CORONEL JULIO FUENTES SERRANO DECLARA EN PIEZA SEPARADA DE CAUSA 50 DE 1936


143                     F.5,129,597

 

Declaracion del

Excmo Señor Go

bernador Civil

de la Provincia de Tenerife

En Santa Cruz de Tenerife a veinte de Agosto de mil novecientos treinta y seis S.S. el Señor Juez instructor dispuso se constituyera este Juzgado, previa autorización verval de la personalidad citada al margen, en su despacho oficial del Gobierno Civil con el fin de interrogarle. Enterado de que se trataba prometió ser veraz en sus manifestaciones y siéndolo por las generales dela Ley, dijo: Llamarse Don Julio Fuentes Serrano, Coronel retirado de Artillería, mayor de edad, natural de Santa Cruz de Tenerife y que no le comprenden las generales de la Ley.
Preguntado Si al encargarse del Gobierno Civil, le dio amplia libertad dentro del edificio del Gobierno Civil menos salir a la calle a los detenidos en el Ex–Gobernador de la provincia Don Manuel Vázquez Moro y Ex–Secretario Don Isidro Navarro Lopez, dijo: Que al Ex–Gobernador, ordeno siguiera recluido en sus habitaciones particulares y al Ex–Secretario, en el salón principal cuyas ventanas de la fachada habían de estar cerradas sin permitirles asomarse a ellas.

 

  En este estado el Sr. Juez dio por terminada esta declaración y leída por el declarante esta declaración, se afirma y ratifica en ella y la firma con S.S. de lo que doy fe.

 

[Firmas rubricadas de JULIO FUENTES SERRANO, SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ y MANUEL FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, declarante, Comandante Juez instructor y Teniente Secretario fedatario, respectivamente]

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 6401-207-1.- Pieza separada de Causa 50 de 1936. – Folio 143.

Anuncios

CORONEL TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL DECLARA EN PIEZA SEPARADA DE CAUSA 50 DE 1936


 144                     F.5,129,598        144

 

Declaracion del

Sr. Coronel Coman

dante Militar

de las Islas Ca

narias, en fun

ciones de su em

pleo el dia autos

 

En Santa Cruz deTenerife a veintiuno de Agosto de mil novecientos treinta y seis, se constituyo este Juzgado previa autorización verbal de la personalidad que que motiva esta declaración en su despacho oficial de la Comandancia Militar con el fin de ser interrogado. Prometió ser veraz en sus manifestaciones y preguntado a tenor del Articulo 453 del Codigo de Justicia Militar,dijo: Que se llama Don Teodulo Gonzalez Peral, mayor de edad,Coronel de Estado Mayor y que no le comprenden los las demas generales de la Ley.
Preguntado Cual fue la actitud del Capitan Jefe de las fuerzas de asalto Victor Cortes al enterarse del movimiento militar iniciado

En la mañana del dieciocho de julio ultimo. Dijo, que un cuarto de hora antes de iniciarse el movimiento, se le comunico y fue preguntado si se podía contar con él y sus subordinados; contestando que estaba con el Ejercito para todo y que una vez dueñas las Tropas del Gobierno Civil, obedecería y cooperaria al movimiento con toda lealtad. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Preguntado Si se ordenó por la Comandancia General la concentración de todos los guardias de Asalto en el Cuartel de San Francisco, así como retirar los servicios establecidos en la Ciudad, dijo, que no.
Preguntado Si dicho Capitan de Asalto tuvo al corriente a la Autoridad Militar de todos los incidentes que iban ocurriendo en el transcurso del dia diesiocho de
 

145            F.5,129,629      145

Preguntado julio, dijo: Que hasta las diecisiete dieciocho horas de dicho dia, no tuvo noticias de dicho Capitan. Que á esta hora próximamente, se le presentó para decirle que sus tropas estaban inquietas y en actitud dudosa, mandosele entonces la orden de desarmarlas y mantenerlas arrestadas en su Cuartel. Que durante la entrevista, se presentó el Teniente Gonzalez Campos para hablar de lo mismo y al enterarse dicho Teniente que las Tropas de asalto iban á ser desarmadas se despidió adelantándose a su Capitan, en dirección a su Cuartel.

Que a dicho Capitan le encargó que una vez desarmadas, se recogieran todas las armas en un local cerrado

Preguntado Si el Capitan de la Guardia Civil encargado de recoger el armamento de los Guardias de Asalto fue enviado por la Autoridad Militar dijo que si. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – En este estado el Señor Juez dio por terminada esta declaración y leida que fue por el declarante la misma se afirma y ratifica en su contenido y la firma salvando una equivocación donde dice diecisite tachatdo no vales, dieciocho, vale; ratificándose en ella y firmando con S.S. de lo que doy fe.

 

[Firmas rubricadas de TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL, SALVADOR IGLESIAS DOMÍNGUEZ y MANUEL FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, declarante, Comandante Juez instructor y Teniente Secretario fedatario, respectivamente]

Cfr.: Archivo del Tribunal Militar Territorial 5.- 6401-207-1.- Pieza separada de Causa 50 de 1936. – Folios 144 y 145.

* * * * * * * * * * * * *

El Secretario fedatario atribuye al Coronel TEÓDULO GONZÁLEZ PERAL el cargo de Comandante Militar de las Islas Canarias.

Cuando realmente era Comandante Militar de Tenerife.

El cargo de Comandante Militar de las Islas Canarias, era desempeñado por el Coronel JOSÉ CÁCERES SÁNCHEZ, desde Gran Canaria, después de la marcha del general LUIS ORGAZ YOLDI, quien a su vez había accedido a tal puesto dejado vacante por FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.

 

POR NEGARSE A FIRMAR LA ADHESIÓN AL MOVIMIENTO MILITAR SALVADOR DE ESPAÑA


CUERPO DE SEGURIDAD DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

Nº 3741          Legº 153 – 7

E X P E D I E N T E

Instruido con motivo de haberse negado el Guardia JULIAN VILLANUEVA DÍAZ a firmar la adhesión al MOVIMIENTO MILITAR SALVADOR DE ESPAÑA.

 

 

EMPEZO

TERMINO
   
En 29 de Agosto de 1.936

En 1º de Diciembre de 1.936.

 

 

I N S T R U C T O R

S E C R E T A R I O
Teniente de Asalto

Guardia de Servicios Locales

Don CONCORDIO VELA BLASCO

Don MANUEL AFONSO OLIVA

 

Cfr.: A-TMTQ 3741-153-7.- Expediente contra JULIÁN VILLANUEVA DÍAZ.- Cubierta.

* * * * * * * * * * * * * *

Este expediente concluyó con la baja definitiva del Guardia de Asalto JULIÁN VILLANUEVA DÍAZ, en el Cuerpo al que pertenecía.

Así fue ordenado por el General ÁNGEL DOLLA LAHOZ, en 14 de octubre de 1936.

 

DECLARACIÓN DEL CAPITÁN DE LA COMPAÑÍA DE ASALTO VÍCTOR CORTÉS RAMÓN


J.2,979,904

 

DECLARACION del Capitán de la compañía de Asalto D. Victor Cortés Ramón.

En Santa Cruz de Tenerife a dos de septiembre de mil novecientos treinta y seis.

Ante el Señor Juez Instructor, hallándose presente el Secretario, compareció el anotado al margen, para prestar declaración, el que fue advertido de las prevenciones del artículo 451 del Código de Justicia Militar y, enterado prometió decir verdad.

Interrogado a tenor del artículo 453 del mismo Código, dijo: Llamarse como queda dicho al margen

natural de El Ferrol  Provincia de Coruña

de  mayor   años de edad, de estado  soltero   de profesión Capitán que manda la Compañía de Asalto de esta Capital, y que no le comprenden las demás generales de la Ley.

PREGUNTADO CONVENIENTEMENTE A CERCA DE LOS HECHOS DE AUTOS, dijo, que en los primeros días del movimiento, mandó un aviso para que se presentara en el Cuartel el Guardia Casado, y no lo efectuó, que posteriormente sobe el uno o el dos de agosto, el cual le hablo diciéndole que se presentara al Capitán y que como no lo efectuó dió parte a Comandancia proponiendo su baja en el Cuerpo por abandono de destino; que la situación del Guardia Marciano Casado antes del día dieciocho de julio era convaleciente por unos días después de haber causado alta en el Hospital Militar donde estuvo por accidente en actos de servicio; que no tiene mas que decir.

En este estado S.S. dio por terminada esta declaración y l3ida por el declarante se aifmra y ratifica en su contenido y firma, doy fe

[Siguen las firmas rubricadas de ANTONIO PÉREZ LINARES Y RODRÍGUEZ, VICTOR CORTÉS RAMÓN, y ANTONIO CARBALLO ARIAS].

 

Cfr. A-TMTQ 3641-149-37.- Diligencias Previas nº 169 de 1936.- Folio 3.

NO FUE POSIBLE SACAR LAS COPIAS DE LOS HISTORIALES


432

Oficio sobre papel común, habilitado mediante sello ovalado entintado, que lleva en su interior el escudo republicano rodeado por la leyenda

Cuerpo de Seguridad de Santa Cruz de Tenerife ASALTO

 

 

Habiendo sido cursada a ese Juzgado Militar la Documentación original del personal procesado en la Causa numero 50 perteneciente a esta unidad, ruego a V.S. si lo tiene a bien, disponga sea desglosada de la referida causa y remitida a esta unidad dicha documentación ya que por la premura de tiempo no fue posible sacar las copias de los Historiales, habiéndose quedado por tanto esta Oficina sin antecedentes de dicho personal procesado.

Santa Cruz de Tenerife 11 de Septiembre de 1936.

El Capitan

Victor Cortés

 [Firma rubricada]

[Al pie]

Señor Comandante Juez Permanente de esta

P L A Z A

Cfr.: Causa 50/1936 [6401-207-1].- Folio 432.

LA SALIDA DEL CUARTEL LA HIZO POR ORDEN DEL CAPITÁN


 306

ILTMO    SENOR

Jose Rico Aneiros, Guardia del Cuerpo de Seguridad procesado en la causa numero 50 del presente año como presunto autor de un delito de Sedicion Militar, ante V.l. comparece para solicitar la revocacion del auto de procesamiento dictado por el Juez Instructor esperando su autoridad se dignará revocar dicho auto teniendo en cuenta los razonamientos siguientes.

En el expresado auto se imputa al Guardia que suscribe que salio del Cuartel de Asalto a las ordenes del Teniente Señor Gonzalez Campos y estimulado por un grupo de paisanos que les excitaba a desalojar las fuerzas del Ejercito que ocupaban el edificio del Gobierno Civil haciendo fuego sobre las mismas, pero lo cierto es que el compareciente no tuvo en el hecho la participacion que se le atribuye y a ello expone losa siguientes razonamientos

Que la salida del Cuartel la hizo por orden del Capitan y despues de salir el primer grupo con el Teniente Señor Campos.

Que no es cierto que hiciera el recorrido que se le atribuye y fue detenido en el ninguna azotea ya que al llegar a la Calle de San Jose se encontró con el Sargento Otero que ordeno volviesemos al Cuartel donde permaneció hasta que fue detenido.

Por todo lo expuesto.

S U P L I C O a V.l. que teniendo por presentado este escrito e interpuesto el presente recurso de reposicion contra el auto de fecha veintiseis del corriente en cuanto por él se declara procesado el que suscribe se sirva acordar que dicho procedimiento quede sin efecto revocando lo que afecta el procesamiento del compareciente por ser asi de justicia.

Santa Cruz de Tenerife a 29 de Julio de 1.936.

José Rico Aneiros

[Firma rubricada]

[Al pie]

Iltrmo. Señor. Auditor de Guerra de Canarias.

 

Cfr.: Causa 50 de 1936 [6401-207-1].- Folio 306.

 

SOBRE LAS ONCE HORAS LLEGÓ EL CAPITÁN DE LA GUARDIA CIVIL SR. HERRERA


 276

I L T M O     S E N O R

Pedro Novellón Peralta, Cabo del Cuerpo de Seguridad, procesado en la causa número 50 del corriente año, como presunto autor de un delito de Sedición Militar, ante V.I. comparece para solicitar la revocación del auto de procesamiento dictado por el Juez Instructor, esperando de su Autoridad, se digne revocar dicho auto, teniendo en cuenta los siguientes razonamientos:

En el expresado auto se imputa al Cabo que suscribe se sumó a los grupos que injuriaban y provocaban a las fuerzas del Ejército, sumando su actuación a los restantes componentes de la fuerza que agredía a la del Ejercito y después de haber estado en lugar de la lucha se refugió en un inmueble de la calle de San José, pero lo cierto es, que el compareciente no tuvo en el hecho la participación que se le atribuye, y a ello expone los siguientes razonamientos:

Que sobre las 18 horas se encontraba en el Cuartel de Locales, en la calle de la Rosa, y que por orden de su Jefe, el Teniente Don Vicente Canal de la Rosa, el cual había recibido aviso telefónico desde el alojamiento de Asalto, se incorporaron todos al mando del mismo en el referido alojamiento. Que una vez en este y al ordenar el Teniente que se rompiera fila y se constituyeran de reten , se dirigió, antes de salir fuerza alguna del Cuartel, hacia las oficinas de telegrafos con intenciones de poner un telegrama a sus familiares, Al llegar a la calle de San José a la altura de las oficinas de la Transmediterranea, se encontró con el Guardia perteneciente a su Sección, Don Juan Pulido Montes, el que le manifestó que venía de entregar las llaves pertenecientes al automóvil propiedad de Don Manuel Cruz, que había estado conduciendo durante el día, y que no había podido hacerlo por estar cerradas las oficinas, El mencionado Guardia preguntó al que suscribe, hacia donde se dirigía, contestandole que se dirigía a Telégrafos con intenciones de poner un telegrama, diciéndole aquél que le acompañaría. Que continuaron ambos por la calle de San José para efectuar el objeto expresado, pero al llegar frente a la calle Peligros, se vieron sorprendidos por unos disparos, que al parecer se hacían en la Plaza de la República. A los breves instantes de ocurrir esto apareció por la mencionada calle de Peligros, el Guardia Don Pedro Benítez Ramírez, al cual le preguntó el que suscribe si sabía a que obedecían los disparos, contestandole, que no lo sabía. Como lejos más y de todas las direcciones, corrimos todos a refugiarnos en el portal de la casa número seis de la calle de San José. Estando en dicho portal aba el fuego esperando hasta ver que si cesaba el fuego y podíamos enterarnos de lo que ocurría, llegó un paisano que pasaba manifestando que en la Plaza de la Republica, las fuerzas de ejército habían muerto a un Guardia. Seguidamente e ignorando todo lo que ocurría y como el fuego no cesaba, subieron todos al primer piso de la citada casa, dándoles alojamiento su dueño.

Que en la referida casa permanecieron, no atreviéndose a salir por temor a ser objeto en la oscuridad de una agresión por parte de los soldados que en gran cantidad había en la mencionada calle y que por la voces que daban se notaba en ellos un gran nerviosismo. Por la mañana del siguiente enviaron aviso al Sr Capitán con el hijo del dueño de la casa, comunicándoles donde se encontraban, ordenando este por mediación del referido hijo del dueño de la cas,a que continuaremos en ella hasta la llegada de la fuerza de la Guardia Civil, que se haría cargo de nosotros efectuándose esto sobre las once horas que llegó el Capitán de la Guardia Civil Sr. Herrera, acompañado de varios números conduciéndonos a la Comandancia Militar.

Por todo lo expuesto .

S U P L I C A  a V.l. que teniendo por presentado este escrito e interpuesto el prese nte recurso de reposición contra el auto de procesamiento de fecha veintiséis del corriente, en cuanto por él se declara al procesado que suscribe se digne acordar que dicho procesamiento quede sin efecto revocándolo en lo que afecta al procesamiento del compareciente, por ser asi de Justicia.

Santa Cruz de Tenerife a 29 de Julio de 1,936.

Pedro Novellón

Peralta

[Firma rubricada]

 

[Al pie]

Iltmo. Señor Auditor de Guerra de Canarias.

 

Cfr.: Causa 50 de 1936 [6401-207-1].- Folio 276.