ANTONIO HARDISSON BAUDET EN LA PATRULLA DEL SERVICIO ESPECIAL NOCTURNO


 

DON LUIS MIRANDA NUÑEZ, COMANDANTE MAYOR ACCIDENTAL DEL REGIMIENTO DE INFANTERIA TENERIFE NUMERO TREINTA Y OCHO DEL QUE ES PRIMER JEFE ACCIDENTAL EL SR, COMANDANTE DON ESTEBAN ARRIAGA ADAN.- CERTlFICO: Que el soldado Antonio Hardisson Baudet, ha prestado sus servicios en la Patrulla del Servicio Especial nocturno de este Regimiento, desde el veinte de Abril de mil novecientos treinta y seis hasta el siete de Abril del corriente año en que marchó expedicionario a la Península.- Y para que conste expido el presente en Santa Cruz de Tenerife a dos de Junio de mil novecientos treinta y ocho.- SEGUNDO AÑO TRIUNFAL.- Luis Miranda Nuñez.- Vtº Bnº El Comandante Jefe Accidental.- Arriaga.- Rubricado- Hay un sello en tinta que dice:- REGIMIENTO DE INFANTERÍA TENERIFE Nº 38 – Santa Cruz de Tenerife.

ES COPIA

El Comisario de Guerra

Luis G. Landero

[Firma rubricada]

[A la izquierda de la rubricada firma del Comisario de Guerra LUIS GÓMEZ-LANDERO BALLESTER, está estampado un sello ovalado que lleva en su interior el escudo nacional del águila imperial aferrando entre sus garras el Yugo y las flechas, rodeado por la leyenda COMISARIA DE GUERRA DE TENERIFE – LEGALIZACIÓN DE DOCUMENTOS.]

 

Cfr.: Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife.- Legajo 606.

 

Anuncios

NOTA DE FRANCISCO BONNÍN GUERÍN


NOTA FACILITADA POR EL COMANDANTE DE ARTILLERIA RETIRADO Sr. BONNIN.-

Suboficial de Infantería D. JOSE LUIS MORA, retirado voluntariamente en Julio de 1.931.- prestó sus servicios en la zona de reclutamiento de esta Capital en los 1.927 a 1.930 bajo las ordenes del Comandante Rodriguez Baster.- Domicilio en la Higuerita.- Casado con hija del cobrador de la Prensa.- Tiene dos hijos.- Este Suboficial no se presentó al estallar el Movimiento faltando a su deber moral.- Es natural de Lerida por donde percibe su haber de retirado y que hoy no percibe ya en virtud de las circunstancias actuales.- Sin duda la falta de dinero le ha inducido a una presentacion con el fin de que le paguen aqui.- Estos antecedentes pueden servir para precaverse de una falta de adhesión al Movimiento del referido Suboficial que ha declarado sinceramente no hallarse ni en pro ni en contra del Movimiento en virtud de ideas propias que le alejan de uno y otro bando”

FUNCIONARIOS MUNICIPALES DETENIDOS 6/8/1936


 

Membrete:

 Escudo republicano

GOBIERNO CIVIL

DE LA

PROVINCIA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

 

Texto:

Excmo. Sr:

En contestación a su atto. escrito de 3 del actual, adjunto tengo el honor de remitir a V.E. relación de los funcionarios municipales de esta provincia que se hallan en situación de detenidos,

Santa Cruz de Tenerife 6 de julio de 1936.

El Gobernador Civil

Julio Fuentes

 [Firma rubricada]

Excmo. Señor. Comandante Militar de Canarias.

 A la izquierda de la firma rubricada hay un sello elíptico en tinta, con el escudo republicano rodeado por la leyenda

GOBIERNO CIVIL DE LA PROVINCIA – SANTA CRUZ DE TENERIFE

Al margen izquierdo:

Núm. 41

Ngdº 1º

 Este oficio tuvo entrada en la Comandancia Militar de Canarias el 7 de agosto de 1936, llevando anexa la relación citada.

 RELACIÓN DE FUNCIONARIOS MUNICIPALES QUE SE HALLAN SITUACIÓN DE DETENIDOS

 ARICO

Secretario Ayuntamiento, D. Sixto Machado Martinez y Guardias municipales Juan García Gómez y Francisco Segura Maral.

 BUENAVISTA

Secretario Ayuntamiento y Guardia municipal

 FASNIA

Secretario Ayuntamiento

 GUIMAR

D. Antonio Cervos Cinto, farmacéutico  titular.

 ICOD

D. Manuel González Trujillo, médico forense y médico municipal; D. Lucas Martinez Pino, Inspector farmacéutico, Daniel Cabrera Pérez, vigilante de consumos; Nazario García Martín, Guardia municipal y Antonio Expósito Espinel, Guarda de Montes.

 LA LAGUNA

Manuel Calero Román y Manuel de la Rosa Izquierdo, guardias municipales Cándido Rojas León, cobrador de arbitrios.

 LA OROTAVA

Juan Hernández Correa, Oficial Mayor de Secretaria; Victoriano Gutiérrez Martín, Oficial 1º de Secretaria; Lucio Illada Quintero, Oficial 2º de Secretaría; Feliciano Jerez Veguero, Médico tocólogo y Casa Socorro; Antonio Gonzalez y Gonzalez , Auxiliar del Director del servicio eléctrico; Acisclo Serrano Merilo, cobrador del servicio electrico; Isidro; Gaspar Martín González, 3º maquinista servicio electrico; Isidro Delgado Suarez, recaudador de arbitrios; Leoncio Estevez Luis, Inspector Jefe Guardia municipal; Bibliano San-Millán López, guardia municipal y Jesús González Hernández, guardia municipal.

 PUERTO DE LA CRUZ

José Rodríguez Barreto y Francisco Jimenez Martin, Auxiliares mecanógrafos; José Pérez Trujillo, Médico de la asistencia pública domiciliaria; Leoncio Peña Hernández; Inspector de Policía Joaquín César Fernández, Guardia municipal y Domingo Hernández Hernández, obrero del servicio eléctrico

 REALEJO ALTO

Alonso Fuentes Gonzalez, guardia municipal y Arturo Díaz Pérez, Agente Ejecutivo.

 REALEJO BAJO

Vicente Hernández González, farmacéutico y Narciso Dorta Fuentes, encargado del registro.

 SANTA CRUZ DE TENERIFE

Jus to Serrano, Guardia municipal Juan Brito Machín, Guardia municipal y José García Prendes, portero

 LOS SILOS

D. José Gorrín Martín, médico titular; D, Jesús Illada Quintero, Director de la Banda de música y el conserje de la misma José Hernández Cejas.

 HERMIGUA

Eduardo Molina, Secretario del Juzgado.

 * * * * * * * * * * *

Referencia:

AIMC.- Caja 1732, Carpeta 22

6 MESES CONVERTIDOS EN MÁS DE 23


DON EUGENIO HURTADO IZQUIERDO, SARGENTO DE COMPLEMENTO DEL REGIMIENTO DE INFANTERIA TENERIFE NUMERO 38 DE GUARNICION DE ESTA PLAZA, SECRETARIO DE LA CAUSA NUMERO 431 DE 1936, INSTRUIDA CONTRA RICARDO GARCIA MORA POR EL DELITO DEL ARTICULO 10 DEL BANDO DE 18 DE JULIO ULTIMO, DE CUYO PROCEDIMIENTO ES JUEZ INSTRUCTOR EL CAPITAN DE INFANTERIA DON JUSTO BLAZQUEZ IZQUIERDO,

DOY FE: Que en el citado procedimiento obran las actuaciones del tenor literal siguiente:

“SENTENCIA.- (Fol. 48 y vtº).- En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a treinta de enero de mil novecientos treinta y siete.-

Vista ante el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza reunido en el Cuartel de Infantería de esta Capital, la causa número 431 de 1.936, instruida por el procedimiento sumarísimo contra el paisano Ricardo García Mora, por el presunto delito del artículo 10 del Bando declaratorio del Estado de Guerra. Oída la lectura de las actuaciones, prueba practicada ante el Consejo, informes del Sr. Fiscal y Defensor y manifestaciones del procesado, y RESULTANDO probado y así se declara que el día que regresaron a esta Capital las fuerzas del Ejército procedentes de la Isla de la Gomera , el procesado paisano Ricardo García Mora que se hallaba en la explanada del muelle manifestó, refiriéndose a los soldados: “ya vienen los borregos”.– CONSIDERANDO que los hechos declarados probados son legalmente constitutivos de un delito de injurias al Ejército definido y castigado en el artículo 258 del Código de Justicia Militar, sin que concurran ni sean de apreciación circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, ni existan civiles que exigir.- CONSIDERANDO que de dicho delito es responsable en concepto de autor por participación directa y material el procesado, paisano, Ricardo García Mora.- VISTOS con los preceptos invocados los demás de pertinente y general aplicación de los Códigos de Justicia Militar y Penal Común.- FALLAMOS que debemos condenar y condenamos al procesado Ricardo García Mora, como autor responsable del delito del que se deja hecho méritos, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de seis meses y un día de prisión menor, con las accesorias de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena, siendole de abono para el cumplimiento de la misma la totalidad del tiempo de prisión preventiva sufrida por razón de esta causa.- Aureliano Martínez [Uribarry].- Elicio Lecuona Diaz.- José Trujillo.- José Pérez [Silva].- Alvaro Fernandez [Fernández].- Francisco Arriaga [Adán].- Pedro Doblado  [Saiz].- Rubricados.”-

“DICTAMEN DEL AUDITOR.- (Fol. 50).- Excmo. ‘Señor:- El Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, reunido en esta para ver y fallar causa seguida contra el paisano Ricardo García Mora, ha pronunciado sentencia, después de cumplido los trámites legales, estimando que los hechos perseguidos son constitutivos de un delito de injurias al Ejército, previsto y penado en el artículo 258 del Código de Justicia Militar, del cual resulta responsable en concepto de autor, sin que concurran circunstancias modificativas, condenandole en su virtud a la pena y accesorias que en el fallo se expresan.- No existiendo error manifiesto en la apreciación de la prueba que pueda motivar disentimiento y aplicada la pena dentro de la extensión legal.-El Auditor propone a V.E. se sirva prestarle su superior aprobación para que sea firme y ejecutoria.- V.E. no obstante resolverá.- Santa Cruz de Tenerife, a 4 de Febrero de 1.937.- El Auditor: José Samsó [Henríquez].- Rubricado y sellado.”

“DECRETO APROBACION.- (Fol 50 vtº).- Santa Cruz de Tenerife 9 de Febrero de 1.937.- De conformidad con el fallo dictado por el Consejo de Guerra y anterior dictamen, condeno al procesado paisano Ricardo García Mora, como autor responsable de un delito de injurias al Ejército a la pena de seis meses y un día de prisión, con las accesorias de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante la condena, para el cumplimiento de la cual le será de abono la totalidad del tiempo de prisión preventiva que haya sufrido por razón de esta causa; y vuelva la misma al Señor Auditor de Guerra de esta Comandancia General a los fines pertinentes.- Angel Dolla Lahoz.- Rubricado y sellado

Lo relacionado anteriormente es conforme y concuerda fielmente con los originales de su razón a que me refiero y para remitir al Señor Gestor Instructor del Excmo. Ayuntamiento de esta Capital, libro el presente de orden y visado por el Sr. Juez Instructor, que firmo en Santa Cruz de Tenerife a doce de Marzo de mil novecientos y siete.

Este documento figura en el legajo 25/18, que se conserva en el Archivo Municipal de Santa Cruz de Tenerife, estando impreso sobre los folios de justicia M 8.964.210 y M 8.964.211.

Dicho legajo contiene el expediente que se le instruye al Vigilante de Consumos D. Ricardo García Mora, por haber sido separado del servicio para fijar su situación definitiva.

Este desdichado funcionario, había sido detenido el día 27 de septiembre de 1936. Emprisionado en la terrible prisión habilitada en los almacenes de Fyffes, se le abrió la Causa 431 de 1936, de la que resultó la condena expuesta en la sentencia de fecha 30 de enero de 1936, cuyo fallo resultaría aprobado, el 9 de Febrero de 1.937, por el general Ángel Dolla Lahoz.

Este general ya había sido cesado en su mando mediante decreto número 184, de fecha 20 de enero de 1937, firmado por Francisco Franco, publicado en el Boletín Oficial del Estado número 96, impreso en Burgos el 24 de enero de 1937, en el cual se dispone que cese en el cargo de Comandante General de las Islas Canarias el Excmo. Sr. D. Ángel Dolla Lahoz, General de Brigada en situación de reserva.

El 12 de febrero de 1937, Ángel Dolla Lahoz hizo entrega del mando de la Comandancia General, a su sustituto Carlos Guerra Zagala, arribado a la isla en el vapor de Transmediterránea “Ciudad de Melilla”.

En el momento de ser condenado a la pena de seis meses y un día, Ricardo García Mora, llevaba detenido, pues, cuatro meses y trece días.

De acuerdo con el propio contenido de la sentencia, este tiempo le sería de abono para el cumplimiento de la misma. Lo cual debería haber significado que extinguiría esa condena el 28 de marzo de 1937.

Sin embargo, tal liberación no tuvo lugar en dicha fecha.

Continuó detenido gubernativamente hasta el día nueve de septiembre de 1938, en que fue puesto en libertad por la Delegación de Orden Público.

Esto es, Ricardo García Mora, condenado a seis meses y un día de prisión menor por haber dicho «ya vienen los borregos», pasó casi dos años en prisión.

Como secuela de esta inicua condena y su prolongación ilegal, perdió su empleo de funcionario municipal, como resultado del expediente de depuración instruido por el Gestor Maximiliano Díaz López, que fue el que puso término al expediente, en 13 de Septiembre de 1937, elevó su propuesta definitiva de responsabilidad a la Corporación proponiendo para el encartado el correctivo de suspensión de empleo y sueldo durante un año por estimarlo incurso en la falta de actuación antipatriótica, en grado medio, y la Comisión Gestora Municipal, en 13 de septiembre de 1937, apartándose de la Propuesta del Gestor Instructor, y atendiendo a que el encartado había sido condenado por un Consejo de Guerra, y continuaba detenido, acordó separarlo definitivamente del servicio como comprendido en grado máximo en el Decreto num. 108 de 13 de Septiembre de 1936.

Tras la lectura de tan farragoso y arbitrario acuerdo, cabría preguntarse:

¿Que hubiera sucedido, si los inicuos encarceladores hubieran puesto en libertad a Ricardo García Mora, al cumplir éste la condena de seis meses y un día, y se hubiera reincorporado a su puesto de trabajo en el Ayuntamiento?

Conocida la inverecundia y arbitrariedad con que eran adoptados los acuerdos, por aquella Comisión Gestora Municipal, surgida de la Rebelión Militar de 18 de julio de 1936, probablemente, Ricardo García Mora, no habría sido readmitido.

Mas, de los futuribles nada puede concluirse, y menos en Historia.

La signatura o clave de la Causa 431 de 1936 es 3948-159-36.

LA GUARDIA CIVIL LE CASTIGABA


EXPLORACION DEL MENOR ANTERO SIMON GONZALEZ

 En Santa Cruz de la Palma a nueve de Agosto de mil novecientos treinta y siete.

Ante el Sr. Juez y de mi el secrettario comparece al anotado al margen quien asegura llamarse como queda dicho de quince años de edad, soletro profesion estudiante, natural de El Paso y vecino de la misma quien advertfio de que iba a prestar declaracion juro decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado y

PREGUNTADO: Diga si conoce a Ovidio Alcover Cardenas, Francisco Duque Martin y Antonio Camacho Simon : Dice que si.

PREGUNTADO: Si despues del diez y ocho de Julio del año ultimo los individuos anteriormente mencionados les dió hojas para repartirlas: Dice que no.

PREGUNTADO.- Si vió la hoja que se le muestra y quien las repartió: Dice que las vió en la plaza, en el Cafe Central y el cafe la Peña pero que no puede decir quien las repartió porque cuando el declarante llego a los antedichos lugares ya estaban repartidas.

PREGUNTADO.- Porque en aterior declaracion dijo que habia repartido las referidas hojas: Dice que lo dijo porque la Guardia Civil que fue quien le tomó declaración le castigaba.

PREGUNTADO.- Diga si tiene algo mas que decir: Dice que no.

Leida se afirma ratifica y firma con S. Sª DOY FE.

 Siguen las firmas de Rafael Alvarez Melo, Antero Simón González y Mario Baudet Oliver.

Rafael Alvarez Melo actuaba de Juez instructor con el grado de Alférez.

Mario Baudet Oliver actuó de Secretario, con el grado de Cabo de Infantería.

La Declaración del menor, por imperativo legal, es denominada eufemísticamente EXPLORACIÓN DEL MENOR, habida cuenta la edad del EXPLORADO.

Con quince añitos, Antero Simón González, tuvo el valor de manifestar que había sido castigado por la Guardia Civil, durante el abusivo interrogatorio a que había sido sometido por la misma.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

El Consejo de Guerra celebrado en Santa Cruz de Tenerife el 18 de enero de 1938, condenó a Francisco Duque Martin, como autor responsable de un delito de excitación para cometer el de rebelión, a la pena de siete años de prisión mayor y accesorias.

El Tribunal estuvo presidido por el Teniente Coronel José Maldonado Dougour, actuando como Vocal Ponente el Oficial 1º del Cuerpo Jurídico Pedro Doblado Sáiz, habiendo sido llevada a cabo la acusación, como Fiscal, por el Oficial Tercero del Cuerpo Jurídico de Complemento Ildefonso Salazar del Hoyo.

El texto transcrito figura en el folio 31 vuelto del sumario instruido en Santa Cruz de La Palma como Juicio Sumarísimo número 247 de 1939, cuyo expediente, identificado como 5778 -189 – 28, se conserva dentro del legajo 189 en el Archivo del Tribunal Militar Territorial Quinto.