NO SABE NADA MÁS SINO QUE AL DIA SIGUIENTE LE DETUVIERON


 

DECLARACION DE JOSE VIZCAINO HERNANDEZ

 

En Las Palmas a once de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

Ante S.S. y de mi el Secretario comparece el del margen advertido de las prevenciones legales y de las penas en que incurre el reo de falsos testimonios. Interrogado por los generales de la Ley dijo llamarse como queda dicho, de 16 años de edad, natural de Las Palmas, domiciliado en la calle Artemisemid’an (Puerto de La Luz) soltero y de profesion empleado en la carga blanca hijo de Agustin y Maria.

PREGUNTADO, convenientemente, DIJO que estando reunido con unos muchachos en la playa de Las Canteras el le dijo a Antonio Garcia  Sosa que le parecia si se apuntaba a Falange a lo que el otro se calló, entonces el dicente le dijo “Oye, y si matan al general Franco” el glorioso” despues cada uno se fue por su sitio y no sabe nada mas sino que al dia siguiente le detuvieron. Y que no dijo ni muera el general Franco, ni los de falanges son una manada de desgraciados.

PREGUNTADO si tenia algo mas que decir, dijo que nó, que lo dicho es la verdad en descargo de la promesa prestada. Y leida que le fue por haber renunciado al derecho que tiene de hacerlo por si, se afirma y ratifica en su contenido y firma, con S.S., de lo que yó, el Secretario, doy fé.

[Siguen las firmas rubricadas de JOSÉ VIZCAINO HERNÁNDEZ, FRANCISCO PÉREZ PÉREZ, y JUAN SAN MARTIN REINA, detenido declarante, Capitán Juez Instructor, y Soldado Secretario fedatario, respectivamente]

 

Cfr.: TMTQ 12897-413-17 Causa 210 de 1936.- Folio 7 vuelto.

 

DE VUELTA EN TENERIFE


Ya estoy de vuelta en Tenerife, tras haber pasado dos reconfortantes semanas en Gran Canaria, donde he podido disfrutar de la maravillosa playa de Las Canteras, la playa de mi infancia y juventud.

He recuperado muchos recuerdos de aquella época.

He sentido el agasajo y la alegría del reencuentro con amigos y amigas, de mi edad, y también más jóvenes.

Y sobre todo, he sentido el fraternal cariño de mis hermanos y sobrinos.

Mi entrañable hermana mayor, PEPA, me ha acogido en su casa, atendiéndome y cuidándome con el esmero de siempre, pues no en vano, siendo jovencita, ella era la encargada por mi madre de cuidar de los tres hermanos pequeños.

Vuelvo revitalizado.

Con más ánimo para reemprender esta ímproba tarea, voluntariamente asumida, de recuperar parte de la historia y memoria de nuestras Islas Canarias.

LECTURA DE CARGOS AL REO AMADEO HERNÁNDEZ


J.2.974.891
12

Diligencia de lectura de cargos al procesado AMADEO HERNANDEZ HERNANDEZ.
En Las Palmas a cinco de agosto de mil novecientos treinta y seis.- ante Su Señoria y presente Secretario compareció el procesado anotado al margen, asistido de su defensor el Teniente de Intendencia Don Enrique Rivas Jordán, Acto seguido Su Señoria dispuso que por mi el Secretario se diese lectura íntegra de los particulares obrantes a los folios 2,2 vº, y auto elevando a plenario la presente Causa, así como la calificación del Sr, Fiscal del folio 6 vuelto, quedando de todo enterado y notificado y exhortado a decir verdad, dijo:
Primero
Si tiene alegar incompetencia de jurisdicción, excepción de cosa juzgada prescripcion del delito aplicación de amnistia, ú otra Causa incidental que deba resolverse previamente exponiendo en caso afirmativo los medios de acreditarlo, contestó que no.
Segundo
Si tiene que enmendar o ampliar sus declaraciones, contestó que quiere hacer constar que nunca habia tenido arma de ninguna especie y que como la venida a ésta Plaza, fué por el motivo que ya ha expuesto y siendo su nombre tan fácil de pegarse al oido, como se organizó una lucha entre los Sindicatos de carga y descarga, tan notoria que algunas veces se ocupó el periódico «RADICAL», y la prensa obrera del Archipiélago de dicha lucha. Que le aconsejaron insistentemente que tuviera cuidado y por ello en plan de defenderse por si algo trataban de hacerle adquirió la pistola y que por mediar el declarante en los asuntos sociales presumía que no le iban a conceder licencia de armas y por ello no la solicitó en forma.
Tercero
Si se conforma con los cargos que le hace el Ministerio Fiscal, dijo: que no.
Cuarto
Si interesa a su defensa se practique alguna nueva de prueba o se ratifique algun testigo y cual sea éste, dijo: Que no.
Preguntado el Defensor si tenia algo que exponer, dijo: Que no.
Preguntado el procesado si tenia algo que añadir, dijo:
Que quiere hacer constar de un conflicto que surgió en Sardina del Sur entre medianeros y patronos pudo el declarante al organizarse una manifestación al haber ciertos adversarios que le querian agredir pudo haberse podido defender con la pistola que tenia y no lo hizo y también que la parte medianera que estaban armados, tratando de defender al que declara atacando a los patronos cesaron en su actitud por mediación del que declara que así se lo aconsejó, y testigo de ello puede citar al Delegado que era del Gobernador Sr. Vallecillo, que era su Secretario particular, y a Don Juan Ojeda que es de Telde.
Leida que fue la encontro conforme firmandola con Su defensor, Su Señoría y presente el Secretario que certifica,
Cristobal Garcia Uzuriaga Amadeo Hernández
Enrique Rivas Jordán Juan Castro
[Todas las firmas rubricadas]