SALVADOR ACHA CAAMAÑO EN CONSEJOS DE GUERRA


El general honorario SALVADOR ACHA CAAMAÑO participó activamente como componente de Tribunales dictaminadores de inicuas condenas, en los Consejos de Guerra celebrados en Tenerife, desde los primeros momentos posteriores a la fatídica fecha del 18 de julio de 1936.

1.-

En fecha tan temprana como el 29 de agosto de 1936, el general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO, presidió el Consejo de Guerra contra el Teniente de la Guardia Civil PABLO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ.

Consejo de Guerra en cual se registra la peculiaridad de que los cinco vocales actuantes, eran todos coroneles en situación de disponible,

El Teniente de la Guardia Civil PABLO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ, resultó condenado a SEIS AÑOS Y UN DÍA de prisión mayor con la accesoria de separación del servicio.

Servicio de la Guardia Civil en la cual había ingresado el día de Todos los Santos, primero de noviembre, de 1909.

2.-

El general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO, presidió el Consejo de Guerra de la Primera Pieza Separada de la Causa 50/1936.

Consejo de Guera que, el dos de octubre de 1936, dictó la sentencia, que condenaba a la PENA DE MUERTE a MANUEL VÁZQUEZ MORO – Gobernador Civil depuesto -, ISIDRO NAVARRO LÓPEZ – Secretario del Gobernador Civil depuesto -, y a DOMINGO RODRÍGUEZ SANFIEL, además de una enorme cantidad de larguísimas penas de prisión para la mayoría de los indefensos reos.

Esta sentencia sería recurrida de modo inverecundo por el Fiscal RAFAEL DÍAZ LLLANOS LECUONA.

Atendido este incoherente recurso por el Auditor de Guerra JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, éste decreta la nulidad de la sentencia, y ordena la repetición del Consejo de Guerra.

Consejo de Guerra en el que vuelve a actuar como primer vocal el general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO.

Este reiterado Consejo volvería a condenar con PENA DE MUERTE a MANUEL VÁZQUEZ MORO, ISIDRO NAVARRO LÓPEZ, y a DOMINGO RODRÍGUEZ SANFIEL los mismos tres anteriores, añadiendo una cuarta pena de muerte que sería aplicada a FRANCISCO CASTILLA PADILLA.

Los principios jurídicos in dubio pro reo y non bis in idem fueron ignorados.

3.-

El cuatro de diciembre de mil novecientos treinta y seis, el general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO, vuelve a actuar como vocal para ver y fallar la causa instruida contra el Comandante de Infantería RICARDO CASAS TRABA, acusado del delito de excitación a la rebelión.

El Comandante de Infanteria RICARDO CASAS TRABA, fue condenado a la pena de seis meses y un dia de prisión correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena.

4.-

El mismísimo cuatro de diciembre de mil novecientos treinta y seis, el general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO, vuelve a actuar como vocal en el consejo de Guerra de la primera pieza separada de la causa número 246 de 1936, instruida por el Comandante de Artillería MANUEL FERNÁNDEZ ROBERES,

Este Consejo de Guerra destaca sobremanera, porque en su sentencia se pronuncian 21 condenas a muerte, para DIECINUEVE hombres y DOS mujeres, siendo ejecutados los 19 hombres, dejando vivir a las dos mujeres, que ven sus penas de muerte conmutadas por la inmediata inferior de reclusión perpetua.

El once de enero de 1937, firmaron dicha sentencia estos conspicuos militares:

1.- ANTONIO ALONSO MUÑOZ, General de Brigada honorario

2.- SALVADOR ACHA CAAMAÑO, General de Brigada honorario.

3.- AGUSTÍN PIÑOL RIERA, Coronel de la Guardia Civil.

4.- ENRIQUE ROLANDI PERA, Coronel de Ingenieros.

5.- ISIDRO CÁCERES PONCE DE LEÓN, Teniente Coronel de la Guardia Civil.

6.- AURELIANO MARTÍNEZ URIBARRY, Teniente Coronel de Infantería.

7.- JOSÉ MARÍA CAMPO TABERNILLA, Teniente Coronel de Infantería.

 

Detalles de esta sentencia pueden ser consultados en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2013/05/03/sentencia-ejemplar/

5.-

El treinta de Diciembre de mil novecientos treinta y seis, a las nueve horas se reunió en la sala de Actos del cuartel del Grupo Mixto de Ingenieros numero tres de esta plaza, el consejo de Guerra de Oficiales Generales para ver y fallar la causa seguida contra el Comandante de Infantería BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia.

Dicho tribunal se hallaba presidido por el general honorario movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO,

 

DECRETO.- Santa Cruz de Tenerife a cuatro de Enero de mil novecientos treinta y seis.*

RESULTANDO.- que la presente causa Nº 76 de 1.936, seguida contra el Comandante de Infanteria DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el presente delito de negligencia, fué vista el 30 de Diciembre último, en Consejo de Guerra de Oficiales Generales, constituido por el Excmo. Señor Presidente y seis vocales interviniendo como Asesor el Magistrado de esta Audiencia Provincial Don Ricardo Alcaide Diaz.

RESULTANDO.- Que la sentencia aparece dictada, previo dictamen del Asesor unicamente por el Excmo. Señor Presidente y cinco de los vocales, dejando de intervenir el Teniente Coronel Don Aureliano Martines Uribarry, nombrado como suplente y que debió de hacerlo en la deliberación y fallo para completar el número de los vocales requerido, al asistir el referido Sr. Magistrado en concepto de de asesor y sin voto, de acuerdo con la resolución que obra en el folio 204.

CONSIDERANDO.- Que conforme el artículo 50 del Código de Justicia Militar, del Consejo de Guerra de Oficiales Generales formarán parte el Presidente y seis vocales y al no haberse dictado sentencia en la presente causa, cumpliendo estas condiciones procede decretar la nulidad de la vista y fallo de la misma, por ser nulos los actos ejecutados contra lo dispuesto en la Ley, según dispone el artículo 1º del Código Civil.

ACUERDO.- Decretar la nulidad de la vista y fallo de esta causa cuyo trámites se evacuarán de nuevo con susjección a la Ley, constituyéndose de nuevo el Consejo de Guerra de Oficiales Generales el dia y horas que se señale, y elevese el procedimiento a fin de conformidad a la autoridad Militar.

EL AUDITOR

José Samsó

El tribunal de este Consejo de Guerra se había constituido así:

1.- Salvador Acha Caamaño, General de Brigada,movilizado.

2.- Juan Vara Terán, Coronel de la Guardia Civil, disponible.

3.- Agustín Piñol Riera, Coronel de la Guardia Civil, del 24 Tercio.

4.- Vicente Pelegero Lores, Teniente Coronel de Infantería

5.- José Gómez Romeu, Teniente Coronel de Artillería

6.- Isidro Cáceres y Ponce de León, Teniente Coronel de la Guardia Civil

7.- Aureliano Martínez Uribarry, Teniente Coronel de Infantería.

8.- Ricardo Alcaide Díaz, Magistrado de la Audiencia, como Asesor

Fiscal: Angel Dolla Manera, Teniente Auditor de Tercera.

Defensor: Juan Rumeu García, Capitán de Infantería.

Instructor: José María del Campo Tabernilla, Teniente Coronel de Infantería

6.-

El día primero de mayo de mil novecientos treinta y siete, tuvo lugar el Consejo de Guerra contra el Comandante Médico JULIÁN RODRÍGUEZ PASTRANA Y BALLESTER.

El Tribunal de Oficiales Generales estuvo constituido por estos militares:

1.- ANTONIO ALONSO MUÑOZ, General de Brigada honorario, Presidente.

2.- SALVADOR ACHA CAAMAÑO, General de Brigada honorario.

3.- JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ, Coronel de Infantería

4.- AGUSTÍN PIÑOL RIERA, Coronel de la Guardia Civil.

5.- VICENTE PELEJERO LORES, Coronel de Infantería

6.- AURELIANO MARTÍNEZ URIBARRY, Teniente Coronel de Infantería.

 

El Comandante Médico JULIÁN RODRÍGUEZ PASTRANA Y BALLESTER, resultó condenado a la pena de seis meses y un dia de prisión militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena

 

LIQUIDACIÓN DE CONDENA DE BALTASAR GÓMEZ NAVARRO


232     M.8,894,755

 

LIQUIDACION DE CONDENA DEL ENCARTADO

COMANDANTE DE INFANTERÍA
DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO

 

Años

Meses

Días

Fue condenado a la   pena de Prisión Militar correccional

6

1

En prisión   preventiva desde el dia 3 de Agosto de 1936, hasta el 9 de Febrero de 1937,
que se hizo firme la sentencia y que le sirve de abono para su cumplimiento

6

11

Dejó extinguida su condena el dia 30 de Enero de 1937

Santa Cruz de Tenerife a 11 de Febrero de 1.937

El Teniente Coronel Juez Instructor,

J del Campo

[Firma rubricada]

233     M.8,894,757

 

LIQUIDACION ESPECIAL DE LA ACCESORIA DE SUSPENSION DE EMPLEO DEL CONDENADO COMANDANTE DE INFANTERIADON
BALTASAR GOMEZ NAVARRO.

Comandancia General de Canarias

Juzgado Eventual del Regimiento Infanteria Tenerife número 38

 

Fue condenado por sentencia del Consejo de Guerra de Oficiales Generales en primero de Febrero de mil novecientos treinta y siete, a la pena de seis meses y un dia de prisión militar correccional y accesorias de suspensión de empleo.

Le fue notificada la sentencia al encartado el once de Febrero de mil novecientos treinta y siete.

Dejará extinguida la accesoria de suspensión de empleo el diez de Agosto de mil novecientos treinta y siete.

Santa Cruz de Tenerife a 11 de Febrero de 1.937

El Teniente Coronel Juez Instructor,

J del Campo

[Firma rubricada]

 

Cfr.: Causa 76 de 1936 (3909-158-31).- Folios 232 y 233.

DICTAMEN Y CONDENA FINAL EN CAUSA 76 DE 1936


227

M.8,922,880

 

DICTAMEN DEL AUDITOR.

 

Excmo. Señor.

El Consejo de Guerra de Oficiales Generales, reunido en esta, para ver y fallar la causa seguida contra el Comandante de Infanteria DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, ha pronunciado sentencia después de cumplido los trámites legales, estimando que los hechos perseguidos son constitutivos de un delito de negligencia, del cual resulta
responsable en concepto de autor sin que concurran circunstancias modificativas condenándole en su virtud a la pena y accesorias que en el fallo se expresa.

No existiendo error manifiesto en la apreciación de la prueba que pueda motivar disentimiento y aplicada la pena dentro de la extensión legal.

El Auditor propone a V.E. se sirva prestarle su superior aprobación para que sea firme y ejecutoria.

Santa Cruz de Tenerife a 3 de Enero de 1.937.

EL AUDITOR

José Samsó

[Firma rubricada]

[A la izquierda de la rubricada firma del Coronel JOSÉ SAMSÓ HENRÍQUEZ, hay un sello elíptico en tinta, con la leyenda AUDITORIA DE GUERRA DE CANARIAS –
SANTA CRUZ DE TENERIFE,
rodeando el emblema del Cuerpo Jurídico Militar].

 

SANta Cruz de Tenerife 8 de Febrero de 1937.

En atención al parentesco que me liga con el Fiscal, me inhibo del conocimiento de esta causa nº 76 de 1936 de conformidad con lo preceptuado en el artº 361 del Código de Justicia Militar, en relación con el núm. 1º del artº 150 del propio Cuerpo Legal, y pase al Excmo. Señor General Gobernador Militar de esta Plaza, para su despacho.

Angel Dolla Lahoz

[Firma rubricada]

[A
la izquierda de la firma rubricada del General de brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, está estampado el sello de E.M. de la Comandancia General de las Islas Canarias].

SAN

228   M.8,922,881

 



– – – -ta Cruz de Tenerife 8 de enero de 1937.

De conformidad con el fallo dictado por el Consejo de Guerra y anterior dictamen; condeno al procesado, Comandante de Infantería, DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, como autor responsable de un delito de negligencia, a la pena de seis meses y un día de prisión militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena, para cumplimiento de la cual le será de abono todo el tiempo de prisión preventiva sufrida por esta causa; y vuelva la misma al Señor Auditor de Guerra de esta Comandancia General, a los fines pertinentes.

Antonio Alonso

[Firma rubricada]

Debajo, y a la izquierda, de la firma rubricada del General de brigada honorario movilizado ANTONIO ALONSO MUÑOZ, está estampado el sello de E.M. de la Comandancia General de las Islas Canarias.

Cfr.: Causa 76 de 1936 (3909-158-31).- Folios 228 y 229.

SEGUNDA SENTENCIA CONTRA BALTASAR GÓMEZ NAVARRO


224

M.8,894,690

 

S E N T E N C I A

Señores

Excmo. Señor don Salvador Acha Caamaño

Don Agustín Piñol Piera

“  Vicente Pelegero Lores

“  Isidro Cáceres y Ponce de León

“   Aureliano Martinez Uribarry

“   José Pérez Andreu

“   Manuel Martin de la Escalera

 

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a primero de Febrero de mil novecientos treinta y siete.

Vista ante este Consejo de Guerra de Oficiales Generales, integrado por los Señores anotados al margen en Audiencia Publica y Juicio Sumarísimo la presente causa número setenta y seis del año mil novecientos treinta y seis seguida por el delito de negligencia contra Don Baltasar Gómez Navarro, de 45 años de edad, natural de Madrid, casado, vecino de Santa Cruz de Tenerife, hijo de Blas y de Rosa, Comandante de Infantería, con instrucción de buena conducta y sin antecedentes penales, en prisión provisional en cuya causa ha sido única parte acusadora el Ministerio Fiscal, siendo defendido el procesado por el Capitán de Infantería, Don Juan Rumeu.

RESULTANDO:

Que con motivo del Movimiento Nacionalista, que proyectara en esta Capital el Excmo. Señor General, Don Francisco Franco Bahamonde, varios días antes del 18 de Julio pasado, encomendo al procesado, Comandante de Infantería, Don Baltasar Gomez Navarro la misión de marchar a la Isla de la Palma, donde debía permanecer hasta tener noticias comprobadas de haberse declarado el Estado de Guerra en el Archipiélago o Provincia de Tenerife en cuyo momento se encargaría de la Comandancia Militar de dicha Plaza y procediera a la publicacion del Bando declarando el Estado de Guerra, ejerciera mando de todas las fuerzas de Orden Público, pero continuando en el mando de las Tropas del Regimiento de Infantería destacadas, el Capitán que hasta entonces desempeñaba la Comandancia. En cumplimiento de tal misión el referido Comandante Sr. Gómez
Navarro marchoa la Isla de La Palma y ya en ella, el día 18 de Julio pasado sobre las dos de la tarde como circulase públicamente la noticia de que se había declarado el Estado de Guerra en las Provincias de Tenerife y Las Palmas, lo que llego a conocimiento del Señor Navarro se dirigio al Cuartel de Infantería en donde se contaba con unos treinta hombres incluidos clases y soldados, tomando medidas, dando órdenes y disposiciones, a fin de que a las 22 horas saliesen las fuerzas a publicar el Estado de Guerra, lo que después no tuvo realidad por si la fuerza de la Guardia Civil no cumplio con las ordenes que se le diesen encerrandose en el Cuartel con la fuerza en vista de que se supo que el pueblo estaba armado, quedando por cumplir su deber militar hasta el día 25 siguiente que con motivo de la llegada a la población del cañonero “Canalejas” conduciendo una Compañía de Infantería la que desembarcada, llegó a los sitios que estimo oportunos sin encontrar resistencia alguna, saliendo del Cuartel la fuerza al mando del Sr. Navarro y publicándose el Bando y tomando cuantas medidas militares estimo oportunas, pero sin que durante los dias 18 al 25
citados procediese con la energía necesaria para reprimir la rebelio que en el pueblo existia, hechos que declaramos probados.

RESULTANDO
que el Ministerio Fiscal, en su acusacion relato los hechos como un delito de negligencia previsto y penado en Artículo 274 del Codigo de Justicia Militar considerando responsable del mismo criminalmente, como autor al procesado Sr. Gomez Navarro, no apreciando la concurrencia de circunstancia modificativa alguna solicitando se le impusiese una pena de 16 años de reclusión temporal militar con las accesorias legales y abono del todo el tiempo de prisión provisional sufrido sin exigirle responsabili

225
M.8,894,691

dad civil de ninguna clase.

RESULTANDO
Que la Defensa del procesado en igual tramite nego que su defendido hubiera realizado los hechos que se le atribuian solicitando se dictara sentencia absolutoria.

CONSIDERANDO:
Que los hechos que se declaran probados son legalmente constitutivos de un delito de negligencia definido y castigado en el articulo 277 nº 2º del Codigo de Justicia Militar, ya que aun en el caso de contar con insignificante fuerza militar no resulta que tomase medida alguna a fin de cumplir la publicación del Bando Militar declarando el Estado de guerra, concretándose a constituirse dentro del Caurtel situación en que continuo hasta la llegada del cañonero “Canalejas”, en que con tal motivo llevo a efecto su publicación.

CONSIDERANDO
que del delito expresado es criminalmente responsable en concepto de autor, por su participación directa, material y voluntaria el procesado Don Baltasar Gomez Navarro.

CONSIDERANDO:

Que en la realización del mismo no han concurrido ni son de apreciar circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

CONSIDERANDO:
Que en el presente caso no han sido exigidas ni cabe imponer al procesado responsabilidades civiles, que la Justicia Militar es un servicio del Estado que se administra gratuitamente; que los Tribunales impondran la pena señalada en la extensión que estime justa y que la prisión correccional por menos de tres años lleva consigo como accesoria la de suspensión de empleo para los Oficiales con los efectos determinados en el Artículo 193 del Codigo de Justicia Militar.

Vistos ademas de los artículos 17, 172, 174, 176, 177,180, 203, 206 y 340 del citado Codigo, así como los demás preceptos de general aplicacion.

FALLAMOS:
Que debemos condenar y condenamos al procesado Baltasar Gómez Navarro, como autor criminalmente responsable de un delito de negligencia militar sin la concurrencia de de circunstancias modificativas de la responsabilidad, a la pena de seis meses y un dia de prision militar correccional, con la accesoria de suspension de empleo durante el tiempo de la condena, con los efectos prevenidos en el Artículo 193: Para el cumplimiento de la misma le abonamos todo el tiempo de prisión provisional sufrida sin exigirles responsabilidad civil, poniéndose esta Sentencia en conocimiento del Iltmo. Señor Auditor.

Asi por esta nuestra Sentencia definitivamente juzgamos, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

[Siguen las firmas, todas rubricadas, de SALVADOR ACHA CAAMAÑO, AGUSTIN PIÑOL RIERA, VICENTE PELEGERO LORES, ISIDRO CÁCERES PONCE DE LEÓN, AURELIANO MARTÍNEZ URIBARRY, MANUEL MARTÍN DE LA ESCALERA, y JOSÉ PÉREZ ANDREU].

Cfr.: Causa 76 de 1936 (3909-158-31).- Folios 224 y 225.

Compárese el texto transcrito de esta definitiva sentencia, con el de los folios 208 y 209, donde el Comandante BALTASAR GÓMEZ NAVARRO fue condenado a a la pena de DOS años de prisión militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena con los efectos prevenidos en el Artículo 193.

El contenido de estos folios 208 y 209, ha sido publicado en

 https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2011/06/06/sentencia-contra-baltasar-gomez-navarro/

SEGUNDO CONSEJO DE GUERRA EN CAUSA 76 DE 1936


M.8,894,662

222

 

A C T A

 

En Santa Cruz de Tenerife a primero de Febrero de mil novecientos treinta y siete.

Se extiende la presente en cumplimiento de lo prevenido en el artículo 585 del Código de Justicia Militar para hacer constar:

Que en esta fecha y siendo las nueve horas, se reunió en la Sala de Actos del Cuartel de San Carlos, del Regimiento de Infanteria Tenerife número treinta y ocho, el Consejo de Guerra de Oficiales Generales para ver y fallar la causa seguida contra el Comandante de dicho Cuerpo DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia; dicho tribunal se hallaba constituido por el Exmo. Señor General de Brigada Don Salvador Acha Caamaño, movilizado, como Presidente; Vocales Coronel de la Guardia Civil Don Agustín Piñol Riera, Coronel de Infantería Don Vicente Pelegero Lores Teniente Coronel de la Guardia Civil Don Isidoro Cáceres y Ponce de Leon, Teniente Coronel de Infantería Don Aureliano Martinez Uribarri, movilizado, Teniente Coronel de Infanteria Don José Pérez Andreu, movilizado, no habiendo formado parte del Tribunal el Coronel de Artilleria Señor Don José Gómez Romeu, por haber embarcado en la noche de ayer destinado a la  peninsula, sustituyéndole el vocal suplente Comandante de Ingenieros Don Manuel Martin de la Escalera. El Magistrado de la Audiencia de est a Capital Don Ricardo Alcaide Díaz, como Asesor; representado el Ministerio fiscal por el Teniente Auditor de segunda Don Ángel Dolla Manera y el Capitán de Infanteria Don Juan Rumeu Garcia como Defensor, y Comandante de Infanteria Don Luis Miranda Nuñez como Vocal suplente, no hallandose presente el procesado por haber renunciado a ello; pero a disposición del Consejo.

Leido el apuntamiento por el Señor Juez instructor en que se dio cuenta de la causa en Audiencia pública pororden de la Presidencia.

Renunciando las partes interesadas al examen de los testigos por haberlo hecho ya en el primer Consejo. Concedida la palabra al Señor fiscal, este hace un pequeño relato en el que sigue manteniendo la acusación anterior, en la que solicita se le imponga al procesado la pena de dieciséis años de reclusión militar temporal con las accesorias legales, sin exigir responsabilidades civiles. Acto seguido con la venia de presidencia, la defensa hace un en extenso relato de toda la actuación de su defendido durante la permanencia de aquél en Santa Cruz de La
Palma, y termina pidiendo al Tribunal la absolución completa de su patrocinado.
Seguidamente el procesado es llamado por la presidencia preguntándole si tenia algo que exponer ante el Consejo, manifestando aquél que nada.

Quedando inmediatamente el Consejo de guerra reunido en sesión Secreta para deliberar y dictar sentencia de todo lo cual doy fé.

J M del Campo

              Vº     Bº

El General Presidente

    Salvador Acha

[Ambas firmas rubricadas.]

Cfr.: Causa 76 de 1936 (3909-158-31).- Folio 222.

MAGISTRADO RICARDO ALCAIDE OPINA EN CAUSA 650 DE 1936


 

118       M.8,765,226

 

Don Ricardo Alcaide y Diez, Magistrado de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Asesor en el Consejo de Guerra de Oficiales Generales en causa número 650 de 1936 contra don Julián Rodríguez Pastrana y Ballester; emite su opinión por escrito.-

En las pruebas practicadas resulta y es de estimar probado que el Comandante Médico Don Julián Rodríguez Pastrana y Ballester, con pleno conocimiento del Decreto de 19 de julio de 1934 que prohibía a los militares pertenecer a partido político alguno, al pedir su baja en el partido de Izquierda Republicana al que pertenecía, propuso al entonces Presidente que le considerase como afiliado honorario, enviando la cuota como donativo anónimo o aceptando desde luego cualquiera otra formula que el mismo le indicara para no abandonar las filas del partido, lo que evidencia que siguió perteneciendo al mismo a pesar de prohibirlo aquella disposición.

El referido procesado perteneció a la Secta masónica donde alcanzó el grado 33.

El expresado hecho es constitutivo de un delito de desobediencia del artículo 267 del Código de Justicia Militar por mandato expreso del párrafo segundo del artículo primero del Decreto de 19 de julio de 1934 del cual es responsable el procesado; dicho delito tiene pena de prisión militar correccional a prisión militar mayor la cual puede imponer el Tribunal en la extensión que estime justa conforme al artículo 172 del Código de Justicia Militar.-

Santa Cruz de Tenerife, 1º de Mayo de 1937.

Ricardo Alcaide

[Firma rubricada]

Cfr.: Causa 650 de 1936 (5737- 188 – 3).- Folio 118.

 

DECRETANDO NULIDAD DE VISTA Y FALLO EN CAUSA 76 DE 1936


M.8,890,832

212

 

D E C R E T O .-

Santa Cruz de Tenerife a cuatro de Enero de mil novecientos treinta y seis.*

RESULTANDO.-

Que la presente causa Nº 76 de 1.936, seguida contra el Comandante de Infanteria DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el presunto delito de negligencia, fue vista el 30 de Diciembre último, en consejo de guerra de Oficiales Generales, constituido por el Excmo. Señor Presidente y seis vocales interviniendo como asesor el Magistrado de esta audiencia Provincial don Ricardo Alcaide Díez.

RESULTANDO.-

Que la sentencia aparece dictada, previo dictamen del Asesor únicamente por el Excmo. Señor Presidente y cinco de los vocales, dejando de intervenir el Teniente Coronel Don Aureliano Martinez Uribarry, nombrado como suplente y que debió de hacerlo en la deliberación y fallo para completar el número de los vocales requerido, al asistir el referido Sr. Magistrado en concepto de asesor y sin voto, de acuerdo con la resolución  que obra en el folio 204.

CONSIDERANDO.-

Que conforme el artículo 50 del Código de Justicia Militar, del Consejo de Guerra de Oficiales Generales formarán parte el Presidente y seis vocales y al no haberse dictado sentencia en la presente causa, cumpliendo estas condiciones procede decretar la nulidad de la vista y fallo de la misma, por ser nulos los actos ejecutados contra lo dispuesto en la Ley, según dispone el artículo 4º del código civil.

ACUERDO.-

Decretar la nulidad de la vista y fallo de esta causa cuyos trámites se evacuarán de nuevo con susjección a la Ley, constituyéndose de nuevo el consejo de guerra de Oficiales Generales el día y hora que se señale, y elévese el procedimiento a fin de conformidad a la autoridad Militar.

EL AUDITOR

José Samsó

[Firma  rubricada]

 Santa Cruz de Tenerife8 de Enero de 1937.

En atención al parentesco que me liga con el fiscal, me inhibo del conocimiento de esta causa nº 76 de 1936 de conformidad con lo preceptuado en el artº 361 del Código de Justicia Militar, en relación con el núm. 1º del artº 150 del propio cuerpo Legal, y pase al Excmo. Señor General gobernador Militar de esta Plaza, para su despacho.

Angel Dolla

[Firma rubricada]

A la izquierda de la firma rubricada del General de brigada ÁNGEL DOLLA LAHOZ, está estampado el sello de E.M. de la Comandancia General de las Islas Canarias.

SAN

213   M.8,890,83

 

ta Cruz de Tenerife 8 de enero de 1937.

De conformidad con el anterior acuerdo; y vuelva esta causa al señor Auditor de Guerra de esta Comandancia General, a los fines pertinentes.

Alonso

[Firma rubricada]

Debajo, y a la izquierda, de la firma rubricada del General de brigada honorario movilizado ANTONIO ALONSO MUÑOZ, está estampado el sello de E.M. de la Comandancia General de las Islas Canarias.

 

Cfr.: Folios 212 y 213 de la Causa 76 de 1936 (3909-158-31).

 

* * * * * * * * * * *

* El mecanógrafo debía haber escrito siete, no seis. Obvio error mecanográfico típico del cambio de año.

SENTENCIA CONTRA BALTASAR GÓMEZ NAVARRO


 

M.8,894,156

208

 

S E N T E N C I A

Señores

Excmo señor don Salvador Acha Caamaño

Don Juan Vara Terán

“   Agustín Piñol Piera

“  Vicente Pelegero Lores

“  José Gómez Romeu

“  Isidoro Cáceres y Ponce de León

En la Plaza de Santa Cruz de Tenerife a treinta de Diciembre de mil novecientos treinta y seis

Vista ante este Consejo de Guerra de Oficiales Generales, integrado por señores anotados al margen en Audiencia pública y Juicio Sumarísimo la presente causa nº 76 del año 1.936 seguida por el delito de negligencia contra Don Baltasar
Gómez Navarro, de 46 años de edad, natural de Madrid. Casado, vecino de Santa Cruz de Tenerife, hijo de Blas y de Rosa, comandante de Infantería, con Instrucción de buena conducta y sin antecedentes penales en prisión provisional en cuya causa ha sido única parte acusadora el Ministerio Fiscal siendo defendido el procesado por el Capitán de Infantería, Don Juan Romeu.

RESULTANDO:

Que con motivo del Movimiento Nacionalista, que proyectara en esta Capital el Excmo. Señor General, Don Francisco Franco Bahamonde, varios días antes del 18 de Julio pasado, encomendó al procesado, Comandante de Infantería, don Baltasar Gómez Navarro, la misión de marchar a la Isla de la Palma, donde debía permanecer hasta tener noticias comprobadas de haberse declarado el Estado de Guerra en el Archipiélago o Provincia de Tenerife en cuyo momento se encargaría
de la Comandancia Militar de dicha Plaza y procediera a la publicación del Bando declarando el Estado de Guerra, ejerciera mando de todas las fuerzas de Orden Público, pero continuando en el mando de las Tropas del Regimiento de
Infantería destacadas, el Capitán que hasta entonces desempeñaba la Comandancia.
En cumplimiento de tal comisión el referido Comandante Sr. Gómez Navarro marchó a la Isla de La Palma y el día 18 de Julio pasado sobre las dos de la tarde como circulase públicamente la noticia de que se había declarado el Estado de
guerra en las Provincias de Tenerife y Las Palmas lo que llego a conocimiento del Sr. Navarro se dirigió al Cuartel de Infantería en donde se contaba con unos treinta hombres incluidos Clases y Soldados, tomando medidas, dando órdenes
y disposiciones, a fin de que a las veintidós horas saliesen las fuerza a publicar el estado de Guerra lo que después no tuvo realidad por si la fuerza de la Guardia Civil no cumplió con las ordenes que se le diesen encerrándose en el Cuartel con la fuerza en vista de que se supo que el Pueblo estaba armado quedando por cumplir su deber Militar hasta el día veinticinco siguiente que con motivo de la llegada a la Población del Cañonero “Canalejas” conduciendo una Compañía de Infantería la que desembarcada llegó a los sitios que estimó oportunos sin encontrar resistencia alguna saliendo del Cuartel la fuerza al mando del Sr. Navarro y publicándose el Bando y tomando cuantas medidas militares estimó oportunas, pero durante los días 18 al 25 citados procediese con la energía necesaria para reprimir la rebelión que en el Pueblo existía, hechos que declaramos probados.

RESULTANDO:

Que el Ministerio Fiscal, al dar lectura de la acusación relató los hechos como un delito de negligencia previsto y penado en Artículo nº 274 del Código de Justicia Militar considerando responsables del mismo criminalmente, como autor
al procesado señor Gómez Navarro, no apreciando la concurrencia de circunstancia modificativa alguna solicitando se le impusiera una pena de 16 años de reclusión temporal militar, con las accesorias legales y abono del todo el tiempo de prisión provisional sufrido sin exigirle responsabilidad civil de ninguna clase.

RESULTANDO:

Que la Defensa del procesado en igual trámite negó que su defendido hubiera realizado los hechos que se le atribuían solicitando se dictara sentencia absolutoria.

CONSIDERANDO:

que los hechos que se declaran probados son legalmente constitutivos de un delito de negligencia definido

209            M.8,894,157

y castigado en el Artículo 277 número primero del Código de Justicia Militar

CONSIDERANDO:

Que del delito expresado es criminalmente responsable en concepto de autor por su participación directa material y voluntaria el procesado Don Baltasar Gómez Navarro.

CONSIDERANDO:

Que en la realización del mismo no han concurrido ni son de apreciar circunstancias modificatrivas de la responsabilidad criminal.

CONSIDERANDO:

Que en el presente caso no han sido exigidas ni cabe imponer al procesado responsabilidades civiles que la Justticia Militar es un servicio del estado que se administra gratuitamente: que los Tribunales impondrán la pena señalada en la extensión que estime justa y que la prisión correccional por menos de tres años lleva consigo como accesoria la de suspensión de empleo para los Oficiales con los efectos determinados en el artículo 193 del código de Justicia Militar, vistos además de los artículos 171-172-174-176-177-180-203-206 y 340 del citado código, así como los demás preceptos de general aplicación.

F A L L A M O S :

Que debemos condenar y condenamos al procesado don Baltasar Gómez Navarro como autor criminalmente responsable de un delito de negligencia militar sin la concurrencia de de circunstancias modificativas de la responsabilidad, a la pena de dos años de prisión militar correccional, con la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena con los efectos prevenidos en el Artículo 193: Para el cumplimiento de la misma le abonamos todo el tiempo de prisión provisional sufrida sin exigirles responsabilidad civil, poniéndose esta sentencia en conocimiento del Ilmo. Sr. Auditor.

Asi por nuestra sentencia definitivamente juzgamos lo pronunciamos mandamos y firmamos.

Entre renglones en la segunda cara, vale= Y sin exigirle responsabilidad civil, entre renglones en la tercera cara, vale.

Santa Cruz de Tenerife, 30 de diciembre de 1936.-

[Siguen las firmas, todas rubricadas de JUAN VARA TERÁN, SALVADOR ACHA CAAMAÑO, AGUSTIN PIÑOL RIERA, VICENTE PELEGERO LORES, JOSÉ GÓMEZ ROMEU e ISIDRO CÁCERES PONCE DE LEÓN.

 

 

COMANDANTE GOMEZ LLEVABA UN OFICIO RESERVADO DE FRANCO


M.8,894,222

206

A C T A

En Santa Cruz de Tenerife a treinta de Diciembre de mil novecientos treinta y seis.

Se extiende la presente en cumplimiento de lo prevenido en articulo 585 del Código de Justicia Militar para hacer constar:

Que en dicha fecha y siendo las nueve horas se reunió en la sala de Actos del cuartel del Grupo Mixto de Ingenieros numero tres de esta plaza, el consejo de Guerra de Oficiales Generales para ver y fallar la causa seguida contra el Comandante de Infantería DON BALTASAR GOMEZ NAVARRO, por el delito de negligencia; dicho tribunal se hallaba constituido por el Excmo. Sr. General de brigada Don Salvador Acha Caamaño, movilizado, como Presidente; Vocales Coronel de la Guardia Civil Don Juan Vara Terán, disponible; Coronel de la Guardia Civil Don Agustin Piñol Riera, del 24 Tercio; Teniente Coronel de Infantería Don Vicente Pelegero Lorca, Caja de Recluta; Teniente Coronel de Artillería Don José Gómez Romeu, Grupo Mixto numero 2; Teniente Coronel de la Guardia Civil Don Isidoro Cáceres y Ponce de Leon; Teniente Coronel de Infanteria Don Aureliano Martinez Uribarry como Vocal suplente; El Magistrado de la Audiencia de esta Capital Don Ricardo Alcaide Díaz, como Asesor; representado el Ministerio fiscal por el Teniente Auditor de Tercera Don Ángel Dolla Manera, y el Capitan de Infanteria Don Juan Rumeu Garcia como defensor, no hallándose presente el procesado por haber renunciado a ello, pero a disposición del consejo. Leido el apuntamiento por el Sr. Juez instructor en que se dio cuenta de la causa en Audiencia Publica.

El Sr. Presidente suspende la sesión por quince minutos, terminado el tiempo señalado se reanuda esta acto seguido comparece el procesado llamado por la Presidencia el que prometió en forma legal contestar a lo que fuere interrogado el Ministerio Publico renuncia primeramente al examen del procesado siendo aquel acto seguido interrogado por el defensor sobre los extremos en que se basaron su actuación desde el principio en que aquel desembarco en la Palma haciendo un municioso relato  a preguntas del defensor de toda su actuación.

Seguidamente el Sr. Fiscal interroga al procesado que dia llego a la Palma y que instrucciones tenia del General Franco, contestando el procesado que llego el dia dieciséis que fue a producir el movimiento nacional y a declarar el estado de guerra cuando fuera necesario; pero que por no tener noticias concretas de lo que ocurria en Santa Cruz de Tenerife por carecer de Radios tan solo la de Telegrafos y que en esta solo la pudo oir el dia diecisiete, donde todavía no se habían tenido noticias del, movimiento nacional y que el dia dieciocho estuvieron cercados por los rebeldes y que ignora si hubo disparos.

Acto seguido Sr. Presidente pide se lean las instrucciones que el procesado llevo a la Palma y a preguntas de la Presidencia dijo, que las instrucciones le fueron verbales porque en aquellos días no se escribia nada de ello.

Seguidamente el Sr. Presidente interroga al testigo Capitan Don Alvaro Fernandez el que promete en forma legal contestar a lo que fuese interrogado, preguntándole el Ministerio Fiscal si aquel era Jefe del destacamento de la Palma cuando fue a aquella ciudad el Comandante don Baltasar Gomez Navarro, contestando que si, y que dicho Jefe llevaba un oficio reservado del Excmo. Señor General Franco para que se hiciera cargo del citado destacamento. El Defensor tambien interroga a este testigo sobre los extremos y noticias que tuvieran en la ciudad de Santa Cruz de la Palma, contestando este que solo se decía que había un movimiento revolucionario sin saber de que carácter.

El Sr. Presidente hace comparecer al testigo paisano propuesto por la defensa Don Luis Cobiella Zaera, el que promete en forma legal decir verdad, contestando a preguntas de la defensa si se afirmaba en el informe que se le pone de
manifiesto y que figuraba unido a la causa, si era el mismo que promovió contestando que si y que seguidamente fue leído por el Sr. Juez Instructor por orden de la Presidencia.

No comparecieron los demás testigos al acto por haber renunciado las pruebas, haciendo acto seguido el fiscal el relato de los hechos por haberle sido concedida la palabra por la Presidencia y terminando los mismos solicito para
el procesado se le impusiera la pena de dieciséis años de Reclusion Militar Temporal con las accesorias legales y sin exigir responsabilidades civiles, terminada la acusación Fiscal el Sr, Presidente suspendió el acto hasta las quince horas.

A las quince horas se vuelve a reunir nuevamente el consejo concedida la palabra por el Sr. Presidente después de abierta la sesión en Audiencia Publica, al defensor, este hace un municiosa relato de los hechos de su inculpado, calificándolos que obro con acierto en toda su actuación esperando ordenes concretas para poder actuar en debida forma y termina solicitando para su defendido la absolución.

Acto seguido el Sr. Fiscal solicita a la Presidencia hacer nuevamente un pequeño relato el que le fue concedido rebatiendo lo dicho por la defensa y termina manteniendo su acusación como primeramente lo hizo.

La defensa solicita de la Presidencia que le conceda nuevamente la palabra, manifestando que lo dicho por el Sr. Fiscal era solamente rebatiéndole los extremos que anteriormente dejo expuestos y que este siempre mantenía lo dicho.

Y finalmente el Sr. Presidente hace comparecer al procesado y le interroga si tiene algo que exponer ante el Consejo, manifestando aquel, que nada. Quedando inmediatamente el consejo de guerra reunido en sesión secreta para deliberar y
dictar sentencia de todo lo cual doy fe.

J del Campo

               Vº   Bº

El General Presidente

              Acha

[Las firmas simplificadas del Teniente Coronel JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA y del general honorífico movilizado SALVADOR ACHA CAAMAÑO, están rubricadas.]

Cfr.: Folio 206 de la Causa 76 de 1936 (3909-158-31).

* * * * * * * * *

La presencia del Teniente Coronel JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, como fedatario del Acta del Consejo de Guerra, devenía de la orden contenida en oficio de fecha 24 de octubre de 1936, firmado por el general ÁNGEL DOLLA LAHOZ, Comandante General de las Islas Canarias. Oficio dirigido al Teniente Coronel ENRIQUE ROLANDI PERA que dice así:

Sírvase V.S. remitirme el expediente relativo al asunto de la Palma, con el fin de que una vez visto por mi, pasarlo al Teniente Coronel de Infantería, DON JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, para que con el carácter de Juez Instructor, lo continúe.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Santa Cruz de Tenerife 24 de Octubre de 1936

Angel Dolla

[Firma rubricada]

 

Cfr.: Folio 132 de la Causa 76 de 1936 (3909-158-31).