PRECIOS QUE EXCEDEN AL FIJADO POR LA JUNTA DE ECONOMÍA


Plaza de Santa Cruz de Tenerife                             Año de 1936

Comandancia Militar de Canarias

JUZGADO PERMANENTE

Diligencias previas nº 375

Que se siguen por los hechos denunciados de que en el establecimiento “Los Dos Hermanos” se ha pretendido cobrar o cobró a precios que exceden al fijado por la Junta de Economía.

 

Ocurrió el hecho, el 19 de  Diciembre  de 1936

Dieron principio estas actuaciones el 19  de  Diciembre  de 1936

 

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

El Teniente del Cuerpo de Tren don

El Cabo de Ingenieros  don
Ramón Díaz Gutiérrez

Pedro Ramos Martínez

 

Cfr.: A-MTQ 3751-153-17.- Diligencias previas 375 de 1936.- Cubierta.

DICTAMEN DEL AUDITOR RAFAEL DÍAZ LLANOS EN CAUSA 119 DE 1936


M.8,843,574

102

 

Excmo Señor:

El Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, reunido en esta Capital en el día de ayer, dictó sentencia en procedimiento sumarísimo, condenando al procesado José Ocaña Roldan como autor de un delito de rebelión militar a la pena de reclusión perpetua; al procesado Juan Fernandez Perez, como autor de un delito de auxilio a la rebelión militar a la pena de veinte años de reclusión temporal, al procesado Gervasio Fraile Valbuena, como autor de un delito de auxilio a la rebelión, a la pena de diez y ocho años de reclusión temporal; a los procesados José Alvarez Mesa, Agustin Olmedo Mulas y Silvio Encabo Andres, a cada uno como autores de un delito de auxilio a la rebelión a la pena de diez y seis años de reclusión temporal; con la accesoria para todos ellos de expulsión de las filas del Ejercito con pérdida de todos los derechos adquiridos en él y las pertinentes del Código Penal; a los procesados Juan Ramos Muñoz, Victoriano Reyes Tejera, Lazaro Ramos Castillo, Guillermo Ramos Salazar y Manuel Rodriguez Marrero, como autores de un delito de negligencia a la pena, cada uno, de SEIS MESES Y UN DIA DE PRISION MILITAR CORRECCIONAL, con las accesorias pertinentes del código Penal y al procesado Cabo Ramón  Ruiz de Las Doblas, como autor de un delito de negligencia a la pena, de UN AÑO de prisión militar correccional, con las accesorias de deposición de empleo y pertinentes del código Penal, sirviéndoles, a todos ellos, para el cumplimiento de las condenas la totalidad del tiempo que han estado privados de libertad por esta causa y absolviendo a los procesados Ramon Ruiz de Las Doblas y José Ocaña Roldan de los delitos de rebelión y excitación a la rebelión de que respectivamente se les acusaba por el Ministerio fiscal.

En el sumario y plenario de la presente causa se han observado las formalidades procesales, constituyéndose el Consejo de guerra con arreglo a lo prevenido en el Código de Justicia Militar, pronunciando sentencia previos los tramites de acusación, defensa, y oídos los procesados.

De la apreciación de la prueba hecha por el Tribunal ni de la calificación jurídica, aparece error  manifiesto que pueda motivar recurso por el que dictamina.

Por lo expuesto, el Auditor que suscribe, es de sentir puede V.E. prestar al fallo consultado, la aprobación judicial necesaria, para que sea firme y ejecutorio, volviendo el procesamiento una vez resuelto a esta Auditoría para la práctica de las diligencias pertinentes.

Las Palma, once de septiembre de mil novecientos treinta y seis.

EL AUDITOR

Rafael Díaz Llanos

[Firma rubricada]

 

Cfr.: Causa 119 de 1936 (12072-389-2).- Folio 102.

ESO SE LO METE VD. EN EL CULO


 El día seis de septiembre de 1936 dieron principio las actuaciones de la Causa 202 de 1936, de la Plaza de Las Palmas, seguida contra Bernardo Cabrera Melián, por el delito de insulto al Ejército.

Actúa como Juez Instructor ROMÁN LEÓN VILLAVERDE, Capitán Juez del Juzgado Eventual número 7, teniendo como secretario a JOSÉ REDONDO DELGADO.

En el folio 2 de esta causa 202/1936, sobre papel oficial J.2.974,781 se puede leer este texto manuscrito:

En Las Palmas a las 3 H del dia 31 de Julio, comparece en esta Comandancia Militar los voluntarios Domingo Santana Falcón y Luis Reina Sanchez Fano, con un individuo llamado Bernardo Cabrera Melian, natural de Las Palmas, 38 años de edad, casado, empleado (en casa de don Manuel Campos) domiciliado en la calle de Toledo 20 principal-derecha, el cual viene detenido, por haberse presentado una denuncia contra él de haber dicho que el general Balmes debia estar enterrado en el Potrero en lugar de en el Cementerio y que el fascismo nos los metan a todos por el culo. Es revoltoso conocido y levanta el puño con alarde y con frecuencia.

Y para que conste firman la presente.

[A renglón seguido vienen las firmas rubricadas de los dos voluntarios Domingo Santana Falcón y Luis Reina Sanchez Fano].

Nota: Como el denunciante no ha aparecido a firmar el atestado, se acompaña la adjunta nota, en la que va la firma del mismo, en el momento de tomar nota de la denuncia que ha presentado.

La referida nota, consta como folio 3, donde puede leerse este texto manuscrito:

Enviar gente (Campos Padrón) por un empleado Bernardo Cabrera (comunista) dice Balmes debía estar en el Potrero en lugar del Cementerio y que el fascismo nos los metan por el culo. revoltoso conocido y levanta el puño con alarde y con frecuencia.

Requerida, por el Juzgado eventual número 7, la comparecencia de los dos voluntarios autores de la detención, DOMINGO SANTANA FALCÓN y LUIS REINA SÁNCHEZ, el Capitán Juez recibe dos oficios (folios 5 y 6) firmados por ANTONIO WIOT HERNÁNDEZ, Inspector Jefe de la Guardia Municipal de Las Palmas, en los cuales éste comunica que dichos paisanos no han podido ser citados para la comparecencia, por haber embarcado ambos en el Batallón de Voluntarios para la península, el sábado 6 de septiembre de 1936.

El folio 7 es el oficio número 2314 de la Auditoría de Guerra de Canarias en Las Palmas, datado el 14 de septiembre de 1936, firmado por RAFAEL DÍAZ LLANOS, en el cual éste Auditor accede a lo propuesto por el Capitán- Juez ROMÁN LEÓN VILLAVERDE,  debiendo quedar el detenido a disposición del Excmo Sr Comandante Militar.

El denunciante JOSÉ PESCE COSENTINO, comparece quedando constancia de su comparecencia, en el folio 8 vuelto.

A C T A

En Las Palmas a siete de septiembre de mil novecientos treinta y seis. A los fines prevenidos en la regla tercera del articulo seiscientos cincuenta y tres del Codigo el Sr. Juez acordó levantar la presente acta, compareciendo los siguientes testigos:

JOSE PESCE CONSENTINO

Prometio decir verdad y preguntado por las generales de la Ley, dijo: Llamarse como queda dicho, natural de Venezuela, mayor de edad, casado, comerciante y que no le comprenden las demás Generales de la Ley.

PREGUNTADO. . . . . . . . . .

Convenientemente DIJO: que conoce a Bernardo Cabrera como extremista. Que al pasar el dia de autos por su lado y yendo este con varios mas el declarante lo saludo al estilo fascista, pues el declarante es Súbdito Venezolano, contestándole aquel “que ese saludo se lo metiera en el culo”. Que sabe por una persona que no conoce que el tal Cabrera hizo las manifestaciones de que al General Balmes le debían de llevar al potrero y no al cementerio., lo que fue dicho a raíz de la muerte del mencionado General.

Y no teniendo mas que añadir la leyó encontrándola conforme y firmándola.

José Pesce Cosentino

Inmediatamente, debajo de esta comparecencia del denunciante JOSÉ PESCE CONSENTINO, viene la declaración del acusado.

BERNARDO CABRERA MELIAN,

Fue exhortado a decir verdad y preguntado por las generales de la ley, dijo llamarse como queda dicho, natural de Las Palmas, vecino de la misma en Toledo numero 20, casado, empleado en la Casa Campos, de treinta y ocho años de edad, y que nunca ha estado procesado.

PREGUNTADO . . . . . . . .

Convenientemente dijo: Que el declarante conoce hace quince años al Sr. Pece Cosentino y que el otro dia, precisamente en 31 del pasado mes lo encontró en la calle y al hacerle dicho Sr. un saludo con la mno sin fijarse como le dijo “eso se lo mete Vd. en el culo”. Que nunca ha hablado mal del difunto General Balmes, pues lo conocía del establecimiento del Sr. Campos donde el declarante trabaja. Que tampoco ha dicho nada contra el fascismo ni contra el movimiento Militar. Que el declarante pertenecía a Izquierda Republicana y quizás por esto no era bien mirado por el Sr. Campos Padron, lo que con frecuencia le ocasionaba contrariedades. Que nunca ha levantado el puño.

Y no teniendo mas que añadir la lyó encontrándola conforme y firmándola.

BCabrera

Y una vez practicadas las delraciones que se han estimado pertinentes., el Sr. Juez dio por terminada la presente acta firmándola S.S. conmigo el Secretario que doy fé.

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

A renglón seguido viene este

A U T O. . . . . . . .

En Las Palmas a catorce de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

RESULTANDO que Bernardo Cabrera Melian se halla detenido a resultas de esta causa.

CONSIDERANDO que no apareciendo de las diligencias practicadas en Autos indicios de culpabilidad que justifique la prisión de Bernardo Cabrera, es pertinente proponer a la Autoridad Judicial la libertad de aquel por virtud de

M.8,848,952

9

lo establecido en el párrafo 1º del articulo 472 del código Militar.

Se acuerda proponer con urgencia la libertad al Iltmo. Sr. Auditor de Guerra de Canarias, librándose la oportuna comunicación.

Así lo acordó S.S.                                           Doy fe

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

A continuación viene la diligencia pertinente, una providencia y otra diligencia, siguiendo este nuevo

A U T O . . . . . . . . .

En Las Palmas a diez y siete de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.

RESULTANDO que la presente causa se instruyó en virtud de denuncia presentada por el Sr. Pesce Cosentino, el que en su declaración manifestó que no conoce la persona que le dijo que el encartado Bernardo Cabrera había pronunciado frases ofensivas para la memoria del fallecido General Balmes, si bien reconoce que al pasar por su lado le contestó en forma airada al saludo que este le hizo.

RESULTANDO que no encontrando el Instructor a su juicio indicios de culpabilidad solicitó del Sr. Auditor la libertad judicial del encartado.

RESULTANDO, que no ha podido tomarse declaración a aquellos que procedieron a la detención de Bernardo Cabrera Melian, si bien no los considera precisos ya que unicamente únicamente procedieron a la detención de este.

CONSIDERANDO que a juicio del Instructor se han practicado las diligencias necesarias.

S.S. ACUERDA elevar este actuado en consulta al Sr. Auditor a los fines que estime pertinentes.

Asi lo acordó S.S.

[Firmas rubricadas de Román León Villaverde y José Redondo Delgado].

DILIGENCIA . . . . . . . .

Con igual fecha se cumplimentó lo anteriormente ordenado constando de 9 folios útiles.                    Doy fé.

José Redondo

[Firma rubricada]

En el ínterin, el mando militar supremo de Canarias, había caído en las manos del general de Brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, quien habiendo venido de la Península en la motonave Dómine, había arribado a Gran Canaria el viernes 11 de Septiembre, donde el mando supremo militar del Archipiélago le había sido entregado por el Comandante Militar Interino Coronel JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ.

Con fecha 20 de septiembre de 1936, en Santa Cruz de Tenerife, el Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, acordó dar a este procedimiento el carácter ordinario y sobreseer provisionalmente la causa contra el paisano Bernardo Cabrera Melián, ordenando la remisión de la misma al Exmo. Sr. Comandante General a los efectos de la Ley del 17 de Julio de 193.

El 22 de septiembre de 1936, el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, dispone:

Conforme con el anterior acuerdo, póngase en libertad al inculpado paisano BERNARDO CABRERA MELIAN, y vuelva esta causa al Señor Auditor de Guerra de esta Comandancia General, a sus efectos.

Dolla

[Firma rubricada]

Así consta en el folio 11 de la Causa 202 de 1936 (12891 413 11).

El folio 13 de esta Causa 200/1936 es una cuartilla habilitada como oficio mediante el estampado del sello ovalado de Estado Mayor de la Comandancia Militar de Las Palmas, dirigido al Capitán Juez Eventual de la Plaza, Román León Villaverde, de fecha 28 de septiembre de 1936, del siguiente tenor:

Acuso recibo de su escrito de ayer con el que me remite testimonio dimanante de la Causa Nº 200 de 1.936, instruida contra el paisano BERNARDO CABRERA MELIAN, por el delito de insulto al Ejército, y le participo que dicho individuo queda como detenido gubernativo a mi disposición.

Las Palmas 28 de Septiembre de 1936.

El Tte. Coronel Comandante Militar.

[Firma rubricada del Teniente Coronel Francisco de Sales Galtier Pley]

BERNARDO CABRERA MELIÁN permanecería en el Campo de Concentración hasta el 9 de diciembre de 1936.

Posteriormente, en sentencia número 366/1941 de fecha 17 de octubre de 1941, el Tribunal de Responsabilidades Políticas de Las Palmas, impondría una multa de 65 pesetas y la accesoria de inhabilitación durante tres años, a BERNARDO CABRERA MELIÁN.

Cfr.: Rollo 1246, Expediente 671 del Tribunal de Responsabilidades Políticas de Las Palmas.

Cfr.: Causa 202 de 1936 (12891-413-11).

CONCLUSIONES DEL FÍSCAL RAFAEL DÍAZ LLANOS


M.8.850.554 

23

Nº 1918

Señor Auditor.

El FISCAL, en la causa número 349 de 1,936, formula con carácter provisional, las siguientes conclusiones:

PRIMERO.- Del examen del procedimiento resultan los siguientes:

H E C H O S

Sobre las veintiuna horas del dia veintiseis de Septiembre último y en ocasión de celebrarse una manifestación para festejar el triunfo de la toma de Toledo, de la que formaba parte una «centuria» de Flechas, al pasar por la Rambla XI de Febrero, de esta Capital, el procesado Julian Cabrera Quijada, soldado del Regimiento de Infanteria número 38, dijo a grandes voces: «Allí vienen los balillas, hijos de las grandes putas».

Los hechos relatados son constitutivos de un delito de insultos al Ejército, previsto y penado en el articulo 258 del Código de Justicia Militar.

Se deduce su prueba de las diligencias obrantes a los folios 2, 5, 7 y su vuelto, 8, y 10.

SEGUNDO.- Del expresado delito es responsable en concepto de autor por participación directa, material y voluntaria, el procesado.

TERCERO.- No existen circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CUARTO.- Interesa esta Representación se una a las actuaciones copia de la filiación del soldado procesado Julian Cabrera Quijada, y en su defecto sean citados al acto de la vista dos médicos militares para que dictaminen sobre su edad. Asimismo comparezcan al acto de la vista ante el Consejo de Guerra todos los testigos presentes en la Plaza, que hallan depuesto en el procedimiento.

QUINTO.- Es de imponer una pena de prisión correccional y accesorias legales correspondientes.

SEXTO.- Le servirá de abono el total del tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta causa.

SEPTIMO.- No existen responsabilidades civiles que exigir.

OCTAVO.- Todo con arreglo a los preceptos legales citados y demás de general aplicación.

Santa Cruz de Tenerife a 21 de Octubre de 1.936.

EL FISCAL 

 Rafael Díaz Llanos

 

[Firmado y rubricado]

 A la izquierda de la firma hay un sello en tinta con la leyenda FISCALIA JURIDICO MILITAR CANARIAS, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar.