INDAGATORIA DEL GUARDIA CIVIL FRANCISCO BERNAL CANO


J.2,970,023

51

DECLARACION INDAGATORIA DEL PROCESADO GUARDIA CIVIL, FRANCISCO BERNAL CANO

En Santa Cruz de Tenerife a doce de Agosto de mil novecientos treinta y seis, ante el Sr. Juez y de mí el procesado que al margen se expresa, a quien S.S. exhortó a decir verdad, hechas las advertencias legales, é interrogado por las generales, dijo: Llamarse como ya consta de 33 años de edad, de estado casado natural de Prado del Rey vecino de Vallehermoso con domicilio en ídem profesión Guardia Civil hijo de Diego y de Rosario si sabe leer y escribir y que no ha sido procesado anteriormente.

Por disposición del Sr. Juez se hacen constar las señas personales del procesado que son las siguientes: Color de las pupilas pardas cabello castaño cejas al pelo cara larga nariz recta boca regular barba redonda estatura alta y como señas particulares ninguna.

Preguntado diga si se ratifica en sus anteriores después de haberle sido leídas, dijo; Que sí.

A otras preguntas dice, que niega que el declarante y sus compañeros hubieran apuntado con su fusil al Alférez Sr. Soler, no siendo tampoco cierto que se haya distinguido nunca por sus ideas comunistas o extremistas.

En este estado el Sr. Juez dispuso dar por terminada esta declaración indagatoria en la que se han invertido diez minutos, sin perjuicio de continuarla si así lo estima, y leída al indagado, se ratificó, firmándola con S.S., de que doy fé.

[Firmas rubricadas de PABLO HURTADO IZQUIERDO, FRANCISCO BERNAL CANO y JOSÉ PÉREZ RIVERO, juez instructor, declarante y secretario fedatario, respectivamente].

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 7921-254-10.- Causa 116 de 1936.- Folio 51.

 

Anuncios

PARA ESCLARECER SUCESOS DEL 24 DE JULIO DE 1936 EN VALLEHERMOSO


El folio 1 de la causa 116 de 1936, es una cuartilla de papel común, sobre la que se ha manuscrito este texto:

Comandancia Militar de Canarias

 

——

 

Columna de Operaciones

 

——

 

Jefe

—–

Con el carácter de Juez
Instructor y con el se-
cretario que Ud. designe
sírvase al recibo de es-
ta, comenzar a practi-
car las oportuna di-
ligencias a fin de
esclarecer los sucesos
ocurridos en este pue.
blo en el dia 24 del
actual mes, entre u-
na sección de Infan-
teria del Regimiento
nº 38 y fuerzas de
del Instituto de la
la Guardia Civil y paisa-
nos de esta localidad
Lo que comunico
a Ud. para sus efec-
tos correspondientes.
Viva a Ud. muchos años
Vallehermoso 27 de Julio
de 1.936
El Teniente Coronel de
la Guardia Civil
Isidro Cáceres
Ponce de León

[Al pie]

 Sr. Capitán de la columna expedicionaria Don Nicolas Prat Ordoñez.

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 7921-254-10.- Causa 116 de 1936.- Folio 1.

[pms1]

RECUERDO INDELEBLE DEL GENERAL ÁNGEL DOLLA LAHOZ


El Coronel J.J Arencibia de Torres ha dejado escrito que su padre, JOSÉ ARENCIBIA MONTESDEOCA, fue Alcalde de Icod hasta febrero de 1937.

Pastor Manuel Díaz en su documentado libro Icod durante la Segunda República y la Guerra Civil, aporta estas fechas sobre los Alcaldes de Icod durante ese período:

1.- 20 de julio de 1936: Antonio Borges Martín.

2.- 24 de julio de 1936: José Arencibia Montesdeoca

3.- 12 de agosto de 1936: José Arencibia Montesdeoca

4.- 16 de abril de 1937: José Ruiz Borges

5.- 27 de abril de 1938: José Ruiz Borges

6.- 3 de Junio de 1938: Enrique Espinosa Sáez

(Cambia el Alcalde y se mantienen todos los otros cargos)

 

Cualquiera diría que el destino político de JOSÉ ARENCIBIA MONTESDEOCA, estaba unido a la misma estela del GENERAL DOLLA. Sin embargo, el primigenio jefe de Acción Ciudadana icodense, JOSÉ ARENCIBIA MONTESDEOCA, no abandonaría definitivamente, el ayuntamiento del drago milenario y los vinos afamados, pues actuaría como gestor municipal, en los mandatos consecutivos de los alcaldes JOSÉ RUIZ BORGES y ENRIQUE ESPINOSA SÁEZ, detallados como 5 y 6.

 

Teniendo en cuenta que el general DOLLA llegó a Tenerife el domingo 13 de septiembre de 1936, y abandonó nuestra isla en la noche del 12 de febrero de 1937, estuvo aquí cinco meses justitos, dejando un recuerdo indeleble.

Durante este breve tiempo hizo caso omiso del cumplimiento del quinto mandamiento: NO MATARÁS.

En tan corto lapso, además,  se produjeron asesinatos y desapariciones de muchas personas.

Por su relevancia debemos mencionar a estas personas:

1.- JOSÉ CARLOS SCHWARTZ HERNÁNDEZ.

Último Alcalde Republicano de Santa Cruz de Tenerife.,

2.- ANTONIO CAMEJO FRANCISCO.

Último Alcalde Republicano de Buenavista del Norte

3.- LUIS RODRÍGUEZ DE LA SIERRA FIGUEROA, Diputado

4.- GUETÓN RODRÍGUEZ DE LA SIERRA MELO, hijo de del Diputado FIGUEROA.

 

Especialmente dolorosa fue la muerte de FLORENCIO AFONSO GARCÍA, de cuya defenestración hemos dado cuenta en este blog.

Y de quien hemos visto un documento del Juzgado Municipal de Santa Cruz de Tenerife, firmado por el Juez Municipal JUAN YANES PERDIGÓN, fechado el 26 de septiembre de 1936.

En la parte superior del mismo, figura manuscrito este texto:

(Juez Militar)              nº 585

Y puedo leer:

Habiéndose incripto en el Registro Civil de este Juzgado Municipal la defunción de Florencio Afonso García de 18 años de edad, ocurrida a las diez de la mañana de hoy por consecuencia de rotura de la base del cráneo según la certificación facultativa presentada, concedo permiso para que se dé sepultura a su cadáver, transcurridas que sean las veinte y cuatro horas siguientes a la del fallecimiento.

 

Este joven FLORENCIO AFONSO GARCÍA, estaba detenido en el edificio del Palacio de Justicia, (actual sede del Tribunal Superior de Justicia de Canarias), sito en la plaza de San Francisco.

Sometido a interrogatorio mediante tortura, cayó al patio de cabeza. Su cuerpo magullado y sus manos, denotaban las marcas de la tortura.

Se celebraron también muchos Consejos de Guerra, auténticos remedos de juicios carentes de garantías jurídicas, siguiendo inicuos procedimientos, dictando vesánicas sentencias, que debían ser aprobadas por la Autoridad Militar: el General ÁNGEL DOLLA LAHOZ.

Aplicando lo que ha sido reconocido como JUSTICIA AL REVÉS, ya que los militares sublevados acusaban de rebelión a los leales al gobierno legítimo y legal de la República.

Sin embargo, a pesar de su total carencia de legitimidad, dichos militares sublevados, fueron muy meticulosos en los aspectos formales.

Por ello, alguna sentencia no llegó a ser firmada por el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, debido a la incompatibilidad legal registrada, tras haber actuado su hijo ÁNGEL DOLLA MANERA, como fiscal en el correspondiente Consejo de Guerra.

Aspecto formal que sería subsanado haciendo que las sentencias fueran firmadas por el militar siguiente en rango y ejercicio del mando, que en varios casos constatados sabemos que fue ANTONIO ALONSO MUÑOZ, el General de Brigada honorífico, movilizado.

En los cinco fatídicos meses en que Canarias estuvo bajo en imperioso mando del “GENERAL CATÓLICO DOLLA LAHOZ, fueron fusiladas en ejecución de sentencias de Consejos de Guerra, firmadas por este denominado “GENERAL CATÓLICO DOLLA LAHOZ”, sólo en la isla de Tenerife, 34 personas.

Ciertamente, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ dejó indeleble recuerdo en el Archipiélago Canario, pues durante su breve y omnipotente mandato, ignoró absolutamente el cumplimiento del Quinto Mandamiento: NO MATARÁS.

 

* * * * * * * * * *

Mas, no debemos olvidar que la MATANZA de canarios, había comenzado ANTES DE LA LLEGADA DEL GENERAL ÁNGEL DOLLA LAHOZ, habiendo sido fusilados estos DOCE hombres:

 

SIETE EN GRAN CANARIA

 

N Nombre Apellidos Fusilado Edad  
1 Fernando Egea Ramírez 6/8/1936 28  
2 Eduardo Suárez Morales 6/8/1936 30  
3 Antonio Betancor Luzardo 7/9/1936 28  
4 Luis Cabrera Hernández 7/9/1936 19  
5 Nicolás Cordero Bautista 7/9/1936 32  
6 José Ramírez Alcántar 7/9/1936 29  
7 Manuel Ramos González 7/9/1936 30  

 

CINCO EN TENERIFE

 

N Nombre   Apellidos Fusilado Edad  
1 Alfonso   González Campos 11/08/1936 32  
2 Francisco   Mas García 27/08/1936 46  
3 Ramón   Cabrera Bernal 27/08/1936 31  
4 Manuel   Quintana Florentino 27/08/1936 27  
5 José-Miguel   Pérez Pérez 04/09/1936 40  

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

La Justicia despareció de España después de la sublevación militar del 17 de julio de 1936.

Los sublevados hicieron desaparecer de España, además de la Justicia, la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, junto con todos los derechos humanos.

Los sublevados utilizaron la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer un régimen totalitario – el franquismo – contrario a la libertad y dignidad de todos los ciudadanos, y por ello esos sublevados merecen la condena y repulsa de nuestra sociedad democrática.

El franquismo llevó a cabo graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en España entre los años 1939 y 1975.

Ha sido proclamado el carácter injusto de todas las condenas, sanciones y expresiones de violencia personal producidas.

Ha sido declarada la ilegitimidad de los tribunales, jurados u órganos de cualquier naturaleza administrativa creados con vulneración de las más elementales garantías del derecho a un proceso justo, así como la ilegitimidad de las sanciones y condenas de carácter personal impuestas por motivos políticos, ideológicos o de creencias religiosas. Hoy en día carecen de vigencia jurídica de aquellas disposiciones y resoluciones contrarias a los derechos humanos, habiendo sido derogada de forma expresa, la vigencia jurídica a aquellas normas dictadas bajo la Dictadura, han sido expulsadas del ordenamiento jurídico, impidiendo que puedan ser invocadas.

Es necesario promover el conocimiento y la reflexión sobre nuestro pasado, para evitar que se repitan situaciones de intolerancia y violación de derechos humanos como las entonces vividas,

Hasta tanto no sean culminadas todas estas metas, no quedarán cerradas las heridas todavía abiertas en España, consecuencias de la tragedia de la Guerra Civil o de la represión de la Dictadura.

REBELIÓN EN VALLEHERMOSO DE LA GOMERA


 Plaza de Santa Cruz de Tenerife                            Año de 1.936

 

7921 – 254  – 10

Juzgado Militar Especial

Sumarísimo núm. 116.

.

 

Contra el Brigada de la guardia Civil, don Francisco Mas Garcia, Guardias civiles a sus ordenes, y otras personas, por el presunto delito de rebelión en el pueblo de Vallehermoso (Gomera).

 

Ocurrio el hecho el día 24 de Julio de 1.936.

 

Principio este actuado el dia 6 de Agosto de 1.936.

 

 

 

Juez Instructor.

Secretario

El Teniente Auditor de Complemento

El Sargento de Infanteria

D. Pablo Hurtado Izquierdo

D. José Pérez Rivero

 

 

Cfr.: ATMTQ 7921-254-10.- Causa 116 de 1936.- Cubierta.

INSCRIPCIÓN DE DEFUNCIÓN DE MANUEL QUINTANA FLORENTINO


K.3.224.388

159

 

DON JOSE RUIZ DE ARTEAGA Y DE GUEZALA JUEZ MUNICIPAL DE ESTA CIUDAD DE SANTA CRUZ DE TENERIFE Y ENCARGADO DEL REGISTRO CIVIL DE LA MISMA

CERTIFICO: Que al folio ciento sesenta y siete vuelto del tomo noventa y ocho de la sección tercera de este Registro Civil a mi cargo, obra el acta que copiada literalmente es como sigue:

Número 530.

“En Sta. Cruz de Tenerife provincia de Tenerife a las diez y treinta minutos del día veintisiete de Agosto de mil novecientos treinta y seis ante D. José Ruiz de Arteaga y Guezala Juez Municipal y D. Carlos de la Concha y Palacio Secretario se procede a inscribir la defunción de D. Manuel Quintana Florentino de veintisiete años de edad, natural de Vallehermoso (Gomera) provincia de Sta Cruz de Tfe. – hijo de Dª Francisca domiciliado en la Gomera, de profesión jornalero y de estado casado con Doña Carmelina Amaya Ramos de cuyo matrimonio deja una hija llamada Maria; falleció en la Batería de Barranco del Hierro el día de hoy a las cinco y treinta minutos, a consecuencia de hemorragia interna según resulta del reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el Cementerio de esta Capital.- Esta inscripción se practica en virtud de comunicación del Juzgado Permanente de la Comandancia Militar de esta Capital.- consignándose además que no otorgó testamento habiendola presenciado como testigos D. Venancio Afonso Fajardo y D. Angel Méndez Fuentes, mayores de edad y vecinos de esta Capital.- Leida esta acta, se sella con el del Juzgado y la firma el Sr. Juez, los testigos de que certifico.- José Ruiz Arteaga y Guezala.- V. Afonso.- A. Mendez.- Carlos de la Concha; rubricados.- Hay un sello que dice Juzgado Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

Es copia conforme de su original a que me refiero y para que asi conste y remitir al Sr. Capitán Juez del Juzgado Permanente de la Comandancia Militar de Canarias, explido la presente en Santa Cruz de Tenerife a veintiocho de Agosto de mil novecientos treinta y seis

José Ruiz de Arteaga Guezala

El Secretario

[Rúbrica de Carlos de la Concha y Palacio]

A la izquierda de la firma del Juez Municipal JOSÉ RUIZ DE ARTEAGA Y DE GUEZALA hay un sello elíptico en tinta, con el escudo republicano rodeado por la leyenda

Registro Civil del Juzgado Municipal SANTA CRUZ DE TENERIFE.

Cfr.: ATMTQ 7921-254-10. Causa 116 de 1936 .- Folio 159.

INSCRIPCIÓN DE DEFUNCIÓN DE RAMÓN CABRERA BERNAL


K.3.224.384

158

 

DON JOSE RUIZ DE ARTEAGA Y DE GUEZALA JUEZ MUNICIPAL DE ESTA CIUDAD DE SANTA CRUZ DE TENERIFE Y ENCARGADO DEL REGISTRO CIVIL DE LA MISMA

CERTIFICO: Que al folio ciento sesenta y siete del tomo noventa y ocho de la sección tercera de este Registro Civil a mi cargo, obra el acta que copiada literalmente es como sigue:

Número 529.

“En Sta. Cruz de Tenerife provincia de Tenerife a las diez del día veintisiete de Agosto de mil novecientos treinta y seis ante D. José Ruiz de Arteaga y Guezala Juez Municipal y D. Carlos de la Concha y Palacio Secretario se procede a inscribir la defunción de D. Ramón Cabrera Bernal de treinta y uno años de edad natural de Vallehermoso (Gomera) provincia de Sta Cruz de Tfe. – hijo de D. Antonio y de Dª Ventura domiciliado en la Gomera, de profesión agricultor y de estado soltero; falleció en la Batería de Barranco del Hierro el día de hoy a las cinco y treinta minutos, a consecuencia de hemorragia interna según resulta del reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el Cementerio de esta Capital.- Esta inscripción se practica en virtud de comunicación del Juzgado Permanente de la Comandancia Militar de esta Capital consignándose además que no otorgó testamento habiéndola presenciado como testigos D. Venancio Afonso Fajardo y D. Angel Méndez Fuentes, mayores de edad y vecinos de esta Capital.- Leida esta acta, se sella con el del Juzgado y la firma el Sr. Juez, los testigos de que certifico.- José Ruiz Arteaga y Guezala.- V. Afonso.- A. Mendez.- Carlos de la Concha; rubricados.- Hay un sello que dice Juzgado Municipal de Santa Cruz de Tenerife.

Es copia conforme de su original a que me refiero y para que asi conste y remitir al Sr. Capitán Juez del Juzgado Permanente de la Comandancia Militar de Canarias, explido la presente en Santa Cruz de Tenerife a veintiocho de Agosto de mil novecientos treinta y seis

José Ruiz de Arteaga Guezala

El Secretario

[Rúbrica de CARLOS DE LA CONCHA Y PALACIO]

A la izquierda de la firma del Juez Municipal JOSÉ RUIZ DE ARTEAGA Y DE GUEZALA hay un sello elíptico en tinta con el escudo republicano rodeado por la leyenda

Registro Civil del Juzgado Municipal SANTA CRUZ DE TENERIFE.

Cfr.: ATMTQ 7921-254-10. Causa 116 de 1936. Folio 158

FISCAL PEDRO DOBLADO HABLANDO EN CAUSA 116 DE 1936


M.8, 740,556

98

Nº 669

Iltmo. Señor Auditor.

 

Hablando en la Causa número 116 de 1936.

Se ha instruido este Ministerio del mencionado procedimiento que devuelve y evacuando el trámite del art. 656 del Código de Justicia Militar, formula el siguiente dictamen

PRIMERO.- El dia diez y ocho de Julio ultimo se declaro por el Excmo. Sr. Comandante Militar de las Islas Canarias el Estado de Guerra en todo el Archipiélago en Bando de la propia fecha, quedando desde ese momento a disposición de dicha autoridad Militar o la de los Comandantes Militares de las Plazas y a sus inmediatas ordenes todas las fuerzas armadas según el art. 9º del expresado Bando. Al día siguiente recibía el alférez de la Guardia Civil, Jefe de la línea de la Gomera Don Jose Soler Boluda, telegrama del Primer Jefe de la Comandancia dicho Cuerpo participándoles la declaración del Estado de Guerra con orden de comunicarlo a los puestos de dicha Isla, lo que cumplimento dicho Oficial con el Brigada Francisco Mas Garcia, Comandante del Puesto de Vallehermoso, sobre las nueve de la noche del mismo día por teléfono. El día veintitrés siguiente el citado Alferez Jefe de la línea, volvió a comunicar por teléfono al expresado Brigada haber recibido un oficio del Primer Jefe de la Comandancia ordenandole la suspensión de los organismo oficiales, desarme de los elementos de izquierda y organizacion de las milicias Ciudadanas, lo que le adelantaba para su exacto cumplimiento sin perjuicio de hacerlo por escrito a lo que replico el Brigada procesado, “eso no lo hago yo”. Tambien el mismo Brigada al ser interrogado por el Comandante Militar de las primeras fuerzas expedicionarias sobre el estado de Orden Publico en Vallehermoso contesto expresando que el pueblo estaba dispuesto a defenderse si destituían el Ayuntamiento.

El Brigada Mas Garcia contrariando abiertamente las ordenes recibidas desarmo a las fuerzas politicas de derechas del mencionado pueblo y armo a los elementos de izquierdas, con el fin de hostilizar a las fuerzas del ejercito cuando intentasen entrar en el pueblo.

Entre las ocho y las nueve de la mañana del dia veinticuatro del expresado mes el mencionado Alferez acompañado del Guardia Juan Ramos Garcia se adelanto con el fin de persuadir al referido Brigada Mas, para que se reintegrase a la disciplina y al hallarse como a un kilometro de Vallehermoso en un recodo del camino sono un disparo o cohete, como señal convenida surgiendo los Guardias Civiles Francisco Duran Sanchez, Pedro Campoy Gomez y Francisco Bernal Cano y como unos treinta paisanos tambien armados con escopetas quienes apuntaron al expresado Alférez y Guardia que le acompañaba deteniéndolos por orden del Brigada Comandante del Puesto y conduciéndolos escoltados por el grupo de paisanos armados, hasta el Cuartel en donde el propio Brigada desarmo a ambos detenidos y ordeno su reclusión en el Ayuntamiento sin que le hiciera desistir de su rebelde actitud los requerimientos que el Oficial le hizo.

Momentos después se aproximo al pueblo la columna al mando del Teniente de Infanteria Don Antonio Garcia Gonzalez, a la que los expresados Guardias en unión del tambien del mismo puesto Guillermo Lopez

M.8, 740,557

99

Gallardo y de gran numero de paisanos armados entre los que se hallaban los procesados Manuel Quintana Florentino y Ramón Cabrera Bernal, Presidente de la Federacion Obrera y Alcalde Accidental respectivamente, hostilizaron con fuego de fusil, de pistola y escopeta durante unas dos horas y media al cabo de las cuales y tras haber sido herido el corneta enrique Mir Milan, causándole lesiones de pronostico menos grave, y el Teniente Jefe de la columna levemente, tuvo que replegarse la fuerza Militar retirándose a Hermigua sin lograr su objetivo; siendo en el siguiente dia cuando a la llegada a Vallehermoso de otra columna al mando del Teniente Coronel de la Guardia Civil, se rindió el repetido Brigada con los guardias a sus ordenes sin resistencia, cumplimentando la orden escrita del referido Jefe enviada por conducto de un guardia desarmado y habiendo antes puesto en libertad al Alferez cumplimentando tambien orden telefónica del mismo Jefe.

Los hechos relacionados son constitutivos de un delito de rebelión militar previsto en el art. 238 del código de justicia Militar  en relación con el bando declarando el estado de Guerra.

Se deduce su prueba de las declaraciones de los procesados y testigos que han depuesto en el sumario.

SEGUNDO.- Son responsables en concepto de autores por participación directa los procesados.

TERCERO.- No existen circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CUARTO.- Procede citar para el acto de la celebración del Consejo de Guerra a los testigos que se encuentren presentes en la Plaza, debiéndose practicar el reconocimiento por dos médicos militares, ante el consejo, que determine la edad de los procesados paisanos.

QUINTO.- Procede imponer al procesado Francisco Mas Garcia la pena de muerte, y a los procesados Francisco Duran Sanchez, Guillermo Lopez Gallardo, Pedro Campoy Gomez, Francisco Bernal Cano, Manuel Quintana Florentino la de reclusión perpetua a muerte y en su caso las accesorias correspondientes.

SEXTO.- En su caso les será de abono a los procesados el total de prisión preventiva sufrida.

SEPTIMO.- Los procesados solidariamente deberán satisfacer en concepto de responsabilidad civil los gastos de curación y perjuicios sufridos por el Oficial y soldado herido, lo que atendida a la tramitación sumarísima del procedimiento se determinara en ejecución de sentencia.

OCTAVO.- Todo conforme a los citados preceptos y demás de general aplicación así como el Bando de la Comandancia Militar de Canarias declarando el Estado de Guerra, del diez y ocho del pasado mes.

Santa Cruz de Tenerife a 13 de Agosto de 1936.

EL FISCAL

Pedro Doblado Saiz

[Firma rubricada]

A la izquierda de la firma rubricada del fiscal PEDRO DOBLADO SÁIZ, hay un sello en tinta con la leyenda FISCALIA JURIDICO MILITAR CANARIAS, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar.

Cfr.: ATMTQ 7921-254-10.- Causa 116 de 1936.- Folios 98 y 99.

* * * * * * * *

COMENTARIOS DEL EDITOR DEL BLOG

El ilegítimo Fiscal PEDRO DOBLADO SÁIZ, sublevado contra el Gobierno Republicano de España, osa acusar del delito de Rebelión, a FRANCISCO MAS GARCÍA, leal Brigada de la Guardia Civil, y a los guardias a sus órdenes, por haberse negado a obedecer órdenes injustas, y haberse opuesto a la Rebelión.

Retorciendo torticeramente el Derecho, los sublevados cometerían la tropelía de quitarle la vida.

Junto a él serían inmolados los gomeros MANUEL QUINTANA FLORENTINO y RAMÓN CABRERA BERNAL, Presidente de la Federacion Obrera y Alcalde accidental, respectivamente, de VALLEHERMOSO.

 * * * * * * *

Ya no es posible compensar el abuso de poder cometido en aquellos aciagos años.

Nos cabe un pequeño consuelo.

Hace pocos años tuve ocasión de visitar una carpa ubicada en la Plaza del Príncipe de Asturias, de la capital tinerfeña, en la cual los visitantes eran atendidos por miembros de la Benemérita.

Dicha carpa contenía una exposición, con paneles de fotografías de guardias civiles víctimas del terrorismo, así como de trágicos episodios sufridos.

Me emocionó ver que, entre las múltiples fotos, se encontraba una del Brigada  FRANCISCO MAS GARCÍA, si bien con uniforme de Sargento.
Al acabar la visita, fui obsequiado con un pequeño libreto, editado por las fundaciones de la GUARDIA CIVIL  y de  VÍCTIMAS DEL TERRORISMO, titulado

LA GUARDIA CIVIL FRENTE AL TERRORISMO

POR LA LIBERTAD POR LAS VICTIMAS

En la página 3 de este libreto pude leer estos textos:

 En memoria

De todos aquellos guardias civiles, héroes anónimos, a los que la violencia puso fin prematuro a sus vidas.

 

La lucha contra el terrorismo es una historia de hombres y mujeres con nombre propio.

De un lado, está Ia historia de todos aquelIos que han dedi,cado su vida a combatir a los asesinos, con su esfuerzo y sacrificio personal.

De otro lado, la historia de quienes han perdido su vida o su integridad física por la cruel acción criminal de los terroristas.

La Guardia Civil conoce bien ambas facetas del terrorismo.

La Guardia Civil cuenta, en sus filas, con una larga lista de nombres que han luchado por hacer de España un lugar más libre y más pacífico.

La Guardia Civil cuenta también con esa otra dolorosa lista, la de todos aquellos guardias y ciudadanos que han sido asesinados o heridos en actos terroristas dirigidos contra el Benemérito Instituto.

Por ello, la Guardia Civil es el mejor ejemplo tanto del sacrificio como de la esperanza que supone combatir sin descanso contra el terrorismo.

La exposición que aquí se muestra es un homenaje sincero a todos ellos.

A quienes luchan por protegernos.

A quienes han dejado su vida en esa Iucha.

Su  su recuerdo nunca deben abandonarnos.

Adolfo Suárez

Presidente de Honor de la Fundación Víctimas del Terrorismo

Las páginas 6 a 21 del libreto están ocupadas por las fotos, tamaño carnet, ordenadas por orden cronólógico, de los guardias civiles víctimas de actos terroristas.

La primera foto corresponde al joven guardia civil JOSE ÁNGEL PARDINES ARCAY, muerto a tiros el 07/06/1968, en la localidad guipuzcoana de Villabona.

La última foto esta datada el 04/02/2004, y corresponde a GONZALO PÉREZ GARCÍA.

En la página 16, con fecha 28/06/1986, está JOSÉ-CARLOS MARRERO SANABRIA. Mi primo, hijo de mi tía Pilar.

La pagína 22 contiene una lista de 39 víctimas civiles, que a consecuencia de los atentados pepetrados contra la Guardia Civil, resultaron muertos antes de tiempo.

Personal inocentes que siempre tendrán un emocionado recuerdo en la memoria colectiva de la Benemérita.

Q.E.P.D.