SI SE LO DECÍA A ALGUIEN LE PEGARÍA


EXPLORACION DE LA NIÑA DE SIETE AÑOS MAGNOLIA BLANCA ALBA

En Santa Cruz de Tenerife, dos de agosto de mil novecientos treinta y ocho. Ante S.S. y presente Secretario, comparece, acompañada de su madre Doña ANA ALBA DE BLANCA, la niña de siete años de edad, anotada al margen, a la que S.S. hizo presente la obligación de decir verdad y siendo preguntada por las generales de la  Ley, dijo llamarse como queda dicho, de siete años de edad, natural de esta Capital, hija de JOSÉ y de ANA.

PREGUNTADA convenientemente DIJO: Que vive con sus padres en la calle de San Lucas, número 30 y en dicha calle y en la acera de enfrente, hay un Cuartel de Falange, en el edificio de la Logia Masónica, en cuyo jardín rodeado de verja de hierro, estaba jugando la declarante, y entonces un falangista, cuyo nombre ignora y a quien no conocía, la llamó para que entrase en el edificio, obedesiendo y al entrar, dicho individuo la condujo cogida por un brazo a una cama que había debajo de una escalera, en cuya cama la acostó y empezó a hacerle cochinadas, quitándole antes los pantalones, y sacando el individuo su miembro, empezó a pasárselos por sus ordanos genitales durante un rato y cuando terminó, le dijo que se marchase y que no se lo dijera a nadie; que pasados unos días el mismo individuo la volvió a llamar, a lo que se negó, y entonces mandó a un niño llamado JUANITO MURO, que vive en la misma calle, con recado, insistiendo en que fuera a verla; que en vista de esto su hermana JOSEFA le preguntó al falangista que para que la quería, manifestando dicho individuo que no la había llamado.

PREGUNTADA si el Falangista ejerció violencia con ella o la amenazó de alguna forma, dijo que cuando terminó de hacer las cochinadas le dijo que si se lo decía a alguien le pegaría.

PREGUNTADA si recuerda la fecha del hecho dijo que no; pero que fué a mediados del mes de Julio.

En este estado S.S. dio por terminado el acto, que una vez ratificado no firma la interesada ni su madre por no saber, haciéndolo el señor Juez, de que certifico.

[Firmas rubricadas del Comandante Juez JOSÉ TARTALO SANTAMARÍA y Soldado Secretario LORENZO FERNANDEZ HERNÁNDEZ].

* * * * * * * * *

Comentario del transcriptor:

Por obvias razones de respeto a las menores mencionados en esta declaración, con el fin de preservar las identidades de las víctimas, sus auténticos nombres han sido sustituidos por nombres ficticios, así como el de la madre acompañante.

Debo añadir que, cuando descubrí esta Causa 122/38, y comencé a leer su contenido, sentí tal asco y horror, que cerré el cartapacio, y abandoné el Archivo, regresando a casa.

Después de recapacitar, al día siguiente retorné al Archivo, prosiguiendo con la misma, a pesar del asco horroroso, determinado a llevar la investigación de esta Causa 122/1938 hasta el final.

Cfr.: ATMTQ 5628-183-25.- Causa número 122 de 1938.- Folio 5.

 

Anuncios

CAUSA 122 DE 1938 (5628-183-25)


Nº 5628 – Legajo 183-2

 

terminada

 

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS        JUZGADO   PERMANENTE

 

Plaza de Santa Cruz de Tenerife                    Año de 1.938. III año triunfal

– – – – – – – – – – – – – – – – – – –                                   – – – – – – – – – – – – – –

 

 

CAUSA NUMERO 122 de 1.938

– – – – – – – – – – – – – –

 

Seguida contra el Falamngista PEDRO ACOSTA (a) “El Fumeque” por presuntos delitos de lesiones y actos deshonestos.

 

 

Ocurrió el hecho – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Dieron principio las actuaciones en 2 de Agosto de 1.938.

 

 

 

SITUACION DEL ENCARTADO

 

 

Juez Instructor

Secretario

El Comandante de Caballería

El soldado de Infantería

Don José Tártalo Santamaría

Don Lorenzo Fernandez y Hernandez

 

Don José Tártalo Santamaría

 

Cfr.: ATMTQ 5628-183-25 Causa 122 de 1938.- Cubierta.