MALA SALUD DE ÁNGEL DOLLA LAHOZ


Por razones de salud ÁNGEL DOLLA LAHOZ dimite, siendo su dimisión aceptada, tal como consta en la página 66 del número 3 de la Gaceta de Madrid de fecha 3 de enero de 1929, donde se lee:

MINISTERIO DEL EJÉRCITO

REALES DECRETOS

Núm. 46

Vengo en admitir la dimisión que, fundada en el mal estado de su salud, ha presentado el General de brigada D. Angel Dolla Lahoz del cargo de Jefe de la circunscripción del Rif.

Dado en Palacio a dos de enero de mil novecientos veinte y nueve.

ALFONSO

El Ministro del Ejército,

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO.

A renglón seguido, mediante R.D. núm. 47, es nombrado para sustituirlo como Jefe de la circunscripción del Rif el General de brigada SEBASTIÁN POZAS PEREA.

ÁNGEL DOLLA LAHOZ debió recuperar rápidamente su estado de salud, pues apenas habían transcurrido tres semanas, cuando es nombrado para otro importante mando en Zaragoza, apareciendo tal nombramiento en la página 699 del número 23 de la Gaceta de Madrid publicado el 23 de enero de 1929, como Real Decreto

Núm. 283

Vengo en nombrar General de la sexta brigada de Caballería al General de brigada D. Angel Dolla Lahoz.

Dado en Palacio a veintidós de Enero de mil novecientos veinte y nueve.

ALFONSO

El Ministro del Ejército,

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO.

Esta página 699 del número 23 de la Gaceta de Madrid publicado el 23 de enero de 1929, contenía este habitual

PARTE OFICIAL

S.M. el REY Don Alfonso XIII (q.D.g), S.M. la REINA Doña Victoria Eugenia, S.A.R. el Príncipe de Asturias e Infantes y demás personas de la Augusta Real Familia, continúan sin novedad en su importante salud.

 

Y a todas éstas, posiblemente debido al trajín bélico, en 1926, el flamante general ÁNGEL DOLLA LAHOZ se había olvidado de solicitar la Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo, siendo corregida tal omisión el 14 de febrero de 1929, en el número 45 de la Gaceta de Madrid, en cuya página 1258, se publica el Real Decreto

Núm. 545

En consideración a lo solicitado por el General de D. Angel Dolla Lahoz, y de conformidad con lo propuesto por la Asamblea de Real y Militar Orden de San Hermenegildo,

Vengo en concederle la Gran Cruz de la referida Orden, con la antigüedad del día 27 de Julio de 1926, en que cumplió las condiciones reglamentarias.

Dado en Palacio a trece de Febrero de mil novecientos veintinueve.

ALFONSO

El Ministro del Ejército,

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO.

Parece que los olvidos condecoradores tuvieron alcances superiores al individual.

Meses más tarde, debía tocar otro reparto de grandes condecoraciones a reputados generales africanistas.

Asi consta en el número 178 de la Gaceta de Madrid de fecha 27 de junio de 1929, donde puede leerse:

EXPOSICIÓN

SEÑOR: Al resolver las últimas propuestas de Marruecos, el inevitable retraso impuesto por su minucioso examen ha dado lugar al caso de que varios Coroneles propuestos en el ejercicio de tales empleos, aunque realmente mandando fuerzas superiores, actualmente generales, aparezcan indicados para la concesión de cruces de María Cristina de la clase correspondiente a Coronel. Se da este caso con frecuencia al tratarse de Generales de brillantes servicios y alto renombre que carecen de Gran Cruz, están lejos aún, por su edad, de `poder obtener la de San Hermenegildo, y no parece procedente otorgarles la del Mérito Militar, creada para premiar servicios especiales, cuando los más notorios de su vida militar han sido precisamente los de guerra.

Estas consideraciones inducen al Ministro que suscribe, de acuerdo con el Consejo de Ministros, a someter a la aprobación de V.M. el siguiente proyecto de Real Decreto.

Madrid, 2 de Junio de 1929.

SEÑOR:

A L.R.P. de V.M.

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO

A renglón seguido figura este

REAL DECRETO

Núm. 1572

A propuesta del Ministro del Ejército y de acuerdo con el Consejo de Ministros,

Vengo en decretar lo siguiente:

Artículo único.- Cuando el Ministro del Ejército, como resultado de propuestas pendientes o por entender llegado el caso de premiar servicios de Generales del Ejército, determine someter a Mi resolución la concesión de Grande Cruces del Mérito Militar, podrá hacerlo de la designada para premiar servicios de guerra, siempre que el propuesto los haya prestado en el empleo de Coronel, con posterioridad a la fecha de los méritos por que hubiera obtenido el empleo de General de brigada y cuando la índoles de los servicios hubiera consistido en el mando en campaña de fuerzas mixtas superiores en número a las correspondientes a su empleo.

Dado en Palacio a veintiuno de Junio de mil novecientos veintinueve.

ALFONSO

El Ministro del Ejército,

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO.

Debajo de este exordio justificativo, y asimismo a renglón seguido, vienen varios Reales Decretos concediendo grandes cruces.

1.- Del Mérito militar con distintivo rojo a:

Teniente General Federico Berenguer Fusté

General de División Manuel Goded Llopis

Y a los Generales de Brigada

José Millán Astray y Terreros

Miguel Ponte y Manso de Zúñiga, Marqués de Bóveda de Limia

Joaquín Perteguer Astudillo

Sebastián Pozas Pérez

Emilio Mola Vidal

Amado Balmes Alonso

2.- De María Cristina

General de División Agustín Gómez Morato

General de Brigada Manuel González Carrasco

General de Brigada Ángel Dolla Lahoz

El Real Decreto que concedía esta Gran Cruz de María Cristina al General DOLLA, reza así:

En atención a los señalados servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en nuestra Zona de Protectorado en Marruecos, en el lapso de 1 de Octubre de 1926 y 12 de igual mes de 1927, por el General de Brigada D. Angel Dolla Lahoz,

Vengo en concederle, a propuesta del Ministro de la Guerra, de acuerdo con el Consejo de Ministros y en vista del favorable informe del Consejo Supremo del Ejército y Marina, la Gran Cruz de María Cristina, con la antigüedad de la última de las citadas fechas.

Dado en Palacio a veintiuno de Junio de mil novecientos veintinueve.

ALFONSO

El Ministro del Ejército,

JULIO DE ARDANAZ Y CRESPO.

Ángel Dolla Lahoz tendría una destacada y decisiva participación en la reducción y represión de la conocida históricamente como INSURRECCIÓN DE JACA, que intentó derrocar a la monarquía y proclamar la república prematuramente.

 


ASCENSO A GENERAL DE BRIGADA DE ÁNGEL DOLLA LAHOZ


ÁNGEL DOLLA LAHOZ es ascendido a general de brigada por Real Decreto de 3 de febrero de 1926, publicado en la página 637 del número 35 de la Gaceta de Madrid de fecha 4 de febrero de 1926.

Este Decreto reza así:

 

En consideración a los distinguidos servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en la zona de nuestro Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el Coronel de Caballería D. Angel Dolla Lahoz, y teniendo en cuenta el favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina,

Vengo en promoverle, a propuesta del Ministro de la Guerra, y de acuerdo con el Consejo de Ministros, al empleo de General de brigada, con la antigüedad de la última de las indicadas fechas.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

Con textos de similar tenor, son publicados en dicho número 35 de la Gaceta de Madrid los ascensos a general de estos 7 coroneles:

Virgilio Cabanellas Ferrer, de Infantería

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, de Infantería

Félix de Vera Valdés, de Infantería

José Sánchez Ocaña y Beltrán, de Estado Mayor

MANUEL GODED LLOPIS, de Estado Mayor

JOAQUÍN FANJUL GOÑI, de Estado Mayor

Alfonso Carrillo y Sánchez Tovar, de Artillería

Por otro lado, en este mismo número 35 de la Gaceta de Madrid, son publicados varios Reales Decretos concediendo condecoraciones a otros reputados militares africanistas.

Sobresale entre ellos este R.D.

En atención a los señalados servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en nuestra zona de Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el General de División don Felipe Navarro y Ceballos Escalera, Barón de Casa Davalillo,

Vengo en concederle, a propuesta del Ministro de la Guerra, de acuerdo con el Consejo de Ministros, y en vista del favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina, la Gran Cruz de Maria Cristina, con la antigüedad de la última de las indicadas fechas.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

 

Este General FELIPE NAVARRO Y CEBALLOS-ESCALERA, era el que se había rendido en Monte Arruit, habiendo sido apresado por ABDEL KRIM junto con sus oficiales superiores, mientras sus tres mil soldados fueron cruelmente exterminados por los rifeños.

Tiempo después, tras arduas negociaciones, ABDEL KRIM recibiría de manos de HORACIO DE ECHEVARRIETA, algo más de cuatro millones de pesetas (la mitad en duros de plata); millones entregados a cambio de los cobardes oficiales y jefes españoles prisioneros, provocando el comentario

 

«¡Qué cara es la carne de gallina!»

* * * * * * * * * * * * * * * *

El flamante general de brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, permanece destinado en comisión, a las órdenes del General en Jefe del Ejército de España en África.

Dos años más tarde, por Real Decreto número 1714, de 2 de octubre de 1927, publicado en la página 110 del número 278 de la Gaceta de Madrid, el general Dolla es nombrado Jefe de la Circunscripción del Rif, siendo su nombre mencionado por sus iniciativas constructoras en Villa Sanjurjo.

 

CALLE DEL PERDÓN


Descendiendo desde la antigua ubicación de la Plaza de La Paz, por la acera izquierda de la Rambla, la acera de los impares, y hasta la Plaza de Toros, nos encontramos sucesivamente con cinco calles paralelas, bien trazadas en las primeras décadas del siglo XX.

1.- Fernando Primo de Rivera .
2.- Calvo Sotelo.
3.- Los Sueños.
4.- El Perdón.
2.- Comandante Sánchez Pinto.

Estas cinco calles habían sido conocidas anteriormente con estos otros nombres:

1.- Fomento y número seis de Salamanca.
2.- Pablo Iglesias y Primera de Obreros.
3.- General Sanjurjo y Lucas Fernández Navarro.
4.- General Goded y La Igualdad.
5.- Libertad.

La cuarta, EL PERDÓN, es una calle recta, bien consolidada, que en su camino ascendente desde la Rambla, atraviesa la calle Capitán Gómez Landero, confluye con Santiago Cuadrado y Horacio Nelson junto a la Glorieta del Estado de Virginia; superando por su izquierda las calles Salamanca y Julio Tovar, discurriendo junto al Parque Secundino Delgado, que queda a su derecha. Prosigue su ascenso intersecando EL OLVIDO y las sucesivas calles dedicadas a poetas en el Barrio de Salamanca: Hernández Amador, Poeta Zerolo, Poeta Viana, Poeta Tabares Bartlet, y Tomás Morales, acabando su recorrido ascendente en la calle Poeta Rodríguez Herrera.

En su acera izquierda comprende 105 números de gobierno, mientras que por la acera derecha solamente alcanza hasta el número 48, debido al hecho, ya señalado, de que casi un tercio de esta margen derecha linda con el extenso parque dedicado a Secundino Delgado, ubicado entre los números 28 y 30.

Su paralela por la izquierda , o costado meridional, es la calle Los Sueños, mientras que por su derecha, o norte, su paralela es la calle Comandante Sánchez Pinto, colindante con la antigua Plaza de Toros.

¿Quién fue el GENERAL GODED?

¿Cómo alcanzó el generalato?

¿Qué méritos acreditó para merecer que su memoria haya sido conservada dedicándole una calle en Santa Cruz?

Como ha quedado dicho, esta calle tuvo un precioso nombre antiguo durante casi trece lustros. Nada más y nada menos que calle de LA IGUALDAD.

Una IGUALDAD tantas veces anhelada, que nunca hemos visto y de la cual no se percibe un horizonte razonable para que sea lograda.

GENERAL MANUEL GODED LLOPIS

MANUEL GODED LLOPIS fue ascendido a general de brigada por Real Decreto de 3 de febrero de 1926, publicado en la página 637 del número 35 de la Gaceta de Madrid de fecha 4 de febrero de 1926.

Este Decreto reza así:

En consideración a los distinguidos servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en la zona de nuestro Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el Coronel de Estado Mayor D. Manuel Goded Llopis, y teniendo en cuenta el favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina,

Vengo en promoverle, a propuesta del Ministro de la Guerra, y de acuerdo con el Consejo de Ministros, al empleo de General de brigada, con la antigüedad de la última de las indicadas fechas.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

Con textos de similar tenor, son publicados en dicho número 35 de la Gaceta de Madrid los ascensos a general de estos 7 coroneles:

Virgilio Cabanellas Ferrer, de Infantería

Francisco Franco Bahamonde, de Infantería

Félix de Vera Valdés, de Infantería

José Sánchez Ocaña y Beltrán, de Estado Mayor

Ángel Dolla Lahoz, de Caballería

Joaquín Fanjul Goñi, de Estado Mayor

Alfonso Carrillo y Sánchez Tovar, de Artillería

Para la los amantes de las coincidencias históricas, he subrayado los nombres de tres generales cuyo paso por Canarias está documentado.

Por otro lado, en este mismo número 35 de la Gaceta de Madrid, son publicados varios Reales Decretos concediendo condecoraciones a otros reputados militares africanistas.

Sobresale entre ellos este R.D.

En atención a los señalados servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en nuestra zona de Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el General de División don Felipe Navarro y Ceballos Escalera, Barón de Casa Davalillo,

Vengo en concederle, a propuesta del Ministro de la Guerra, de acuerdo con el Consejo de Ministros, y en vista del favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina, la Gran Cruz de Maria Cristina, con la antigüedad de la última de las indicadas fechas.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

Este General FELIPE NAVARRO Y CEBALLOS-ESCALERA, era el que se había rendido en Monte Arruit, habiendo sido apresado por Abdel Krim junto con sus oficiales superiores, mientras sus tres mil soldados fueron cruelmente exterminados por los rifeños.

Tiempo después, tras arduas negociaciones, Abdel Krim recibiría de manos de Horacio de Echevarrieta, algo más de cuatro millones de pesetas (la mitad en duros de plata), entregando a cambio de los cobardes oficiales y jefes españoles prisioneros, provocando el comentario

«¡Qué cara es la carne de gallina!»

 


NUEVE CALLES CAMBIADAS DE NOMBRES

 

El 6 de diciembre de 1937 se reúne la Comisión Gestora Municipal surgida del Alzamiento del 18 de julio de 1936.

En el folio 150 vuelto del correspondiente Libro de Actas, leemos:

En las Casas Consistoriales de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, Capital de la Provincia de este nombre, a seis de diciembre de mil novecientos treinta y siete, se reunió el Excmo Ayuntamiento en sesión pública ordinaria de primera convocatoria, previamente citado con arreglo a las vigentes disposiciones, bajo la Presidencia del señor Alcalde don Juan Vara Terán y con asistencia de los señores Gestores consignados al margen, para tratar y resolver los asuntos figurados en el orden del día, repartido con la convocatoria.

Los gestores consignados al margen eran estos cinco:

1.- Vicente Expósito Barrios Pérez

2.- Pedro Duque Déniz

3.- Francisco La-Roche Aguilar

4.- Miguel Llombet Rodríguez

5.- Juan Yanes Perdomo

En el folio 152 continuamos la lectura:

 

De conformidad con la propuesta de los señores Gestores La-Roche y Yanes se acordó modificar los actuales nombres de algunas calles de la población, en el sentido que sigue:

1º.- Que al trayecto comprendido entre la Plaza de la Paz y la Cuesta de Piedra se le dé el nombre de Avenida del General Mola, que ostentará en lo sucesivo.

2º.-  Dar a la actual calle de la República, el nombre de Calle 18 de Julio.

3º.- Dar el nombre de calle del General Sanjurjo, a la actualmente denominada de Lucas Fernández Navarro.

4º.- Dar el nombre de General Godet * a la actual calle de la Igualdad.

5º.- Dar el nombre de Comandante Sanchez * Pinto, a la actual calle de La Libertad.

6º.- Dar el nombre de calle del Capitán Gómez Landero a la actual de Fraternidad.

7º.- Dar el nombre de Teniente Martín Bencomo, a la calle de nueva apertura, transversal de la de 25 de Julio a los Campos.

8º.- Dar a la calle de Mariana de Pineda, el nombre antiguo de María Cristina.

9º.- Dar el nombre de calle del General Fanjul, a la actual calle del General Riego.

También acordó la Comisión Gestora:

1º.- Que seguidamente se proceda a la rotulación de estas vías y de todas las demás a que se haya cambiado el nombre después del glorioso Movimiento Nacional, y

2º.- Que por el negociado correspondiente se giren relaciones de todas las calles a que desde el 18 de julio de 1936, se hayan cambiado sus nombres, al objeto de remitirlas a los distintos Centros y dependencias, a fin de que solo usen los verdaderos nombres de las vías, y que esto se tenga muy en cuenta por las propias dependencias, Centros y Servicios municipales.

* * * * *

No predicaban con el ejemplo aquellos  munícipes.

Ordenan que solo se usen los verdaderos nombres de las vías.

Pero ellos se vuelven a referir a la calle del Doctor José Naveiras, como calle de los Campos.

Y además ordenan dar a la calle de Mariana de Pineda, el nombre antiguo de María Cristina, cuando el nombre antiguo de la calle Mariana Pineda era Reina María Cristina. Esto es, le apearon el tratamiento debido a la Reina madre de Alfonso XIII.

* * * * * * * * * *

De este modo se culminaba un proceso escalonado que había consumado, en menos de un año y medio, que veinticuatro vías urbanas fueron cambiadas de nombre por las nuevas autoridades municipales surgidas del Alzamiento del 18 de julio de 1936, en Santa Cruz de Tenerife.

* * * * * * * * * *


LO QUE HA CONTADO J.J. ARENCIBIA DEL GENERAL GODED

El Coronel Juan J. Arencibia de Torres, en su libro Calles y Plazas de Santa Cruz de Tenerife, ha escrito estas pocas líneas sobre esta calle.

GENERAL GODED

Rambla General Franco a la calle Poeta Rodríguez Herrera.

En el plano guía de Santa Cruz de 1917 aparece rotulada con el nombre de Igualdad .

Manuel Goded y Llopis, general de división, nació en Barcelona en 1882. El 18 de julio de 1936 se puso al frente del Alzamiento en Barcelona, viniendo desde Mallorca, donde era comandante general. Fracasado el intento por la intervención de la Guardia Civil, fue fusilado a los pocos días.

* * * * * * * * * *

Minúscula referencia del coronel J.J. Arencibia, que aporta muy poco sobre el personaje al cual se había honrado con una calle en Santa Cruz de Tenerife.

A pesar de su minusculidad, hay que decir que contiene una falacia histórica, ampliamente difundida de libro en libro, y artículo en artículo, por hagiógrafos e historiadores descuidados.

El general MANUEL GODED LLOPIS, no era comandante general de Baleares. Era Comandante Militar.

Así consta en el Decreto de fecha 21 de febrero de 1936, publicado en la página 1547 de la Gaceta de Madrid número 54 del día 23.

Este Decreto reza así:

A propuesta del Ministro de la Guerra,

Vengo en nombrar Comandante Militar de Baleares al General de división D. Manuel Goded Llopis, actual Inspector Jefe de la tercera Inspección general del Ejército.

Dado en Madrid a veintiuno de Febrero de mil novecientos treinta y seis.

NICETO ALCALA-ZAMORA Y TORRES

El Ministro de la Guerra,

Carlos Masquelet Lacaci.

CALLE DE LOS SUEÑOS


Descendiendo desde la antigua ubicación de la Plaza de La Paz, por la acera izquierda de la Rambla de Santa Cruz, la acera de los impares, y hasta la Plaza de Toros, nos encontramos sucesivamente con cinco calles paralelas, bien trazadas en las primeras décadas del siglo XX.

1.  Fernando Primo de Rivera .
2.  Calvo Sotelo.
3.  Los Sueños.
4.  El Perdón
5.  Comandante Sánchez Pinto.

Estas cinco calles fueron conocidas anteriormente con otros nombres:

1.  Fomento y número seis de Salamanca.
2.  Pablo Iglesias y Primera de Obreros.
3.  General Sanjurjo y Lucas Fernández Navarro.
4.  General Goded y La Igualdad.
5.  Libertad.

La tercera, LOS SUEÑOS, es una calle recta, bien consolidada, que en su camino ascendente desde la Rambla deja, en primer lugar, a su derecha Capitán Gómez Landero y atraviesa las calles Santiago Cuadrado y Salamanca, prosigue dejando a su derecha la calle Julio Tovar, atraviesa El Olvido, Poeta Hernández Amador, Poeta Zerolo, Poeta Viana y Poeta Tabares Barlet, para acabar en la calle Poeta Tomás Morales.

En su acera izquierda comprende 111 números de gobierno, mientras que por la acera derecha solamente alcanza hasta el número 94.

Esta calle tuvo un nombre anterior, LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, asignado el 7 de noviembre de 1923.

No he hallado la razón por la cual el recalcitrante golpista, bilaureado general SANJURJO, sustituyó en la placa de esta calle al nombre del eminente geólogo LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO.

Podría aventurarse que la razón determinante de esta sustitución fuera el deseo de los conspicuos gestores municipales por mantener agrupados a varios conspicuos generales muertos violentamente durante la Guerra Civil, ya que ciertamente esta circunstancia es evidente.

En la misma zona del barrio de Salamanca, además de la calle que ha enaltecido la memoria del doblemente golpista y bilaureado general SANJURJO, han estado las dedicadas al enaltecimiento memorial de otros tres generales golpistas muertos en la Guerra Civil: FANJUL, GODED, y MOLA.

Tres calles cuyas placas han sido sustituidas por las de EL OLVIDO, EL PERDÓN, y Avenida de las ISLAS CANARIAS.

No muy lejos, se encuentra la calle que estuvo dedicada al general MOSCARDÓ, que si bien no murió en la guerra, si fue enaltecido por la «hazaña» que nos han contado llevó a cabo, en el Alcázar de Toledo, cuando era Coronel.

Este general MOSCARDÓ también se ha caído de su placa, a consecuencia  de la alcaldada de Miguel Zerolo Aguilar, quien con su decreto de fecha 17 de diciembre de 2008, la ha cambiado a CALLE DEL AMOR.

El primer nombre de esta calle había sido el de LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, ínclito geólogo, gran conocedor de nuestras aguas subterráneas.

En el acuerdo ya referido de 6 de diciembre de 1937, el nombre de LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, fue sustituido por el del GENERAL SANJURJO.

* * * * * * * * * *

En 20 de agosto de 1958, a la calle segunda paralela de Los Molinos le fue asignado el nombre de FERNÁNDEZ NAVARRO, de quien se dice en el folio 88 del acta

«Geólogo, hizo estudios sobre las aguas subterráneas de Tenerife».

Con esta escueta nota despachó la Comisión Municipal de Cultura, su propuesta de calle al ínclito geólogo, en 1958, sin hacer referencia a que LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO había sido despojado de su primigenia calle, el 6 de diciembre de 1937, fecha en la que esta calle fue dedicada al doblemente golpista y bilaureado general SANJURJO, sin justificación alguna.

Parece que dicha Comisión de Cultura no habían leído el folio 143 del acta del pleno de siete de noviembre de 1923, donde se incluye este amplio detalle del ínclito científico:

Trájose a la vista el expediente incoado por instancia del Sr. Presidente accidental del Real Club Tinerfeño, comunicando que aquella Sociedad había acordado solicitar, como lo hace, que se dé a una de las vías de esta Ciudad, el nombre del ilustre catedrático de Cristalografía de la Universidad Central Don Lucas Fernández Navarro, en atención, no solo al extraordinario valor de tan sabio geólogo, gloria de la ciencia española, sino como prueba de gratitud que perpetúe lo mucho que Tenerife debe a tan eminente profesor, que desde hace muchos años se ha dedicado con gran interés y constancia, al estudio de la formación de las islas y en especial de la Tenerife y el Teide, y se dio lectura de los oficios del Casino de esta Capital, y de la sociedad Círculo de Amistad XII de Enero”, haciendo igual solicitud a este Ayuntamiento, y del informe emitido por la Comisión permanente de Gobernación y el Excmo, Cabildo, conformándose con el meritado dictamen y atendiendo a las razones expuestas por la sociedad “Real Club Tinerfeño” en la instancia presentada acordó dar el nombre de Don Lucas Fernandez Navarro a las nuevas calles que han de abrirse en la barriada que construye en la Rambla de once de febrero, la sociedad Ley y compañía y que este acuerdo se exponga al público por término de veinte días para oír reclamaciones.

Poca cultura puso de manifiesto la Comisión de Cultura.

Esta segunda calle dedicada a LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, está cerca del Mercado Nª Sª de África, paralela por encima de la calle José Hernández Alfonso.

Con lo cual el eminente LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO ha sido restituido al viario urbano de Santa Cruz de Tenerife, treinta y cinco años después.

LO QUE HA CONTADO J.J ARENCIBIA

 

En el libro Calles y plazas de Santa Cruz de Tenerife (su historia y sus nombres) publicado por Juan J. Arencibia de Torres, en 1996, encontramos esta reseña:

GENERAL SANJURJO

De la rambla del General Franco a la calle del Poeta Tomás Morales.

Calle que conserva buenos edificios y da un sello especial al barrio de Salamanca. José Sanjurjo Sacanell, teniente general del Ejército, nació en Lumbier el 28 de marzo de 1872. Sus actuaciones en la guerra de Marruecos le proporcionaron varios por méritos de guerra, la popularidad, la Laureada y el título de marqués de Monte Malmusi. También en Cuba había combatido brillantemente. Fue director general de la Guardia Civil y de Carabineros. Murió en accidente de aviación el 20 de julio de 1936, cuando se disponía a ponerse al frente del Alzamiento del 18 de julio. Vivía desterrado en Portugal, después de haber fracasado su pronunciamiento militar del 10 de agosto de 1932 en Sevilla y haber estado condenado a muerte.

LOS ASCENSOS DE FANJUL Y FRANCO


Para la los amantes de las coincidencias históricas, quizás conviene dejar constancia que los Reales Decretos, mediante las cuales ambos militares, Joaquín Fanjul Goñi y Francisco Franco Bahamonde, fueron ascendidos de Coronel a General, aparecen publicados, consecutivamente, en la misma página 638 del número 35 de la Gaceta de Madrid de fecha 4 de febrero de 1926.

El ascenso de Franco tuvo carácter inmediato. Mientras que el de Fanjul se publicó haciendo notar que tal merced no surtiría efecto hasta el 11 de mayo de ese año 1926. Hubo de esperar, pues, Joaquín Fanjul Goñi, más de tres meses para cambiar sus tres gruesas estrellas de ocho puntas por la única, y de menor tamaño, de cuatro puntas.

En consideración a los distinguidos servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en la zona de nuestro Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el Coronel de Estado Mayor D. Joaquín Fanjul Goñi, y teniendo en cuenta el favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina,

Vengo en promoverle, a propuesta del Ministro de la Guerra, y de acuerdo con el Consejo de Ministros, al empleo de General de brigada, con la antigüedad del día 11 de mayo del corriente año, fecha en la que cumplirá dos años en el empleo de Coronel que ahora ostenta.

La merced que por el presente Decreto se otorga no surtirá ninguno de sus efectos hasta la indicada fecha de 11 de Mayo próximo, en que el interesado entrará en posesión de ella con todas sus consecuencias.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

* * * * * * * * *

Visto diacrónicamente, resulta llamativo que el ascenso de Joaquín Fanjul Goñi, – demorado en su caso -, es otorgado como una merced de su graciosa majestad, no como un derecho adquirido por el coronel Joaquín Fanjul Goñi.

Secuela de ser súbditos en vez de ciudadanos con derechos

* * * * * * * * *

También en dicho número 35 de la Gaceta de Madrid, son publicados ascensos a general de otros seis coroneles:

Virgilio Cabanellas Ferrer, de Infantería

Félix de Vera Valdés, de Infantería

Ángel Dolla Lahoz, de Caballería

José Sánchez Ocaña y Beltrán, de Estado Mayor

Manuel Goded Llopis, de Estado Mayor

Alfonso Carrillo y Sánchez Tovar, de Artillería

 

Por otro lado, en este mismo número 35 de la Gaceta de Madrid, son publicados varios Reales Decretos concediendo condecoraciones a otros reputados militares africanistas.

Sobresale entre ellos este R.D.

En atención a los señalados servicios prestados y méritos contraídos en operaciones activas de campaña en nuestra zona de Protectorado en Marruecos, en el lapso de tiempo comprendido entre 1º de Agosto de 1924 y 1º de Octubre de 1925, por el General de División don Felipe Navarro y Ceballos Escalera, Barón de Casa Davalillo,

Vengo en concederle, a propuesta del Ministro de la Guerra, de acuerdo con el Consejo de Ministros, y en vista del favorable informe emitido por el Consejo Supremo de Guerra y Marina, la Gran Cruz de Maria Cristina, con la antigüedad de la última de las indicadas fechas.

Dado en Palacio a tres de Febrero de mil novecientos veintiséis.

ALFONSO

El Ministro de la Guerra,

JUAN O’DONNNELL VARGAS

Este General Felipe Navarro y Ceballos-Escalera, era el que se había rendido en Monte Arruit, habiendo sido apresado por Abdel Krim junto con sus oficiales superiores, mientras sus tres mil soldados fueron cruelmente exterminados por los rifeños.

Tiempo después, tras arduas negociaciones, Abdel Krim recibiría de manos de Horacio de Echevarrieta, algo más de cuatro millones de pesetas (la mitad en duros de plata), entregando a cambio de los rendidos oficiales y jefes españoles prisioneros, provocando el comentario

«¡Qué cara es la carne de gallina!»