ORDENANDO CONSEJO DE GUERRA CONTRA JOSÉ PÉREZ SOSA


M.8,855,464         27

198 – 36

Comandancia General de Canarias                                 Secretaría de Justicia          

Orden del día 22 de OCTUBRE de 1936 en SANTA CRUZ DE TENERIFE

El próximo día 24 de los corrientes a las 10.30 horas se reunirán en la Sala de Actos del Cuartel del Regimiento de Infantería Canarias 39 de

el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza aque ha de ver y fallar la causa seguida contra el paisano JOSE PEREZ SOSA, en procedimiento sumarísimo

por el delito de injurias al Ejercito.

EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

PRESIDENTE

Teniente Coronel Sr. Don Luis Mateos Alvarez Rivera.

VOCALES-CAPITANES

NOMBRES DESTINO
Don Francisco Guedes Alemán Infanteria movilizado.
Román León Villaverde0. Rgto Infanteria Canarias 39
Jerónimo del Rio Amor. Ingenieros movilizado.
Ceferino Puey Perez. Grupo Mixto Artilleria 3.
Prudencio Guzman Gonzalez. Regimiento Infanteria Canarias 39.

VOCAL PONENTE

El Teniente Auditor de 2ª movilizado. Don Luis Piernavieja del Pozo.

VOCALES-SUPLENTES

NOMBRES DESTINO
Don Eduardo Aleman Gonzalez. Regimiento Infanteria Canarias nº 39
Don Octavio Carrasco Surroca. Infanteria movilizado.

FISCAL

El Jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue.

DEFENSOR

Alferez de Intendencia Don Francisco Naranjo Hermosilla.

JUEZ INSTRUCTOR

Comandante Don Julio Crespo Colomer.

Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

El Comandante General

 

Cfr.: A-TMT5 12889-413-9.- Causa 198 de 1936.- Folio 27.

JOSÉ PÉREZ SOSA ACUSADO DE INJURIAS


Comandancia Militar de las Islas Canarias

12889 – 413 – 9

Plaza de Las Palmas                                      Juzgado eventual de Plaza nº 2        

 198

Causa Nº. 198 del año 1.936

Contra el paisano Jose Perez Sosa por el delito de injurias al Ejercito

Ocurrio el hecho el día 1 de Septiembre de 1.936

Dieron principio estas actuaciones el dia 5 de Septiembre de 1.936

 

Juez Instructor

Secretario

D. Julio Crespo Colomer

Suboficial de Infantería

Comandante de Infanteria

D. Guillermo Gonzalez Quintana

 

Cfr.: A-TMT5 12889-413-9.- Causa 198 de 1936.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * * * *

En el folio 15 de esta causa 198 de la Auditoría Autónoma de Las Palmas, figura la peculiar firma del temible fiscal LORENZO MARTÍNEZ FUSET, datada en Santa Cruz de Tenerife el 20 de septiembre de 1936.

LORENZO MARTÍNEZ FUSET, haciéndose eco del atestado formulado por OLEGARIO NEGRÍN JOAQUÍN, Sargento de la Guardia Civil Subdelegado Gubernativo de la Zona Norte de Gáldar, Guía y Agaete, especifica que el paisano JOSÉ PÉREZ SOSA, en los últimos días del mes próximo pasado y con ocasión de hallarse en una escuela del pueblo de Galdar dijo “que el General Franco era el culpable de toda la sangre que se está derramando y que el General Queipo de Llano era un borracho y un sinvergüenza”.

JOSÉ PÉREZ SOSA sería condenado a la pena de SEIS AÑOS DE PRISIÓN MENOR, por el Consejo de Guerra, presidido por el Teniente Coronel LUIS MATEOS ALVAREZ RIVERA, celebrado el 24 de septiembre de 1936 en el Salón de Actos del Regimiento de Infantería Canarias 39.

JOSÉ PÉREZ SOSA contaba 22 años de edad, habiendo nacido en Gáldar (Gran Canaria), el día once de septiembre de 1914, siendo hijo de DOMINGO PÉREZ MATEO y DOLORES SOSA CAMACHO.

* * * * * * * * * * * * * * *

La presencia de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, en Tenerife y fecha consignada, contradice todas las falacias publicadas al respecto, sobre su estancia en Francia junto a la esposa e hija de FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

Documento que ya fue transcrito y publicado en este blog en 13 de mayo de 2015.

 

NOTIFICANDO A JUAN GIJÓN RODRIGUEZ EN CABO JUBY


Z.4,085,563              8

 NOTIFICACION.-

En Cabo Juby a veintitres de Agosto de mil novecientos treinta y seis, yo, el Secretario, en cumplimiento del mandato de S. S. y de cuanto determina el artículo 379 del Código de Justicia Militar, me constituí en la habitación que ocupa en el edificio de la Delegación Gubernativa de este Territorio en concepto de prisión preventiva el Alterez de Aviación DON JUAN GIJON RODRIGUEZ, a quien le di lectura de la diligencia obrante al folio 7 y vuelto, en la que se acuerda su procesamiento a las resultas de esta causa.

Haciendole saber sus derechos de poder revocar dicho auto de procesamiento en el plazo de tres dias a partir de este instante y que puede elegir defensor de categoría Militar.

Y para que conste y de haber renunciado a testimonio de la diligencia de procesamiento, firma la presente de que doy fé.

[Firmas rubricadas de JOSÉ Mª ESCUDERO GALVES y JUAN GIJÓN RODRÍGUEZ.]

Cfr.: A-TMT5 12926-414-16.- Causa 159 DE 1936.- Folio 8.

 

 

DIEZ FUSILADOS EN CAUSA 159 DE 1936 POR REBELIÓN EN CABO JUBY


PLAZA DE CABO JUBY                                                            AÑO DE 1.936

COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS

JUZGADO DE INSTRUCCION DE LA COMPAÑÍA DISCIPLINARIA

CAUSA Nº 159-36

12926 – 414 -16

Incoada en averiguación de los delitos de rebelión, de insulto a fuerza armada y nuevamente sedición, contra el Alférez del Arma de Aviación Don Juan Gijón Rodríguez y soldados más.

OCURRIO EL HECHO el día 2 de Agosto y 27 del mismo mes de 1.936

SE INICIARON LAS ACTUACIONES el día 21 de Agosto de 1.936

 

JUECES INSTRUCTORES

SECRETARIOS

Teniente de Infanteria Cª Disc.

Sargento de Infanteria

D. Alejandro Rojo Carrillo..

D. José Mª Escudero Galves

Comandante de Infanteria

Tte. de Artillería

D. Ramón Rúa-Figueroa y Biava

D. Francisco Hernández Glez.

Comandante de Artilleria

Alferez de Artilleria

D. Luis de Conde y Figueroa

D. Carlos Guedes Morales.

Comandante de Artilleria

D. Juan Mora Soto.

 

Cfr.: A- TMT5 12926-414-16.- Causa 159 de 1936.- Cubierta.

 

* * * * * * * * * * * * *

Por esta Causa de Cabo Juby fueron condenados a la pena de MUERTE y FUSILADOS DIEZ hombres.

 

1 Alférez JUAN GIJÓN RODRÍGUEZ
2 Cabo Interino SECUNDINO ALVAREZ OTERO
3 Soldado ANTONIO ALCALDE RUIZ DE AUSTRIA
4 Soldado FRANCISCO CULLERES FLIX
5 Soldado FRANCISCO MORIÑIGO CRIADO
6 Soldado FRANCISCO GRIJALBA SÁNCHEZ
7 Soldado JESÚS RODRÍGUEZ ROMERO
8 Soldado JOSÉ AGUILERA CARMONA
9 Soldado JOSÉ ADORNA ALCALÁ
10 Soldado LUIS YEBENES PARRA

 

Y condenados a RECLUSIÓN PERPETUA estos CINCO

 

1 Soldado ANDRÉS CASTELLÓ ALBALATE
2 Soldado ANTONIO CARAVACA HURROZ
3 Soldado ISIDORO GONZÁLEZ FIERRO
4 Soldado JOSÉ MARÍA GARCÍA MORAGUES,
5 Soldado JULIÁN MIGUELAÑEZ DEL REY

 

CAUSA 211 DE 1936 CONTRA MANUEL CABRERA ARAYA


M.8,834,318

PLAZA DE LAS PALMAS                                 1.936.

====================                              =====

12898 – 413 – 18

COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS.

JUZGADO MILITAR NUMERO 1.

CAUSA NUMERO 211

Instruida con el carácter de sumarísima contra el cabo del regimiento de Infanteria Canarias Número 39, MANUEL CABRERA ARAYA, por el delito de abandono del servicio de armas.

Ocurrió el hecho el día 20 de Julio de 1.936,

Dio comienzo el actuado el dia 9 de Septiembre de 1.936,

En prisión prevebtiva el dia 8 de Septiembre de 1936,

 

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO
EL CAPITAN DE INFANTERIA DON

EL SUBOFICIAL DE INFANTERIA DON

CRISTOBAL GARCIA UZURIAGA

JUAN CASTRO Y CASTRO

 

Cfr.: A-TMT5 12898-413-18.- Causa 211 de 1936 en Las Palmas.- Cubierta.

ROGANDO SITUACIÓN PROCESAL DE PEDRO PERDOMO


158

bis

 

Gobierno Militar de
     Gran Canaria.
Juzgado eventual nº 3
Capitan D. Emilio Ramiz
Caja de Recluta nº. 60.

 

 

 

Teniendo noticia este Juzgado de que en Causa que V. instruye figura como encartado el paisano PEDRO PERDOMO, ruegole me manifieste la situación procesal del mencionado individuo con el fin de acreditar este extremo en procedimiento a mi cargo en el que aparece citado por un testigo como autor de un hecho delictivo.

Dios guarde a V. muchos años.

Las Palmas á 28 de Octubre 1.936

El Capitan Juez.

 [Firma rubricada de EMILIO RAMIZ GONZÁLEZ]

 

[Al pie]

Sr. Don Cristobal Garcia Uzuriaga, Juez permanente del Gobierno Militar.

 

Cfr. A-TMT5 13436-437-6 CAUSA 1 DE 1936 EN LAS PALMAS.- Folio 151 bis.

 

NUESTRO TOPO


Por Decreto-Ley nº.10/1969, de 31 de Marzo (BOE.nº.78 de 1º Abril 1969), y con motivo de cumplirse seis lustros de la terminación de la Guerra Civil, se declaraba la prescripción de todos los delitos cometidos con anterioridad al 1º de Abril 1939. Esta prescripción por ministerio de la Ley, no requería ser judicialmente declarada y, en consecuencia surtía efectos respecto de toda clase de delitos, cualesquiera que sean sus autores, su gravedad o sus consecuencias, con independencia de su calificación y penas presuntas, y sin tener en cuenta las reglas que los Códigos vigentes establecían sobre cómputo, interrupción y reanudación de los plazos de prescripción del delito.

Se ordenaba igualmente que extinguida por prescripción la acción para promover su investigación y castigo, no se debía incoar ningún proceso por delitos anteriores a la fecha señalada; se procedería inmediatamente al sobreseimiento y archivo de los procedimientos en los que no hubiese recaído aún sentencia firme, sin que pudieran abrirse los archivados por rebeldía de los procesados, y quedaban sin efecto todas las medidas procesales derivadas de la misma.

En los primeros días de entrar en vigor la citada disposición, la misma pasa desapercibida para todos los profanos en el conocimiento de lo acaecido durante la guerra civil. El 20 Abril 1969, en el Periódico “La Provincia”, se publica la noticia sobre el vecino de La Isleta, Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, diciendo que se había presentado a la Policía acogiéndose a los beneficios de prescripción del citado Real-Decreto, dado que había estado encerrado voluntariamente, huyendo de la Justicia Militar, unos 33 años.

La citada noticia se acompañaba con tres fotografías (dos del Sr. Perdomo y una con la mayoría de su familia) y recogía con grandes caracteres que había estado 33 años encerrado en una habitación en La Isleta (más de media vida) (tenía 63 años de edad), en casas de sus hermanas (c/. Alcorac-antes Fuego-, nº. 31, c/. Bentagache, c/.Los Pinzones, etc.), en total secreto saliendo por las madrugadas de su encierro, (sólo sus hermanas conocían los hechos que obligaban a esconderlo, su vida, estado de ánimo, enfermedades, etc.). Se había ofrecido después del inicio de la guerra civil, hasta 2.000 ptas. a quien conociera y denunciara su paradero, y era el segundo español que, en aquéllas fechas, se presentaba tras prescribir los delitos políticos.

El citado Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, como ya se ha dicho, estaba encartado en rebeldía en la causa nº.01/36 – muerte de dos soldados y herido grave de un cabo – en los alrededores de la Casa del Pueblo de La Isleta, el 20 Julio 1936. Durante el juicio se llega a declarar que dicho encausado fue uno de los que dispararon sobre los soldados, actuando como jefe del grupo asaltante. La prensa de la época recogía su desaparición publicando edictos y requerimientos para que hiciera acto de presencia ante el Juez Instructor de dicha Causa 01/36, y a pesar de la jugosa “recompensa”, no se obtiene noticias sobre su persona, incluso se llega a decir que había huido a Venezuela.

Fallece de infarto de miocardio en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora del Pino, en Las Palmas de Gran Canaria, a las veintidós horas del día 9 de Diciembre 1974.

Sobre este tipo de incidentes y de muchos otros españoles, existe el libro denominado “LOS TOPOS”, cuyos Autores son Luis Torbado Carro y Manuel Leguineche Bollar, Editorial Argos (Barcelona), primera edición Octubre 1977.

Al final del presente Capítulo se acompaña como anexo, relación donde se detallan los datos obtenidos de todos los implicados en las causas enumeradas anteriormente.

NOTA DEL AUTOR:

En relación con Pedro-Nolasco Perdomo Pérez, a nivel personal, puedo indicar que días después de su publicación del citado Decreto-Ley nº.10/1969, estaba en la azotea de la casa de mis padres, sita en la c/.Pérez Muñoz, nº.77, quitando con “un escoplo a golpes de martillo” unos pernos empotrados en la pared que daba a dicha calle, bajo la atenta mirada de mi padre Miguel Medina Naranjo. Durante el trabajo mi ancestro cubría con su vista la calle, cuando le oigo gritar ¡Aquél es Perdomo! dando gritos y saludando con sus brazos a un individuo desconocido por mi persona; le pregunto quién era dicho vecino, recibiendo una destemplada contestación. Mi padre baja la calle, donde conversa con el tal Perdomo, dándole unos fuertes abrazos.

Cfr.

Libro ISLETA / PUERTO DE LA LUZ: CAMPOS DE CONCENTRACIÓN.- 2001.- Las Palmas de  Gran  Canaria.- Autor: JUAN MEDINA SANABRIA.- Págs. 79 – 80.