CON MOTIVO DE ASALTO AL VAPOR AÑAZA


JUZGADO EVENTUAL

PLAZA DE LAS PALMAS                              AÑO DE 1937

13169- 425 – 19

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS

_______________

GOBIERNO MILITAR DE LAS PALMAS

_______________

C A U S A     N.  35

INSTRUIDA POR EL DELITO DE AUXILIO A LA REBELION CON MOTIVO DEL ASALTO AL VAPOR “ AÑAZA “ Y CONTRA LOS PAISANOS MANUEL MATÍAS PÉREZ TRIANA, JUAN GARCÍA CONCEPCIÓN, ARMANDO GARCÍA RODRÍGUEZ Y PEDRO MIGUEL RIVEROL HERNÁNDEZ.

Dieron comienzo las actuaciones EL DIA 25 DE ENERO DE 1937.

Ocurrieron los hechos 2 DE ENERO DE 1937.

Clave pieza separada

7579-242-9

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

CAPITAN DE INFANTERIA

SOLDADO DE INFANTERIA

DON FORTUNATO LOPEZ CHAVES

JOSE DE LA FE BONILLA

Cfr.: A-TMT5 13169-425-19.- Causa nº 35 de 1939.- Cubierta.

REGRESO DEL GENERAL ÁNGEL DOLLA LAHOZ A LA PENÍNSULA


 

El 12 de febrero de 1937, ÁNGEL DOLLA LAHOZ hizo entrega del mando de la Comandancia General, a su sustituto CARLOS GUERRA ZAGALA, arribado a la isla en el vapor de Transmediterránea “Ciudad de Melilla”.

Así dio la noticia de su partida el mismo diario Gaceta de Tenerife, en la página 4 de su número 8851, del sábado 13 de febrero de 1937.

 EL GENERAL DOLLA REGRESA ESTA NOCHE A LA PENÍNSULA

 

A bordo del vapor de la Trasmediterránea “Ciudad de Melilla”, que conducirá hasta el puerto de esta capital al nuevo comandante general de la Región, hará esta noche viaje a la Península, el general Dolla Lahoz, en unión de su distinguida familia.

Una semana después, el viernes 19 de febrero de 1937, fallecería el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ en Sevilla.

Parece que la noticia de su muerte fue conocida por la prensa tinerfeña al día siguiente, pero no sería publicada hasta varios días después.

El mencionado periódico Gaceta de Tenerife, publica, el martes 23 de febrero de 1937, una crónica necrológica, a dos columnas insertando dos fotos del general Dolla.

Ha fallecido el prestigioso general Dolla

Así, escueta, sin más detalles, recibimos en la noche del sábado la infausta noticia que no dimos a la publicidad por razones que se presumen. Hasta Sevilla pudo llegar aquel hombre que, al frente de la Comandancia General de Canarias, se quiso hacer todo tesón y dinamismo y esfuerzo. De Sevilla no pudo pasar porque llevaba el corazón destrozado por haberlo sometido por espacio de cuatro meses a un ritmo demasiado acelerado para su resistencia física y por los des-engaños con que, a última hora, fue torturado. ¡Canarias-Sevilla! Una antorcha moribunda ha iluminado de nuevo esta ruta. Un corazón que solo latía por inercia, un hombre que solo perduraba por la tensión de espíritu que se había impuesto, la ha cruzado pensando en la eternidad.

Cuando él comenzaba a sentirse caduco y viejo, temiendo no poder ya ser útil a la Patria que se precipitaba en el caos y, por defender la cual, llevaba desde que advino la República, mascando la injusticia, vió en el golpe nacional el “aleluia” su propia resurrección. Y rejuvenecido, soñando en su obra, llegó a Canarias para abordar de frente todos los problemas, “nuestros pequeños problemas, sin comprender que se enroscan en forma de serpiente y que devoran, con la ferocidad de Saturno y entre las mandíbulas de sus “intereses creados”, a cuantos se atreven a encararse con ellos. El general Dolla lo hizo, no diremos que con todo acierto, pero si con toda su voluntad, con el mejor deseo. Esto y la constante ostentación de su catolicismo harán que su recuerdo permanezca por mucho tiempo en las islas del Archipiélago que visitó, una por una, poniéndose en contacto con el pueblo para recoger todas sus palpitaciones, hacerse cargo de sus necesidades más perentorias y sembrar a su vez doctrinas y esperanzas salvadoras. Esta ímproba labor, que él consideraba un apostolado, acabó de gastar sus pocas energías vitales, pero le dio una gran popularidad mereciéndole un título, el más honroso para su persona: el de General Católico. Era cuanto él había ganado y se llevaba de Canarias, por la ruta del dolor que abre horizontes nuevos a la vida que se esfuma, horizontes eternos al hombre.

Descanse en paz el prestigioso general y reciban su viuda, hijos y demás atribulados familiares, y en particular su hijo, don Angel Dolla Manera, teniente fiscal del Cuerpo Jurídico, residente en esta capital; su hija, doña Sara, y su hijo político, el capitán de Infantería afecto a esta Comandancia en prácticas de Estado Mayor, don Narciso Ariza, la expresión de nuestro más sentido pésame.

Oficialmente, la noticia de su muerte sería registrada como baja, en el número 138 del Boletín Oficial del Estado, datado en Burgos el 8 de marzo de 1937.

Bajas

Según participa a esta Secretaría de Guerra el General de la 2ª División Orgánica, falleció en Sevilla el día 19 de febrero último el General de Brigada en situación de segunda reserva, D. Ángel Dolla Lahoz.

Burgos 6 de marzo de 1937.=

El General Jefe, Germán Gil Yuste.

Dos días después, Gaceta de Tenerife, publicaría esta esquela:

 

Rogad a Dios en caridad por el alma del

Excmo. Sr. D. Angel Dolla Lahoz

Que descansó en el Señor el día 20 de febrero último.

R.I.P-

El Director . Profesores y Alumnos del Instituto de Cultura

Obrera de La Laguna

Suplican una oración por su alma y ruegan asistan a la misa que por su eterno descanso tendrá lugar en la iglesia de S. Agustín el miércoles, dia 3, a las ocho y media de la mañana.

San Cristóbal de La Laguna, 2 de marzo de 1937.

19370302 DOLLA RIP

Muerto el suegro, NARCISO ARIZA GARCÍA, que ya ha sido ascendido a Capitán, como bien señalaba el diario católico, consigue abandonar Canarias pasando a otro destino en la Península.

Así figura en la página 725 del número 148 del Boletín Oficial del Estado publicado en Burgos el 17 de marzo de 1937:

Por conveniencia del servicio, pasa destinado el Capitán de Infantería, Alumno de la Escuela Superior de Guerra, agregado al Estado Mayor de la Comandancia General de las Islas Canarias, D. Narciso Ariza García, al Cuartel General de la 5ª División.

Burgos 15 de marzo de 1937.= El General Jefe. G. Gil Yuste.

 

JUNTO AL GENERAL ÁNGEL DOLLA LAHOZ


COMANDANTE JOSÉ TÁRTALO SANTAMARÍA

 

El número 3 del B.O.E. es de fecha 15 de octubre de 1936, impreso en la Imprenta de la diputación de Burgos. En este número, figura esta orden:

Se nombra Ayudante de Campo del Excmo. Sr. General de Brigada D. Angel Dolla, Comandante General de Canarias, al comandante de Caballería, D. José Tártalo Santamaría, en situación de disponible en Santa Cruz de Tenerife.

Burgos 13 de octubre de 1936. = El General Jefe. Gil Yuste.

 

ÁNGEL DOLLA MANERA

 

Unos pocos días más tarde, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ conseguiría traerse a su hijo, ÁNGEL DOLLA MANERA, teniente auditor de tercera clase, quien ejercería su oficio en la Fiscalía Militar de Canarias.

La Orden de la Secretaría de Guerra, destinando a su hijo, fue publicada en el Boletín Oficial del Estado número 4, editado en Burgos el 17 de octubre de 1936, y dice así:

Destinos

Por necesidades del servicio y a propuesta del Excmo. Sr. Comandante General de Canarias, he resuelto que el Teniente Auditor de tercera clase, del Cuerpo Jurídico Militar, D. Angel Dolla Manera, de la Fiscalía Militar de la 5ª División Orgánica, pase destinado a la de dichas Islas, en vacante de su categoría que en la misma existe.

Burgos 7 de octubre de 1936 = El General Jefe. G. Gil Yuste.

Unas semanas después, el yerno NARCISO ARIZA GARCÍA, que había venido con su suegro, aparece cesado en su destino, para pasar a prestar sus servicios en comisión, al Estado Mayor de Santa Cruz de Tenerife, mediante orden firmada en Burgos por el General Jefe Germán Gil Yuste, publicada en el número 13 del B.O.E. de fecha 27 de octubre de 1936.

Así dice esta orden:

He resuelto que el Teniente de Infantería Alumno de la Escuela de Guerra, D. Narciso Ariza García, cese a las órdenes del Excmo. Sr. General D. Angel Dolla, y pase a prestar sus servicios en comisión al Estado Mayor de Santa Cruz de Tenerife.

Burgos 23 de octubre de 1936.= El General Jefe. G. Gil Yuste.

El 1º de enero de 1937, (B.O.E. número 73), ÁNGEL DOLLA MANERA sería ascendido a Teniente Auditor de segunda clase permaneciendo en la Fiscalía de Canarias, en comisión.

Junto a él figuran también ascendidos al mismo grado estos otros cuatro:

José María Alfin Delgado, a la Auditoría de Baleares.

FRANCISCO CARNERO MOSCOSO, Auditoría de la Fuerzas Militares de Marruecos.

Camilo Juliá de Bacardí, agregado a la Auditoría de la 6ª División.

Alberto Mestas García, de la Fiscalía de la 6ª División.

En la página anterior de ese número 23 del B.O.E. impreso en Burgos el 1º de enero de 1937, figura publicado el ascenso a Auditor de Brigada de LORENZO MARTÍNEZ FUSET, del Cuartel General de S.E. el Generalísimo.

 

EL YERNO DE DOLLA


Acompañando al general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, vino su yerno, teniente de Infantería, NARCISO ARIZA GARCÍA, oficial a las órdenes del Comandante militar.

La Orden destinando al yerno del general DOLLA junto a él, es del 6 de septiembre de 1936, apareciendo publicada en el número 19 del Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional de España, en Burgos, el día 10 de septiembre, firmada por el Coronel del Cuerpo de Estado Mayor, Federico Montaner Canet, dice así:

La Junta de Defensa Nacional ha tenido a bien disponer que el Teniente de Infantería, alumno de la Escuela Superior de Guerra, D. Narciso Ariza García, pase a prestar sus servicios a las órdenes del Excmo. Sr. General, Comandante Militar de Canarias, D. Angel Dolla Lahoz.

Por la Junta de Defensa Nacional, Federico Montaner.

 

El 17 de agosto de 1936, había salido a la calle el número 1 de PATRIA, en cuya portada puede leerse que su Redacción, administración y talleres están en la Plaza del Patriotismo 1, domicilio de la Tipografía Margarit, especificando que su precio al mes era de 1 peseta, y el de cada ejemplar, 15 céntimos, pago anticipado.

Su portada está encabezada a todo lo ancho de la misma, en grandes caracteres tipográficos por el texto ¡Arriba España!

Debajo de este vibrante lema figura una gran fotografía, uniformado como general de brigada de Francisco Franco.

El pie de esta fotografía dice:

El general Franco, caudillo del movimiento salvador

Un orgullo noble y legítimo de españoles y tinerfeños, experimentamos al honrar esta pagina con el retrato del Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, caudillo del movimiento salvador y perpetuamente en nuestros corazones, Comandante Militar de Canarias. Enorgullece a Tenerife haber albergado a un patriota de tan recio temple como el general Franco, y este orgullo se refleja en el fervor y en la admiración con que pronunciamos su nombre.

 

Esta portada queda completada por dos columnas de texto.

El de la izquierda es el editorial que lleva por título Plétora de sangre.

Y la columna de la derecha es una crónica firmada por Santiago Ibero, titulada

Motivos: Ya tenemos Bandera.

 

El número 2 de PATRIA salió a la calle a la semana siguiente, el 24 de agosto de 1936, subtitulado como PERIÓDICO SEMANAL AL SERVICIO DE LA PATRIA, presentando en su portada una fotografía de JOSÉ CALVO SOTELO bajo el titular, a toda página,

¡España sobre todo!

Resulta obvia la similitud con el grito nazi alemán

«Deustchland über alles»

«Alemania sobre todos»

 

El número 3 del periódico semanal PATRIA es de fecha 31 de de agosto de 1936, que presenta en su portada una fotografía de JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA bajo el titular, a toda página, ¡Alzate, España!, publica en su cuarta y última página, esta noticia:

FRANCO ILUSTRE HIJO ADOPTIVO DE TENERIFE

 

Cumpliendo acuerdo de la Corporación Insular, el presidente del Cabildo, señor García Pallasar, ha dirigido al Excmo. Sr. General D. Francisco Franco, el siguiente telegrama:

«La relevante personalidad de vuecencia y el orgullo que para Tenerife representa el haberle albergado en su suelo cuando en vuestra alma se engendraba el alto sentimiento de lucha por lograr la independencia del solar hispano y su reconquista del yugo soviético, han proporcionado a este Cabildo Insular la grata satisfacción, el deber y el honor de nombrar a vuecencia ilustre hijo adoptivo de Tenerife. Al comunicarlo a vuecencia, cumpliendo acuerdo Corporación, le saluda respetuosamente, presidente Cabildo, García Pallasar.»

 

Sabemos que NARCISO ARIZA GARCÍA, yerno del general DOLLA, era toledano, por la carta publicada en el número 7 de PATRIA, PERIÓDICO SEMANAL AL SERVICIO DE LA PATRIA, de fecha 28 de septiembre de 1936, bajo una impresionante foto de Toledo a todo lo ancho, con el titular

 

HOMENAJE A LOS HÉROES DEL ALCÁZAR DE TOLEDO

 

Señor director de «PATRIA»

Muy señor mío: Ante la heroica resistencia de los cadetes de nuestra gloriosa Infantería, secundados por los beneméritos Guardias civiles y los paisanos de Falange Española de Toledo, los españoles no debemos dejar un momento más, sin hacerles objeto preferente de nuestra admiración patriótica, y por eso, yo el más modesto oficial de Infantería, y también hijo de Toledo, me atrevo a dirigirme a V. para que en ese periódico se de a conocer esta iniciativa. Si fue de Tenerife de donde partió Franco para ponerse al frente del movimiento salvador, que sea también Tenerife de donde salga el mensaje de admiración al Alcázar de Toledo, la Numancia de la nueva España, y que llegue a sus heroicos defensores, el deseo de España de que para mantener constantemente grabado en su corazón el acto de valor que realizan, sea proclamado provisionalmente Himno Español el que hasta ahora es el de la Academia de Infantería.

Que el pueblo tinerfeño haga a la Junta de Defensa Nacional por mediación del General Franco, tal petición que lance el primer aviso, para que Castilla y Aragón, Extremadura y Andalucía, Navarra y Vasconia, Asturias y Galicia, apoyen como espero esta iniciativa y muy pronto oigamos todos los patriotas, que en el mundo entero por las notas marciales de su Himno, hecho Nacional, se rinde público homenaje de admiración a los cadetes de Infantería, a Toledo y al Alcázar, que no solo supo templar las llamas de los que en ella vivimos para transformarnos en oficiales, que hoy son los que al frente de esos Legionarios y Regulares caminan siempre victoriosos a salvar a sus nuevos compañeros, sino que era tanta su grandeza, que desbordó su espiritualidad al exterior de sus muros, inundando de patriotismo a los toledanos, que hoy luchan como los cadetes en defensa de su Cuna Inmortal.

Por si tiene a honor publicarlo, le adjunto la letra del Himno de la Academia de Infantería, para conocimiento del noble pueblo tinerfeño.

Altamente agradecido, queda de V. su affmo. s.s.q.e.s.m.

NARCISO ARIZA

GENERAL DOLLA REGRESA DE LAS PALMAS


En la página 2 del número 8635 de GACETA DE TENERIFE, publicado el jueves 17 de septiembre de1936, junto a los Ecos de Sociedad, figura esta gacetilla:

 

Ayer regresó de Las Palmas el comandante militar de Canarias

 

En la moto-nave “Dómine” regresó ayer, por la mañana, de Las Palmas, después de haber girado una visita a las fuerzas de aquella guarnición, el comandante militar de Canarias, general don Angel Dolla Lahoz, acompañado del oficial a sus órdenes, teniente de Infantería don Narciso Ariza.

Con el general regresaron el coronel jefe de Estado Mayor, Don Teódulo González Peral; coronel Auditor de Guerra, don José Samsó Henríquez; y teniente coronel jefe de los Servicios de Intendencia, don Manuel López Acedo.

También llegó de Las Palmas el coronel de Infantería don José Cáceres Sánchez.

* * * * *

La gacetilla no dice que el teniente de Infantería NARCISO ARIZA GARCÍA, acompañante del general ÁNGEL DOLLA LAHOZ era su yerno, casado con María de los Dolores Dolla Manera.

NARCISO ARIZA GARCÍA había venido destinado junto a su suegro, por Orden de 6 de septiembre de 1936, publicada en el número 19 del Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional de España, en Burgos, el día 10 de septiembre. Orden firmada por el Coronel del Cuerpo de Estado Mayor, FEDERICO MONTANER CANET.

La Junta de Defensa Nacional ha tenido a bien disponer que el Teniente de Infantería, alumno de la Escuela Superior de Guerra, D. Narciso Ariza García, pase a prestar sus servicios a las órdenes del Excmo. Sr. General, Comandante Militar de Canarias, D. Angel Dolla Lahoz.

Por la Junta de Defensa Nacional, Federico Montaner.

 

Sabemos que NARCISO ARIZA GARCÍA, yerno del general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, era toledano, por la carta publicada en el número 7 de PATRIA, PERIÓDICO SEMANAL AL SERVICIO DE LA PATRIA, de fecha 28 de septiembre de 1936, bajo una impresionante foto de Toledo a todo lo ancho, y este titular

 

Homenaje a los héroes del Alcázar de Toledo

 

Señor director de «PATRIA»

Muy señor mío: Ante la heroica resistencia de los cadetes de nuestra gloriosa Infantería, secundados por los beneméritos Guardias civiles y los paisanos de Falange Española de Toledo, los españoles no debemos dejar un momento más, sin hacerles objeto preferente de nuestra admiración patriótica, y por eso, yo el más modesto oficial de Infantería, y también hijo de Toledo, me atrevo a dirigirme a V. para que en ese periódico se de a conocer esta iniciativa. Si fue de Tenerife de donde partió Franco para ponerse al frente del movimiento salvador, que sea también Tenerife de donde salga el mensaje de admiración al Alcázar de Toledo, la Numancia de la nueva España, y que llegue a sus heroicos defensores, el deseo de España de que para mantener constantemente grabado en su corazón el acto de valor que realizan, sea proclamado provisionalmente Himno Español el que hasta ahora es el de la Academia de Infantería.

Que el pueblo tinerfeño haga a la Junta de Defensa Nacional por mediación del General Franco, tal petición que lance el primer aviso, para que Castilla y Aragón, Extremadura y Andalucía, Navarra y Vasconia, Asturias y Galicia, apoyen como espero esta iniciativa y muy pronto oigamos todos los patriotas, que en el mundo entero por las notas marciales de su Himno, hecho Nacional, se rinde público homenaje de admiración a los cadetes de Infantería, a Toledo y al Alcázar, que no solo supo templar las llamas de los que en ella vivimos para transformarnos en oficiales, que hoy son los que al frente de esos Legionarios y Regulares caminan siempre victoriosos a salvar a sus nuevos compañeros, sino que era tanta su grandeza, que desbordó su espiritualidad al exterior de sus muros, inundando de patriotismo a los toledanos, que hoy luchan como los cadetes en defensa de su Cuna Inmortal.

Por si tiene a honor publicarlo, le adjunto la letra del Himno de la Academia de Infantería, para conocimiento del noble pueblo tinerfeño.

Altamente agradecido, queda de V. su affmo. s.s.q.e.s.m.

NARCISO ARIZA

 

* * * * * * * * * *

El General de Brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, que estaba en situación de segunda reserva en Zaragoza, se había incorporado a la sublevación contra el gobierno republicano de España.

En 4 de septiembre de 1936 la Junta de Defensa Nacional del bando sublevado, le asignó el mando de la Comandancia Militar de Canarias.

ÁNGEL DOLLA LAHOZ, que  se había trasladado desde Zaragoza hasta Vigo, embarcó en la motonave «Dómine», arribando a Tenerife, en la madrugada del domingo trece de septiembre.

 

Este mismo día, domingo 13 de septiembre de 1936, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ firmaría en Tenerife, su primera sentencia, decretando cinco condenas a muerte.

La primera sentencia de la Causa 246/1936, por la cual resultaron condenadas a muerte, y ejecutadas, estas cinco personas:

 

FÉLIX VILLAR PEREZ músico de tercera
ANTONIO ORTEGA ARTILES paisano.
JUAN RAMALLO RUIZ soldado
MANUEL GONZÁLEZ CHACÓN soldado
VALERIANO MESA GUTIÉRREZ soldado

 

Igualmente resultó condenado el Músico de Tercera JESÚS GÓMEZ MORENO, en concepto de autor del mismo delito a la pena de veinticuatro años, cinco meses y veintiún días de reclusión mayor con las mismas accesorias.

El lunes 14, por vía telegráfica, es recibido el ENTERADO de la Junta de Defensa de Burgos,

El martes quince le es comunicada la confirmación de sentencia a los condenados a muerte, que son colocados en capilla.

A las seis de la mañana del miércoles 16 de septiembre de 1936, serían fusilados ANTONIO ORTEGA ARTILES, FÉLIX VILLAR PÉREZ, JUAN RAMALLO RUIZ, MANUEL GONZÁLEZ CHACÓN, y VALERIANO MESA GUTIÉRREZ.

 

Espeluzna caer en la cuenta de esta secuencia de los hechos.

En domingo, día del Señor, día de descanso, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, recién llegado, decreta con su firma cinco condenas a muerte.

En domingo, día del Señor, día de descanso, un tribunal presidido por el Teniente Coronel de Infantería VICENTE PELEJERO LORES, trabaja intensamente para dictar una inicua sentencia, de una causa tramitada por procedimiento sumarísimo, sustanciada en el lapso de una semana, que es inmediatamente dictaminada por el Auditor de Guerra, JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, y pasada a la firma de la máxima autoridad militar.

El general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, que sería loado por su acrisolada y manifestada religiosidad católica, en el día dominical, hizo caso omiso del Quinto Mandamiento.

Quinto Mandamiento, que en el Antiguo Testamento quedó expresado (Éxodo 20,13 y Deuteronomio 5,17), de este modo: NO MATARÁS.

Y que en el Nuevo Testamento (Mateo 5, 21-22), Jesús recuerda así:

Habéis oído decir que se dijo a los antiguos: NO MATARÁS; el que matare será reo de juicio. Pero yo os digo que todo el que se irrita contra su hermano será reo de juicio.

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

El Tribunal de este consejo de guerra tuvo como Vocales a estos Capitanes:

LORENZO MACHADO MÉNDEZ

JUAN PALLERO SÁNCHEZ

FERNANDO SALAS BONAL

LUIS GÓMEZ CARBÓ

FRANCISCO ARRIAGA ADÁN

Como Vocal Ponente actuó el comandante auditor de la Armada EDUARDO CALLEJO GARCÍA-AMADO

PEDRO DOBLADO SAIZ fue el Fiscal.

El papel de defensor fue desempeñado por el Capitán de Infantería JOSÉ JORDÁ CANTÓ

Instruyó la Causa 246/1936, el Comandante FRANCISCO SÁNCHEZ PINTO.

PROPUESTA DE HIMNO NACIONAL


El general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, que estaba en situación de reserva en Zaragoza, se incorpora a los sublevados contra el gobierno de la República en julio de 1936.

El 4 de septiembre de 1936 es designado para el mando de la Comandancia Militar de Canarias.

DOLLA se traslada desde Zaragoza hasta Vigo donde embarca en la motonave “Dómine”, arribando a Tenerife, en la madrugada del día trece de septiembre.

Vino acompañado por su yerno, teniente de Infantería, NARCISO ARIZA GAECÍA, oficial a las órdenes del Comandante militar.

La Orden destinando al yerno del general DOLLA junto a él, es del 6 de septiembre de 1936, apareciendo publicada en el número 19 del Boletín Oficial de la Junta de Defensa Nacional de España, en Burgos, el día 10 de septiembre, firmada por el Coronel del Cuerpo de Estado Mayor, FEDERICO MONTANER CANET, dice así:

La Junta de Defensa Nacional ha tenido a bien disponer que el Teniente de Infantería, alumno de la Escuela Superior de Guerra, D. Narciso Ariza García, pase a prestar sus servicios a las órdenes del Excmo. Sr. General, Comandante Militar de Canarias, D. Angel Dolla Lahoz.

Por la Junta de Defensa Nacional, Federico Montaner.

 

Sabemos que este hijo político del general Dolla, NARCISO ARIZA GARCÍA, era toledano, por la carta publicada en el número 7 de PATRIA, PERIÓDICO SEMANAL AL SERVICIO DE LA PATRIA, de fecha 28 de septiembre de 1936, bajo una impresionante foto de Toledo a todo lo ancho, con el titular

 

Homenaje a los héroes del Alcázar de Toledo

 

Señor director de «PATRIA»

Muy señor mío: Ante la heroica resistencia de los cadetes de nuestra gloriosa Infantería, secundados por los beneméritos Guardias civiles y los paisanos de Falange Española de Toledo, los españoles no debemos dejar un momento más, sin hacerles objeto preferente de nuestra admiración patriótica, y por eso, yo el más modesto oficial de Infantería, y también hijo de Toledo, me atrevo a dirigirme a V. para que en ese periódico se de a conocer esta iniciativa. Si fue de Tenerife de donde partió Franco para ponerse al frente del movimiento salvador, que sea también Tenerife de donde salga el mensaje de admiración al Alcázar de Toledo, la Numancia de la nueva España, y que llegue a sus heroicos defensores, el deseo de España de que para mantener constantemente grabado en su corazón el acto de valor que realizan, sea proclamado provisionalmente Himno Español el que hasta ahora es el de la Academia de Infantería.

Que el pueblo tinerfeño haga a la Junta de Defensa Nacional por mediación del General Franco, tal petición que lance el primer aviso, para que Castilla y Aragón, Extremadura y Andalucía, Navarra y Vasconia, Asturias y Galicia, apoyen como espero esta iniciativa y muy pronto oigamos todos los patriotas, que en el mundo entero por las notas marciales de su Himno, hecho Nacional, se rinde público homenaje de admiración a los cadetes de Infantería, a Toledo y al Alcázar, que no solo supo templar las lamas de los que en ella vivimos para transformarnos en oficiales, que hoy son los que al frente de esos Legionarios y Regulares caminan siempre victoriosos a salvar a sus nuevos compañeros, sino que era tanta su grandeza, que desbordó su espiritualidad al exterior de sus muros, inundando de patriotismo a los toledanos, que hoy luchan como los cadetes en defensa de su Cuna Inmortal.

Por si tiene a honor publicarlo, le adjunto la letra del Himno de la Academia de Infantería, para conocimiento del noble pueblo tinerfeño.

Altamente agradecido, queda de V. su affmo. s.s.q.e.s.m.

NARCISO ARIZA

 

HIMNO DE LA ACADEMIA DE INFANTERÍA

Ardor guerrero

vibra en nuestras voces
y de amor patrio

 henchido el corazón
entonemos el himno sacrosanto
del deber, de la Patria y del honor
¡honor!
De los que amor y vida te consagran
escucha, España, la canción guerrera
canción que brota de almas que son tuyas
de labios que han besado tu Bandera.
De pechos que esperaron anhelantes
besar la cruz aquella
que formaban la enseña de la Patria
y el arma con que habían de defenderla.
Nuestro anhelo es tu grandeza
que seas noble y fuerte.
y por verte temida y honrada
contentos tus hijos irán a la muerte.
Si al caer en lucha fiera
¡ve flotar!
victoriosa tu bandera
ante esa visión postrera
orgullosos morirán.
Y la Patria, al que su vida
¡le entregó!,
en la frente dolorida
le devuelve agradecida
el beso que recibió.
El esplendor y gloria de otros días
tu celestial figura ha de envolver
que aún te queda la fiel Infantería
que, por saber morir, sabrá vencer.
Y volarán tus hijos ansiosos al combate
tu nombre invocarán.
Y la sangre enemiga en sus espadas
y la española sangre derramada
tu gloria y tus hazañas cantarán.
Y estos que en la Academia Toledana
sienten que se apodera de sus pechos
con la época nobleza castellana
el ansia altiva de los grandes hechos
Te prometen ser fieles a tu Historia
y dignos de tu amor y de tu gloria

 

No he investigado si esta propuesta de proclamación provisional de himno nacional, efectuada por el yerno toledano del general Dolla, sería secundada por los estamentos y el pueblo de Tenerife.

Ni siquiera sé si salió de Tenerife hacia Burgos, ni si prosperó.

Pero no es descartable, habida cuenta el ardor guerrero de la época. Sobre todo teniendo en cuenta que el himno nacional español actual, la antigua Marcha de Granaderos o Marcha Real, carece de letra, hoy en día.

De todos modos, por la fecha en que fue formulada, y vista que tal petición debía ser remitida por mediación del general Franco a la Junta de Defensa Nacional, se saca la impresión de que, inflamado de ardor guerrero, el teniente NARCISO ARIZA GARCÍA, andaba algo despistado sobre el devenir de los acontecimientos.

A la Junta de Defensa Nacional, apenas le quedaban tres días de vida activa, pues Franco sería alzado a los más alto del poder, el 1º de octubre de 1936, asumiendo todos los poderes civiles y militares, poderes que conservaría y acrecentaría durante casi cuatro décadas.

 

HIMNO TINERFEÑO DEL REGIMIENTO DE INFANTERIA

 

Todo parece indicar que el advenedizo yerno toledano del general DOLLA ignoraba que el poeta tinerfeño JOSÉ TABARES BARTLETT había compuesto en 1904 un himno para el Regimiento de Infantería Canarias nº 1, por encargo de su coronel RAFAEL ROSADO BRINCAU.

Asi constaba este hecho en la Orden del Regimiento Canarias nº 1 de fecha 17 de abril de 1904:

«A ruegos míos ha escrito para este Cuerpo el distinguido poeta tinerfeño D. José Tabáres Bartlett el patriótico himno que después se inserta.

Acogido por mí con gratitud sincera y no fingido beneplácito, tengo viva é íntima satisfacción en publicarlo para que sea conocido de todos los señores Jefes y Oficiales é individuos de tropa, que al Regimiento pertenecen.

La letra de esa composición poética, sonora y vibrante, será embellecida por el Músico Mayor del Cuerpo con música apropiada al objeto.

Sirva ese himno para mantener en el pecho de todos ardiente é intensa la llama del entusiasmo más puro por la defensa de los sagrados intereses de la Patria, y sea él también hermoso canto que, sí alguna vez llega el momento de entonarlo en el combate, nos enardezca para cubrir de gloria la Bandera y exornarla con envidiado lazo de honor, y para que el Regimiento escriba en su historia, con el valor de los héroes, una página de oro, que el tiempo jamás borre, no obstante su eterno rodar.- El Coronel, Rosado.- Comunicada: El Capitán Ayudante de semana, Mariano Morote.

Este es el himno escrito para el Regimiento de Infantería Canarias 1 por el poeta tinerfeño JOSÉ TABARES BARTLETT:

Alcemos la bandera,

La insignia nacional,

Mitad parece de oro,

De sangre otra mitad.

Mirad como flamea

Los pliegues al soltar

Su lienzo pudo un día

Dos mundos tapizar.

Bajo tu sombra augusta,¡Oh, lábaro glorioso!

Desde el Pirene al Ande,¡Oh, sacro pabellón!

Alzóse el genio altivo, titánico, famoso,

Jamás, nunca domado del bélico español.

La sangre en cien conquistas vertida por España,

En páginas eternas ha siglos escribió.

Y el oro derramado de su robusta entraña

Acaso simbolizas, histórico pendón.

¡España! ¡Viva España!

No temas, Patria, no,

Porque extranjero inicuo

Sañudo arrebató

De tu inmortal diadema

Espléndido florón;

Alienta la esperanza,

Tu fé poniendo en Dios,

tus fuerzas al trabajo,

La paz en derredor.

Más grande y más hermosa

Serás noble Nación,

Y lucirá de nuevo

De Oriente á Setentrión.

Tu enseña veneranda

Bajo un eterno Sol.

¡’Soldados! – somos los mismos

Vencedores de Bailén,

Y en Africa y en Pavía,

Y en Canarias del Inglés.

¡Veteranos! – ¡Viva España!

¡Viva Alfonso! ¡Viva el Rey!

 

 

SALTANDO TOLDO NUEVE INDIVIDUOS ARMADOS


 

Radio telegrama cifrado.- De Comandante Militar Rio de Oro a Comandante General de Canarias.- Depositado el 13 de enero de 1.937.- Recibido el dia 13 de enero a 1.937.- A las 10 horas.- Texto.- Presentose hoy patrón Balandro AÑAZA, matricula ARRACIOA denunciando que encontrándose noche dia dos en La Palma, fue abordada su embarcación por una gasolinera, saltando toldo nueve individuos armados que amenazaron y obligaron dirigirse puerto Oran DE PORTETIENNE. Desconoce apellidos asaltantes, conociendo nombres o apodos, que son: Gregorio, Mocita, Domingo, este individuo algo jorobado, Triana, Rafael que tambien llamaban Macho, Manuel que también llamaban “el Caray” dice que fue timonel vapor Mahon, Jacobo, Florisey JRJ nombre desconoce, alto, moreno, pelo largo, vestido americana oscura, pantalón gris claro, alpargatas canelas y al parecer natural campo La Palma. Por correo envio información ampliando detalles. Trabajo procurar captura.- Santa Cruz de Tenerife 13 de enero de 1.937.- Descifrado y destruido el original.- El Capitan Servicio.- Narciso Ariza.- Rubricado.

ES COPIA

El Coronel Jefe de E.M.

Teodulo G Peral

[Firma rubricada acompañada por el sello de E.M. de la Comandancia General de Canarias].

Cfr.: Causa 35 de 1937 (13169-425-19).- Folio 3.

MARCHA Y MUERTE DE ANGEL DOLLA LAHOZ


 El general Ángel Dolla Lahoz había arribado a Tenerife, en la madrugada del domingo trece de septiembre.

 Así había sido reflejada su llegada, como noticia de cierre, a dos columnas, en la última página del número 8632 del periódico Gaceta de Tenerife publicado el mismo domingo 13 de septiembre de 1936.

Llega a Tenerife el general Dolla

En la madrugada de hoy ha llegado a Tenerife el prestigioso general Dolla, acompañada de su hijo político, con objeto de posesionarse de la Comandancia Militar de la región.

Al muelle bajaron a saludarle el comandante militar, señor González Peral, y jefes y oficiales francos de servicio, quienes, a bordo del “Dómine”, cambiaron impresiones sobre el viaje con el ilustre militar.

El general Dolla fue saludado por los periodistas de la Prensa Local, manifestando que salió de Zaragoza, de donde salió contento y lleno de entusiasmo, porque venía a servir a la Patria.

Añadió que atravesó desde Zaragoza en auto toda la zona ocupada por el Ejército hasta llegar Vigo, donde embarcó.

Finalmente dijo que hay mucho entusiasmo en todas las fuerzas que defienden la causa nacional y en el elemento civil.

GACETA DE TENERIFE saluda afectuosamente al insigne general Dolla, deseándole muchos aciertos al frente de esta Comandancia militar y le ofrece la colaboración patriótica de sus modestas páginas.

A las nueve de la mañana de hoy bajará a tierra el distinguido militar, general Dolla, rindiéndole las fuerzas los honores correspondientes. 

* * * * * * * * * *

Como puede verse, los plumíferos de Gaceta de Tenerife eran unos lameculos babosos, que se pusieron voluntariamente al lado de la Rebelión contra el Gobierno, legal y legítimo, de la República Española.

No llegó a cinco meses la estancia de del general Dolla en Canarias. Pero el efecto de su presencia, y su recuerdo, resultó indeleble.

Habiendo entregado, el viernes 12 de febrero de 1936, el mando de la Comandancia General de Canarias, a su sustituto CARLOS GUERRA ZAGALA, el general de brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ abandonaría el Archipiélago Canario a bordo del mismo vapor de Transmediterránea “Ciudad de Melilla”, en el cual había arribado su reemplazo.

Así dio la noticia de su partida el mismo diario Gaceta de Tenerife, en la página 4 de su número 8851, del sábado 13 de febrero de 1937.

EL GENERAL DOLLA REGRESA ESTA NOCHE A LA PENÍNSULA

 A bordo del vapor de la Trasmediterránea “Ciudad de Melilla”, que conducirá hasta el puerto de esta capital al nuevo comandante general de la Región, hará esta noche viaje a la Península, el general Dolla Lahoz, en unión de su distinguida familia.

Una semana después, el viernes 19 de febrero de 1937, fallecería el general Ángel Dolla Lahoz en Sevilla.

Parece que la noticia de su muerte fue conocida por la prensa tinerfeña al día siguiente, pero no sería publicada hasta varios días después.

El mencionado periódico Gaceta de Tenerife, publica, el martes 23 de febrero de 1937, una crónica necrológica, a dos columnas insertando dos fotos del general Dolla.

Ha fallecido el prestigioso general Dolla

 

Así, escueta, sin más detalles, recibimos en la noche del sábado la infausta noticia que no dimos a la publicidad por razones que se presumen. Hasta Sevilla pudo llegar aquel hombre que, al frente de la Comandancia General de Canarias, se quiso hacer todo tesón y dinamismo y esfuerzo. De Sevilla no pudo pasar porque llevaba el corazón destrozado por haberlo sometido por espacio de cuatro meses a un ritmo demasiado acelerado para su resistencia física y por los des-engaños con que, a última hora, fue torturado. ¡Canarias-Sevilla! Una antorcha moribunda ha iluminado de nuevo esta ruta. Un corazón que solo latía por inercia, un hombre que solo perduraba por la tensión de espíritu que se había impuesto, la ha cruzado pensando en la eternidad.

Cuando él comenzaba a sentirse caduco y viejo, temiendo no poder ya ser útil a la Patria que se precipitaba en el caos y, por defender la cual, llevaba desde que advino la República, mascando la injusticia, vió en el golpe nacional el “aleluia” su propia resurrección. Y rejuvenecido, soñando en su obra, llegó a Canarias para abordar de frente todos los problemas, “nuestros pequeños problemas, sin comprender que se enroscan en forma de serpiente y que devoran, con la ferocidad de Saturno y entre las mandíbulas de sus “intereses creados”, a cuantos se atreven a encararse con ellos. El general Dolla lo hizo, no diremos que con todo acierto, pero si con toda su voluntad, con el mejor deseo. Esto y la constante ostentación de su catolicismo harán que su recuerdo permanezca por mucho tiempo en las islas del Archipiélago que visitó, una por una, poniéndose en contacto con el pueblo para recoger todas sus palpitaciones, hacerse cargo de sus necesidades más perentorias y sembrar a su vez doctrinas y esperanzas salvadoras. Esta ímproba labor, que él consideraba un apostolado, acabó de gastar sus pocas energías vitales, pero le dio una gran popularidad mereciéndole un título, el más honroso para su persona: el de General Católico. Era cuanto él había ganado y se llevaba de Canarias, por la ruta del dolor que abre horizontes nuevos a la vida que se esfuma, horizontes eternos al hombre.

Descanse en paz el prestigioso general y reciban su viuda, hijos y demás atribulados familiares, y en particular su hijo, don Angel Dolla Manera, teniente fiscal del Cuerpo Jurídico, residente en esta capital; su hija, doña Sara, y su hijo político, el capitán de Infantería afecto a esta Comandancia en prácticas de Estado Mayor, don Narciso Ariza, la expresión de nuestro más sentido pésame.

 Oficialmente, la noticia de su muerte sería registrada como baja, en el número 138 del Boletín Oficial del Estado, datado en Burgos el 8 de marzo de 1937.

Bajas

Según participa a esta Secretaría de Guerra el General de la 2ª División Orgánica, falleció en Sevilla el día 19 de febrero último el General de Brigada en situación de segunda reserva, D. Ángel Dolla Lahoz.

Burgos 6 de marzo de 1937.=

El General Jefe, Germán Gil Yuste.

Dos días después, Gaceta de Tenerife, publicaría esta esquela:

Rogad a Dios en caridad por el alma del

Excmo. Sr. D. Angel Dolla Lahoz

Que descansó en el Señor el día 20 de febrero último.

R.I.P-

El Director . Profesores y Alumnos del Instituto de Cultura

Obrera de La Laguna

Suplican una oración por su alma y ruegan asistan a la misa que por su eterno descanso tendrá lugar en la iglesia de S. Agustín el miércoles, dia 3, a las ocho y media de la mañana.

S. Cristóbal de La Laguna, 2 de marzo de 1937.

 

Muerto el suegro, Narciso Ariza García, que ya ha sido ascendido a Capitán, como bien señalaba el diario católico, consigue abandonar Canarias pasando a otro destino en la Península.

Así figura en la página 725 del número 148 del Boletín Oficial del Estado publicado en Burgos el 17 de marzo de 1937:

Por conveniencia del servicio, pasa destinado el Capitán de Infantería, Alumno de la Escuela Superior de Guerra, agregado al Estado Mayor de la Comandancia General de las Islas Canarias, D. Narciso Ariza García, al Cuartel General de la 5ª División.

Burgos 15 de marzo de 1937.= El General Jefe. G. Gil Yuste.

Si quedaría en Canarias, durante bastante tiempo, el Teniente Auditor Ángel Dolla Manera, hijo del finado general, cuyas actuaciones como fiscal militar, habían motivado en múltiples ocasiones, la inhibición del padre comandante general, en las confirmaciones de las condenas, de conformidad con lo preceptuado en el artículo 361 del Código de Justicia Militar, en relación con el número primero del artículo 150 del propio Cuerpo Legal, pasando dicha tarea al Gobernador Militar de la Plaza.