ACTA DEL CONSEJO DE GUERRA DE LA CAUSA 58 DE 1938


281

 

 A  C  T  A  

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a veintiseis de Enero de mil novecientos treinta y nueve, siendo la hora señalada, se reunió en la Sala de Actos del Palacio de la Mancomunidad Provincial Interinsular de esta Capital, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza para ver y fallar la causa Número 58 de 1.938, instruida par el delito de rebelión, contra los paisanos MIGUEL PADRON CASAÑAS, JOSE PADRON MACHIN, JUAN GUTIERREZ MONTEVERDE, JOSE PEREZ MACHIN, MAXIMINO HERNANDEZ MORALES, MANUEL HERNANDEZ GONZALEZ, CIRILO QUINTERO MORALES, CRISTOBAL QUINTERO MORALES, JUAN MONTERO HERNANDEZ,.JUAN CABRERA GARClA , DAMASO PADRON QUINTERO, PEDRO CABRERA ARMAS, BEATRIZ QUINTERO GUTIERREZ Y FLORINDA GONZALEZ MACHIN; formando el Tribunal: como Presidente, el Señor  Teniente Coronel Primer Jefe del Batallón de Orden Público de esta Provincia, Don Jose Marquez Bravo; como Vocales, los Capitanes : Don Gaspar Cambreleng y Berriz, del Batallón de Orden Público; Don Juan Pérez Suarez, de la Sección de Destinos; Don Miguel Rueda Navarro y Don Pedro Cabeza Rodriguez, del Regimiento de Intanteria de Tenerife número 38; Don Pedro del Toro Santana, tambien del citado Regimiento, primer suplente, en lugar de Don Rafael Peña León, de igual Cuerpo, que se encuentra en la Peninsula; como Vocal Ponente el Oficial Primero de Complemento del Cuerpo Juridico Don Pedro Doblado Saiz; como suplente el Capitán del Regimlento de lnfanteria Tenerife numero 38, Don Manuel Sanchez Rodriguez; como Fiscal el que lo es de esta Comandancia General, Teniente Auditor de Segunda, Don Angel Dolla Manera; como defensor el Capitán de Infanteria DON Juan Rumeu Garcia; hallándose presente los procesados.

Dada la voz de audiencia publica, se procedió seguidamente por el Instructor a la lectura del apuntamiento; a continuación la defensa solicitó se diera lectura al primer resultando de la sentencia obrante al folio 270, que se pronunció contra el falangista José Maria Cotta, a lo que accedió la Presidencia. Y no habiendo prueba que practicar, se concedió al Ministerio Fiscal, el cual se ratifica en su escrito de calificación provisional y dice que los hechos son constitutivos de los delitos siguientes: Uno de adhesión a la rebelión previsto y penado en el número dos del articulo 238 del Código de Justicia Militar; otro de auxilio a la misma, del párrafo primero del articulo 240, del citado Código; otro de inducción y excitación a la rebelión, previsto y penado en el párrafo segundo del articulo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de  28 de Julio de 1.936, en relación con el articulo 240, párrafo segundo, del citado Código Castrense, y un delito de desobediencia grave a la Autoridad previsto y penado en el articulo 7º del Bando de tres de Setiembre de 1.936, de esta Comandancia General, en relación con el articulo 260 del Código Penal Ordinario.

Que del delito de adhesión a la rebelión son responsables en concepto de autores los procesados Miguel Padron Casañas y José Padrón Machín; del de auxilio a la rebelión, los acusados Juan Gutierrez Monteverde, José Pérez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel Hernandez Gonzalez, Cirilo Quintero Morales, Cristobal Quintero Morales, Juan Montero Hernandez, Beatriz Quintero Gutierrez y Florinda Gonzalez Machin; de inducción y excitación para cometer la rebelión, los procesados Juan Cabrera Garcia y Dámaso Padrón Quintero, y del de desobediencia grave a la Autoridad el acusado Pedro Cabrera Armas. Y en nombre de la Ley pide al Consejo se imponga a los procesados las penas siguientes: A Miguel Padrón Casañas y José Padrón Machin, la de 30 años (treinta), de reclusión perpetua; a Juan Gutierrez Monteverde, José Perez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel. Hernandez Gonzalez, Cirilo Quintero Morales, Cristobal Quintero Morales, Juan Montero Hernandez, Beatriz Quintero Gutierrez y Florinda Gonzalez Machin, la pena de doce años y un dia de reclusión temporal, a cada uno; y a los acusados Juan Cabrera Garcia y Damaso Padron Quintero, la pena a cada uno, de seis años y un dia de Prision mayor; y por ultimo al procesado Pedro Cabrera Armas, la pen a de cuatro meses de arresto mayor y multa de mil pesetas; y para todos las accesorias legales correspondientes; y en cuanto a responsabilidades civiles ,a excepción de Pedro Cabrera Armas, quedarán sujetos a responsabilidades civiles, las que determina el Decreto. Ley de 10 de Enero de 1.937.

Acto continuo la Presidencia concede la palabra al defensor el cual empieza manifestando que en la Isla del Hierro han sido muy pocos los casos que dieron lugar a procedimientos, debido a la carencia de delicuencia politica; y que éste fue originado por las transgresiones del falangista Jose Maria Cotta, el cual fue condenado por haber simulado fusilamientos precisamente en el vecindario a que corresponden los procesados; que tanto los dos principales, Miguel Padron Casañas, como José Padron Machin, huyeron precisamente por temor a dicho falangista, lo que no hubieran hecho seguramente pues aunque se les acuse de ser simpatizantes con los partidos de izquierdas nada hay en concreto que determine actuaciones punibles en ellos, y por lo tanto no deben ser conceptuados como adheridos a la rebelión. Que los procesados Juan Gutierrez, José Pérez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel Hernandez Gonzalez y Cirilo Quintero Morales, ajenos a que pudieran auxiliar a unos rebeldes, solo se limitaron, unos a conducirlos en el bote a otro lugar, y los otros a facilitarles albergue, pues hay que tener presente que en aquellos parajes no hay casas donde albergarse, y todo ello fue a instancias de los fugitivos, siendo ellos inocentes de responsabilidad alguna; que Cristobal Quintero y Juan Montero, tampoco son a su entender culpable de delito alguno, por qué los hechos del falangista Cotta y la persecución que se hacia, les indujo por el temor, a advertirle de los peligros de aquellos testigos. Que en cuan-

282

-to a Beatriz Quintero y Florinda Gonzalez, éstas, verdaderamente no eran las que auxiliaban con comidas a Miguel Padron, sino a la abuela de Beatriz, pues Florinda no hizo otra cosa que acompañar a esta última en una ocasión; por ello considera que son inocentes, y a todo lo mas encubridores. En cuanto a Juan Cabrera y Dámaso Padrón, como estos no tenían presente que los dos primeros procesados estuvieran en rebeldia, si fueron a la comida que se les dio, lo hicieron de un modo inco-ciente. Y por último en cuanto al procesado Pedro Cabrera Armas, éste no sabia que se hallaba prohibido el tener periódicos izquierdistas.

En atención a lo expuesto y considerando que en las actuaciones de sus defendidos no hubo ninguna en ninguno de ellos que acusen una responsabilidad concreta, solicita del Consejo la absolución de los mismos.

El Señor Presidente pregunta s cada uno de los procesados si tiene algo que exponer y contestan que nó, y queda el Consejo reunido en sesión secreta para deliberar y pronunciar su fallo, retirándose el vocal suplente.

De todo lo cual certifico.

[Firma rubricada de JUSTO BLÁNQUEZ IZQUIERDO]

 

Vº       Bº:

EL TENIENTE CORONEL PRESIDENTE,

[Firma de JOSÉ MÁRQUEZ BRAVO, someramente rubricada]

Cfr.: A-TMT5 7235-229-16.- Causa 58 de 1938.- Folios 281 y 282.

 

 

 

ACTA DEL CONSEJO DE GUERRA DE LA CAUSA 58 DE 1938

 

281

 

 A  C  T  A  

 

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a veintiseis de Enero de mil novecientos treinta y nueve, siendo la hora señalada, se reunió en la Sala de Actos del Palacio de la Mancomunidad Provincial Interinsular de esta Capital, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza para ver y fallar la causa Número 58 de 1.938, instruida par el delito de rebelión, contra los paisanos MIGUEL PADRON CASAÑAS, JOSE PADRON MACHIN, JUAN GUTIERREZ MONTEVERDE, JOSE PEREZ MACHIN, MAXIMINO HERNANDEZ MORALES, MANUEL HERNANDEZ GONZALEZ, CIRILO QUINTERO MORALES, CRISTOBAL QUINTERO MORALES, JUAN MONTERO HERNANDEZ,.JUAN CABRERA GARClA , DAMASO PADRON QUINTERO, PEDRO CABRERA ARMAS, BEATRIZ QUINTERO GUTIERREZ Y FLORINDA GONZALEZ MACHIN; formando el Tribunal: como Presidente, el Señor  Teniente Coronel Primer Jefe del Batallón de Orden Público de esta Provincia, Don Jose Marquez Bravo; como Vocales, los Capitanes : Don Gaspar Cambreleng y Berriz, del Batallón de Orden Público; Don Juan Pérez Suarez, de la Sección de Destinos; Don Miguel Rueda Navarro y Don Pedro Cabeza Rodriguez, del Regimiento de Intanteria de Tenerife número 38; Don Pedro del Toro Santana, tambien del citado Regimiento, primer suplente, en lugar de Don Rafael Peña León, de igual Cuerpo, que se encuentra en la Peninsula; como Vocal Ponente el Oficial Primero de Complemento del Cuerpo Juridico Don Pedro Doblado Saiz; como suplente el Capitán del Regimlento de lnfanteria Tenerife numero 38, Don Manuel Sanchez Rodriguez; como Fiscal el que lo es de esta Comandancia General, Teniente Auditor de Segunda, Don Angel Dolla Manera; como defensor el Capitán de Infanteria DON Juan Rumeu Garcia; hallándose presente los procesados.

Dada la voz de audiencia publica, se procedió seguidamente por el Instructor a la lectura del apuntamiento; a continuación la defensa solicitó se diera lectura al primer resultando de la sentencia obrante al folio 270, que se pronunció contra el falangista José Maria Cotta, a lo que accedió la Presidencia. Y no habiendo prueba que practicar, se concedió al Ministerio Fiscal, el cual se ratifica en su escrito de calificación provisional y dice que los hechos son constitutivos de los delitos siguientes: Uno de adhesión a la rebelión previsto y penado en el número dos del articulo 238 del Código de Justicia Militar; otro de auxilio a la misma, del párrafo primero del articulo 240, del citado Código; otro de inducción y excitación a la rebelión, previsto y penado en el párrafo segundo del articulo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de  28 de Julio de 1.936, en relación con el articulo 240, párrafo segundo, del citado Código Castrense, y un delito de desobediencia grave a la Autoridad previsto y penado en el articulo 7º del Bando de tres de Setiembre de 1.936, de esta Comandancia General, en relación con el articulo 260 del Código Penal Ordinario.

Que del delito de adhesión a la rebelión son responsables en concepto de autores los procesados Miguel Padron Casañas y José Padrón Machín; del de auxilio a la rebelión, los acusados Juan Gutierrez Monteverde, José Pérez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel Hernandez Gonzalez, Cirilo Quintero Morales, Cristobal Quintero Morales, Juan Montero Hernandez, Beatriz Quintero Gutierrez y Florinda Gonzalez Machin; de inducción y excitación para cometer la rebelión, los procesados Juan Cabrera Garcia y Dámaso Padrón Quintero, y del de desobediencia grave a la Autoridad el acusado Pedro Cabrera Armas. Y en nombre de la Ley pide al Consejo se imponga a los procesados las penas siguientes: A Miguel Padrón Casañas y José Padrón Machin, la de 30 años (treinta), de reclusión perpetua; a Juan Gutierrez Monteverde, José Perez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel. Hernandez Gonzalez, Cirilo Quintero Morales, Cristobal Quintero Morales, Juan Montero Hernandez, Beatriz Quintero Gutierrez y Florinda Gonzalez Machin, la pena de doce años y un dia de reclusión temporal, a cada uno; y a los acusados Juan Cabrera Garcia y Damaso Padron Quintero, la pena a cada uno, de seis años y un dia de Prision mayor; y por ultimo al procesado Pedro Cabrera Armas, la pen a de cuatro meses de arresto mayor y multa de mil pesetas; y para todos las accesorias legales correspondientes; y en cuanto a responsabilidades civiles ,a excepción de Pedro Cabrera Armas, quedarán sujetos a responsabilidades civiles, las que determina el Decreto. Ley de 10 de Enero de 1.937.

Acto continuo la Presidencia concede la palabra al defensor el cual empieza manifestando que en la Isla del Hierro han sido muy pocos los casos que dieron lugar a procedimientos, debido a la carencia de delicuencia politica; y que éste fue originado por las transgresiones del falangista Jose Maria Cotta, el cual fue condenado por haber simulado fusilamientos precisamente en el vecindario a que corresponden los procesados; que tanto los dos principales, Miguel Padron Casañas, como José Padron Machin, huyeron precisamente por temor a dicho falangista, lo que no hubieran hecho seguramente pues aunque se les acuse de ser simpatizantes con los partidos de izquierdas nada hay en concreto que determine actuaciones punibles en ellos, y por lo tanto no deben ser conceptuados como adheridos a la rebelión. Que los procesados Juan Gutierrez, José Pérez Machin, Maximino Hernandez Morales, Manuel Hernandez Gonzalez y Cirilo Quintero Morales, ajenos a que pudieran auxiliar a unos rebeldes, solo se limitaron, unos a conducirlos en el bote a otro lugar, y los otros a facilitarles albergue, pues hay que tener presente que en aquellos parajes no hay casas donde albergarse, y todo ello fue a instancias de los fugitivos, siendo ellos inocentes de responsabilidad alguna; que Cristobal Quintero y Juan Montero, tampoco son a su entender culpable de delito alguno, por qué los hechos del falangista Cotta y la persecución que se hacia, les indujo por el temor, a advertirle de los peligros de aquellos testigos. Que en cuan-

282

-to a Beatriz Quintero y Florinda Gonzalez, éstas, verdaderamente no eran las que auxiliaban con comidas a Miguel Padron, sino a la abuela de Beatriz, pues Florinda no hizo otra cosa que acompañar a esta última en una ocasión; por ello considera que son inocentes, y a todo lo mas encubridores. En cuanto a Juan Cabrera y Dámaso Padrón, como estos no tenían presente que los dos primeros procesados estuvieran en rebeldia, si fueron a la comida que se les dio, lo hicieron de un modo inco-ciente. Y por último en cuanto al procesado Pedro Cabrera Armas, éste no sabia que se hallaba prohibido el tener periódicos izquierdistas.

En atención a lo expuesto y considerando que en las actuaciones de sus defendidos no hubo ninguna en ninguno de ellos que acusen una responsabilidad concreta, solicita del Consejo la absolución de los mismos.

El Señor Presidente pregunta s cada uno de los procesados si tiene algo que exponer y contestan que nó, y queda el Consejo reunido en sesión secreta para deliberar y pronunciar su fallo, retirándose el vocal suplente.

De todo lo cual certifico.

[Firma rubricada de JUSTO BLÁNQUEZ IZQUIERDO]

 

Vº       Bº:

EL TENIENTE CORONEL PRESIDENTE,

[Firma de JOSÉ MÁRQUEZ BRAVO, someramente rubricada]

 

 

Cfr.: A-TMT5 7235-229-16.- Causa 58 de 1938.- Folios 281 y 282.

 

 

 

 

CONSEJO DE GUERRA EN EL PALACIO DE LA MANCOMUNIDAD


280

 

Providencia del Juez          ) En Santa Cruz de Tenerife a veinticuatro de Enero
Señor Blanquez Izquierdo ) de mil novecientos treinta y nueve

Por recibida del Excmo. Señor Comandante General la orden para la celebración del Consejo de Guerra Ordinario de Plaza el dia 26 del actual y hora de las 15 el Palacio de la Mancomunidad Provincial de esta Capital, únase con antelación; notífiquese a los procesados, asistidos de defensor, la citada orden; citense al Señor Fiscal Juridico Militar y al Defensor para el acto de la vista y cúrsese oficio al Excmo. Señor General Gobernador Militar interesando que los procesados sean conducidos con la anticipación necesaria al lugar del Consejo.

Lo proveyó y rubrica S.S ; doy fé.

[Rúbrica de JUSTO BLÁNQUEZ IZQUIERDO y firma rubricada de JOSÉ GONZÁLEZ ROJAS]

Cfr.: A-TMT5 7235-229-16.- Causa 58 de 1938.- Folio 280.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

[El PALACIO DE LA MANCOMUNIDAD ha sido remodelado, siendo actualmente la sede del Parlamento de Canarias.]

LIQUIDACIÓN DE CONDENA DE BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO


38

 

COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS   JUZGADO PERMANENTE

LIQUIDACION DE CONDENA

Liquidación del tiempo de prisión preventiva que durante la tramitación de la causa número 120 de 1.938, ha sufrido el paisano BERNARDINO HERNANDEZ LORENZO, para deducir el que ha de servirle de abono en el extinción de la pena

__________________________________________________________________

 

E X P R E S I O N

Años Meses Dias
Se constituyó en prisión, el dia 24 de Julio de 1.938      
Fué firme la sentencia el dia 15 de Octubre de 1.938      
Ha sido condenado por un Consejo de Guerra, en sentencia aprobada el dia quince de Octubre de mil novecientos treinta y ocho, a la pena de SEIS AÑOS Y UN DIA DE PRISION MAYOR  

 

 

6

 

 

 

 

 

 

1

Prisión preventiva que le sirve de abono 2 8
Le resta por cumplir de la pena impuesta 5 9 8

 

DESDE EL QUINCE DE OCTUBRE DE MIL NOVECIENTOS TREINTA Y OCHO, EN QUE FUE FIRME LA SENTENCIA HASTA EL DIA DIECIOCHO DE JULIO DE MIL NOVECIENTOS CUARENTA Y CUATRO, EN QUE DEJARA EXTINGUIDA LA PENA.

Santa Cruz de Tenerife, 21 Octubre 1.938.

“TERCER AÑO TRIUNFAL“

El Comandante Juez,

[Sello ovalado en tinta del JUZGADO MILITAR PERMANENTE de la COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS y firma rubricada de ELISARDO EDEL RODRÍGUEZ]

 

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 38.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

No he podido averiguar si el septuagenario BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO llegó a cumplir completamente su condena, ni si salió vivo de la prisión.

 

 

PROPONIENDO APROBACIÓN DE SENTENCIA CONTRA BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO


36

A U T O.- Santa Cruz de Tenerife a diez de Octubre de mil novecientos treinta y ocho.

REAULTANDO: Que el Consejo de Guerra ordinario de Plaza, reunido en esta de Santa Cruz de Tenerife, el dia seis del actual, para ver y fallar la presente causa numero 120 de 1938, ha dictado sentencia declarando que los hechos de autos son constitutivos de un delito de excitación a la rebelión, comprendido en el párrafo segundo del articulo 240 del Código de Justicia Militar y que de dicho delito es responsable en concepto de autor el procesado Bernardino Hernandez Lorenzo, al que ha impuesto la pena de seis años y un dia de prisión mayor con la accesoria de suspensión de todo cargo y derecho de sufragio durante la condena, abono de prisión preventiva sufrida y responsabilidad civil consiguiente a reserva de determinarse ulteriormente en cuantía.

RESULTANDO: Que son hechos probados que el procesado, al explicarle Aurelia Diaz y Diaz, el pasado Octubre, que iba a La Orotava a arreglar los papeles para el subsidio como esposa de combatiente, le contestó que ya no cobraría el subsidio porque Franco se había huido, que la guerra se había terminado y que todos seriamos iguales dentro de pocos días.

CONSIDERANDO Que los expresados hechos han sido calificados acertadamente de acuerdo con las prevenciones contenidas en el Bando declaratorio del Estado de Guerra; y al imponer el Consejo la pena señalada al delito apreciado, en su mínima extensión ha tenido en cuenta la falta de daño producido, la buena conducta del reo y su avanzada edad, estando tambien conforme a derecho las demás declaraciones que se hacen sobre accesoria, abono de prisión y responsabilidad civil, por lo que el fallo dictado es justo y como tal merecedor de la aprobación superior.

CONSIDERANDO Que en la tramitación de la causa se han observado las formalidades legales.

ACUERDO: Proponer a la Autoridad militar la aprobación de la sentencia elevando las actuaciones a la Comandancia General para los efectos del Decreto de trece de Septiembre de mil novecientos treinta y cinco.

EL AUDITOR,

[Firma rubricada de MARIANO GARCÍA CAMBRA, y sello elíptico estampado en tinta, con la leyenda AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS – SANTA CRUZ DE TENERIFE, rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar]

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 36.

 

 

 

ORDENANDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 120 DE 1938


31

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS          SECRETARÍA DE JUSTICIA

Orden del dia 4 de Octubre de 1938 en Santa Cruz de Tenerife

El próximo día 6 de los corrientes a las 16 horas se reunirán en el Palacio de la Mancomunidad                                                                de esta Capital

el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza  que ha de

ver y fallar la causa seguida contra Bernardino Hernandez Lorenzo (Nº 120 de 1938)

por el delito de excitación a la rebelión

EL TRIBUNAL SE CONSTITUIRÁ EN LA FORMA SIGUIENTE:

PRESIDENTE

Teniente Coronel Sr. Don Jose Maldonado Dogour.

VOCALES-CAPITANES

  NOMBRES   DESTINO
Don Jose Campos Albertos   Regimiento Infanteria Tenerife nº 38
Antonio Robles García   Grupo Mixto Artilleria nº 2
Juan Llanos y Paza   Grupo Mixto Ingenieros nº 3
Jose Bethencourt Herrera   Rgmo. Infanteria Tenerife nº 38
Jose Trujillo Torres         Id.         Id.         Id.

VOCAL   PONENTE

El xxxxxxxxxxxxxxx Oficial 1º del Cuerpo Juridico Don Pedro Doblado Saiz

VOCALES   SUPLENTES

 Don Adolfo Erenas de Armas Regimiento Infanteria Tenerife 38
Rafael Peña Leo         Id.           Id.           Id

 FISCAL

El Jurídico Militar de la Comandancia o el Oficial de la Fiscalía en quien delegue.

DEFENSOR

El Capitan de Infanteria Don Miguel Rueda Navarro

JUEZ   INSTRUCTOR

El Comandante del Permanente Don Elisardo Edel Rodriguez

Se invita a los Señores Oficiales de la guarnición francos de servicio para asistir a dicho acto.

El Comandante General,

De orden de S.E.

El Coronel Jefe de E.M.

[Firma rubricada de TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL, precedida por el sello ovalado en tinta de E.M. de la COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS, que lleva en su interior el escudo del águila con el Yugo y las Flechas]

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 31.

CONCLUSIONES DEL FISCAL MIGUEL ZEROLO EN CAUSA 120 DE 1938


21

SEÑOR AUDITOR:

EL FISCAL, en la causa número 120 de 1938, formula con carácter provisional las siguientes conclusiones:

PRIMERO.- Del exámen del procedimiento resultan los siguientes

H EC H OS

El procesado paisano, BERNARDINO HERNANDEZ LORENZO, en el mes de Octubre de 1937, al cruzarse en el pago de La Perdoma, de la Villa de La Orotava  con Aurelia Diaz y Diaz, al preguntarle a ésta que adónde iba y contestarle que a la Orotava a arreglar los papeles para solicitar el subsidio por tener a su marido en el servicio militar, el dicho procesado le manifestó – Que ya no lo cobraban porque Franco se había huido, que la guerra se había terminado y que todos seriamos iguales dentro de pocos días-.

Los hechos relatados son constitutivos de un delito de excitación a la rebelión previsto en el articulo 6º del Bando de la Junta de Defensa Nacional de 28 de Julio de 1.936, en relación con el párrafo 2º del articulo 24  del Código de Justicia Militar y penado en éste último.

Así resulta de todas las actuaciones del sumario.

SEGUNDO.- Del expresado delito es responsable en concepto de autor por participación directa y voluntaria el procesado.

TERCERO.- No existen circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CUARTO.- Renuncia este Ministerio a ulteriores diligencias de prueba y a la asistencia a la de lectura de cargos.

QUINTO.- Procede imponer al procesado una pena de prisión mayor y accesorias legales correspondientes.

SEXTO.- Se abonará al procesado el total del tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta causa.

SEPTIMO.- En cuanto a responsabilidades civiles quedará sujeto el procesado a lo que determina el Decreto-Ley del 10 Enero de 1937.

OCTAVO.- Todo conforme a los citados preceptos legales y demás de general aplicación.

Santa Cruz de Tenerife a 23 de Agosto de 1938.

El Fiscal

P.I.

[Firma rubricada de MIGUEL ZEROLO FUENTES y, a su izquierda, en tinta, sello elíptico de la FISCALÍA JURÍDICO MILITAR DE CANARIAS]

 

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.-  Folio 21.

BERNARDINO HERNÁNDEZ LORENZO SEPTUAGENARIO


DICTAMEN DEL MEDICO DON MAXIMO MARTIN Y MARTIN.

En la Villa de la orotava a veinte y tres de Julio de mil novecientos treinta y ocho. Ante S.S. y de mi el Secretario compareció el facultativo que al margen se expresa quien mentado en forma legal y examinado por las generales de la Ley dijo Ilamarse como queda dicho, mayor de edad; casado vecino de esta Villa donde ejerce sus funciones.

Preguntado convenientemente dijo; que ha reconocido al procesado Bernardino Hernandez Lorenzo cumpliendo la orden del Juzgado y con arreglo a su leal saber y entender puede afirmar que el mismo tiene la edad de setenta años que manifiesta en su declaración indagatoria.

Y leida que le fueesta su declaración dictamen se afirma y ratifica en su contenido firmandola con S.Sª de que doy fe.

[Siguen las firmas rubricadas de JUAN RUMEU GARCÍA, MÁXIMO MARTÍN MARTÍN y GUSTAVO DORTA HERNÁNDEZ].

Cfr. A-TMTQ 5707-186-18.- Causa 120 de 1938.- Folio 14 vuelto.