LA CONQUISTA DE CANARIAS


En la fecha del documento citado de los REYES CATÓLICOS, 31 de marzo de 1492, todavía no había sido completada la conquista total de Canarias, cuyas islas fueron incorporadas a la Corona de Castilla de dos modos:

1.- La conquista señorial.

2.- La conquista realenga.

 Mediante la conquista señorial, fueron conquistadas LANZAROTE (1402), FUERTEVENTURA (1402-1405) y EL HIERRO (1405).

 * * * * *

La conquista señorial es continuada por los castellanos PERAZA, que se apropian de La Gomera, sin encontrar resistencia.

Sin embargo, hacia 1488 se produjo una sangrienta revuelta en LA GOMERA, que acaba con la vida del despótico y atrabilario HERNÁN PERAZA.

Su viuda BEATRIZ DE BOBADILLA, consiguió sofocar la justificada rebelión nativa, con la ayuda de PEDRO DE VERA, conquistador de Gran Canaria, quien había incorporado esta isla a la corona de Castilla el 29 de abril de 1483.

De aquella BEATRIZ DE BOBADILLA se han contado historias alcoberas.

Hasta ha habido quien ha dicho, que había sido la Reina Católica quien había compelido a la Beatriz a casarse con el Peraza, para quitarla de en medio, y de paso, del entorno de su esposo el Católico Rey Fernando.

¡Va! ¡Cuentos de alcobas!.

* * * * *

En la ISLA DE LA PALMA el desembarco castellano tuvo lugar el 29 de septiembre de 1492, día de San Miguel, capitaneando la invasión ALONSO FERNÁNDEZ DE LUGO, finalizando oficialmente la conquista de La Palma, el 3 de mayo de 1493.

* * * * *

Mi padre MIGUEL MEDINA NARANJO, de ancestros palmeros, solía decirme, cuando yo lo felicitaba por su onomástica, que el día de San Miguel, el Diablo andaba suelto.

Yo le preguntaba el por qué de tal afirmación.

Y mi padre replicaba con este argumento:

Si el Arcángel San Miguel es el que mantiene sujeto al Diablo, se supone que el día de su onomástica, está de fiesta. Por tanto, el Demonio anda suelto.

Razonamiento elemental, dear Watson.

* * * * *

TENERIFE sería la última isla conquistada por los invasores castellanos.

ALONSO FERNÁNDEZ DE LUGO, partió desde GRAN CANARIA, en abril de 1494, desembarcando en Añazo en mayo.

El 3 de mayo es la fecha que se da como día de la fundación de Santa Cruz.

La conquista fue muy sangrienta y dilatada en el tiempo, no dándose por finalizada hasta el 25 de julio de 1496, fecha de la Paz de LOS REALEJOS.

No obstante, en agosto de 1502 se produjo una sublevación que sería sometida después de unos meses de lucha, acabando con el suicidio del mencey de Adeje, siendo ese año de 1502, en el que se da por finalizada la conquista castellana del Archipiélago Canario.

 

La soberanía sobre las ISLAS CANARIAS había sido otorgada a CASTILLA en 1479, mediante el tratado de Alcaçovas, que había dividido el mundo oceánico conocido, entre Portugal y España.

Obsérvese que las Islas Canarias quedaron incorporadas a la Corona de CASTILLA, antes que el Reino de NAVARRA.

Este reino fue conquistado en 1512 por las tropas del Duque de Alba, cuando desde 1508, era Regente de Castilla FERNANDO EL CATÓLICO, quien había reemplazado a su hija JUANA, declarada incapacitada como REINA DE CASTILLA, Corona heredada de su madre ISABEL, fallecida en 1504.

Y, en el caso concreto de GRAN CANARIA, esta isla fue incorporada a la Corona antes que el reino de GRANADA.

En los tres casos, tanto Gran Canaria, como Granada y Navarra, fueron incorporados a la Corona de Castilla, porque con aquello del «tanto monta, monta tanto», ISABEL LA CATÓLICA mantenía sus posesiones, separadas de las de su Católico esposo FERNANDO.

Lo de ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE, todavía estaba algo lejos de constituirse.

 

Esta es una forma de contar la entrada en la Historia de España, de la Historia de Canarias.

Modo simple.

¿O simplón?

En todo caso, salvo en lo que he contado de San Miguel y mi padre, en el resto, yo no estaba presente cuando sucedió todo ello.

LOS REYES CATÓLICOS


He tenido oportunidad de poder ver transcripciones de documentos históricos de la época de los Reyes Católicos, aquellos glorificados reyes, que en mis libros de historia «bachillerescos» eran considerados como los primeros reyes de aquella España «UNA, GRANDE, LIBRE».

Uno de esos documentos es el edicto mediante el cual se decreta la expulsión de los judíos españoles, en cuyo texto puede leerse que los Reyes Católicos acuerdan

mandar salir todos los dichos judíos e judías de nuestros reynos e que jamás tornen ni buelban a ellos ni a algunos dellos.

Los Reyes Católicos habían culminada la denominada Reconquista tras la entrega de las llaves de Granada por el llorón rey moro Boabdil.

El mencionado edicto, está datado en Granada el 31 de marzo de 1492, y es denominado

Provisión de los Reyes Católicos ordenando que los judíos salgan de sus reinos.

Comienza de esta guisa:

Don Fernando e doña Isabel, por la gracia de Dios rey e reina de Castilla, de León, de Aragón de Seçilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galizia, de Mallorca, de Sevilla, de Çerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, del Algarve, de Algezira, de Gibraltar e de las Yslas de Canaria, conde e condisa de Barçelona e señores. de Vizcaya e de Molina, duques de Athenas e de Neopatria, condes de Rosellón e de Çerdania, Marqueses de Oristan e de Goçiano,

Sorprendentemente, la palabra ESPAÑA, no aparece en ninguno de los títulos poseídos por don FERNANDO y doña ISABEL, los REYES CATÓLICOS.

Recomiendo leer el documento completo, en la convicción de que una vez concluida su lectura, el lector llegará a conclusiones similares a las mías.

Fernando e Isabel, Isabel y Fernando, «tanto monta, monta tanto», merecerían el sobrenombre de Reyes Xenófobos, por lo que hicieron con los españoles, judíos de religión.

No eran Reyes de España, sino señores de todos los dominios expuestos.

Al morir la Reina Isabel en 1504, la Corona de Castilla pasó a su desdichada hija Juana, quien ha pasado a la historia como JUANA LA LOCA.

Locura por la que sería incapacitada en 1508, asumiendo la regencia de Castilla su amoral padre FERNANDO EL CATÓLICO.

En algún libro recuerdo haber leído que Maquiavelo se inspiró en FERNANDO, para construir su modelo de Príncipe.

Y asimismo, que este CATÓLICO.rey FERNANDO, tenía a FRANCISCO DE VARGAS como secretario para que le averiguaba los asuntos.

De ahí viene el dicho popular «Averígüelo Vargas».

Fernando después haber quedado viudo de ISABEL, sin haber transcurrido un año, se casaría con GERMAINE DE FOIX, a la cual parece que engendró un vástago, que no superó el parto.

FERNANDO EL CATÓLICO moriría en 1516.

Cabe preguntarse qué hubiera sido de la piel de toro, si el hijo de GERMAINE hubiera sobrevivido.

Probablemente, hubiera heredado los reinos de su padre, y no hubiera alumbrado la unidad de ESPAÑA.

Pero esto es un futurible, y de los futuribles nada dimana.

Lo que si queda de manifiesto es que, consiguientemente, ni FERNANDO ni ISABEL, ni JUANA, fueron Reyes de ESPAÑA.

El hijo de JUANA, CARLOS, Primero de España y Quinto de Alemania, sería el primer Rey de España, sensu strictu.

Este rey y emperador, CARLOS I DE ESPAÑA Y V DE ALEMANIA, flamenco de nacimiento, acabó con derechos y privilegios de los españoles, tras su victoria en la batalla de VILLALAR.

CARLOS I y V, estableció un sistema de gobierno férreo, con sus asesores flamencos, manteniendo la estructura política de los antiguos reinos heredados.

Asimismo este rey-emperador CARLOS I Y V, dilapidó las inmensas riquezas traídas de América, en interminables guerras, en las cuales pretendiendo defender la religión católica, realmente atendía al mantenimiento y acrecentamientos de su poder personal.

Precisamente por ello, no dudó en atacar al propio Papa de Roma, ciudad que resultaría saqueada por sus tropas mercenarias de lasquenetes germánicos, quienes decían profesar el protestantismo luterano.

Saqueo en el cual resultó muerto, entre otros muchos, el genial BENVENUTO CELLINI.

En el colmo de la hipocresía, el catoliquísimo Emperador CARLOS I Y V, ordeno la celebración de misas en todos sus católicos reinos, para impetrar por la liberación del Santo Padre, al que mantenía confinado en Castelgandolfo.