TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL ESTABA DESTINADO A LAS PALMAS


-7-

COMANDANCIA MILITAR DE LAS ISLAS CANARIAS

 

R E L A C I O N de los Señores Jefe y Oficiales de Estado Mayor y del Cuerpo de Oficinas Militares que se hallaban destinados y prestando servicio en el mes de abril del año anterior, en la suprimida Capitanía General de Canarias.

 

CLASES NOMBRES OBSERVACIONES
Coronel de E.M. Don Pedro Castro Santoyo Con licencia por enfermo
Tnte, Coronel. Manuel Alvarez Sotomayor Por incorporar
Comandante Federico Pérez Serrano En comision curso Capitanes
Capitán Antonio Zea Otalaurruchi Presente
Otro Antonio Garijo Hernández En un curso en Madrid

 

CUERPO DE OFICINAS MILITARES

 

Archivero Don Sin destinar –       – – – – – – – – – – – – – – – –
Oficial 1º Adolfo de la Lama Perez Por incorporar
Oficial 2º Agustin Garcia Domenech Presente
Idem 3º Eduardo Lopez Ruiz Presente
Idem 3º Julian Estarrona Exposito Presente
Escribiente Pablo Galla Sagredo Presente
Idem Mario Sánchez Pérez Presente

 

Nota 1ª. Existían ocho vacantes de escribientes de Oficinas Militares por ser diez los de plantilla
Nota 2ª Desempeñaba el cargo, de Jefe de E.M. interino el Teniente Coronel de E.M. Don Teódulo González Peral, que estaba destinado al Gobierno Militar de Las Palmas, y con autorización del Excmo. Señor Ministro de la Guerra, quedó en comisión en esta Capitanía hasta que se incorporara el Coronel destinado

 

Santa Cruz de Tenerife 19 enero de 1932

El Tente. Coronel Jefe de E.M.

Teódulo G. Peral

                           Vº Bº

El Comandante Militar de Canarias

             Salcedo

[Ambas firmas rubricadas]

[A la izquierda de la rubricada firma del General de División ENRIQUE DE SALCEDO MOLINUEVO, está inserto en tinta el sello de la COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS E.M.]

Cfr. A-TMTQ 2334-138-18.- Folio 7.

* * * * * * * * * * * * * * *

ENRIQUE DE SALCEDO MOLINUEVO, era entonces el Comandante Militar de Canarias, nombrado para desempeñar este puesto, por decreto publicado en la página 1441 del número 168 de la Gaceta del 17 de junio de 1931.

Ha sido pues, ENRIQUE DE SALCEDO MOLINUEVO, el primer Comandante Militar de Canarias de la etapa republicana.

Desempeñaría tal mando hasta el viernes 31 de enero de 1936, fecha en la cual partiría hacia su nuevo destino al frente de la Octava División Orgánica, cuyo Cuartel General residía en La Coruña.

Aquí sería sorprendido por la rebelión militar de julio de 1936, manteniéndose leal a la República. Arrestado y posteriormente condenado a muerte por un Consejo de Guerra, siendo fusilado el 9 de noviembre de 1936.

* * * * * * * * * * * * * * *

La vacante en Canarias dejada por ENRIQUE DE SALCEDO MOLINUEVO, fue cubierta, muy efímeramente, por el general de División JOAQUÍN FANJUL GOÑI, segundo Comandante militar de Canarias.

JOAQUÍN FANJUL GOÑI había sido nombrado mediante decreto de fecha once de enero de 1936, publicado en el número 12 de la Gaceta de Madrid, firmado por el Presidente de la República, NICETO ALCALA-ZAMORA Y TORRES, y refrendado por NICOLÁS MOLERO LOBO, ministro de la Guerra en el Gobierno Republicano presidido por MANUEL PORTELA VALLADARES.

MANUEL PORTELA VALLADARES presidió el gobierno republicano de España, desde el 14 de diciembre de 1935 hasta 19 de febrero de 1936, fecha esta en la que hizo el traspaso de poderes al gobierno del FRENTE POPULAR, surgido de las elecciones de 16 de febrero de 1936.

* * * * * * * * * * * * * * *

El general de División JOAQUÍN FANJUL GOÑI, había arribado a nuestras Islas, en la motonave DÓMINE, desembarcando en el puerto de Las Palmas el miércoles 29 de enero de 1936.

El viernes 31 de enero llegaría a Tenerife, donde fue cumplimentado, agasajado y paseado, hasta que embarcó de vuelta para la Península, a bordo del trasatlántico español «JUAN SEBASTIÁN ELCANO», el sábado 1 de febrero de 1936.

Fue, pues, JOAQUÍN FANJUL GOÑI, un efímero Comandante Militar de Canarias.

Llegó el miércoles 29 de enero de 1936.

Y se marchó el sábado 1 de febrero de 1936.

* * * * * * * * * * * * * * *

EL conspicuo historiador JUAN J. ARENCIBIA DE TORRES, en su libro CALLES Y PLAZAS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE [1996], ha dejado escrito esto, del GENERAL JOAQUÍN FANJUL GOÑI.

 

Joaquín Fanjul y Goñi, general de división, abogado y diputado a Cortes en varias legislaturas, nació en Vitoria el 30 de mayo de 1880. Combatió en la guerra de Marruecos y por méritos de guerra ascendió a comandante de Estado Mayor en 1910 y a teniente coronel en 1915. También por méritos de guerra ascendió a general de brigada en 1926. En 1935 ascendió a general de división y fue nombrado General Jefe de la Comandancia Militar de Canarias, cargo en el que permaneció un MES.

Fue cesado al advenimiento del Frente Popular y quedó en situación de disponible en Madrid. El 18 de julio de 1936 se puso al frente de las tropas sublevadas del Cuartel de la Montaña, pero fracasado el Alzamiento en Madrid, fue fusilado el 17 de agosto.

* * * * * * * * * * * * * * *

Me pregunto cómo se puede ser tan inescrupuloso, escribiendo estas falacias.

Está perfectamente constatado que el general JOAQUÍN FANJUL GOÑI, no estuvo en Canarias ni una semana.

El cese oficial en el mando de la Comandancia Militar de Canarias, del General de división JOAQUÍN FANJUL GOÑI, se produjo por decreto dado en Madrid el 14 de febrero de 1936.

Este Decreto firmado por el Presidente de la República, NICETO ALCALA-ZAMORA Y TORRES, y refrendado por NICOLÁS MOLERO LOBO, ministro de la Guerra en el Gobierno Republicano presidido por MANUEL PORTELA VALLADARES, fue publicado en la página 1394, del número 47 de la Gaceta de Madrid, del 16 de febrero de 1936. Antes del advenimiento del Frente Popular.

CESE DEL GENERAL JOAQUÍN FANJUL GOÑI


El coronel JJ Arencibia en el segundo de sus callejeros libros, Conozca Santa Cruz de Tenerife – Su historia a través de sus calles, plazas y otras curiosidades, ha escrito en su página 208, este párrafo sobre el GENERAL FANJUL

Joaquín Fanjul Goñi (1810-1910) nació en Vitoria. Era también abogado y fue diputado. En 1935 fue nombrado General Jefe de la Comandancia Militar de Canarias, cargo en que permaneció un mes porque fue cesado al subir al poder el Frente Popular, quedando disponible en Madrid. EI 18 de julio de 1936 se puso al frente de las tropas sublevadas del Cuartel de la Montaña. Fue hecho prisionero y fusilado.

He subrayado los dislates.

Dislates que no son propiedad exclusiva de J.J. ARENCIBIA, como puede comprobarse leyendo la Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Joaqu%C3%ADn_Fanjul

Fue posteriormente nombrado como General jefe de la Comandancia General de Canarias, concurriendo a las Elecciones generales de España de 1936 por la provincia de Cuenca y obteniendo Acta de Diputado con 53.277 votos. Fue cesado el 1 de abril por anulación de las elecciones según el Dictamen de la Comisión de actas, aprobado el 1 de abril de 1936. Tras el triunfo en febrero de 1936 del Frente Popular, fue cesado, quedando sin mando de tropa y destinado forzoso en Madrid.

El general JOAQUÍN FANJUL GOÑI había sido cesado en el mando de la Comandancia Militar de las Islas Canarias, mediante decreto datado el catorce de febrero de 1936, publicado en la página 1394 de la Gaceta de Madrid núm. 47, del día 16, firmado por el mismo ministro de la Guerra del gobierno presidido por MANUEL PORTELA VALLADARES, general NICOLÁS MOLERO LOBO, que le había nombrado el mes anterior.

Este Decreto reza así:

MINISTERIO DE LA GUERRA

DECRETO

A propuesta del Ministro de la Guerra,

Vengo en disponer que el General de división D. Joaquín Fanjul Goñi cese en el mando de la Comandancia  Militar de Canarias. Dado en Madrid a catorce de Febrero de mil novecientos treinta y seis.

NICETO ALCALA-ZAMORA Y TORRES

El Ministro de la Guerra,

Nicolás Molero Lobo

Por tanto, JOAQUÍN FANJUL GOÑI no fue cesado al subir al poder el Frente Popular.

Fue cesado antes, por el último gobierno de derechas, del denominado BIENIO NEGRO republicano

No fue cesado por el FRENTE POPULAR, como Dos días después tuvieron lugar las elecciones generales que serían ganadas por el FRENTE POPULAR.

JOAQUÍN FANJUL GOÑI obtendría acta de diputado a Cortes por Cuenca, habiéndose adjudicado 53.277 votos de los 131.958 sufragios registrados. Pero la Comisión de Actas de las Cortes, anularía tal elección el 1º de abril de 1936, tras la exposición de un prolijo dictamen, en el cual se ponía de manifiesto la comisión de abusos extraordinarios, declarando constatados graves errores materiales, destacando que ha habido un gran número de votos sobrantes, habiendo votado hasta muertos, registrándose en alguna sección una votación del 100,6 %.

Y es que a pesar de los años de régimen republicano, seguían vivas las prácticas caciquiles, habituales durante la larga etapa monárquica, derivada de la restauración borbónica.

Tras su cese por el gobierno de derechas presidido por  MANUEL PORTELA VALLADARES, el general JOAQUÍN FANJUL GOÑI quedaría sin mando de tropas.

Días después, declarada oficialmente la victoria electoral del FRENTE POPULAR y constituido el gobierno emanado de la voluntad expresada por la mayoría del pueblo español, el General JOAQUÍN FANJUL GOÑI, permanecería sin mando, en situación de disponible en Madrid, donde participaría en las conspiraciones en marcha para derrocar al gobierno legítimo y legal de la República.

Por tanto, contradiciendo sus declaraciones a los periodistas tinerfeños, JOAQUÍN FANJUL GOÑI nunca volvió a Canarias, donde no había estado ni una semana.

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/02/05/fanjul-y-balmes-llegan-a-canarias/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/05/07/marcha-del-general-joaquin-fanjul-goni/

 

Por otro lado conviene recordar que el General FANJUL se sumó a los sublevados en el madrileño Cuartel de la Montaña el día 19 de julio de 1936, denotando muy poca profesionalidad militar, Resultaría herido, siendo sacado ignominiosamente, tras la rendición del Cuartel.

Luego respondería de su rebelión ante un consejo de guerra, siendo fusilado.

* * * * * * * * *

Ya va siendo hora de acabar con tantas inexactitudes históricas, escritas y arrastradas, de página en página, por ligeros historiadores o contadores de historias, que no han querido tomarse el trabajo de consultar los documentos originales, evidencias primarias relevantes, que han estado a su alcance,