había recorrido los casi 20 km que separan la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria hasta el entonces aeródromo de Gando en barco, evitando que en carretera fuera interceptado por la Guardia de Asalto.

Franco va vestido de paisano y, en algún momento del viaje, se afeita el bigote. Gil-Robles más tarde dejaría escrito que Franco, por miedo a que interceptasen el avión, llevaba una carta dirigida al presidente del gobierno, en la que expresaba su apoyo a la República y su intención de viajar a Madrid para defenderla.7 hacen escala en Agadir a las 17.00. A las 18.55 sale de Agadir con destino a Casablanca, donde aterriza a las 21.00 horas. En esta segunda escala, innecesaria desde el punto de vista técnico, recogen a Bolín, el corresponsal del ABC, impidiendo que se llegue a Tetuán, el destino del viaje, en el mismo día. El aeródromo de Tetuán carecía de balizamiento, lo que impedía los aterrizajes nocturnos.8

En Casablanca tomaron habitaciones en un hotel. Desde allí, Franco telefoneó a Tetuán para cerciorarse de que el levantamiento había tenido éxito. Yagüe se lo confirma.9 Bolín le enseña los titulares del periódico marroquí La Depeche Marrocaine: «El general Franco, llamado por el Gobierno para sofocar la rebelión, se encuentra en pleno viaje de Canarias a Madrid«.10 A las cuatro de la mañana, ya del día 19, se despiden del hotel y a las cinco, el Dragon Rapide despega de Casablanca con destino a Tetuán. Según testimonio del piloto Cecil W. H. Beeb:

Mientras volábamos sobre las aguas del Atlántico, el general se quitó el uniforme, encerró sus efectos en una maleta y después de meter en ella también los papeles que llevaba sobre sí, la arrojó al mar. Inmediatamente le vi ponerse un jaique y un albornoz y enrollarse a la cabeza un turbante. Se le hubiera creído un verdadero árabe salido de los zocos de Marrakech.9

Minutos antes de las siete de la mañana estaban sobrevolando el aeródromo de Tetuán. Antes de aterrizar, Franco o Bolín (según versiones) dio instrucciones al piloto: «Dé una vuelta a la pista lo más bajo posible. Si le digo ¡Arriba! retome el vuelo sin vacilar». después de dar varias vueltas, Franco reconoció a uno de los coroneles sublevados y dijo al piloto: «¡Ahí está el rubito! ¡Aterricemos!». Al tomar tierra es recibido con júbilo por los oficiales sublevados, entre ellos Yagüe, que le besa y le abraza. Franco se despide del piloto: «Algún día sabrá usted lo que ha hecho. Hoy no tengo palabras para expresarle mi gratitud».11

La historiografía franquista ha calificado este viaje de histórico. El Dragon Rapide estaba en el Aeropuerto de Gando en espera para partir. Franco se enteró de que en Marruecos se habían sublevado el día 18 a las 4 de la madrugada y llega a Tetuán el día 19 a las 7 también de la madrugada. «La primera pregunta que surge ante el vuelo de Gran Canaria-Tetuán del Dragon Rapide es si podría haberse hecho sin escalas. Así lo aseguran bastantes historiadores».12

 

  1. El avión de Franco surca el cielo de Madrid. elmundo.es. 7 de septiembre de 2007.http://www.elmundo.es/elmundo/2009/09/07/madrid/1252288376.html
  2. Preston 1994, p. 152
  3. Bachoud 2000, p. 127
  4. Preston 1994, pp. 174-175
  5. ¿Para qué…? De Alfonso XIII a Juan III , Juan Antonio Ansaldo. En Reig Tapia 1996, p. 69.
  6. La historiografía franquista describe el hecho como un accidente que se produjo cuando Balmes manipulaba un arma. Otras versiones lo sitúan al lado de la República, por lo que se sospecha que pudiera haber sido asesinado. Preston 1994, pp. 178-179. También opina lo mismo el historiador Ángel Viñas (http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Creo/Franco/ordeno/asesinato/empezar/guerra/elpepusocdmg/20110522elpdmgrep_9/Tes)
  7. Gil-Robles, No fue posible, p. 782. En Preston 1994, p. 181.
  8. Fernández 1983, p. 69.
  9. to:a b Reig Tapia, p. 75
  10. Se aseguró posteriormente que el general había salido de Canarias con una carta dirigida al gobierno en la que le comunicaba su decisión de luchar a favor de la República. Fernández 1983, p. 70.
  11. Fernández 1983, p. 70.
  12. La primera escala de Agadir, según Carlos Fernández, era necesaria dada la autonomía de avión y la segunda se habría justificado por la necesidad de recoger al corresponsal del ABC. Fernández 1983, p. 69.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

¡Asi, y peor, se ha escrito la HISTORIA ¡

Sobre la declaración en Canarias, de un efímero estado de guerra, en febrero de 1936, hay dos referencias en este blog.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/04/24/declarando-estado-de-guerra-en-febrero-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/04/25/levantando-estado-de-guerra-en-febrero-de-1936/

 

EN TORNO AL AVIÓN DH89 DRAGON RAPIDE G-CAYR


La hagiografía franquista se ha referido al avión que transportó al General FRANCISO FRANCO BAHAMONDE, desde Gando (Gran Canaria) hasta Marruecos, como Dragon Rapide.

Así, con las letras en itálica, haciendo parecer que éste era el nombre del avión.

Muchos historiadores, considerados serios, han continuado conservando tal formato, llegando en algunos casos a escribir tal nombre entrecomillado, como “Dragon Rapide”.

Peor si cabe es haber leído, escrito por un eminente catedrático que tal avión era de dos motores, de radio de acción mediano.

Parecería entenderse que al describirlo así pretendía ponerlo al nivel de una avioneta.

De hecho en algún libro se ha mencionado aquel avión como avioneta.

Todo esto constituye un error histórico notable, que denota gran desconocimiento de la historia aeronáutica.

El fabricante británico de aviones De Havilland había construido un avión que técnicamente fue designado como DH84 Dragon.

Posteriormente mejoró este modelo, al que denominó DH89 Dragon Rapide.

Ambas denominaciones fueron utilizadas como reclamos comerciales, dentro de esa técnica ya antigua, que conocemos con el término inglés de “marketing”.

El DH89 Dragon Rapide es considerado una versión mejorada del DH84 Dragon, ya que le habían sido añadidos avances tecnológicos, que mejoraron sus capacidades y potencialidades.

Eso que suele llamarse mejorada ”perfomance”.

He aquí algunas de sus características:

 

Velocidad máxima 290 Km/h 157 knots
Velocidad de crucero 244 Km/h 132 knots
Alcance 900 Km 578 miles
Techo 600 m 19500 feet

 

Se trataba de un avión bastante avanzado para su época, versátil, que servía para el transporte de personas y cosas, y estaba en el mercado desde 1934.

A este respecto, viene bien una referencia al avión Dragon encontrada en el folio 35 del Libro 27 de Actas Municipales, correspondiente a la sesión plenaria de 26 de junio de 1935, donde se puede leer este texto manuscrito:

Se dió cuenta de un despacho telegráfico de los Diputados Sres. [Andrés] Orozco [Batista] y [Rubens] Marichal [López], en el que dán cuenta que el Director General de Aeronáutica, ha dispuesto que se haga el servicio de enlace con Tenerife con un trimotor marca “Dragon”, desde la primera quincena de Julio próximo.

S.E. acordó quedar enterado con agrado.

 

Como ocurre con toda clase de artefactos diseñados para uso civil, también se le buscó utilización con fines militares.

La aviación republicana española dispuso de aviones DH89 Dragon Rapide.

Debe quedar bien claro que la denominación comercial Dragon Rapide no es el nombre particular de un avión, sino de un modelo de avión.

No es el nombre de un avión único, asignado a un usuario.

Por tanto, no procede escribirlo con letras itálicas o entrecomilladas, como si fuera un nombre propio de un avión concreto.

La misma casa De Havilland, construiría un exitoso avión de combate, DH98, con estructura de madera, al cual se denominó Mosquito.

Ejemplos de denominaciones comerciales de modelos de aviones, hay muchísimos.

Así, podemos recordar los Hurricane, Spitfire, Stuka, todos nombres bélicos famosos, como el Dakota asignado al magnífico Douglas DC3, que sigue volando hoy en día, gracias a su magnífico perfomance, a pesar de ser un avión de pistón y no de turbina.

Y todavía muchos recordamos nombres míticos de la Aviación comercial, como Clipper, Constellation, Caravelle, Tristar, Jumbo, DC10, etc.

El que la hagiografía franquista escribiera el nombre del modelo de avión DH89 Dragon Rapide, en itálicas y/o entrecomillado, además de demostrar ignorancia aeronáutica, así como de la lengua inglesa, hace sospechar que dichos “escribidores” pretendían contribuir al culto a la personalidad desarrollado en torno a Franco, llevando al subconsciente de sus lectores que su Caudillo voló sobre un dragón.

Hasta he llegado a ver escrita la palabra inglesa, españolizada con nuestra tilde, para que fuera leída como dragón.

Desde nuestro punto de vista canario, lo que debe interesarnos, es que el martes seis de julio de 1936, con dinero facilitado por JUAN MARCH ORDINAS, tres implicados en la trama civil del Alzamiento, JUAN-IGNACIO LUCA DE TENA, JUAN DE LA CIERVA CODORNIU y LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL, habían alquilado en Londres, el avión, biplano y bimotor, De Havilland modelo Dragón Rapide matriculado como G-ACYR. Golf Alfa Charlie Yanky Romeo.

Wikipedia cuenta que el DH89 Dragon Rapide G-CAYR, había pertenecido al Príncipe de Gales.

Pero me he topado con tantas inexactitudes y deformaciones en Wikipedia, que no me merece crédito tal aserto.

Si parece ser cierto que el británico Príncipe de Gales dispuso de un DH89 Dragon Rapide.

Retornado al hilo del relato de la consecución del avión para venir a buscar al General Franco, en aquella gestión, desde Biarritz, el conspicuo tinerfeño ANDRÉS ARROYO Y GONZÁLEZ DE CHAVES, ha contado que participó, cumpliendo instrucciones de JUAN MARCH ORDINAS.

Así lo ha dejado escrito este conspicuo tinerfeño, en la página 161 de su obra Actuaciones y notas de mi vida en relación a Dios y a la Patria, publicada en  Santa Cruz de Tenerife el año 1967.

Don Juan March Ordinas, en el año 1936 estaba, como yo, exilado en Biarritz; y a mediados de Junio, visitándome en mi domicilio, me dijo:

Luca de Tena ha venido a mi casa y me manifestó, en secreto, que para salvar a España está ya preparado el alzamiento del Ejército leal a la Patria: pero que se necesitan 2.000 libras esterlinas para arrendar un avión en Inglaterra, que salga para Tenerife, a fin de recoger al General Franco y trasladarlo a África para el levantamiento del Ejército de Marruecos.

Y así se efectuó seguidamente, poniendo yo el telegrama en Biarritz y enviando D. ]uan su carta al Banco para que el pago fuese cargado a su cuenta.

Obsérvese que el conspicuo don Andrés dice que aquella actuación suya fue a mediados de junio.

Wikipedia ni siquiera alude a la eficaz actuación del conspicuo tinerfeño ANDRÉS DE ARROYO Y GONZÁLEZ DE CHAVES.

En cambio, da esta otra versión:

El día 4 el financiero Juan March, instalado en Biarritz, entregó un cheque en blanco al marqués de Luca de Tena, propietario del diario ABC, para financiar la operación, y éste encargó a Luis Bolín, corresponsal del ABC en Londres, el alquiler del avión.

El día 4 de julio de 1936, dice Wikipedia.

¿A quién creemos?

¿Al conspicuo tinerfeño?

¿A Wikipedia?

En cualquier caso, lo que sí parece claro es que la sublevación militar que provocaría la fratricida Guerra Civil, que luego devendría en una dictadura de cuatro décadas en España, se estaba gestando bastante antes del trece de julio de 1936.

El alevoso asesinato de JOSÉ CALVO SOTELO, se produjo en la noche del lunes trece al martes catorce de julio de 1936.

Execrado asesinato, devenido del vesánico deseo despertado tras el crimen ejecutado, sobre las 22 horas del domingo 12 de julio, en la persona del Teniente de la Guardia de Asalto, JOSÉ DEL CASTILLO SÁENZ DE TEJADA, tiroteado por pistoleros de extrema derecha, carlistas (Ian Gibson) o falangistas (Paul Preston). Wikipedia dixit.

Con estos datos, todo el montaje historiográfico franquista posterior, atribuyendo el desencadenamiento de la guerra fratricida, al asesinato del protomártir JOSÉ CALVO SOTELO, cae por su propia base.

El avión, biplano y bimotor, cuyo alcance era de novecientos kilómetros, De Havilland 89 modelo Dragón Rapide G-ACYR, había despegado del aeródromo de Croydon, al sur de Londres, en la mañana del sábado 11 de julio de 1936, pilotado por el capitán CHARLES WILLIAM HENRY «CECIL» BEBB, llevando a bordo varios conspicuos pasajeros españoles, y tres turistas ingleses: el militar retirado HUGH POLLARD, su hija Diana y una amiga de ésta, Dorothy Watson.

En un vuelo con múltiples escalas, evitando los aeródromos peninsulares españoles, (Burdeos, Biarritz, Oporto, Lisboa, Casablanca, Cabo Juby), arribaría al aeródromo de Gando en Gran Canaria, el martes 14 de julio a las 14:40 horas.

En la misma noche del martes 14 de julio de 1936, HUGH POLLARD y las dos muchachas, se trasladan por la única vía posible, en barco, hasta Tenerife.

A las 7:30 de la mañana del viernes 15, HUGH POLLARD se presenta en la Clínica Costa, de Santa Cruz de Tenerife, contactando con el Teniente Coronel médico LUIS GABARDA SITJAR, ante el cual se identifica mediante la contraseña «Galicia saluda a Francia».

LUIS GABARDA SITJAR abandona su consulta, para irse rápidamente al edificio de la Comandancia Militar de las Islas Canarias, – edificio siempre conocido como de Capitanía General de Canarias -, entrevistándose con el Teniente Coronel FRANCISCO FRANCO SALGADO, el inseparable primo PACÓN, ayudante del general FRANCISCO Paulino Hermenegildo Teódulo FRANCO BAHAMONDE.

Así lo contaría años después, LUIS GABARDA SITJAR, cuando ya era general médico, inspector de Sanidad Militar.

La clínica Costa estaba ocupando el edificio que anteriormente había sido Hotel Battemberg, situado en el número 56 de la calle Viera y Clavijo, haciendo esquina, por debajo con la calle Jesús y Maria, y por arriba con la Rambla de Santa Cruz. Nombre éste que el día 18 de diciembre de 2008, reemplazó al de Avenida del General Franco, impuesto el 5 de octubre de 1936.

Fecha ésta en la fue eliminado su nombre original, que era el de XI DE FEBRERO, con el que había sido bautizada en 1873.

Este edificio ya no existe. Fue derruido, y en su parcela hay un edificio residencial, moderno de color blanco y balcones redondeados.

 


FRANCO EN GRAN CANARIA DESDE EL 17 DE JULIO DE 1936

Creo que ha quedado bien claro, que cuando ocurrieron los execrables asesinatos del Teniente de la Guardia de Asalto, JOSÉ DEL CASTILLO SÁENZ DE TEJADA y del diputado JOSÉ CALVO SOTELO, el avión De Havilland 89 Dragon Rapide G-ACYR, llevaba muchas horas en el aire volando hacia su destino en Gran Canaria, con el propósito de recoger al General Franco.

El objetivo final de este avión era, y fue, transportar al general Franco desde Canarias a Marruecos, para que pudiera ponerse al frente del potente Ejército de África.

En la mañana del jueves 16 de julio se había producido la «providencial» muerte del Comandante Militar de Las Palmas, General AMADO BALMES ALONSO, a quien, en más de un lugar, he visto referido como Gobernador Militar.

Conviene recalcar que el cargo del General de Brigada AMADO BALMES ALONSO, era el de Comandante Militar de la provincia de Las Palmas.

Como tal, estaba bajo las órdenes del Comandante Militar de las Islas Canarias, General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, a quien, asimismo, en más de una obra histórica, se le ha atribuido la dignidad de Capitán General de Canarias. Dignidad que había sido eliminada por el Gobierno de la República en 1931, cinco años antes. Limitando además el grado máximo alcanzable al de General de División, si bien consintió que los tenientes generales que ya lo eran conservaran este grado. Como así sucedió en el caso del Teniente General RODRÍGUEZ CASADEMUNT, quien había sido el último capitán general de Canarias.

FRANCISCO FRANCO nunca fue Capitán General de Canarias, porque tal cargo no existía en 1936.

Y tampoco fue COMANDANTE GENERAL DE CANARIAS, como en más de una pretenciosa obra se ha hecho constar.

Sin embargo, tal título de COMANDANTE GENERAL DE CANARIAS, aparece en el Manifiesto dirigido a los ¡ESPAÑOLES¡

Manifiesto que algún conspicuo historiador ha datado en Tetuán el 17 de julio de 1936, ignorando que FRANCISCO FRANCO estaba en Gran Canaria en tal fecha.

Alocución a los ¡ESPAÑOLES¡ que otros conspicuos historiadores han denominado MANIFIESTO DE LAS PALMAS.

Mientras GACETA DE TENERIFE lo ha publicado en la portada de su número 8583, editado el domingo 19 de julio de 1936, haciendo constar que su texto acaba signado por el COMANDANTE GENERAL DE CANARIAS, EN SANTA CRUZ DE TENERIFE A LAS 5 Y CUARTO HORAS DEL DIA 18 DE JULIO DE 1936

¿Con qué nos quedamos?

¿Tetuán, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife?

Con todo, lo relevante es que el General AMADO BALMES ALONSO había recibido un tiro en la barriga, en circunstancias no aclaradas fehacientemente.

Tiro en la barriga que en aquellos tiempos, sin antibióticos, y con los escasos medios médicos, solía finiquitar con la inevitable vida del herido, que moría con espantosos dolores.

Esta inesperada muerte, sirve al Comandante Militar de las Islas Canarias, cuya sede estaba en Tenerife, General de División FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, para solicitar y obtener permiso del Ministerio, que le permita desplazarse a Gran Canaria, con el fin de presidir la ceremonia fúnebre del fallecido General AMADO BALMES ALONSO.

Embarca en el vapor correíllo interinsular, en la medianoche de ese mismo jueves 16, llevando a su esposa CARMEN POLO e hija CARMENCITA FRANCO POLO.

Le acompañan su inseparable primo FRANCISCO FRANCO SALGADO, PACÓN, y el Comandante Jurídico LORENZO MARTÍNEZ FUSET, además de una escolta personal compuesta por estos cuatro oficiales:

1.- Capitán de Infantería FRANCISCO ESPEJO AGUILERA.

2.- Capitán de Artillería JOSÉ GIL DE LEÓN ENTRAMBASAGUAS.

3.- Teniente de Infantería ÁLVARO MARTÍN BENCOMO.

4.- Teniente de Artillería MANUEL LOJENDIO CLAVIJO

También va, encargado de la custodia de las dos mujeres, el guardia civil MANUEL MIRÓ MESTRES,.

El correíllo arriba al Puerto de La Luz (Gran Canaria), a las 08:30 de la mañana del viernes 17.

Celebradas las honras fúnebres al cadáver del General de Brigada AMADO BALMES ALONSO, FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE y su familia, parece que hicieron turismo por la capital grancanaria.

Al mediodía de aquel viernes 17 de julio, es descubierto en MELILLA el plan de los rebeldes para el día siguiente.

Pero el Comandante General de Melilla, general MANUEL ROMERALES QUINTERO, al que se ha descrito como «el más gordo de los cuatrocientos generales españoles y uno de los más fáciles de engañar», no decidió arrestar a los oficiales sospechosos.

Esta falta de decisión la pagaría con su vida.

Sería arrestado ese mismo día por el Coronel LUIS SOLANS LEBEDÁN y el Teniente Coronel JUAN SEGUÍ.

Y al mes siguiente, el 26 de agosto de 1936, sería sentenciado a muerte por un consejo de guerra, acusado de «sedición y traición».

La justicia al revés: los rebeldes acusaban de sedición y traición, a los leales al gobierno constituido, legal y legítimo, de España.

Triunfante la Rebelión en Melilla, el Coronel LUIS SOLANS LEBEDÁN ordenó enviar un telegrama al General FRANCO.

El sábado 18 de julio por la tarde, el DH 89 Dragon Rapide, que estaba aguardando en el aeródromo de Gando, desde el día 14, por el General FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, despega rumbo a África, llevando a bordo a su conspicuo personaje.

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE se había afeitado el bigote e iba vestido de civil.

Dícese que portaba un pasaporte diplomático falsificado.

Tras aterrizar en Casablanca, donde le aguardaba LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL, el avión fue repostado y continuó hasta Tetuán.

FRANCO se vistió con su uniforme, desembarcó y se puso al frente del ejército español en Marruecos.

El falaz VICTOR ZURITA SOLER en su libraco del año 1937, titulado  «En Tenerife planeó Franco el movimiento nacionalista», se hace ecode un testimonio del pilotoCHARLES WILLIAM HENRY «CECIL» BEBB, en el que éste dice

el general se quitó el uniforme, encerró sus efectos en una maleta y después de meter en ella también los papeles que llevaba sobre sí, la arrojó al mar.

 

Si damos veracidad al cuento publicado por el falaz VICTOR ZURITA SOLER, en su libraco del año 1937, cabe preguntarse ¿de dónde sacó Franco su uniforme?,

¿Del fondo del mar, matarile?

LUIS-ANTONIO BOLÍN BIDWELL fue comisionado «para comprar aviones y suministros para el ejército español no marxista», despegando inmediatamente en el DH89 Dragon Rapide G-CAYR.

Hay que entender que aquel ejército español no marxista, era la fracción sublevada contra el Gobierno Republicano de España.

Gobierno Republicano de España que no brillaba precisamente por el número de marxistas que lo componían.

Sin mencionar que el Presidente de la Republica era MANUEL AZAÑA DÍAZ, de quien podrían predicarse muchos calificativos, pero no el de marxista.

Mientras, dicho gobierno, timorato y desinformado, trataba de hacerse con la situación, aquel sublevado Ejército español no marxista, inmediatamente comenzó a recibir apoyo de los gobiernos nazis y fascistas de Alemania e Italia.

 

* * * * * * * * * * * *

LO QUE CUENTA LA WIKIPEDIA

En Wikipedia he encontrado un relato titulado

El Dragon Rapide en la historia de España,

que más bien parece un cuento, por la cantidad de inexactitudes que se han deslizado en el mismo.

Se me ha ocurrido subrayar lo que me ha parecido más sobresaliente por su dudosa o baja fiabilidad.

Pero está tan plagado de errores que al final he renunciado continuar el subrayado.

Aunque con tanto subrayado, me parece que ha quedado, casi, como una criba de Eratóstenes.

 

El Dragon Rapide en la historia de España

En febrero de 1936, inmediatamente después de conocerse los resultados que daban la victoria al Frente Popular, Franco, coordinadamente con José María Gil-Robles (líder de la CEDA y ministro de la Guerra del anterior gobierno), presionó al gobierno provisional para que suspendiera las garantías constitucionales y decretara la ley marcial y, así, dejar sin efecto los resultados de las elecciones. Al día siguiente, aprovechando que el Consejo de Ministros había otorgado a su presidente, Manuel Portela, la potestad de decretar la ley marcial cuando lo creyera oportuno, pasando por encima de su autoridad y como jefe del Estado Mayor Militar, Franco envió a todas las regiones militares un comunicado en que se instaba a decretar el estado de Guerra. Zaragoza, Valencia, Alicante y Oviedo decretaron el Estado de Guerra, pero la intentona fracasó principalmente al no sumarse la Guardia Civil.2

Superados estos incidentes, Manuel Azaña es nombrado Presidente del Gobierno. Conocedor de la existencia del complot, aunque no conociera los detalles ni exactamente sus participantes, alejó de los centros de poder a aquellos generales que consideraba más proclives al pronunciamiento. Franco, perdiendo la jefatura del Estado Mayor, fue enviado como comandante general a las Islas Canarias.3 Franco lo consideró como un destierro.

Antes de salir para Canarias, Franco asiste a una reunión a la que, entre otros, también asisten los generales Mola y Goded, en la que se decide preparar un golpe de Estado capitaneado por el general Sanjurjo (entonces desterrado en Portugal). Franco, sin rechazar la conspiración, no se compromete. Desde Canarias recibe puntualmente información mostrándose siempre indeciso y cauteloso.

A finales de junio los preparativos del pronunciamiento estaban prácticamente ultimados, únicamente faltaba cerrar el acuerdo con los carlistas y asegurar la participación de Franco. Juan Yagüe y Francisco Herrera (amigo personal de Gil-Robles) recibieron el encargo de convencerle para que se sumase, y a finales de junio Franco de debió llegar a algún compromiso, porque el 1 de julio Herrera llegó a Pamplona para que Mola diese el visto bueno al plan según el cual se alquilaría un avión para que trasladase a Franco desde Canarias a Marruecos.

El día 4 el financiero Juan March, instalado en Biarritz, entregó un cheque en blanco al marqués de Luca de Tena, propietario del diario ABC, para financiar la operación, y éste encargó a Luis Bolín, corresponsal del ABC en Londres, el alquiler del avión. Con el asesoramiento de Juan de la Cierva contrata un bimotor de Havilland D.H.89 Dragon Rapide con piloto, el capitán Bebb. El avión había pertenecido al duque de Gales y se encontraba en el aeropuerto de Croydon. En principio se pensó en un hidroavión, pero no encontrándose ninguno disponible la elección recayó en un avión modelo Dragon Rapide.

Para no despertar sospechas sobre el viaje, llevaba como pasajeros a un mayor inglés en la reserva, a su hija y a una amiga, a los que ofrecieron viajar gratis como turistas a Tenerife; se perdieron a la altura de los Picos de Europa y tuvieron que regresar a Biarritz para repostar gasolina, continuaron volando hasta Lisboa y posteriormente hasta las Islas Canarias, al aeropuerto de Gando en la isla de Gran Canaria, tras una escala en Casablanca, los turistas continuaron hasta Tenerife donde tenían que dar el extraño mensaje «Galicia saluda a Francia» a un médico.

El 12 de julio, el avión ya se encuentra en Casablanca en espera de concretarse el día del pronunciamiento. Ese mismo día Franco envió un comunicado cifrado a Mola en el que planteó su retirada alegando «geografía poco extensa», lo que significaba que no se unía al plan por considerar que no se contaba con suficientes apoyos. Cuando le llegó el mensaje a Mola, montó en cólera y furioso tiró el papel al suelo. El general Sanjurjo sentenciaría: «Con Franquito o sin Franquito» el alzamiento va adelante.4 5 Finalmente, el día 14, después del asesinato de José Calvo Sotelo y la reacción que esta muerte causó en la derecha y en sectores del Ejército, Mola recibe otro mensaje de Franco que le transmite su decisión de unirse a la conspiración.

Con el Dragon Rapide ya en Gran Canaria (llegó al aeropuerto de Gando a las 14.40 horas del día 14), Franco deberá trasladarse allí desde su residencia de Tenerife sin levantar sospechas. A dos días de la fecha del levantamiento, el 16 de julio, el comandante militar de Gran Canaria, el general Amado Balmes, muere de un disparo en el estómago.6 Su muerte permite que Franco se traslade a Las Palmas de Gran Canaria, capital de la isla de Gran Canaria, sin levantar sospechas con la excusa de asistir a su entierro. También permite que el general Orgaz, que siempre estuvo implicado en la conspiración, sea el encargado de llevar a cabo el levantamiento en las Islas Canarias.

El 17 por la mañana Franco ya está en Las Palmas de Gran Canaria con su mujer y su hija, donde asisten al entierro del general Balmes. Esa misma tarde se produce el levantamiento en África. Rumores de que los conspiradores iban a ser detenidos hace que se adelanten un día a la fecha fijada. Franco es despertado a las 4 de la madrugada del 18 de julio para comunicarle que se han sublevado con éxito las guarniciones de Ceuta, Melilla y Tetuán. Esa mañana, Franco embarca a su mujer y a su hija en un trasatlántico con destino a Francia, y él, a las dos de la tarde, sube al Dragon Rapide que le llevará a Marruecos. Con gran perspicacia había recorrido los casi 20 km que separan la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria hasta el entonces aeródromo de Gando en barco, evitando que en carretera fuera interceptado por la Guardia de Asalto.

Franco va vestido de paisano y, en algún momento del viaje, se afeita el bigote. Gil-Robles más tarde dejaría escrito que Franco, por miedo a que interceptasen el avión, llevaba una carta dirigida al presidente del gobierno, en la que expresaba su apoyo a la República y su intención de viajar a Madrid para defenderla.7 hacen escala en Agadir a las 17.00. A las 18.55 sale de Agadir con destino a Casablanca, donde aterriza a las 21.00 horas. En esta segunda escala, innecesaria desde el punto de vista técnico, recogen a Bolín, el corresponsal del ABC, impidiendo que se llegue a Tetuán, el destino del viaje, en el mismo día. El aeródromo de Tetuán carecía de balizamiento, lo que impedía los aterrizajes nocturnos.8

En Casablanca tomaron habitaciones en un hotel. Desde allí, Franco telefoneó a Tetuán para cerciorarse de que el levantamiento había tenido éxito. Yagüe se lo confirma.9 Bolín le enseña los titulares del periódico marroquí La Depeche Marrocaine: «El general Franco, llamado por el Gobierno para sofocar la rebelión, se encuentra en pleno viaje de Canarias a Madrid«.10 A las cuatro de la mañana, ya del día 19, se despiden del hotel y a las cinco, el Dragon Rapide despega de Casablanca con destino a Tetuán. Según testimonio del piloto Cecil W. H. Beeb:

Mientras volábamos sobre las aguas del Atlántico, el general se quitó el uniforme, encerró sus efectos en una maleta y después de meter en ella también los papeles que llevaba sobre sí, la arrojó al mar. Inmediatamente le vi ponerse un jaique y un albornoz y enrollarse a la cabeza un turbante. Se le hubiera creído un verdadero árabe salido de los zocos de Marrakech.9

Minutos antes de las siete de la mañana estaban sobrevolando el aeródromo de Tetuán. Antes de aterrizar, Franco o Bolín (según versiones) dio instrucciones al piloto: «Dé una vuelta a la pista lo más bajo posible. Si le digo ¡Arriba! retome el vuelo sin vacilar». después de dar varias vueltas, Franco reconoció a uno de los coroneles sublevados y dijo al piloto: «¡Ahí está el rubito! ¡Aterricemos!». Al tomar tierra es recibido con júbilo por los oficiales sublevados, entre ellos Yagüe, que le besa y le abraza. Franco se despide del piloto: «Algún día sabrá usted lo que ha hecho. Hoy no tengo palabras para expresarle mi gratitud».11

La historiografía franquista ha calificado este viaje de histórico. El Dragon Rapide estaba en el Aeropuerto de Gando en espera para partir. Franco se enteró de que en Marruecos se habían sublevado el día 18 a las 4 de la madrugada y llega a Tetuán el día 19 a las 7 también de la madrugada. «La primera pregunta que surge ante el vuelo de Gran Canaria-Tetuán del Dragon Rapide es si podría haberse hecho sin escalas. Así lo aseguran bastantes historiadores».12

 

  1.  El avión de Franco surca el cielo de Madrid. elmundo.es. 7 de septiembre de 2007.http://www.elmundo.es/elmundo/2009/09/07/madrid/1252288376.html
  2.  Preston 1994, p. 152
  3.  Bachoud 2000, p. 127
  4.  Preston 1994, pp. 174-175
  5.  ¿Para qué…? De Alfonso XIII a Juan III , Juan Antonio Ansaldo. En Reig Tapia 1996, p. 69.
  6.  La historiografía franquista describe el hecho como un accidente que se produjo cuando Balmes manipulaba un arma. Otras versiones lo sitúan al lado de la República, por lo que se sospecha que pudiera haber sido asesinado. Preston 1994, pp. 178-179. También opina lo mismo el historiador Ángel Viñas (http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Creo/Franco/ordeno/asesinato/empezar/guerra/elpepusocdmg/20110522elpdmgrep_9/Tes)
  7.  Gil-Robles, No fue posible, p. 782. En Preston 1994, p. 181.
  8.  Fernández 1983, p. 69.
  9. ↑  to:a b Reig Tapia, p. 75
  10.  Se aseguró posteriormente que el general había salido de Canarias con una carta dirigida al gobierno en la que le comunicaba su decisión de luchar a favor de la República. Fernández 1983, p. 70.
  11.  Fernández 1983, p. 70.
  12.  La primera escala de Agadir, según Carlos Fernández, era necesaria dada la autonomía de avión y la segunda se habría justificado por la necesidad de recoger al corresponsal del ABC. Fernández 1983, p. 69.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Sobre la declaración en Canarias, de un efímero estado de guerra, en febrero de 1936, hay dos referencias en este blog.

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/04/24/declarando-estado-de-guerra-en-febrero-de-1936/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/04/25/levantando-estado-de-guerra-en-febrero-de-1936/

 

EL ARTE DE LA RECOMENDACIÓN


Un principio básico de la convivencia democrática, asociado a la Libertad es la Igualdad.

Igualdad de oportunidades para todos los componentes de la sociedad.

Cuando no hay Libertad difícilmente puede haber Igualdad.

Cuando un pueblo está encadenado, no puede ejercer su libertad.

Si necesita algo ha de suplicarlo, o buscarse un padrino conseguidor.

Este conseguidor es quien recomienda a su apadrinado para que le sea concedida una prebenda.

Prebenda que en algún caso pudiera ser motivada, o merecida, pero nunca justificada, porque rompe ese principio básico de la democracia que es la igualdad de oportunidades para todos.

El mérito debe ser el único valor a considerar para la consecución de un puesto, sea este de trabajo u honorífico.

A lo largo de mis pesquisas documentales en los Archivos, me he topado con diversos documentos donde quedan de manifiesto esas recomendaciones típicas del franquismo.

La carta de recomendación, o el aval de un conspicuo o institución, fueron implorados por los desdichados presos políticos, para acompañar a su súplica de libertad.

En los inicuos expedientes de depuraciones políticas a que fueron sometidos todos los funcionarios y empleados públicos, o de empresas relacionadas con la administración pública, es bastante común encontrar peticiones de los encausados solicitando la declaración en su favor de personajes prestigiosos para el régimen.

En muchos casos tales declaraciones no sirvieron para nada, porque el encausado estaba condenado desde antes de iniciarle el expediente depurador.

El arte de la recomendación adquirió un gran desarrollo durante esa larga etapa histórica de nuestro país, etapa en la cual la libertad fue escarnecida y la igualdad y fraternidad ignoradas.

Todos los que hemos vivido bajo la dictadura franquista sufrimos las consecuencias de su sistema político-económico-social intrínsecamente corrupto.

Cuando proponías o intentabas ejercer tu derecho a obtener algo de alguna Administración, los que conocían del tema, te decían «si no tienes una buena manga o recomendación, no vas a obtener nada”.

Y si alguien conseguía algo, solíamos decir “ese tenía manga”, muchas veces sin tener pruebas para afirmar tal cosa.

Éramos súbditos, no ciudadanos con derechos, a pesar de las maravillosas proclamas retóricas escritas en las Leyes Fundamentales del Reino (Fuero de los Españoles, Fuero del Trabajo, etc.).

* * * * *

Ignoro si hay trabajos de Recuperación de la Memoria Histórica que hayan tocado esta parte de la Historia del Franquismo.

Desconozco si será fácil encontrar documentos probatorios de esta práctica de corrupción generalizada. Yo me he topado con algunos que han parecido significativos, por la conspicuidad de los personajes implicados. Veámoslos.

1.-

Mayo de 1937, Primer año triunfal.

 

En papel «oficial» de LA PRENSA, «el periódico de mayor difusión de las Islas Canarias», Domingo Rodríguez escribe una carta, recomendando al recluta Domingo Delgado Expósito para que lo destinen a Ingenieros.

La carta va dirigida a Julián Estarrona, por «su acceso al Estado Mayor y su puesto preponderante en la Comandancia».

Este corresponde a la recomendación haciendo lo propio, dirigiendo una carta al Coronel Vicente Pelegero Lores.

Todo un ejemplo de recomendación encadenada.

2.-

Agosto de 1937

Santa Cruz de Tenerife 24 de agosto de 1937.

Sr. Dn.

Teófilo Linares

SANTA CRUZ DE LA PALMA

= = = = = = = = = = = = = = = =

Mi estimado amigo: El recaudador de Contribuciones de esa Isla D. Luis Cobiella, tiene como Auxiliar según me informan desde hace muchos años al soldado de ese Destacamento SERVANDO ACOSTA FELIPE, y como el servicio que este tiene encomendado en dicha oficina ni se puede improvisar ni se puede sustituir de momento, dado el interés publico de aquel, agradecere a V. le permita acudir a la referida Oficina durante las horas que sean compatibles con el servicio mas indispensable que pueda prestar en ese Destacamento.

Esto por ahora; y cuando el Sr. Cobiella marche con el Equipo de propaganda que saldra en breve para los frentes, agradecera a V. le exima de todo servicio ahí, para que pueda substituir al Sr. Cobiella en la ausencia de este.

Le anticipa las mas expresivas gracias, su attº amigo y s.s.

q.e.s.m.

3.-

Santa Cruz de Tenerife 25 de julio de 1938 TERCER AÑO TRIUNFAL.

Sr.Dn.

Ramon Padilla Truijllo

PRESENTE

= = = = = = =

Mi querido amigo: Le remito la adjunta instancia que ha dejado al Sr. Coronel Jefe de E.M. el Sr, Cobiella Zaera, relativa al soldado dador de la presente, del reemplazo de 1932, SERVANDO ACOSTA FELIPE, que solicita pasar a Sanidad Militar, y como se trata de un muchacho amigo que conocí en La Palma hace muchos años, tengo interes por que se le despache cuanto antes ese asunto. Por eso agradecere a V. la informe en seguida ahí y la remita nuevamente a este Centro, para su resolución.

Anticipando las mas expresivas gracias, se reitera de V. afecmº, amigo y compº que le abraza,

4.-

Julio de 1940

Santa Cruz de Tenerife 26 de julio de 1940.

Señor Don

Julio Fuentes Serrano

PLAZA

Mi querido amigo y compañero: Recibo tu carta de fecha 24 del actual y siento decirte que no es posible hacer nada a favor de los deseos del soldado Don ANTONIO PERDOMO MACHIN, ya que no pueden ser destinados libremente a la Sección Topográfica porque ahora se ha constituido un servicio Nacional de Geografía y Cartografía que radica en Madrid, y para ser admitido en el mismo, deben los interesados solicitarlo por medio de instancia.

En espera de mejor ocasión para complacerte, se reitera tuyo affmo. amigo y compañero

5.-

Agosto de 1944

Empleando papel impreso con su membrete, EDUARDO LUCA DE TENA, domiciliado en AVDA. DE BORBOLLA, 1 SEVILLA, envía una carta mecanografiada, del siguiente tenor:

3-8-44

Excmo. Señor Don Francisco Garcia Escamez

Capitán General de Canarias

SANTA CRUZ DE TENERIFE

 

Distinguido amigo:

Recibo su atenta carta 19 del pasado y agradezco mucho las noticias que me comunica, sobre mi hijo.

He enviado a mi hijo Eduardo, los documentos que me pide para poder hacer la solicitud para su ingreso en las Milicias Universitarias y, ya que es Vd, tan amable que está dispuesto a concederle 45 dias de permiso, le ruego que, tan pronto como tenga terminada su gestión de hacer el ingreso en las Milicias, le conceda dicho permiso.-

Muy reconocido y con recuerdos de mi mujer e hijas, para los suyos, se despide con todo afecto su buen amigo

Eduardo Luca de Tena

Firma: Eduardo Luca de Tena

Debajo, manuscrito a lápiz, puede leerse:

 

Jefe E M

Dime si ha ingresado

en Milicias = Si = Encuadrado en curso o

no tiene nada que hacer en Milicia hasta Octubre.

Ha sido baja en el Regto 49 = Puede concedersele permiso

 

6.-

Octubre del año 1945.

Utilizando papel impreso de su bufete de abogado, – sito en Costa Grijalba 14 -, el capitán de complemento del Cuerpo Jurídico, PEDRO DOBLADO SÁIZ, Voluntario del 18 de julio de 1936, escribe una carta a su «respetado General y bondadoso amigo», Excmo. Sr. D. FRANCISCO GARCÍA ESCÁMEZ, a la sazón Capitán General de Canarias, que se dispone a viajar a Madrid, para que éste se interese por su «aspiración al ascenso a Comandante Auditor de Complemento», ya que ha desempeñado durante quince años en el empleo de Capitán.

El general García Escámez ordena a su Ayudante Particular que haga las gestiones oportunas previas a su desplazamiento a la Capital del Reino.

Estas se traducen en la confección de dos cartas.

La primera del Capitán General García Escámez a su «querido amigo y compañero» Excmo Sr. Don Fernando Barrón Ortiz, Subsecretario del Ministerio del Ejército, acompañada de una nota sucinta de las circunstancias y antecedentes del Capitán del Cuerpo Jurídico Don PEDRO DOBLADO SAIZ, diciendo que sería una medida de justicia acceder a sus deseos.

La segunda carta la envía el Ayudante del Capitán General al Señor Coronel Francisco Sanguino Benítez, Coronel de Estado Mayor en Madrid, remitiendo copia de la carta anterior, añadiendo que el General tiene verdadero interés en que se solucione este asunto favorablemente.

En papel oficial, el General Subsecretario del Ejército, Fernando Barrón Ortiz, responde con una carta fechada el 10 de noviembre de 1945, a su querido General y amigo Francisco García Escámez.

En esta carta explicita que el Capitán Auditor de la Escala de Complemento Don PEDRO DOBLADO SAIZ, con arreglo a la legislación vigente es preciso que pase previamente por el curso de de aptitud.

Esta carta es recibida por el Capitán General de Canarias, FRANCISCO GARCÍA ESCÁMEZ, ya retornado al lugar de su mando, quien escribe sobre la misma, con su mano esta frase:

 

En copia al Capitan Doblado con carta mía.

 

Y la orden es ejecutada, siendo enviada una carta fechada el 22 de diciembre de 1945, al Señor Don PEDRO DOBLADO SAINZ, – así con la letra ene intercalada antes de la zeta -, del siguiente tenor:

 

Mi querido amigo y compañero:

Le remito copia de la carta que a S.E. el Capitán General dirige el Subsecretario del Ministerio del Ejército, como resolución a su asunto.

Lamento que de momento no se haya solucionado como Vd., deseaba, pero como verá ha de pasar primero por un curso de aptitud que convocará la Dirección General de Enseñanza.

 

No he llegado al desenlace de todo este episodio.

Y no sé si finalmente el capitán Doblado realizó y superó el curso de aptitud para ser ascendido a Comandante.

 

7.-

Marzo de 1956

Por Decreto de fecha 5 de junio de 1955 es nombrado Capitán General de Canarias, cargo en el cual permanecería hasta finales de octubre de 1956, el teniente general Mohamed Ben Mizian Bel Kasem. *

 

El General Pablo Cayuela Ferreira, utilizando papel oficial encabezado por el escudo de Infantería, y con este membrete

MINISTERIO DEL EJÉRCITO

JUNTA SUPERIOR DE PATRONATOS

DE

HUÉRFANOS MILITARES

_____

GENERAL VOCAL

escribe esta carta:

Madrid  5 de Marzo de 1.956

Excmo Sr

D. Mohamed Ben Mizian Bel- Kasem.

Capitán General de Canarias.

Mi respetado General y querido amigo: en el último sorteo le ha correspondido a IFNI al recluta jose Manuel Diez Pacheco.

Como es un chico que me recomienda con interes un amigo nuestro y tendría verdadera satisfacción en complacerle, recurro a ti por si puedes hacer algo en su favor, y además te prestaria buenos servicios en la Capitania puesto que es modelista de la RENFE y sabe idiomas.

Quedandote muy agradecido y con la seguridad que harás todo cuanto puedas por satisfacer mis deseos, y con saludos muy afectuosos para tu familia de la mia, se despide de ti tu subordinado y amigo.

Pablo Cayuela

Firmado: Pablo Cayuela

 

El general Mizian contesta con esta carta:

 

Santa Cruz de Tenerife,

15 de Marzo de 1.956

Excmo. Señor Don Pablo Cayela

General de la Junta Superior de Patronatos

de Huérfanos Militares

MADRID

Mi querido amigo y compañero:

 

Recibí tu carta de 5 del actual en las que me recomiendas al mozo del reemplazo de 1.955 josé Manuel Diaz Pacheco, que le ha correspondido prestar sus servicios en Ifni.

Tomo buena nota de lo que dices y haré en su momento todo lo que pueda en su favor.

Ahora bien te sugiero que este chico solicite, al incorporarse a su Cuerpo, el pasar a la Escuela Superior del Ejército, con lo que estaría en Madrid, teniendo el General Barroso interés en que la plantilla de dicho Centro esté cubierta.

Te envía un abrazo tu buen amigo y compañero,

 

Mohamed B. Mezián Bel Kásem

 

8.-

Año 1960.

MATÍAS VEGA GUERRA, presidente del Cabildo de Gran Canaria, escribe, el 16 de agosto de 1960, una carta al Coronel Jefe de Estado Mayor de la Capitanía General de Canarias, LUCIANO GARCÍA MACHIÑENA, proponiendo que la plaza vacante de Director del Hospital Militar de Las Palmas, sea adjudicada al comandante Martínez.

El coronel García Machiñena contesta, a Matías Vega Guerra, de este tenor:

Santa Cruz de Tenerife 10 de septiembre de 1.960

Excmo Sr. Don Matías Vega Guerra

Presidente del Cabildo Insular de LAS PALMAS

Mi querido amigo:

He recibido su carta fecha 16 de agosto pasado, acerca de la designación de Director del Hospital Militar de esa plaza.

En relación con el particular he de manifestarle que aún no se ha recibido en esta Capitanía General, la propuesta del Gobernador Militar, en el sentido de que sea un comandante quien desempeñe el cargo. La vacante se anunció como de teniente coronel, sin que haya sido cubierta hasta la fecha a pesar del tiempo transcurrido, lo cual, puede ser favorable a la solución que se persigue.

En todo caso ya sabe Vd. que por ser suya la tomaré con todo interés.

Sin otro particular reciba un cordial abrazo de su affmo. amigo,

Luciano García Machiñena

Resulta sorprendente que el Coronel Machiñena, que tuvo fama de ser un culto militar, yerre denominando presidente del Cabildo Insular de Las Palmas al que es presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria.

Un lapsus calami inexplicable.

LUCIANO GARCÍA MACHIÑENA desarrolló prácticamente toda su vida militar en Tenerife, permaneciendo en Santa Cruz de Tenerife más de cuarenta años, hasta alcanzar el grado de teniente general, grado con el cual hubo de abandonar ineludiblemente nuestra isla para desempeñar el mando de la Capitanía General de la Octava Región Militar (Galicia). Precisamente cuando estaba en este mando, fue nombrado Hijo adoptivo de Santa Cruz de Tenerife, por acuerdo unánime del Pleno del Ayuntamiento reunido el 17 de octubre de 1969.

Recuerdo su ascenso porque yo estaba cumpliendo mi servicio militar como artillero en la U.S.T.M. de Las Canteras en La Laguna, donde fueron confeccionados unos preciosos arcones de madera para transportar sus efectos personales hasta La Coruña. Circunstancialmente, el capitán de la unidad de artilleros de la U.S.T.M. era el yerno del general LUCIANO GARCÍA MACHIÑENA.

 

Por otro testimonio, he podido saber que finalmente el comandante Martínez pudo ocupar la plaza de Director del Hospital Militar de Las Palmas, para la cual el poderoso político franquista grancanario, don MATÍAS VEGA GUERRA, lo había recomendado.

El comandante médico Martínez no tuvo mucha suerte en el desempeño del cargo, ya que iría a dar con sus huesos al Castillo Militar, por decisión del Teniente General RAMÓN GOTARREDONA PRATS, Capitán general de Canarias desde noviembre de 1961 hasta noviembre de 1962.

 

Lo deplorable de este episodio, es constatar que hasta para una plaza de semejante categoría, se utilizara el arte de la recomendación.

9.-

Año 1970.

El franquismo esta en sus postrimerías, pero mantiene todo su poderío.

Una pobre mujer residente en Tenerife, se dirigió al palmero BLAS PÉREZ GONZÁLEZ,- poderosísimo Ministro de la Gobernación desde 1942 hasta 1957 -, suplicando su intercesión para que le concedieran una casa.

Don Blas – como era conocido – escribe una carta de recomendación al Gobernador Civil en Tenerife, GABRIEL ELORRIAGA FERNÁNDEZ.

Este traslada la carta al Alcalde JAVIER DE LOÑO PÉREZ, para que se interese por el caso.

Se da la circunstancia de que el gobernador Elorriaga había sido quien había designado alcalde a Javier de Loño para reemplazar a PEDRO DOBLADO CLAVERÍE, quien había sido nombrado Delegado del Gobierno en el Área Metropolitana de Madrid.

De las anotaciones contradictorias manuscritas en esta carta no puede concluirse si le dieron o no la casa a la pobre mujer.

Y tampoco me parece relevante divulgar su nombre, después de siete largos lustros.

Lo que considero significativo del caso es que nada menos que dos altos jerarcas locales atendieron la carta de recomendación de un alto jerarca nacional, quien, aunque ya no tenía mando directo seguía mandando mucho y su palabra y letra seguía siendo conminatoria.

Al cesar como ministro BLAS PÉREZ GONZÁLEZ había retornado a su cátedra de Derecho Civil en la Universidad de Madrid, se había reintegrado al Cuerpo Jurídico Militar, alcanzando el entorchado de General Auditor del Ejército del Aire, tenía abierto un bufete muy lucrativo, y además se convirtió en consejero del multimillonario financiero de la Guerra Civil, JUAN MARCH.

Moriría, contando ochenta años, en febrero de 1978.

Un alumno suyo, Juan del Castillo, ha escrito una semblanza de este conspicuo personaje que termina con este párrafo:

Llamado por la oposición, el “don Blas Himmler” de la 2ª dictadura, supo armonizar una cruel represión con su antimonarquismo, antifalangismo, y hasta cierto liberalismo light; todo ello acompañado de una tenue sombra masónica que le persiguió de por vida. Enigmático prohombre que colaboró con figuras tan dispares como Sánchez Román, Franco y Juan March. “Un personaje apasionante, en una época en que los hombres no podían presentarse tal como eran.”

 

¡Tremendo personaje, paisano!

Volviendo al documento, hay una anotación que dice “devolver carta”.

Es obvio que el funcionario encargado de ejecutar esta orden no la cumplió.

La carta no fue devuelta, y ello ha hecho posible que yo la haya encontrado en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

 

* * * * *

 

Estas nueve perlas constituyen una mera muestra, nada estadística, del maravilloso arte de la recomendación, practicado profusamente durante la dictadura franquista.

Maravilloso arte de la recomendación que, según parece, sigue siendo practicado en la actualidad, con multitud de matices y por infinidad de vericuetos.

Pienso que en los Archivos debe haber muchos documentos como éstos.

Pero hace falta gente con ganas de investigarlos y sacarlos a la luz pública, con el fin de poder caracterizar esa oscura etapa de nuestra historia, en todos sus aspectos.

* * * * * * * * * *

Este artículo fue publicado hace tiempo en mi obsoleta página web

http://personales.ya.com/pedroms/memoria.html

 

Como ya no es posible leerlo en esta dirección, me ha parecido oportuno rescatarlo, y publicarlo en mi actual blog.

Por tanto se trata de un refrito.

Mas, el refreidor es el propio autor del original.