EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ


 

 

Por debajo, y a la derecha, de la carretera general Santa Cruz-La Laguna, una vez superado el Hospital San Juan de Dios, en la zona de Villa Benítez, hay una calle dedicada a enaltecer y conservar la memoria de EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ.

Es una calle relativamente larga, quebrada, algo desangelada porque todas sus parcelas no están edificadas, que arrancando de la confluencia de las calles ELÍAS SERRA RAFOLS, JUAN VARA TERÁN y ANDRÉS OROZCO BATISTA, conduce a la calle MANUEL DE CÁMARA Y CRUZ, junto a la trasera del Castillo de San Joaquín, antigua prisión militar.

Dentro de Villa Benítez se ha honrado con calles a otros conspicuos personajes del siglo XX, tales como SEBASTIÁN CASTRO DÍAZ, MARCOS PERAZA VEGA, ANTONIO VANDEWALLE PINTO, ANTONIO VIVANCO SANTILLÁN y JUAN YANES PERDOMO.

 

EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ forma parte de un conjunto de cincuenta y seis alcaldes, cuya memoria ha sido honrada asignándoles una calle, mediante un acuerdo masivo de nominación viaria, adoptado por el Ayuntamiento de Santa Cruz el 18 de mayo de 1973.

En el libro número 20 de Actas de Plenos de 1973, leemos:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, a dieciocho de mayo de mil novecientos setenta y tres, se reunió el Excmo Ayuntamiento Pleno, en sesión ordinaria de primera convocatoria. Presidió el Iltmo. Sr. Alcalde don Ernesto Rumeu de Armas, y concurrieron los señores Tenientes de Alcalde, don Félix Álvaro Acuña Dorta, don Antonio Quintana Malledo, entró en el número 24 don Isaac Jiménez Calvo, don Juan Domínguez del Toro, don Miguel-Ángel Morales Pestano, don Manuel Bethencourt Pestano y don Felipe Martín Abreu, y los señores concejales, don Modesto Mario Alonso Pinto, don Edmundo Graciano Díaz-Llanos Álamo, don Julio García Peña, don Joaquín Guerrero González, don Luciano Lemus Izquierdo, don Andrés Orozco Maffiote, y don Ramón Pérez-Aldana del Valle entró en el número 34, asistidos del Secretario General don Rafael-Ángel Arranz Delgado.

En el punto 34 se adopta un acuerdo para denominar diversas calles de este término municipal, que carecían de nombre oficial, totalizando 108 calles, según el siguiente detalle:

 

Cincuenta y seis alcaldes
Dieciséis Presidentes del Cabildo
Dos Escritores
Dos Músicos
Un Médico
Un Capitán General
Un Falangista
Un Cura
Una Santa
Los Príncipes de España
Veintiséis Ríos Españoles

 

* * * * *

¿Quién fue EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ?

¿Cómo llegó a ser Alcalde de Santa Cruz?

¿Qué méritos acreditó para merecer que su memoria haya sido conservada dedicándole una calle en esta zona residencial, limítrofe de Santa Cruz con La Laguna?

* * * * *

El 18 de julio de 1936, el Alcalde Republicano de Santa Cruz de Tenerife. JOSÉ CARLOS SCHWARTZ HERNÁNDEZ es detenido en su casa, trasladado al edificio de Capitanía General (entonces Comandancia Militar), y luego conducido preso al Castillo de Paso Alto, de donde sería desaparecido el 2 de octubre de 1936.

El Coronel JUAN VARA TERÁN, mediante un acto de fuerza, ocupa el Ayuntamiento, y al día siguiente, usurpando el puesto de Alcalde, se constituye en Presidente de la Comisión Gestora constituida con estos nueve conspicuos individuos:

 

Francisco La-Roche Aguilar
Asensio Ayala Espinosa.
Pedro Duque Déniz
Manuel Cruz Delgado
Juan Yanes Perdomo
Miguel Llombet Rodríguez
Juan Pedro Alba Carmona
Francisco Rodríguez Barrios
Vicente Expósito Barrios Pérez

 

Estos dos últimos no están presentes en el momento de la constitución de tal Comisión.

FRANCISCO RODRÍGUEZ BARRIOS alega estar enfermo

VICENTE EXPÓSITO BARRIOS PÉREZ, estaba ausente

El Sr. Presidente queda en adoptar las medidas que procedan, atendidas las circunstancias del caso.

Esta Comisión Gestora convino celebrar sesiones los lunes de cada semana en primera convocatoria y los miércoles de segunda, a las seis de la tarde.

Así, el Coronel JUAN VARA TERÁN, por la fuerza, se hace cargo del gobierno municipal, ejerciendo su Presidencia.

Aproximadamente año y medio después, en las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la Provincia de este nombre, a catorce de marzo de mil novecientos treinta y ocho, se reunió la Comisión Gestora Municipal en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones, bajo la Presidencia del Señor Alcalde accidental don Juan Vara Terán, dícese don Francisco La-Roche Aguilar.

 

Así consta en el folio 47 vuelto del libro de Actas de Plenos número 32.

 

En el folio siguiente, leemos:

 

La Presidencia dio cuenta de haber sido aceptada por el Excmo Señor Gobernador Civil, la dimisión presentada por el señor Alcalde don Juan Vara Terán.- La Comisión Gestora acordó quedar enterada y lamentar la ausencia del señor Vara Terán, bajo cuya dirección ha actuado este organismo con toda satisfacción desde la iniciación del glorioso Movimiento Nacional.

 

En esa fecha, 14 de marzo de 1938, el Gobernador Civil era VICENTE SERGIO ORBANEJA, quien hacía apenas una semana que había tomado posesión del cargo.

 

Leemos, comenzando en el folio 54 del libro número 33 de Actas de Plenos:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, capital de la Provincia de este nombre, a veintiuno de de marzo de mil novecientos treinta y siete, se reunió la Comisión Gestora Municipal de este Excmo. Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones, bajo la Presidencia del Señor Alcalde don Eusebio Ramos González, y con asistencia de los señores Gestores consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día repartido con la convocatoria.

 

Los Gestores consignados al margen eran:

 

1  Francisco La Roche Aguilar
2  Juan Pedro Alba Carmona
3  Vicente Expósito Barrios Pérez
4  Manuel Cruz Delgado
5  Pedro Duque Déniz
6  Maximiliano Díaz Navarro
7  Juan Yanes Perdomo
8  Miguel Llombet Rodríguez

 

 

Abierta la sesión a las quince y treinta horas fue leído, ante todo, un oficio del Excmo Sr. Gobernador civil que dice: “En uso de las atribuciones que me están conferidas, con esta fecha (419 de marzo), he acordad nombrar a don Eusebio Ramos Gonzalez, para ocupar el cargo de Alcalde de esta Capital. Y estando presente el señor Ramos, tomó posesión del cargo de Alcalde-Presidente.

El Sr. Ramos saludó a la Corporación, manifestando su esperanza, de que todos han de contribuir a trabajar para el mejoramiento de la Administración Municipal, y la Comisión Gestora acordó consignar en acta la satisfacción de verse presidida por persona en quien concurren tan relevantes condiciones de inteligencia y actividad.

.

Una semana antes esa misma Comisión lamentaba la ausencia del Coronel JUAN VARA TERÁN, dimitido.

El viejo adagio de

«A rey muerto, rey puesto»

resultó así emulado por el de

«A Alcalde dimitido, Alcalde sustituido».

 

Y en el acta no consta ni una breve mención al Coronel JUAN VARA TERÁN. Ni siquiera el parrafito que sería luego habitual durante toda la dictadura franquista de

agradeciéndole los servicios prestados

Sobre las relevantes condiciones de inteligencia y actividad de EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ, carecemos de conocimientos para poder evaluarlas.

En el «Informe sobre la situación política en Tenerife», firmado por el falangista José Guitart el 11 de enero de 1940, conservado en el ARCHIVO GENERAL DE LA ADMINISTRACIÓN, Sección Presidencia, Secretaría General del Movimiento, DNP, caja Nº 221, aflorado por el historiador. Ricardo Guerra Palmero en el anexo V de su reciente libro LA FALANGE EN CANARIAS, editado por el Centro de la Cultura Popular Canaria, ISBN 978-84-7926-552-6, se puede leer este párrafo:

Eusebio Ramos González:

Funcionario de Hacienda, Secretario de la Cámara de Comercio, Secretario de la Cámara de la Propiedad urbana y otros enchufes en los que reúne más de 20.000 pesetas anuales […] Delegado Provincial de Servicios Técnicos pasando a los pocos días a desempeñar el puesto de alcalde [se le acusa de corrupción junto con el contratista Juan Fernández Oliva y su hermano Jesús].

* * * * *

Hasta aquí, esta modesta contribución desvelando parte de la trayectoria vital de EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ, a quien el Ayuntamiento ha otorgado el honor de figurar en el callejero municipal de Santa Cruz de Tenerife.

Si el Ayuntamiento ha considerado que era poseedor de los méritos necesarios y suficientes para tal honor, podemos presumir que los munícipes que así los valoraron, debían conocer su biografía y ejecutoria.

¿O no?

A falta de más datos sobre esta decisión, corresponde al lector enjuiciar si el EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ reunía los méritos necesarios para tal honor.

* * * * *

Extrañamente, el Alcalde ERNESTO RUMEU DE ARMAS, que tantas calles dedicó a tantos conspicuos personajes, no ha figurado en el callejero de Santa Cruz de Tenerife, hasta fecha bastante reciente.

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2015/07/05/alcalde-ernesto-rumeu-de-armas/

 

ANEXO

Los 108 nombres de calles acordados el 18 de mayo de 1973

Ordenados clasificados

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/08/06/los-108-nombres-de-calles-asignados-el-18-de-mayo-de-1973/

Anuncios

LA OCUPACIÓN DEL AYUNTAMIENTO POR LOS SUBLEVADOS


Ya hemos visto que, tras producirse la sublevación militar contra el Gobierno legítimo de la Segunda República de España, en 18 de julio de 1936, el Coronel de la Guardia Civil, JUAN VARA TERÁN ocupó el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sin oposición alguna.

Con tal propósito, dicho Coronel se había trasladado a Tenerife, para sumarse a los sublevados y actuar en el momento preciso.

Asi se deduce de la errática trayectoria ya expuesta en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2014/07/14/trayectoria-del-coronel-juan-vara-teran-en-1936/

Al día siguiente, el mismo Coronel JUAN VARA TERÁN, junto con ocho conspicuos individuos, y el Secretario Municipal HIPÓLITO FUMAGALLO MEDINA, se reúnen en sesión, de la cual se levantó Acta.

Así es como consta en los folios 89 vuelto y 90 del Libro de Actas Municipales, identificado con el número 30, que se conserva en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

En la Ciudad de Sta Cruz de Tenerife a diecinueve de Julio de mil novecientos treinta y seis, siendo la hora de las doce, en el Salón de actos de estas Casas Consistoriales, se reunieron bajo la Presidencia del señor Coronel de la Guardia Civil don Juan Varan Terán, los Sres. Don Manuel Cruz Delgado, don Pedro Duque Déniz, don Asensio Ayala Espinosa, don Miguel Llombet Rodríguez, don Juan Yanes Perdomo, don Francisco La-Roche Aguilar, y don Juan P. Alba, a quienes, según oficio del Sr. Delegado de Hacienda, como mayores contribuyentes, en unión de don Francisco Rodríguez Barrios y don Vicente E. Pérez, ha correspondido formar la comisión Gestora Municipal, que dispone el Bando de esta comandancia Militar, declarando el estado de Guerra.

Abierto el acto y resultando encontrarse presente la mayoría de los Señores que han de constituir dicha comisión Gestora, el Sr. Presidente la dio por constituida.

El Sr. Llombet hace constar que el oficio del Delegado de Hacienda contiene error, por cuanto él, no es mayor contribuyente por Rústica.

Seguidamente se procedió a hacer la designación de los Distritos que ha de regir cada gestor, aprobándose en la forma que sigue:

 

1 1º Don Francisco La-Roche [Aguilar]
2 2º Don Asensio Ayala [Espinosa].
3 3º Don Pedro Duque [Déniz]
4 4º Don Manuel Cruz [Delgado]
5 5º Don Juan Yanes Perdomo
65 6º Don Miguel Llombet [Rodríguez]
7 7º Don Vicente E. Barrios [Pérez]
8 8º Don Juan Pedro Alba [Carmona]

 

A continuación se acordó que el Regidor del primer distrito dirija los asuntos de la Sección Central, Régimen y Personal; el del segundo, los asuntos de Hacienda; el del tercero, los de Agricultura, Aguas, Montes y Jardines; el del Cuarto, Gobernación; el del quinto, Obras; el del sexto, Instrucción Pública y Trabajo.

Todo según el Reglamento de Procedimiento de la Secretaría de la Corporación.

Se convino celebrar sesiones los lunes de cada semana en primera convocatoria y los miércoles de segunda, a las seis de la tarde.

Resultando que no han asistido a este acto el Sr. [Francisco] Rodríguez Barrios por alegar enfermedad y el Sr. V. [Vicente Expósito] Pérez, por estar ausente, el Sr. Presidente queda en adoptar las medidas que procedan, atendidas las circunstancias del caso.

Y sin mas se levanta la presente acta de la que se remitirá seguidamente Certificación al Excmo Sr. Comandante Militar, en cumplimiento de lo que prevenido se halla, firmando todos los asistentes, de que yo, el Secretario, Certifico.

Siguen las firmas de JUAN VARA TERÁN, FRANCISCO LA-ROCHE AGUILAR, ASENSIO AYALA ESPINOSA, PEDRO DUQUE DÉNIZ, MANUEL CRUZ DELGADO, JUAN YANES PERDOMO, JUAN PEDRO ALBA CARMONA, MIGUEL LLOMBET RODRÍGUEZ (ilegible), e HIPÓLITO FUMAGALLO MEDINA, el cual como Secretario da fe firmando el último.

Resulta patética la tímida protesta de MIGUEL LLOMBET RODRÍGUEZ, haciendo ver que él no es el mayor contribuyente por Rústica y que debe haber un error en el escrito del Delegado de Hacienda.

Protesta que consta en acta y no es atendida.

Obsérvese que la idoneidad para ser designados gestores municipales deriva de su condición de ser los máximos contribuyentes en Hacienda.

Dicho de otro modo: que eran las personas más ricas de la ciudad.

O, siendo más precisos, las de mayores rendimientos económicos declarados a Hacienda dentro de su sector de actividad económica.

* * * * *

TRES CALLES DE CONSPICUOS

 

De los nueve conspicuos individuos ocupantes del Ayuntamiento, tres de ellos tienen sus nombres enaltecidos en placas de nuestras calles.

Además de FRANCISCO LA ROCHE, también figuran en nuestro callejero, los nombres de JUAN VARA TERÁN y JUAN YANES PERDOMO.

Ambos en el distrito 6, dentro de la urbanización conocida como Villa Benítez, a quienes se les asignaron estas calles por acuerdo municipal de fecha 18 de mayo de 1973.

GESTORES INSTRUCTORES DE EXPEDIENTES DE DEPURACIÓN


Todos los Gestores Municipales participaron en la Instrucción de los Expedientes de Depuración.

El procedimiento era muy simple.

El Alcalde usurpador, Coronel de la Guardia Civil, JUAN VARA TERÁN, decretaba la suspensión inmediata de empleo y sueldo del funcionario encartado.

Acto seguido, el Pleno Municipal nombraba Juez Instructor del Expediente a uno de los Gestores Municipales.

Como es obvio, al ser éstos solamente ocho, los funcionarios acusados fueron distribuidos entre los ocho, por riguroso turno.

Con lo cual en algún momento el número de encartados por instructor, pudo no parecer equitativo.

Luego cada gestor-instructor requería a un funcionario de su confianza, para que realizara el papeleo y los trámites pertinentes.

Estos fueron los conspicuos gestores municipales, que dirigidos por el Coronel JUAN VARA TERÁN, tomaron parte en la Depuración Política de los funcionarios del Ayuntamiento, ejerciendo su fatídica misión con deletérea eficacia:

 

1.  FRANCISCO LA ROCHE AGUILAR
2.  JUAN PEDRO ALBA CARMONA
3.  JUAN YANES PERDOMO
4.  MANUEL CRUZ DELGADO
5.  MAXIMILIANO DÍAZ NAVARRO
6.  MIGUEL LLOMBET RODRÍGUEZ
7.  PEDRO DUQUE DÉNIZ
8.  VICENTE BARRIOS PÉREZ

FRANCO HIJO PREDILECTO DE ESPAÑA


El 23 de noviembre de 1936 la Comisión Gestora de Santa Cruz de Tenerife, presidida por el Coronel de la Guardia Civil JUAN VARA TERÁN, celebra otra de sus sesiones semanales.

Así es como figura reflejada en el libro de actas número 30, al final del folio 162:

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a dos de noviembre de mil novecientos

continuando en la página trasera de dicho folio 162

treinta y siete, se reunió el Excmo. Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de primera convocatoria previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones; bajo la Presidencia del Sr. Alcalde Don Juan Vara Terán y con asistencia de los Señores Gestores consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día, repartido con la convocatoria.

Los gestores consignados al margen eran estos siete:

1.  Francisco La Roche Aguilar
2.  Asensio Ayala Espinosa
3.  Juan Yanes Perdomo
4.  Miguel Llombet Rodríguez
5.  Vicente [Expósito] Barrios Pérez
6.  Pedro Duque Déniz
7.  Manuel Cruz Delgado
8.  Juan Pedro Alba Carmona
9.  Maximiliano Díaz Navarro

 

Abierta la sesión a las diecisiete horas y cinco minutos, el Secretario infrascrito dió lectura al acta de la anterior que fue aprobada por unanimidad y sin discusión.

Saltamos al folio 175 vuelto, donde se trata el punto 7 del orden del día.

Visto un escrito del señor Alcalde de Teruel, trasladando acuerdo de dicho Ayuntamiento, sobre nombramiento de Su Excelencia el Generalísimo don Francisco Franco Bahamonde, Hijo Predilecto de España, la Comisión Gestora acordó de conformidad con lo interesado y que se cumpla lo dispuesto en el número 3º del acuerdo de que se trata.

Lo que sorprende de esta conformidad con lo interesado por el señor alcalde de Teruel, es el contraste con la decisión tomada por el Ayuntamiento santacrucero siete semanas antes, cuando acordó nombrar a Franco hijo MUY predilecto.

No cabe ninguna duda: el Ayuntamiento chicharrero se había adelantado al deseo del turolense, superándolo con el MUY.

La ola de aduloneria y postración ante el líder providencial, caudillo por la gracia de dios, no paraba de crecer.

 

FUNCIÓN PATRIÓTICA DE LA MASA CORAL


El lunes 2 de noviembre de 1936, la Comisión Gestora de Santa Cruz de Tenerife, presidida por el Coronel de la Guardia Civil JUAN VARA TERÁN, celebra otra de sus sesiones semanales.

Así es como figura reflejada en el libro de actas número 30, conservado en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

 Comienza al final del folio 162:

 En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a dos de noviembre de mil novecientos

 continuando en la página trasera de dicho folio 162

 treinta y siete, se reunió el Excmo, Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de primera convocatoria previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones; bajo la Presidencia del Sr. Alcalde Don Juan Vara Terán y con asistencia de los Señores Gestores consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día, repartido con la convocatoria.

 Los gestores consignados al margen eran estos nueve:

1.  Francisco La Roche Aguilar
2.  Asensio Ayala Espinosa
3.  Juan Yanes Perdomo
4.  Miguel Llombet Rodríguez
5.  Vicente Expósito Barrios Pérez
6.  Pedro Duque Déniz
7.  Manuel Cruz Delgado
8.  Juan Pedro Alba Carmona
9.  Maximiliano Díaz Navarro

 

Abierta la sesión a las diecisiete horas y cinco minutos, el Secretario infrascrito dió lectura al acta de la anterior que fue aprobada por unanimidad y sin discusión.

 Después de tratar varios asuntos de trámite, en el folio 164 vuelto, puede leerse este párrafo:

 Previa declaración de urgencia, se dio lectura a la instancia por la cual don Eliseo Hernández González, en concepto de Secretario de la Masa Coral Tinerfeña, solicita el Teatro Guimerá para una función patriótica con asistencia de la Banda municipal de música, con autorización para practicar los ensayos en dicho Coliseo a partir de mañana y horas de seis tarde a once noche, la Comisión Gestora acordó acceder a todo lo solicitado.

 La urgencia estaba justificada porque la función patriótica estaba prevista para el sábado siguiente, día 7, habiendo sido ya anunciada. mediante un polícromo cartel patriótico, con banderas acompañando a una foto de un soberbio animal en color sepia.

19361107 CARTEL FUNCIÓN

CREACIÓN DE LA MEDALLA DE LA CIUDAD


En el folio 6 del libro de Actas de Plenos número 34 se puede leer:

 

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a veintinueve de agosto de mil novecientos treinta y ocho, se reunió la Comisión Gestora Municipal en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, citada previamente con arreglo a las vigentes disposiciones, bajo la Presidencia del señor Alcalde don Eusebio Ramos González y con asistencia de los señores gestores consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día repartido con la convocatoria.

Los gestores consignados al margen eran:

1.  Francisco La Roche Aguilar
2.  Juan Yanes Perdomo
3.  Pedro Duque Déniz
4.  Juan Pedro Alba Carmona
5.  Miguel Llombet Rodríguez
6.  Vicente E. Barrios Pérez
7.  Maximiliano Díaz Navarro
8.  Manuel Cruz Delgado

 

Abierta la sesión a las quince y treinta horas, el Secretario infrascrito dió lectura al acta de la anterior que fue aprobada por unanimidad y sin discusión.

Sigue el acta dando cuenta de la tramitación de determinados expedientes y asuntos.

Dando la vuelta al folio, aparece la Aprobación de la liquidación final de las obras de ensanche y urbanización de la calle de Los Campos desde la Avenida del General Franco hasta Pino de Oro, y abonar al contratista el saldo que existe a su favor.

La obra había sido realizada por el contratista Entrecanales y Távora, con un presupuesto de contrata de 85.827’89 pesetas (76.897’28 el primitivo y 8.930’61 el adicional) resultando del Informe emitido por la Intervención una economía en la ejecución de la obra de novecientas veinticuatro pesetas diez céntimos.

Obsérvese la peculiar forma de hacer las cuentas municipales.

La obra había sido adjudicada con un presupuesto de contrata determinado, el cual es incrementado en casi un doce por ciento.

Luego se produce un menor gasto de un irrisorio uno por ciento.

A esta ridícula cantidad la Intervención la denomina economía.

Cuando debía señalar que había habido un exceso de coste superior al diez por ciento sobre la cantidad inicial presupuestada.

Exceso dinerario que ha ido a parar a la caja de la gran empresa contratista de obras públicas Entrecanales y Távora.

Lamentablemente, esta penosa forma de llevar las cuentas por parte de las administraciones públicas se ha prolongado en el tiempo.

Y, hoy seguimos constatando que continúa la misma o peor práctica.

Esto es, se adjudica una obra en un precio.

Luego se incrementa dicho precio sin dar explicaciones a nadie.

Por lo que se ve, sigue vigente el antiguo adagio «con la pólvora del rey todo el mundo dispara».

Adagio descriptivo del despilfarro en la gestión de los caudales públicos, que es soportado estoicamente por los sufridos ciudadanos, compelidos a pagar impuestos.

A renglón seguido prosigue el acta municipal de fecha veintinueve de agosto de mil novecientos treinta y ocho, con este texto:

Se trajo a la vista el Proyecto aprobado de un de un edificio para Albergue o Refugio de Mendigos, a construir en la Costa Sur de esta Capital y la comisión Gestora acordó que dichas obras se ejecuten por el sistema de subasta, a cuyo efecto aprueba los pliegos de condiciones económico-administrativas a que ha de ajustarse la misma, confeccionados por la Sección de Obras de la Secretaría.

Se dio lectura a parte suscrito por el Señor Interventor Municipal, dando cuenta a la Corporación de que en la mañana del veintitrés de los corrientes, había fallecido el Jefe de Negociado de 2ª clase adscrito a aquella dependencia, don Policarpo Niebla González. Con tal motivo acordó la Comisión Gestora quedar enterada, que se haga constar en acta el sentimiento y que sea comunicado el pésame a los familiares del extinto.

Se dio lectura a un oficio de la Comandancia General, de veinte del actual, expresión de que el Señor Auditor de Guerra ha informado en el expediente seguido al funcionario municipal don Fernando Arozena Quintero, que no sugiere su tramitación ningún reparo que oponer y pudiera acordar se haga constar así en las actuaciones, devolviendo éstas a la Corporación para cumplimiento y notificación, y con cuyo informe se ha conformado el Excmo Señor Comandante General, lo que se comunica con inclusión del expediente a los fines que se proponen.

La Comisión Gestora Municipal acordó quedar enterada de la expresada comunicación, de la que se unirá copia al expediente para constancia, ratificándose en el acuerdo de veinte de Julio último y que todo se comunique al interesado.

La Comisión Gestora acordó que el escrito figurado en el orden del día, de esta Comandancia General, relacionado con el suministro de agua a la Prisión Flotante, quede sobre la Mesa.

Se dio cuenta de un escrito de la Compañía Española de Petróleos, exponiendo las causas que han motivado la no desaparición de los productos malolientes de aquella Refinería, así como las medidas que se han adoptado para procurar disminuirlos lo más posible.

La Comisión gestora acordó quedar enterada de lo comunicado.

Como puede verse, se habían abordado tres temas candentes.

Dos muy candentes en aquel momento histórico:

1.- La Depuración Política Municipal.

En concreto, en la figura del último Presidente Republicano del Cabildo Insular de Tenerife, el ínclito funcionario Jefe de Administración de 1ª, Don FERNANDO AROZENA QUINTERO, encarcelado en la Prisión de Fyffes a su regreso de la Península vía Francia, tras sufrir una odisea.

2.-

El suministro de agua municipal a la Prisión Flotante.

Esta Prisión Flotante era un conjunto de barcos surtos en el puerto de Santa Cruz, habilitados como lugares donde emprisionar a los «rojos» que no cabían en las prisiones terrestres.

Y el tercero, que sigue calentito en la actualidad, y sin haber sido solucionado, a pesar del tiempo transcurrido: los malos olores generados por la Refinería de CEPSA.

Una vez más, C.E.P.S.A se limitaba a exponer las causas, así como las medidas adoptadas para procurar disminuirlos.

No para eliminarlos,

En agosto de 1938.

Han pasado más de setenta años, y los malos olores persisten.

Cuando hoy disponemos de suficiente desarrollo tecnológico para solucionar definitivamente este problema de salud pública.

Tecnología, que obviamente, no estaba disponible en 1938.

Saltamos al final de folio 9 vuelto y siguiente, continuando la lectura del texto consignado en el acta de fecha veintinueve de agosto de mil novecientos treinta y ocho

Se dio cuenta de un escrito del Negociado de Personal, expresivo de que por consecuencia del fallecimiento del Jefe de Negociado de 2ª clase, don Policarpo Niebla, se ha producido vacante.

Esta vacante provoca lo que en el argot burocrático se conoce como corrida de escala, ascendiendo los funcionarios que figuran en el escalafón a continuación del fallecido.

Ya se sabe, a rey muerto, rey puesto.

En aquellos tiempos pretéritos, de escalafones cerrados, los ascensos solamente podían ser alcanzados por corridas de escala. Y esta únicamente era posible, por fallecimiento, jubilación o expulsión, del que estaba por encima en el escalafón.

Y llegamos al folio 10 vuelto, donde resaltan estos dos puntos:

A mitad de la página

Se acordó quede sobre la Mesa el escrito relativo a ausencia del Veterinario Municipal, señor Abadía.

El mentado señor Abadía era JOAQUÍN ABADIA ARREGUI, Jefe de Veterinaria Militar de Canarias

Y al final de la página,

La Comisión Gestora acordó, en principio, crear la Medalla de la Ciudad, y que se soliciten antecedentes, para a su vista, adoptar las resoluciones de orientación adecuadas.

De este modo tan imperceptible se tomó el trascendental acuerdo de crear la MEDALLA DE LA CIUDAD.

El Alcalde da cuenta al Pleno de su visita al barrio de San Andrés.

Y así al final del folio 111, leemos:

Continuando ocupándose el señor Alcalde de su visita al Barrio de San Andrés, expresó la urgente necesidad de construir la muralla de defensa de dicho barrio, por cuanto su parte baja se halla seriamente amenazada por el mar, añadiendo que se trata de un asunto ya desde hace tiempo planteado, pero que no se ha solucionado no obstante la importancia que tiene para la seguridad de aquel vecindario.

La Comisión Gestora acordó que por las dependencias municipales se busquen los antecedentes referentes al asunto, para, a base de ellos, realizar las gestiones procedentes para solucionarlo debidamente.

La amenaza del mar sobre los vecinos del Barrio de San Andrés, parece una enfermedad recidiva: aparece y desaparece, sin que nunca se la ataje y se cure.

TESTIMONIO DEL ACUERDO

Del acuerdo de creación de la Medalla de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife, se levanta el correspondiente testimonio mecanografiado que dice así:

COMISION GESTORA MUNICIPAL

SESION DEL 31 AGOSTO, 1938

TESTIMONIO

La Comisión Gestora acordó, en principio, crear la Medalla de la Ciudad, y que se soliciten antecedentes, para a su vista, adoptar las resoluciones de orientación adecuadas.

EL SECRETARIO

HF

SEC. 1ª CENTRAL

DECRETO: CUMPLASE.

       El Alcalde,

[Firma rubricada de EUSEBIO RAMOS GONZÁLEZ]

Resulta inexplicable el error de transcripción de la fecha, consignando 31 cuando debería haber mecanografiado 29.

Este documento testimonio está marcado con el número 27, manuscrito en la parte superior derecha, junto a otro que lleva el número 28, que contiene el mismo error de fecha, dentro de una carpeta de 30 folios en la cual todos menos esos dos llevan la fecha correctamente mecanografiada.

Como este testimonio ha sido el documento de partida para buscar el acta correspondiente en el Libro de Actas, ello ha supuesto un esfuerzo adicional, que se podía haber evitado, si el funcionario mecanógrafo hubiera hecho las cosas como es debido.

Las tres actas consecutivas reflejadas en esta parte del libro de actas número 34, corresponden a las sesiones plenarias de los días 22, 29 de agosto y 5 de septiembre de 1938.

19 de Julio de 1936 en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife


Al mediodía del día 18 de julio de 1936, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife había sido ocupado por el Coronel de la Guardia Civil Juan Vara Terán, sin que se produjera resistencia alguna.

Al día siguiente, el mismo Coronel Juan Vara Terán, junto con ocho conspicuos individuos, y el Secretario Municipal Hipólito Fumagallo Medina, se reúnen en sesión, de la cual se levantó Acta.

Así es como consta en el folio 89 vuelto y 90 del correspondiente Libro de Actas Municipales, conservado en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife, identificado con la referencia 30 CMP.

En la Ciudad de Sta Cruz de Tenerife a diecinueve de Julio de mil novecientos treinta y seis, siendo la hora de las doce, en el Salón de actos de estas Casas Consistoriales, se reunieron bajo la Presidencia del señor Coronel de la Guardia Civil don Juan Varan Terán, los Sres. Don Manuel Cruz Delgado, don Pedro Duque Déniz, don Asensio Ayala Espinosa, don Miguel Llombet Rodríguez, don Juan Yanes Perdomo, don Francisco La-Roche Aguilar, y don Juan P. Alba, a quines, según oficio del Sr. Delegado de Hacienda, como mayores contribuyentes, en unión de don Francisco Rodríguez Barrios y don Vicente E. Pérez, ha correspondido formar la comisión Gestora Municipal, que dispone el Bando de esta comandancia Militar, declarando el estado de Guerra.

Abierto el acto y resultando encontrarse presente la mayoría de los Señores que han de constituir dicha comisión Gestora, el Sr. Presidente la dio por constituida.

El Sr. Llombet hace constar que el oficio del Delegado de Hacienda contiene error, por cuanto él, no es mayor contribuyente por Rústica.

Seguidamente se procedió a hacer la designación de los Distritos que ha de regir cada gestor, aprobándose en la forma que sigue:

1º Don Francisco La-Roche [Aguilar]

2º Don Asensio Ayala [Espinosa].

3º Don Pedro Duque [Déniz]

4º Don Manuel Cruz [Delgado]

5º Don Juan Yanes Perdomo

6º Don Miguel Llombet [Rodríguez]

7º Don Vicente E. Barrios [Pérez]

8º Don Juan P. Alba [Carmona]

A continuación se acordó que el Regidor del primer distrito dirija los asuntos de la Sección Central, Régimen y Personal; el del segundo, los asuntos de Hacienda; el del tercero, los de Agricultura, Aguas, Montes y Jardines; el del Cuarto, Gobernación; el del quinto, Obras; el del sexto, Instrucción Pública y Trabajo.

Todo según el Reglamento de Procedimiento de la Secretaría de la Corporación.

Se convino celebrar sesiones los lunes de cada semana en primera convocatoria y los miércoles de segunda, a las seis de la tarde.

Resultando que no han asistido a este acto el Sr. [Francisco] Rodríguez Barrios por alegar enfermedad y  el Sr. V.  [Vicente Expósito] Pérez, por estar ausente, el Sr. Presidente queda en adoptar las medidas que procedan, atendidas las circunstancias del caso.

Y sin mas se levanta la presente acta de la que se remitirá seguidamente Certificación al Excmo Sr., Comandante Militar, en cumplimiento de lo que prevenido se halla, firmando todos los asistentes, de que yo, el Secretario, Certifico.

Siguen las firmas de Juan Vara, Francisco La-Roche, Asensio Ayala, Pedro Duque, Manuel Cruz, Juan Yanes Perdomo, Juan P. Alba, Miguel Llombet (ilegible), e Hipólito Fumagallo Medina, el cual como Secretario da fe firmando el último.

Llama la atención la tímida protesta de Miguel Llombet, haciendo ver que él no es el mayor contribuyente por Rústica y que debe haber un error en el escrito del Delegado de Hacienda.

Protesta que consta en acta y no es atendida.

Obsérvese que la idoneidad para ser designados gestores municipales deriva de su condición de ser los máximos contribuyentes en Hacienda.

Dicho de otro modo: que eran las personas más ricas de la ciudad. O, siendo más precisos, las de mayores rendimientos económicos declarados a Hacienda dentro de su sector de actividad económica.

* * * * *

Tres de estos once conspicuos individuos tienen sus nombres en letras de molde sobre nuestras calles:

1.- A Francisco La-Roche Aguilar le fue asignada el 25 de junio de 1952, en el distrito 1,  una de las avenidas más importantes de la Ciudad. Pero su nombre no ha prosperado popularmente, porque casi todos nos referimos a ella como la Avenida de Anaga.

2.- El 18 de mayo de 1973, le fueron dedicadas sendas calles a Juan Vara Terán y Juan Yanes Perdomo, en el  distrito 6, dentro de la urbanización conocida como Villa Benítez.