DESCONOCIÉNDOSE EL ACTUAL PARADERO


Oficio sobre papel común que se ha habilitado con un sello estampado en tinta con la leyenda

COMANDANCIA GENERAL DE LAS ISLAS CANARIAS

E.M.

43

En contestación a su escrito de 12 actual, manifiesto a V. que el paisano VICENTE VALLADOLID MESA que se encontraba detenido en la Prisión Militar de esta Plaza fue puesto en libertad el día 20 de Octubre del pasado año desconociéndose el actual paradero del individuo de referencia.

Dios guarde a V. muchos años.

Santa Cruz de Tenerife 22 de lebrero de 1.937.

De orden de S.E.

El Coronel Jefe de Estado Mayor

Teódulo G. Peral

[Firma rubricada]

[Al pie]

Teniente Juez Instructor D. Ramón Díaz Gutiérrez

Cfr.: ATMTQ 6680–214–11.- Pieza separada nº 1 de la Causa 223 de 1936.- Folio 43.

* * * * * * * * * * * *

Nota del transcriptor:

VICENTE VALLADOLID MESA había sido «SACADO» de la Prisión Costa Sur (Fyffes), y DESAPARECIDO.

Asimismo fueron DESAPARECIDOS otros dos prisioneros traídos desde La Gomera: JUAN RENDÓN SAN FRANCISCO y LEONCIO FAGUNDO FERNÁNDEZ.

Para saber algo más de estos tres DESAPARECIDOS, véanse estas referencias cibernéticas

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/26/juan-rendon-puesto-en-libertad-por-error/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/21/604/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/27/requisitoria-contra-juan-rendon/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/11/requisitoria-contra-leoncio-fagundo-hernandez/

Pieza separada de la Causa 223 de 1936. Signatura o clave 3963 – 160 – 13.

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/24/%c2%abliberado-por-error%c2%bb-declarado-rebelde/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/23/requisitoria-contra-vicente-valladolid-mesa/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/09/leoncio-fagundo-hernandez-puesto-en-libertad/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/19/vicente-valladolid-mesa-ausente/

 

Anuncios

PRESENTACIÓN DEL FUGADO VICENTE VALLADOLID MESA



16      156

Don Pedro Gili Tous, Sargento de la primera Compañía de la comandancia de la guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife y Comandante del Puesto de Playa de Santiago, concentrado actualmente en San Sebastian de la Gomera, en unión del Guardia segundo Don Domingo Rodriguez Morales; por medio del presente atestado hace constar: Que a las dieciseis horas del dia cuatro de Octubre de mil novecientos treinta y seis, se presentó en este destacamento el fugado Vicente Valladolid Mesa de veinticuatro años de edad, soltero, jornalero, natural y vecino de Hermigua, con domicilio en Ibo-Alfaro/, Preguntado si ha sido alguna vez procesado, dijo que sí, que fue procesado por los sucesos de Hermigua en que resultaron muertos dos Guardias civiles y que le condenaron a muerte, siendo mas tarde amnistiado. Preguntado si ha estado en Vallehermoso y con que objeto y si tomo parte en los sucesos de dicho pueblo, dijo que estuvo en Vallehermoso un sabado despues de los sucesos con objeto de visitar unos amigos y que permaneció en el mismo unos dos días regresando despues a Hermigua. Preguntado, el por qué se fugó y se turó al monte, dijo, que por que tuvo noticias que iba a terminar con los que estuvieron presos por los sucesos de Hermigua, Preguntado, si tomó parte directa o indirectamente en los sucesos de Vallehermoso, dijo que nó. Preguntado el motivo de su presentación, dijo, que por haberse enterado por su padre que era reclamada la quinta de su reemplazo. Preguntado, por las amistades que tiene en Vallehermoso, dijo que no conoce a nadie. Preguntado el sitio en que estaba oculto y si sabía que lo andaban buscando, y si vió la fuerza por los montes, dijo, que en el monte de los Aceviños, que sabía que lo andaban buscando por haberselo dicho su padre y que vió la fuerza andar por los montes. Que no tiene mas que decir y que lo dicho es la verdad en la que una vez leída por si se afirma en su contendido y la firma con la fuerza actuante.

[Firmas del Guardia Civil Domingo Rodríguez Morales, Vicente Valladolid Mesa y Sargento de la Guardia Civil Pedro Gil Tous]

Diligencia de informe . . . . .

La pareja instructora a pesar de la declaracion ambigua que antecede hace constar que preguntado convenientemente ha contestado en tonos siempre negativos y por lo que respecta a sus antecedentes no pueden ser peores como en su misma declaración se manifiestas, pues tanto en su conducta moral publica y privada son malos sus informes y cuanto a los asuntos políticos sociales es un descabezado dirigente hallandose en todos según informes adquiridos los asuntos huelguísticos de Hermigua en donde tiene fama de destacado elemento significativo y alterador del orden siendo sus ideas extremas y destructoras. I para que conste se extiende esta diligencia que firmamos la pareja instructora.

[Firmas de Domingo Rodríguez Morales y Pedro Gili Tous, Guardia segundo y Sargento de la Guardia Civil, respectivamente.]

Diligencia de remisión.

En San Sebastián de la Gomera a seis de Octubre de mil novecientos treinta y seis y dadas por terminadas estas diligencias se remiten al Señor comandante Militar en unión del detenido Vicente Valladolid Mesa el que queda a su disposición en la Cárcel de este Partido. I para que conste se pone por diligencia que firmamos la pareja instructora.

[Firmas de Domingo Rodríguez Morales y Pedro Gili Tous, Guardia segundo y Sargento de la Guardia Civil, respectivamente.]

 

Cfr.: ATMTQ 6680–214–11.- Pieza separada nº 1 de la Causa 223 de 1936.- Folio 16.

 

* * * * * * * * *

Nota del transcriptor:

VICENTE VALLADOLID MESA sería trasladado desde La Gomera a Tenerife, en ingresado en la terrorífica Prisión Costa Sur (Fyffes).

Asimismo fueron trasladados desde La Gomera a Tenerife, en ingresados en la misma terrorífica Prisión Costa Sur (Fyffes), otros dos prisioneros: JUAN RENDÓN SAN FRANCISCO y LEONCIO FAGUNDO FERNÁNDEZ.

Los tres sería «SACADOS» de Fyffes, y DESAPARECIDOS, pocas semanas después.

Más datos de estos tres DESAPARECIDOS, pueden ser consultados en estas referencias cibernéticas:

 

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/26/juan-rendon-puesto-en-libertad-por-error/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/21/604/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/27/requisitoria-contra-juan-rendon/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/11/requisitoria-contra-leoncio-fagundo-hernandez/

Pieza separada de la Causa 223 de 1936. Signatura o clave 3963 – 160 – 13.

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/24/%c2%abliberado-por-error%c2%bb-declarado-rebelde/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/23/requisitoria-contra-vicente-valladolid-mesa/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/09/leoncio-fagundo-hernandez-puesto-en-libertad/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/19/vicente-valladolid-mesa-ausente/

PIEZA SEPARADA DE CAUSA 223 DE 1936 (6680-214-11)



6680 – 214 – 11
O.8,022,498

 

PLAZA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE                        AÑO DE 1.936

COMANDANCIA GENERAL DE CANARIAS

 

JUZGADO PERMANENTE

 

PIEZA SEPARADA Nº 1 DE LA CAUSA Nº 223

 

INSTRUIDA: Contra el soldado RUPERTO GOMEZ MAGDALENA y los paisanos RAMON HERNANDEZ BARROSO, ANTONIO DORTA DORTA Y VICENTE VALLADOLID MESA por el presunto delito de auxilio a la rebelión.

 

DIERON : Principio las actuaciones el 20 de Septiembre de 1.936.

 

 

 

JUEZ INSTRUCTOR

SECRETARIO

Capitan de Infanteria

Soldado de Infanteria

Don Angel Herrera Zayas

D. Jose Gonzalez Rojas

Teniente del Cuerpo de Tren

Cabo de Ingenieros

Don Ramon Diaz Gutierrez

D. Pedro Ramos Martínez

Capitan de Infanteria

Cabo de Infanteria

Don Justo Blanquez Izquierdo

D. Jose Gonzalez Rojas

Sargento de Infanteria

D. Francisco Castañeda Gitierrez

Otro Teniente de Infanteria

Otro Sargento Infanteria

D. Rafael Rio Calvelo

D. Alberto Ramos Díaz

 

Cfr.: ATMTQ 6680–214–11.- Pieza separada nº 1 de la Causa 223 de 1936.- Cubierta.

REQUISITORIA CONTRA DOS DE GÜÍMAR Y UNO DE FASNIA


En la página segunda del número 32 del Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, editado el quince de marzo de 1937, fue publicada esta requisitoria de la Justicia Militar:

 Por la presente se cita a los paisanos José Campos, Luis García y Adolfo Peña González, los dos primeros vecinos de Güímar y el último de Fasnia, para que en el término de de ocho días comparezcan ante el señor Comandante Juez Instructor Permanente de la Comandancia General de Canarias, don Elisardo Edel Rodríguez, en el Palacio de Justicia de esta Capital, para responder de los cargos que resultan contra ellos en causa que se instruye, con la advertencia de que de no verificar su presentación en el plazo marcado, serán declarados en rebeldía.

Santa Cruz de Tenerife 9 de Marzo de 1937.-

El Comandante Juez, Elisardo Edel Rodríguez.

327

[A renglón seguido viene la requisitoria dictada contra VICENTE VALLADOLID MESA, preso «DESAPARECIDO», cuyo texto puede leerse en

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/23/requisitoria-contra-vicente-valladolid-mesa/ ].

 

FIANZAS, MULTAS, CONDENAS


 Desde los primeros meses de la guerra civil española (17 de julio de 1936 a 1º de abril de 1939), en los procedimientos sumarios seguidos a las desdichadas víctimas atrapadas, se exigieron depósitos de fianzas desorbitadas, para asegurar las responsabilidades civiles.

Así ha quedado explicitado en el auto de procesamiento dictado, en 12 de octubre de 1936, por el Capitán de Infantería Ángel Herrera Zayas, Juez Instructor de la Causa Sumarísima número 223 de 1936 seguida contra el medio centenar de gomeros procesados, a los cuales se les requiere que presten fianza de QUINIENTAS MIL pesetas solidaria y mancomunadamente , que se consideran bastantes por el momento para asegurar las responsabilidades civiles, y caso de no depositarlas, embárguenseles los bienes de propiedad en cantidad suficiente para cubrir la que se considere bastante, para cuyo fin se instruirá pieza separada de embargo caso de no depositar la fianza. Líbrese mandamiento a los Bancos Oficiales para la retención de bienes metálicos en cuenta corriente y efectos y valores de libre transacción, interesando cuenta para constancia.

Acto seguido, el Secretario de esta Causa Sumarísima 223/1936, Agustín Durán oficia al Banco de España e Hispano Americano interesando la traba por el valor total del metálico, efectos y valores de todas clases que se encuentren en ellos de la propiedad y abre pieza separada de embargo.

Al día siguiente, este Secretario se constituye en la Prisión donde se hallan detenidos los procesados, a los que da lectura íntegra del auto, haciéndoles los requerimientos que se ordenan en el mismo.

Los pobres procesados manifiestan no hallarse en condiciones de prestar la fianza requerida.

Días más tarde, el mismo Juez Capitán Angel Herrera Zayas, dicta otro auto de fecha 15 de octubre de 1936, en el cual vuelve a reiterar el requerimiento de la descomunal fianza de QUINIENTAS MIL pesetas,  diciendo:

Se declara procesado en esta causa al paisano LEONCIO FAGUNDO HERNÁNDEZ, quien continuará en prisión preventiva. Notifíquesele de esta auto, requiérasele a prestar fianza solidaria y mancomunadamente con el resto de los anteriormente procesados por la cantidad de quinientas mil pesetas y caso de no prestarla embárguensele bienes por dicho valor o acredítese su insolvencia; requiérasele asimismo a nombrar defensor y tráiganse a la causa sus antecedentes penales y de nacimiento.

Lo proveyó y rubrica S.S. y doy fé.

En este nuevo auto, el secretario que da fe es el Soldado Gregorio Rodríguez López, quien lo deja recogido en el folio 171 vuelto de esta Causa 223/1936 [7556-241-22].

La lectura de este auto resulta especialmente sangrante, porque este gomero procesado, LEONCIO FAGUNDO HERNÁNDEZ, no llegaría vivo al final de esta Causa. Estando bajo custodia militar, emprisionado en la terrorífica prisión habilitada en los Almacenes de Fyffes, en Santa Cruz de Tenerife, oficialmente conocida como Prisión Militar Costa Sur, sería sacado de la misma y DESAPARECIDO.

Tampoco llegaría al Consejo de Guerra, otro encartado en esta Causa 223/1936, JUAN RENDÓN SAN FRANCISCO, asimismo apresado en la isla de la Gomera, traído a Fyffes, y DESAPARECIDO.

Y, asimismo, no llegó vivo al Consejo de Guerra, otro joven gomero, VICENTE VALLADOLID MESA, procesado en la pieza separada de esta Causa 223/1936, DESAPARECIDO de Fyffes.

 https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/26/juan-rendon-puesto-en-libertad-por-error/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/05/27/requisitoria-contra-juan-rendon/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/06/19/vicente-valladolid-mesa-ausente/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/21/604/

https://pedromedinasanabria.wordpress.com/2009/12/24/%c2%abliberado-por-error%c2%bb-declarado-rebelde/

 Estas tres DESAPARICIONES DE DETENIDOS PROCESADOS EN SUMARIOS MILITARES, deberían bastar para desmentir la especie circulada en las prisiones franquistas, en la cual se decía que los sometidos a encausamientos militares resultaban protegidos de la sacas de presos, que nunca regresaban, porque habían sido asesinados, con nocturnidad y alevosía. Presos, denominados gubernativos, que realmente eran prisioneros de una guerra cruel, los cuales en su desesperada situación, posiblemente se agarraron a cualquier especie o rumor, que les proporcionara un hálito de esperanza, ante el horror que padecían.

Todo lo expuesto hasta ahora, atañe a las acciones previas o anteriores a las apropiaciones de bienes que serían dictadas posteriormente en las sentencias de los Consejos de Guerra, y resoluciones del Tribunal de Responsabilidades Políticas.

El 21 de octubre de 1936, en su Informe acusatorio, el Fiscal Rafael Díaz-Llanos, tras solicitar, en su punto quinto, PENA DE MUERTE para la procesada BLANCA ASCANIO MORENO y para el resto de los procesados que en número de cuarenta y ocho quedan reseñados en el apartado Segundo de este escrito, la perpétua a muerte, con las accesorias legales correspondientes, en su caso, en el apartado séptimo dice:

En concepto de responsabilidad civil deberán abonar solidaria y mancomunadamente la suma de UN MILLON DE PESETAS por los daños y perjuicios ocasionados al Estado para sofocar la rebelión.

Finalmente, por si no hubiera quedado suficientemente clara su tremebunda petición, Rafael Díaz-Llanos, acaba su Informe de esta guisa:

OTROSI digo: El Instructor deberá proceder al inmediato embargo de los bienes de los procesados en cantidad bastante a garantizar las responsabilidades civiles, que se solicitan en la forma que determina el titulo XIV del Código de Justicia Militar

El Consejo de Guerra presidido por el Teniente Coronel de Infantería JOSÉ MARÍA DEL CAMPO TABERNILLA, dictaría SIETE PENAS DE MUERTE, condenando a BLANCA ASCANIO MORENO, FRANCISCO GONZÁLEZ JAUMANDREU, ANTONIO GONZÁLEZ JAUMANDREU, DANIEL HERNÁNDEZ GASPAR, JUAN MEDINA HERRERA, MANUEL MÉNDEZ PRIETO y NICOLÁS PRIETO VENTURA, de las cuales solamente fueron ejecutadas las de estos tres últimos.

Esta sentencia de la Causa 223/1936 acaba diciendo:

El Consejo hace expresa reserva a favor de quién corresponda de las acciones pertinentes para reclamar las responsabilidades civiles a que haya lugar.

Otro caso significativo de aplicación de este torticero procedimiento trabador de bienes, aparece en las Diligencias Previas número 296 de 1936, «en averiguación de si existe alguna cuenta corriente en Bancos de esta Capital a nombre de LUCIO ILLADA QUINTERO».

Diligencias previas 296/1936 instruidas por el Juez Permanente del Juzgado Militar nº 1 de la Plaza de Las Palmas, Capitán de Infantería CRISTÓBAL GARCÍA UZURIAGA, cuyo expediente puede ser consultado dentro del legajo 409, bajo la signatura o clave [12812-409-22].

Estas diligencias previas 296/1936 habían sido iniciadas el 19 de octubre de 1936, en cumplimiento de una Orden del Comandante General de las Islas Canarias, quien, en escrito de fecha 10 de octubre, dirigido al Gobierno Militar de Las Palmas, decía:

Teniendose noticias en esta Comandancia General de que Lucio Illada Quintero, actualmente deportado en la Costa de Africa, posee una cuenta corriente, en un Banco de Las Palmas, se servirá nombrar un Juez con el fin de que se hagan las averiguaciones convenientes y caso afirmativo se justifique su adquisición por si dichas cantidades procedieran de cuotas obreras o sindicatos hoy disueltos.-Se serviera informarme con urgencia sobre el particular.-

Por otro lado, el análisis de otras multas, documentadas en los Archivos, confirma la perversidad de este mecanismo sancionador.

Antes de imponer la multa confiscatoria, se requería a los organismos (delegación de hacienda, cabildo, ayuntamiento, registro de la propiedad, bancos,…) para que proporcionaran cuanta información económica obrara en su poder, relacionada con el acusado indagado, al cual se iba a despojar de sus bienes.

Después, se dictaba una sanción adecuada para quedarse con dichos bienes.

Así, en las inicuas sentencias dictadas por los tribunales militares, además de las condenas a muerte y cadenas perpetuas, se pueden encontrar imposiciones de multas «compensatorias del daño al Estado» por varios MILLONES de pesetas.

Paradigmática es la sentencia de la Primera Pieza separada de la Causa 246 de 1936 de Tenerife, por la cual además de fusilar a 19 hombres, se obliga a todos los condenados – 52 de 61 encartados, pues 9 fueron absueltos – a abonar al Estado la cantidad de DOS MILLONES de pesetas, en concepto de responsabilidad civil mancomunada y solidaria.

Sentencia de fecha 11 de enero de 1937, que puede ser leída en

http://personales.ya.com/pedroms/pdf/4S01.pdf

Dos semanas más tarde, en Las Palmas, el Consejo de Guerra celebrado el 25 de enero de 1937, además de dictar cinco penas de muerte, – que fueron ejecutadas el 29 de marzo de 1937 -, se hizo constar que los veinte condenados debían satisfacer, solidaria y mancomunadamente la cantidad de DOSCIENTAS mil pesetas como indemnización de los perjuicios producidos al Estado, en concepto de responsabilidad civil.

En ambos casos, estamos en presencia de dos multas dictadas con propósito confiscatorio, sobre unos reos en absoluta indefensión.

Otra muestra es la descomunal sanción de QUINIENTAS MIL pesetas que la Comisión de Incautación de Bienes de Santa Cruz de Tenerife, acuerda elevar el 6 de septiembre de 1937 =SEGUNDO AÑO TRIUNFAL=, contra DON MANUEL BETHENCOURT DEL RIO,ínclito médico de los pobres, grancanario residente en Tenerife, fundador del Partido Socialista Obrero en esta Isla -, cumpliendo lo establecido en el Decreto-Ley de 10 de Enero de 1937, la Orden de la Presidencia de la Junta Técnica del Estado de la misma fecha y demás disposiciones de aplicación.

http://personales.ya.com/pedroms/pdf/4I09.pdf

 

Del mismo orden de magnitud, QUINIENTAS MIL pesetas, sería la multa impuesta al «desaparecido» LUIS RODRÍGUEZ DE LA SIERRA FIGUEROA, diputado tinerfeño del Frente Popular por Izquierda Republicana, de quien, en un Informe de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S., datado en Madrid el 23 de diciembre de 1939, se dice que «posee una casa con huerta en la Ciudad de La Laguna, valorada en unas ciento cincuenta mil pesetas, actualmente adjudicada al Estado.»

El monto de los cinco casos expuestos asciende a TRES MILLONES DOSCIENTAS MIL PESETAS.

Para poder apreciar la magnitud de esta cantidad, conviene recordar que con UN MILLÓN de pesetas de aquella triste época, el Ejército podía comprar casi DOS MILLONES de litros de petróleo, o aproximadamente NOVECIENTOS MIL kilogramos de pan, masa suficiente para obtener más de CINCO MILLONES de chuscos.

* * * * * * * * *

¿A qué manos fueron a parar los bienes confiscados de modo tan torticero?

¿Quiénes son sus actuales poseedores?

¿Quién debe responder de estos latrocinios disfrazados de una legalidad sobrevenida, impuesta por las armas?

Es bien sabido que los conspicuos vencedores de la cruel guerra civil española, salieron de la misma, y de la posguerra, más ricos que cuando entraron.

* * * * * * * * *

Nota.-

La Causa 223 de 1936 está dentro de un legajo identificado como 223, aunque su signatura o clave es 7556-241-12.

«LIBERADO POR ERROR» DECLARADO REBELDE


M.8.891.532

13

AUTO./

En Santa Cruz de Tenerife a once de enero de mil novecientos treinta y siete.

Por recibido el anterior escrito de la GuardiaCivil que se unirá a los autos y

RESULTANDO: Que por haber sido puesto en libertad por error al procesado en la causa número 223 de 1936, el paisano JUAN RENDON SAN FRANCISCO(a) el Fotógrafo el Ilmo. Señor Auditor de Guerra ordenó se instruyera el oportuno expediente a los fines de averiguar el actual paradero del mentado individuo por lo que se publicó la correspondiente requisitoria en el Boletín Oficial de la Provincia y a falta de poderse hacer en la Gaceta de Madrid, por las actuales circunstancias, se dió publicidad en los periódicos de mayor circulación interesándose de la Guardia Civil y Comisaría e Inspección de Vigilancia dándose con ello cumplimiento a los que determina el artículo 663 del Código de Justicia Militar y dando por resultado final el que actualmente se ignore el paradero del indicado individuo.

CONSIDERANDO: Que el último párrafo del artículo 664 del mentado Código de Justicia Militar preseptúa que transcurrido el plazo de la requisitoria, si el ausente no compareciera o no fuése habido se le declarará rebelde, circunstancia que concurre por lo que al paisano JUAN RENDON SAN FRANCISCO(a) El Fotógrafo se refiere;

S.S. acordó:

Declárase rebelde al paisano Juan Rendón San Francisco(a) El Fotógrafo por no haber comparecido en el plazo señalado en la requisitoria publicada ni haber sido habido. Cúrsese escrito a la Comandancia de la Guardia Civil interesando se den las órdenes de busca y captura en cualquier tiempo practicándose igual diligencia ante el Capitán Delegado de la Comandancia General en la Comisaría e Inspección de Vigilancia en esta Plaza.

Así lo acordó y firma el Teniente del Cuerpo de Tren DON RAMON DIAZ GUTIERREZ, Juez Instructor. De que certifico.

Ramón Díaz Gutiérrez                               Pedro Ramos

[Ambas firmas rubricadas]

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

El texto transcrito consta en el folio 13 de la Pieza separada de la causa nº 223 seguida en averiguación del paradero del paisano Juan Rendón San Francisco(a) el fotógrafo procesado en la causa nº 223 de 1936 y de Leoncio Fagundo Fernández, así como de Vicente Valladolid Mesa.

Esta pieza separada está identificada con la clave 3963-160-13, dentro del legajo 160, en un estado de conservación deplorable.

Juan Rendón San Francisco, Leoncio Fagundo Fernández, y Vicente Valladolid Mesa habían sido DESAPARECIDOS de la Prisión Militar Costa Sur (almacenes de Fyffes), en octubre de 1936.

La Causa 223 de 1936 está dentro de un legajo identificado como 223, aunque su signatura o clave es 7556-241-12.

AL MANDO DE JUAN RENDON SAN FRANCISCO (a) “EL FOTÓGRAFO”


M.8.899.412

5

DON PEDRO RAMOS MARTINEZ, Cabo de Ingenieros , Secretario de la causa núm. 223 de 1.936, instruida contra EL PAISANO Juan Medina Herrera, Blanca Ascanio Mendoza y varios más, por rebelión militar, de la que es Juez Instructor el del Permanente, Teniente del Cuerpo de Tren, Don Ramon Diaz Gutierrez;

CERTIFICO: que a los folios que al margen se expresan existen los escritos que copiados literalmente dicen: – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

A U T O //.- Folio 8º y vuelto.-

“Santa Cruz de Tenerife a veintinueve de Septiembre de mil novecientos treinta y seis.-

RESULTANDO, que el dia veintitres de julio pasado, los paisanos Juan Medina Herrera, Manuel Mendez Prieto, Emilio Palmero León, Domingo León Hernández, al mando de Juan Rendon San Francisco (a) “El Fotógrafo” asaltaron el polvorín de la Culata de Vallehermoso apoderándose de cierta cantidad de dinamita, mecha y fulminantes llevándolo al Ayuntamiento de dicho pueblo y desplazandose el llamado Manuel Méndez para apoderarse de dos revolvers que tenía el guardian de la Caseta del Motor y yendo armados el Juan Rendon, Juan Medina y Manuel Mendez (Folios 2, 3 y 3 vuelto y 61).-

RESULTANDO, que el día veinticuatro de dicho mes el Juan Medina en unión de Manuel León Plasencia y José Cabello Trujillo, se dirigieron al caserío de Alojera cada uno armados de armas cortas, para apoderarse de las armas que tuvieran los habitantes del mismo, haciéndolo de una escopeta el vecino Arsenio Mendez, que fué adjudicada al Manuel León.-

RESULTANDO que en dicho día y para repeler a la fuerza que se dirigía a Vallehermoso se organizó

[texto ilegible debido al deterioro del documento]

distintos lugares del mismo con hombres armados de toda suerte de armas, constituyéndose, además de un nutrido número en el Cuartel de la Guardia Civil, del que formaban parte Juan Rendón y Manuel Mendez, otro en la azotea de la casa de Carrillo, compuesto de Manuel León Plasencia, Manuel Felipe Ventura, Juan Martin Negrin, Manuel Calero y José Morales Rodriguez, todos armados de escopetas de su propiedad, y para las que no tenían licencia (folio 8 y 9).-

RESULTANDO, que en dicho día Juan Rendón San Francisco, Antonio Perdomo Plasencia, José Fernandez Noda, y varios mas estuvieron patrullando armados por el pueblo y que en el anterior otro grupo del que formaba parte Salvador Ventura Muñoz, además de patrullar ordenaron el cierre de los establecimientos, siendo algunos asaltados según referencias de la Guardia Civil que instruye el atestado, (folios 2, 3 vuelto, 4 vuelto, 4 41 y 74).-

RESULTANDO, que Antonio Mora Mora iba armado de un revolver el dia veinticuatro, fecha del tiroteo habido entre la columna que se dirigía a Vallehermoso y los rebeldes del pueblo y según manifiesta se refugió durante éste enfrente del Ayuntamiento (folio 41 vuelto).-

RESULTANDO, que José García Casanova huyó del pueblo  (Playa de Santiago) sobre el veintisiete de julio y estuvo reunido con Juan Rendón hasta el catorce de septiembre actual en que fueron detenido, habiendo, durante ese tiempo proporcionado alimentos y protección al citado Rendón y entregándose cuando aquel fué detenido, no sin antes de serlo ambos, efectuaron un disparo de escopeta que hirió levemente al cuñado de José, Eugenio Darias Darias (folio 61 y 66 vuelto).-

RESULTANDO, que el llamado Nicolás Prieto Ventura manifiesta haber estado el dia veinticuatro en el Ayuntamiento de orden del Alcalde, (folio 41 vuelto) y ha sido destituido de su cargo por haberse comprobado plenamente que había hecho armas contra las fuerzas que se dirigió a la pacificación del pueblo, Folio 523).-

RESULTANDO, que hasta el presente no se ha comprobado suficientemente implicación que pudieran haber tenido en los

M.8.899.413

6

hechos Blanca Ascanio Moreno, Juan Gonzalez Jaumeandreu, Ramón Morales Hernández, Alberto Cabello Cordero, Peregrina Ventura Muñoz, Tomás Bencomo Hernández y Jesús Luis Hernández.

CONSIDERANDO, que los hechos apuntados son indicios suficientes para considerar cometido el delito de rebelión militar por lo que expresa en los distintos resultandos, a juicio solo del Instructor por lo que es procedente, con arreglo a lo previsto en el artículo 421 del Código de Justicia Militar, decretar su procesamiento.-

CONSIDERANDO, que la regla primera del artículo 657 del citado texto establece la situación procesal en que han de quedar los procesados, cuando se hallen encartados en procedimientos de la naturaleza del presente.-

S.Sª acordó:- Se declaran procesados en esta causa a los paisanos Juan Rendón San Francisco (a) “El Fotógrafo” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . para los que se eleva a definitiva la prisión preventiva que sufren continuando los demás encartados a quienes no alcanza este auto, en prisión preventiva hasta el esclarecimiento total de los hechos que se les imputa.- Notifiquese el presente auto a los que se declaran procesados, recíbaseles declaración indagatoria, Interesando después sus antecedentes penales y certificación de nacimiento e instrúyaseles del derecho que tienen a nombrar defensor.-

Así lo mandó y firma S.S. doy fe.- Angel Herrera.- Gregorio P. López.”- Ambos rubricados.-  – – – – – – – – – – – – – – –

Y para que conste y surta sus efectos en pieza separada que se sigue contra el mismo, expido el presente de orden y visado por S.Sª en Santa Cruz de Tenerife a siete de diciembre de mil novecientos treinta y seis.

Pedro Ramos

         Vº  Bº

El Teniente Juez

Díaz Gutiérrez

 A la izquierda de la firma de Teniente Juez Ramón Díaz Gutiérrez, hay un sello en tinta con la leyenda COMANDANCIA MILITAR DE CANARIAS JUZGADO DE INSTRUCCION.

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

El texto transcrito consta en los folios 5 y 6 de la Pieza separada de la causa nº 223 seguida, según se lee en su portada, «en averiguación del paradero del paisano Juan Rendón San Francisco (a) el fotógrafo procesado en la causa nº 223 de 1936 y de Leoncio Fagundo Fernández, así como de Vicente Valladolid Mesa».

Esta pieza separada está dentro del legajo 160, identificada con la signatura o clave 3963-160-13, en un estado de conservación deplorable.

Juan Rendón San Francisco, Leoncio Fagundo Fernández, y Vicente Valladolid Mesa había sido DESAPARECIDOS de la Prisión Militar Costa Sur (almacenes de Fyffes), en octubre de 1936.

La Causa 223 de 1936 está dentro de un legajo identificado como 223, aunque su signatura o clave es 7556-241-12.